Page 1


Martha Graham La bailarina, maestra y coreógrafa Martha Graham nació en Pittsburgh, Pennsylvania, Estados Unidos de América, el 11 de mayo de 1894. Desde pequeña pasó a vivir a Santa Bárbara, California, en donde realizó sus estudios básicos. En esa ciudad, cercana a Los Angeles, pudo entrar en contacto con la escuela Denishawn en la que ingresó a la muerte de su padre. Allí tuvo como maestros a Ruth Sto Denis y Ted Shawn; también a Louis Horst, músico con el que habría de ligarse sentimental y profesionalmente durante una etapa posterior, excepcional e importante de su vida. Tuvo como compañeros, entre otros, a Doris Humphrey y Charles Weidman, quienes, junto con ella, devendrían figuras principales de la danza moderna norteamericana. En Denishawn se inició como bailarina profesional y en esa compañía trabajó hasta 1923. Ese año se traslada a la ciudad de Nueva York y allí, hasta 1925, baila como solista en distintos espectáculos musicales en Broadway. Al fin ingresa en la Escuela de Música Eastman en la ciudad de Rochester, lugar en el que inicia la enseñanza de su propia técnica y la experimentación con nuevos movimientos corporales que harán posible la integración del método que hoy se conoce con su nombre. Todavía en 1926, durante su primer recital neoyorkino, mostró la influencia de sus anteriores maestros pero en un lapso de tres años había logrado asentar el que devendría un estilo personal de creación, de enseñanza y de interpretación.


Isadora Duncan es considerada por muchos la madre de la danza moderna. Bailarina, coreógrafa, maestra de baile, pensadora y creadora de una de las primeras técnicas de la danza moderna, Isadora Duncan dejó un gran legado en el mundo de la danza. Hoy en día su visión acerca de la danza como expresión de la condición humana sigue vigente en las diferentes vertientes de la danza contempóranea. A principios del siglo XX, Duncan desarrolló una nueva forma de baile que rompió con todos los criterios del ballet clásico, Empezó a bailar descalza vestida en túnicas estilo griego. Bailaba libre de las estructuras, pasos y posiciones del ballet clásico.


Duncan se inspiró en el arte clásico griego, danzas tradicionales, bailes sociales y en la naturaleza para crear una manera de bailar que se basa en movimientos naturales y libres. La gran contribución de Duncan a la danza no se limita a su técnica de baile y coreografías. Duncan dedicó su vida a hacer visible la danza como un arte legítimo. Hizo numerosas conferencias acerca de la danza y escribió The Art of Dance (El arte de la Danza), un libro que se ha convertido en un requisito de lectura para los que estudian danza.


Flying Low  

Revista sobre danza contemporanea

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you