Issuu on Google+

DESOCUPADOS#KEDARTE2012

Sr. Arribas Diego Llorente Dominguez Enrique Rubio Romero Paye Vargas Soria Colaboraciones 1


© Los autores. © Edición: A+ARTE. 2012 © No se permite la reproducción total o parcial de este libro, ni su incorporación a un sistema electrónico, ni su tratamiento en cualquier forma o por cualquier medio, sea éste electrónico, mecánico, por fotocopiadora, por grabación u otros métodos, sin el permiso y por escrito de los titulares del copyrigth. Maqueta: Paye Vargas Soria.

2


Beats of Oblivion is an artistic project, aiming at the creative use of abandoned places. It involves the collaboration of artists and thinkers, who contribute with their work, thoughts and ideastrying to recover past and present realities. It implies all types of ephemeral interventions, whose ultimate premise is a total and absolute respect for the spaces and environments where they are made. On-site creations made ​​in one place, with that place and for that place.

Latidos del olvido es un proyecto artístico, encaminado a “reutilizar” lugares abandonados o deteriororados, a causa del paso del tiempo y el olvido. Cuenta con la colaboración de artistas y pensadores que aportan sus intervenciones y reflexiones intentando rescatar realidades del pasado y del presente. Se trata de intervenciones efímeras de todo tipo (fotografía, pintura mural, escultura, proyecciones…) cuya máxima premisa es el respeto total y absoluto de los espacios y entornos donde son realizadas. Creaciones in situ, realizadas en un lugar, con ese lugar y para ese lugar. 3


When someone observes for the first time the work LATIDOS DEL OLVIDO, the first words that come to my mind: Decrepitude, Desertion, Memories, Mutated smells, Inspected places, Fresh air, Resurrection, Melancholy, Shadows, Double readings, Eternal recall, Inexorable end... Life in memoriam. These artists with the contributions of their co-workers of the word open their work to a double reading of forgotten spaces; some of them abandoned per saecula saeculorum and others which are sample of a past that went away and at the expense of a new future. They are chants made for the resurrection of former

4

moments; they are revitalized memories in the review of spaces and their items. It is the expression of a time poetics, the attempt of giving an iconographical solution to the concept of memento mori; the attempt of re-defying the idea of ‘vanities’ in our contemporary world, under the neo-anthropological sight of the current society, in a redefinition of the values and the vital concepts that have mutated in the confrontation between positivism and spirituality. And it is there where, from the reason, dynamism, proportionality, random, tidiness and expression, Paye, Javier, Kike and Diego give back these spaces to a new ephemeral life into the physical world which becomes eternal in the metaphysics of the memory. Iván del Arco Santiago


Cuando uno observa por primera vez la obra de LATIDOS DEL OLVIDO, las palabras que primero se te vienen a la cabeza son: Decrepitud, Abandono, Recuerdos, Olores mutados, Espacios intervenidos, Aire fresco, Resurrección, Melancolía, Sombras, Relecturas, Remembranza eterna, Inexorable fin... Vida in memoriam.

en la revisión del espacio y sus objetos, es la plasmación de una poética del tiempo, el intento de dar una solución iconográfica al concepto del memento mori, redefinir la idea de la vanitas en nuestro mundo contemporáneo, bajo la visión neo-antropomórfica de la sociedad actual, en una redefinición de valores y conceptos vitales que han mutado en la confrontación del positivismo y la espiritualidad. Y es ahí, donde desde la razón, el dinamismo, la proporción, la aleatoriedad, el orden y la expresión, Paye, Javier, Kike y Diego, devuelven estos espacios a una nueva vida efímera en el mundo físico, que torna eterna en la metafísica del recuerdo. Iván del Arco Santiago

Estos artistas y las aportaciones de sus colaboradores de la palabra, abren su obra a una relectura de espacios olvidados, unos abandonados per secula seculorum, otros muestra de un pasado que se fue y a expensas de un futuro nuevo, son cantos a la resurrección de momentos pretéritos, son recuerdos revitalizados 5


6


E

STADO INTERIOR

Sr. Arribas

7


8


“Inner state”, May 2012, Morille (Salamana) “Estado interior”, Mayo 2012, Morille (Salamanca) Pintura mural realizada por Pablo S. Herrero

9


10


11


“INNER STATE”

“ESTADO INTERIOR”

The feeling of emptiness and nudity that Morille caused me must be respected

La sensación de vacío y desnudez que me produjo Morille tenía que ser respetada y valorada como tal. La obra inevitablemente ¡ya está condicionada! y debe de fundirse con la impresión producida y con el entorno. El proyecto “La sombra del tiempo” tiene aquí su continuidad al mantener la presencia de las sombras que recorren delicadamente las superficies. Sombras que ahora se encarnan y se materializan adquiriendo un cuerpo que ocupa su espacio. La representación fidedigna del estado interior ha marcado este proyecto y para conseguirlo he distorsionado sutilmente la anatomía humana. He buscado un desarrollo de las superficies anatómicas en el espacio, como si la obra creciera sobre sí misma encerrando

and valued as such. The work inevitably, is already conditioned! And thus, it must be blended with this impression and this environment. The project “shadow of time” continues to preserve the influence of the shadows. Passing gently through the surfaces. Shadows that are now embodied and materialised taking a shape that fill its place. The accurate representation of inner state has led this project and in order to preserve it, I have subtly deformed the human anatomy. I have looked for anatomical shape developments in the space, as if the work was growing up on itself locking up the empty space. The inner emptiness, which evolves as deals the work of the open volume in the interior of the piece, producing continual shapes in the space.

12

los espacios vacíos. El vacío interior que nos rodea marca el trabajo del volumen abierto en el interior de la obra, que produce formas de continuidad en el espacio.


13


14


E

SPACIO INDEFINIDO

Diego Llorente Dominguez

15


“UNDEFINED SPACE� The paths are barriers at the same time. Paradoxically, they are usually drawn in parallel, thus their meaning is becoming more and more similar. In the same way, a path is unrelentingly the line, which splits two spaces but also the way to reach these places. Points to consider here are: what was first and why, or who did demarcate the other and why.

16


“ESPACIO INDEFINIDO” Los caminos son a su vez barreras. Paradójicamente suelen trazarse en paralelo y por este motivo, sus significados cada vez se parecen más. Del mismo modo, el camino inexorablemente es la línea que divide dos espacios, también es la manera de llegar a ellos. Cabe pensar qué fue primero y porqué, quien delimito al otro y porqué.

17


Defined spaces: paths or places. And, between them barriers, borders... properties with a proprietor but with no owner, places that mean nothing - but beyond, they hide values, rights and duties. A normative grid often goes unnoticed but time and the usage modify it.

18


Espacios definidos: caminos o lugares. Y entre ellos; barreras, bordes...lugares con propietario pero sin due単o, lugares que nada representan pero tras de si esconden valores, derechos y deberes. Una trama normativa que pasa desapercibida y que el tiempo y el uso modifica.

19


Differential space, abstractions of a property and characteristic usage. As a result, the way becomes a second order barrier,.

20


Diferenciales en el espacio, abstracciones de una propiedad, de un uso caracterĂ­stico de este modo, el camino se convierte en barrera de segundo orden.

21


Because the path has a usage with no free space, but accessible to all of us. We do not always can cross its boundaries, but we can always move along only in one dimension without beginning or ending. The access to nowhere, to continue the way, to follow the only place where we are allowed to stay, but without stopping. Stay on track. Follow the way.

22


Porque el camino si tiene un uso, sin estancias, pero libre para todos y aunque no siempre tengamos acceso más allá de sus límites, siempre podremos recorrer su única dimensión sin principio ni fin. El acceso a la nada, a continuar el camino, a seguir en único lugar en donde se nos permite estar, pero sin detenerse. No se salgan del camino.

23


24


D

ESNUDO

Enrique Rubio Romero

25


26


27


28


“DESNUDO” Nada más limpio, primario, básico, elemental que un cuerpo desnudo. Transparente ante el vacío del paisaje presentándose tranquilo, modulado. En partes incompleto como lo es la ausencia en el paisaje, como es lo que desconocemos y tratamos de completar, intuimos, imaginamos, pero nunca sabremos... Modulado dentro de un paisaje con los horizontes infinitos. Preciso. Tres estructuras de acero albergaran el cuerpo desnudo, completo y transparente, o con parte ausente. El cuerpo se construye, crece, ocupa, domina el espacio. Este parece sólo existir bajo la influencia humana sin ocupación nada existe, donde no estamos no hay nada, es ningún sitio. Ahora no es el espacio el que se enfrenta al ser humano, sino éste el que se enfrenta al espacio, solamente con su cuerpo, sin nada con lo que defenderse, cara a cara consigo mismo, mirándose desde fuera, dejando paso a la imagen de su tránsito por el espacio, aclarando todo, o no diciendo casi nada, con el recuerdo completo, con la mirada con el silencio.

360º alrededor de si mismo. Una visión global del vacío, de la nada, del lugar donde todo puede pasar y con la tranquilidad de que nada tiene por que hacerlo, desde lo infinito de la imagen fija, desde la verdad de la transparencia. Radiografías del ser humano hechas por el paisaje. Para la incertidumbre de quien quiere saber y no encuentra la respuesta. Búsqueda de si mismo en el reflejo del otro. Tránsito estático. Sólo el recuerdo de la mirada. El módulo que los alberga lejos de limitarlos supone la seguridad de lo construido, de lo dominado, el viento no lo respeta, juega con él, permite mantener la posición pero ondula de manera aleatoria todo aquello que tenemos dominado, nos hace pensar sobre la volubilidad de nosotros mismos. Todo nuestro tránsito es efímero, dejamos un halo, el de nuestro ser, el de nuestro cuerpo, el de nuestros pensamientos. Nada más fácil que acercarnos a la imagen misma para ver que detrás sigue estando la nada que pretendíamos ocupar recordándonos que es una tarea imposible, pues el paso del tiempo tan solo nos lleva a la nada... 29


“NAKED” Nothing cleaner, primary, basic and fundamental than a naked body. Transparent in front of the landscape void introducing itself as peaceful and modulated. Partially unfinished, like the absence in the landscape, like that which is unknown and we try to complete; what we sense, imagine but we will never know. Modulated inside a landscape with infinite horizons. Accurate. Three steel structures will house the naked body, complete and transparent, or with a lack of a part. The body is built by itself, grows up, takes up and dominate the space. This space seems to exist only under the human influence without occupation nothing exists, where we don’t stay there is nothing, it is nowhere. Nowadays it is not the space that faces the human being but it is the latter that faces the space; only with his body, with nothing to defend himself, face to face to himself, looking at himself from the outside, leaving the way to the image of his passage throughout the space, clarifying everything or without saying hardly anything, with the whole memory, with the look, with the silence. 30

360º around himself. A global approach of emptiness, of the void. A global approach of the place where everything can happen and with the tranquility that nothing has to happen; from the infinite of a fixed image, from the truth due to the transparence. Some x-rays of the human being made by the landscape. Made for the uncertainty of the one who wants to know and doesn’t find the answer. Looking for himself into the reflection of the other. Static passage. Only the memory of the look. The unit that houses them -far from imitate them- means the security of the thing built, dominated; the wind doesn’t respect it, it plays with the unit, it lets the unit maintain the position but it waves at random everything that is thought to be dominated; it makes us think about the volubility of ourselves. All our passage is ephemeral; we leave a trace the one of our being, our body, our thoughts. Nothing easier than approaching ourselves to the image itself to see that behind it there is still the void. That void which we expected to occupy reminding us that this is an impossible task since the passage of time only leads to the void...


31


32


D

ESGARROS DEL VACÍO

Paye Vargas Soria

33


It is nothing if the void means nothing and I can`t hold nothing. Nothing remains to talk about; it is easy to look back and to see nothing, nothing that can be repaired. Nothing that was thought has a solution if the night leads up to a soft dawn without clouds or nothing waiting for me further away, except for the void of this dark night. After a stroll among the shadows I leave on my bed the fancy dress that doesn’t smell of anything, that tastes of nothing. 34

No es nada si la nada significa nada y a nada me puedo agarrar. Ya no queda nada de que hablar, es fácil mirar atrás y no ver nada, nada que se pueda remediar. Nada de lo pensado tiene solución si la noche precede a un suave amanecer sin nubes ni nada que me espere más allá, excepto el vacío de esta noche oscura. Después de un paseo por las sombras, dejo en mi cama el disfraz que no huele ni sabe a nada. Buscaré en mis entrañas la paz... ¡ay!, ¿y si esta paz no fuera nada?


35


36


37


38


39


40


C

olaboraciones

Silvano Andrés de la Morena Iván del Arco Santiago Ulises Faragüit Eva Lavilla Rey Francisco Porto (La Lata Muda) Pablo S. Herrero

41


Pues la belleza no es nada sino el principio de lo terrible, lo que somos apenas capacede soportar, lo que sólo admiramos porqu serenamente desdeña destrozarnos.Todo ángel es terrible. Rainer María Rilke Las elegias de Duino

[Para leer escuchando a Arvo Pärt, Spiegel im Spiegel o en su defecto las subyugantes Ludus y Silentium de “Tabula Rasa”]

Alucinaciones en el desierto El desierto es naturaleza no domesticada, lejos de las virguerías de jardines renacentistas y barrocos al estilo de Bomarzo. El desierto es terrible como Gus Van Sant reflejó en esa extraña película que es “Gerry” en la que dos jóvenes estadounidenses realizan una inocente excursión a un espacio natural protegido. Una excursión que se convierte en una tragedia tan cerca de la carretera, de la salvación y, sin embargo irremediablemente perdidos. Como sucede en nuestra vida. Un encuentro inesperado con la nada 42


y con la muerte que deja en suspenso todo lo demás. Como si te hubieras equivocado con la puerta elegida, como si hubieras atravesado el umbral incorrecto, ese que en los juegos televisivos te aboca a la caída, a abandonar el concurso. Con la cara de idiota, llena de pintura roja, idiota así te sientes porque de alguna manera crees que podías haber sorteado esa mala suerte que no estaba destinada a ti, sino a alguien peor que tú. Allí, en el desierto se define la medida de su humanidad, enfrentados a lo terrible de una naturaleza que no se ha dejado doblegar por mucho que la hayan convertido en Parque Nacional, allí se someten a un espejo implacable. Se revela lo que hay dentro de cada uno, sin decorados de cartón-piedra que permitan fugas en el juicio. Han /Hemos emprendido un viaje iniciático y quizás terminal, salimos de casa y nos internamos en el desierto; han desaparecido las sendas y caminos ¿Ahora qué? ¿Qué hacer? La desorientación y la confusión nos inmovilizan. Habíamos leído muchos cuentos y visto muchas

películas pero no estábamos preparados para esta aventura, no estábamos listos para resolver las adivinanzas y enigmas de este vacío. El siseo de la serpiente nos enerva. No hay demasiado tiempo. Habíamos ordenado este espacio, naturaleza fotografiada, cuadriculada, parcelada y reducida a convencional plano y seriación numérica. La cuantificación había simplificado el desorden natural, las finas líneas color siena allanaban las dificultades. Pero un día el Parque natural con senderos balizados y paneles explicativos se transforma en un incomprensible espacio de soledad, una belleza que serenamente desdeña destrozarnos. Eva Lavilla Rey

43


In Memoriam

Donde pueda desordenar tu memoria, un hueco de luz cabe en el silencio roto de tus manos, no me hablas, no vuelves a mí y la noche está cogiendo una ruta de muerte, y como ya se usaron mucho como palabras noche y muerte callaré, el silencio mi ruta y mi palabra y me convierto en la nada, hasta donde pueda desordenar mi memoria y después volverme una piedra muda.

La princesa Inca

44

“And one far-off divine event, To which the whole creation moves”. In Memoriam A.H.H. by Alfred Tennyson.

In Memoriam a #kedarte 2012 es la Desesperación por ver tanto el ámbito rural como la cultura relegados a un segundo ámbito, al ámbito de la desaparición. En los días que transcurren paralelos a una crisis llevada de la mano de los grandes beneficiarios bancarios, la cultura ya no es necesaria en la opinión de algunos segmentos de la población al mismo tiempo que poco a poco los espacios rurales quedan olvidados en los rincones de las comunidades u otros ayuntamientos que los absorben beneficiándose de sus infraestructuras, ríos, caminos, etc. Proceso que nos lleva a crear nuevas ciudades y a despoblar una mayor parte del territorio con su pérdida en la cultura y tradiciones de una comunidad plural.


Duda por el buen saber hacer por parte de las instituciones, fundaciones, asociaciones y otros colectivos que en sus estatutos dejan claro la visión de favorecer al mundo cultural y al apoyo incondicional al mundo rural. Promesas incumplidas que solamente son utilizadas para el beneficio económico propio, olvidándose de rúbricas en las copias, perdiéndose en los archivos institucionales y por último gozando al unísono que los rescaten. Esperanza a que a través de la autogestión y el neorruralismo la situación cultural cambie progresivamente puesto que nos “han dejando en mano de la propia Naturaleza”. El cambio es necesario debida a las malas gestiones gubernamentales permisivas en el desfalco y favoreciendo intereses particulares y no el beneficio de la comunidad por el que se supone que fueron elegidos. Fe porque las pequeñas comunidades, encuentros,etc. Como puede ser #kedarte 2012 favorecen al desarrollo de la cultura, al encuentro entre público, artistas y tecnología; tecnología como

factor importante en el mundo en el cual vivimos puesto que este triángulo armónico dibuja el espíritu y el sentimiento de una comunidad rural que no debe ser olvidada y despojada de nuestras raíces culturales; por todo esto debemos de seguir creando, ya sean elementos físicos, conceptuales o encuentros para que a la cultura no se deje morir. Francisco Porto (La Lata Muda)

45


El aire que se respira

Ahora, el silencio debería estar prohibido. Porque ahora el silencio no es valor de respeto. Sino señal de retirada. Y en esta batalla abocará en la catástrofe toda retirada. Carcoma, carcoma, en silencio o contra el silencio, va abriendo una peste que pide a gritos luchar contra el silencio. Dos silencios. El de los que piden Paciencia y el de los que, en la densidad del miedo, piden la palabra en tiempos revueltos. Silvano Andrés de la Morena

46

Siempre hay esperanza

En la desesperación de las pinturas ajadas. En el polvo blanquecino de oscura procedencia. En los vidrios cortantes y sucios. En el final de mis días y mis noches. Descubro que estás mostrándome mis fronteras, mi propia geografía, de oriente a occidente, de septentrión a mediodía, del nadir al cénit. Te toco, te amo de cerca y descubro que, sobre mis retinas, habían caído espesos mantos de alquitrán transparente, velos en el alma. Acaricio tus paredes, mis manos se deslizan por los montes microscópicos de tu ser. Acaricio y siento la textura de los setos salvajes, que se refugian audazmente por entre tus rendijas. Me pregunto por qué me amas tanto, por qué me seduces y me empujas a inhalar tu aroma, que ya no puedo estar sin tu atmósfera, que me seduce tu cuerpo de tierra apelmazada, de barros cocidos, de hierros en óxido meridional. Mi ser destruido y calcinado ha comenzado a vivir en tu ámbito, mi ser que, en tiempos pretéritos, se des-


parramaba, que se deshacía al tacto de los mortales, se reconstruye en los ojos del que me observa. Es ahora cuando has hecho de mí un dios, un ser eterno y creador, soy lo uno, aquello hacia lo que todas las cosas tienden. La tendencia, la deriva de tus barcos nocturnos, de los mensajes subliminales de tus miradas, de tu pecho fuerte y deseado. Soy un dios, el eterno creador de génesis, porque tus palabras y las mías generan momentos verdaderos dentro de mi mente, dentro de mi mundo. Escucho tu relato de tus propios labios, me dejas mirarte con detenimiento, con amor y tú me respondes igual. Es ahora cuando me abres a la vida, porque no quiero esconderte bajo las alfombras, no quiero mirar hacia otro lado, no quiero cerrar los ojos a ti, no quiero renegar de ti porque me haces feliz. Eres el mundo, lo eres porque eres puro, más puro que una torre de cristal en una isla de oriente, eres más puro que un libro sagrado. Me miraste una vez, me miraste por las calles, desde la carretera. Me cortaste la imaginación en jirones, me

compusiste una sinfonía muda. Ahora no puedes dejarme sólo, porque me iluminaste suave, áspero, gritando con el rojo de tus manchas, con el gris del cerco de tus ventanas. Que tus paredes son ya son parte de mis células, de la biología que compartimos, eres el lienzo de mi vida, la roca de mis anhelos, que me haces sentir tu aliento en mi espalda, en mis hombros, que me despiertas y erizas mi mente. Ahora te amo, amo lo tuyo, la vaciedad, amo las horas de la madrugada y los crepúsculos, en los que el tiempo se detiene mis veces seguidas. Ahora yo seré la voz de tu diafragma, y el mundo me oirá, y tus paredes sucias serán el anuncio sempiterno de la esperanza. Ulises Faragüit.

47


Vacio, límite, horizonte

Miro hacia el horizonte buscándome a mí mismo, porque el horizonte es el límite de mis ojos, y el horizonte es de bronce, es antiguo, es fuerte. Y la cuchilla de luz, que pasa bajo las nubes, recorta los límites de mi ser. Miro hacia las cumbres de las montañas, porque sé, en el fondo, que jamás tocaré la cúspide de roca que las corona. El horizonte que marca el oriente y el occidente de mi existencia. Son los límites, los confines de la realidad, tal vez de la mía, la muralla levantada por desconocidos, sin saber qué guardan o a quien protegen. El abandono es el abismo en el que se precipitan los océanos, el lugar de los monstruos, de las alas de los dragones. Las alas negras y transparentes, que quieren atrapar el viento. Quiero ir hacia el abandono, que es el vacío, quiero encontrar la sombra de mi existencia, lo que yo soy. El vacío es el límite, y necesito tocar los límites para definir mi existencia, mi identidad mi sangre, una sangre marcada de muerte y de vida, una sangre 48

de tierra gris, de cemento y cal mezclada. Todos dejamos muertos por el camino, todos dejamos abandonos y vacíos, todos somos horizontes vivos de espacios muertos, de muertes sin anunciar, inesperadas, injustas, intermitentes, desencajadas, deseadas, doloridas, placenteras… los muertos de nuestros recuerdos gritan por las noches, nos despiertan en medio de tumultos espirituales. Los muertos llenan los espacios vacíos, muertos que son recuerdos, que son impresiones, que son presencias que jamás conoceremos. La vida parece arrastrarse por debajo de la puerta, y yo la amo y la busco, como busco unas manos que se arrastren por mi cuerpo, que marque los límites de mi piel, que señale la frontera entre mis adentros y la luz que me baña. El vacío es el límite y yo te necesito, porque no quiero perderme como tinta en el agua. Ulises Faragüit


Late gea

Cuando uno se pregunta que lugares están más olvidados, solemos ignorar nuestro entorno natural. Y es que si pensamos en la realidad de nuestra existencia, la naturaleza que nos acoge ha sido eterno testigo de nuestros pasos al tiempo que es objeto de nuestra indiferencia. Nos olvidamos de ella y de su capacidad cambiante, derivada del devenir constante que la caracteriza. Esas formas que dejan de existir, esa máquina mutante que cuando la perturbas te asalta y recupera su lugar, abandona al olvido estructuras que no vuelven de la misma manera; sin embargo, el espacio se queda y por ende su recuerdo, evocador ocasional de una emoción melancólica, en cuyos paisajes se siente como late la Madre Tierra. Es la analogía del ser mismo, ese anciano que recuerda con emoción sus años pueriles. Ahí es donde Latidos del olvido interviene y busca la plástica de su savia fresca en armonía simbiótica con la natura, incorporando un aliento nuevo a ese cajón de

recuerdos que evoca la tierra que pisamos, resumida en los campos de Morille. En este canto poético a nuestro entorno, en cierto modo hasta hoy inexplorado en el proyecto artístico de Latidos, la nada, que a su vez es todo, sirve de espacio artístico inmejorable enriquecido por los matices lumínicos y cromáticos que incorpora a lo largo de una jornada. Día y noche, y de nuevo día y más noche, el ciclo de la vida continúa, es nuestro ouroboros congelado en un fragmento de tiempo que, irónicamente, se perpetuará de modo indefinido para deleite de todo aquél que quiera disfrutar de la fuerza expresiva, del concepto contradictorio, de lo humano en lo mundano y primigenio, o de la luz de la conciencia. Para ello Morille ofrece un entorno mágico, no sólo por lo que era sino también por lo que es y está siendo, por lo que crece en su querer ser, un lugar vivo que subsiste con las miras puestas en el futuro y no en el pasado. Nada mejor para expresar esa unión que una convocatoria como Kedarte donde se enmarcan las intervenciones del grupo Latidos del Olvido. 49


Ejemplo de ello es la realizada por el Sr. Arribas en el depósito de aguas donde su exhortativo hombre deconstruido es una alegoría del inexorable paso del tiempo que se lamenta por su vaticinado olvido en un lugar donde la naturaleza se funde con el hombre y sus necesidades. Las texturas de la obra de Javier son tan ricas como el pathos que inunda al espectador que la admira. Si Arribas nos invita a meditar sobre la melancolía del espacio, Diego nos funde la utopía abstracta de las matemáticas urbanísticas con la espontánea riqueza cromática del paisaje, en un cambio de papeles que nos invita a la reflexión de la praxis “constructo-destructiva” del hombre que invade dichos espacios. Por otro lado, Kike nos regala una visión fragmentada de la belleza femenina en la unidad manifiesta de la soledad del campo, donde se funden las formas en la imaginación del observante. Su obra juega con la paradoja de enseñarnos espectrales imágenes de lozana realidad en el latir de los longevos prados castellanos refulgen-

50

tes por el verdor húmedo de su hierba primaveral. Por último, al abrigo de la noche, Paye nos invita a la meditación con su particular poética del espacio y la palabra, escribana de una naturaleza que metafísicamente se expresa en sus oraciones, en las que bajo la noche que precede al amanecer desmembra el paisaje y el nihilismo de su inmensidad que resume su propio microcosmos. El fuego del conocimiento ilumina a esta poetisa del arte que bajo la magnificencia del firmamento estival hace que Gea se comunique con nosotros. Cuatro artistas y cuatro efímeras obras de marcada individualidad que tornan unión en este magnífico proyecto que crece con la fuerza motriz del constante latir de unos corazones jóvenes que telúricamente te arrastran a seguirlos y empaparte de su trabajo, siempre bajo el espectro del canto a la memoria. Iván del Arco santiago


Alucinaciones en el desierto II

El desierto es un espacio fértil en significados, el horror al vacío que produce ha sido conjurado por los hombres desde hace siglos con imágenes poderosas. No es un “no lugar” sino “el lugar” por antonomasia, todo en él es topos y tiempo detenido. Una línea horizontal que separa cielo y tierra como un mito fundacional, como el dibujo que un niño, queriendo ser dios, realizó para empezar su juego. Sentimos la calma que produce la contemplación de una realidad desaturada y esencial. Esa sensación nos da valor para imaginar un acto de desprendimiento, una acción de borrado que nos devolvería el sosiego. Allí donde lo único que se proyecta es nuestro yo sobre la pantalla ocre de un paisaje que es nuestro exterior, continuidad sin trauma de lo que creíamos éramos nosotros. Paisaje y no naturaleza muerta y objetiva; paisaje. Allí donde la abstracción nace de una visión depurada y esquemática que confirma la luz como el principio de todas las cosas. De todas las metáforas posibles (y son muchas) nos gusta especialmente una, la de las alucinaciones en el pedregoso

suelo de un territorio yermo. La de la visión especular en la monotonía de las piedras dañadas por la erosión y por la luz inclemente. En este erial de piedra y matorral sucede ¿Dónde si no? ¿Dónde, sino en el desierto podríamos haber alumbrado una alucinación semejante? Allí donde la vida es una existencia licuada, adelgazada por la supresión de lo superfluo; escenario de un ritual de desposeimiento de lo accesorio. En el límite de la vida posible e imaginada. Es allí donde hemos concebido un sueño visionario, una verdadera alucinación. La confusión ha desordenado nuestras creencias, ha socavado las estructuras que guían nuestra vida cotidiana, ha hecho saltar por los aires nuestra confianza en las costumbres, nos ha dejado “sonados”, borrachos de una nueva idea que destruye lo anterior. Pero “¿tendremos el coraje necesario?” Tal vez la alucinación se desdibuje en el árido de nuestras vidas llenas, atiborradas e hiperestimuladas. Tal vez volvamos a refugiarnos en oasis confortables, en espejismos hipnóticos, en existencias vicarias. Eva Lavilla Rey

51


52


Pintura mural realizada por Pablo S. Herrero Mayo 2012, Morille (Salamanca) FotografĂ­as de Esperanza Porto Varela y Javier Arribas.

53


54


www.latidosdelolvido.com @latidosdlolvido 55


Latidos del Olvido / DESOCUPADOS#KEDARTE2012