Issuu on Google+

UNA ESCUELA SANA, UNA ESCUELA WALDORF.

Presentaci贸n de la Iniciativa waldorf de Zaragoza Asociaci贸n O farol


EL ENCUENTRO

Encontramos un grupo de profesores y padres (y niños ) muy dedicados, que se apoyan mutuamente en el día a día de la vida escolar. Entre todos sostienen un entorno social que favorece la auto-educación. De esta manera forman un recipiente donde se vierten los valores esenciales y también donde nos inspiramos para encontrar cada uno su rumbo y proseguir en este camino. Una estructura social sana se basa en la cooperación y en la auto -responsabilidad. Así se repelen eventuales interferencias personales en las tareas pedagógicas, o en la administración económica, o en la propia autogestión del centro. ¡ Ahora ya comprendí por qué respira un ambiente tan cordial!

se

Lo importante aquí es favorecer el verdadero devenir humano de cada niño y luchar por él.


LA ASOCIACIÓN O FAROL Los objetivos que definen al grupo son: 1- Difundir el enfoque pedagógico waldorf, 2- Promocionarlo y ponerlo en práctica entre padres y maestros, con diversas actividades regulares para niños y demás interesados. A través de la pedagogía waldorf, nos acercamos al maravilloso mundo de la educación integral, holística, que abarca una imagen del niño, de todo ser humano, que es muy amplia.

Y descubrimos este enfoque global de la enseñanza por dos vías: a través del arte, en tanto que vivencia y expresión cotidiana; y también a través del conocimiento del hombre y del cosmos. Entre nosotros el “aprender a aprender“ es triple, pues tanto alumnos, padres como maestros entran, una y otra vez, en nuevos procesos de aprendizaje.


PADRES Y MADRES QUE BUSCAN Hay unas características comunes entre los padres que buscan otra educación. Valoran el ambiente hogareño y, por su comprensión y sensibilidad, tienden a proteger a sus hijos de la sobreestimulación sensorial. También procuran guardar una regularidad en los ritmos cotidianos: Intuyen “una vida propia de la infancia”. Por eso investigan, de manera autodidacta, y redescubren las necesidades específicas del desarrollo infantil. A menudo, se replantean los estilos de embarazo, de crianza y de educación ya conocidos en su ambiente social o en su familia. En esta asociación hay familias con sus mismas inquietudes …, y por eso empiezan a tomar un contacto.


MAESTROS CON VOCACIÓN La tarea de un maestro es exigente, sobre todo cuando no es un mero puesto de trabajo. La pedagogía waldorf le ofrece un conocimiento exhaustivo del desarrollo del niño y sus necesidades a nivel corporal, vital, emocional y social. Por medio de un trabajo en equipo, y por su participación más allá de lo pedagógico, los profesores han de desplegar múltiples facetas como administradores, artesanos, investigadores, psicólogos infantiles, y mucho más, sin merma de su entusiasmo y calor humano. Una clave para el aprendizaje en la escuela es la relación que entabla el alumno y el docente. El docente se dirige a cada estudiante como un caso único, pues parte del principio de que cada niño lleva consigo un tesoro de experiencias.


* Los profesores del ciclo de infantil desean que los niños jueguen; en este jardín de infancia somos partidarios de resguardar el juego libre como un “trabajo” propio de todo niño y al que ha de dedicarse a fondo hasta llegar a ser un “especialista” No en vano, ésta es su forma natural de hacer suyo el mundo y su cuerpo.  •

Los profesores del ciclo de primaria sienten la importancia de que el niño sea aceptado tal cual es, no como una frase que se dice sino con todo su peso.

Unos y otros, profundizando juntos en el método waldorf, sienten el reflejo de la evolución humana en cada niño en concreto. Comprueban –con asombro- que las vivencias evolutivas de la humanidad a través de las épocas, son reproducidas y se actualizan en cada niño, y en cada etapa de su viaje vital hacia la plena madurez. –


¿... Y DE LOS 6 AÑOS EN ADELANTE ? El niño, en su segundo septenio, libera fuerzas vitales que hasta entonces utilizaba, en gran medida, para la conformación física de su cuerpo. Su figura corporal ya no es tan redondeada, el tronco y las piernas del niño se alargan, y la cabeza es proporcionalmente más pequeña con respecto al cuerpo. La caída de los dientes de leche marca un punto de inflexión en el que un proceso de crecimiento termina y otro se inicia. Tras la primera infancia, el niño va desplegando su capacidad de representación mental y elabora su memoria. Así entra ya en un genuino aprender que corresponde al ciclo de Primaria. El niño comienza a ver la belleza del mundo. Sale de un paraíso al que se siente unido y, a partir de ahora, participa de un entorno mucho más amplio. Él necesita conocerlo poco a poco, pero conservando esa inocencia infantil. El proceso de enseñanza-aprendizaje sintoniza con la maduración del niño si lo que aprende se acompaña de imágenes que el mismo pueda representarse. Así ve una realidad exterior que coincide con ésas imágenes que sí son suyas. Ante la abstracción que suponen las letras y los números, un verdadero trabajo artístico consigue acercar este mundo del intelecto a sus mentes que aún están en proceso de formación.-


► Mercadillo navideño, el domingo 21 de Diciembre, de 10 a 16 h.

► Conferencias informativas Teléf: 600 763 476 Correo electrónico:

(tardes)

mensuales

y 976 73 70 94

milagavin@yahoo.es


Escuela Sana