Page 1

LíderJuvenil

®

REVISTA ESPECIALIZADA

LiderJuvenil.com

Un recurso de EspecialidadesJuveniles® Año 06 Nro. 19 octubre - diciembre ‘13 DISTRIBUCIÓN GRATUITA

COLUMNISTAS aaron arnold INVITADOS: ándres corrales corina garcía Eliezer ronda guillermo manguieri miguel faúndez moisés mejía rebeca mansilla

19

>>>> TAMBIÉN En esta edición metroplex

otro hemisferio

¿que pasa?

conexión familiar

Lucas Leys

Annette Gulick

Emmanuel Espinosa

Jim Burns


editorial

Howard Andruejol editor ejecutivo

@hac4j

Misión, Misioneros, Misional... ste fin de semana tuve la oportunidad de visitar otro país, y desarrollar entrenamientos de liderazgo. Una mañana, en el hotel donde me encontraba observé a un grupo de extranjeros orando juntos. Deduje que estaban en un viaje misionero (el grupo incluía jóvenes y adultos, y pedían bendición para el trabajo que harían ese día). Hoy, al volver a casa, mientras espero mi vuelo, una persona se sienta al lado mío. Lee la Biblia y puedo observar que va a mi país en un viaje de misiones también. Estas escenas son muy familiares el día de hoy. A nadie le sorprende que existan algunas personas que se toman la molestia de dejar sus casas, costumbres, trabajos, familiares y amistades para involucrarse en misiones. Son pocos, pero existen.

Sin embargo, ¿qué de aquellos de nosotros que no tenemos tiempo, finanzas, o ganas de salir de nuestras tierras para predicar el evangelio? ¿No se aplica a nosotros la gran comisión de Mateo 28? Unos son misioneros, ¿y los demás que somos? Una respuesta torpe sería decir que somos estudiantes, profesionales, trabajadores, empleados, pastores amas de casa. O peor, decir que somos muy jóvenes, muy viejos o muy ocupados. Delante de Dios somos un equipo apartado para una misión: dar a conocer su carácter y su obra. I Pedro 2:9,10 establece que somos posesión de Dios para anunciar quién es Él y qué ha hecho en nosotros. Si vamos o no a un viaje misionero (y dicho sea de paso, ¡todos deberíamos procurar ir a cuantos sea posible!) tenemos una misión que cumplir. Quizás no tengamos el título de misionero como tradicionalmente se denomina a una persona que se dedica exclusivamente a la obra evangelizadora en otras culturas. Quizás tengamos una “vida secular”, y eso está bien. De igual forma tenemos una misión. La misión no se trata tanto de lo que hacemos, sino en primera instancia de quiénes somos. Somos posesión de Dios para darlo a conocer. Es esencia e identidad del pueblo de Dios. La iglesia, es decir los creyentes juntos, existen para (re)presentar a Su Dios por medio de su estilo de vida (testimonio) y su mensaje (proclamación). De allí que no es un enunciado de misión que colocamos en una pared o un documento titulado “Visión y misión de la iglesia tal”. La misión es el mismo corazón de Dios. Él tiene una misión; redimir al hombre. Y esa misión tiene una iglesia. Si entendemos quiénes somos, entonces entenderemos qué hemos sido llamados a hacer. Mi identidad en Cristo determina mi misión en la tierra (II Corintios 5:17-20). ¿Cómo vamos a guiar a la nueva generación a ser la misión de Dios aquí y allá ahora? ¿Cómo vamos a modelar para ellos un estilo de vida conducido por una misión sobrenatural? ¿Cómo los equiparemos para ser embajadores de Cristo ahora mismo en cualquier lugar donde se encuentren? Que esta edición de Líder Juvenil pueda inspirarte a ser un líder misional y movilizar tu ministerio a la causa, la misión de Dios.

LiderJuvenil.com

3


contenido 3

editorial

22

columnista invitado

“Misión, misioneros, misional…”

“¿Qué significa vivir la misión de Dios?”

Vayamos de viaje o no todos los creyentes tenemos una misión.

“La misión de Dios que transforma nuestra iglesia” por Moisés Mejía

por Howard Andruejol

6

ojo posmo

“Un estilo de vida misional” por Félix Ortiz

El sentido de identidad y propósito que fluye en la cotidianidad.

8

conexión familiar

“De la metodología a la teología” por Jim Burns

Convirtiéndonos en comunidades adoradoras de teólogos misioneros.

10

¿Qué pasA?

«¡Hasta que todos le adoren!» por Emmanuel Espinosa

Ahora es el tiempo de que todo un ejército misional se levante en el pueblo latinoamericano.

12

teología

“¿Un Dios de gloria o de efectos especiales” por Alan Perdomo

Un recorrido por la Escritura que muestra la realidad acerca de la gloria de Dios.

14

ellas

“¿Problemas entre ellas?” por Kristy Motta

Fuimos diseñadas para ser instrumentos de unidad y compañía que producen relaciones sólidas.

16

informe central

por Andrés Corrales y Eliezer Ronda

¿Qué significa vivir la misión de Dios? ¿Cómo podemos como creyentes vivir un estilo de vida misional? ¿Qué implicaciones tiene para el ministerio juvenil? Andrés y Eliezer nos ayudan a responder estas preguntas.

DECLARACIÓN DE MISIÓN

por Corina García

octubre - diciciembre AÑO 06 | NÚMERO 19

“No es un tema más, ¡es el tema!”

por Rebeca Mansilla

“Hasta la última frontera”

Mastermind Lucas Leys

“Misiones y el ministerio juvenil global”

Editor Ejecutivo Howard Andruejol editorial@liderjuvenil.com

32

Co-Editor Juan Shimabukuro

por Guillermo Manguieri

por Miguel Faúndez y Aaron Arnold otro hemisferio

“El camino a la misión” por Annette Gulick

Preguntas que nos acercan al cumplimiento de la misión.

34

Asistente Editorial Pilar Suárez pilar@liderjuvenil.com Dirección de Diseño Juan Shimabukuro

enlace musical

“Un hombre con una misión”

Publicidad ventas@liderjuvenil.com

Cumplir la misión con aquellos que no comparten la misma fe.

Columnistas Lucas Leys, Junior Zapata, Emmanuel Espinosa, Jim Burns, Annette Gulick, Felix Ortiz, Alan Perdomo, Dave Gómez, EnlaceMusical.com, Kristy Motta, Marcelo Gallardo, Camilo García, Pilar Suárez, Salvador Marroquín, Rebeca Mancilla, Miguel Faúndez.

por Dave Gómez

36 citas citables por Alan Perdomo 37 web site por Salvador Marroquín 38 ideas Rompehielos increíbles para iniciar tus reuniones de jóvenes.

40 42

libros Hechos en casa por Miguel Faúndez

TRADUCCIÓN Ariel Castillo

mundo medios

Corresponsales Esteban Obando (Costa Rica), Fernando Altare (Argentina), Rich Brown (Ecuador), Andrés Corrales (Uruguay), Sergio Valerga (USA), Horacio González (Chile), Juan Shimabukuro (Perú), Paolo Lacota (Paraguay), Raquel López (Puerto Rico), Jose Antonio Hurtado (España), David Padilla (Guatemala), Timmy Ost (México).

“La verdadera influencia de los medios de comunicación” por Camilo García Algunas ideas de ministerios que han usado la tecnología y los medios de comunicación para influir en la vida de personas.

44

metroplex

“Las traducciones y nuestra cosmovisión del evangelismo” por Lucas Leys La mejor traducción que podemos hacer de la Gran Comisión es que la vivamos en el “mientras” de nuestros programas.

LíderJuvenil® existe para servir a quienes trabajan con jóvenes ofreciéndoles reflexión e información que les ayude a madurar espiritualmente y a crecer en efectividad en sus ministerios. LíderJuvenil® es producida trimestralmente por EspecialidadesJuveniles®, la organización pionera y de mayor crecimiento en pastoral juvenil en el mundo. LíderJuvenil® cuenta con el soporte logístico de Vida-Zondervan para su distribución internacional. Los artículos publicados en esta edición representan la opinión de sus autores y no necesariamente la de los editores. Las personas que aparecen en la fotografías que ilustran los artículos no guardan necesariamente relación con su contenido. Autorizamos el uso del contenido de LiderJuvenil® siempre y cuando su fin no sea lucrativo y se dé crédito al autor, así como al número y volumen de LiderJuvenil®.

4 LiderJuvenil.com

staff

Board Mark Oestreicher, Jim Burns, Felix Ortiz, Junior Zapata, Rich Van Pelt, Esteban Fernandez, Valeria Leys, Esteban Obando, Aarón Arnold, Willy Gómez. Contáctenos info@liderjuvenil.com Tel. 954. 447. 6838 8410 NW 53rd Terrace. Suite 103 Miami, FL 33166 USA

Síguenos en @RevLiderJuvenil


MAR-JUN.08 | 05


ojo posmo

Félix Órtiz @fortizf

Estilo de Vida Misional

PARA ESO VINO JESÚS

Pablo escribiendo a los Corintios en su segunda carta afirma, Cristo, en efecto, murió por todos, para que quienes viven, ya no vivan más para sí mismos, sino para aquel que murió y resucitó por ellos (5:14-19) Esto nos lleva a la necesidad de pensar y reflexionar el porqué de la venida, muerte y resurrección de Jesús. Cuando miramos detenidamente a nuestro alrededor hay Todo ser humano, y por ende todo joven, para vivir dos cosas que son impresionantemente evidentes. La primera es necesita tener resueltas dos preguntas claves: ¿quién soy? que nosotros no somos el tipo de ser humano que Dios pensó y diseñó sino, más bien, el resultado del pecado, es decir, nuestra y ¿cuál es mi misión, propósito o destino? El seguimiento rebelión contra el Señor y su soberanía y autoridad. La expede Jesús nos provee de ambas cosas. riencia humana es compleja, complicada, difícil, en ocasiones, angustiosa y fragmentada. Con nadie es más difícil la convivencia que con uno mismo. NA NECESIDAD BÁSICA DE TODO SER Vivimos una esquizofrenia espiritual y moral con una increíble HUMANO capacidad para distinguir lo correcto y, a menudo, una impotenEn 1897 el pintor impresionista francés Paul cia o una falta de voluntad de practicarlo y vivirlo. No es casuaGauguin pintó uno de sus cuadros más famosos. lidad que el apóstol exclamara ¡Miserable de mí, quién me librará En la parte inferior derecha del mismo se hacia de este cuerpo de muerte! tres preguntas de alto contenido existencial La complicación de la experiencia humana se hace aún más ¿De dónde venimos?, ¿Quiénes somos? y patente cuando la trasladamos al ámbito de las relaciones interpersonales. Desde las más cercanas (familia, amigos, hermanos ¿Adónde vamos? Sus preguntas siguen siendo de la iglesia), hasta las más lejanas y esporádicas, las relaciones plenamente actuales pues reflejan la búsqueda son complicadas y difíciles, causamos y nos causan daño y, a y la necesidad de identidad, sentido, propósito o destino por parte de menudo son origen de una gran frustración. Nosotros, admitácualquier ser humano. moslo, somos un proyecto fracasado de humanidad. Somos un Además de la dimensión biológica de la vida, toda persona tiene proyecto inviable, que no pudo ser, que no pudo llevarse a cabo, una dimensión trascendente de la cual no puede huir y que forma somos el resultado del pecado. parte del diseño con el cual hemos sido creados. El escritor de EcleLa segunda cosa evidente, es que este mundo tampoco es siastés afirmaba que Dios ha puesto eternidad en el corazón del ser el que Dios creó y pensó, es también el resultado del pecado. humano (3:11) Cuando el Señor acabó todo el proceso creativo afirmó que todo era muy bueno. Sin embargo, cuando miramos a nuestro alreTampoco los seguidores de Jesús podemos vivir sin identidad y dedor vemos, dolor, sufrimiento, muerte, enfermedad, abusos, propósito y, a no ser que identifiquemos los auténticos para los cuales violencia, explotación, pobreza, hambre, discriminación, especuhemos sido diseñados, viviremos identidades y misiones postizas, lación y podríamos continuar con una lista interminable. Este prestadas, sugeridas por la cultura religiosa o el entorno social. mundo alrededor nuestro es, igual que nuestra humanidad, un proyecto fracasado, un proyecto inviable a causa del pecado que ha convertido el mundo bueno creado por Dios en el imperio de la muerte, la corrupción y la destrucción. El fracaso del mundo y de la humanidad pensadas por Dios a causa de nuestra rebelión hace necesaria la irrupción del propio Señor a través de Jesús, para deshacer todas las obras del maligno, tal y como afirma el apóstol Juan (1 Juan 3:8). Para eso vino Jesús, para hacer viable aquello que el pecado hizo inviable: una nueva humanidad y una nueva creación. Hablemos primero de la nueva humanidad. En Romanos 5 Jesús es descrito como el nuevo Adán. Se nos habla de Él como el primero, el prototipo de una nueva creación. Jesús es el hombre nuevo. Jesús es aquello que nosotros podríamos haber sido si el pecado no lo hubiera abortado. Al mismo tiempo Jesús es todo lo que podremos llegar a ser gracias a su trabajo en nuestras vidas (1 Juan 3:1-3) Por tanto, cuanto más sigo a Jesús, más me parezco a Él y cuanto más semejante soy al Maestro más auténtica y genuinamente humano soy. Imitar a Jesús es volverme humano. Hablemos en segundo lugar de la nueva creación. Jesús comenzó su ministerio afirmando que el reino de Dios se había acercado. Cuando nos instruyó acerca de cómo orar nos dijo que pidiéramos que su reino viniera y nos clarificó que esto se produce cuando la voluntad del Señor es hecha en la tierra del mismo modo que lo

6 LiderJuvenil.com


ojo posmo

Título de la obra: ¿De dóndevenimos? ¿Quiénes somos? ¿Adónde vamos?. Autor: Paul Gauguin, 1897

es en los cielos. Toda la lista de calamidades antes mencionadas que caracterizan y describen nuestro mundo no forman parte, en absoluto, del diseño de Dios. Entiendo pues, que la llegada del Reino es trabajar para que este mundo sea más como Dios lo pensó y el pecado abortó e hizo inviable.

tios (1 Corintios 11:1). La pregunta de quién soy queda respondida, soy un hombre nuevo, hecho a la imagen de Jesús, en proceso de formación y restauración y, por tanto, no tengo la necesidad de tomar identidades prestadas ni del contexto social ni religioso que me rodea.

EL SEGUIMIENTO DE JESÚS PROVEE IDENTIDAD

EL SEGUIMIENTO DE JESÚS PROVEE MISIÓN, SENTIDO, PROPÓSITO

La gran invitación de Jesús en los evangelios es ¡Sígueme! Y, precisamente, el seguimiento del Maestro nos provee de esas dos necesidades básicas: la identidad y el propósito, sentido o destino. Hablemos primero de identidad. Jesús me invita a seguirlo para desarrollar en mí el hombre nuevo. Como ya he mencionado anteriormente Él mismo es el modelo de lo que hemos y vamos a llegar a ser. El Nuevo Testamento repite, una y otra vez, ese propósito (Gálatas 4:19; Efesios 4:11-13; Romanos 8:28-30; Colosenses 1:28-29). Fui creado y diseñado para ser como Jesús fue pero el pecado lo imposibilitó. El Maestro con su muerte y resurrección ha dado comienzo a una nueva humanidad de la cual es el hermano mayor y, por medio de su Espíritu, en un proceso que durará toda la vida nos va haciendo semejantes a Él, lo cual significa volvernos más humanos, más genuina y auténticamente humanos. Desde esta perspectiva los evangelios se convierten en un manual de humanidad porque me describen a Jesús, el auténtico ser humano, y me invitan a su imitación en mi vida, cosa que también, como sabemos hace el mismo apóstol Pablo dirigiéndose a los Corin-

El propósito de la venida de Jesús fue restaurar todas las cosas al estado previo a nuestra rebelión contra Dios. Jesús es el gran restaurador y nos invita, cuando le seguimos, a unirnos en esa tarea colaborando con Él como agentes de restauración de este mundo y esta humanidad rotas. Somos invitados a construir el Reino desde una perspectiva amplia. Entendiendo, como ya fue dicho y afirmó el propio Maestro, que esto significa que la voluntad de Dios sea hecha en nuestro mundo, hoy, aquí, en nuestra realidad. Entendiendo también que eso pasa por luchar por una nueva humanidad y contra todo aquello que vivimos y experimentamos y no forma parte de lo que el Señor tenía en mente para este mundo. Lo hacemos de dos maneras, la proclamación del Reino –verbalizar el mensaje del evangelio- y a la vez e inseparablemente la demostración del Reino –las obras de amor y misericordia en un mundo roto y nuestro involucramiento en las necesidades, dolores y sufrimientos de un mundo al cual el pecado ha llevado a un extremo de corrupción y degradación–.

VIVIENDO MISIONALMENTE Podemos vivir 24/7 de forma misional entendiendo quiénes somos –hombres nuevos, agentes de restauración en proceso nosotros mismos de ser restaurados- y cuál es nuestra misión –colaborar con Jesús en la construcción de un mundo nuevo y una nueva humanidad–. Y ambas cosas las llevamos a cabo en el contexto de la vida cotidiana. Es precisamente en nuestras oficinas, escuelas, hogares, universidades, talleres, fábricas, comercios, vecindarios, hospitales, etc., donde vivimos de tal manera que restauramos a otros por medio de la proclamación y la demostración del Reino.

Proclamar y demostrar el Reino deja de ser una actividad que se incluye en nuestros horarios para pasar a ser un estilo de vida que fluye en la cotidianidad. Deja de ser lo que hago para convertirse en lo que soy. Imaginemos por un momento millones de seguidores de Jesús levantándose cada mañana con un claro sentido de identidad y propósito, yendo a los lugares habituales donde desarrollan su actividad para proclamar y demostrar el Reino ¿Cómo cambiarían nuestros países?

Félix Ortiz está casado y con dos hijos. Estudió historia y educación en la Universidad de Zaragoza, con una Maestría en Educación Cristiana, del Southwestern Baptist Theological Seminary de Texas. Autor numerosos libros sobre el trabajo con jóvenes.

ojo posmo


conexión familiar

Jim Burns @drjimburns

De la Metodología a la Teología onvirtiéndonos en comunidades adoradoras de teólogos misioneros Cuando me inicié en el ministerio ju-

venil, no tenía idea de lo que esto significaba. Había crecido fuera de la iglesia, nunca había estado en un grupo de jóvenes. Así que fue un tanto irónico cuando el pastor general de la iglesia me pidió que liderara el ministerio de jóvenes de nuestra iglesia, luego que el antiguo líder se fuera. Me sentí totalmente fuera de contexto. La única imagen de pastor de jóvenes que yo tenía era la del súper atlético, carismático, sonriente, alto, enérgico, animador, y yo era el polo opuesto. Yo no era para nada un joven atlético y deportista (a menos que el boliche y el billar cuenten), era introvertido. Sin embargo si tenía una pasión para hacer lo que fuera para comunicar y presentar a Jesús a aquellos jóvenes, así que dije que sí.

Fase 1: Pensar que el ministerio juvenil es igual a la metodología Cuando decidí convertirme en pastor de jóvenes, llamé a otros líderes de otras iglesias para saber lo que estaban haciendo. Yo quería saber qué era lo que funcionaba, incluso visité algunos para tener modelos. Fui a la biblioteca cristiana y tomé unos libros de ideas de Especialidades Juveniles. Luego de llenarme de metodología, en mi mente y mi corazón daban vuelta ideas para mensajes, dramas, videos, juegos, retiros y campamentos. Me dediqué tanto a la metodología del ministerio y busqué cualquier cosa que “funcionara” para hacer de los jóvenes discípulos de Jesús. El ministerio juvenil creció, los padres estaban felices y el pastor general también lo estaba y parecía que Dios nos bendecía. Sin embargo luego de algunos años mi punto de vista sobre la metodología comenzó a derrumbar el ministerio.

Fase 2: Reconsiderando el ministerio juvenil debido a los cambios culturales Como yo había pasado mucho tiempo con jóvenes que no eran cristianos, algunos de los puntos de mi metodología fueron sacudidos mientras escuchaba sus preguntas en relación a

8 LiderJuvenil.com

la vida y a la fe. Entonces me di cuenta que la metodología a pesar que había sido efectiva, no estaba conectando las mentes y los corazones de los jóvenes. La metodología divertida para el evangelismo no estaba funcionando más. Comencé a hacerme preguntas que nunca antes me había hecho, y estas preguntas relacionadas con la salvación y con el hecho de convertirnos en discípulos de Jesús, comenzaron a impactar la manera en la que hacía evangelismo. Definitivamente el ministerio juvenil va más allá de algo simple.

Fase 3: Reconsiderando la eclesiología y la iglesia Una vez que comienzas a reconsiderar el ministerio juvenil, sólo es cuestión de tiempo para que reconsideres a toda la iglesia. Y las preguntas siguen viniendo: ¿Qué es la iglesia? ¿Es un edificio o son personas? ¿Por qué decimos voy a la iglesia? ¿Cómo era la iglesia del Nuevo Testamento, se parece a la iglesia actual? ¿Por qué nuestros grupos de alabanza se paran enfrente a tocar como una banda de un grupo de pop? ¿Por qué nos enfocamos más en un edificio y menos en pastorear? Me comencé a marear con estas preguntas. Me di cuenta que estaba totalmente feliz con la metodología que usaba, pero que no estaba pensando teológicamente acerca de la iglesia y

Jim es presidente de Home Word, un ministerio que educa, equipa y anima a padres y a iglesias a construir familias que honren a Dios de generación a generación. Es reconocido conferencista internacional, anfitrión de radio y autor de más de 40 títulos.

del ministerio. Y la parte que más me asustaba era que nadie más lo estaba haciendo tampoco.

Fase 4: Reconsiderando la teología Aunque no nos demos cuenta, nuestra metodología viene de nuestra teología. Si no estamos pensando en teología, entonces sólo tendremos una forma muy poco profunda del ministerio juvenil. Permitimos cualquier cosa que funcione para que nuestras mentes y corazones estén tranquilos y viendo resultados (si los jóvenes la pasan bien, si se divierten, si los padres están contentos, etc). Todo esto hace que nos enfoquemos más en la metodología, tenemos libros y seminarios acerca de cómo hablarle a los jóvenes pero no acerca de la teología para predicar y para ser parte de la iglesia.

Fase 5: Convirtiéndonos en teólogos misionales Convertirnos en “teólogos” debería ser algo que todos quisiéramos como iglesia, tanto jóvenes como adultos. Enseñar que la meta de la teología no es únicamente el conocimiento sino la transformación de los corazones. Nuestro conocimiento de teología debería llevar nuestros corazones a la adoración y la alabanza a Dios, y nuestro pensamiento teológico debería llevarnos a arrodillarnos y orar por aquellos necesitados alrededor del mundo.

Un Desafío para los Líderes de Jóvenes a Pensar Teológicamente Mi deseo es que todo esto te lleve a pensar más teológicamente lo que haces. De nosotros depende crear una cultura para los jóvenes acerca de cómo pensar acerca de la vida y la iglesia y de lo que realmente significa ser un discípulo. El ministerio juvenil es teología, y más vale que lo reconozcamos así, o corremos el riesgo de cambiar el ministerio juvenil y la iglesia en una versión poco profunda y superficial de lo que realmente son. ¿Podríamos convertirnos en comunidades adoradoras de teólogos misioneros?

conexión familiar


¿Qué pasa?

Emmanuel Espinosa @EmmnuelEspinosa

¡Hasta que Todos le Adoren! stábamos de visita con unos misioneros en un pueblo no alcanzado en un continente muy lejano de casa en donde, lógicamente, no

hablan español. Mientras caminábamos por una aldea, se acercaron a nosotros unos jóvenes que, al ver nuestra apariencia, nos preguntaron de donde éramos «De México» contesté. Y como si hubiera encontrado a un pariente lejano, me miró con una sonrisa, abrió más los ojos, me apuntó un dedo a la cara mientras movía la muñeca de arriba a abajo, y dijo muy fuerte y emocionado, con un español perfecto: ¡María la del barrio! Me abrazó y, con el deficiente inglés de los dos comenzamos a hablar de futbolistas, equipos y otros programas de televisión. Él me preguntaba cómo era México y yo le preguntaba por su familia. En cuestión de minutos nos conocimos y hasta me invitó a su casa. En ese y en otros viajes que hemos hecho a países no alcanzados, me he dado cuenta de la gran realidad de que a los latinoamericanos nos aprecian en la gran mayoría de naciones del mundo. Aunque yo nací y crecí en México viendo necesidad y pobreza, lo que vi en este país africano no se parece a lo que vivimos en Latinoamérica. Hay demasiado desempleo, analfabetismo, a la mujer no se le valora social o económicamente, entre muchas otras cosas. Pero más allá de la pobreza física, está lo peor: la pobreza espiritual, pues no saben del Salvador del mundo que murió y resucitó por la humanidad para darnos vida eterna: Jesucristo Es impresionante y doloroso ver

que en muchos de estos países saben de nuestros futbolistas, novelas y artistas latinoamericanos, pero no saben de Jesús. Ni siquiera es que lo rechazan sino que,

simplemente, no saben porque nadie les ha dicho. ¡Nadie! Nuestro viaje a África alteró profundamente nuestros planes familiares, ministeriales, financieros y nuestra agenda. Regresando de allá nos dimos cuenta de la manera egoísta en que vivimos en los países «evangelizados», donde, esclavos del consumismo y esclavos de nuestros sueños (los cuales muchas veces ni vienen de Dios sino de compararnos con otros), solo nos hemos enfocado en nosotros mismos. Ese proceso en el que Dios nos ha llevado a mí y a mi familia ha sido lo más emocionante que jamás hemos vivido. Pero hay algo más valioso de lo que nos hemos estado dando cuenta: Que hay todo un ejército misional por levantarse en el pueblo latinoamericano, en los hispanos de Estados Unidos y en los del mundo entero. En cada ciudad que visitamos hay iglesias que están poniendo en acción el amor que han recibido de Dios. Discipulan, oran por

10 LiderJuvenil.com

naciones, dan de comer al hambriento, envían y van. Son iglesias que no están esperando que la gente llegue a ella sino que están siendo la iglesia en donde Dios los ha puesto y más allá. También hay personas respondiendo al llamado de ir y otros tomando la responsabilidad de enviar (aunque los resultados no sean tan «románticos» sino a largo plazo). Es definitivamente el tiempo de los latinoamericanos para las misiones mundiales. Yo estoy muy agradecido por nuestros hermanos de Estados Unidos, pues fue una nación que bendijo y sigue bendiciendo a nuestros pueblos, ya que muchos de nosotros somos producto, directo o indirecto, de algún misionero que, dejando su comodidad y dando los mejores años de sus vidas o sus vidas mismas en nuestros países, dijeron: «No está bien que nosotros sepamos de Jesús y ellos no» y trajeron el evangelio de Jesús a nuestras naciones obedeciendo el llamado de Jesucristo. Pero aunque Dios sigue usando a nuestros hermanos anglosajones, hay una realidad latente: Uno de los pueblos que Dios usará para alcanzar a las naciones que no le conocen es el pueblo latinoamericano. ¡Es el ejército que está por despertar! El corazón de Dios late por los que no le conocen, y con todo mi amor quiero hacerte esta pregunta que yo he tenido también que contestar:¿Qué hace latir el tuyo? Te invito a ser de los verdaderos adoradores que llevarán el amor de Jesús haciendo discípulos desde su Jerusalén hasta lo último de la tierra. ¡Es nuestro tiempo!

¡Hasta que todos le adoren!

Emmanuel fue protagonista de la PRE HISTORIA de la restauración de la A/A. Tiene una bandita poco conocida llamada ROJO y una hermosa familia la cual es su prioridad. Ha escrito tres libros. El más reciente “Rojo, cuando una generación le adora”, el libro testimonial con la historia de la banda.

¿QUÉ PASA?


teología

Alan Perdomo @alanperdomo4j

¿Un Dios De Gloria o De Efectos Especiales? ada vez hay más directores de cine que utilizan magníficos efectos especiales para crear espectáculos asombrosos. Sin embargo, muchos críticos advierten del peligro de depender en exceso de tales recursos técnicos, sacrificando la solidez de la narrativa en el altar de las imágenes impresionantes. Algo semejante ocurre con el tema de la gloria de Dios. Los creyentes se emocionan con las espectaculares apariciones de Dios a lo largo de la Escritura, pero parece que muchos se conforman con efectos especiales, a los cuales muchas veces les falta una base que los sustente y les dé sentido. Así, se percibe la gloria de Dios como manifestaciones ostentosas que no pasan de ser una demostración pintoresca del poder del Señor pero sin propósitos muy claros. Un recorrido por la Escritura nos mostrará una realidad más completa.

Antiguo Testamento: Manifestaciones visibles y Carácter Concepto La palabra hebrea kabod es traducida «gloria» en

el Antiguo Testamento y su significado es «peso» de algo o alguien. En el Nuevo Testamento se utiliza el término griego doxa, que significa la fama o la buena opinión de una persona. Esas son acepciones casi gráficas para dos palabras que indican el honor, valor o importancia que alguien tiene.

Su ser y sus actos El Antiguo Testamento relaciona la gloria

de Dios con el brillo majestuoso de su ser y sus obras poderosas. Por ejemplo, entre los actos divinos que son una muestra de su gloria, se pueden mencionar los juicios hacia Egipto durante el Éxodo (Éx. 14:18; Núm. 14:22) y sus cuidados en el desierto (Éx. 16:7). Además se afirma que la obra creadora de Dios es un reflejo muy evidente de su gloria (Sal. 19:1; Sal. 29:3-4). Por otro lado, el ser de Dios se muestra a través de apariciones sobrenaturales que ofrecen huellas de su majestad y poder. Por ejemplo, se aparece en una nube esplendorosa (Éx. 16:10) que protege y guía al pueblo en el desierto (Éx. 13:21-22), se aparece en el monte Sinaí como señal de su majestad excelsa (Éx. 19:16-19), llena el tabernáculo y el templo como demostración de su presencia (Éx. 40:34-36; 1 R. 8:10-11) y finalmente abandona el templo y se va (Ex. 10:3-4, 18-19; 11:22-23). Otras apariciones poderosas de Dios son la zarza que ardía y no se consumía (Éx. 3:3-4), un fuego abrasador en el monte Sinaí (Éx. 24:15-17), las visiones del trono de Dios (Is. 6:1-4; Ez. 1:4-28) y el misterioso Ángel del Señor (Gén. 16:7-11; Núm. 22:22-32; Jue. 13:13-21; Is. 37:36; Zac. 1:12-14).

Bondad y misericordia El Antiguo Testamento está lleno de «efectos especiales» que muestran la majestad esplendorosa del Señor. Sin embargo, hay un pasaje que señala que esas manifestaciones no son un fin en sí mismas. Éxodo 33 narra la inusual intimidad de Dios con Moisés en el Tabernáculo. De hecho, en un aparente arrebato de osadía, el líder le pide al Señor: «te ruego que me muestres tu gloria» (v. 18, RV60)… y el Señor… ¡accede! Su cautivadora respuesta nos revela algo realmente impresionante sobre la gloria del Señor. Dios responde la sorprendente petición de Moisés diciendo que hará tres cosas: primera, «voy a darte pruebas de mi bondad», segunda, «te daré a conocer mi nombre», y tercera, «verás que tengo clemencia de quien quiero tenerla, y soy compasivo con quien quiero serlo» (v. 19). A la luz del v. 19, Dios accede a mostrar parte de su gloria y prácticamente la define en términos de su forma de ser y no de una refulgente nube o una aparición sobrenatural. Su «bondad» apunta a su carácter bueno y bondadoso. Su «nombre» es la suma de todas sus cualidades. Luego, la frase repentina «tengo clemencia… soy compasivo…», parece apuntar a la gracia soberana del Señor. Como puede verse, Dios accede a que parte de su gloria sea contemplada por Moisés en términos de su carácter extraordinario. Este es el elemento que le da sentido al tema de la gloria de Dios en el Antiguo Testamento. No se trata sólo de apariciones caprichosas y teatrales. Cada manifestación visible del Señor busca revelar algo de su ser perfecto, ya sea su superioridad, su autoridad o su cuidado. Es dentro de ese contexto que se pueden comprender mejor sus apariciones poderosas, como un vehículo para mostrar que es un Dios cuya gloria es su carácter bondadoso y cuyo poder arrasador no está en conflicto con su gracia y misericordia.

Nuevo Testamento: Carácter y manifestaciones visibles Mientras el Antiguo Testamento destaca las apariciones poderosas de Dios, aunque sin dejar a un lado las cualidades de su carácter, el Nuevo Testamento lo hace al contrario; es decir, se hace énfasis en la gloria como manifestación del

12 LiderJuvenil.com


teología

El Nuevo Testamento afirma contundentemente que la gloria de Dios es una persona: Jesucristo y que la evidencia de su gloria es su manera de ser, lleno de gracia y verdad. carácter de Dios, sin dejar a un lado algunas manifestaciones sobrenaturales.

Jesucristo La cumbre de la revelación de la

gloria del Señor es Jesucristo. Hebreos 1:3 afirma que el Hijo es «el resplandor de la gloria de Dios, la fiel imagen de lo que él es». 2 Corintios 4:6 dice claramente que la gloria de Dios «resplandece en el rostro de Cristo». ¿En qué sentido refleja Jesús la gloria de Dios? En Juan 1:14 se afirma: «hemos contemplado su gloria, la gloria que corresponde al Hijo unigénito del Padre». El texto termina diciendo «lleno de gracia y de verdad». Juan declara que la gloria de Jesús fue evidente por medio de su carácter. A la vez el apóstol Pedro, no pasa por alto el hecho de que él vio la gloria de Jesús con sus propios ojos en el monte de la transfiguración (2 P. 1:16-17). Esto es consistente con lo que observamos en el Antiguo Testamento. El Nuevo Testamento afirma contundentemente que la gloria de Dios es una persona: Jesucristo y que la evidencia de su gloria es su manera de ser, lleno de gracia y verdad.

El evangelio El Evangelio también es un

reflejo claro de la gloria de Dios. 2 Corintios 4:4 afirma que el enfoque de los ataques del diablo para cegar el entendimiento de las personas es atacar el «glorioso evangelio de Cristo». 2 Corintios 3 contrasta el ministerio de la Ley, el cual era glorioso, con el ministerio del Espíritu y de la justificación, el cual es de «excelsa gloria». En otras palabras, la gloria de Dios es manifestada en el mensaje de las buenas noticias de salvación por la gracia. No hay nada que exprese de manera más auténtica las características más impresionantes de nuestro Dios que el mensaje del Evangelio. Su Soberanía, su gracia y su amor brillan cuando vemos el evangelio siendo predicado y aplicado a las vidas de los pecadores. ¡Ese es el evangelio! ¡Esa es la gloria del Señor!

La iglesia En el Nuevo Testamento aparece la idea de que ahora la gloria de Dios reposa en la iglesia y es reflejada por ella. Efesios 3:21 termina la sección de esa carta con una doxología que expresa el deseo de que la gloria de Dios sea manifestada en la iglesia por todas

las edades. El mismo libro en su capítulo 5, afirma que Jesús entregó su vida por la iglesia para presentársela «radiante» (Ef. 5:27, NVI) o «gloriosa» (Ef. 5:27, RV60). Además, Pablo dice en 2 Cor. 3:18 que los creyentes «somos transformados a su semejanza con más y más gloria por la acción del Señor». Por último, podemos citar las palabras de Pablo quien, ante el dilema de si se puede comer carne sacrificada a ídolos en Corinto, propone como solución: «háganlo todo para la gloria de Dios». Por un lado, en la iglesia se encuentra el ministerio del Evangelio, el cual es un reflejo de la gloria de Dios, y a la vez, la iglesia debe reflejar la gloria del Señor de maneras cada vez más evidentes. Ya las manifestaciones espectaculares no son el énfasis de la gloria del Señor. Sin embargo, el tema siempre está conectado con el valor, la importancia y la honra de Dios demostrada a través de su carácter santo y sublime. Ahora, esas características brillan en la predicación y la conducta de la iglesia de Cristo.

Eternidad Los profetas anunciaron el tiempo

en el que algún día la gloria del Señor llenaría por completo la tierra (véase, por ejemplo, Sal. 72:19; Hab. 2:14). A la vez, cuando Apocalipsis habla de la nueva Jerusalén, dice que será una ciudad que «resplandece con la gloria de Dios» (Ap. 21:14). Además afirma que la ciudad no necesitará sol ni luna ya que la gloria del Señor y el Cordero la iluminan (Ap. 21:23). Lo que ello significa es que la gloria del Señor, la cual es su esplendoroso carácter santo y sublime y es manifestada a través de la conducta de sus hijos y de apariciones sobrenaturales, será cada vez más conocida y permanecerá por toda la eternidad. Efesios 2:7 afirma que una de las razones por las que Dios decidió darnos vida con Jesucristo, fue el dar a conocer «las incomparables riquezas de su gracia» para con nosotros. Si esa gloria es su valor o la buena fama de sus obras y de su ser, entonces esa gloria tiene el potencial para crecer hacia el infinito por los siglos de los siglos, ya que las obras de Dios y su ser glorioso serán cada vez más conocidos y apreciados por todas las criaturas.

Conclusiones e implicaciones

1

2 3 4 5

Servimos a un Dios glorioso, no porque se manifiesta de maneras milagrosas, sino porque su carácter es perfecto; porque su manera de ser es incomparable y porque su gracia es infinita. ¡Ese es el valor del Dios al que servimos y amamos! Las apariciones visibles del Señor son posibles como lo fueron en el pasado. Sin embargo, éstas no son un espectáculo frívolo que tiene como objetivo simplemente dejar a los espectadores con la boca abierta. Su propósito es dar a conocer el carácter sublime, superior e incomparable del Señor. La cumbre de las manifestaciones de la gloria de Dios es Jesucristo y su carácter perfecto. Eso implica que al alabar a Jesús, alabamos a Dios y hacemos más conocido su nombre, sus actos y su ser. De esta manera estaremos «glorificando» (proclamando la gloria) al Señor. Cada vez que predicamos el Evangelio y lo modelamos con nuestra vida estamos engrandeciendo el honor de Dios. No necesitamos que haya manifestaciones sobrenaturales durante algún evento o gritar un «¡Gloria a Dios!» a todo pulmón. Si el evangelio es presentado o vivido, la gloria de Dios estuvo presente en esa ocasión. Los hijos de Dios, redimidos por su gracia, ya somos y seremos por la eternidad una demostración pública y permanente del carácter lleno de misericordia y amor de nuestro Dios. Nosotros somos agentes que exponen y extienden la gloria de Dios por toda la tierra. ¡Qué privilegio glorioso!

Alan es originario de Honduras. Reconocido maestro de Teología e Historia. Por muchos años trabajó como profesor en el Seminario Teológico Centroamericano (SETECA) en Guatemala. Autor del libro para jóvenes ¿Y tú, qué crees?

Teología


ellas

Kristy Motta @kristymotta

¿Problemas Entre Ellas? ¿Te has preguntado, por qué razón la mujer tiende a tener más problemas relacionales que los hombres?

«Confiar significa que rendirás tus ansias de control al Señor y someterás tu corazón a Su amor para que te sane y seas libre de la desconfianza»

A

unque no podemos generalizar, lo cierto es que se complican más las relaciones interpersonales con mujeres que con hombres. Esto no es un problema a resolver sino una tensión que debemos aprender a dirigir. Para ello quiero plantearte lo siguiente:

Fuimos diseñadas para relacionarnos: La mujer fue creada por Dios y entregada a Adán como una respuesta a la necesidad de compañía ya que la soledad no era buena (Génesis 2:18). Dios la hace con características únicas que ayudarán al hombre a compartir su vida. Su configuración de compañera idónea es altamente relacional y le hace un instrumento perfecto en las manos de Dios para la unidad y compañía, y a la vez, un flanco de ataque para el enemigo en esas precisas áreas ya que son sus fortalezas. Fuimos diseñadas para la intimidad: Tanto hombres como mujeres estamos configurados con una necesidad de intimidad que va más allá de una relación sentimental con el sexo opuesto. En realidad lo que anhela nuestra alma es conocer y ser conocidos auténticamente y en libertad. Esa relación de intimidad verdadera inicia con Dios quien te enseña la verdadera libertad. Por eso el chisme, la murmuración, la deshonestidad, la mentira y toda clase de pecado rompe y separa las relaciones trayendo vergüenza y separación (Génesis 3:10). Fuimos heridas con desconfianza: Lo que el enemigo hizo en el Edén es lo que continua haciendo hoy día para separar relaciones, empezando por la relación con Dios. La mujer fue herida con desconfianza; lo que Satanás hizo fue sembrar la duda de si Dios era confiable y si decía la verdad. La estrategia sigue siendo la misma: “No confíes, toma el control”. El chisme, murmuración e intriga entre mujeres es el resultado de esta constante duda y desconfianza unas de otras. El corazón femenino está diseñado para ser un oasis relacional, el enemigo nos teme porque sabe que si logramos sobrepasar esa barrera seremos instrumentos de redención para unir y conectar, en lugar de ser lo que hoy día pareciera ser la tendencia de las mujeres.

¿Cómo rendir esta tendencia?

Regresando nuestro corazón hacia la confianza y rendición a la voluntad de Dios. Sólo la relación con Dios te permitirá volver a confiar y reconocer que todas las mujeres tienen esta tendencia y sigues siendo herida o hieres a otros. La realidad es que confiar no significa ignorar el hecho que existe este problema. Confiar significa que rendirás tus ansias de control al Señor y someterás tu corazón a Su amor para que te sane y seas libre de la desconfianza. Al final de cuentas nuestro llamado “control” lo único que logrará es soledad y más dolor. El chisme, la murmuración y la intriga son pecados y son el resultado de un corazón que juzga, que no perdona y envidia a otros. Por lo tanto, toda mujer que quiera destruir relaciones debe reconocer que está siendo instrumento contrario al diseño de Dios. La confianza es el resultado de una relación creciente y libre, sólo Dios puede regalarnos este tipo de relación con las demás personas. No hay intimidad si no hay confianza y no hay confianza si no sueltas el control. Ser libre para ser tu misma y no pretender ser perfecta es el resultado de esa confianza. Las relaciones fructíferas requieren aceptación y humildad, cada persona necesita la combinación perfecta de Jesús GRACIA Y VERDAD ( Juan 1:14). Seamos quienes estamos diseñadas para ser instrumentos de unidad y compañía que producen relaciones sólidas y fructíferas.

Kristy Motta de Padilla es ministro de Alabanza, productora, conductora de televisión y pastora junto a su esposo David Padilla.

14 LiderJuvenil.com

ellas


informe central

Andrés Corrales (Director de Especialidades Juveniles Uruguay) y Eliezer Ronda (Director de Especialidades Juveniles Puerto Rico), autores del libro «Dios te invita a su aventura, Misiones para un nuevo milenio», se han unido en esta edición de Líder Juvenil para explorar juntos el modelo y las palabras de Jesús acerca de la misión de Dios y el papel del ministerio juvenil en el cumplimiento de este plan maestro para la vida de cada uno de los jóvenes.

16 LiderJuvenil.com


informe central


informe central

Andrés Corrales @andrescorralesb

Una Vida, Una Sola Misión na pequeña caja metálica con diminutas tuercas, resortes, agujas y algunos ribetes coloridos se mueven sin parar en mi muñeca con una suerte de romanticismo con la rutina del “tic-tac”. A través de estas cajas el hombre ha intentado definir, contar y medir aquello que llamamos tiempo. Este tiempo que lo reducimos a horas, minutos y segundos se suman y se suman para llegar a ser contados como días, meses, años, calendarios y

en fin… ¡la vida! Una de las creencias que distingue al cristianismo de otras religiones, en especial de las de origen asiático, es que afirmamos que el hombre sólo tiene una vida en esta tierra. Es decir que aunque somos seres eternales, creados a la imagen y semejanza de Dios, tendremos sólo una oportunidad para vivir en esta tierra y sociedad tal como hoy la conocemos. Nuestra sociedad vive y sufre bajo los efectos que nos desentraña el Génesis con la caída de la humanidad en las personas de Adán y Eva, quienes a través de su decisión de caminar de manera independiente de Dios, incrustaron nuestro mundo en la desventura que esto implica. Nacer con los ojos vedados a la luz y a la vida que el cielo propone, hace que transitemos como humanidad por los caminos de injusticia,

discriminación, pobreza y violencia, por los cuales nuestros países erigen sus pasos. Un mundo fracturado hasta la médula en el que los tristes índices de pobreza extrema refugiados por conflictos bélicos, muertes por enfermedades tratables, desnutrición, violencia de genero, trata de mujeres, problemáticas derivadas del consumo de sustancias ilícitas y deforestación, crecen sin parar. Esta es la herencia de generaciones que nacen espiritualmente muertas a una relación con su Creador en contextos faltos de la virtud de la gracia, y dónde los propósitos de Dios nada, poco, o no lo suficiente están siendo llevados adelante por su pueblo. Afirmamos que la Palabra nos enuncia que un discípulo de Cristo sólo tiene una vida para invertir en el crudo escenario global contemporáneo, y que se espera que sea invertida de la manera más congruente con el corazón y agenda que el Padre propuso en la persona de su Hijo. Si esta afirmación se considera brújula para el desarrollo de la inversión de la iglesia en todos los términos, entonces la balanza de la realidad nos desenmascara como un pueblo de discípulos que todavía tiene mucho por hacer para tan siquiera parecerse a su amado maestro. Un Cristo que dejó ver cómo palpita el corazón del Padre por su creación y el verdadero sentido de la unción cuando expresa que ha venido a traer buenas noticias, vendar a los quebrantados, dar vista a

los ciegos, devolver al oprimido la esperanza, rectificar lo torcido, cambiar el luto por alegría y dar apertura de la cruel cárcel en la que el hombre se había metido (Lucas 4:18). Son tantos los parajes de la vida de Jesús que nos conducen a afirmar que esta premisa que anunció al inicio de su ministerio la cumplió de manera fidedigna, que necesitaríamos toda la tinta del mundo para contarlo. Podemos ver que la compasión, inclusión, acción social y sacrificio nunca fueron considerados como sólo “adicionales” en la predicación de Cristo, sino que fueron parte del ADN de su mensaje y actuaban de manera específica en su testimonio que lo hacía detenerse en medio de la multitud a preguntar: ¿quién me tocó? Somos seguidores de un Cristo que le importaban las multitudes hambrientas, la mujer samaritana que buscaba soledad en un pozo, el ciego gritón, los leprosos discriminados, el maestro de la ley que buscaba razones en medio de la noche, el padre que había perdido a su hija, el paralitico que esperaba en un estanque por su sanación. A todos les dio respuestas a sus necesidades sentidas y no sentidas. Tampoco vemos a un Jesús desabrido del compromiso que implica involucrarse en la vida de los demás, ni tampoco a uno que limitara su acción al campo único de las palabras. Encontramos a un Señor que no buscaba aquietar conciencias con sedantes engañosos de tele-marketing, sino que confrontaba y no callaba la verdad desde la poderosa y misteriosa postura del amor puesto en obras. Cada uno de estos episodios y actitudes, más que contarnos una historia de la maravillosa vida de Cristo como Emanuel, deben ser considerados como un punto de partida para entender hacia dónde deben girar las agujas de nuestras vidas. No solo tenemos su determinante ejemplo, también poseemos el mapa de ruta que contiene sus contundentes palabras expresadas en los diferentes marcos de la Gran Comisión. Esto es así para que no nos perdamos en lo que nosotros podemos imaginar que son las “prioridades” de la iglesia, sino que caminemos en estrecha relación con lo que Cristo espera de sus seguidores. Esta perfecta voluntad para la iglesia de ser su voz, sus manos y pies entre la humanidad caída y establecer la agenda de restauración integral entre todos los pueblos del mundo como sus embajadores de reconciliación con el Cielo y sus semejantes, no es un asunto que Cristo dejará en el terreno de lo neutro o de los “quizás” para la Iglesia.

18 LiderJuvenil.com


Como explora Marvin J. Newell en su libro Comisionados, Jesús se tomó el tiempo para dejar claro cinco distintos énfasis de la Gran Comisión habiendo resucitado: 1. para que cómo el Padre lo envió, Él nos envía ( Juan 20:21), enfatizando: El Modelo, 2. debemos ir y hacer discípulos (Mateo 28), hablándonos esto de: La Metodología, 3. todo el mundo y a toda criatura (Marcos 16:15), recordándonos: La Magnitud, 4. como poseedores de un contenido (Lucas 24:44-29), acerca de: El Mensaje y 5. por último llenos del poder del Espíritu Santo (Hechos 1:8), prometiéndonos: Los Medios. Todo nos aproxima a la clara expectativa de Cristo acerca de cada persona que lo confiesa como su Señor: no escatimar su propia vida en tiempo, talentos, fuerzas y recursos para servir al plan maestro de Dios de hacer discípulos forjados de manera relacional y a la luz de la sencillez de corazón, no sólo en nuestra Jerusalén y Judea latinoamericana, sino hasta los confines de todas las etnias, en el poder de su Espíritu hasta que su Nombre sea glorificado. Como un gravísimo error hemos supuesto y enseñado ya sea indirectamente que el ministerio del evangelismo y las misiones son para algunos miembros fieles y consagrados de la congregación, a los cuales les encomendamos ser sal y luz por la iglesia. Con esto, hemos alejado a las nuevas generaciones de creyentes de la real importancia de la Misión local y global de Dios como elemento de suma trascendencia para cada cristiano y en lo que debemos participar todos de manera activa y apasionada en cada etapa de nuestras vidas. Como supo decir el gran teólogo ingles John Stott “tenemos que ser cristianos mundiales con una visión mundial porque nuestro Dios es un Dios mundial”. Cuando esta visión traducida en acciones de alcance integral no aparece en nuestros corazones, nos resulta lejano ver lo que sucede con el millón de niños sirios que han salido desde que se instalara la reciente guerra civil

en su país, e incluso hasta con nuestros vecinos más cercanos que viven bajo los puentes de nuestras ciudades. Cada creyente debe vivir en la misión de Dios creciendo en visión y conciencia por el mundo. Los líderes juveniles estamos llamados a generar dicha conciencia del evangelismo en la misión local y global como un asunto que atañe y debe comprometer a cada uno de los jóvenes que Dios nos permite formar. En cuanto y tanto nuestros jóvenes comprendan y se arraiguen a las convicciones y acciones de una vida misionalmente comprometida con ser y llevar el mensaje a sus propias calles, universidades, barrios, pero sin olvidar lo que ocurre en los mercados y plazas de la India, en las escuelas coránicas de Asia Central, en los cafés de Europa, en las plazas de negocios de la China y en cada rincón de la tierra que Jesús amó y se entregó en la cruz dejándonos ejemplo que ningún lugar le importa menos o más a Dios, van a suceder algunas de estas cosas en sus vidas:

1

2 3

Vivirán con perspectiva de lo eterno: Al descubrir que la mayor causa para vivir es aquella que tiene efectos en ellos y en otros para esta vida y su eternidad, lograrán entender que la mejor inversión es aquella que no pone énfasis en los valores de una sociedad de consumo, sino en la que rige el Reino eternal de nuestro Dios. Su historia personal cobrará más sentido: Entenderán que sus vivencias personales, tanto las buenas como las malas, pueden forjar en ellos una escuela para conectarse en el servicio con otros en sus localidades y aún en contextos lejanos. Desarrollarán una visión aguda del servicio: Recordamos a Jesús y sus “me disteis…” de Mateo 25:35 en los que les recuerda a sus discípulos que servir a los enfermos, pobres, presos y necesitados es servirlo a Él. Cuando los ayudamos a ponerse en contacto con los necesitados

4 5

su visión se agudiza y comprenden que la iglesia debe estar menos en dirección al pulpito y más hacia la gente. Se ampliará su mapa mental de servicio: Por años crecimos con la idea que servir a Dios tiene que ver con cantar o predicar, en cambio cuando vivimos de manera misional y con la consigna desarrollada por Juan Wesley cuando decía “que su parroquia era el mundo”, entendemos que en términos de necesidad y contextos fuera del templo, prácticamente todos los dones y todas las formaciones académicas pueden ser utilizadas para la extensión del Reino en todo el mundo. Se reafirmará su identidad en Cristo: Cuando los jóvenes experimentan el discipulado en el marco del servicio de la misión, su identidad en Dios se cristaliza en ellos, y el cristianismo se torna en algo que se aleja de lo abstracto que suelen ser solo las palabras, para volverse acciones en sus vidas y con ello su identidad en Dios es fortalecida.

Así que dos prioridades del líder juvenil con una visión sensible del mundo y con un fiel compromiso para abrazar a las nuevas generaciones de cristianos del siglo XXI, serán: 1. luchar por sacar la maleza de las falsas premisas que llevan a pensar que el llamado a “hacer algo por el mundo” es un asunto de algunos pocos y 2. ayudar a los jóvenes a hacer la transición de una vida con participaciones escuetas en la misión, hacia una que palpita de manera misional entendiendo que la mejor inversión de sus vidas es cumplir las palabras de nuestro Señor quien dijo: ID!

Andrés es misionero y director de campo para SIM (Serving in Mission). Tiene estudios interculturales de la Universidad Evangélica de Costa Rica. Es Director Nacional de Especialidades Juveniles Uruguay. Esposo de Sonia y padre de Abigail y Camila.

informe central


informe central

Eliezer Ronda @rondaeliezer

De Misionero A Misional

R

ecientemente se ha discutido en ciertos círculos sobre la diferencia entre ser “misionero” y ser “misional”. Una no tiene que descartar a la otra, pero responde mejor a una actitud que podemos desarrollar para entonces tener una mentalidad misionera en todo lo que hacemos. Por mucho tiempo hemos dicho que la actividad misionera se hace en un momento único y particular, cuando en efecto podemos notar que es un movimiento continuo que no se puede activar ocasionalmente. No podemos pensar que hacemos misión de manera intermitente. Eso sería como el semáforo inconsistente que hace que todos los conductores manejen confusos porque no saben si pueden pasar. Jesús dijo que somos luz del mundo y esa luz no puede estar escondida y apagándose ocasionalmente. De igual manera fue más contundente al decir: “Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo” (Mateo 5:16). El llamado misional es siempre estar conscientes de que la misión se hace en todo momento y que vivimos para ella. No podemos pensar que el llamado a la misión se hará. El llamado a la misión se hace hoy. Si somos parte de un comité misionero en la iglesia, de un equipo de actividades misioneras o hasta de un grupo de oración por las naciones, debemos procurar que todos participemos de ella y que no sea confinado a los “misioneros” del grupo de jóvenes. Siempre debemos procurar que ese sentir sea introducido en todos. Cada vez nos debemos mover más en un planteamiento sólido de la misión. Te animo a que busques la manera de contagiar a los chicos a que vivamos la misión en nuestros entornos. Ese es el llamado que tenemos como iglesia de Dios. Entonces debemos procurar que la misión se haga clara en todos. Alan Hirsch lo define de esta manera:

“La iglesia misional es una comunidad del pueblo de Dios que se define a si misma y organiza la vida alrededor con el propósito de ser un agente de Dios en la misión al mundo. En otras palabras, el principio fundamental de organización en la misión. Cuando la iglesia está en misión, es la verdadera iglesia. La iglesia no es un producto de esa misión, sino que está obligada y destinada a extenderla por todos los medios posibles. La misión de Dios fluye directamente a través de cada creyente y cada comunidad de fe adherida a Jesús. Obstruirla es bloquear el propósito de Dios en y a través de las personas”

Ser misional es participar en la actividad de Dios en el mundo. Al mirar el texto bíblico nos percatamos de que Dios es un Dios misionero que envió a su Hijo al mundo para encarnar su amor por la humanidad. El reto que tenemos es poder ser gente con una misión definida por la vida que vivimos. Al desarrollar esa actitud podremos ver en qué manera nuestra proyección de las cosas que hacemos se va modificando.

Chris Folmsbee presenta un buen modelo de la diferencia entre las misiones y vivir misionalmente en su libro A New Kind of Youth Ministry:

20 LiderJuvenil.com


Eliezer es un apasionado y entusiasta comunicador del evangelio. Estudió Ministerio Juvenil Urbano en el Seminario de Fuller. Es Director de Especialidades Juveniles Puerto Rico. Esposo de Raquel y padre de Racheli.

Nuestro llamado es a compartir a Cristo con los jóvenes desde nuestras comunidades a otras naciones de la tierra y ver dónde radican esas “naciones” comunitarias. Lo ideal es que podamos realizar nuestras acciones con un pensamiento totalmente orientado hacia la misión. Sé que Dios te dirigirá a un plano en el que harás la misión con efectividad. Mira a tu alrededor, busca en tu interior y encuentra en el exterior las oportunidades para servir, así Dios te llevará a bendecir a muchas personas.

Ser parte de las misiones Participo en el viaje misionero anual de nuestra iglesia o apoyo económicamente a otros que van.

Vivir misionalmente Soy un(a) misionero(a) todos los días

Separo lo sagrado y lo secular, por ejemplo, mi oportunidad especial de servir a Dios en un viaje misionero de vez en cuando y mi papel habitual de hijo(a), hermano(a), esposo(a) o padre(madre).

Reconozco que Dios está trabajando en todo en la vida, y debido a ello, procuro trabajar en todo en la vida junto a él.

Pienso que las verdaderas misiones deben reservarse para los “llamados a ser misioneros”.

Creo que todos somos llamados a ser misioneros.

Considero que los emprendimientos misioneros tienen lugar transculturalmente.

Vivo en un contexto de misión transcultural.

No tengo las habilidades o los dones para ser misionero.

Dios me ha creado con dones únicos que puedo usar a favor de su misión.

La iglesia apoya económicamente a los misioneros y los proyectos de misiones.

La iglesia vive la misión de Dios.

informe central


columnista invitado

Corina García de Grosso

¿Qué Significa Vivir La Misión De Dios?

Todos los creyentes en Cristo hemos sido comisionados, así que no necesitamos un llamado especial para ser ganadores de almas ¿no es cierto? Jesús vio ésta necesidad y envió obreros a los campos «la cosecha es grande». Tristemente pocos están realizando esta labor. Él mismo les dijo «los obreros son pocos. Así que oren al Señor que está a cargo de la cosecha; pídanle que envíe más obreros a sus campos.» osotros siendo seguidores de Cristo, debemos ser sensibles a la necesidad de ir y también orar para que muchos otros vayan, el asunto es que

muchas veces estamos dispuestos a responder al llamado de ir a los campos, pero no sabemos por dónde comenzar, y de allí surge la pregunta: ¿cómo puedo vivir este llamado? La respuesta es simple, vas a ser movido a ir a los campos en la medida que te expongas más a la necesidad de otros. El ganar almas para Cristo se debe realizar fuera de las paredes de la iglesia, en donde ellos viven, trabajan y pasan el tiempo, sea que estén cerca o muy lejos, el mundo se está perdiendo y hay personas a nuestro alrededor muriendo sin Cristo cada minuto. ¿Dónde está nuestra compasión?. Necesitamos pedirle a Dios un corazón como el de Cristo para poder ver la necesidad en los campos… y es allí cuando empiezas a orar y a motivar a otros a orar e ir a los lugares que necesitan el evangelio. Es allí cuando el Espíritu de Dios comenzará a mover sus corazones y a darles dirección hacia el lugar donde deben ir. Como dice un buen amigo mío: «Del otro lado de tu obediencia hay alguien esperando para recibir la bendición de la salvación», así que es vital que salgamos de nuestra comodidad y nos volvamos vulnerables a la necesidad de perdón y salvación de otros. ¿Por qué hay pocos dispuestos a ir a los campos?. Creo que la mayoría de las veces es porque vivir un estilo de vida misional implica sacrificio. A través de mis 8 años en misiones, he aprendido una lección importante y es que seguir a Dios es un acto costoso. El acto de dejar todo atrás para seguirle y cumplir su voluntad demanda todo lo que eres y tienes. Tiene que haber una entrega total de tu ser, a fin de llegar a servirle de todo corazón, confiando plenamente que él suplirá todas tus necesidades en el momento preciso, sin más ni menos. Este es un principio que pude encontrar en la Biblia «...Porque no ofreceré a Jehová holocaustos que no me cuesten nada» 2 Samuel 24:24. El entregar tu vida como una ofrenda a Dios es un acto que va a costarte. Para mí, ser una misionera en otro país implicó dejar mi familia y la comodidad de mi casa, mi iglesia, la seguridad de recibir un salario, adaptarme a una cultura, comida y ambiente diferente… la lista de aquello que me ha tocado sacrificar continúa. Cualquier cosa, persona o situación grande o pequeña ha sido soportada por Su amor. He decidido mantenerme rendida ante la voluntad de Dios y llevar una vida en la que estoy dispuesta a obedecer y sacrificar todo lo que he considerado valioso por amor a Él. ¿Cuánto estas dispuesto a sacrificar? Vivir la misión de Dios aquí en la tierra implica sacrificio, sin embargo nos aguarda una promesa: «Y todo el que haya dejado casas o hermanos o hermanas o padre o madre o hijos o bienes por mi causa recibirá cien veces más a cambio y heredará la vida eterna». Mateo 19:29. ¿No es esto glorioso? y aún si no recibiéramos nada, el hecho de saber que estamos sirviendo a nuestro Señor y salvador es el mejor galardón que podemos recibir.

Corina es guatemalteca, de padres misioneros, creció experimentando y amando las misiones. Actualmente sirve junto con su esposo en el área del discipulado con JUCUM.

22 LiderJuvenil.com

¿Por qué hay pocos dispuestos a ir a los campos? Creo que la mayoría de las veces es porque vivir un estilo de vida misional implica sacrificio...


s e il n e v u J s e d a d li ia c Libros Espe

L A T I G I D N Ó I VERS

¡Nuestros libros también están disponibles en versión digital para Ipad- Iphone - Sony Reader Kindle - Nook y otros formatos!

Un recurso de EspecialidadesJuveniles® | 23


columnista invitado

Moisés Humberto Mejía @moiseshmejia

La Misión De Dios Que Transforma Nuestra Iglesia Dios se ha propuesto desde la eternidad y por la eternidad manifestar Su Gloria y establecer Su Reino. Y así debemos ver la misión de Dios, Él quiere reunir todas las cosas en Cristo para su gloria y su reino. Toda rodilla se doblará y toda lengua confesará que él es el Señor. Y delante del cordero estamos en su trono de toda tribu, lengua, pueblo y nación. ivimos en un mundo lleno de inmoralidad, injustica y mucha idolatría. Hoy más que nunca la palabra de Dios debe ser predicada y proclamada pero sobre todo vivida como testimonios personales; lo que somos y hacemos refleja lo que creemos. Somos los agentes de Dios para ministrar a otros. Pero para ello escogió a sus hijos, para que sean luz y sal en la tierra, de modo que el mundo entero sea trastornado con su Justicia y Verdad. Pensemos en algunos ejemplos prácticos y reales para nosotros: la desnutrición en Guatemala, la “Primavera Árabe” en los países como Egipto y Siria, las guerras, la homosexualidad, divorcios, deudas, desastres. Esto y mucho más es un desafío a la transformación integral. Esta transformación comienza con nosotros como individuos, familias, pero también como iglesia del Señor.

Veamos tres dimensiones de esta transformación según Isaías 6:1-8: Isaías con sus 66 libros es una pequeña Biblia; el evangelio resumido. Los primeros 39 capítulos son de condena, juicio y ley (A.T.) y los 27 restantes de fortaleza y consuelo. Isaías es el profeta que condena severamente los pecados e infidelidades de su pueblo. Es el profeta de la fe; su nombre y mensaje significa salvación de Jehová. Se casó con una profetiza y tuvo dos hijos.

1. Visión de Dios: Su trono, soberanía, control y santidad (Versículos 1-4). Cierto día Isaías estaba en el templo de Jerusalén

y tuvo una visión muy especial. Isaías vio, oyó, escuchó, respondió y fue transformado con esta perspectiva. Esto es lo que Dios está buscando de nosotros. Así que como aquellos discípulos camino a Emaus, les fueron abiertos sus ojos, sus oídos, su corazón, y su mente. Fue un chequeo y cambio completo de todos los sentidos.

2. Visión de nosotros mismos: Nuestra debilidad, pecado, culpa y limpieza (Versículos 5-7) Esta es mi realidad personal.

Separados del Señor nada podemos hacer. Después de estar en el monte de Dios y con Dios bajamos al valle de nuestra realidad y llegamos al borde con nuestra incapacidad e inutilidad. Siervos inútiles somos pero su poder se perfecciona en la debilidad.

3. Visión de otros: Las necesidades sentidas de los demás: están desamparadas, afligidas y angustiadas como ovejas sin pastor (Versículo 8). El Señor dice: ¿A quién

voy a enviar? ¿Quién será nuestro mensajero? Dios le dice a su mensajero que debía predicar a su pueblo. El pueblo no estaba viviendo como Dios quería y se estaba comportando muy mal, por lo tanto Dios quiere voceros, mensajeros, embajadores, testigos que lo imiten y lo representen.

¿Qué implicaciones tiene para nosotros?

Moisés es Doctor en Misionología. Profesor de Misiones y Ministerios Pastorales en el Seminario Teológico Centroamericano SETECA. Ha estado involucrado en el movimiento misionero de América Latina por más de veinticinco años.

24 LiderJuvenil.com

Nos corresponde aceptar el reto y obedecer el mandato de ser y hacer discípulos hasta las últimas consecuencias y dimensiones Somos deudores en un mundo necesitado ya que la gracia de Dios sobreabunda sobre nosotros. La experiencia, la purificación, la transformación, la consagración y la misión del siervo de Dios nos desafía, motiva e inspira a cada uno de nosotros para que seamos usados por Él.


Debemos tener en cuenta estas cinco recomendaciones:

1

#

Necesitamos la valentía y hasta el riesgo para denunciar y criticar a los poderosos. Muchas veces nuestro mensaje no solo es de conversión sino de confrontación como cuando Jesús ministró a los pobres e intelectuales, como Nicodemo y la mujer samaritana. Les dio tiempo de calidad para llenar sus necesidades sentidas.

2

#

Dios nos va a usar con nuestros diferentes dones, talentos y habilidades. No todos son misioneros transculturales que cruzan fronteras como la familia Lara en España. Otros son maestros, predicadores, evangelistas, músicos, deportistas, estudiantes, artistas, colaboradores, intercesores, íntimos amigos, mentores, hospedadores, anfitriones, inversionistas.

3

#

Profundicemos más nuestra relación con Dios. Si le conocemos y amamos más, seremos pacientes, misericordiosos y compasivos con los demás. Iremos al rescate en la búsqueda de la oveja, la moneda o el hijo prodigo (Lucas 15). Haremos esfuerzos y sacrificios por encontrar y celebrar la conversión de nuevos incrédulos. Tendremos “más pasión por las almas” (como lo dice Oswald Smith en su libro) Lucas 15:6,9 y 32.

4

#

Dejamos que Dios nos purifique, transforme y use para ser instrumentos en sus manos. Sigamos orando con nuestras rodillas, dando con nuestras manos y yendo con nuestros pies, pero también pensemos y enfoquémonos en las etnias, las razas, lenguas, pueblos y naciones donde nuestros misioneros están. Pensemos y llenemos las necesidades físicas, emocionales y espirituales de ellos.

5

#

Tenemos un mensaje de denuncia por el mal y el pecado pero también anuncio de esperanza. Dios ha creado algo nuevo, Él es creativo e innovador. Vienen cielos nuevos y tierra nueva (II Pedro 3:8-11 comparado con Isaías 65:17 y 66:22)

columnista invitado


columnista invitado

Rebeca Mansilla

No Es Un Tema Más, Es ¡El Tema!

Vivir misionalmente es vivir para realizar la misión que Dios nos confió en cualquier lugar en el que nos encontremos. Repito, cualquier lugar. Esto significa dentro y fuera de la iglesia, en todo momento. La Misión de Dios no es un tema más para estudiar o analizar, es el tema central de la vida para los hijos de Dios. No está reservado únicamente para cierto grupo de personas que se interesan porque es para toda la iglesia. Por lo tanto, todo creyente deber vivir misionalmente.

¿Cómo vivir misionalmente? Te invito a reflexionar en lo siguiente: ES PARA LOS MISIONEROS. Me atrevo a decir que al leer la prime-

ra frase, pudiste pensar “¡ah! se trata de misiones. Tal vez no es para mí, no tengo ese llamado”, o bien, “eso es para mí, yo soy misionero”. Debemos iniciar teniendo muy claro que ser misionero no depende de un llamado específico sólo para algunos miembros de la iglesia. Un misionero es alguien que es llamado y enviado con una misión. Presta atención a este verso “¡La paz sea con ustedes! —repitió Jesús—. Como el Padre me envió a mí, así yo los envío a ustedes.” ( Juan 20:21) Nota que no dice: así yo envío a “algunos” de ustedes, sino habla en general. Dios es misionero, Jesús fue su misionero por excelencia y el Espíritu Santo es quien envía y capacita a los misioneros (es decir, a todos los creyentes). Entonces, ¿la iglesia no debe ser misionera? ¿cómo se llaman los miembros de una iglesia misionera? ¡TODOS SOMOS MISIONEROS! Debemos romper ya con la mentalidad de que sólo aquellos que hacen la misión fuera de su país, ciudad o comunidad, y que en muchos casos padecen carencias materiales, son misioneros. Pensar así ha causado un gran daño a la iglesia y por lo tanto a la expansión del evangelio porque quienes “no van o no salen como misioneros” evaden la responsabilidad ya que creen que ese no es su llamado. Son tan misioneros (con la misma misión y responsabilidad) quienes están fuera de su país y dentro de culturas ajenas a la propia, como quienes trabajan y estudian en su ciudad natal y asisten a una iglesia local. La misión es la misma para todos, es responsabilidad de todos, y debemos comprometernos con ella todos (Mateo 28:18-20, Marcos 16:15, Lucas 24:45-49, Hechos 1:8).

INICIA POR UNO MISMO. Es altamente necesario que cada creyente

evalúe su vida a la luz de la Palabra. No se puede vivir misionalmente sin antes haberse constituido en un discípulo de Cristo. La razón: porque solo quien es discípulo puede comprender la Misión de Dios, la cual es otorgar redención al ser humano. Obedecer al Señor, depender de Él, someter la mente, corazón y voluntad a Su señorío, compartir el evangelio y ayudar a otros a crecer en obediencia; son las marcas distintivas en la vida de un discípulo genuino. Un discípulo tiene claro que vive para la misión.

26 LiderJuvenil.com

SE APRENDE EN COMUNIDAD. A Dios le pertenece la misión y

la realiza a través de un proyecto que nació en su corazón y se llama “Iglesia”. Escucho cada vez con mayor frecuencia frases de creyentes como: “la iglesia no es para mí”, “no quepo en la iglesia”, “no es necesario ser parte de la iglesia para vivir como cristiano”, entre otras. Sí, yo también en alguna etapa de mi vida contemplé estas ideas pero me di cuenta que creer realmente que la iglesia no es para mí, o lo que es peor, dejar de creer en la iglesia como proyecto de Dios, es prácticamente dejar de creer en el autor de la misión. Definitivamente, la iglesia como institución está llena de desaciertos, complicaciones y algunas prácticas un tanto incorrectas, pero sigue siendo un proyecto fantástico debido a quién lo diseñó. En medio de nuestra imperfección, Dios por su gracia y amor nos invitó a ser parte de su Iglesia y ser agentes misionales. Por favor, desde lo más profundo de mi corazón te pido que ¡NO DEJES DE CREER EN LA IGLESIA! Sigamos trabajando para que la iglesia crezca en unidad y amor.

AQUÍ Y ALLÁ, AHORA. Si te dedicas a trabajar como maestro, doctor, vendedor, en el área de limpieza, ingeniero, o el oficio que tengas; o si trabajas la mayor parte del tiempo dentro de alguna iglesia o en proyectos ministeriales, siempre serás un misionero. Ser un agente misional es llevar el evangelio y formar discípulos en cualquier lugar, en cualquier momento y con cualquier persona. ¿Cuándo? ¡SIEMPRE!. ¡Debemos realizar la misión aquí y allá, ahora! Finalmente, quiero compartir una frase que espero nos ayude a tener LA MISIÓN como Top of mind. “Toda la iglesia debe llevar todo el evangelio a todo el mundo” ¿Qué estamos esperando?

Rebeca es guatemalteca. Estudió una Licenciatura en Informática y en Educación. Integrante del equipo de EJ Guatemala y Directora Adjunta del InstitutoEJ. Profesora de Misiología del Ministerio Juvenil. Ha trabajado con jóvenes y adolescentes durante varios años.

columnista invitado


columnista invitado

Guillermo Mangieri @cgmangieri

Hasta la última frontera Para que se lleve a cabo la visión del apóstol Juan en Apocalípsis 7:9-10, donde muestra el corazón de Dios de ofrecer salvación a cada etnia de este mundo, es preciso que cada persona de cada nación, tribu, pueblo y lengua tenga una oportunidad justa de escuchar de Jesús para que puedan reconocerle como Salvador y Señor. ¿Cómo cumplir esta visión cuando la desesperada estadística indica que aproximadamente 1.600 millones de personas están separadas de Dios y sin esperanza de escuchar el evangelio? El aislamiento espiritual al que son sometidos se debe a la falta de iniciativa de aquellos a quienes se les encargó la tarea de llegar “hasta lo último de la tierra”.

Si se representara la población mundial y la situación del cristianismo con 10 personas, tendríamos que:

10 % es un cristiano comprometido a cumplir el mandato de Jesús,

20 % se consideran a sí mismas cristianas pero no son seguidores de Jesús, 40 % tienen acceso al evangelio pero no son creyentes,

30 % no tienen acceso al evangelio.

28 LiderJuvenil.com

Hasta la última etnia En la traducción moderna del Nuevo Testamento la palabra “naciones”, proviene de la palabra griega ethne que significa etnias, no países o naciones políticas. Etnia es un grupo de personas que comparte el mismo idioma, cultura, historia e identidad grupal. Para alcanzar la visión de Apocalipsis se debe hablar de etnias no alcanzadas que son: Etnias que no tienen conocimiento del evangelio. Etnias que tienen algunos creyentes e iglesias en formación, pero no llegan al 2% de la población general. Actualmente el mundo tiene 6.500 etnias no alcanzadas y 3.300 de estas son consideradas abandonadas, porque no tienen ningún acceso al mensaje de Jesús y ninguna iniciativa por parte de iglesias o agencias misioneras. Asia, Medio Oriente, Africa y algunas zonas de América Latina albergan estos grupos humanos. Las barreras que obstaculizan el avance del evangelio entre estas etnias son: Culturales: Se percibe el evangelio como una invasión extranjera. Geográficas: El acceso a la etnia es difícil, el lugar lejano o el clima extremo. Lingüísticas: Algunas etnias son de tradición oral y no existe la Biblia en su idioma. Políticas: Acceso restringido por la ley de los países. Se prohíbe el evangelismo, el ambiente político es peligroso y conflictivo. Religiosas: No existe libertad de culto, impera una sola religión, se tiene persecución a otras religiones. De prejuicio: La etnia puede ser minoritaria, aislada de la sociedad donde viven. De ignorancia: Los creyentes no saben de la necesidad en estas etnias. Espirituales: Satanás utiliza la guerra espiritual para frenar el avance del evangelio. Pero tal vez la barrera más grande sea el desinterés de la iglesia.


Vi luego una muchedumbre inmensa, incontable. Gentes de toda nación, raza, pueblo y lengua; todos de pie delante del trono y del Cordero; todos vestidos con túnica blanca, llevando palmas en la mano y proclamando con voz poderosa: — La salvación viene de nuestro Dios, que está sentado en el trono, y del Cordero.

¿Cómo ser parte? Escoja una etnia no alcanzada e investigue sobre ella. Forme una red de intercesión por la etnia no alcanzada. Comuníquese con un misionero en el campo y conozca sus necesidades. Contribuya económicamente con ofrendas misioneras. Planifique un viaje de exploración para conocer el trabajo en el campo misionero. Conéctese con otras iglesias para multiplicar los esfuerzos. Investigar si hay alguna iglesia que haya adoptado una etnia y unirse a ese esfuerzo, es válido también. Si no conoce iglesias que hayan adoptado una etnia no alcanzada, tal vez Dios le esté llamando a ser el primero en hacerlo. Compartir su visión con los jóvenes del grupo y motivarlos a participar también es parte del trabajo. La generación actual tiene un pensamiento misional. Ellos quieren saber por qué deben involucrarse, y como líderes debemos construir relaciones con los que estamos ministrando para que se involucren personalmente.

El ministerio juvenil debe esforzarse por: MAXIMIZAR

la participación de los jóvenes en las misiones.

INVOLUCRAR

a los jóvenes estratégicamente en las misiones.

MOVILIZAR

a los jóvenes hacia las misiones.

CONECTAR

a los jóvenes con las misiones.

Ver seguidores de Jesús de cada etnia, es más factible en esta época que en todas las anteriores, pero se requiere de la participación de cada creyente, cada uno tiene su parte en la Gran Comisión.

Guillermo es argentino. Casado con Fanny y padre de un hijo. Vive en Richmond, VA. Es presidente de COMHINA (Cooperación Misionera de los Hispanos de Norteamérica). Director Asociado de Movilización Hispana – IMB. Director para Estados Unidos de COMIBAM INTERNACIONAL.

columnista invitado


columnista invitado

Miguel Faúndez y Aaron Arnold @FaundezMiguel

@obispoaaron

Misiones y el Ministerio Juvenil Global

Un panorama general acerca de algunas de las necesidades más comunes que la juventud enfrenta a nivel global son las siguientes: pobreza, VIH/Sida, tráfico sexual, hambre, agua e higiene, desempleo, inmigración y refugiados, educación, conflictos armados/guerras, entre muchas otras. Hablando en términos generales, salvo pocas excepciones, en la iglesia latinoamericana no hablamos mucho acerca de cómo involucrarnos en resolver estás necesidades. Estas problemáticas parecieran verse como periféricas y potenciales distracciones para el evangelio. De hecho, son pocos los misioneros que se enfocan en el trabajo con adoFormas “no tradicionales” de involucrar a tus jóvenes lescentes y jóvenes en comparación a los que trabajan con niños. Es posible que nos sintamos abrumados y sobrepasados con la en la gran comisión. necesidad de la juventud a nivel global. Pensamos que es demasiado y que aunque hagamos mucho siempre habrá más. Pero tenemos dos oy en el mundo hay cerca de 1.8 biopciones: ignorarlas o responder al llamado de Dios a servir. llones de adolescentes y jóvenes. Creemos que los jóvenes tienen una participación importante en la Algunos lo han denominado el “grupo no algran comisión y tú como líder, puedes estirar la visión de los integrancanzado más grande” del planeta. Son chicos tes de tu grupo y motivarlos a servir a la juventud globalmente. y chicas que viven, consumen, estudian, traTradicionalmente escuchamos de tres formas de involucrarse en bajan, sueñan y enfrentan diversos desafíos. misiones: orar, dar e ir. Estás no han pasado al olvido. Siguen estando En muchos de los casos, tienen las mismas necesidades que frescas y vigentes. De hecho, te animamos a orar con tus jóvenes por aquellos con los cuales trabajas cada semana. misioneros y proyectos específicos alrededor del mundo. Te desafiamos a ser generoso económicamente con algún obrero que esté sirviendo en misiones. Y finalmente, te retamos a organizar un “viaje de misiones” donde puedan servir y responder a una necesidad de la juventud. Cumpliendo las anteriores, también te invitamos a explorar formas “no tradicionales” de involucrar a tus jóvenes en el Ministerio Juvenil Global. Aquí van algunas ideas:

Vocación

Lamentable la cultura de la iglesia ha comunicado a los jóvenes que sólo hay ciertas carreras que son el “ministerio” verdadero. Es lo mismo con misiones. Pensamos que ser misionero significa solamente predicar, enseñar la Biblia o plantar iglesias. La verdad es que para alcanzar a los jóvenes del mundo con la buenas noticias de Jesús, necesitamos profesores, trabajadores sociales, médicos, artistas, entre otros. Muchos países no aceptan a misioneros tradicionales y en muchos lugares las necesidades de los jóvenes requieren especialistas, no solo pastores. Debemos desafiarlos a que usen sus carreras para apoyar al ministerio juvenil global y honrar a Dios a través de ellas.

Conexión/Promoción

Miguel tiene un diplomado de ministerio juvenil en Christ for the Nations Institute en Dallas, Tx. Director de Global Youth Ministry Leadership Training para YouthHOPE, donde está involucrado en proyectos de trabajo con jóvenes y desarrollo comunitario a nivel global.

30 LiderJuvenil.com

Aaron ha servido en la pastoral juvenil por los últimos 19 años, en Estados Unidos y Chile. Es el fundador, y Director de YouthHOPE, un ministerio de New Mission Systems International. Tiene una Licenciatura en Estudios Bíblicos y una Maestría en Liderazgo de Pastoral Juvenil.

Vivimos en un tiempo donde los jóvenes tienen una voz que llega más lejos como nunca antes en la historia. Cuando un líder de jóvenes combina esa voz con la pasión de los jóvenes y una causa, va a pasar algo increíble. Es tiempo que confiemos en la voz de ellos y que los desafiemos a contar la historia de los millones de jóvenes que necesitan conocer al Señor. Los mismos jóvenes pueden ser los voceros para aquellos que no tienen voz, por ejemplo: los que son traficados en Asia, los que están viviendo con menos de US$1 por día en África o los que están sufriendo bajo persecución religiosa en países musulmanes.

Relaciones

Los jóvenes están en uno de los tiempos más relacionales en su vida. Aprovecha este tiempo para desafiarlos a pensar más allá de su barrio, ciudad o país. Es una buena oportunidad para enseñarles a practicar la hospitalidad, el ánimo, la generosidad a misioneros o jóvenes de otros países y a tener como parte de su visión de grupo de jóvenes mostrar el amor de Dios en una forma tangible.  


Algunas ideas prácticas que puedes aplicar ahora: Vocación

Conexión/Promoción

Relaciones

Presta tu tiempo y talento. Si trabajas en diseño gráfico, ayuda a un misionero a diseñar su sitio web.

Utiliza tu Facebook o Twitter para aumentar conocimiento acerca de una causa relacionada con el ministerio juvenil global.

Adopta a un joven de “Compasión” o “Visión Mundial” a quien puedas enviar tarjetas, regalos y cartas durante el año.

Invita a diferentes profesionales a contar cómo ellos usan sus carreras para el ministerio o misiones. Como abogados, empresarios internacionales o fotógrafos.

Escribe un blog que cuente las historias de jóvenes en diferentes partes del mundo, destacando las cosas en que sobresalen y las necesidades que tienen.

Invita a un misionero a tu grupo de jóvenes y muéstrale un cariño especial. Arma un banquete en su honor y deja que comparta fotos, videos e historias de lo que Dios está haciendo en el mundo.

Toma un mes del programa de tu ministerio juvenil para dedicarte a explorar los dones de tus jóvenes y cómo estos encajan con diferentes carreras.

Crea una campaña de promoción con camisetas que tengan un mensaje acerca de una realidad de los jóvenes. “Cada día más de 6.000 jóvenes se contagian de VIH/SIDA”.

Busca a un ministerio de jóvenes de otro país y crea un vínculo. Pueden hacer Skype con ellos, intercambiar cosas favoritas de los jóvenes o planificar una visita.

Las ideas son múltiples. Lo que se requiere son obreros dispuestos a vivir el cambio que queremos ver en nuestro mundo. El evangelio de Jesús es la causa que tus jóvenes deben abrazar. La llama esta encendida y tu como líder debes soplar el fuego interior de tus jóvenes para que lleguen a ser todo lo que Dios planeó para ellos. Nuestros jóvenes tienen el potencial para responder y satisfacer algunas de estas necesidades en nuestra aldea global. ¿Qué harás tú como líder para provocar esto?

¡Sal de tu zona de comodidad, invita a otros y cambia tu mundo!

Creando un Ministerio Juvenil Misional Un verdadero ministerio juvenil misional puede surgir de los dones y talentos únicos y las necesidades de los jóvenes en tu grupo. Las siguientes preguntas te guiarán mientras desarrollas un ministerio juvenil misional. Cuando realices tu siguiente planificación, permite que estas preguntas le den forma a tus sueños y planes. Pueden ayudarte a encontrar formas de insertar un sentido de misión a cada cosa que haces. Si la misión es acerca de ser parte del trabajo de Dios en el mundo, considera cómo cada actividad ayudará a tus jóvenes a aprender más acerca de ese trabajo o ser parte activa en él. ¿Cómo puedes usar este evento para conectar a los jóvenes con temas misionales como la justicia, paz, y amor? ¿Cómo desarrollarás la actividad de tal forma que los jóvenes se enfoquen en las necesidades de otros y no solamente en las suyas? ¿En qué formas puedes promover un sentido saludable de riesgo relacionado con la misión en este evento? ¿Existen formas en las que puedas conectar esta actividad con algún interés de la misión local? ¿Existen formas en las que puedas amarrar esta actividad con alguna necesidad de la misión global? ¿Cómo puedes practicar el tema misional de la inclusión radical mientras invitas a la participación en este evento o actividad? ¿Podrías movilizar este evento fuera del templo y acercarlo a un lugar público donde las demás personas puedan ser invitadas a participar?

Tomado del libro Missional Youth Ministry de Brian Kirk y Jacob Thome

columnista invitado


otro hemisferio

Annette Gulick

El Camino a la Misión

Tim lograba ser útil durante las grabaciones: tenía ideas valiosas acerca de ángulos para las tomas y detectaba detalles logísticos que hacían falta: como pegar el micrófono al pecho de Félix con cinta adhesiva. En cambio, yo no encontraba nada para hacer más que pedirle a Dios que no pasaran camiones cerca mientras Félix hablaba. Así que tenía muchas ganas de Di la vuelta en un camino desconocido y la vista me llenó ser útil cuando salía a correr buscando sitios donde pudiéramos grabar. de esperanza. “Que belleza” pensé, “Tal vez la podemos Llegué a un campo edénico donde los árboles servían de usar como escenario para uno de los videos”. Casi se nos pilares, sus hojas de techo y un sinfín de helechos enormes habían acabado los días para filmar los ocho videos de la formaron un tapete de verde intenso: perfecto para el tema de serie “El Camino de la Restauración” y aun nos faltaban la Adán y Eva escondiéndose de Dios en el Jardín. Me quedé un rato para ver qué tan transitada era la ruta. Cuando tenía la mayoría. confianza de que no había casi nada de tráfico, volví al alberge para contarle al equipo de mi hallazgo. En camino daba muchas l retraso no era por culpa de alguien gracias a Dios por concederme el deseo de mi corazón de ser del equipo (Félix Ortiz hacía un trabajo magistral útil al proyecto, y es más, con mis habilidades y hasta mis gustos como presentador y Sebastián manejaba con excepor explorar y por el ejercicio. lencia toda la parte técnica: hasta llevaba todo el Te cuento esta experiencia porque contiene muchos de los elementos que son fundamentales a una vida misional: propóequipo en su mochila durante los 110 kilómetros sito, identidad, comunidad y contribución. También ilustra en que caminamos como parte de una formación pequeño las palabras de Frederick Buechner: “El lugar al que vivencial en el Camino a Santiago de ComposDios te llama es en el que tu gozo profundo se cruza con el tela, España) sino porque habíamos subestimado hambre profunda del mundo”. Estoy convencida de que esta las dificultades de la grabación al aire libre. Día tras día algo nos perspectiva se aliena con la realidad, especialmente cuando enretrasaba: un día era la lluvia, otro una vecina que quería hablar y tendemos que el “gozo profundo” incluye una cruz: “… por el hablar, y siempre se presentaban perros ladrando, autos y camiones gozo que le esperaba, [ Jesús] soportó la cruz,” Hebreos 12:2. Sin pasando, hasta que nuestras ilusiones de escenarios ideales para la embargo, mi propia vida, matrimonio y ministerio me han degrabación en el Camino eran reemplazados con la urgencia de termostrado que el “lugar” al que Dios me llama no es un sitio fijo, minarlos donde podíamos. sino consiste en oportunidades que Dios me ofrece. Identificarlas y aprovecharlas requiere discernimiento, esfuerzo, intencionalidad y un reajuste constante. Para todos los que trabajamos en “El Camino a la Restauración”, la ruta de peregrinaje a Santiago nos ha proporcionado vivencias y metáforas que nos ayudan a entender y a explicar la vida misional y cada uno tiene una forma diferente de compartirlas. Félix resume en los videos el marco de referencia de la vida misional. Tim y Annette agregamos historias del Camino y reflexiones devocionales en la serie “Peregrinando en esta Tierra” que tiene como fin profundizar el entendimiento de los temas de los videos y agilizar la práctica en tu vida cotidiana. Sebastián, más allá de su trabajo con los videos, plantea una serie de preguntas que fomenta el discernimiento y unos ejercicios que se pueden realizar para que nuestros pasos nos acerquen al cumplimiento de la misión. A continuación anoto algunas esperando que te sean útiles.

* * *

¿A DÓNDE VOY?

Para que un camino tenga sentido necesita un destino. Antes de tomar un paso, conviene definir a dónde quieres ir y qué quieres lograr. Pero aunque definir los resultados deseados es el punto de partida fundamental cuando se trata tanto de un viaje como de liderazgo y gestión, al pensar en la vida de un discípulo de Cristo, hay que hacer una pregunta aun más a fondo: ¿Qué quiere lograr Dios? ¿Cuál es Su meta; el destino que él tiene pensado y soñado para su creación? El único ejercicio que contesta esta pregunta es escuchar la respuesta de Dios mismo. Esto se hace por medio de Sus palabras y acciones reveladas en la Biblia. (Si te interesan los pasajes que Félix y yo vemos como más relevantes, puedes encontrarlos en “Peregrinando en esta Tierra”)

32 LiderJuvenil.com


otro hemisferio

los elementos que son fundamentales a una vida misional: propósito, identidad, comunidad y contribución

Te animo a nunca perder de vista la importancia de clarificar cada vez más los propósitos y metas que tiene Dios en el mundo para que tus esfuerzos se alineen con ellos. Algo que a mí me impulsa a verificar que mis planes sean una “sub-misión” de la misión de Dios, es recordar que Dios no tiene ninguna obligación de ayudarme a cumplir mis objetivos, pero él tiene preparado y disponible todo lo que hace falta para cumplir sus propósitos en sus tiempos.

¿QUIEN SOY? Saber cómo Dios te ha hecho te ayuda a discernir la trama en la que eres protagonista de la historia que Dios está escribiendo. Hay muchos ejercicios y herramientas que sirven para que descubras tu identidad. En nuestro proceso de mentoreo esperamos que la persona: Cuente su mapa de la vida Entienda mejor su temperamento (hay una variedad de indicadores para ello) Descubra sus fortalezas (strengthsfinder.com) Identifique su estilo de liderazgo misional (theforgottenways.org) Conozca su identidad en Cristo

* * * * *

¿CON QUIENES CAMINO? Tu comunidad y tu campo de misión es influenciado por aspectos de tu contexto como tu nación, tribu, familia, amigos, colegas,

compañeros, vecinos, iglesia, etcétera. Pero las siguientes preguntas pueden ayudarte a ser proactivo en tu elección de compañeros de viaje y en el foco de tu misión. ¿Quién me necesita? ¿A quién necesito? ¿Quién compensa mis deficiencias? ¿Quién me potencia y me energiza? ¿Quién me cansa? ¿Para quién tengo una carga especial?

* *· · * *

¿CON QUÉ QUIERO CONTRIBUIR EN EL CAMINO? Tu identidad, especialmente el conocimiento de tus fortalezas (tu “gozo profundo”), y las necesidades de tu comunidad (el “hambre profundo del mundo”) tienen mucho que ver con la respuesta a este interrogante. Sebastián la planeta así: ¿De qué forma es diferente el camino después de que paso? A mí me encantan las buenas vistas, sean vistas concretas como paisajes o vistas en el sentido más abstracto de historias o ideas. Siempre estoy buscándolas y me da gozo profundo poder compartir mis hallazgos con otros a quienes les es útil. Entonces tiene sentido que lo que yo podía contribuir al proyecto de videos era en términos de escenarios. (Puedes ver si el bosque que encontré resultó tan idóneo como esperaba en el video “Etapa 3: Ruptura con Dios”).

¿QUÉ ESTÁ HACIENDO DIOS? Dick Hillis, el fundador de la organización misionera con la que trabajamos Tim y yo, solía decir, “Busca lo que Dios está haciendo y únete a ello”. Me encanta la frase porque nos recuerda que la misión no es una tarea que Dios inventó para el ser humano, sino es el proyecto divino que El está llevando a cabo; la iniciativa, la visión, el plan y el protagonismo es suyo. El invita al ser humano a colaborar en ella e infunde en su pueblo el hambre de hacerlo. Pero el trecho entre tener el hambre y hacerlo es grande, como dice Morfeo en la película el Matrix: “… hay una diferencia entre conocer el camino y andar el camino.” Confío que el gozo profundo que experimentamos en crear “El Camino de la Restauración” y “Peregrinando en esta Tierra” cruze con esta hambre y te ayude a andar por el camino de la misión. Si te interesa conocerlos, están en AgentesdeRestauracion.com. Como se dice a los peregrinos en camino a Santiago, ¡BUEN CAMINO!

Annette ha pastoreado la juventud principalmente en los EEUU y México. Trabaja con el ministerio SEPAL. Capacita líderes a través de www.ParaLideres.org y los Institutos Especialidades Juveniles.

otro hemisferio


enlace musical

Dave Gómez @EnlaceMusical

Un Hombre con una Misión En 1989 Liaison lanzó su éxito «Man With a Mission» en el álbum debut homónimo del dúo integrado por Tim y Larry Melby, que en el estudio trabajó con músicos insignes como Dann Huff (Giant), Jeff Porcaro (Toto) y Michael Landau, dirigidos por el productor Bill Baumgart (Idle Cure). demás de mencionar este excelente álbum por el título de la canción, me parece un buen ejemplo de

colaboración con personas que no necesariamente compartían la fe cristiana, o que no se identificaban como “artistas cristianos”. Más notoriamente, Jeff Porcaro murió en 1992 debido al endurecimiento de sus arterias producido por su adicción a la cocaína. En el otro extremo, algo que me llama la atención es la incapacidad de algunos cristianos para interactuar en alguna labor con personas de estilo de vida diferente, o con una fe diferente, o con total ausencia de fe. Menos aún colaborar con ellas en la obtención de algún producto identificable como “cristiano” (libro, película, canción, disco, etc.) Mi perspectiva al respecto es que todo ser humano es creación de Dios y como tal sus talentos y habilidades son inherentemente dadas por Él y utilizables para honrarlo, aunque la persona no esté consagrada en una relación personal con Dios… todavía. Imagina las incontables posibilidades de interacción entre artistas que son cristianos y artistas que no lo son… todavía, al compartir escenarios, participar en bandas, sesiones de grabación, eventos benéficos, etc. Esas interacciones tienen el potencial de generar oportunidades para que el cristiano sea una influencia positiva para quien no lo es… todavía. Mejor aún si llega a testificar de su fe con palabras, aunque eso no me parece obligatorio en todos los casos (que los hechos hablen más fuerte que las palabras es la opción). En países de habla inglesa la frase “un hombre en una misión” hace referencia a enfocarse en un objetivo y no distraerse hasta lograrlo. La variante “un hombre con una misión” me da la idea de ampliar el alcance a una forma de vida, no solamente una acción. “Misión” se relaciona normalmente con el hacer, lo que es necesario realizar para alcanzar el objetivo. Pero creo que la misión cristiana se relaciona más con el ser. Etimológicamente “cristiano”, usado como adjetivo, tiene su raíz en el “ser como Cristo” (o al menos imitarlo hasta cierto punto), según el contexto del libro de los Hechos. Vivir un estilo de vida misional requiere de una arriesgada apertura al mundo que nos rodea; interactuar con quienes poten-

34 LiderJuvenil.com

cialmente influirán negativamente en nuestro andar y pondrán a prueba nuestras convicciones. El llamado a predicar el evangelio trae implícita la obligación de salir de la burbuja aséptica de la religión y estar en el mundo, aunque no seamos de él. Ser sal en medio de la podredumbre y luz en medio de la oscuridad. En la vida establecemos relaciones personales en contextos comerciales, académicos, laborales, familiares, recreativos, etc., y por alguna razón, si estas interacciones se producen con personas que no comparten la misma fe será un aspecto irrelevante que se pasa por alto. Pero particularmente en el área artística, con frecuencia se exige que el proceso de creación y la presentación de la obra final no sean “contaminados” con la participación de personas que no comulgan con el cristianismo. Hay mucha gente “allá afuera” que no necesariamente haya decidido no creer en Cristo; simplemente no les hemos dado la oportunidad de creer en él y aplicamos equivocadamente Mateo 12:30: “El que no está de mi parte, está contra mí” (NVI). La “arriesgada apertura al mundo” de la que hablo requiere por un lado comprender en profundidad las palabras de Jesús al orar: “No te pido que los quites del mundo, sino que los protejas del maligno” ( Juan 17:15, NVI), y por el otro lado poner en práctica el consejo entregado a través de Pablo: “No te dejes vencer por el mal; al contrario, vence el mal con el bien” (Romanos 12:21, NVI). Volviendo a la letra de la canción “Man With a Mission”, vivir la misión no resulta un sacrificio y no se siente como pagar una deuda, porque somos capacitados espiritualmente y no sólo intelectualmente para hacerlo. Es una decisión vivir la misión pero va más allá de la simple voluntad el cumplir con lo que la misión implica. Requiere una ínfima parte de esfuerzo humano y una gran cuota de poder sobrenatural directamente de Dios.

Dave es profesor de Tecnología en el Colegio Bautista de Temuco, Chile, además de Director Ejecutivo de EnlaceMusical.com, Director de KB Medios, y Gerente Técnico de SurXtremo Expediciones

enlace musical


Publicidad enlacemusical


citas citables

“Cada uno tiene el máximo de memoria para lo que le interesa y el mínimo para lo que no le interesa”. Arthur Schopenhauer

por Alan Perdomo

“Mis padres son mi columna vertebral. Todavía lo son. Son el único grupo que te apoyará si tu puntuación es cero o si marcas cuarenta puntos”. Kobe Bryant

(1978-), basquetbolista estadounidense.

“Puede ser un héroe lo mismo el que triunfa que el que sucumbe, pero jamás el que abandona el combate”. Thomas Carlyle

(1788-1860), filósofo alemán.

(1775-1881), historiador y ensayista inglés.

“Cada vez que veo en la TV a esos pobres niños hambrientos del mundo, no puedo sino llorar. Quiero decir que me encantaría estar tan delgada; pero no con todas esas moscas y la muerte y todo eso”. Mariah Carey

(1970-), cantante estadounidense.

“Prefiero equivocarme creyendo en un Dios que no existe, que equivocarme no creyendo en un Dios que existe. Porque si después no hay nada, evidentemente nunca lo sabré, cuando me hunda en la nada eterna; pero si hay algo, si hay Alguien, tendré que dar cuenta de mi actitud de rechazo”. Blaise Pascal

(1623-1662), matemático y filósofo francés.

36 LiderJuvenil.com

“Tengo seis honestos sirvientes (ellos me enseñaron todo lo que sé); sus nombres son Qué, Por qué, Cuándo, Cómo, Dónde y Quién”. Rudyard Kipling (1865-1936), escritor inglés.

citas citables


por Salvador Marroquín @svdmarro

website recomedados

lacwm

Centro latinoamericano para la Misión Mundial

http://www.lacwm.org/ Howard Andruejol, editor de nuestra revista, emplea una frase siempre al hablar de ser misional: “La misión de Dios es aquí, allá, ahora”, y hoy te presentamos una web que te proveerá de recursos e información para apoyar a tus jóvenes con el llamado de anunciar el mensaje de Dios fuera de las fronteras de tu comunidad. LACWM (Centro Latinoamericano para la Misión Mundial) es un centro dedicado a apoyar la tarea misionera y desarrollar dicha visión en las iglesias. En su página web encontrarás artículos de interés relacionados a cómo la Misión de Dios se está llevando a cabo en lugares donde el cristianismo tiene poco acceso, material de capacitación y una amplia lista de enlaces a agencias misioneras en Latinoamérica a la cual puedes comunicarte y participar junto a ellos.

tgc - The Gospel Coalition

http://thegospelcoalition.org/espanol La Coalición por el Evangelio (The Gospel Coalition) es un ministerio enfocado en la defensa y promulgación de las doctrinas bíblicas correctas y la comunicación del Evangelio desde un enfoque cristocéntrico en medio de los retos culturales del siglo 21. Esta página web concentra un amplio bagaje de recursos en diversos idiomas, incluyendo inglés y español: artículos, sermones, entrevistas, e-books, vídeos y podcasts con diversos tópicos teológicos escritos y proporcionados por líderes y pastores influyentes de diversas denominaciones de la iglesia.

Salvador es colaborador del Instituto Especialidades Juveniles, Líder de Adolescentes en Fraternidad Cristiana de Guatemala, Blogger y Escritor en su proyecto personal, Libro67.

Definitivamente una excelente base de información para ahondar en el estudio de la Biblia y su comunicación en el entorno donde llevas a cabo tu misión.

websites


ideas

IDEAS útiles PARA refrescar No quiebres la espalda Un joven pasará al frente y deberá acostarse sobre tres sillas. Tendrá tres puntos de apoyo: la cabeza, el trasero y los pies. Una vez que se haya colocado así, sacarás la silla del medio (la que está debajo de su trasero), la pasarás sobre su estómago y volverás a colocarla bajo su trasero pero del otro lado. Mientras esto sucede el participante continúa sostenido sólo por la cabeza y los pies. Si alguna parte de su cuerpo tocará el suelo, él perdería. Registrarás el tiempo que resiste en esta posición. Después harás lo mismo con otros dos jóvenes. Ganará el que resista más.

Pluma voladora Tiende una sábana en el suelo. Pídele a los jugadores que se arrodillen alrededor de los cuatro lados de la sábana y que luego la tomen por los bordes. Deben estirar la sábana hasta que quede tensa y luego aguantarla con sus quijadas. Coloca una pluma en la sábana y los jugadores tratarán de soplar la pluma lejos de su lado de la sábana. Cada lado de la sábana es un equipo, y si la pluma toca a alguno de los miembros del equipo o vuela por encima de sus cabezas, ese equipo recibe un punto. El equipo con menos puntos es el ganador.

La cenicienta Acomoda las sillas en forma de círculo. Todas las Cenicientas (las chicas) en el grupo escogen una silla. Todos los Príncipes (los chicos) seleccionan una cenicienta y se arrodillan en frente de ella. Él le quita los zapatos y los sostiene en sus manos. El líder pide los zapatos y los tira en el centro del círculo. Luego las Cenicientas les vendan los ojos a sus príncipes. Después de que cada Príncipe tenga los ojos vendados, el líder reacomoda y mezcla los zapatos en el centro del círculo. A la señal, todos los príncipes gatearán hacia los zapatos y tratarán de encontrar el par de su Cenicienta. Las Cenicientas solo pueden ayudar verbalmente gritando pistas a sus Príncipes. Luego de encontrar los zapatos, los príncipes deben gatear de regreso a sus chicas (guiados solo por instrucciones verbales). Entonces deben ponerle los zapatos (¡en el pie correcto!) y quitarse las vendas de los ojos. El juego sigue hasta que todas las Cenicientas tengan puestos sus zapatos.

38 LiderJuvenil.com


TU MINISTERIO Vueltas y salto

Relleno de ropa interior Consigue dos conjuntos de ropa interior extra grande y dásela a dos jóvenes para que se los pongan sobre la ropa. El resto del grupo deberá inflar globos (50 globos grandes o 100 pequeños). Dos asistentes del mismo sexo que los participantes los ayudarán a meterse los globos dentro de la ropa interior, en todo lugar donde quepan. La meta es en dos minutos, meter la mayor cantidad posible de globos. Utiliza un alfiler para hacer el recuento y con mucho cuidado pincha los globos dentro de la ropa interior.

Pide a tres voluntarios que pasen al frente y prueba este simple juego. Dale a cada uno un palo de 40 centímetros de largo. Diles que sostengan el palo derechito horizontalmente a la altura de sus brazos con ambas manos, para que lo puedan ver mientras dan 50 vueltas. Después, deberán soltar el palo y saltar por encima de el. Quien salte más lejos será el ganador. Pero la mayoría de jóvenes se marean tanto que ni siquiera pueden ver el palo cuando lo sueltan; mucho menos saltarlo. Es muy divertido. El resto del grupo debe contar las vueltas de cada participante.

Concurso de dibujo rápido Dos personas deberán pararse sobre el escenario, espalda contra espalda, de modo que el jugador A quede frente al grupo y el jugador B de frente al pizarrón con un marcador o una tiza en la mano. Dale al jugador A un objeto pequeño. Puede ser una lamparita, un destornillador o un control remoto. Él deberá describírselo al compañero. El jugador B tendrá que dibujarlo sin verlo. No vale describir para qué se usa. Controla el tiempo que tarda cada pareja en lograr adivinar el objeto y dibujarlo. Quienes lo consigan en el menor tiempo posible serán los ganadores. Para hacer el juego más sencillo, permite al jugador A ver el dibujo mientras describe el objeto.

ideas


hechos en casa

por Miguel Faúndez

Dilemas que Enseñan Mike Yaconelli

Esta es una colección de ideas creativas para que tu grupo de jóvenes se mantenga hablando por un largo tiempo. Contiene más de un centenar de sugerencias para programas especiales y grupos de discusión. Lo suficiente para mantener a tu grupo de jóvenes motivado e involucrado en una conversación con sentido y propósito. ¿Es tu grupo de jóvenes silencioso? ¿Necesitas ayudas para conseguir que hablen acerca de lo que es realmente importante? ¿Te gustaría ser un líder de discusión más eficaz? ¡No busques más! Dilemas que Enseñan te da más de cien ideas probadas que harán que tus jóvenes puedan hablar de temas diversos como: música, noviazgo, servir a Dios, muerte, amistad, presión de los amigos, enojo, drogas y alcohol, padres, iglesia, valores, fe, Jesús... y más! Dilemas que Enseñan es el recurso perfecto para cualquier líder de jóvenes que dirige grupos de discusión. A través de este libro aprenderás a utilizar con eficacia variadas técnicas de conversación en grupos. Un recurso ideal para grupos pequeños, comenzar estudios bíblicos o ilustrar algunas de tus charlas.

Dios te invita a su aventura Andrés Corrales y Eliezer Ronda

Andrés Corrales y Eliezer Ronda escriben de manera inteligente y audaz llevándote por un apasionante viaje al centro de la misión de Dios y en estas páginas exploran cómo la generación actual de seguidores de Jesús puede sumarse a su plan maestro de redimir a todos los pueblos de la tierra. En este libro encontrarás aportes importantes y rotundos donde los autores revelan su amor por las misiones. Esta excelente combinación presenta ideas y recomendaciones que tienes que considerar para ir al campo de misión. Eliezer escribe desde los fundamentos de la misión y Andrés desde la experiencia en el campo misionero. Encontrarás en cada capítulo claves para entender y activar el máximo de tu potencial en función de la gran comisión. Apretarás el acelerador de tu vida hacia el cumplimiento del sueño de Dios para las naciones. Y sin lugar a dudas al finalizar su lectura, tu corazón terminará encendido de pasión por Dios y tus pies dirigidos hacia aquellos por los que Cristo dio su vida.

Inconforme Edga Lira

¿Por qué el domingo? ¿Por qué la corbata? ¿Por qué las más de dos horas de reunión (a veces cuatro)? ¿Por qué el estilo de hablar de Reina Valera si no soy español? ¿Por qué la música tan irrelevante? ¿Por qué esta manera de hacer iglesia? ¿Por qué tiene que ser así? ¿Por qué no seguir la corriente y evitarse la molestia? ¿Por qué pienso estas cosas? ¿Por qué me incomodan? ¿Por qué? Si has hecho una o más de estas preguntas, entonces este será un libro que llegará a tus manos en el momento propicio. Edgar Lira te guiará a una aventura honesta, sin prejuicios e incomoda que elevará tu nivel de entendimiento del porqué hacemos lo que hacemos los cristianos. Al mismo tiempo, te sumergirás en una relación con práctica, relevante y transformadora con el Jesús de la Biblia. Este libro te ayudará a sanar las heridas del corazón y ser la iglesia que Dios siempre quiso.

40 LiderJuvenil.com

hechos en casa


mundo medios

Camilo es consultor y comunicador social con un fuerte énfasis en relaciones públicas, promoción y mercadeo. Actualmente conduce dos programas radiales en CVC La Voz. Es Presidente y fundador de la Asociación de Líderes Juveniles de Miami (ASOLIJ).

Camilo García @camilovirtual

La Verdadera Influencia de los Medios de Comunicación ndiscutiblemente las investigaciones realizadas durante muchos años demuestran que los medios de comunicación generan una influencia en la mente y en el comportamiento de los jóvenes. Estos, precisamente debido a su edad e incompleta maduración fisiológica, tienen sus mentes más susceptibles a esta influencia. Es por esto que por años, los medios seculares han “educado” y “formado” a niños y jóvenes en cuanto a las relaciones interpersonales, sexualidad, comportamiento violento, valores familiares, creencias ideológicas, ocultismo, diversión, entre otros y los medios cristianos han educado a niños y jóvenes en cuanto a los valores morales. Después de pensar un poco en esto, me surge la siguiente pregunta: ¿Han sido efectivos los medios cristianos en su influencia en la juventud? Y me viene inmediatamente la respuesta: NO. ¿Por qué no? Bueno, al ver las estadísticas de asistencia a los grupos de jóvenes y a la iglesia, las creencias humanistas, los tipos de diversión, la falta de pureza sexual, una chica haber sido novia de varios chicos en el grupo de jóvenes o viceversa, las luchas con pecados sexuales, entre otros, me doy cuenta que la influencia no se ve. Debemos usar los medios para alcanzar a los jóvenes no creyentes pero también para enseñar al joven creyente a mantener una relación con Jesucristo y vivir de acuerdo a sus principios. Estamos en un tiempo crucial para suplir las necesidades de la juventud que está siendo bombardeada por ideas de suicidio, soledad, violencia, confusión en la identidad sexual, creencias engañosas, etc. Este es el momento ideal, esta es la ola perfecta para montar la tabla y surfear. Con creatividad y originalidad debemos usar los medios, sobre todo internet a través de las redes sociales, para diseñar proyectos que puedan orientar, educar, informar y ayudar a la juventud a enfrentar estos retos. Igualmente los padres también están tan abrumados con lo que le pasa a sus hijos que empiezan a prestarle más atención a la vida espiritual de ellos. Ahora, si los medios seculares tratan de imponer su cultura; la cultura del sistema mundano en la mente y corazón de los jóvenes, ¿por qué más bien los medios cristianos no se esfuerzan por ganar la partida y empezar a imponer la cultura del Reino? Debemos desarrollar en los jóvenes una actitud crítica para ver los medios seculares, televisión, publicidad, cine e internet para que no sean absorbidos por su influencia.

42 LiderJuvenil.com

La conciencia de esta generación está adormilada y tenemos que despertarla con nuevas propuestas que desarrollen el interés en establecer una relación con Jesucristo, y por ende la satisfacción de sus necesidades espirituales y emocionales de una forma práctica en la que se puedan conectar a Él y a sus principios. Me sorprende gratamente ver cómo el ministerio de Billy Graham ha ido evolucionando con la tecnología y ha usado los medios de comunicación de una forma efectiva para continuar con su misión de evangelizar. La Asociación Evangelística Billy Graham ha ampliado su ministerio de evangelismo en línea con el lanzamiento, el año pasado, de PazConDios.net, un sitio en español que comparte el amor y la esperanza de Jesús. Utilizan una combinación única de los anuncios de Google y presentaciones de video para invitar a las personas al sitio. Cuando surge una pregunta “¿Existe Dios?” o “¿Hay esperanza?”, el buscador apunta a páginas de destino y luego da la oportunidad de hacer clic para visitar PazConDios.net. Allí, se puede ver el mensaje del evangelio y testimonios de lo que Dios ha hecho en las vidas de personas reales. La Asociación reporta que durante el año pasado, un promedio de 2.500 personas cada día visitaron el sitio, unas 600.000 vieron una presentación del evangelio y unas 78.000 se registraron, oraron e hicieron un compromiso con Cristo. Otra página que respalda esta labor de la Asociación de Billy Graham es EnBuscaDeJesus.net. Me llamó mucho la atención lo que está haciendo la American Family Association en Estados Unidos. Formaron el proyecto OneMillionMoms.com y OneMillionDads.com para ejercer presión en las productoras, sponsors, etc., cuando programas, películas, series y comerciales están trayendo mensajes inadecuados para los niños. Así han logrado que algunos programas salgan del aire. Querido líder juvenil, todavía hay mucho trabajo por hacer y tenemos un recurso maravilloso: los medios de comunicación (radio, T.V., cine, Internet, teléfonos inteligentes, medios escritos, etc.) Debemos empezar a usarlos con mayor efectividad para realizar una mayor influencia en esta juventud. Solo necesitas pedirle a Dios creatividad y originalidad para nuevos proyectos y nuevas estrategias. ¡Manos a la obra! “Ustedes son la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve insípida, ¿cómo recobrará su sabor? Ya no sirve para nada, sino para que la gente la deseche y la pisotee” (Mateo 5:13) NVI

mundo medios


metroplex

Lucas Leys @lucasleys

Las Traducciones y Nuestra Cosmovisión del Evangelismo la Biblia es la Biblia y las traducciones son traducciones. i los dos monjes católicos sevillanos que le dieron apellido a la traducción más comúnmente usada en nuestro contexto iberoamericano hoy supieran que gran parte del pueblo protestante evangélico de Iberoamérica usa su traducción como si fuera la única, se sonrojarían. Cipriano y Casiodoro nunca hubieran sospechado que el uso que le dieron al español para traducir del hebreo, el griego y el arameo sería concebido por algunos como la única traducción sagrada cinco siglos después. La importancia de revisar esto es que además de este accidente de la historia y la tradición, siempre es bueno volver al deseo original de quien escribió o dijo esas palabras que consideramos sagrada escritura.

La mejor traducción que podemos hacer de la Gran Comisión es que la vivamos en el mientras de nuestros programas. Compartir acerca del amor de Cristo debe estar en nuestra agenda habitual del ministerio

Un ejemplo de cómo una traducción puede dar origen a una cosmovisión es la traducción que le damos a la llamada gran comisión. En Mateo 28:19 la ReinaValera nos traduce estas palabras de Jesús diciendo: “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”. Pero detengámonos en el “id”. La Nueva Versión Internacional y la Traducción en Lenguaje Actual en vez de decir ID dicen “vayan” y todavía puedo escuchar a mi profesor de Griego Koiné decir que faltaría agregarle la palabra “mientras”. ¿Por qué la diferencia? Porque en el uso de griego empleado en el nuevo testamento la orden de Jesús no genera la interpretación de que hay que ir a otro lado a evangelizar sino que es algo que se debe hacer en el “mientras” de la vida cotidiana.

La misión con intencionalidad

Quizás inconscientemente, por muchos años la iglesia evangélica iberoamericana ha relacionado el evangelismo a algo que hacen los evangelistas o algo que hacen los misioneros que viajan a otras latitudes. De hecho, diferenciamos la palabra –misiones– y la palabra –evangelismo– aunque estamos bíblicamente hablando de lo mismo. Nuestros ministerios juveniles tienen la misión de evangelizar, y si los líderes de jóvenes no somos intencionales al respecto estaremos siendo cómplices de la crianza de otra generación de evangélicos que no evangelizan en el “mientras van” sino que hacen viajes misioneros bien lejos de su casa para evangelizar. No me mal entiendas: los viajes misioneros no tienen nada de malo. Lo malo es solamente evangelizar a los que están lejos y nunca hacerlo con los que están cerca. Por eso los líderes juveniles tenemos que ser inten-

44 LiderJuvenil.com

cionales al respecto. No debemos contentarnos solamente con decir que hay que evangelizar, sino que debemos planear estratégicamente cómo movilizar a nuestros jóvenes a la acción.

La estrategia infalible

¿Qué métodos evangelísticos utilizar? La respuesta no es difícil. Yo creo que el método que siempre funciona es el amor. La pregunta debe ser ¿cómo le mostramos amor a la comunidad? ¿cómo les presentamos la esperanza que hay en Jesús? Si nos concentramos en mostrar el amor de Dios de maneras prácticas con nuestro jóvenes, podemos confiar que el Espíritu Santo nos dará ideas precisas que tienen que ver con nuestro contexto. La mejor traducción que podemos hacer de la Gran Comisión es que la vivamos en el mientras de nuestros programas. Compartir acerca del amor de Cristo debe estar en nuestra agenda habitual del ministerio, aunque claro que podemos celebrar fechas especiales donde hacemos algo fuera de lo común para llegar a donde cotidianamente no llegamos. Si los adolescentes nos ven compartir a Cristo y nos ven y oyen continuamente hablando del crecimiento de nuestro ministerio juvenil y la misión que Dios nos dejó, entonces ellos también se van a empapar con esa visión y lo traducirán en acción. Al terminar de leer este número de Líder Juvenil sería bueno preguntarnos ¿Qué cosmovisión del evangelismo realmente tengo? y ¿Qué cosmovisión le estoy enseñando a la nueva generación?

Lucas es el director internacional de Especialidades Juveniles y uno de los oradores y escritores más influyentes entre la juventud hispana. www.lucasleys.com

metroplex


Lj19  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you