Page 1

@jlaplaza® Jabones caseros

Capítulo 1:

Una pequeña reseña histórica Los orígenes de la limpieza persona data de la prehistoria, ya que el agua es esencial para la vida, al menos se sacaban el barro y polvo con ella. En la antigua Babilonia, 2.800 A.C. se encontraron unas inscripciones que decían que hervían cenizas con grasas, lo cual es un método de hacer jabón. Estos materiales los usaban luego como ayuda en sus peinados. Los egipcios, (documentado 1.500 A.C.), por otra parte se bañaban regularmente utilizando un proceso parecido, para tratar enfermedades de la piel, tanto como por limpieza personal. Por esa misma época, Moisés daba a los israelitas leyes que gobernaban el aseo personal, tanto para la salud como para purificación religiosa. Los griegos, aunque no usaban jabón propiamente tal, se limpiaban con arcilla, cenizas y piedra pómez. Untaban sus cuerpos con aceites, y lavaban su ropa con agua en los arroyos.


El jabón tomó su nombre, de acuerdo a una antigua leyenda romana, del Monte Sapo, (saponificación, soap), donde sacrificaban sus animales. La lluvia lavaba una mezcla de grasa derretida y cenizas de madera al suelo arcilloso del río Tíber, donde las mujeres encontraron que esta mezcla hacía que su lavado fuese mucho más fácil. Los germanos y galos también se atribuyen el descubrimiento del jabón. Los romanos, como civilización avanzada, se daban largos baños, muy populares, y lujosos. Un médico griego, Galeno, en el segundo siglo de nuestra era cristiana, recomendaba su uso para propósitos medicinales y de limpieza. En la Edad Media, este procedimiento decayó, y sobrevinieron las grandes pestes. No fue hasta el siglo 17 que el baño cobró nuevas fuerzas en Europa. El procedimiento de hacer jabón se mantenía secretamente en los monasterios desde el siglo VII, y gradualmente se usó tanto para el afeitado, para hacer champú, y lavar la ropa. Italia, España y Francia fueron los primeros centros de producción masiva del jabón, en el siglo XII, pero los impuestos eran muy altos, por lo que pocas personas los utilizaban. Muchos químicos desarrollaron diversas técnicas para elaborar jabón, en forma industrial, y en las colonias americanas se usaba grasa animal y ceniza, para fabricar un jabón casero de mala calidad, pero servía para los propósitos de limpieza personal y de las prendas de vestir. La primera guerra mundial, cuando la grasa escaseaba, llevó a los químicos a usar sustancias sintéticas, lo que actualmente conocemos como detergentes, que se combina con sales minerales y produce sustancias indeseables que contaminan nuestro ambiente. Como fosfatos, surfactantes, derivados del petróleo, que hasta la actualidad encontramos en detergentes y jabones comerciales, combinados o no con jabón, como blanqueadores, enzimas, ablandadores, y jeles químicos. Los jabones comerciales los hemos utilizado por décadas, no vemos la razón por la cual debemos molestarnos en hacer jabones caseros. ¿La razón?, si bien es cierto que contienen grasas animales, a los cuales se les agrega sal común (NaCl) para separar la glicerina (tan beneficiosa para nuestra piel). Son compactados, con fragancias artificiales, y se les agregan muchos productos químicos, (ver anexo de sustancias peligrosas para la salud en otro informativo), fosfatos, y otros agentes para lograr una mayor cantidad de espuma como sodio lauril sulfato, colofina, aceite de pino, y ácidos nafténicos, a un bajo costo.


Además de ser bastante rápidos de hacer, los fabricaremos con aceites conocidos, beneficiosos para nuestra piel, en un proceso denominado saponificación, en el cual no retiraremos la tan preciada glicerina, con aromas naturales, sin agentes externos, que puedan afectar nuestra salud. Capítulo 2:

Materiales y precauciones necesarias Usaremos un delantal de mangas largas -

Protección para nuestros ojos (pueden ser gafas u otros)

-

Guantes de látex

Utensilios de madera (una cuchara de madera, exclusiva para esta labor) Una balanza de cocina la cual podamos calibrar, y una de mayor precisión para otros productos. Una batería de cocina , indispensablemente de acero inoxidable (NUNCA de aluminio, hierro, zinc u otro metal) En lo posible un termómetro de alcohol, que tenga un rango amplio (no usar de mercurio) Utensilios de plástico, como cucharas para medir, envases, y otros que nos servirán como moldes. Una batidora eléctrica de mano, (de las usadas para hacer puré de bebés) Muchos repasadores o paños de cocina, ustedes mism@s se darán cuenta. -

Aceites y/o grasas animales y vegetales

- Soda cáustica pura, (Na(OH)), y para jabones líquidos potasa cáustica (K(OH)). Se puede conseguir en una ferretería, (asegurándonos de su pureza, no es aconsejable la destinada a asuntos de plomería) o bien de algún laboratorio químico. - Aceites esenciales, en lo posible no fragancias, por si queremos aromatizar nuestros jabones - Colorantes naturales, no usar los de grado alimenticio, solubles en agua, (ver colorantes)


-Un lugar MUY seguro para guardar nuestro materiales, (con especial énfasis en la soda o potasa cáustica), lejos del alcance de niños, animales o personas curiosas. -Siempre mantener cerca vinagre por posibles salpicaduras del material cáustico. -Un estante aislado de las temperaturas extremas, mientras "curamos" el jabón. -El mejor lugar para prepararlos, es la cocina, una vez que ha terminado de utilizarla para preparar alimentos. Todos estos cuidados deben ser observados cuidadosamente.

Capítulo 3:

Preparaciones Preparación de las grasas animales Son una buena opción para fabricar jabones, si está dispuest@ a hacer las cosas un poco más difíciles.


Obtener grasa de buena calidad, de vacuno (la mejor es la que cubre los riñones o "riñonada"), cerdo, ave, cordero, u otro animal o si así lo prefiere, juntar el aceite que usó para freír algún alimento, (en mi caso, los evito, ya que el sobrecalentamiento produce sustancias cancerígenas). Este es un proceso tedioso pero a la larga, muy económico. (Personalmente evitaba las grasas animales, en un comienzo, pero producen muy buen jabón). Yo las compro a fabricantes de esta materia prima para la fabricación de productos de panadería. Procedimiento: Por cada cinco kilos de grasa, añada una cucharada de soda cáustica, y agua (simplemente de la llave) que la cubra dos veces en volumen. Cubra y hierva por una hora revolviendo de vez en cuando, algunas personas agregan una papa pelada cruda. Saque del fuego, y cuando deje de hervir, añada un litro de agua helada, por cada 5 litros de su mezcla. Esta agua precipitará cualquier sustancia extraña. La grasa sube, y se endurece, en este paso es recomendable sacarla con cuidado y ayuda de un cucharón, y pasarla por un paño antes que ésta endurezca (algunas personas no encuentran este paso necesario). Si nota que aún tiene impurezas, o los aceites usados estaban muy rancios, debe volver a repetir el proceso. No olvide que está trabajando con altas temperaturas, por lo que debe trabajar con cautela, por su seguridad y quienes puedan ser curios@s. Muchos carniceros o mataderos venden estos recortes a muy bajo precio, por lo que a pesar de todo es una buena inversión, ya que el rendimiento es alto. En el caso que deba ir juntando esta grasa, no olvide de mantenerla en lo posible en el congelador. Esta olla es probable que deba usarla tan sólo para este proceso. Debo advertirle que el proceso en sí, puede oler desagradable, por lo que recomiendo hacerlo un día que se encuentre de buen humor, o bien en pequeñas cantidades (Debo agregar que algunas personas usan Mentholatum o Vick, una sustancia alcanforada, en sus narices). En mi caso personal, prefiero los aceites vegetales, ya que las grasas animales, como las nuestras, contienen altos niveles de hormonas, y otras sustancias con las que fueron alimentados, y se acumulan en ellas. QUÍMICA Los ácidos grasos son de cadenas hidrofóbicas, que en uno de sus extremos poseen un grupo ácido, CH3-CH2..........COOH. Este último átomo de hidrógeno, reacciona con el sodio, del Na(OH), o hidróxido de sodio, produciendo la saponificación que es una sal de grasa con sodio. El grado de saturación de estos ácidos (in-, mono-, poli-insaturados) depende de la naturaleza del aceite, es decir reemplazan un átomo de hidrógeno por un doble o triple enlace. La glicerina por su parte es un alcohol tricarboxílico con tres grupos -OH que reaccionan con el sodio de la soda cáustica. Cuánto más largas sean las cadenas, las grasas son más sólidas. La tabla de saponificación que se adjunta, proviene del estudio de los diferentes ácidos grasos y glicerina, en la cual se calcula que cada átomo de hidrógeno liberado reacciona con un átomo de sodio.


PRECAUCIONES AL USAR LA SODA CÁUSTICA Ésta es una base muy fuerte, que reacciona con la piel, dejando heridas difíciles de sanar. NO olvide usar guantes de látex y anteojos para su manipulación. Debe guardarse en un lugar fresco y bien tapada ya que absorbe humedad del ambiente. No use utensilios que no sean de vidrio, plástico, madera, para su manipulación. Reitero que debe ser especialmente guardada en un lugar donde los niños o animales no tengan acceso. En todo caso, advertir a los menores de su extrema toxicidad si es ingerida, o usada con las manos. Sentirá rápidamente que su solución es "jabonosa", es decir, reacciona con su piel por lo que deberá tener vinagre cerca por si esto sucede. Si salpica su delantal, no se preocupe, nada sucederá. La escala de acidez-basicidad va de 0-14. En condiciones normales, el agua posee un pH de alrededor de 6.5, por el CO2 disuelto en ella. Aunque en casos químicos se le asigna un pH de 7, es decir neutro. ¿Qué es pH? , es la medida de acidez-basicidad de una solución ( pH= -log (H+)). Así como es fácil distinguir un ácido, las bases poseen un sabor amargo. (NO lo compruebe)

Capítulo 4:

¿Preparemos jabón? Es decir saponificaremos nuestros aceites y/o grasas. El método que voy a describir es el denominado proceso en frío, ya que es el más simple, y lograremos en forma casera un producto de mejor calidad. A continuación incluiré una tabla con los valores de saponificación, consistencia, espuma acondicionamiento para nuestra piel, y de yodo presente. Este último es muy importante, ya que menor cantidad posea nuestra grasa/aceite, nos dará una barra más dura. (También hablaremos de jabones líquidos más adelante). Puede comprar sus aceites en el supermercado, y si no encuentra soda cáustica, busque en una ferretería, se usa para destapar cañerías, pero que sea pura.


Estos dos últimos, deben ser usados cuidadosamente, para endurecer una barra que proporcionan una barra blanda, no obstante es aconsejable no usar más del 3-5% de la fórmula o tendrá problemas en el cuajado demasiado rápido. También ayudan a una espuma duradera. Actualmente se utiliza disminuir la soda cáustica en un 5-8% para crear un jabón con propiedades más emolientes, o bien agregar luego de la traza (ya explicaremos más


adelante) unos pocos gramos extra de aceite, para añadir mayor poder emoliente a su jabón. Este proceso se realiza actualmente como una práctica común.

Capítulo 5:

Calcular CALCULAR LA SODA CÁUSTICA Es un simple proceso de multiplicación, y sumas. Calculamos los aceites a usar, en gramos. (Usando nuestra pesa de cocina) cada uno por separado. Pensando en qué queremos, una barra dura, espuma, nutrición, y multiplicamos cada aceite por su valor sap, que es su valor de saponificación. Luego sumamos estas cantidades y ésa es la cantidad de soda cáustica que debemos usar. Ejemplo, 300 gr de aceite de oliva y 500 gr de aceite de coco. 300* 0,134= 40,2 500* 0,178= 89, sumando, 40,2 + 89 = 129,2 gr de soda cáustica, tratando de ser lo más exactos posibles en esta cantidad, para lo cual usaremos en lo posible una balanza más exacta. No calcular en volumen, ya que por ejemplo un litro de aceite de coco, pesa 900 gr. IMPORTANTE: El agua que utilicemos para disolver esta sosa, debe necesariamente ser pura, no de la llave ni agua mineral. He tenido muy buenos resultados con agua Benedictino y DuFour. En su país tendrá otras marcas comerciales. CALCULAR LA CANTIDAD DE AGUA Ésta debe ser 1/3 de los aceites utilizados, también en gramos, en el ejemplo anterior son 800 gr. de aceites, por lo que utilizaremos 267 gr. de agua. No rebajar esta cantidad de agua. Agregar la sosa al agua, nunca a la inversa, ya que la reacción que se produce es exotérmica, es decir produce mucho calor, y puede producir salpicaduras indeseables. Esto debe ser llevado a cabo en un envase plástico resistente, en mi caso uso un recipiente de medir pyrex que puede encontrar en cualquier tienda de departamentos. En este momento, no olvidar tener el vinagre a mano, los ojos protegidos y alejarse de la solución, porque produce vapores asfixiantes. Las manos con guantes, procederemos a revolver rápidamente la solución agua-sosa, con la cuchara de madera para evitar una porción de sosa no disuelta. En el caso de usar leche en vez de agua, la proporción será de ½ de los aceites/grasas utilizadas.


Los aceites los calentaremos a baño maría a unos 50 C y esperaremos que la solución anterior baje su temperatura a unos 60C. No olvidemos que en muchos casos debemos disolver las mantecas, cera de abejas, y algún sólido, como ácido esteárico, en los otros aceites, siempre a baño maría (doble hervidor, es decir sobre otra olla con agua hirviendo en su interior, nunca directamente al fuego), evitando que hiervan. En este caso también esperaremos a que su temperatura alcance los 50C. En algunos casos, podemos efectuar una mezcla de agua-leche no mayor de 1/2-1/2, o bien nuestra agua puede ser una infusión de hierbas, 1/4-3/4 taza de hierbas por cada medio kilo de aceites.(Nunca olvidemos que el agua debe ser pura). No es conveniente reducir la cantidad de líquido, ya que podría quedar sosa sin reaccionar adecuadamente. Las ollas que se utilicen, vuelvo sobre el punto, deben ser de acero inoxidable, ya que las esmaltadas podrían tener pequeñísimas salpicaduras las cuales podrían reaccionar con la sosa de nuestro jabón. Al medir la temperatura de ambos compuestos, 50C para los aceites y 60C para la sosa, agregaremos la sosa a nuestros aceites, batiendo vigorosamente con nuestra batidora manual. Períodos cortos, para no sobrecalentar su motor, usaremos esta misma (o bien una cuchara de madera) para seguir revolviendo mientras la reacción de saponificación comienza a llevarse a cabo. Esto se nota, porque la mezcla se vuelve más espesa, y cambia de color. Esto puede producirse en unos pocos minutos o un poco más, dependiendo de los aceites/grasas utilizadas. Continuaremos batiendo hasta que el jabón alcance el punto de "traza", cómo decimos los que trabajamos haciendo nuestros jabones. En este punto, debo decirles que el jabón como todo producto en la cocina, debe hacerlo una sola persona, ya que al cambiar la "mano" puede cortarse, por lo que debe ser tratado como si estuviera haciendo un biscochuelo. Todo lo puede afectar, desde la temperatura ambiente, hasta su ánimo. NO SE PREOCUPE, nunca perderá un batch de jabón, siempre se puede arreglar (ver sección problemas). Al alcanzar el punto en el cual " se puede escribir", es decir la mezcla endurece, debe volver a revolver cuidadosamente con la cuchara de palo, este punto también se nota si deja caer un poco de esta mezcla sobre la superficie, ésta se mantiene por algún tiempo, es el punto de "traza". En este momento debe tener a mano los moldes, los colores que va a agregar, los aceites esenciales (ya hablaremos de ellos), agregarlos rápidamente revolviendo con la cuchara, y verterlo en los moldes. No utilice aquellos que son hechos para jabones de "fundir y moldear". Puede deformarlos debido a la diferente naturaleza de mezcla que estamos preparando. El color cambia considerablemente, dependiendo de los aceites utilizados. Si usamos aceite de coco y oliva, tendremos un hermoso blanco, si agregamos cera de abejas, obtendremos un color café claro, otros aceites, como el de


cáñamo pueden dar un color gris oscuro. La mantequilla o margarina, un amarillo pálido. En este momento agregaremos si deseamos, hojas secas de romero previamente, molidas en la licuadora, de menta, caléndula (que provee un hermoso color amarillo), o bien algunos colorantes naturales, o minerales colorantes, especiales para este tipo de jabones. Ver colorantes y esencias.

Capítulo 6:

Moldes Todo le puede servir como molde, desde un tubo de PVC, sí de esos azules, una caja de zapatos, juguetes viejos huecos, envases de plástico, como los de margarina, yogurt, una cajita de casettes ya sin uso, piense en la forma que tendrá su jabón, que sea fácil de tomar. No obstante el mejor molde es el que le puede fabricar con una tabla de madera cepillada, ojalá de unos 2 cm. de ancho (no aglutinada) Las medidas son simples. Para un kilo de jabón, 18 cm.* 8cm.*8 cm., ya que quedará seguramente de un alto inferior, digamos unos 5-6 cm. (medidas interiores). No olvide insistir que los clavos no pueden estar en contacto con su mezcla, ya que se arruinaría. No olvide, ya que está entusiasmada, luego de unas cuantas pruebas, que sus cajas de madera deben tener una tapa de la misma madera. Si desea hacer una mayor cantidad de jabón, aumente el largo. Modo de desmoldar: En el caso del plástico, lo debe untar con aceite, margarina, spray de cocina, como todo un bizcocho. Aísle con paños viejos, repasadores o paños de cocina, en último caso papel de periódico, su jabón. Yo uso paños de cocina viejos, porque son de algodón, muy aislantes, ya que son de géneros orgánicos (ese es otro tema del cual debo hablar) y la temperatura exterior los afecta, y reaccionar con el oxígeno del aire y ponerse "rancios", evite, agregando antes de poner en moldes 1 cucharadita de vit. E oleosa, por kilo.. En el caso de no poder ser extraídos con facilidad, coloque el jabón dentro del congelador un par de horas, y el agua condensada en las paredes facilitarán su extracción. (No efectúe esta maniobra con los jabones de "derretir y moldear", ya que son jabones netamente decorativos, hermosos de hacer, pero desgraciadamente, se utilizan aditivos derivados del petróleo y quedan poco atractivos con esta maniobra. Su período de curación es simplemente el enfriamiento y deben ser cuidadosamente envueltos en bolsas de celofán para que puedan "respirar"). Es sólo un pequeño distanciamiento, en este caso estamos hablando verdaderos jabones artesanales, para nuestra piel. Aunque muchos artesanos también los hacemos, para el baño de visitas, como decorativos, o bien si conocemos su composición, nos ahorra mucho tiempo. (Evitemos todo lo derivado del petróleo).


En el caso de las cajas de madera, o cartón (también lo he utilizado en tubos, a los cuales les fabrico un fondo de plástico, pegado firmemente con cinta tipo scotch) utilice para aislar plástico firme. En algunos mercados es posible encontrar "freezing paper", que es el más indicado, no es nuestro caso, por el momento. Es posible que un mal plástico pudiera afectar el color, no obstante yo utilizo bolsas de basura gruesas cortadas en dos tiras una que cubra el ancho, y superpuesta, otra que lo haga a lo ancho, y que sobre a cada lado, pegadas con cinta adhesiva tipo scotch tape. Evitando arrugas innecesarias. Luego de realizado este proceso cubra su jabón encima, con plástico de comida, (Europlast, u otras marcas que encuentre en el mercado), nuevamente evitando arrugas, bien estirado, en cualquier molde que escoja. El jabón se mantiene en el molde por 24-48 hrs, luego de lo cual se saca del molde, con una consistencia de queso maduro, y se corta del ancho deseado, en mi caso alrededor de 2,5-3 cm. Con un cuchillo de acero inoxidable, o bien con un nailon de hilo de pescar. En una caja de zapatos, utilizo una regla, divido, marco suavemente y corto en forma firme para que no se desvíe el corte. Si tiene la suerte de tener una caja de madera, la cosa cambia, pida una segunda caja de las mismas dimensiones anteriores pero sin los extremos. En un extremo, pida que le realicen un corte a los 3 cm., hasta un poco más abajo de la madera inferior, de manera que quepa la hoja del cuchillo, o bien el hilo de pescar, de esa manera su corte será absolutamente limpio y completo. PERÍODO DE CURACIÓN: Todo lo anterior DEBE realizarlo con guantes, ya que la saponificación completa demora alrededor de 4-6 semanas. Es decir, todavía es cáustico cuando lo desmolde. Una vez desmoldado, y cortado, guárdelo en forma ordenada, con fecha, aislado nuevamente con paños, de algodón, de lana, papel de periódico, ¡pero aíslelos! en un lugar oscuro, lejos del alcance de otras personas, gatos curiosos, niños inquietos. La curiosidad nos lleva a querer probar pronto nuestro producto, hágalo, con los guantes puestos, y goce observando lo bien que le ha resultado. Recuerde que el jabón es como el vino. Cuanto más envejece, mejor calidad.

Capítulo 7:

Colores a utilizar Blanco: dióxido de titanio


Café: Canela molida, chocolate en polvo, café molido, cera de abejas. Verde: Algas marinas, salvia, clorofila (un método fácil de obtenerla, es machacar hojas comestibles, como las del palto, cuidado con hojas de papas o tomates, pueden ser tóxicas, extraer la clorofila con acetona, filtrar con una gasa doble, y luego evaporarla en lo posible al aire libre, ya que sus vapores son contaminantes), perejil seco, menta molida, espinacas cocidas (yo uso las congeladas, y luego las muelo con la misma batidora manual). En el caso de utilizar pulpas vegetales la cantidad es poca, puede variar la consistencia de nuestro jabón. En ningún caso utilizar más de media taza de hierbas u otros por medio kilo de aceites. Naranjo: Páprika (pimentón o ají de color), polvos de curry, jugo de zanahorias, zanahorias cocidas. Rojo: Páprika, canela, pétalos de rosa roja secos y molidos, jugo de betarragas, polvo de betarragas o su pulpa cocida. Amarillo: Cúrcuma, raíz de jengibre, mostaza molida, manzanilla, caléndula. Azul: De Ultramar (azul de lavar) No es conveniente, auque debo agregar que lo he hecho, y quedan algunos colores interesantes, lápices de cera fundidos, porque algunos cambian radicalmente el color. En todo caso deberá si desea, intentarlo. Los mejores son azules, amarillos, rosado brillante, café, blanco y negro. Tampoco olvide que el color que queda su jabón será más oscuro que el que finalmente quedará. No se debe usar colorantes para velas, ni colorantes o esencias para jabones de "fundir y moldear". Perderá su dinero, y no obtendrá lo que desea. Sobre este punto, debo decir que mi sentido estético está bastante poco desarrollado, y sigo instrucciones de otros autores. Sobre este tema, hay muchas maneras de hacer más atractivos nuestros jabones. Este tema lo trataremos un poco más adelante.


Otros productos para agregar en el punto de traza, y rápidamente, son : Azúcares, dan estabilidad y cremosidad a la espuma, sobretodo en jabones de aceite de coco, tanto el azúcar común o sacarosa disuelta, como la miel, la melaza, pero debo advertirles que obtendrá un color café en su jabón. Hojas y pétalos de flores, clavos de olor cortados finamente, jengibre, piedra pómez molida (sobretodo en jabones abrasivos como para mecánicos que deben luchar contra la grasa), en fin, la gama es el límite de su imaginación. ¡Cómo mejora su presentación!. Sal,(aún la no yodada) no es recomendable, a no ser que desee preparar un jabón hecho con agua de mar, si bien puede endurecer su jabón, reseca un poco la piel, pero si lo desea, use una cucharada como máximo por kilo de aceites Ácido esteárico: no utilice más allá de un 5% del total de sus aceites. Los endurecerá si sus aceites tendieran a dar un jabón blando. Alcohol: 1 cucharada por medio kilo de aceites, permite ablandar su jabón, pero el producto final puede perder su fragancia y resecar la piel. Cera de abejas: 28 gr. por medio kilo de aceites, endurece el jabón, es emoliente, y debe ser disuelta junto a los aceites. Glicerina: 1-2 cucharadas por medio kilo de aceites. Tiende a ablandar el jabón y lo hace más emoliente, pero puede "sudar" y volverlo pegajoso. Lanolina: 1 cucharadita, por medio kilo de aceites, lo hace más emoliente, lo endurece ligeramente, y puede enturbiarlo. Sorbitol: 1 cucharada, lo mejor para ablandar un jabón, aunque en exceso, quedará pegajoso Capítulo 8:

Aceites esenciales Desgraciadamente en nuestro país no nos es fácil encontrar aceites o fragancias esenciales. Si se provee, felicitaciones. Aquellos que se venden para aromaterapia NO son útiles, ya que su concentración es de alrededor de un 5% de aceite esencial, lo demás es un aceite portador, como de ricino o jojoba. No malgaste su dinero, no le serán útiles. Algunos consejos para aromatizar sus jabones, son moler clavos de olor y mantenerlos durante un mes (o un período lunar) en aceite vegetal (en oscuridad, y apenas cubiertos), lo mismo puede realizar con canela, hojas de romero, eucalipto, menta, y otros vegetales de fuerte olor. El verdadero aceite esencial es destilado por arrastre de vapor, o extraído bajo condiciones de laboratorio, de flores y hojas vegetales. Son de alto precio, pero


sí que valen la pena. Los fabricantes explican que se necesita una tonelada de pétalos de rosa para obtener tan sólo 30 ml. de aceite esencial (es uno de los de mayor precio). El verdadero aceite esencial es cáustico, utilice guantes, y un gotario para cada uno de ellos, evitando contaminaciones, y se utilizan de dos a cuatro cucharadas por kilo de jabón. Las mezclas puede realizarlas usted mism@ o bien seguir la receta. Debo agregar que tanto los niños menores de dos años, como la gente de la tercera edad, no debieran usar estas fragancias, al menos en estas proporciones. Algunos autores aconsejan: 19,6 gr. por medio kilo de aceite esencial promedio 11,2 gr. de aceite esencial fuerte (canela, clavos de olor, menta) 25,2 gr. de aceite esencial cítrico 14 gr. de aceite de fragancia (la fragancia está compuesta por aceites esenciales más algún componente químico con olores tales cómo durazno, fresas, orquídeas, que no son posibles de extraer naturalmente

Capítulo 9:

Algunos consejos prácticos No olvide siempre llevar un cuaderno de protocolo, donde anotará TODO lo que ha efectuado, fecha, cantidades de todo lo pesado, procedencia de sus productos, multiplicaciones, sumas, lo que vaya agregando, los problemas que ha tenido, todo. La receta, como su cuaderno de protocolo, (así como siempre debería trabajar en la cocina), debe mantenerlos dentro de una bolsa plástica transparente, para evitar mancharlos, y muchas veces la tinta corrida.(sobretodo si usa hojas escritas con una impresora), no querrá arruinar un libro, o borrar una receta que le puede quedar muy buena, y en caso contrario revisar los cálculos por si tiene algún problema. Utilice para anotar un lápiz grafito con el fin de poder borrar fácilmente, y anotar con mayor confianza. No se preocupe de sus ollas, ¡está haciendo jabón! Quedarán limpias y aptas para cocinar. La cuchara de palo, así como el recipiente donde prepare la solución de soda cáustica, los termómetros, deben ser de uso exclusivo para sus jabones. Son caros y frágiles. La cuchara pudiera tener un poco de sosa Capítulo 10:


Problemas y cómo resolverlos El jabón presenta interiormente huecos con solución aceitosa o acuosa. Probablemente debido a una separación de la solución de sosa. Si son pequeños, se reabsorberán con el curado, en caso contrario, se debe volver a derretir el jabón, completamente, sin descartar el líquido. El jabón sencillamente no se forma. Probablemente la cantidad de sosa no es suficiente, o mala saponificación. Revise cuidadosamente la receta. Puede efectuar algún reajuste, por lo que debe volver a derretirlo. El jabón presenta resquebrajaduras exteriores o interiores. Probablemente demasiada sosa en la receta. En este caso se debe volver a fundir y agregar más aceite, en el caso de pequeños resquebrajamientos, puede ser debido a los aceites usados, y se debe agregar más agua a la receta. El jabón presenta una capa acuosa (solución de sosa) debajo. Volver a revisar la receta, y volver a fundirlo nuevamente, con todos los líquidos que tenga. El jabón está desmenuzado y seco. Como detergente de ropa, es el resultado de una gran cantidad de sosa. Revise la receta, añada más aceite y fúndalo nuevamente. El jabón está blando y separado. Sencillamente se desmoronó cuando lo cortó, y en sus guantes queda una capa aceitosa. Generalmente causado por una falsa traza, o perdió mucho calor en el período de curación. Es posible una falsa traza cuando los aceites usados forman un jabón duro, y lo mezclamos bajo las temperaturas indicadas, por rápida pérdida de calor. Vacíe nuevamente en una olla, a fuego muy lento, hasta que alcance una temperatura mayor, y mezcle nuevamente con la batidora eléctrica. Para que esto no le ocurra, no olvide de batir al final con la cuchara de madera, para que no tenga una traza falsa. El jabón se separó antes de ponerlo en el molde!: Realmente deprimente, se granuló antes de sacarlo de la olla!, es probablemente algún aditivo, o colorante que acelera demasiado la traza. No olvide de agregar estos últimos revolviendo con la cuchara de madera. En este caso, agregar más agua y fundirlo nuevamente, seguir agregando de a poco agua, hasta que adquiera el estado de traza. El jabón toma una textura de arcilla durante las primeras semanas. Ni idea, me pasó con un batch, Lo hice bolitas de jabón y lo dejé secar al aire en un lugar fresco pero oscuro. Como era de chocolate, no advertí cambio de color, demoró un poco más en adquirir una buena consistencia, pero por otro lado no tuve mayores problemas. UFFF El jabón desarrolla "cenizas", un polvillo blanco en los bordes y sobretodo en la superficie. Mezcla no adecuada, período de retención de calor al cuajar muy bajo. Aislamiento pobre, hago hincapié en aislar bien su jabón las


primeras 24-48 hrs. en forma adecuada, para que alcance lentamente la temperatura ambiente!. Muchas veces al no usar una mezcladora eléctrica, el jabón una vez alcanzada traza, y ponerlo en el molde pasa por un período de gel. Bastante común, nada de qué preocuparse. Por eso recomiendo poner plástico sobre el jabón recién puesto en el molde. Es probable que al pasar por estado de gel, algo reaccione con el aire, probablemente la glicerina. Algunos artesanos del jabón rocían éste con alcohol denaturalizado (del 95%) un par de veces, he escuchado otras personas que adornan sus jabones con pequeñas rodajas de limón seco en la superficie, y no tienen este problema.¡ Recuerde que muchas personas en el mundo viven de la fabricación de sus jabones naturales! Aparte de este problema estético, no hay de qué preocuparse. Puntos de color naranjo en el jabón. MMM, no es nuestro problema, sucede en climas tropicales cuando se agrega mayor cantidad de aceite al jabón. Si le molesta este problema estético, debe volver a fundir el jabón. El jabón es más claro en los extremos que en el interior. Esto sucede cuando el jabón pasa por estado de gel (no se preocupe si el suyo no la pasa) en el centro pero no el los lados aislados del molde. Esto puede suceder con los moldes de madera. Precaliente suavemente su molde de madera en el horno por 10 minutos antes de vaciar su jabón. Esto previene que el molde absorba más calor de los bordes que del interior. El jabón se oscureció color chocolate en la parte exterior. Probablemente usó un cortador de alambre, y se oxidó. Por otro lado, actúa bien como jabón. Lo siento, deberá usarlo usted, ya que su aspecto no es atrayente. Fundir nuevamente el jabón En este procedimiento, usando guantes, picaremos finamente el jabón y agregaremos agua lo fundiremos a baño maría agregando agua en pequeñas cantidades, una taza a la vez, para no sobrepasarnos, aceites, si faltaran, o corregir la dureza del jabón, a baño maría. NUNCA utilice el microondas o el horno en este proceso de fabricación de jabón. Muchos han quedado con su mezcla esparcida por toda la cocina. Revolveremos lentamente con la cuchara de madera, para evitar en lo posible la formación de la indeseable espuma.

Capítulo 11:

Algunas observaciones Se ha demostrado que el alto pH (basicidad del jabón) actúa como antibacteriano en los utensilios ocupados de la cocina. Incluyendo los utensilios de madera. Así si sus mesas de trabajo son de madera, no se preocupe, los gérmenes no proliferarán. Por el contrario, utilice sus utensilios de cocina normales, platos, tazas, cucharas, cuchillos ( no de aluminio o de hierro) sin miedo de contaminaciones con la sosa, luego de pasarlos por agua, le aseguro que tienen menor cantidad de impurezas que los que ha lavado recientemente


con su lavalozas. (adelante hay una receta para fabricar lavalozas orgánico, libre de sustancias fosfatadas). Muchas personas, preocupadas por el alto pH del jabón (cercano a 9) agregan ácidos como el ácido cítrico, a sus recetas. Aparte de volver el jabón sumamente resecante para la piel, pudieran ser un gran caldo de cultivo para los gérmenes. Ajuste el pH de su piel luego de una buena ducha o baño con una solución suave de vinagre, lociones o cremas, no altere el pH del jabón. Un buen jabón, como el que desea preparar, le servirá para lavarse el cabello, el afeitado, la ropa y telas delicadas, platos, sin trazas de elementos contaminantes, y es completamente biodegradable. Recuerde que puede utilizar todas las grasas y aceites que desee para fabricar jabón, y cualquier falla que pueda tener, puede ser corregida. No olvide que la mayoría de las recetas vienen en PESO, no volúmen, no olvide una buena balanza de cocina, y una más exacta para medir su soda cáustica Capítulo 12:

Recetas (Nunca olvide revisar cada receta, calcular todos los ingredientes, como en la cocina, muchos artesanos del jabón se guardan algunos secretos, o no entregan la recta correcta, y muchas de las recetas que les entrego, no las he probado personalmente. Como preservante y evitar que los aceites tomen olor rancio, agregue siempre, aceite de semilla de pomelo, vitamina A. , o vitamina E. Jabón de Castilla. Este jabón es la base de muchos jabones, utilizado tanto en champús, como en bebés y ancianos. Suave, buena espuma, blanco, y muy suave para la piel. 900 gr.

aceite de oliva (no necesita del extra virgen)

115 gr. soda cáustica (he rebajado un poco la sosa, para que quede más emoliente) 300 gr.

agua.

Preparar la solución de sosa, y calentar a baño maría (o doble olla con agua) el aceite hasta que alcance los 50C y agregar la sosa, a 60-70C, revolviendo con su batidora. Este jabón es rápido de hacer, así es que cuidado con pasarse de la traza, Poner en moldes, y cortar a las 24 hrs. Curarlo durante 3-4 semanas.


No agregue color ni esencias. (Eso sí, agrego una cucharadita de vit. E por cada kilo de jabón). Este jabón es el verdadero de castilla. Un jabón tan fácil y bueno es sustituir el aceite de oliva por el de coco, haciendo las correcciones con ayuda de la tabla, y la cantidad que desea preparar ¡BUENO! Variaciones del jabón de Castilla 2.184 gr.

aceite oliva

168 gr.

aceite de coco

168 gr.

aceite de palma

672 gr.

agua helada

336 gr.

soda cáustica

Caliente los aceites a 60C y la solución de sosa a 45C Precauciones, la traza es rápida y se calienta durante el proceso, tornándose a veces un poco traslúcido. Ponga en el molde rápidamente. La autora ha alterado a propósito la cantidad de aceites y agua.

Capítulo 13:

Otras recetas de jabón 1.120 gr.

aceite de oliva

448 gr.

aceite de coco

448 gr.

aceite de palma

448 gr.

aceite de soya

336 gr.

soda cáustica

672-728 gr. agua helada Temperatura, 45C, en la traza, añadir: 42 gr. aceite esencial de naranja dulce 14 gr. aceite esencial de eucaliptos 14 gr. aceite esencial de citronella (naranja amarga)


10 gr. aceite esencial de árbol de té (tea tree oil) 1 cucharada de cáscaras de naranja pulverizada 1 cucharada de semillas de amapola (aunque se ven bonitas, a algunas personas no les gustan en la ducha) Proceder como se ha explicado anteriormente. 2.072 gr aceite de oliva 392 gr aceite de coco 672 gr agua helada 336 gr soda cáustica Temperatura, 40 C, agregar en la traza 14 gr aceite esencial de naranja dulce 7 gr aceite de eucaliptos 14 gr aceite de citronela. O bien: 14 gr de aceite esencial de menta 7 gr de aceite esencial de hierbabuena otra variación: 14 gr aceite esencial de lavanda 28 gr aceite esencial de hierba de limón 14 gr aceite esencial de rosas (el más barato) 2 cucharaditas de hojas de romero molidas. Este jabón posee un aroma fuerte, pero si así lo desea puede añadir unos gramos de aceite esencial de romero Variación de manzanilla y caléndula Añadir en la traza ¼ taza caléndula molida


¼ taza manzanilla molida Queda MUY bueno el jabón efectuado con aceite de coco puro. Blanco, buena espuma, para decorar y regalar(se).

Capítulo 14:

Vegetal; sin aceites de coco o palma 1.568 gr. aceite oliva 840 gr. margarina (mantequilla vegetal) 252 gr. aceite de ricino (castor) 336 gr. soda cáustica 784 gr. agua helada 1 cucharada de sal común añadida disuelta en un poco de agua a la solución de sosa. La sal parece ser importante en esta receta, añade dureza a la barra, y le da vigor en la ducha. ALMENDRA Y CHOCOLATE 448 gr. de aceite de palma 392 gr. de aceite de coco 1.456 gr. de aceite de oliva 168 gr. de manteca de cacao 896 gr. de agua helada 336 gr. de soda cáustica Temperatura, 40C. Añadir en la traza 28 gr. de aceite esencial de almendras amargas


2-3 cucharadas de cacao en polvo. De la siguiente manera, agregar 1/3 en la traza y luego el resto encima luego de puesto en el molde. Revolver con un palillo de madera (los de brocheta son perfectos) adelante y atrás y circularmente, de manera que quede cómo marmoleado. Algunas mezclas de esencias para cualquier jabón de base: Jardín de Rosas Para 2,5 kg de aceites/grasas 42 gr. de aceite de fragancia de rosas 28 gr. de aceite esencial de lavanda o lavandina 1 cucharada de hojas de romero (opcional) coloree con algún color rosa. Lavanda y Madera Para 2,5 kg de aceites/grasas. 48 gr. de aceite esencial de lavanda o lavandina 28 gr. de aceite de fragancia de vainilla 14 gr. de aceite esencial de pachulí Jabones bases con grasas animales Jabón base 896 gr. de aceite vegetal o mezcla de ellos 2.072 gr. de grasa de vacuno 84 gr. de manteca de cacao 392 gr. de soda cáustica 1.148 gr. de agua helada Rápidamente alcanza la traza, no olvide que puede obtener una falsa traza, no dejar enfriar demasiado. Aislar adecuadamente. Cortar a las 24 hrs., produce un jabón duro y acepta cualquier aditivo, aceites esenciales o colorante que desee agregar. No olvide aislar bien durante el período de curado para que los aceites no tomen olor rancio


Capítulo 15:

Más recetas de jabón Jabón con Cera de Abejas 448 gr. de aceite de oliva 28 gr. de cera de abejas 26 gr. de aceite de palma 59 gr. de soda cáustica 240 gr. de agua helada Funda la cera de abejas en los aceites a baño maría (hervidor doble). Temperatura, 65.5 C De traza rápida, alrededor de 12 min. Es mejor trabajarlo con cuchara solamente. Desmoldar luego de 48 hrs. Tiempo de curado de 6-8 semanas 448 gr. de aceite de oliva 28 gr. de cera de abejas


62 gr. de soda cáustica 168 gr. de agua helada. Jabón que demora en alcanzar la traza. Chequear cada 10 min. Puede tardar una hora. Se le puede agregar cualquier hierba que desee, salvia, romero, menta, de color verde y olor fuerte. Desmoldar a los dos-tres días. Tiempo de curado, 8 semanas Jabón Transparente 1

taza de grasa de vacuno

½ taza de aceite de coco (se puede reemplazar por oliva) 2/3 taza glicerina 1-2 tazas de alcohol isopropílico (o bien denaturado) 3/4 taza de agua helada 4 cucharadas de soda cáustica Colorante amarillo (u otro) Derrita la grasa en el aceite a baño maría, temperatura, 50-60C. cuándo esté cremoso, agregue la glicerina. Ponga en un molde. Luego de tres días raye el jabón en una olla al baño maría. Comience a calentar suavemente con el agua inferior hirviendo muy suavemente. Añada el alcohol, y revuelva constantemente. Precaución, no acerque la llama a los vapores, pueden inflamarse. Cuando el líquido está transparente, levante la cuchara, si se forma un cordón remueva del fuego. Si de forma una pequeña capa inmediatamente luego de retirar del fuego, ponga dentro de los moldes (es preferible usar moldes individuales, usando vaselina sólida como engrasante). Desmolde luego de unos 3 días, y deje al aire para su curado, por dos semanas. JABÓN DE HIERBAS 224 gr. de manteca de cacao 140 gr. de aceite de palma 84 gr. de aceite de ricino (castor) 62 gr. de soda cáustica 1 taza de agua 1 taza de leche 2% materia grasa (directamente del refrigerador)


1 cucharada de aceite esencial el contenido de dos bolsitas de té de manzanilla el contenido de dos bolsitas de té de jasmín Grasas, 40C, agua más leche 60C. Bata vigorosamente todos los componentes, durante unos 30 min. (no olvide que su batidora manual, debe ser usada por cortos períodos para no quemar su motor) , o hasta que la mezcla luzca suave y de color uniforme. NO SE FORMARÁ TRAZA, poner en el molde. No se separará. Si no agrega la leche, su rendimiento bajará considerablemente. Raro ¿no? JABÓN PARA LA CARA 4 kg de aceite vegetal (oliva, coco, maravilla, o alguna combinación) 336 gr de soda cáustica 750 gr de agua 500 ml de jugo de limón 7,5 ml de algún aceite esencial (opcional) Unas gotas de aceite de musk es suficiente para todo el batch. Añada el aceite esencial al limón si desea usar alguno, justo antes que el jabón vaya al molde. Estará listo para cortar en un par de horas.(compruebe con su dedo). Córtelo, envuelva en un paño de algodón limpio cada barra, y guarde en un lugar frío pero ventilado por 3-6 meses. El aceite de coco es el que mejor espuma produce, blando. Los otros aceites producen barras muy blandas, y con el tiempo pudieran tomar olor rancio, por lo que debe mantenerlos refrigerados. JABÓN DE TONY (NUNCA FALLA) 1,5 kg. de margarina (manteca vegetal) 336 gr. de soda cáustica 2 tazas de agua Si lo desea puede agregar alguna fragancia, hierbas o colorante. Derrita la margarina, a baño maría, agregue la solución de sosa y proceda como de costumbre. Tiempo de curado, 1 mes. JABÓN DE COCOA DE PATTI 420 gr. de aceite de coco


448 gr. de manteca de cacao 28 gr. de manteca de karité (shea) 56 gr. de aceite de oliva 14 gr. de aceite de ricino 14 gr. de aceite de joroba 336 gr. de agua helada 144 gr. de soda cáustica 1 cucharada de caolín (arcilla en polvo, opcional) Agregar en el punto de traza el aceite de ricino, junto con el caolín y la esencia o hierbas que desee. Tiempo de curado, un mes. Cualquier jabón que haya encontrado de su agrado, puede agregarle piedra pómez finamente molida, como un abrasivo fuerte, para lavar manos o pies muy sucios. También salvado de trigo, o avena que haya pasado por la procesadora, quedan emolientes, y la piel suave. Yo les agrego un poco de leche, miel y cera de abejas, mmmmmmmm

Capítulo 16:

Acabado del jabón Una vez que ya está curado, su jabón puede presentar algunas fallas, Como pliegues, cortes no muy prolijos, etc. No se preocupe. Con un pelapapas o un cuchillo bien afilado deje bien liso su jabón. Puede, si lo desea darle un poco


de brillo con un paño limpio. NO bote estos recortes. Tampoco los recortes que pudiera tener de antes, o algún batch que no le satisfaga. Envuelva su jabón con un papel rústico (no es necesario cubrirlo completamente), ate una cinta de rafia, y estampe el nombre que le desea poner, o adórnelo cómo su imaginación lo desee, por último, diríjase a una tienda, y copie la forma en que están envueltos. La internet es un buen lugar de encontrar muchas recetas y adornos. ¿QUÉ HACEMOS CON LAS SOBRAS DEL JABÓN? Píquelas finamente y por cada taza de estas sobras (incluyendo aquellas que posean un olor rancio, no olvide que trabajó con aceites y grasas, si no los aisló adecuadamente durante el período de curado, pudieran oxidarse), agregue tres tazas de agua pura. Llévelas a ebullición lenta a baño maría (doble hervidor), revolviendo constantemente, evitando hacer espuma,(siempre quedará algún grumo que insistirá en no derretirse), por unos 10-15 min. Cuele con un colador común.(así eliminará también hierbas , hojas que haya agregado) Debe quedar espeso pero que escurra fácil. Si este no es el caso agregue otro poco de agua. Añada 4 cucharadas de glicerina, y media cucharada de extracto de semilla de pomelo o una cucharadita de vitamina E oleosa, como preservante de su jabón líquido. Si desea puede añadir unas gotas de algún aceite esencial de su agrado, o colorante (6 gotas por cada 500 ml.). Envase en un recipiente limpio. Este jabón servirá de detergente orgánico, jabón liquido para el cuerpo, lavalozas, en fin, ES NATURAL Y ORGÁNICO!!!!!. Su período de duración es de 6-8 meses. Por otro lado si desea, con urgencia un jabón líquido, prepare alguna receta, e inmediatamente la puede hervir. No necesita tiempo de curado, el calor hará que la sosa actúe rápidamente, y obtendrá de inmediato su jabón. OTRO JABÓN LÍQUIDO 28

gr. de aceite de palta (aguacate, o avocado)

112

gr. de aceite de coco

308

gr. de margarina (manteca vegetal)

86,8 gr. de potasa cáustica (KOH) Precaución, esta reacción con el agua pudiera actuar de manera más violenta que la sosa. 224

gr. de agua helada

Proceda como de costumbre hasta alcanzar el punto de traza. Deje unos cuantos días en un molde, luego lentamente añada más agua y hierva como en el caso anterior. Es el momento de agregar esencias y extracto de semilla de pomelo como preservante, y algún colorante JABÓN QUITAMANCHAS 1 kg. manteca de cerdo


118 gr. de sosa cáustica 330 gr. agua Proceder como explicamos anteriormente. Los jabones que se producen con manteca de cerdo son poco apreciados, porque resecan la piel. Tiempo de curado, 1 mes. Se utiliza para manchas rebeldes. JABONES DIVERTIDOS DE FABRICAR Y HERMOSOS El jabón de castilla, o de coco puros son especiales, lo tomaremos desde el punto de traza y lo dividiremos en tres partes. Cada porción la teñiremos de diferentes colores, una blanca, la otra azul, y la otra amarilla, es un ejemplo, las pondremos en el molde una encima de la otra, luego con un palito de brocheta moveremos la mezcla de atrás hacia delante, haremos círculos, de manera que al cortarlo quede "marmoleado". En este procedimiento hay que cuidar que un color no sobrepase a otro, y lo anule, es decir no usemos naranjo-rojo, o celeste-azul, los colores difunden y en vez de un efecto hermoso no se notará mucho la diferencia. Otra idea es tener ya los jabones teñidos de diferentes colores fuertes, como rojo, café, azul, ya cuajados, luego de desmoldados, con guantes los cortaremos, mientras preparamos una base blanca e introducimos a la mezcla estos pedazos de jabón de otros colores. Que queden repartidos, esperamos 24- 48 hrs., y al cortar nuestro jabón, tendrá en medio, pedacitos de otros colores. Muchas personas, con el jabón ya coloreado y curado un poco tiempo, les pasan finamente un cuchillo formando verdaderas serpentinas, se ponen de manera que al cortar el jabón quedan hermosos rulos de otros colores. ¿Vamos de camping? Pues con una batidora de huevos, manual o eléctrica incorporaremos la mayor cantidad de aire posible, cual merengue y lo taparemos firmemente con papel de cocina, para evitar que escapen las burbujas. ¡Obtendremos un buen jabón que flotará!, y no se nos perderá en el río o lago sin preocuparnos de contaminar ya que todos nuestros ingredientes son biodegradables. Otra manera de incorporar aire a nuestros jabones es agregarles al momento de ponerlos en el molde, bicarbonato de sodio y ácido cítrico. Si bien es cierto que un mol de bicarbonato reacciona con un mol de ácido cítrico, no sé cómo se van a encontrar en una solución tan espesa como nuestro jabón, por lo que yo agrego un puñado de bicarbonato de sodio y dos de ácido, remuevo un poco, y rápidamente tapo para que no escape el CO2 (gas inocuo) formado de la misma manera anterior. Este jabón flota, y no contamina las fuentes naturales de agua. ¡Son divertidos para los niños también!

Capítulo 17:


Conclusiones Un breve resumen de la fabricación de jabones caseros. Con la tabla podemos calcular bien qué aceites tenemos, qué deseamos de él, y la dureza o burbujas que producirá. No se preocupe, yo también estropeé mis primeros 2 batches, pero los supe arreglar y no he perdido jabón, además he ahorrado tiempo y dinero pensando en regalos.

Jabones caseros  
Jabones caseros  
Advertisement