Page 1

En Danza de Dragones descubrimos que Lady Barbrey Dustin odia a los Stark y especialmente a Eddard Stark por,en primer lugar, no poder casarse con Brandon Stark y después arrastrando a su marido forzoso a la guerra de Rebelión de Robert Baratheon. Aunque pueda parecer posible que la ira sobre la muerte de su marido solo sea un sustituto de algo que no quiera revelar, le dice a Theon algunas teorías conspiranoicas que tienen más sentido del que deberían, y que dejan al lector intranquilo. En resumen: parece ser que hay más cosas que desencadenaron la rebelión de lo que originalmente sabíamos. Parece que la llamada a la corte a varias personas por parte de no fue solo el producto de una mente enferma, sino una reacción real contra algo que se estaba llevando a cabo. De hecho, lo que Lady Dustin llama "Ambiciones Sureñas" de Lord Rickard Stark parece no tanto una teoría de la conspiración suya como una realidad. Y es gratificante descubrirlo.

En primer lugar consideremos todos los datos que tenemos de la Rebelión. Cuando Rhaegar Targaryen secuestró o sedujo a Lyanna Stark, Brandon cabalgó a la Fortaleza Roja con sus compañeros, desafiando a Rhaegar a un duelo y siendo en su lugar encarcelado. Rickard fue entonces llamado a al corte y ejecutado junto a Brandon. Aerys solicitó la presencia de Eddard y Robert, ambos pupilos de Jon Arryn, que se negó y comenzó una rebelión. Eddard concentró y reunió a las tropas del Norte, Robert conquistó primero las Tierras de las Tormentas en las tres batallas de Refugio Estilval y luego marchó a reunirse con los ejércitos de Eddard y Hoster Tully. Este último se había pasado al bando de los rebeldes a cuasa del matrimonio de Jon Arryn y Lysa Tullyy a cambio había conquistado sus propias Tierras de los Ríos primero. En la Batalla de las Campanas, consiguió unir las fuerzas y ganar la


batalla final en el Tridente, el resultado de la cual dio lugar a que Tywin Lannister, que había permanecido neutral, se pusiera de lado de los rebeldes. Ahora bien, algunos cosas sobre estos eventos son extraños. Uno no se pregunta sobre ellas inicialmente, ya que ninguno de los personajes lo hace; para ellos es sencillamente cómo sucedieron los hechos y no hay supervivientes a los que preguntar. Pero hay un preludio a estos eventos. Vayámonos a un par de años antes del torneo de Harrenhall. No muchos, tres o cuatro como mucho. Hay varios grandes señores, que se conocen unos a otros más de lo habitual porque lucharon juntos en la Guerra de los Reyes Nuevepeniques un par de años antes. Jon Arryn, Steffon Baratheon, Rickard Stark, Hoster Tully y Tywin Lannister son todos compañeros de batallas. Con la excepción de este último, parecen haber desarrollado una cierta amistad en esta guerra. Esto al menos explicaría por qué se mandaron entre ellos a sus hijos como pupilos: Eddard y Robert fueron a Nido de Águilas. Robert estaba enamorado de Lyanna y se había hablado sobre su posible casamiento. Y Hoster quería casar a sus hijas con los herederos de Invernalia y Roca Casterly, respectivamente. Esto es tremendamente inusual, pero de nuevo, para los protagonistas de las novelas es sencillamente lo que ocurrió, y no se pasan mucho tiempo pensando sobre ello. Si nos fijamos en las relaciones de las Grandes Casas en circunstancias normales muy raramente se casan entre ellas. De hecho, normalmente se casan con sus propios vasallos. Hoster Tully, por ejemplo, se casó con Minisa Whent. Tywin Lannister incluso se casó con alguien de su propia familia, Joanna Lannister, su prima. Steffon Baratheon se casó con Cassana Estermont. La mujer de Rickard es desconocida, pero su madre era del Clan Flint. Mace Tyrell se casó con Alerie Hightower. Balon Greyjoy se casó con Alannys Harlaw. A pequeña escala, lo mismo es cierto para la mayoría de los propios vasallos; raramente se casaba con gente de otros reinos. Esto es importante, porque la influencia política y su propio dominio de sus tierra es de una importancia fundamental para todos los señores en un Reino. Casarse con “otros” es solamente útil en dos casos: si quieres sellar una paz o quieres firmar una alianza. De otra manera no lo haces, porque ganar o mantener la influencia de tus propios vasallos es más importante. Esto es especialmente cierto en un reino tan remoto como el Norte. Y entonces, repentinamente, Lord Rickard casa a un hijo con la Casa Tully y mando al otro bajo el tutelaje de de la Casa Arryn, que justamente ambos son reinos vecinos del Norte. No hay una paz que sellar, y ser sencillamente amigo de esos señores por causa de la guerra no justifica esto. Pensando en algo como esto, que Lady Dustin anuncie que Rickard Stark tenía "Ambiciones Sureñas" de repente se ve bajo una luz muy distintas. ¿Qué estaba pasando exactamente esos años para que cinco, ¡cinco! de las Casas más importantes estuvieran al menos considerar forjar una alianza? Recordad, ¡Jaime Lannister se iba a casar con Lysa Tully antes de entrar a formar parte de la Guardia Real! Esto habría traído a los Lannisters dentro de la Alianza también, dejando solo fuera a la Casa Greyjoy, casi irrelevante, la Casa Martell, en quien no se puede confiar desde su punto de vista, y la Casa Tyrell. Estos últimos no tenían hijos en las edades correctas para ser incluidos en la alianza matrimonial, lo que podía contribuir a ser un factor por el cual se quedaran fuera, y serían capaces de enfrentarse a otras cinco Casas. ¿Pero qué intentaba esta alianza?


Para recordar esto, vayamos atrás a Festín de Cuervos, en el cual Jaime recuerda a Rhaegar dejando la Fortaleza Roja para marcharse al Tridente. Rhaegar anunció que una vez que la batalla terminase, convocaría un concilio para hacer cambios. Nunca sabremos qué cambios querría haber hecho pues la batalla no terminó bien para él, pero no es descartable asumir que se quería librar de su padre e incluir a todas las Grandes Casas – que es justo lo que esas cinco Casas tenían en mente. Con su poder combinado, podrían ejercer presión política sin tener que ir a la guerra o tomar otras medidas drásticas como esta, y forzarían a Aerys a hacer concesiones o en resignar a favor de Rhaegar. Es improbable que tuvieran en mente un cambio de dinastía; este cambio se produjo debido a la acción de Aerys cuando mató a Rickard y Brandon y mandó llamar a Robert y Eddard. Esto hizo que el asunto tomase un cariz más alto del que había imaginado. Pero la idea de una alianza política contra Aerys para hacer de Poniente un lugar mejor encaja bastante. Vamos a extendernos en esta idea por un momento. Hasta ahora, solamente nos habíamos fijado en las personas representantes de las Grandes Casas y lo que habían hecho, pero hay al menos dos personas detrás del telón que también parecen tener un plan que encaja con esto: Varys en Desembarco del Rey y Maester de Rickard, Walys. El primero es de sobra conocido; el eunuco en Desembarco del Rey que lleva allí un buen tiempo y susurra a los oídos de Aerys. Su discurso constante de que solo quiere la paz en el Reino y sus intentos de restaurar la dinastía con un niño especialmente criado para ese puesto hacen creer esto posible. Encaja en la escena que Varys de hecho inflamara la paranoia de Aerys señalando a gente que interrumpiera esta estratagema. Esto implicaría que Aerys se desharía de la gente que podría haber sido capaz de protegerle. Incluso la idea de arrebatar a Jaime de Tywin y acercarle a Aerys podría haber sido parte del conjunto del plan. Por suspuesto, esto es solo una especulación, y requiere la existencia de, al menos, otra persona, con la cual urdir el plan. El desdén de Lady Dustin hacia Rickard Stark y la familia Stark en general solo es superada por el desprecio hacia el maester de Rickard, Walys. A esta persona de la cual nunca habíamos oído hasta Danza de Dragones se la hace responsable del matrimonio con los Tully marriage y de alimentar las ambiciones de Rickard. No sabemos mucho acerca de Walys, pero no es improbable que se pudiera comunicar con Varys de alguna manera, e incluso con el Gran Maester Pycelle, que se veía a si mismo con un gran servidor de la Casa Lannister la cual era considerada un aliado en ese momento Como esta historia es Canción de Hielo y Fuego, incluso planes hechos por Varys y otros maestros de las estratagemas fallan. Si un gran plan como este fue alguna vez construido, claramente iba a fallar. El secuestro de Rhaegar a Lyanna, Tywin rechazando ser Mano y yéndose a Roca Casterly y la muerte de tanto Rickard como Brandon debió haber sido un serio golpe. De repente, la alianza potencial de cinco había sido recucido a solo dos. Los Starks estaban involucrados personalmente y no podían echarse atrás lógicamente, pero Hoster Tully era todo menos un hombre leal: obviamente, el matrimonio entre Brandon/Eddard y Catelyn no le hizo ir a la guerra instantáneamente. A cambio hizo un trueque con Jon Arryn. El mismo Arryn estaba listo y se alistó a la causa cuando Aerys le ordenó que mandase a sus dos


pupilos. Pero queda todavía una pregunta sin respuesta: ¿por qué Aerys solicitó a Robert Baratheon en primer lugar? Si aceptamos la idea de un plan siendo ideado y Jon Arryn siendo parte vital en él, hay que asumir la idea de que Robert no se encuentra con Lyanna Stark por casualidad. Más probablemente ella visitaba a Eddard en Nido de Águilas cada cierto tiempo, y así Robert la conocería. Sabemos que Robert fácilmente se enamoraba de algo y lo quería de forma casi radical, y quizás él fui incluso sutilmente empujado a ello. Rickard, que bien podría haber estado en contacto con Jon Arryn, podría haber intentado arreglar ese matrimonio. De esa manera, la Casa Stark podría haberse casado con dos Grandes Casas - Tully y Baratheon – y estar unida a otra por tutelaje. Ya que Elbert Arryn era una compañía constante de Brandon Stark, incluso sin saber por qué, esta teoría gana incluso más peso. Nunca se menciona explícitamente pero es posible que Elbert Arryn fuera un pupilo o al menos invitado a Invernalia durante algún tiempo. Las relaciones entre las tres Casas Baratheon, Stark ay Arryn se convirtieron en unas de las más fuertes que los Siete Reinos jamás habían tenido. Desde que Robert se conviertió en el adolescente señor de las Tierras de las Tormentas, influenciarle tuvo que ser un ejercicio fácil para Jon Arryn. Por supuesto, Aerys no parecía el tipo de persona que tenía ideas racionales. Si aceptamos que Varys o algún otro estaba involucrado, dar a Aerys la idea de llamar a Robert también y colocar a las Tierras de las Tormentas en el bando de Arryn y Stark es un movimientos que quizás no debas hacer si eres un rey Targaryen enfrentándose a una rebelión. La solicitud de Aerys inmediatamente ponía a tres Casas en un mismo bando. Ellos contaban con los Tullys también y quizás esperaban de los Lannister neutralidad o alianza. Los Tullys no estaban tan dispuestos a ello, lo cual puede ser debido a sus posición geográfica tan expuesta y que el hecho del desencadenamiento de una rebelión no era algo como lo que habían planeado (si algo habían planeado), así que se habrían sentido traicionados o al menos usados, ya que las Tierras de los Ríos iban seguramente a recibir el primer golpe. Todo el asuntó se había acelerado y entrado en caos, pero Jon Arryn había cruzado el Rubicón. Eddard y Robert, ambos adolescentes y ahora por causa del destino cabezas de sus respectivas Casas y Reinos, eran meros peones de Jon Arryn, demasiado jóvenes y sin experiencia para darse cuenta de lo que estaba pasando, especialmente ya que parecía lo mejor para sus intereses (de Eddard, al menos). Ambos consideraban a Jon Arryn como una eterna figura paterna incluso tan tarde como en Juego de Tronos, quince años más tarde. Esta es una enorme devoción, que debió ser incluso mayor en los días en que vivieron con él. Jon Arryn selló la alianza con la Casa Tully casándose con Lysa, y entonces la alianza era ya de cuatro Casas. Otras dos estaban fuera del conflicto - Lannister y Greyjoy – y una- Martell - dudaba y tuvo que ser convencido para ir a la guerra por el propio Rhaegar, ya que Aerys se había distanciado de los Dornienses más y más. Solo los Tyrell eran fieles a Aerys, pero Mace Tyrell no tomó grandes riesgos llevando gran parte de sus tropas a Bastión de Tormentas y sentándose a esperar allí. No está totalmente claro cual era el objetivo de la guerra en ese momento. Quizás Arryn y otros conspiradores aún esperaban derrocar a Aerys y restaurar la dinastía Targaryen, quizás con más libertades y privilegios para los reinos, fortaleciendo su


autonomía. Sin embargo, todos estos planes se fueron por la ventana cuando Lyanna murió y Rhaegar fue asesinado. La furia de Eddard solo era inferior a la de Robert, que no quería sufrir con un Targaryen que sobreviviera y se convirtiera en un contendiente real para el trono por lo que deseaba acabar con la dinastía Targaryen por completo. Quizás Jon Arryn aún esperaba sellar un pacto tras la Batalla del Tridente,restaurando un orden pacífico bajo el mando de los Targaryen, pero todo se derrumbó cuando Tywin Lannister actuó por su cuenta y conquistó Desembarco del Rey, asesinando a todos los Targaryens presentes en la ciudad. Nadie había anticipado ese movimiento, pero creó una situación ante la cual nadie podía hacer nada. No había vuelta atrás, y la dinastía Targaryen tenía que ser eliminada por completo. Cualesquiera que fueran las “Ambiciones sureñas” de Rickard Stark, no se llevaron a cabo. Eddard se retiró a Invernalia, lamentando la muerte de Lyanna y sin deseos de probar el poder, volviendo a hacer de Invernalia una posición esencialmente aislada sin ninguna apuesta más allá del Cuello. Jon Arryn selló el matrimonio entre Robert y Cersei Lannister, creando una nueva alianza sobre la que apoyar una nueva dinastía, una alianza que resultaría ser bastante inestable. La pérdida de sus propios herederos Elbert y Denys debilitó su dinastía severamente, y el mal matrimonio con Lysa Tully le acercó a la extinción. Hoster Tully también parece haber vuelto a sus propios asuntos, Mace Tyrell fue excluido de los asuntos en cualquier parte, y la paz que Jon Arryn hizo con Dorne consistió básicamente en tratar a Dorne como si no fuera parte de los Siete Reinos. Si las Casas alguna vez habían aspirada a una mejor fundación por una paz duradera en todo Poniente, este sueño se rompió al final de la Rebelión de Robert . Las “Ambiciones Sureñas” no trajeron ningún beneficio al Norte, y los asuntos del reino permanecieron en las manos de aquellos que quisieron encargarse de ellas. Jon Arryn se contentaba con mantener una paz que se convertía cada vez más en solo una fachada y su inevitable muerte finalmente destruyó el balance de poder, dando lugar al ascenso de los Lannister y la caída de las Casas Stark y Baratheon.

Ambiciones sureñas  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you