Issuu on Google+

SOLOTRIPLES MAGAZINE #5


CONTENIDO

04

The Greek Explosion

07

NBA, ¿espectáculo o deporte?

09

La liga de los retirados

11

La Copa de S.M. la Reina vuelve a Cataluña

En 2013, Milwaukee Bucks seleccionaba a un desconocido jugador griego con su pick #15, muchos les tomaron por locos. Hoy, Giannis Antetokounmpo ha explotado.

¿Continúa la NBA centrándose en el deporte del baloncesto o ha decidido tomar la senda del espectáculo? Y el baloncesto ¿ha mejorado? ¿Qué ha pasado con los valores del deporte?

Ice Cube, el famoso rapero de N.W.A. ha decidido juntar a Allen Iverson, Chauncey Billups, “Chocolate Blanco” Williams y otras estrellas retiradas de la NBA para crear una liga profesional 3x3.

Firma invitada

Spar Citylift Girona y Perfumerías Avenida han luchado no sólo por la liga femenina, sino que también se han enfrentado por la sede de la Copa de S. M. la Reina.


13

Por fin una MiniCopa masculina… y femenina

14

¿Rookies en el All Star?

16

Kyle Korver: ADN puro Cleveland Cavaliers

18

¡En mi casa no!

20

La revolución triple-doble ya está aquí

Firma invitada

Por fin las chicas también tendrán su Minicopa. Todo aquél que se pase del 10 al 12 de febrero por las localidades catalanas de Sarriá de Ter, Sant Julià de Ramis, Pont Major y/o Girona, podrá disfrutar de las mayores promesas del baloncesto nacional.

Desde el año 1980, tan sólo 18 rookies han sido seleccionados para disputar un All Star, y sólo 6 lo han hecho como titulares desde ese año. Esta temporada pensábamos que Joel Embiid podía repetir la situación pero...

«Kyle Korver viajaba a Ohio. Su fichaje estaba ya confirmado por los Cavs. Entonces recibió un mensaje. Era Lue, feliz por poder desempolvar las jugadas que diseñó para Ray Allen »

Licencias artísticas al margen, este relato corresponde al último partido del Logos Basket Sedaví B dirigido por David Amorós. Lo ganó 68-66. Su entrenador, David, fallecía pocas horas después debido a una insuficiencia cardíaca. Sirva este texto como homenaje a su memoria.

Fenómenos extraterrestres aparte como son la temporada de Russell Westbrook y James Harden, la NBA está ante una muy atípica temporada en lo que a triples-dobles se refiere.


The greek explosion

por David Gómez

C

uando en el Draft de 2013 los Milwaukee Bucks seleccionaron a un desconocido jugador griego, muchos les tomaron por locos. Usaron su pick #15 para escoger a un larguirucho jugador, muy flojo muscularmente y cuyas únicas apariciones habían sido con el Filathlitikos BC en la segunda división griega. Sólo 4 años después, ese griego desconocido tiene 22 años y se ha destapado progresivamente como uno de los jugadores con más potencial de toda la liga, hasta completar su explosión con sus actuaciones de esta temporada. Hablar de Giannis Antetokounmpo actualmente es, sin duda, hablar de uno de los jugadores más completos de toda la NBA. Un jugador que está llamando y fuerte a las puertas del grupo de las grandes estrellas y que ya ha conseguido el premio de ser All Star, además, como titular (primer jugador de los Bucks en ser titular desde Sidney Moncrief en 1984). Y es que la temporada de Giannis es, resumidamente, espectacular, comenzando con el hecho de ser el único jugador de toda la liga que lidera a su equipo en los cinco apartados estadísticos básicos: 23’4 puntos, 8’8 rebotes, 5’5 asistencias, 1’8 robos y 2 tapones de media por noche. Ni Harden ni Westbrook igualan este hecho.


Además, es el 4º jugador de la liga en Victorias Añadidas, sólo por detrás de los intocables Harden y Westbrook y de Durant, siendo también el 6º jugador de la liga en PER, siendo este dato más destacable aún por las connotaciones históricas que tiene. Actualmente, el PER de Antetokounmpo se sitúa en 27’54, pero hasta hace bien poco estaba en un espectacular 28’8, lo que le colocaba como el mejor jugador de 22 años a nivel de PER en toda la historia de la NBA, por delante de jugadores de la talla de Chris Paul o Shaquille O´Neal. Pero esta explosión, ¿es algo inesperado? Para muchos quizás pueda sorprender, para los que han seguido al griego durante toda su corta carrera hasta ahora era algo que, a la larga, se podía esperar, pero quizás no tan pronto ni de esta forma. Giannis ha destacado por una progresión constante cada temporada, tanto en el apartado anotador como en el resto de aspectos del juego, y mucha culpa de esta progresión la tiene una gran dinámica de trabajo individual y los plannings de entrenamiento que los Bucks diseñaron personalmente para potenciar su juego. Año tras año, verano tras verano, el griego ha pasado largas jornadas de trabajo adicional para mejorar su juego en todos los aspectos. Además, el trabajo en cuanto a nivel físico ha sido muy destacable, pasando de ser un jugador “flojo” a un monstruo físico imparabl mejorar sus movimientos con la bola, vital para un jugador exterior que alcanza los 2’11. e en velocidad. El día del Draft, Giannis pesaba alrededor de 89kg, y ahora mismo se encuentra sobre los 100kg. Todo ese incremento de peso ha sido a nivel muscular, con las sesiones privadas de entrenamiento programadas por los preparadores físicos para potenciar sus cualidades físicas. Además, todas estas sesiones incluían grandes apartados de dominio y control de balón, para mejorar sus movimientos con la bola, vital para un jugador exterior que alcanza los 2’11.


Con este trabajo han conseguido que, además de mejorar su bote, haya ganado seguridad al botar en velocidad, lo que le hace imparable en transición si lo unimos a su excelente físico. Otro apartado en el que se ha trabajado mucho con el griego ha sido con el lanzamiento, con largas sesiones de tiro para mejorar su lanzamiento a partir de 5 metros, tanto en movimientos tras bote como en situaciones de “catch & shoot”. Por ahora sigue siendo un tirador inconsistente desde larga distancia, pero las mejoras son visibles al pasar de un 15’9% T3 en 2014 al 29’1% de la temporada actual.

Como curiosidad, ESPN realizó la pasada temporada, con la ayuda de un doctor especializado en evaluación avanzada de atletas, un examen completo a las características físicas. ¿Los resultados? Un conjunto de cualidades que le permitían establecerse como uno de los mejores atletas del deporte profesional en la actualidad, destacando unas manos de 30’5 cm (LeBron 23’5cm) y un tendón de Aquiles sobrenatural que alcanza los 34cm, casi doblando el tamaño medio en un adulto, lo que se traduce en una liberación de fuerza elástica más eficiente que produce esas capacidades de aceleración y movimientos explosivos por los que destaca Giannis. Gracias a todo ese trabajo y a unas cualidades innatas que los scouts de Milwaukee vieron donde nadie lo esperaba nos encontramos con, posiblemente, el jugador con más futuro para dominar la NBA en la próxima década junto a Davis, Towns y Embiid. Un jugador que destaca por ser capaz de defender con garantías a cualquier jugador y en cualquier posición, desde bases hasta pívots, algo que no es nada fácil de encontrar. Un 2’11 con la movilidad de un alero, la velocidad de un base y la potencia de un interior. Nadie puede atreverse a poner un límite a un Giannis Antetokounmpo que puede ser la pieza clave para devolver a los Bucks al Olimpo de la NBA.


NBA, ¿espectáculo o deporte?

por Santiago Crespo

E

l pasado verano fue muy ajetreado y se habló muchísimo de los nuevos contratos firmados por los jugadores debido a la venta de los derechos televisivos que ha incrementado de manera considerable el dinero que dispone cada franquicia para ofrecer a los jugadores. El próximo verano se aumentará aún más el dinero disponible para salarios y volveremos a tener una situación similar. Y es aquí donde deberíamos detenernos, ¿continúa la NBA centrándose en el deporte del baloncesto o ha decidido tomar la senda del espectáculo? Comencemos con las reglas, prácticamente todos los cambios han ido relacionados a incrementar el espectáculo y que el baloncesto sea menos táctico, más cercano al público.


Por ejemplo, el alejamiento de la línea del triple para provocar defensas más abiertas y con ello más espacio para penetraciones y puntos, el semicírculo debajo de la canasta donde no existen las faltas en ataques que evita que los defensores impidan mates y la penalización de defensa zonales que evitan las penetraciones y mates. Viendo cualquier partido de la NBA, y más aún si nos fijamos en los descansos, se observa que no se pierde ni un instante: animadoras, mascotas, mates con camas elásticas… todo para que en ningún momento quede detenido el espectáculo. Presencia en todas las redes sociales, vídeos con las mejores jugadas y actuaciones de la jornada, en definitiva, todo para que puedas consumir NBA sin interrupciones y desde cualquier lugar del planeta.

Y el baloncesto, deporte en el que se basa la NBA ¿ha mejorado? Sencillamente, ha evolucionado a jugarse con más velocidad, con más lanzamientos de triples, con jugadores sin posiciones definidas con claridad y con un mayor estudio de todos los factores que transcurren durante un partido. Donde se debe romper una lanza a favor de la NBA es en la promoción de los valores del deporte gracias su programa NBA Cares donde los equipos ayudan a los más desfavorecidos y alegran y motivan a gente cuya situación dista mucho de ser idónea. Hace unos años la NBA suspendió de por vida a Donald Sterling presidente de los Clippers en aquel momento por sus comentarios racistas y trasladó la sede del próximo All-Star de Charlotte a Nueva Orleans por la ley del estado de Carolina del Norte que discrimina a los homosexuales, bisexuales y transexuales. En ambas decisiones primaron los valores de la integración por encima de los intereses económicos. Con lo cual podríamos llegar a la conclusión de que la NBA es un espectáculo gracias al espectacular marketing que tiene: venta de camisetas, derechos televisivos, partidos de pretemporada por cualquier parte del mundo, donde llenan pabellones tras estadio sin importar el país o las franquicias que jueguen el encuentro. Pero por el camino ha conseguido preservar los valores del deporte con la integración de los más desfavorecidos mediante la creación de las escuelas NBA en África, el programa NBA Cares y sus sanciones ejemplares ante cualquier comportamiento fuera de lugar.


La liga de los retirados

H

por Gonzalo López

ace semanas el rapero Ice Cube sorprendía a propios y extraños anunciando la creación de la ‘Big 3’. Se trata de la nueva liga de baloncesto 3x3 que el de la West Coast ha impulsado y que contará con algunas de las últimas estrellas retiradas de la NBA. Con Roger Mason Jr. como comisionado y Allen Iverson, Chauncey Billups, Jermanie O’Neal, Rashard Lewis, Kenyon Martin y “Chocolate Blanco” Williams sobre el parqué, el polifacético músico pretende relanzar esta modalidad. Desde el 24 de junio y hasta mediados de agosto, la Big 3 comenzará su gira por distintas ciudades de los EEUU.


La ocurrencia de poner en marcha una liga de baloncesto 3x3 profesional tiene dos resultados posibles: ser un éxito o una quimera sin futuro a medio y largo plazo. Poder contar con estrellas recientemente retiradas desde el inicio genera la suficiente expectación como para atraer al gran público, ¿quién no quiere ver enchufar a Iverson de nuevo? La elección del verano supone un nuevo acierto, evitando así que otras competiciones baloncestísticas puedan eclipsarla. Incluso el hecho de convertir la liga en una gira ambulante ayuda a dar a conocer este nuevo proyecto. Presumiblemente, la esponsorización de la competición no será problema, al igual que el soporte económico.

En el lado opuesto de la balanza, la capacidad de Ice Cube para rentabilizar televisivamente los derechos de la Big 3 será determinante en el porvenir de esta. Debe llegar al gran público. Además, deberá afrontar la dificultad de responder a las expectativas que genere entre los fans. Desde luego, el atractivo es difícilmente mejorable, pero eso mismo que los pone en el foco de todas las miradas, puede ser también lo que los sitúe en el ojo del huracán si el espectáculo no está a la altura. La idea, y la puesta en marcha de la iniciativa son prácticamente inmejorables. La duda que queda en el aire es la de si los aficionados precisan de esta competición, o si por el contrario, es prescindible. Por lo pronto tienen toda nuestra atención, y las entradas para la gira no durarán mucho en las taquillas. Ice Cube ya ha hecho, en cierto modo, historia del baloncesto, queda por ver si se trata de un nuevo capítulo en el libro o si por el contrario no pasa de ser un pequeño pie de página.


LA COPA DE S.M. LA REINA VUELVE A CATALUÑA Firma invitada por Virginia Algora os próximos días 10, 11 y 12 de enero se disputará la LV Copa de S.M. La Reina de Baloncesto Femenino en la ciudad de Girona.

L

Dos eran las sedes que habían presentado la solicitud ante la Federación Española, una la ciudad de Girona cuyo equipo, el Spar Citylift Girona, lleva varias temporadas siendo el mayor azote para Perfumerías Avenida, el más grande de todos los clubes de LF. La otra ciudad Salamanca, cuyo equipo, Perfumerías Avenida, lleva años como máximo exponente del baloncesto femenino español. El club salmantino cumple esta temporada sus primeros 25 años de historia, por lo que todo hacía presagiar que recaería sobre sus hombros el peso, o en este caso el regalo, de organizar la Copa. Son, sin discusión, el mejor equipo en activo de nuestro panorama baloncestístico. Cuatro veces campeón de Liga y nueve veces finalista. Cinco veces campeón de Copa y seis veces subcampeón. Seis veces campeón de la Supercopa Española y cinco veces subcampeón. Una vez campeón de la Supercopa de Europa y por último, una vez campeón de Europa y otra subcampeón. Sin duda, el organizar la Copa de S.M La Reina de esta temporada, hubiese sido para ellos un bonito evento con el que poder celebrar esos 25 años de historia.


Y todo parecía que iba a ser así hasta que llegó Uni Girona y le dio un vuelco a todo. Presentó una candidatura con una Copa de 6 equipos (lejos de la Copa de 8 que tanto gusta a los aficionados, pero mucho mejor que la de 4 que apenas dura un suspiro y tiene pocos alicientes) Junto a la posibilidad de ampliar a seis los equipos, Uni Girona fue más allá, se haría cargo de parte del desplazamiento de los equipos y de su estancia en Girona y proponía además la celebración de una MiniCopa para los equipos infantiles de los seis

clubes clasificados. Ante una candidatura tan atractiva (sobre todo en términos económicos para la FEB) finalmente Girona fue la ciudad seleccionada para albergar la Copa de S.M. La Reina esta temporada. Una Copa que vuelve a Cataluña 30 años después de la edición que se celebró en Tortosa y que cuenta con un dato curioso que apenas los más añejos en el baloncesto femenino podrán saber. La final la jugaron el Tortosa y el Real Canoe de Madrid. Fueron las catalanas las que se alzaron con el triunfo por un ajustado 69-67. En las filas del Tortosa destacaban figuras como Rosa Castillo (23 puntos en la final), Llop, Zapata o Anna Junyer, mientras que por las madrileñas Carolina Mújica, Wonny Geuer, Teté Ruiz-Paz o Mónica Messa empezaban a escribir sus nombres como leyendas de nuestro baloncesto. Precisamente estas dos últimas, Teté Ruiz-Paz y nuestra olímpica en Barcelona’92 y Campeona de Europa en 1993, Mónica Messa, volverán a Cataluña 30 años después a disputar una Copa. En este caso la MiniCopa, pues las veteranas jugadoras internacionales son las entrenadoras del equipo infantil del C.D. CREF de Madrid.


una Minicopa masculina… ¡y femenina!

Firma invitada

por Irlentz Quiñones a gran fiesta del baloncesto infantil, además de la habitual Minicopa masculina, gozará por primera vez de una edición

L

femenina que se disputará en Girona. Qué gran noticia. Ya era hora. Por fin las chicas también tendrán su MiniCopa. Todo aquél que se pase del 10 al 12 de febrero por las localidades catalanas de Sarriá de Ter, Sant Julià de Ramis, Pont Major y/o Girona, podrá disfrutar de las mayores promesas del baloncesto nacional femenino compitiendo de forma paralela a la Copa de la Reina.

Gasteiz. Febrero es mes de basket y los más jóvenes no faltarán a su cita, que este año además llega con el estreno del torneo femenino. Ojalá ambos géneros tengan la misma repercusión mediática. Porque ellas también lo merecen. Los 12 equipos, repartidos en tres grupos, disputarán tres jornadas para establecer una clasificación general única juntando a todos los participantes. Los cuatro primeros disputarán las semifinales y el domingo, día 12, la gran final se vivirá en el Pabellón Fontajau de Girona. Los MiniCopa masculina, por su parte, tendrá lugar en Vitoria-Gasteiz del 16 al 19 de febrero tras la fase previa celebrada en Fuenlabrada y Madrid a finales de octubre, donde se conoció el nombre de los equipos que acompañarían a Baskonia, anfitrión, y Real Madrid, vigente campeón. La novedad de esta 14ª edición será la disputa de unas semifinales que medirán a los dos primeros clasificados de cada grupo de forma cruzada, de tal manera que el torneo pasa a tener cuatro días de competición en lugar de los tres que venía teniendo en años anteriores.


¿Rookies en el all star?

D

por Pablo Lamiran

esde el año 1980, tan sólo 18 rookies han sido seleccionados para disputar un All Star, y sólo 6 han sido titulares desde ese año. Esta temporada pensábamos que, con el rookie camerunés Joel Embiid, selección 3 del draft 2014 pero debutante este curso en la liga, podía repetirse la situación. La curiosidad de esta escena, más allá de su extraordinario juego con el tiempo restringido, es que el pívot tiene a la cantante de Barbados Rihanna como amor platónico, y esta aseguró que tendría una cita con él si le veíamos el domingo noche en Nueva Orleans vestido de corto, lástima que finalmente, todo apunta que no veremos esta curiosa quedada.


Está claro que los aficionados juegan un papel muy importante en esta decisión, y esto se demuestra en casos como el del gigante chino Yao Ming, jugador que en sus primeros partidos fue un total pufo, incluso llegando a hacer prometer al gordo Barkley que si el recién entrado en el Hall Of Fame superaba ese mismo año los 19 puntos en un encuentro, le besaría los glúteos a un burro. Ming no tardó en superar estas cifras, y Charles se vio obligado a cumplir su promesa. Momentos como este hicieron de La Gran Muralla un jugador totalmente aclamado por los fans, viéndose reflejado en su participación en el juego de las estrellas disputado en Filadelfia el año 2002. En esta lista común es ver a fulgurantes estrellas que han marcado un antes y un después en la liga, pero entre estos nombres se cuela un completo desconocido; Kelly Tripucka, jugador nativo de Nueva Jersey que fue seleccionado en el número 12 del Draft por los Detroit Pistons y promedió a lo largo de su carrera un total de 17’2 puntos, 3’8 rebotes, 3 asistencias y 1 robo, números bastante discretos, aunque en la 81-82, su año de novato, rozó los 22 tantos y sobrepasó las 5 capturas. La recompensa de disputar un partido de las estrellas es algo que ningún jugador puede rechazar, y menos en tu primer año como profesional, pero las lesiones le jugaron una mala pasada al dominante pívot de orígenes jamaicanos Patrick Ewing, que vería truncada su oportunidad de ser estelar en su primer año profesional. Pero los 11 All Star que disputaría más tarde seguro que le ahogarían las penas. Año 1981. Ningún novato en la liga destaca lo suficiente como para ser titular en el partido de estelares, pero el año pasado a ese ya hubieron suficientes, con Bill Cartwright y el que sería el mejor duelo de jugadores de la historia, el legendario playmaker Earving “Magic” Johnson y el alero triplista Larry Bird. Pero no solo esto, es que en el 1982, el desconocido del que ya hemos hablado previamente, Tripucka, el Bad Boy Isiah Thomas y el jugador, por entonces, de los New Jersey Nets Buck Williams también disputarían el partido de las estrellas ese año, y ambos partidos ostentan con los tres que hemos dicho previamente. Desde el 2011, con el Clipper Blake Griffin, que disputó hasta 3 eventos en ese mismo All Star Weekend, nadie disputa un partido de las estrellas en su primer año en la NBA. ¿Quién seguirá al dunker?


Kyle korver: adn puro Cleveland cavaliers

por Juanma Moreno

C

omo si de aquel triple de Irving en el Oracle se tratara, ha caido Kyle Korver en el equipo de Cleveland. El actual campeón se ha reforzado con un jugador que encaja a la perfección en un sistema de juego que, con Lebron como eje principal, Lue ha tejido minuciosamente y que mostró su potencial en la pasada temporada. Pero, ¿cómo puede mejorar Korver a los Cleveland Cavaliers? Lebron James y Kyrie Irving son los principales (y casi únicos) generadores con los que cuenta la plantilla de los Cavs, pero sobre todo son dos de los mejores jugadores de la liga penetrando a canasta. El principal factor que beneficia esta característica es sin duda el espacio. Generar espacio en ataque es fundamental para entender el sistema juego que Lue ha construido desde que está en el cargo. Para ello, se puede contar con pívots móviles que permitan jugar formatos de ‘small-ball’, pero sobre todo, la principal clave es fijar defensores en las esquinas que permitan abrir el campo. Y los Cavs cuentan con los mejores en este último aspecto. Channing Frye está tirando con un 62,5% desde la esquina derecha y Kyle Korver lo está haciendo desde la esquina izquierda con un 56,3% de efectividad, que sumados a Jefferson, Love, o el lesionado JR Smith


ejemplifican a la perfección ese tipo de jugador que genera espacio en la zona fijando sus marcas. Forman así un elenco de tiradores que estructuran el tipo de plantilla que Lebron ha preferido durante toda su carrera. De forma más gráfica, un defensor se pensará dos veces hacer la ayuda a una penetración de Irving o James si los Cavs tienen en la esquina a Kyle Korver, que fija su defensor, generando el espacio en la zona para un ‘1vs1 limpio’, sin ayudas, justo donde estos dos jugadores son élite mundial. De otro modo, si el jugador que defiende a Korver decide buscar la ayuda o el 2vs1, el espacio generado será en la esquina, que contando con Lebron -uno de los mejores de la historia invirtiendo el balón al lado débil-, permitirá al tirador levantarse sin casi oposición. Asi pues, se entiende que la generación de espacios -en zona o esquina-, será el pilar base sobre el que se construirá una gran parte del sistema de estos Cavs. Pero Kyle Korver no pasará su periplo en Ohio ocupando el rincón de la pista. Al igual que hacía en Atlanta (y en todos los equipos que ha estado), tendrá jugadas preparadas para él, donde tras pasar un ‘carretón’ de bloqueos ciegos podrá recibir en carrera, sin oposición o con un desajuste producido en los cambios de defensa de los bloqueos. Premio seguro. El mayor handicap que se puede encontrar en la presencia de Korver en pista es su defensa. Durante su carrera NBA nunca ha sido un excelso defensor debido en parte a su falta de físico. A pesar de ello, Budenholzer decía de él que: “su esfuerzo atrás es superior al 100%, sus fallos son debidos a excesos de ayudas a sus compañeros”. Quedará por ver como es su adaptación a la ciudad, al equipo y a los sistemas de Lue, pero a priori, Kyle Korver es ADN puro de estos Cleveland Cavaliers.


¡EN MI CASA NO! N

os queda una vuelta entera. Este es el primer partido en casa. Por aquí pasarán muchos equipos. Tenéis que tenerlo claro: nadie se va a ir de aquí de rositas, nunca van a tener un partido fácil. El esfuerzo no es negociable. Esto va a ser un infierno para ellos. O ganamos o se van jodidos, teniendo que sufrir hasta el final.

opuestas: juego rápido, presión, paciencia para aprovechar nuestras ventajas. La última arenga antes del salto inicial sigue en la misma dirección: nuestro juego, nuestras sensaciones, nuestros compañeros; lo que podemos controlar nos hará fuertes.

El comienzo del partido no nos es favorable. Intercambiamos canastas, pero caemos en los Gritos, aplausos, manos el centro. El consabido errores que no debemos cometer. Nos precipitamos grito antes de salir del vestuario. No es un en ataque, nos enredamos en protestas a los árbitros partido fácil; marchamos undécimos en una y obtienen una pequeña ventaja. El tiempo muerto liga de catorce, empatados con el último es inminente. equipo que desciende. Comenzamos el calentamiento, la rutina de todos los partidos. ¡Estáis jugando el partido que ellos quieren! ¡No El equipo rival no está siquiera en pista. podemos permitirnos lanzar al primer pase! Tenéis Llegan diez minutos antes del comienzo. Es que tener paciencia contra la zona, mover el balón un equipo experto, saben lo que se hacen. para que se cansen. Lanza un par de tiros desde sus posiciones favoritas, estiran cada uno por su cuenta. Toca apretar los dientes. Sigue el encuentro. Gracias Poco más. Son un equipo duro, veteranos a arrebatos solistas nos mantenernos por detrás a de mil batallas que se conocen todos y cada una distancia prudencial. En el segundo nos vamos uno de los trucos habidos y por haber en una del partido, desquiciados por su juego y el arbitraje. cancha de baloncesto. Marcarán un ritmo Protestamos de más y llega la técnica. Toca otro lento, defenderán en zona, serán duros para tiempo muerto para infundir tranquilidad, pare sacarnos del partido. Llevamos una semana relajar cabezas y corazones acelerados, para ajustar preparándonos para luchar con las armas aspectos tácticos. Conseguimos ponernos a 1 a

por Luis Sáez pocos minutos del descanso. Pero de nuevo encadenamos errores infantiles –tiros fáciles errados, 2+1 estúpidos, falta en medio campo con el reloj a 0– y al descanso llegamos 8 abajo. Toca volver al vestuario. Cabizbajos, impotentes. Salvo uno. Se trata de una cuestión de orgullo. De jugar con la cabeza alta. De ser intensos, de no dejarse avasallar. ¡Es lo que ellos quieren! Han entendido de qué va esto: están permitiendo contactos y están usándolos, nosotros no. Tenemos que igualarles en todo eso. Que no jueguen cómodos, que se agobien. ¡Hay que apretarles! Este partido solo lo vamos a poder luchar así: trabajando, luchando hasta el final. ¡Salimos fuertes ahora, desde el principio, no les damos respiro! ¡Va!


V

olvemos a pista sin apenas tiempo para calentar. Algún tiro rápido, algún consejo individual, un par de indicaciones tácticas y volvemos al juego. Algo ha cambiado. No se nota en el marcador, pero sí en pequeños detalles. Lo que antes eran facilidades en defensa ahora es intensidad. Donde antes había protestas ahora hay desafíos. Ellos comienzan a ofuscarse, a sobrepasar la delgada línea entre jugar duro y jugar sucio. Nosotros, hay que reconocerlo, les vamos a la par. La dinámica nos favorece y empezamos a limar puntos. Jugadores desaparecidos hasta ahora anotan, aunque sea a cuentagotas.

calma, saben jugar sus opciones. Paran el partido. Sacan faltas, poco a poco reducen la diferencia. Llegamos al último minuto con todo por decidir. Entramos en la rueda del tiro libre, que termina con, a falta de 7 segundos, empate en el marcador y balón nuestro. Tiempo muerto, habrá saque en campo de ataque. Ahí está la pizarra. Marca de manera certera las posiciones, dibuja los movimientos a seguir. Delimita la responsabilidad de cada jugador. Van a pista. El árbitro da el balón. Y es en ese momento donde se sublima la táctica y la lectura realizada, donde se conjugan las directrices y lo que se debe jugar. Llega el primer pase. Sale el bloqueo indirecto. El jugador elegido recibe con ventaja. Un bote hacia dentro. Una finta. Un tiro que vuela. El balón da en el aro una, dos veces. Cae suavemente en la red. Queda un segundo y medio. Dos arriba. Su tiro a la desesperada no entra.

El tercer cuarto se convierte en una batalla de trincheras, se lucha posición por posición. Cuando finaliza ambos equipos estamos magullados y doloridos. Pero hay miradas de determinación, hay dientes apretados y mucho tiempo por jugar. Nuevos apuntes, Éxtasis. Nos lanzamos sobre el autor de la canasta nuevas directrices: es momento de ir a por el decisiva, tras lo que damos la mano al otro equipo que, deportivamente, acepta la derrota. Volvemos partido. al banquillo. Zarandeamos al entrenador, Salimos en tromba en el último cuarto, como reconocemos su mérito. Todos. No es solo la si todo el baloncesto que no habíamos podido última jugada, es el espíritu infundido. Última jugar surgiese ahora. Manos rápidas en conversación antes de ir al vestuario. defensa, brazos interminables en el rebote, piernas frescas para correr. Nos vamos diez Nos ha costado entrar, hemos sufrido de más, pero arriba. Lo impensable. Pero mantienen la lo habéis conseguido.

Esto es lo que tenemos que ser toda esta segunda vuelta, sobre todo en casa: duros, compitiendo hasta el final. Ahora cambiamos el grito: a la de 3 gritamos “en mi casa no”, porque de aquí nadie se irá cómodo. ¿Va? 1, 2, 3… ¡EN MI CASA NO!

Este relato, licencias artísticas al margen, corresponde al partido jugado por el Logos Basket Sedaví B el 22 de enero. Lo ganó 68-66. Su entrenador, David Amorós, fallecía pocas horas después debido a una insuficiencia cardíaca. Sirva este texto como homenaje a su memoria. Sus jugadores no lo olvidamos.


E

La revolución triple-doble ya está aquí

por Javier Mendoza

n efecto. Ya está aquí. La revolución del triple-doble ha llegado a la NBA, y parece que lo hace para quedarse. Fenómenos extraterrestres aparte, como son la temporada de Russell Westbrook y James Harden, la NBA está ante una muy atípica temporada en lo que a triplesdobles se refiere. Todavía con casi media temporada por delante, sumamos ya un total de 59 triples-dobles esta temporada: Russell Westbrook (24); James Harden (14); LeBron James (5); Draymond Green (3); Giannis Antetokounmpo, Julius Randle (2); Paul, Rondo, Marc, Frazier, Batum, Towns, Durant, Brogdon, Cousins (1). Como os comentaba. La NBA está viviendo una auténtica revolución. Si ya os hablé hace no mucho del cambio y el impacto que supone la evolución del triple en esta “nueva” NBA, el gráfico que presento a continuación refleja a la perfección cómo la evolución del triple-doble desde la temporada 2011-12 hasta esta misma temporada, parece no tener techo:


En principio siempre se ha interpretado conseguir un triple-doble como realizar un gran partido, o al menos un partido muy completo. Pero el mismo hecho que me lleva a escribir este artículo, la frequencia con la que estamos viendo durante este último año un triple-doble, lo está empezando a convertir en algo menos excepcional de lo que siempre había sido, y además, cada vez más, en el centro de las críticas. Por qué digo esto... Cuando tienes tantos seguidores en Twitter, aparte de ser un verdadero orgullo y un gusto el poder entrar y tener notificaciones y gente con la que hablar de lo que te gusta, también supone leer la opinión de muchas personas. Y os aseguro, que hay gente harta de criticar a Russell Westbrook. ¿Cómo se puede criticar a un jugador que está haciendo algo tan histórico como promediar un triple-doble con comentarios tan absurdos como “es que le dejan coger los rebotes” ? Si Westbrook ya logró la temporada pasada la mejor marca de triples-dobles de los últimos 30 años (18), a estas alturas de temporada puede presumir de haber conseguido ya 24 y de estar pulverizando récords históricos. Westbrook va camino de marcas que no se lograban desde hace 60 años. Su evolución es el claro reflejo de la revolución del triple-doble en la NBA, y la marcha de Durant ha sido el colofón para disfrutar de su explosión definitiva:


Aunque actualmente sólo lo haga Westbrook, promediar un triple-doble no me parecería ninguna locura para varios jugadores de la NBA (veáse James Harden, LeBron James, Giannis Antetokounmpo, Draymond Green...), y esto si es una novedad. Aquí es donde llega la verdadera revolución. Los jugadores polivalentes copan la NBA. Y no sabemos, y probablemente nunca sepamos, si es A lo que provoca B o si es B el causante de A, pero desde luego la evolución del triple y la revolución de los triples-dobles son historias paralelas en el desarrollo de los nuevos sistemas de juego.

por Javier Pérez

Los equipos rápidos y ofensivos toman el control de la liga ante los cada vez más reducidos equipos lentos y defensivos. El juego ofensivo potencia las estadísticas, se suman más puntos, se reparten más asistencias, se consiguen más rebotes (se fallan más tiros). Se consiguen más triples-dobles. La dinámica ‘Warrior’ se está convirtiendo en tendencia (y en una bendición) para equipos como Rockets y jugadores como Westbrook. Entre 3 de los equipos más rápidos de la liga (2º Warriors, 4º Rockets, 6º Thunder) suman 42 de los 59 triples-dobles de esta temporada (71%). Evidentemente un triple-doble no deja de ser una estadística más, pero si logramos ver más allá de los números, nos daremos cuenta de que son un fiel reflejo de la nueva situación que vive la NBA. El denominado small ball, que tan de moda está, es la evidencia más grande de ello. Ya no hacen falta jugadores altos, no necesitas a un siete pies para cerrar el rebote. Puedes jugar con un alero de 5, y sino ya tenéis ahí el sistema de elección del All-Star para demostrároslo. Y cual pescadilla que se muerde la cola, el small ball que los Warriors llevaron a su máximo esplendor durante la temporada 2014-15, es cada vez más un denominador común en muchos equipos de la liga, lo que reduce la desventaja de este sistema de juego ante los pivots dominantes y lo hace aún más poderoso.


Editor jefe y responsable de SoloTriples MGZ: ร“scar Sรกnchez

director de solotriples.com: Javier Mendoza

www.solotriples.com


RED SOLOTRIPLES ..............

S o l o Tr i p l e s . c o m

S o l o Tr i p l e s . c o m / m g z

S o l o Tr i p l e s . c o m / p o d c a s t

U C A M M u r c i a . S o l o Tr i p l e s . c o m

e s t a d i s t i c a s N B A . S o l o Tr i p l e s . c o m


005 - SoloTriples MGZ