Page 1

UNIVERSIDAD INDOAMERICANA LIDERAZGO EDUCATIVO TAREA 4 MAESTRANTES: PRISCILA TOALA CARMEN SILVA


Plaza de la Paja


Plaza de la Paja La plaza fue el centro neurálgico de Madrid durante la Edad Media. En los siglos XIII y XIV constituía el foco comercial de la ciudad, como lugar de mercado. Entró en decadencia a partir del siglo XV, cuando el rey Juan II de Castilla ordenó construir la Plaza del Arrabal (precedente de la actual Plaza Mayor), a la que se desplazó la actividad comercial de la villa. Pese a ello, mantuvo su importancia como lugar de residencia de las principales familias nobiliarias de Madrid. En su entorno estaban situados diferentes palacios (como las casas palaciegas de los Lasso de Castilla y de los marqueses de la Romana, entre otras), de los cuales sólo se conserva el Palacio de los Vargas, apellido vinculado al patriciado urbano desde la conquista cristiana de la ciudad. El lugar también tuvo una gran relevancia desde el punto de vista religioso. En la plaza se llevaba a cabo una costumbre católica, que se encuentra en el origen de su topónimo y que fue instaurada en el siglo XVI, una vez levantada la Capilla del Obispo en la cara meridional del recinto. Los vecinos de la villa estaban obligados a entregar paja a los capellanes y cabildo de la citada capilla, con la que éstos alimentaban a sus mulas. En el siglo XIX, los propietarios de los antiguos palacios cedieron sus solares para la construcción de viviendas destinadas a las clases populares, con las que obtenían rentas por alquiler. Cuenta la leyenda que en la plaza de la Paja, frente a la iglesia de San Andrés, existió hasta el siglo XIX el palacio de los Laso de Castilla, inmenso edificio según Mesonero Romanos que llegó a conocerlo, comunicado con la iglesia de San Andrés por un paso elevado, en el que tuvo lugar una célebre junta de los grandes de Castilla con el cardenal Cisneros quien, al ser interpelado que con qué poderes gobernaba, respondió asomándose al balcón: «estos son mis poderes hasta que el príncipe venga», señalando a la artillería que formaba en la plaza.


Cas贸n del Buen Retiro


Casón del Buen Retiro El Casón del Buen Retiro es uno de los dos únicos edificios que han sobrevivido a la destrucción del Palacio del Buen Retiro, del que toma su nombre. Desde 1971 es uno de los edificios que conforman el Museo del Prado, y durante varias décadas albergó las colecciones de pintura del siglo XIX, unos 3.000 cuadros, así como el Guernica de Picasso. Esta célebre pintura se trasladó al Museo Reina Sofía en 1992, y el Casón, tras años de obras, se ha reabierto como Centro de Estudios en 2009, mientras que las colecciones del XIX se están reubicando en la sede principal del Prado, gracias a la ampliación de Rafael Moneo.


Estatua de Juan Pablo II, La Almudena


Descripción.Estatua de Juan Pablo II, La Almudena.- Esta fachada es la que se utiliza diariamente para el acceso a la catedral. Corresponde a la parte oriental del crucero del templo, dando vista a la calle Bailén. En el diseño de esta fachada se advierte cierto influjo escurialense en su monumentalidad y desnudez, solo rota por las puertas de bronce. Son éstas obra, asimismo, del escultor Sanguino, representando: la lateral de la izquierda, el hallazgo de la Virgen de la Almudena por el rey Alfonso VI de Castilla, en el año 1085; la central, recuerda el día de la inauguración de la Catedral por el papa Juan Pablo II, el 15 de junio de 1993, con imágenes de los Reyes, doñaMaría de la Mercedes, madre del Rey, y el entonces arzobispo de Madrid, Ángel Suquía; y la puerta lateral derecha, representa la procesión de la Virgen de la Almudena el 9 de noviembre, día de su fiesta, por las calles de Madrid. En ella se ve al actual Cardenal-Arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, y los monumentos más emblemáticos de la ciudad. La fachada se completa con las estatuas de san Joaquín y santa Ana, padres de la Virgen María, también obra de José Luis Parés. Frente a esta fachada, se ha construido una plaza que le sirve de atrio amplio. Se conoce comúnmente como la plaza de Juan Pablo II por la estatua de más de tres metros que representa al difunto papa, realizada por el escultor Juan de Ávalos. La plaza está adornada, además, con cuatro fuentes y farolas de estilo fernandino. A esta plaza se accede por una escalera imperial. Todo el conjunto está cerrado por rejas, coronadas por las estatuas en bronce de san Antonio Mª Claret, san Ignacio de Loyola y san Juan de Ávila, obra de la escultora Consuelo Perea.


Templo de Debod, Madrid


Descripción.El Templo de Debod está situado al oeste de la Plaza de España, junto al Paseo del Pintor Rosales (Parque del Oeste), en un alto donde se encontraba elCuartel de La Montaña (en el que se produjo un sangriento episodio de la Guerra Civil Española). Al ser trasladado a España, se situó de manera que conservase aproximadamente la misma orientación que en su lugar de origen, de este a oeste. El Templo de Debod fue un regalo de Egipto a España (año 1968), en compensación por la ayuda española, tras el llamamiento internacional realizado por la Unesco para salvar los templos de Nubia, principalmente el de Abu Simbel, en peligro de desaparición debido a la construcción de la presa de Asuán. Egipto donó cuatro de los templos salvados a distintas naciones colaboradoras: Dendur a los Estados Unidos (se encuentra actualmente en el Metropolitan Museum de Nueva York), Ellesiya a Italia, Taffa a Holanda y Debod a España. Tiene una antigüedad de unos 2.200 años. Su núcleo más antiguo fue erigido bajo el faraón Ptolomeo IV Filópator, y decorado posteriormente por el rey nubio Adijalamani de Meroe hacia 200-180 a. C., dedicado a Amón de Debod ("Amani", en idioma kushita) e Isis. Posee importantes añadidos de época ptolemaica y romano-imperial (del siglo I a. C. al II d. C.).


Parada 2 Link: http://www.youtube.com/watch?v=uX8o6yrppGs


Parada 3 Link: http://www.youtube.com/watch?v=r6xoSwmLRIk&feature=g-upl

Taller4_Priscila_Toala_Carmen_Silva  
Advertisement