Issuu on Google+

Las manifestaciones juveniles, el boca a boca y las redes sociales. Rafael Ruiz Moscatelli 21 de mayo de 2011

En España muchos jóvenes y algunos mayores, influenciados por las revueltas  árabes   contra   el   autoritarismo   político,   la   exclusión   social   y   la   marginación  económica se auto convocaron a través de celulares y computadores de todos  los tamaños. Usaron preferentemente los programas de las redes sociales bajo  el  lema: “Sin miedo, sin  vivienda, sin empleo”. Con los días surgieron  otros  como:   democracia   real,   no   a   la   corrupción   y   los   banqueros.   Llevan   días   y  noches   en   las   principales   plazas   de   Madrid   y   Barcelona   y   otras   ciudades  ibéricas. Por qué dicen sin miedo, me dijo una amiga que fue muy activa en la lucha  contra   la   dictadura   chilena.   Porque   las   transiciones   se   hacen   en   medio   del  miedo, respondí sin dudas. En Chile como en España existen los resabios del  pasado y el temor es cosa viva aunque se niegue. El viernes 20, en la mañana,  en el centro de Santiago vi a una señora aterrorizada al escuchar a doscientos  muchachos coreando consignas en contra de las represas en la Patagonia. Vi  un   reflejo   condicionado   de   los   años   de   terror,   tal   como   los   encapuchados  robando el 21 de mayo en Valparaíso.  Los   jóvenes   españoles   con   sus   frase   emblemática   han   puesto   en   primer  término la voluntad de expresar su disconformidad y cansancio con un modelo  que escucha poco, un modelo que sin ser lo peor conocido está cerca de serlo,  pues resuelve  todo en función de las elites. Los jóvenes muestran un malestar  antiguo que no se expresa en los medios, va  de boca en boca rompiendo el  pensamiento único. Los carcomía el hastío de no poder mover un acuerdo tan  pesado que sostiene una vida tan liviana y banal. No todos quieren vivir así. No  todos lo dicen pero muchos lo piensan.  El viernes 20 en la Alameda el No a las  represas en la Patagonia, era un símbolo de pureza, necesaria para manifestar  democráticamente el rechazo a un modo de vida que los violenta y disgusta.  Los jóvenes se hacen responsables del futuro que los mayores no ven. Por  iniciativas distintas, los ibéricos, los chilenos, los árabes pasan de la pasividad  al protagonismo. Mientras las élites deben estar calculando el alcance de todo  esto, pues no ven, o no reconocen, que ellos son el origen y los causantes de  estas manifestaciones. Desde hace un buen tiempo, un lustro aproximadamente, el boca a boca ha  encontrado unos aceleradores como el chat, la mensajería de texto, los videos  en youtube,   mail y   links,   twitter, Facebook y cuanta red social o instancia   parecida genera Internet. Las redes sociales,  no tienen su origen en propósitos  doctrinarios.   Sin   embargo   son   un   medio   de   comunicación,   descentralizado,  diverso, que se auto transforma y se adapta a las necesidades de sus usuarios  adquiriendo muchas formas. En las comunicaciones Internet ha generado un  grado de libertad y velocidad en el intercambio de información desconocido aun  en   sus   posibilidades.   Como   fenómeno   tecnológico   de   uso   diario   y   masivo  Internet  es comparable a la libertad de movimiento y  rapidez generada con la   1


creación  del motor a  explosión para  los camiones y automóviles. Las redes  sociales  también  desarrollan  un  importante  papel  en  el  comercio  global, así  como en la finanzas, y potencian todo tipo de servicios, y aunque   no fueron   creadas para difundir ideas y propuestas o convocar actividades los jóvenes las  usan magistralmente.  Pues las  redes de Internet  permiten una comunicación  de gran independencia respecto a los medios de comunicación convencionales.  Todo se origina en la capacidad de comunicación que posee Internet como un  medio   eficaz   en   la   interacción   entre   las   personas   y   las   organizaciones   que  crean. Generaciones han crecido con estas herramientas tecnológicas. En Chile millones de personas; los estudiantes, la presentadora Oneto, Vasco  Moulian,  los ecologistas, el renombrado twittero “el que no aporta”, una parte  de la élite, y personas de todas las actividades y localidades se intercomunican  y comunican en  las redes sociales. Ven, escuchan, dicen, conversan  de  un  cuanto hay, de la sociedad, de lo que creen, de lo que nos les gusta, del vago   futuro,   del   presente   que   se   hace   y   deshace   un   mismo   instante,   venden,  compran, reciben publicidad, también la crean, y esto ocurre hace más de un  par de años. Cuesta creer que las  élites políticas y sus comunicólogos,   no  entiendan   que   muchas   personas   ya   no   son   audiencias   pasivas   que   los  escuchan   o   ven   en   los   medios   masivos   de   comunicación   y   ahora   son  interlocutores,   pues   a   diferencia   de   los   telespectadores   que   solo   pueden  responder con el voto, a través   de las redes sociales se   puede responder  directamente y a cualquiera. Los controladores de los medios de comunicación,  en   todos   los   países   reclaman   porque   con   esta   libertad   inesperada,   pierden  dinero y poder. Internet  va diluyendo el control editorial.    Los   jóvenes   adoptaron   las   redes   sociales   rápidamente,   estas   son   lo   más  parecido a nuevos medios de comunicación. Los jóvenes lo saben, a veces sin  intención   son     comunicadores   destacados   y   ganan   influencia.   Hay  organizaciones sociales y comunitarias que usan Internet con eficacia.   Este  cambio   en   las   comunicaciones   no   es   solamente   tecnológico.   Grandes  inversores del negocio informativo a nivel internacional han incursionado en la  red con poca imaginación, otros han replicado lo de papel, y otros se resistieron  candorosamente.   Ahora   todos   corren   hacia   allá   y   nadie   corre   hacia   lo  tradicional, algo gordo está ocurriendo. En   el   mundo   disminuyen   las   audiencias   de   las   televisiones   comerciales   y  aumentan los navegantes de la red,  en estas semanas por primera vez bajaron  las ventas de televisores en Estados Unidos,  también aumentaron las ventas  de las tabletas un dispositivo originalmente creado para leer libros y medios  que ahora incorpora instrumental de las redes sociales, twitter, youtube, mail, y  una   infinidad   de   programas   que   fortalecen   la   intercomunicación   y   la  entretención. Estos dispositivos livianos y portátiles, han bajado las ventas de  los computadores incluidos los portátiles. Lo  claro del futuro  lo han adelantado  los   jóvenes.   Las   redes   sociales   son   un   nuevo   medio   de   expresión   e  información. No se trata solo de twitter y otras si no de lo que está por venir. 

2


Con seguridad asistiremos  en breve al surgimiento de nuevos instrumentos de  interacción en Internet.  Las manifestaciones  en Chile, Europa y África, y muchas otras encontraron en  las redes sociales un acelerador del insustituible boca a boca, pues el boca a   boca lo único que puede comunicar son ideas, acciones, sucesos, sensaciones  e impresiones humanas.

3


Las manifestaciones juveniles, el boca a boca y las redes sociales