Page 1

Ministerio de Educación del Perú

HACIA UNA EDUCACION INTERCULTURAL BILINGÜE DE CALIDAD PROPUESTA PEDAGOGICA

- Documento de Consulta -

Mayo 2012

1


través del tiempo y del espacio. Esta diversidad se manifiesta en la originalidad y la pluralidad de identidades que caracterizan los grupos y las sociedades que componen la humanidad. Fuente de intercambios, innovación y creatividad, la diversidad cultural es, para el género humano, tan necesaria como la diversidad biológica para los organismos vivos. En este sentido, constituye patrimonio común de la humanidad y debe reconocerse y consolidarse en beneficio de las generaciones presentes y futuras”. Asimismo establece que “La creatividad tiene sus orígenes en las tradiciones culturales pero se desarrolla plenamente en contacto con otras culturas. Por esta razón el patrimonio, en todas sus formas, debe preservarse, valorizarse y transmitirse a las generaciones futuras como testimonio de la experiencia y aspiraciones humanas, a fin de estimular la creatividad en toda su diversidad e inspirar un verdadero diálogo entre culturas”21. La diversidad cultural del Perú es, además, un factor de desarrollo. Educar para su preservación no sólo es una pretensión museográfica, sino una apuesta por el futuro en el cual podamos aportar desde nuestra originalidad. Los conocimientos de nuestros ancestros siguen maravillando al mundo, trabajarlos y posicionarlos en el mundo global con responsabilidad es parte de este enfoque de educación 22 2.4 Interculturalidad crítica, transformadora y para todos En una visión clásica, la interculturalidad sólo implica reconocer, tolerar o incorporar lo diferente dentro de las matrices y estructuras establecidas en la sociedad. Esta visión ha sido superada por la “interculturalidad crítica transformadora”23 que recoge y sintetiza los avances en la definición de este enfoque ya que recoge lo que estamos considerando como fundamental para el trabajo educativo, toda vez que no se queda en el plano descriptivo ni en el normativo, sino que plantea, propone y busca transformaciones, desde una reflexión críticoreflexiva, cómo podemos coexistir los diversos grupos culturales en el Perú. Desde esta nueva comprensión, la interculturalidad crítica transformadora implica: Desarrollar y crear comprensiones y condiciones que articulen y hacen dialogar las diferencias en un marco de legitimidad, dignidad, igualdad, equidad y respeto, Visibilizar las distintas maneras de ser, sentir, vivir y saber, destacando sus orígenes y desarrollos a lo largo de un determinado tiempo hasta la actualidad. Cuestionar la tipificación de la sociedad por razas, lenguas, género o por todo tipo de jerarquías que sitúan a algunos como inferiores y a otros como superiores y sus patrones de poder. Alentar y generar el desarrollo de la diversidad cultural en todas sus formas y generar las condiciones sociales, políticas y económicas para mantenerlas vigentes en contextos de globalización e intercambio cultural. 2.1.1. ¿Por qué la educación peruana debe ser intercultural? UNESCO. 2001. “Declaración Universal sobre Diversidad Cultural”, Artìculos 1º y 7º ROMERO Ceballos, Raúl R. 2005.¿Cultura y Desarrollo? ¿Desarrollo y Cultura? Propuestas para un debate abierto. PNUD UNESCO Serie de Desarrollo Humano N°9. 23WALSH Catherine. 2009. “Es señalar la necesidad de visibilizar, enfrentar y transformar las estructuras e instituciones que diferencialmente posicionan grupos, practicas y pensamientos dentro de un orden y lógica que a la vez y todavía, es racial, moderna y colonial. Un orden en que todos hemos sido, de una manera u otra, participes” , Interculturalidad Estado y Sociedad, luchas (de)coloniales de nuestra época. Quito Ed. Abya Ayala. (pág. 205) 21 22

20


Porque pese a todos los siglos de historia colonial y republicana seguimos siendo un país fragmentado que requiere de una educación que reconozca esta diversidad, que prepare a las nuevas generaciones para un auténtico acercamiento a nuestras raíces andinas, amazónicas y costeñas, que nos reconcilie en aquellos aspectos que hasta hoy nos marcan, como son las expresiones de racismo y discriminación y que, finalmente, nos posicione en el mundo globalizado con una marca única, propia y original. Porque las culturas que conviven en el territorio nacional, algunas ancestrales por su larga presencia en este territorio y otras más recientes, no deben coexistir sin tener conocimiento unas de otras y tampoco desconectarse entre sí, menos aun en las condiciones de vulnerabilidad en las que se encuentran. Si no emprendemos acciones para trabajar con, desde y para la diversidad, estaremos poniendo en serio riesgo nuestro patrimonio cultural, fuente de nuestra identidad y con un alto valor potencial para el desarrollo de nuestro país. Porque existen documentos oficiales que definen a la interculturalidad como un principio rector del sistema educativo24 y la propia Constitución Política del Perú también legitima esta diversidad25.

“Sería difícil de justificar la burda suposición que todas las personas pertenecen a un grupo y solo a un grupo. Está muy claro que cada uno de nosotros pertenece a muchos grupos. Sin embargo esta visión tampoco puede justificarse tan fácilmente afirmando que a pesar de la pluralidad de los grupos a los que toda persona pertenece, existe en cada situación algún grupo que naturalmente es la colectividad preeminente para ella y que la persona no puede decidir sobre la importancia relativa de sus diferentes categorías de pertenencia”

Porque en el actual proceso de descentralización hay una Amartya Sen: Identidad y violencia: apuesta por la interculturalidad, el bilingüismo en lenguas la ilusión del destino indígenas y las relaciones entre pueblos que se reconocen diferentes. Cada región tiene su diversidad compleja, y requiere un tratamiento intercultural para atender los procesos sociales de migración y movilidad poblacional al interior de su ámbito. Además, encontramos algunas capitales de regiones que por la demanda laboral se están convirtiendo en puntos de encuentro de diversos pueblos con identidades locales, por ejemplo: Madre de Dios, Arequipa, Lambayeque, y sobre todo Lima. 2.1.2. ¿Por qué la interculturalidad debe ser crítica? 26  Porque así se distingue de aquellas otras definiciones de interculturalidad que solo expresan la voluntad de diálogo y de encuentro de culturas, sin analizar los problemas de fondo que dificultan las relaciones entre dos o más grupos culturalmente diferentes. 24

LEY GENERAL DE EDUCACIÓN N° 28044. 2003. (Art. 9, 11, 20 y 21) CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL PERÚ. 1993. Articulo 17 norma la EIB, asimismo el Artículo 43: define al Perú como país democrático. El Artículo 48 reconoce todas lenguas como oficiales y finalmente el Artículo 89: (…) Las comunidades campesinas y nativas, son autónomas en su organización, en el trabajo comunal y en el uso y la libre disposición de sus tierras, así como en lo económico y administrativo, dentro del marco que la ley establece. La propiedad de sus tierras es imprescriptible, salvo en el caso de abandono previsto en el artículo anterior. El Estado respeta la identidad cultural de las Comunidades Campesinas y Nativas. 26 WALSH Catherine, 2009 Interculturalidad Estado y Sociedad, luchas (de)coloniales de nuestra época. Quito Ed. Abya Ayala. (pág. 202-205) 25

21


 Porque además de valorar y preservar la diversidad, se debe ayudar a visibilizar las asimetrías en las que hoy se encuentra gran parte de la población que habla una lengua distinta al castellano o es parte de una comunidad indígena o campesina.  Porque es necesario y posible reconocer asimetrías sin despertar rencores y sin dejar de evidenciar las raíces históricas que siguen siendo motivo de conflicto. No es una educación solo para la tolerancia, sino sobre todo para la justicia, la reconciliación, la equidad y el desarrollo sostenible con identidad. Con una crítica sensible y sensata se podrá superar juicios negativos y etnosuficientes de todos los actores educativos, especialmente cuando hacen comparaciones entre culturas y sociedades, o cuando se contrastan algunas categorías como lo urbano y lo rural, o cuando se proponen formas de consumo y bienestar, o se hablan de los deseos y sueños, los afectos y valoraciones, sin tomar en cuenta que responden a un contexto cultural. Por ello la inferencia de algo “superior” o “inferior” en relación con el mundo indígena, es producto de una falta de sentido crítico o autocritico. La educación intercultural es crítica cuando aborda temas mucho más amplios como el contenido de las políticas públicas, el orden social, las consecuencias del liberalismo extremo o de un desarrollo sin conciencia ambiental ni respeto al mundo natural, donde la fuerza de trabajo humano sólo es parte de un sistema de producción sin respeto por el derecho al trabajo digno, donde hasta las condiciones naturales para el Buen Vivir (agua, aire, ambiente, tierra) son mínimas y reducidas al costo beneficio sin reconocer el derecho de los pueblos a su territorio con recursos naturales sanos y accesibles para todos. Finalmente, la educación intercultural es crítica porque debemos reflexionar críticamente sobre nuestra práctica educativa, sobre cómo es que se está desarrollando y si es que responde o no a las necesidades, demandas y problemáticas existentes. 2.1.3. ¿Por qué la educación intercultural crítica debe ser transformadora? El Ministerio de Educación, como sector rector en materia educativa, no debe quedarse solo en la reflexión y en la crítica, ambas muy importantes y claves para proponer y generar cambios necesarios en la educación y el país, sino que debe promover esas transformaciones concretas en materia curricular, organización escolar, relación con la comunidad, rol del docente, entre otras transformaciones que la educación y la escuela requieren. La primera transformación por la que apuesta la EIB en el Perú es de tipo político. Aunque se trata de un cambio que excede las competencias sectoriales, se trata de una aspiración totalmente legítima de los pueblos originarios que han luchado de diversas formas para que sus hijos e hijas tengan una educación de calidad que los desarrolle como pueblos y les permita insertarse en la sociedad actual. Se trata también de incidir en las prioridades y políticas nacionales a fin de mejorar las condiciones de vida de las comunidades y pueblos. Esa es la educación que demandan las organizaciones indígenas y comunales, una educación para el cambio y la transformación de las estructuras de exclusión. La segunda transformación es social, porque quiere contribuir a la construcción de estructuras democráticas que hagan posible el ejercicio pleno de una ciudadanía, que haga 22


posible la participación de las personas como sujetos de derechos y deberes en la toma de decisiones que afecten sus vidas. La tercera es económica, para contribuir al desarrollo de competencias y valores en las personas que les permita mejorar sus condiciones de vida desde sus propias visiones, y aporten así al desarrollo local, regional y nacional. La cuarta es cultural, reconociendo y valorando el potencial de la diversidad cultural como fuente de creatividad e innovación orientada a la construcción de condiciones de bienestar y buen vivir. La quinta transformación se da en lo pedagógico, asegurando la pertinencia y calidad de los procesos educativos que se expresen en aprendizajes significativos y en la práctica de valores en los estudiantes, sin los cuales no será posible la transformación socio económica y cultural que se quiere lograr. Para lograr estas transformaciones se requiere que las personas dejen de ser o de sentirse islas y asuman sus acciones de manera colectiva y territorial. Como dice Paulo Freire “El hombre es hombre, y el mundo es mundo. En la medida en que ambos se encuentran en una relación permanente, el hombre transformando al mundo sufre los efectos de su propia transformación”27. La interculturalidad crítico transformadora tiene implicancias muy concretas que se expresan en: Docentes que hablan la lengua de los estudiantes, que generan confianza, estima personal, son democráticos y sobre todo acceden a un universo de significados que exceden a los que propone el currículo nacional. La explicación del origen del mundo, del origen de las personas y de los diversos elementos y fenómenos de la naturaleza, son parte de la cosmovisión de cada pueblo y son diferentes a lo que plantea la ciencia y la religión cristiana28. Este ejercicio crítico reflexivo hace que los aprendizajes respondan a la lógica propia y distinta de cada pueblo, siendo muchas de ellas similares entre los pueblos indígenas y que algunos estudios han llamado “racionalidad mítica”29. Tratar cada competencia, capacidad, o contenido curricular preguntándose ¿de qué manera se expresa dicho concepto en mi cultura y en la de los niños y niñas? nos llevará a aproximarnos a lo particular de otra(s) cultura(s). Incluso preguntarse ¿cómo se expresa esa competencia, capacidad, o contenido curricular en la lengua de la comunidad o pueblo? nos abrirá a un conjunto de nuevos elementos30 En el desarrollo de aprendizajes de las áreas se deben tomar los aportes de diversas culturas. Es importante partir de los conocimientos que posee la comunidad o el grupo sociocultural al que pertenecen los estudiantes. Por ejemplo, si en el área Ciencia y Ambiente tenemos que tratar temas como la clasificación de los animales y las plantas o la concepción sobre el aire, el agua, el suelo y sus respectivas propiedades o fenómenos como el día, la noche y las estaciones, entre otros, en un currículo intercultural deben ser FREIRE Paulo. 1969. Pedagogía del Oprimido. BELAUNDE Luisa Elvira, 2006. Perspectivismo y la inteligencia chamánica. EN Revista Amazonia 29 CHAPARRO Adolfo y Christian Schumacher, Editores. 2003 “Racionalidad y discurso mítico”. Bogotá, Fondo Editorial de Universidad del Rosario. 30 BURGA, Elena. 2005. “Interculturalidad desde el aula”. Lima, Ministerio de Educación. 27 28

23


abordados en primer lugar por la forma como se conciben estos conceptos y fenómenos en la propia cultura. Luego, se buscará conocer cómo se explican en otras culturas considerando la información que se tiene en enciclopedias, o que son producto de la ciencia. De esta manera se ofrece a los alumnos una visión rica e innovadora de la diversidad de conocimientos y de formas de ver el mundo que existen en diversas culturas. Materiales educativos que plasmen los conocimientos propios de cada pueblo y su relación o aporte a los conocimientos universales pensados y desarrollados en la lógica de su propia lengua. Materiales que desarrollen capacidades integradas y que van más allá de la escritura o el razonamiento, es decir materiales interactivos que promuevan el desarrollo de la oralidad y de todos los sentidos: oído, tacto, olfato, visión, gusto e intuición. Proponer normas de convivencia que omitan juicios valorativos como por ejemplo: “Sus danzas son más lindas que las nuestras”, “Nuestras casas tienen una mejor estructura”, “Ellos han desarrollado más conocimientos y técnicas que nosotros”, etc. Estos juicios nos llevan a un comportamiento etnocéntrico y de sumisión. Debemos resaltar la riqueza de la diversidad y el hecho de que cada cultura desarrolla los saberes que requiere de acuerdo con sus necesidades y con el medio en el cual habita. Articular las actividades educativas con las actividades productivas de la comunidad, para que se atienda a sus principales problemas y también se responda a sus prioridades de desarrollo local, expresados en sus planes de vida o proyectos de desarrollo sostenible. De lograrlo, la escuela será un motor y referente para los padres de familia y las autoridades locales. 2.1.4. ¿Por qué la interculturalidad crítica transformadora debe ser para todos? La Ley General de Educación consagra la interculturalidad como un principio rector de todo el sistema educativo. En este sentido esta propuesta pedagógica recoge este alcance total y propone diversos énfasis para cada escenario socio cultural del Perú para concretar la interculturalidad crítico transformadora. Uno de los principales errores de la concepción de la interculturalidad ha sido que se asociaba a la problemática de los pueblos indígenas y, por lo tanto, durante décadas la educación intercultural solo se enfocaba en ellos. Hoy, sin embargo, el Proyecto Educativo Nacional ratifica lo que la ley consagra y propone mediante la implementación de “Una educación básica que asegure igualdad de oportunidades y resultados educativos de calidad para todos los peruanos, cerrando las brechas de inequidad educativa”, lo cual implica “Transformar las instituciones de educación básica en organizaciones efectivas e innovadoras capaces de ofrecer una educación pertinente y de calidad, realizar el potencial de las personas y aportar al desarrollo social”.31 Esto significa que, en el proceso de definir e implementar políticas educativas interculturales, no basta con fortalecer la identidad del discriminado o de las minorías, es necesario, al mismo tiempo, formar a las mayorías para el encuentro intercultural, para erradicar la discriminación y las múltiples formas de diferenciación cultural. Esto implica impartir educación intercultural en todos los ámbitos, en todos los grados, en todas las escuelas, en todas las modalidades y niveles, tanto en el campo como en las ciudades.

31

PEN. 2007 Objetivo estratégico 2, Resultado 1 y 2. RS 001-2007-ED

24


La educación intercultural crítica transformadora es para todos, pero para ser efectiva no debe ser igual para todos, pues debe responder a las características de cada contexto, a las condiciones en que se encuentre la diversidad, así como a los niveles de reconocimiento y visibilidad que se tienen. Por ello la Interculturalidad crítico transformadora “para todos” que ofrece el Estado a nivel nacional debe ser heterogénea en su forma de aplicación, porque son variados los contextos y sus protagonistas, pero sus metas deben ser únicas. Al tratamiento intercultural de la educación en contextos bilingües o multilingües, en el que ya se tiene años de experiencia ganada, se le añaden ahora nuevos escenarios que representan un gran desafío. Solo si tomamos en cuenta estas diferencias estaremos garantizando resultados verificables y sustentables a mediano y largo plazo en la sociedad. Existen diversas realidades socio-culturales en el país y cada una requiere de un abordaje diferente desde la interculturalidad crítico transformadora en los diversos niveles del sistema educativo. Veamos:

CONTEXTO SOCIO CULTURAL Comunidades y pueblos indígenas donde la cultura y la lengua materna siguen muy vigentes y priman en sus actividades productivas, organización social y celebraciones, y hay poco uso del castellano. Zonas, regiones o contextos de población indígena que habla su lengua originaria y el castellano y con un contacto cotidiano con otras culturas como la urbanooccidental y otras culturas originarias.

En toda la región andina, especialmente allí donde existe una oposición a la lengua originaria resultado del duro proceso de colonización y negación de las raíces culturales propias. Zonas monolingües del país castellano hablantes pero con una clara tradición cultural propia, especialmente comunidades

ALGUNOS ENFASIS EN LA INTERCULTURALIDAD CRITICO TRANFORMADORA Se debe tener especial cuidado en el fortalecimiento de la cultura y la lengua materna, que expresa los contenidos culturales. Así mismo, se deben generar las condiciones para una aproximación gradual a las características socio culturales nacionales y de la región. Se pondrá énfasis en el fortalecimiento de la identidad, el desarrollo de su lengua en contextos de diglosia, y sus principales amenazas y debilitamientos. En estos contextos de conflictos instalados históricamente es muy importante reflexionar sobre las situaciones de exclusión o marginación que sufren los miembros de las comunidades cuando se desplazan a territorios más pluriculturales. En estos contextos se atenderá el desarrollo de las variantes del quechua o aimara, la recuperación de toponímicos, así como la reflexión sobre los procesos de colonización que ha llevado a una recreación de la cultura originaria. En estos escenarios se promoverá la recuperación de las prácticas culturales andinas como parte del patrimonio y la identidad local, destacando el aporte hispánico, cristiano y, siendo críticos, a aquellas prácticas o mandatos de otras religiones que niegan el valor de la cultura ancestral. La Educación intercultural tendrá un énfasis en la identificación y reconocimiento de las particularidades culturales para fortalecer la identidad local y luego incidir a otros espacios que 25


campesinas en la costa.

Población afro descendiente, presente a lo largo del país y que viven en diversas condiciones, algunos mas integrados que otros.

Población indígena, andina o amazónica en espacios urbanos o urbano-marginales.

Población mayoritariamente hispano hablante concentrada en ciudades grandes, donde hay una clara identidad urbana, grupos culturales con expresiones más particulares.

Población peruana de grupos culturales provenientes de otras latitudes: Japón, China, Israel, Medio Oriente, Europa y que han desarrollado una identidad cultural local con elementos de sus culturas de origen y poseen un estatus social reconocido.

mantienen vivas algunas tradiciones de las culturas ancestrales que deberían entrar en esta dinámica para recuperar su identidad cultural o regional e, incluso, aquellas palabras que remiten a algunas lenguas desaparecidas. En este contexto se trabajará los aportes de la culturas africanas que llegaron al Perú, las implicancias de cómo vivieron en los primeros siglos, los estereotipos de los que son víctimas, su valioso aporte a la cultura nacional en lengua, artes, pensamiento, valores. La educación intercultural tocará especialmente las formas de discriminación y exclusión en que se encuentran. En los últimos años este fenómeno está en aumento y como Estado estamos comprometidos a brindar un servicio educativo intercultural y bilingüe que los capacite para encarar las exigencias de la cultura urbana sin perder la riqueza de su cultura y lengua originarias. Es el gran escenario de la educación intercultural para todos. Aquí se deben desarrollar varias competencias, entre las que destaca la de combatir el pre juicio de superioridad cultural y la negación de la diversidad humana. Se promueve una comprensión histórica de las diferencias que cuestione los valores, juicios y el sentido común dominante urbano. Se ofrece la posibilidad de aprender una lengua indígena como segunda lengua y se trabajan conocimientos de los pueblos ancestrales en relación a los conocimientos llamados universales.32 En estos casos la educación intercultural para todos incidirá en el mantenimiento de sus raíces culturales, la apropiación de la identidad nacional y el reconocimiento de ser parte de un país pluricultural, donde las relaciones entre culturas se da en igualdad de condiciones.

Finalmente, esta comprensión de la interculturalidad crítica transformadora no se desentiende de las lenguas. Si queremos ser consecuentes con esta comprensión, y en el escenario más optimo para la diversidad, todos los peruanos debiéramos poder comunicarnos entre nosotros no solo en castellano, sino por lo menos en una lengua indígena. Solo así podríamos llamarnos plenamente interculturales. 32

VASQUEZ Medina, José. 2010 Estado del Arte de la Educación intercultural Bilingüe en zonas urbanas. Lima, Tarea-IBIS. (pág 94)

26

Propuesta pedagogica eib en consulta  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you