Page 1

Independencia Latinoamericana Independencia En Colombia

Causas internas y externas de la Revolución de independencia Americana Causas Internas: a) La pésima administración colonial. b) El régimen comercial de monopolio a favor de España. El desarrollo comercial estaba segmentado, así: Bilbao comerciaba con México y Centroamérica, Cádiz con la Nueva Granada y Venezuela y Sevilla con Perú, Chile y Buenos Aires. En este esquema el papel que jugó la famosa Compañía Guipuzcoana, tuvo mucho que ver con todo esto. Consecuencia de lo cual fue el continuo incremento del contrabando que utilizaba el "Camino de Jerusalén" de que habla Adelaida Sourdís y que iba de Riohacha hasta Mompox. c) La entrega de los puestos de mando y de control a los españoles y el marginamiento de los criollos. d) Las restricciones en la educación. e) El absolutismo imperial español. f) El activo papel de los Cabildos criollos. g) El alzamiento de Quito de 1809. h) Las continuas revueltas, que pasaron de trescientas en el continente Americano, contra las autoridades españolas. i) Los controles internos y externos al comercio y la prohibición de exportar e importar a los mercados de Inglaterra y los EEUU, que tenían en quiebra a los comerciantes criollos. j) La prisión de los reyes españoles en Bayona que dejaron en una gran crisis al gobierno de España y sus relaciones con América. k) La unión de ciertas fuerzas sociales: Comerciantes, gentes con alguna ilustración, artesanos, bajo clero, militares criollos y población urbana y, especialmente, el apoyo decidido de las mujeres sin las cuales no habría habido independencia; En general los negros dividieron sus preferencias, mas no así los indígenas que le fueron bastante fieles al Rey. l) La dificultad de España por aprovisionar su ejército.


m) Los inconvenientes que sufrían los guerreros ibéricos frente al clima, la comida, las enfermedades, la falta de caminos y lo quebrado del terreno. n) La absurda y brutal represión de las autoridades contra los rebeldes que no le dejaron a la población otro camino que apoyar la revolución. o) La tremenda carga impositiva que soportaban los ciudadanos, donde, a decir de alguien, "se pagaba hasta por lo que bebían los Granadinos". p) El centralismo político exagerado, que no le dejaba a las regiones ninguna posibilidad de desarrollo y de autonomía. Causas externas: a) La invasión francesa a España, el derrocamiento de Fernando VII y la llegada al trono de "Pepe Botellas" (José Bonaparte), es decir, la crisis de la monarquía española. b) La revolución Americana y la implantación del régimen federal. c) La revolución francesa. d) Las enseñanzas de Suárez, Vitoria y de los enciclopedistas. e) La actividad de la Masonería. f) El influjo de los ex Jesuitas que siguieron conspirando. g) La debilidad de la metrópoli. h) Las guerras entre ingleses, españoles y franceses. i) El desarrollo de potentes cañones que le dieron el predominio en los mares a la flota inglesa. j) La independencia de Haití en 1804, donde las gentes Afro-Americanas le dieron una lección de dignidad a sus congéneres continentales. k) La revolución industrial que cambió por completo los esquemas de producción y redujo al atraso a aquellos países que se quedaron exportando materias primas, como España y Sudamérica. Consecuencias de la independencia Americana A) Inestabilidad política. B) Caudillismo y militarismo.


C) Conflictos militares internos y fronterizos. D) Intervencionismo extranjero. E) Librecambismo y comercio libre a favor de las otras potencias Europeas. F) Consolidación de las oligarquías criollas y marginamiento del pueblo en la toma de decisiones políticas. G) Atomización políticas y debilitamiento económico. Se pasó de la unidad de mando a la dispersión geográfica y política y de un régimen centralizado y monolítico a uno sin autoridad ni mando; Los EEUU se consolidaron porque recorrieron el camino contrario. H) Desarrollo de nuevas tácticas militares, basadas en la guerra de guerrillas. Legados institucionales Españoles A) El centralismo administrativo. B) Las Alcabalas departamentales y los estancos, básicamente en el caso de los licores. C) Los Cabildos municipales. D) Los indultos, primero reales y luego presidenciales. E) Las provincias como ente de control político. F) El modelo económico basado en la producción de materias primas. Principales impuestos pagados por los súbditos americanos a las autoridades coloniales españolas La tributación americana nació entre 1479 y 1503 cuando los Reyes Católicos promulgaron las "leyes de aduanas de Cartagena, Granada y Murcia" y se complementó con el mandato de Carlos I, denominado "derechos de almojarifazgo de Indias". Armada de Barlovento: Para armar una flota marítima que enfrentara con éxito a los ingleses en los mares del mundo. Consulado o Avería: Cobrado a todos los bienes que llegaran por mar y destinado a la reparación de los barcos mercantes. Alcabala: Cobrado para impedir la competencia de los productos americanos con los españoles. Se cobraba a todos los bienes muebles e inmuebles, semovientes, frutos de la tierra y actividades de mantenimiento común o exportación.


Diezmo: El más costoso e inútil de todos. Se dedicaba al sostenimiento de la iglesia católica y gravaba los productos agrícolas. Quinto: Llamado también "requinto del Rey". Gravaba la producción minera con el 20% del producido. Tributo Indio: Pagado en trabajo; Se popularizó en la Encomienda y su producido se dedicaba al pago de la burocracia real; Sobre este impuesto decía Villavicencio al Virrey Amar, en carta del 24 de mayo de 1810: Es el tributo más injusto e inicuo que ha podido inventar la ignorancia y la malignidad para destruir esta importantísima, utilísima y desventurada casta de hombres. Anata, Media Anata y Mesada: Gravaba los sueldos anuales, semestrales y mensuales. Alcabala de Mar: Se cobraba a la entrada y salida de los puertos. Almojarifazgo: Se cobraba sobre los géneros y frutos de exportación o importación. A los almacenes donde se guardaban las mercancías las denominaban "alfóndegas". Aguardientes: Cobrado sobre su destilación. Pulperías: Cobrado en las tiendas que vendían aguardiente o bebidas fermentadas (chicha). Guías y Tornaguías: Venta y composición de tierras: Cobrado por cada título de propiedad que se expedía. Sisa: Cobrado en los mataderos de reses o de cerdos. Derechos de exportación: Fluctuaban entre el 2.5% y el 4.5% para los productos de importación y eran del 9.5% si eran de bienes para exportación. Mazamorreo: Cobrado por la extracción de oro en ríos y quebradas. Dique y medio dique: Cobrado sobre el volumen de las mercancías y no sobre el valor. Real Hacienda Pública: Tenía gravámenes de tres tipos, así: a) Particulares: Naipes, bulas de cruzada, indultos, mesadas eclesiásticas, medias anatas eclesiásticas, vacantes mayores y menores, pernas de cámara, gastos de justicia y menores. b) Ajenos: Montepío militar, ministerios, multas, condenas, gracias de títulos para el supremo Consejo, depósitos y descuentos de asignaciones. c) Real Hacienda: Derechos de contribución, novenos, tres por ciento, oficios vendibles y remunerables, papel sellado, aduanas, inválidos, hospitalidad, remisiones de cajas, restituciones, donativos, aprovechamientos y depósitos. Era pues imposible que este no se convirtiera en un factor perturbador de la tranquilidad ciudadana y un poderoso motivo de indignación contra el invasor peninsular. Panorama del mundo esclavo en la Nueva Granada Es oportuno mencionar cuales eran las razas o denominaciones de los habitantes de la Nueva Granada a la hora de la independencia: Indios, negros, blancos, mestizos (unión de indio y blanco), mulatos (negro con blanco), zambo (indio con


negro; En el Brasil, se les llamó "Cafuzos""), castizos (mestizo con blanco); Tercerón (blanco con mulata o viceversa); Cuarterón (blanco con tercerón, no se distingue fácilmente del blanco); En algunas partes se llamó "ladinos" a todos los que no fueran indígenas, blancos españoles o blancos criollos.

Lo que en la generalidad de la América Española se llamó "Palenques", eran los mismos "Cumbes" de Venezuela, "Quilombos" en la América Portuguesa, los "Bush negros" de Surinam, los "Blacks Caribs" de Dominica y las islas angloparlantes de las Antillas, o los "Maroons" de Jamaica, pero se diferenciaban de los "Caboclos", habitados por mestizos y conformados, en buena parte, por fugitivos de la justicia. No eran tan sumisos, afortunadamente, los AfroColombianos en los tiempos coloniales y, en todo momento, buscaron fugarse, crear sus enclaves y vivir libres. Insurgencia colonial Granadina Tampoco fueron tranquilos los años que permanecieron en los continentes como dominadores los hijos de don Pelayo. Desde el primer momento se produjeron alzamientos, rebeliones e insubordinaciones por toda su extensión, casi podríamos decir que no hubo año tranquilo, año en que al Rey no le llegaran las "malas noticias" de sus súbditos allende el mar. Primero fueron los indígenas, luego los negros en mala e infame hora sacados del África, siguieron los Encomenderos, más tarde los colonos blancos y posteriormente estos y los mestizos, hasta cuando la nueva raza que se había formado en ese inmenso crisol produjo la rebelión final y definitiva que nos mostró ante el mundo como los auténticos dueños de nuestra propia casa. Es preciso hacer conciencia de la forma bárbara como fue conquistada América. Por lo menos 10 millones de indígenas perecieron a la entrada salvaje de los españoles. Tan sólo treinta años después de la llegada de Colón, apenas si quedaban naturales en las islas de las Antillas; Bartolomé de las Casas habló de matanzas de 30.000 y 40.000 indígenas en una sola batalla, en algunas de sus cartas a Carlos V, hablándole sobre la Nueva España (México), dijo: Entre otras matanzas hicieron ésta en una ciudad grande, de más de treinta mil vecinos, que se llama Cholula; Y refiriéndose a Nicaragua: Capitán hubo suyo que en una entrada que hizo por mandado del para robar y extirpar gentes, mató sobre cuarenta mil ánimas. No sólo fueron las armas las que diezmaron a los seculares dueños de estas tierras, también fue el choque cultural y las epidemias que minaron a quienes no morían por el rudo trabajo impuesto en las minas; La viruela, el sarampión, la Gripa y el tifo traídas por las huestes conquistadoras, completó "la obra" exterminadora de los ibéricos, apenas compensadas con las enfermedades


americanas de la sífilis y el mal de Chagas que causaron y lo siguen haciendo, un terrible mal. Así como murieron quienes profanaron la tumba del emperador Tutankamon, también, trágicamente, perecieron muchos de los que "destaparon" el gran cofre Americano: 

Cristóbal Colón: Olvidado, humillado y despojado de todos sus títulos, terminó sus días el gran Almirante; Así le agradeció España, el haberles entregado un imperio "donde no se ponía el sol".

Gonzalo Jiménez de Quesada: Leproso y en la miseria, murió en Mariquita.

Hernán Pérez de Quesada: Fulminado, con su hermano Francisco, por un rayo a la altura del cabo de la vela, cuando de Cartagena se dirigían a Santo Domingo, en calidad de presos, por orden de la Audiencia.

Hernán Cortés: Abandonado y sifilítico, murió en Castilleja de la Cuesta.

Juan de la Cosa: Muerto en Turbaco por las flechas de los indios.

Rodrigo de Bastidas: Murió en La Habana, cuando se reponía de las heridas a cuchillo que le habían asestado sus propios compañeros.

Francisco Pizarro: Asesinado en Lima por orden del hijo de Diego de Almagro.

Diego de Almagro: Estaba sifilítico, cuando lo fusilaron por orden de Hernando Pizarro.

Gonzalo Pizarro: decapitado por orden de Pedro La Gasca.

Vasco Núñez de Balboa: Fusilado en Panamá por orden de Pedrarias Dávila.

Francisco Hernández de Córdoba: Fusilado por orden de Pedrarias Dávila.

Pedro de Heredia: Ahogado, cuando viajaba a España, a luchar por mantener sus conquistas y estaba acusado de robar el quinto del rey.


Sebastián de Benalcázar: Murió en Cartagena, cuando lo llevaban preso para España, a causa de las denuncias de la viuda de Jorge Robledo.

Jorge Robledo: Muerto a garrotazos por la gente de Benalcázar, en la Loma del Pozo.

Pedro Valdivia: Muerto por los Araucanos, después de ser apresado en una batalla.

Alvar Núñez Cabeza de Vaca: Muerto en España, recién salido de la prisión a donde lo habían llevado sus compañeros desde el Paraguay.

Juan Díaz de Solís: Muerto por las flechas de los indios, al desembarcar en la isla Martín García, frente a las costas de la Argentina, ante la mirada horrorizada de sus compañeros que miraban la masacre desde los barcos.

Fernando de Magallanes: Muerto por las flechas de los indios, en las islas Filipinas. -. Sebastián Elcano: Muerto en 1536, cuando llegaba por segunda vez al océano Pacífico.

Pedro de Alvarado: Combatía contra la Zacatecas, cuando subiendo una colina fue derribado y encima le cayó un caballo.

Hernando de Soto: Muerto de fiebres, a orillas del río que descubrió: El Mississippi.

Pedro de Añasco: Víctima de la salvaje, pero justa venganza, de la Gaitana.

Juan de Ampudia: Muerto por los mismos indígenas que abatieron a Añasco.

Cristóbal Guerra: Muerto por los indios Caribes, en Cartagena.

Alonso de Ojeda: Murió pobre y olvidado en La Española.

Diego de Nicuesa: Desaparecido en el Atlántico, cuando regresaba a la Española.

Ambrosio Alfanje: Muerto por los indios Chinácotas, cuando regresaba a Coro.


Francisco de Orellana: Muerto en pleno río de las Amazonas, víctima del ataque de los indios Mundrucus; Fue enterrado en una de sus islas.

Pánfilo de Narváez: Perdido en las costas de la Florida. -. Juan Ponce de León: Muerto por una flecha envenenada.

Juan Vásquez de Coronado: Desaparecido en una borrasca en el mar, cuando recién salía de España, con el título de adelantado de Costa Rica.

El oro los tocó y los perdió, fue la gran venganza americana, de la cual nunca se hizo un mito. Únicamente el oro los deslumbraba y llegaron dispuestos a todo con tal de conseguirlo, la disculpa de la cristianización no los arredraba para nada; Utilizaron inteligentemente las discordias entre los distintos pueblos indígenas para dominarlos, apoyándose en su indudable predominio militar, su capacidad de fuego, el terror que a los indios les produjeron inicialmente los caballos, los perros, el ruido de los cañones y los mosquetes, los afilados aceros de las espadas y el ímpetu desenfadado, despiadado y cruel que los impulsaba a buscar en tierra nueva lo que ni de lejos podrían conseguir en los lares que los vieron nacer; Previeron que era su única oportunidad en la vida y no hubo pasión que no los moviera para conseguir sus fines y se mezclaron con los indígenas como manera de aplacar su instinto carnal, lo que produjo el mestizaje del cual tanto nos enorgullecemos. Quemar a los caciques, encerrar multitudes en ranchos y prenderles fuego, herrar a los niños, mujeres y viejos; Arrojarles los perros para sacarles los intestinos, aplicarles la pena del potro y tantas otras torturas fueron comunes en esta etapa de la ocupación de América por los peninsulares; España impuso su superioridad militar, social y organizativa en una gesta que siempre ha impresionado al mundo por haber descubierto y conquistado la mayor extensión de territorio jamás logrado por imperio alguno en el muy corto plazo de sólo veinte años. Vale la pena que mencionemos algunas de las principales revueltas, revoluciones, motines, alzamientos o sublevaciones producidas en la América colonial, sin mencionarlas a todas, porque no acabaríamos nunca, porque, y mencionemos sólo el caso de Guatemala, en la cual, entre 1693 y 1800, se presentaron 45 motines de indígenas: 12 contra los Justicias Mayores, 9 contra los sacerdotes católicos y el resto por causas varias; Es oportuno precisar ciertas expresiones, así:


* Tumulto: No pasa de ser una protesta callejera, hecha a voces, en contra de una persona, generalmente del gobierno, o contra una medida gubernamental cuya trascendencia no es mayor. * Agitación: Tampoco pasa a mayores y se produce cuando se aprovecha una reunión de personas, como en un mercado público, para difundir rumores o chismes en contra de la autoridad, de la cual se pretende alcanzar alguna conquista. * Asonada: Cuando la protesta, espontáneamente, produce un ataque a la autoridad y daños a los bienes públicos. * Motín: Cuando alguna autoridad es destituida y se presiona su reemplazo por alguien del gusto de las gentes. * Alzamiento, rebelión, sedición o sublevación: Son producto de la protesta organizada y dirigida por un cabecilla que arrastra tras de sí un grupo poblacional; Es de carácter armado y violento; Su duración es corta. * Insurrección, levantamiento o revuelta: Son protestas armadas y organizadas para producir un cambio radical de las estructuras económicas, políticas o sociales; Tienen un alto componente de organización; Su ambiente geográfico es muy amplio y tienen una mayor duración en el tiempo. * Revolución: Es el culmen de la protesta; Se incuba durante largo tiempo; Tiene muchos dirigentes; Se propaga rápidamente y, generalmente, logra importantes cambios en el gobierno y las leyes. Haití. 1492: Adelantada por el cacique Caonabo en contra de los hombres de Colón; Es la primera respuesta armada de los naturales americanos en contra del invasor peninsular. Haití. 1500: Por representar la primera guerra civil americana. Haití. 1522: La primera de los esclavos negros en el Nuevo Mundo. Venezuela. 1560: Por las salvajes características que le imprimió Lope de Aguirre con sus Marañones. México. 1692: Primera que encabezaban las mujeres. Paraguay. 1717: Por lo que significaron para el mundo, el común y los Jesuitas. Venezuela. 1730: La revolución de Andresote en donde por primera vez se pidió la extradición de un individuo. Chile. 1766: Triste fin de los Araucanos. EEUU. 1776: Por ser la primera vez que el sistema democrático se ensayaba en el mundo, sistema que ellos crearon y que es el origen de su imperio. Perú. 1780: El glorioso movimiento de José Gabriel Condorcanqui, más conocido como "Túpac Amaru". Bolivia. 1780: Rebelión de los hermanos Catarí, que duró dos años. Bolivia. 1781: Alzamiento del indígena Julián Apasa, quien tomó el nombre de "Túpac Catarí" y su esposa Bartolina Sisa, llamada "La Virreina". Colombia. 1781: Movimiento comunero de El Socorro, que movilizó a miles de personas por todo el territorio de la Nueva Granada. Brasil.


1789: revolución de Joaquín José D’Silva Xavier más conocido como "Tiradentes" por su oficio de sacamuelas; Es considerado un precursor de la independencia brasileña. Haití. 1793: Abolición de la esclavitud; Hito histórico en la lucha por los derechos humanos. Colombia. 1794: Publicación de los "Derechos del hombre y del ciudadano", por don Antonio Nariño. Haití. 1804: Primera independencia de un país al sur del río grande. Finalmente, "Los Palenques", tierra libre del afroamericano que en todos los países, regiones y épocas, fueron el refugio donde los esclavos, al fin, respiraban libertad. Démosle un vistazo a las principales manifestaciones de rebeldía acaecidas en el Nuevo Reino de Granada desde los primeros años de la colonia: 1542. Quimbayas y Encomenderos se enfrentaron en la primera gran rebelión de estos indígenas. 1554. El 16 de agosto, el Cabildo de Popayán protestó contra las leyes y ordenanzas reales recibidas, alegando la pobreza de la región y lo recientemente poblada; Levantamiento de Álvaro de Ayón en San Sebastián de la Plata, del cual se expresó así don Juan de Castellanos: Y un Álvaro de Ayón , de quien la historia Que hago tratará prolijo rato, Haciendo de sus cosas la memoria Que los antiguos hacen de Erostrato, Vaso de necedad y vanagloria, Arrojadizo, torpe, mentecato, Mas del vulgo tenido comúnmente Siendo hombre temerario, por valiente. 1557. Nuevamente se enfrentaron Quimbayas y Encomenderos, colocados en el medio de la pelea entre cartageneros y piruleros, cubrió todo el centro-sur del país y fue quizás la mayor rebelión indígena de que se tenga memoria. 1565. Rebelión general de los indígenas de Antioquia; En este año se produjo una terrible explosión del volcán nevado del Ruiz. 1576. Santa Marta fue incendiada por los Chimillas. 1579. Rebelión del cacique Omogá, dominada en Antioquia, por don Gaspar de Rodas. 1592. Los Encomenderos de Tunja fueron dominados por el Presidente Antonio González. 1614. Primer levantamiento de los Charguajes, quienes atacaron a Mocoa, pero fueron derrotados por el Capitán Fernán Pérez de Rúales. 1628. Alzamiento de los indígenas Sind aguas en Barbacoas. 1641. Rebelión de los Tunjanos contra el impuesto llamado "Armada de Barlovento". 1684. Enero 15: En el pueblo de Negué se rebelaron los indígenas Citaráes y mataron a todo el que encontraron que no fuera de su raza; Los blancos recibieron auxilio de las gobernaciones de Antioquia, con Jacinto de Benalcázar enviado por Juan Bueso de Valdés y de la Gobernación de Popayán por medio de Juan de Caicedo Salazar; Los indígenas huyeron hacia las partes altas cercanas a Lloró; La rebelión duró hasta el 31 de agosto de 1687 cuando fue capturado y decapitado el líder indígena Querúbica. 1732. Levantamiento indígena en El Darién. 1738. Los Hóndanos se rebelaron contra el real estanco de aguardiente impuesto por Joseph de Rivera. 1740. Los vecinos de Vélez protestaron contra el estanco de aguardiente y el nuevo impuesto creado por el virrey Eslava, una especie de "bonos de guerra". 1752. El 9 de abril se protestó en Tunja, Paipa y Tuta contra la renta de aguardiente, destituyeron al Alcalde y se le confiscaron sus bienes. 1765.


Los Carangueños lograron que se les eliminara el estanco de aguardiente. 1766. El 8 de diciembre, como fruto de una rebelión, los Chocoanos lograron la extinción del estanco de aguardiente. 1767. El tabaco y los impuestos fueron la causa del motín de Neiva. 1769. Los guajiros destruyeron las misiones y mataron a los colonos blancos. 1774. Siendo jueves santo, en San Francisco de Jegua, cerca de Mompox, el aguardiente fue el culpable de la asonada de los lugareños. 1781. El 16 de marzo, Manuela Beltrán dio comienzo a la revolución Comunera; En Pasto protestaron contra los estancos de tabaco y aguardiente, lo que llevó a la muerte del alcabalero José María Peredo por los indios de Calambuco; En mayo 19, los llaneros se volvieron comuneros; El Gobernador Becaría neutralizó la rebelión de los Tumaqueños; El domingo 17 de junio en Guarne - Antioquia, los comuneros atacaron los estancos de tabaco y aguardiente; El 19 de junio los Neivanos dieron muerte al Gobernador Policarpo Fernández. 1781. El 19 de agosto en Toro y Hato Lemus (Valle del Cauca), la gente se armó y atacó los estancos. 1794. Antonio Nariño reprodujo los "Derechos del Hombre y el Ciudadano". 1800. Túquerres se levantó contra los impuestos. 1809. En Funes (actual departamento de Nariño), se presentó la primera batalla de la independencia sudamericana. 1810. Enero 11: Comenzó la insurrección de Carlos Salgar, José María Rosillo y Vicente Cadena. Muestra suficiente para indicar la rebeldía de los Granadinos en contra de las autoridades virreinales y que desmiente el común decir de una "calma chicha" durante toda la colonia; Actitud ésta similar a las de las otras repúblicas americanas donde fueron innumerables las manifestaciones del descontento con los atropellos que a diario cometían los funcionarios coloniales españoles en contra de aquellos a quienes consideraban "manchados por la tierra". El Grito De La Independencia El 20 de julio de 1810 fue el inicio de unos sucesos determinantes que cambiaron la historia de lo que hoy conocemos como Colombia Nadie sabía exactamente qué iba a pasar el 20 de julio de 1810, pero se podía percibir una atmósfera de que algo ocurriría. Fue un viernes, día de mercado y todo el pueblo caminaba por las calles de Santa Fe. Después de la abdicación del monarca español Fernando VII tras la invasión francesa a España en 1808, llevada a cabo por parte de Napoleón Bonaparte, en España se organizaron juntas de gobierno a nivel local para resistir al invasor y, a la vez, gobernar en ausencia del rey depuesto. Estas juntas pronto uniéndose organizaron un gobierno "alterno" al gobierno de ocupación impuesto por Napoleón. Este gobierno alterno tenía representantes de todas las provincias de toda España y también de sus colonias. Sin embargo, la representación de las colonias era


inferior a la de los reinos españoles. En el caso de las colonias americanas había sólo 9 representantes en contraste con los 36 de la península. Esto hizo que en América se buscara o una mayor representación o una mayor autonomía, e incluso Independencia de la metrópoli.

Ya en 1809 se habían producido los primeros gritos de libertad en la América española, en lo que hoy es Ecuador y Bolivia. En la Nueva Granada se habían gestado de manera similar, y ciudades como Cartagena y Mompox habían conformado juntas independentistas que buscaban mayor autonomía e incluso una independencia absoluta de España En la provincia de Santa fe se había creado una junta de notables integrada por autoridades civiles e intelectuales criollos. Los principales personeros de la oligarquía criolla que conformaban la junta eran: José Miguel Pey, Camilo Torres, Acevedo Gómez, Joaquín Camacho, Jorge Tadeo Lozano, Antonio Morales, entre otros. Estos comenzaron a realizar reuniones sucesivas en las casas de los integrantes y luego en el observatorio astronómico, cuyo director era Francisco José de Caldas. En estas reuniones empezaron a pensar en la táctica política que consistía en provocar una limitada y transitoria perturbación del orden público y así aprovechar para tomar el poder. La junta de notables propuso entonces crear un incidente con los españoles, a fin de crear una situación conflictiva que diera salida al descontento potencial que existía en Santafé contra la audiencia española. Lo importante era conseguir que el Virrey, presionado por la perturbación del orden, constituyera ese mismo día la Junta Suprema de Gobierno integrada por los regidores del Cabildo de Santafé. Don Antonio Morales manifestó que el incidente podía provocarse con el comerciante peninsular don José González Llorente y se ofreció "gustoso" a intervenir en el altercado. Los notables criollos aceptaron la propuesta y decidieron ejecutar el proyecto el viernes, 20 de julio, fecha en que la Plaza Mayor estaría colmada de gente de todas las clases sociales, por ser el día habitual de mercado. Se convino que un grupo de criollos (encabezados por Pantaleón Santamaría y los hermanos Morales) fueran el día indicado a la tienda de Llorente a pedirle prestado un florero o cualquier clase de adorno que les sirviera para decorar la mesa de un anunciado banquete en honor a otro criollo destacado, Antonio Villavicencio. En el caso de una negativa, los hermanos Morales procederían a agredir al español. A fin de garantizar el éxito del plan, si Llorente entregaba el florero o se negaba de manera cortés, se acordó que don Francisco José de Caldas pasara a la misma hora por frente del almacén de Llorente y le saludara, lo cual daría oportunidad a Morales para reprenderlo por dirigir la palabra a un "chapetón" enemigo de los americanos y dar así comienzo al incidente. Y llegó el 20 de julio


"Según cuentan algunos testigos, los criollos fueron al almacén de Llorente a pedirle prestada una pieza. Algunos dicen que fue un ramillete, otros un farol y otros un florero, con el fin de adornar la mesa de Antonio Villavicencio. Llorente se resiste porque dice que la pieza está maltratada y en mal estado. Se arma el tumulto y se convoca a un cabildo abierto poniéndose en sintonía con lo que ocurre en las otras provincias de la Nueva Granada y lo que ocurre en las otras colonias españolas", cuenta Daniel Castro, director del Museo de la Independencia, lugar donde ocurrieron los hechos del 20 de julio y donde aún reposa una parte de la pieza que los criollos fueron a pedir prestada. Poco antes de las doce del día, como estaba previsto, se presentaron los criollos ante Llorente y después de hablarle del anunciado banquete a Villavicencio, se le pidió prestado la pieza para adornar la mesa. Llorente se negó, pero su negativa no fue dada en términos despectivos o groseros. Se limitó a explicar diciendo que la había prestado varias veces y ésta se estaba maltratando y por lo tanto, perdiendo su valor. Entonces intervino Caldas, quien pasó por frente del almacén y saludó a Llorente, lo que permitió a don Antonio Morales, como estaba acordado, tomar la iniciativa y formular duras críticas hacia Llorente. Morales y sus compañeros comenzaron entonces a gritar que el comerciante español había respondido con palabras contra Villavicencio y los americanos, afirmación que Llorente negó categóricamente. Mientras tanto los principales conjurados se dispersaron por la plaza gritando: ¡Están insultando a los americanos! ¡Queremos Junta! ¡Viva el Cabildo! ¡Abajo el mal gobierno! ¡Mueran los bonapartistas! La ira se tomó el sentir del pueblo. Indios, blancos, patricios, plebeyos, ricos y pobres empezaron a romper a pedradas las vidrieras y a forzar las puertas. El Virrey, las autoridades militares y los españoles, contemplaron atónitos ese súbito y violento despertar de un pueblo al que se habían acostumbrado a menospreciar. El Acta De Independencia La revolución no tuvo entonces las proyecciones que eran de esperarse porque gran parte de los que intervenían eran indios y habitantes de las poblaciones de la Sabana, que debían regresar a sus pueblos. Cosa que indujo a Acevedo Gómez, uno de los jefes de la oligarquía criolla, a reunir a algunos del Cabildo y declararse investido del carácter de "tribuno del pueblo". Construyó la famosa Junta de Gobierno con la cual sustituiría el virreinato, firmando el Acta de Independencia. La llamada "Acta de Independencia" de Santa fe no era realmente una declaración propiamente de independencia, pues como lo afirma el mismo documento, esta no pretendía (en nombre de la Nueva Granada) "abdicar los derechos imprescriptibles de la soberanía del pueblo a otra persona que a la de su augusto y desgraciado Monarca don Fernando VII". En contraposición, otras "actas de independencia", como la que se promulgó en la ciudad de Mompox (del 6 de agosto de 1810) sí buscaron una real independencia de España.


Según el historiador colombiano Germán Mejía, "El 20 de julio es un movimiento bogotano, local, y genera un problema inmediato que además tiene pretensiones sobre las otras juntas que se estaban dando en el país. La pretensión consistía en definir lo que iba a ser el territorio de la Nueva Granada. Es el triunfo del centralismo sobre la realidad de las provincias de principios del siglo XIX. Los criollos tuvieron el papel de construir la primera República. El 20 de julio que nosotros entendemos hoy en día es el fabricado a finales del siglo XIX y no lo que sucedió a comienzos de este siglo". El episodio ocurrido el 20 de julio sintetizó las contradicciones del imperio español: corona- reinos, criollos-peninsulares y finalmente metrópoli-colonias. La independencia de Nueva Granada y sus proyectos estado nación serían supuestamente el resultado y la solución de estas tensiones.

Independencia Latinoamericana  
Advertisement