Issuu on Google+

Otras urbanidades, compromisos y procedimientos ‘En el contexto actual se produce un desplazamiento en la identidad del sujeto que protagoniza la construcción social. Ya no es la comunidad, sino el individuo; ya no es la masa (el pueblo, la nación, la clase obrera), sino la multitud (concebida desde una dimensión lingüística como enunciación, o desde una dimensión política, cercana a la perspectiva de Toni Negri, como conjunto de subjetividades autónomas pero interconectadas en red) o el grupo (entendido como proyección de unos intereses colectivos que forman una comunidad social transitoria y trans-urbana). Actualmente, la sociedad está experimentando un profundo proceso de desterritorialización que hace que en la investigación sobre las nuevas realidades urbanas, el foco de atención analítico se desplace desde la arquitectura a las culturas’109. Armando Silva

Escribimos un texto para presentar hace unos meses el ‘Foro Barriadas’110 que decía así: ‘Formuladas las barriadas periféricas de nuestras ciudades modernas con una precisa función de habitabilidad primaria, muy próxima a la individualidad doméstica, estos trozos urbanos siguen un proceso histórico que se inicia considerándolos como añadidos a la ciudad histórica, con una clara intencionalidad ejemplificadora respecto a lo que su desarrollo debía ser, para posteriormente aplicarse como nuevo alojamiento de urgencia, como respuesta a unas condiciones de emergencia del Estado de Bienestar. Desde entonces el papel de estos núcleos ha sido cambiante en cada situación urbana –desde las primeras 109 > 110 >

Espacios fronterizos. Antidisturbios en Genova e instalación antiglobalizacion en el Parque del Alamillo, Sevilla. FACTOR-IA, 2003 >109 Exposición de Armando Silva en el Seminario-taller ‘Imaginarios urbanos: hecho público’. UNIA. Sevilla, 2005 >110 El Foro Barriadas-Sevilla 2006, impulsado por la Consejería de Obras Públicas y Transportes y comisariado por J. R. Moreno y F. de la Iglesia, quiere servir de soporte para la reflexión continuada sobre las barriadas en nuestras ciudades actuales. Articulado en torno a 5 líneas de trabajo (sociología, antropología, urbanismo, arquitectura y arte) pretende englobar los múltiples aspectos presentes en la problemática que afecta a estos ámbitos urbanos y posibilitar, con distintas entradas, nuevos enfoques para las actuaciones a desarrollar en ellas. www.forobarriadas.es

OTRAS URBANIDADES, OTROS PROCEDIMIENTOS p_171


y segundas periferias a las actuales bolsas de habitación localizadas en territorios conurbados-, pudiéndose concluir globalmente que cumplen con insuficiencia el papel asignado como unidades básicas de articulación entre lo privado y lo público o entre lo doméstico y el consumo que caracteriza la nueva sociedad de final de siglo XX. Sin embargo, y esto es necesario destacarlo, nos encontraríamos con modos de vida y segmentos sociales marginados en un hábitat segregado,

que

aportan

una cultura de confrontación respecto al proceso de radical de homogeneización que vive el resto de la sociedad contemporánea: diversidad y diferencia que inaugura, en algunos casos, otra urbanidad alternativa. Los interiores de la ciudad. Ocupación circense. Fotograma de la película ‘El cielo sobre Berlín?. Win Wenders, 1990

Dándole la vuelta a esta argumentación se dibujan, con trazos ligeros, la emergencia de contraculturas urbanas que abocan a valores positivos, por cuanto constituirían en su marginalidad una respuesta compensatoria a la homogeneidad de modos de vida y valores de la sociedad poscapitalista. Partiendo que cada comunidad configura un determinado imaginario al cual se refiere e instrumenta como medio de relación con su entorno, deberíamos ser conscientes de sus tiempos y espacios, de su toponimia, de su geografía y ocupación. Así, ante la nuevas expectativas creadas en nues-

Establecimiento del Circo del Sol en el vacío urbano del Charco de la Pava. Sevilla, 2006

tras ciudades, a raíz de una nueva significación urbana y la arquitecturización del entorno, surge una nueva cultura ciudadana –basada en la participación y emergencia de nuevos lugares- que tiende a la puesta en valor del espacio cívico y natural como escenario alternativo de vida en donde producir el intercambio y encontrar nuevas identidades. Ello ha producido un desplazamiento de los intereses y comportamientos urbanos a otras localizaciones más singulares y el descubrimiento de nuevas oportunidades en

p_172

LA ACTIVACIÓN DEL TERRITORIO COMO SOPORTE PARA LA GESTIÓN DEL ENTORNO


sitios encontrados en su ámbito territorial más cercano. Convergen sobre esos distintos lugares y modos de vida muchas miradas, sensibilidades, sociabilidades y políticas que deben dialogar para realizar un discurso lo suficientemente descriptivo y propositivo como para servir de medio de intercambio con las problemáticas que allí se dan. La proximidad, la comprensión y la colaboración son escalas necesarias para restituir la presencia de estos modos de vida diferentes al conjunto de la ciudadanía; tanto como otro enfoque de la política que asuma que no existen protocolos homogéneos sociales o estados generales, pero sí una situación que reclama biopolíticas alternativas’111. Para la técnica contemporánea de la arquitectura, la ‘vivienda moderna’ –capaz de construir ciudad sin limitaciones- ya no es modelo de referencia suficiente para estas nuevas condiciones; el habitar –como la casa- se extiende a otros acontecimientos, a otros universos y la ‘casa de todos’ pone en crisis muchos de los materiales de proyecto que se disponían a tal fin: construcción de un centro-hogar

Nudo de las nuevas infraestructuras de movilidad en el sur de Sevilla realizadas con motivo de la Expo-92.

en torno al que se localizaban sus diversos mundos; la jerarquización de espacios ligada inevitablemente a la propia simbolización de la casa en el mundo; su relación abierta en mayor o menor medida a la ciudad; segregaciones de usos derivados de comportamientos

establecidos

e incluso promovidos por agentes de la producción; etc. Se abre un espacio del habitar –extraordinariamente más vasto- donde trazos, fluidos, infiltraciones, decantaciones, materialidades, texturas, comportamientos, virtualidades, etc, hablan a su vez de otra comunidad, de

Imagen de los fractales de una gota aceite sometida a distinta presión. En ‘La rebelión de las formas’. Jorge Wagensberg. Tusquets Ed. Barcelona, 2005. P-256

otra historia, de otra memoria y, necesariamente, de otra manera de producirse y manifestarse la arquitectura. Los diversos escenarios propuestos por la sociedad 111 >

>111 Presentación del encuentro ‘Nuevos Centros Urbanos. Foro Barriadas’. J. R. Moreno y F. de la Iglesia. Dirección General de Arquitectura y Vivienda. Junta de Andalucía. Sevilla, 2006

OTRAS URBANIDADES, OTROS PROCEDIMIENTOS p_173


del consumo, constituyen lugares extensos y difusos, marcados por espacios diversos y ambiguos donde es difícil pensar que la aplicación automática de los instrumentos de la técnica arquitectónica pueda resolver los problemas existentes. Por el contrario, en esos territorios se hace necesario entrar con otros procedimientos, con otras escalas y parámetros, buscando situaciones que permitan encontrar nuevos espacios y referencias para una habitabilidad plena, consecuente con el sitio y el conjunto de la ciudad, planteando

–nos

cuenta

Manuel Delgado a propósito del grupo Stalker- ‘la exploración de los itinerarios, preferentemente por espacios ambiguos y desterritorializados, como formas de localización de ‘territori attuali’, interpretando lo actual en el sentido que propone Foucault no de aquello que somos, sino sobre todo de aquello en lo que nos convertimos, lo que estamos a punto de ser, es decir, lo otro, nuestro devenir Fragmento del Mapeado para la representación del Sur. Exposición ‘Intrusiones’. Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. Sevilla. FACTOR-IA, 2004 FACTOR-IA, SL es Félix de la Iglesia, Miguel Ángel Rojas, Juan Limón y José Antonio Ruiz

otro. La actividad de Stalker consiste en transitar entre lo que es seguro y cotidiano y lo que es incierto, lo que está aún por descubrir, generando «una sensación de desazón, un estado de aprehensión que conduce a una intensificación de las capacidades perceptivas; de este modo, el espacio asume un sentido; por doquier, la posibilidad de un descubrimiento, el miedo a un encuentro no deseado’112. A la postre, ‘poniendo en valor’ el propio lugar en relación a las cosas y personajes encontrados, imaginando acciones que persiguen descubrir enclaves, identificar referentes y construir relaciones de proximidad en lugares de

112< Manuel Delgado. ‘La NoCiudad como ciudad absoluta’. Revista Sileno, nº 14-15. Madrid, 2003. P-130 p_174

sociabilidad e intercambio. Que permiten habilitar escenarios diversos desvelando huecos donde situarse, trazando 112 <

LA ACTIVACIÓN DEL TERRITORIO COMO SOPORTE PARA LA GESTIÓN DEL ENTORNO


líneas de movilidad y conexión, de escalas y contornos alternativos, disponiendo cruces en puntos singulares –picas clavadas en el terreno como signos visibles de un registro artificial-, preparando el suelo con acotaciones distintas para abrirlo a la vida, valorando otros elementos no siempre tenidos por ciudad. Igualmente, posibilitando e implementando la relación –hoy, bajo mínimos- del sujeto con el lugar, abiertos en gran medida a una distinta actitud cuidadosa y comprometida con el medio ambiente. Ello, con los agentes que promueven y predicen los nuevos espacios de habitabilidad y con los individuos, a través de su participación en los procesos de transformación potenciando la relación del conjunto de los individuos con el lugar desde la revisión del concepto clásico de espacio público, extendiéndolo a un

Imagen del monorail elevado de conexión entre los edificios en el centro de Detroit, salvaguarda de una frágil seguridad. 1998.

marco territorial que baraje la máxima expansión del mundo de la casa y dilate las fronteras del habitar como nueva dimensión de la experiencia participativa de los sitios. Con estas consideraciones, se pretende hacer consciente a la sociedad de la existencia de espacios, de paisajes culturales donde sea posible una práctica ciudadana plural en la que casa, barrio, ciudad y territorio formen parte del mismo soporte. Todo, desde la lectura y puesta en valor de un conjunto de materiales y elementos presentes en el sitio –simbólicos, paisajísticos, edificatorios, de infraestructuras- y la incorporación de nuevas actividades y necesidades que la sociedad demanda. Para ello es necesario

Propuestas para el Sector Sur del documento de Oportunidades y Estrategias para el nuevo Plan General de Ordenación Urbanística de Sevilla. FACTOR-IA, 2002

ensayar un proyecto de interpretación y activación de este territorio, desde el que plantear dispositivos más libres de aproximación y reorganización de los lugares, para poder posibilitar una habitabilidad plural integrada en el medio y no depredadora de los recursos y energías del sitio. OTRAS URBANIDADES, OTROS PROCEDIMIENTOS p_175


Montaje con alguna de las propuestas para el Sector Sur del documento de Oportunidades y Estrategias para el nuevo Plan General de Ordenación Urbanística de Sevilla. FACTOR-IA, 2002

De la declaración de intenciones realizada a las experiencias que permiten esos enunciados. A continuación se alinean un grupo de proyectos de muy diversa naturaleza que han ido pespunteando con una caligrafía propia una urdimbre donde trama e imagen se complementan, como aquel dragón del que nos hablaba Juan Navarro Baldeweg.

p_176

LA ACTIVACIÓN DEL TERRITORIO COMO SOPORTE PARA LA GESTIÓN DEL ENTORNO


otras urbanidades, compromisos y procedimientos