Issuu on Google+

ยกATENCIร“N! EL GRUPO DE 5ยบB DEL C.P. SAN FRANCISCO PRESENTA: CUENTOS DE ANIMALES


EL OSO ENORME Y EL CARACOL PEQUEÑO Hace mucho tiempo, en el monte Aralar, vivía un oso llamado Tito al que le llamaba “Marroncete”, por que era de color marrón muy claro.

Un día, un caracol llamado Txikito, venía de Donosti y fue de excursión al monte Aralar solo. Iba tan tranquilo por el monte caminando hasta que, de repente, se encontró con Marroncete. Marroncete estaba a punto de pisar a Txikito, pero éste chilló tan fuerte que Marroncete se cayó del susto. Txikito empezó a reirse, pero al oso no le hizo mucha gracia.


Cuando Marroncete se recuperó del golpe, Txikito le preguntó a Marroncete a ver si podían ser amigos y el oso le dijo que sí. En ese momento Txikito y Marroncete salieron a pasear por el bosque, a buscar más amigos. Al final, Txikito y Marroncete fueron a pasear con el león Papo, con la serpiente Koko, con el cocodrilo cagón y con la lagartija verde. Los seis amigos fueron solos de grandes montes en montes hasta que se hizo de noche, y volvieron todos a sus casas. Se prometieron todos que al día siguiente se encontrarían, en el parque del monte a las 10:00. Y así es como el oso y el caracol se hicieron amigos. Aida Tirado


PABLO, EL OSO PANDA Yo, vivía en los bosques de bambú en China.

Vivía con mi madre muy contento hasta que un día, le capturaron. Me fui a buscarla y yo, desesperado grité: -¡Mamá, mamá!¿dónde estas? Entonces, me di cuenta que ya la habían capturado y me puse muy triste. Pasaron muchos años y yo seguía triste, siempre pensando en ella. Un día conocí a una osa panda, Tífani, nos hicimos muy amigos. Siempre le contaba la historia de cuando habían capturado a mi madre y Tífani, siempre escuchaba con mucha curiosidad. Un día Tífani me preguntó: -¿Por qué no vamos a la ciudad, al zoo, a salvar a tu madre?-dijo Tífani para consolarme.-Bueno, vale.-dije aliviado. Entonces, fuimos a buscarla. Entramos,pasamos desapercibidos, abrimos la jaula de mi madre y me dijo:


-¡Hijo!¡Qué alegría verte! -Si mamá yo también estoy alegre de verte pero nos tenemos que ir antes de que nos descubran.-dije con mucha rapidez. Cuando llegamos a los bosques, le expliqué todo con calma y también, le dije que había hecho una nueva amiga, Tífani.

Ainhoa Jade Reynoso


El camello Poco Érase una vez un camello de color marrón claro, llamado Poco. Vivía en Egipto. Era el alcalde de un pueblo llamado Camellolandia. Donde vivían los camellos hippies, sus amigos. Estaba soltero y aburrido, y buscaba novia para estar más entretenido. Un día, pasó una cosa terrible: un huracán lo arrastró hasta el Polo Norte. En el Polo Norte encontró muchos pingüinos y bastantes osos polares. Estaba muerto de frío y cagado de miedo.

Después de tres horas encontró un helicóptero en el aire viendo hacia arriba para que lo salvasen y cuando bajó abajó vio que eran los camellos hippies. Luego, echaron una cuerda de donde se enganchó. Después, dentro ya del helicóptero, le dieron un bocata de


jamón. Lo llevaron a un zoológico donde encontró una camella morena con unos ojos brillantes de alegría, de la cual.... se enamoró como un chocholo.

Con el tiempo, se hicieron novios y tuvieron camellitos: uno, no era muy listo pero era muy simpático. El segundo, era un poco chulico y fardaba de su pelo que peinaba todos los días. La tercera, la única hembra, era la única lista y era la más formal de la familia.

AITOR MARTINEZ


Los peces dálmata En los mares del sur, vivían muchos peces, pero habían dos especiales. Se llamaban peces dálmata; uno se llamaba Q y el otro K: los dos tenían gafas; eran muy buenos hermanos.

Por las mañanas les gustaba ir a dar un paseo por el Parque De Las Conchas. Mientras iban paseando vieron un concha preciosa así que, decidieron llevársela a casa. Q, al que le gustaba descubrir cosas, empezó a investigar y encontró una pequeña bolita de cristal. Al parecer era una perla era de color naranja y a dentro había como unas pequeñas burbujas de aire.


Al día siguiente, como de costumbre, fueron a dar un paseo y vieron que nació una nueva flor era muy parecida a la burbuja entonces decidieron poner la burbuja encima a ver qué pasaba. Enseguida se trasladaron a un mundo mágico, cada uno por su cuenta. Era fantástico, como soñar pero con los ojos abiertos. Pero la pena era que solo duraba unos minutos. Al salir, se dieron cuenta de que en todas las caracolas había una perla. En cada una de un color, fue un descubrimiento fabuloso, decidieron no usar las otras perlas por que querían que otras personas se lo pasaran tan bien como ellos. En adelante no dejaron de pensar en lo bien que se lo habían pasado en aquel lugar tan extraño. Arlette Galván


EL INDULTO Había una vez un toro llamado Cuernos Afilados. Acababa de nacer. Vivía en una ganadería de Cádiz. En el campo de la ganadería había mucha hierba y era muy buena para los animales.

Vivió así un año y era muy feliz, vivió dos años, vivió tres años y al cuarto año lo metieron en un camión. Se preguntaba a sí mismo: -¿ A dónde voy? -¿A dónde nos llevan? -preguntaba a los demás toros. Uno de los toros le dijo: - Hace mucho tiempo, me dijo un toro muy anciano que, si te meten en un camión... te llevan a una ciudad llamada Pamplona donde vas a tener que correr un montón y pasar muchos apuros en el “encierro” entre los golpes de la gente, lo que te vas a asustar, el ruido y... los gritos de todo el mundo... te pones muy nervioso y tendrás que defenderte. Después del encierro llegas a una cosa gigante redonda, que él creía que se llamaba plaza de toros. Luego, después del encierro, encuentras unos tipos muy raros que te atraen con una especie de tela de color rosa y amarilla. Después, te meten en una especie de cuadra, donde estás un montón de tiempo, luego sales a la cosa rara gigante redonda, luego hay un caballo y un jinete con una lanza con mucha punta. Tú vas a por el caballo, pero cuando llegas, te clava la lanza. Luego te clavan unas banderillas, luego te torean y luego te meten otra vez en la cuadra. A él le pasó eso, pero a los demás toros les mataron con una espada. -Así que a él le pasó eso- dijo Cuernos Afilado


Poco a poco fueron llegando a Pamplona. Cuando llegaron los metieron en los corrales de la Rochapea. Allí les empezaron a dar de comer. Al cuarto encierro, salieron ellos. Pasaron la noche en los mini corrales de Santo Domingo. A la mañana siguiente, tiraron el cohete. Explotó.

-Yo me asusté mucho y de repente se abrió una puerta. Yo y los demás toros salimos corriendo. De repente, me vi envuelto en una multitud de gente. La gente me apretaba, me tocaba. Luego fuimos llegando a la plaza de toros donde nos metieron en una cuadra. Pasó el tiempo y, a las seis de la tarde, empezó la corrida de toros. Yo fui el último en salir al ruedo. Cuando salí, me empezaron a torear, luego el del caballo me pinchó en el lomo, luego me pusieron los tres pares de banderillas, luego me torearon, luego el torero hizo el gesto como para ya matarme, pero quitó la espada y miró a los jueces. Entonces los jueces dijeron: - este toro se indulta. La gente enloqueció. Pasados unos minutos, me metieron en la mini cuadra y me curaron las heridas. Luego me metieron en un camión y me llevaron a Cádiz. Allí me encontré con aquel toro anciano y le dije: -lo que me contó el toro que iba conmigo en el camión, era verdad. Lo que le dijiste tú era verdad. Cuando nazcan más toros, les diré lo mismo que les dijiste tú.

ELUR BEZUNARTEA


EL PINGÜINO MARCELINO

Érase una vez un pingüino que se llamaba Marcelino, vivía con su familia en el Polo Norte. Una día estaba jugando tan tranquilamente cuando de repente vinieron unos seres desconocidos en un barco y todo el mundo empezó a correr. Él estaba en el agua y cuando salió no había nadie. Estaba muy asustado y fue a su casa pero, en un abrir y cerrar de ojos, se encontró en una red y gritaba: -¡Mamá! ¡Mamá! ¡¡Me llevan!!-


Él estaba en el barco muy, pero que muy asustado y entonces oyó: -Espero que este pequeñín nos haga ganar mucho dinero en el parque acuáticoÉl no lo entendió y por eso se quedó un poco preocupado. Seguidamente el barco se paró y se preguntó - ¿Qué ha pasado? Lo cogen otra vez con la red y los seres desconocidos lo meten como en un parque con piscinas, ve de todo: delfines, otros pingüinos, orcas etc. Le meten en una piscina llena de agua y le ponen un aro. Él no sabe que hacer, por eso, se queda quieto todo el entrenamiento. Al final, le dan un pescado, se lo come y le dejan solo. Empieza a oscurecer y poco a poco se va durmiendo.


Al día siguiente se despierta y está rodeado de seres desconocidos y uno estaba venga a gritar: ¡Vengan, vengan! ¡vengan a ver la nueva cría de pingüino! Se va hasta la otra punta de la piscina asustado y empieza a perseguirle un ser desconocido y se asusta mucho. Pero cuando llega lo único que hace es darle u abrazo al pingüino y se le va el susto. Se va acercando a los seres y al final se da cuenta que no son peligrosos. A la tarde le toca entrenar pero esta vez no se queda quieto y pasa por el aro hace unas volteretas


sencillas y le dieron medio cubo de pescado, se quedaron un poco de pescado, si no esplotaba al siguiente día pasa algo extraño me trasladan a una piscina que ahí más pingüinos es el nuevo y esta un poco marginado empieza a oscurecer los otros pingüinos le dejan un sitio minúsculo y se tiene que conformar.

Al día siguiente en el entrenamiento aprenden a hacer una mortal doble, le cuesta un poco aprenderla pero al final le sale. En la otra piscina se va haciendo amiga de otra pingüina marginada que se llama Amaia. Oscurece y se duermen.

Amaia y Marcelino tienen tres hijos que se llaman Pablo, Saioa y Maite.

Un día entran en la piscina su familia fue el mejor día de su vida.

Enara Mitxelena


EL TORO Y YO

Hola soy una tortuga y me llamo Ima. Estoy en España (para ver la corrida de toros) en la plaza de toros como le torean a un ¡toro, !oh no le van a clavar la espada!. Voy a saltar antes de que le claven la espada, se la doblaré.

Así fue, le salvé la vida, y decidimos ser amigos. Un día en Pamplona, cuando estaba a punto de comerme un león, vino el toro (que se llamaba Ator) le pinchó los cuernos y me salvó. Nos escapamos de Pamplona y nos fuimos a Eibar y ahí Ator se casó con una vaca que se llamaba Larra y al pasar el tiempo nació un toro que se llamaba Tico.


Tico tambiĂŠn consiguiĂł salvarse en la plaza de toros pero gracias a ĂŠl.

Imanol Gamarra


LA RATA HIPO Erase una vez, una rata muy traviesa que no tenía nombre. Vivía en un agujero, situado en la casa de una bruja gorda y tan tonta pero tan requetetonta, que no se dedicaba a las ciencias ocultas porque no las encontraba.

Un día, la bruja gritó:- “!Socorro, socorro¡”gritaba una y otra vez- “!Socorro, Zorbas!” Entonces, empezó a bajar por las escaleras un gato grande negro y gordo, sobre todo gordo,


tan tan gordo, que se cayó por las escaleras y rebotó.

Tras una gran carrera por toda la casa la muy veloz rata fue capturada por aquel cojín. -¡Sácale de aquí!-gritaba esta-¡No me gustan los animales! El felino se sintió ofendido y pensó: Pues, a ver si te saco a ti también. La rata se metió por las alcantarillas de la calle y le contó todo a sus amigos. Los amigos le animaron para que siguiera jugando.


Así que se coló por el retrete y llegó a la casa de aquella bruja hasta que se escondió dentro del ovillo de lana que le dio la señora mágica al gato, de recompensa, por haber sacado a la rata de casa. El gato empezó a jugar con el ovillo yyyyy........... ¡HIP!¡!¡!¡!... la rata hipó tan pero tan tan tan tan fuerte que el gato salió volando por la puerta y no le volvió a molestar más. Y colorín colorado este gato sea picado y la rata Hipo su nombre a encontrado.

FIRMADO: Jokin Barriola Eskubi Aierdi Encage Zabaleta Laraz Bareibar Iribarren


EL CANGURO PORKI Había una vez, un canguro que se llamaba Porki. Vivía en el desierto de Australia pero ya estaba muy cansado de su color, le aburría el color marrón, y se fue a la jungla de Sumatra en un helicóptero que conducían unos monos.

En la jungla de Sumatra, se encontró con una cebra y Porki le preguntó: -¿Donde has conseguido ese color? -No lo he conseguido, he nacido así -le respondió la cebra -bueno, sé quién te puede ayudar con tu color -le dijo la cebra. La cebra le llevó a un árbol gigante donde vivía un mono pintor, el mono pintor preguntó: -¿En qué te puedo ayudar? -¿Me puedes pintar el cuerpo por favor?-le preguntó Porki. Al tiempo, cuando ya tenía los dos colores de la cebra, se hicieron novios y tuvieron hijos cangucebras.Tuvieron dos hijos, uno era muy listo y sacaba todo sobresalientes y el otro hijo, era hembra y era muy guapa. Y la familia vivió muy feliz.

MARtIN


EL PERRO HOMBRE LOBO Un día un perro estaba al lado del río y se cayó, pero como era de noche, se convirtió en un hombre lobo.

Pero más tarde tocó la tierra y se volvió malo y no se pudo controlar. Al día siguiente de día se volvió un perro bueno y se despertó y en toda la calle había estragos.

A la noche se volvió a convertir en un hombre lobo y intentó llegar al agua pero no pudo llegar al agua y a la mañana siguiente volvió a ser normal, pero se despertó de nuevo con un camión del revés al lado suya.


A la noche se quedó en el agua y era bueno. Unas noches después tocó la tierra y se pudo controlar un poco porque si no el pobre se ahogaría y cada noche solía probar un poco más de tiempo hasta que pudo controlarse y cada noche se suele quedar vigilando las calles de la ciudad. Jon Rosales


LAS TORTUGAS QUE NO TIENEN NADA EN COMUN Érase una vez, dos tortugas gemelas. Eran idénticas. Los animales, (sus amigos) las distinguían por los ojos. Pero yo no lo entendía. Las dos tenían pinchitos en la espalda, y la nariz negrita y gorda. Tenían cuatro patitas chiquitas, y tres pinchos en la cabeza.

No podían parar de discutir. Y siempre estaban peleándose; no tenían nada en común. Si una decía alto, la otra decía bajo; negro, blanco; gordo, flaco...(eran insoportables.) Una se llamaba Pipi y la otra Naco. Incluso el nombre era totalmente diferente.¡A! Pipi era hembra y Naco macho; eso tampoco tenían en común. Un fantástico día, fueron al monte con sus amigos. Pasaron junto a muchísimos árboles. Pipi se fue a cagar y Naco a mear. Mientras, sus amigos se fueron sin darse cuenta. Pipi y Naco terminaron de mear y cagar, y vieron que estaban solas. Se hizo de noche, y empezaron a oír ruidos. Como el aullido del lobo, y el crujir de los árboles viejos...


Las dos estaban aterrorizadas y se dieron un abrazo; se miraron a la cara y dijeron las dos a la vez: – ¡Por fin tenemos algo en común!- Siguieron abrazándose, y sus amigos, cuando volvían a casa por el mismo camino, y los encontraron al fin. En cuanto se lo contaron lo que se habían abrazado a sus amigos, y familiares se quedaron con la boca abierta. Pero les gustó. Vivieron felices y comieron perdices.

June Aldaregia


LOS TRES AMIGOS Había tres amigos que se conocían de toda la vida, una tortuga, una hormiga y un pingüino. Los animales se conocieron en un campamento. Los tres querían tener novia; así que cada uno se fue a su hábitat. La hormiga, se fue a otro hormiguero y ahí se encontró una novia guapísima con su gorrito de flores. La hormiga le dijo: -¿Quieres ser mi amigo? -¡Síz. Por supuesto! -Respondió la hormiga macho.

Al día siguiente, la tortuga fue a un estanque no habitual para ella y allí encontró a su novia. Guapa como una rosa, y la tortuga se puso rojo como un tomate. La tortuga dijo: -¿Quieres ser mi amigo?


-¡Si te lo agradezco!-Dijo la tortuga macho.

El pingüino también quería novia pero no la encontraba por todo el Polo Norte, donde vivía. Fue al Polo Sur pero, por allí, tampoco la encontró. Se recorrió todo el mundo para encontrar novia pero, no había manera. Ya no podía andar más, se rindió y se largó a su casa.

Camino de su casa, encontró la novia de sus sueños, de todos los días.


El ping端ino le dijo: -多Quieres ser mi amiga? -臓Si por supuesto!-Dijo la pingu端ina. Los dos se pusieron super contentos. Y vivieron juntos para toda la vida.

JUNE GABARAIN.


MINCHO CONOCE EL MUNDO Yo soy un bicho, un bicho muy pequeño tan pequeño como una hormiga. Bueno, en realidad yo soy una hormiga. Además de ser pequeño, soy negro como el carbón y me llamo Mincho pero muchos me llaman Mincho el bicho. Mi madre, cuando yo era pequeño, me decía que ... bla, bla, que hablaba mucho.

Un día que estaba paseando en el precioso bosque, me enteré de que un señor se había dejado el periódico, allí ponía que alguien que se llamaba Colón, había dado la vuelta al mundo. Yo, rápidamente, cogí mi mochila de viaje y me dirigí a la costa. Cuando llegué me fijé en un enorme barco, y pensé:


Es el barco perfecto para dar la vuelta al mundo!!! enseguida me subí y me instalé en un agujero, y estaba tan cansado porque yo........yo había subido un escalón..... y me dormí.

Cuando me desperté vi figuras como la bandera de América y, pensando que era un sueño, me dormí. Luego volví a despertarme y vi la figura de la bandera de India... Y así paso unas cuantas veces hasta que me desperté en la costa. Todos los animales me miraban como si hubiera dado la vuelta al mundo, pero yo no había dado la vuelta al mundo, solo me había echado una siesta. Pero un día me enteré de que había dado la vuelta al mundo y me puse muy contento. Lo mejor era que salia en el libro de records del mundo y ponía: el animal que a dado la vuelta al


mundo en una siesta. Yo ahora soy la hormiga mรกs feliz del mundo.

June Lizarraga


EL EQUIPO DE FUTBOL DE ANIMALES

Este cuento es sobre un zoo muy aburrido. A un niño del zoo, se le ocurrió que podrían hacer un equipo de fútbol con los animales que había en el zoo. El equipo se enfrentará a varios equipos realmente distintos en un campeonato, que les llevará ha ser un gran equipo. Seguramente que se me olvida algo pero, bueno, ya os lo podéis imaginar.


Al llegar al campeonato, descargan las mochilas y se dirigen hacia la acampada del equipo de los lobos, que han llegado antes de la hora pactada. El equipo les pregunta: –¿ Por qué habéis llegado tan pronto? –Porque los lobos solemos llegar a los sitios muy pronto, normalmente. Los zorros eran muy majos y sobre todo muy buenos jugando a futbol. De repente, se oyeron unas voces por un altavoz: –¡ Hola, amigos jugadores! Os recomendamos que vayáis sacando las cosas de las mochilas y vayáis montando el campamento. El equipo ya ha acabado de montar el campamento y se dirigen a jugar contra el equipo de los rinos ( los rinocerontes ). –¡ Ha sido un partido impresionante! ¿Habéis visto como han pinchado todos los balones con el cuerno ? - dijo Jerry, el centrocampista del equipo de los Gaturros, ah sí, sabía que se me olvidaba algo, el equipo se llama los Gaturros. –¡ Sí, vaya golazo! ¡ Uno a cero, tío! - le felicita el portero Chimo a Lalo, el delantero del equipo. –Tranquilos chicos, todos los partidos no serán tan fáciles -explica el entrenador.

Ya es la hora de cenar y los Gaturros van a cenar una especialidad de Mato, arroz a la cubana con patatas. ¡Mmmm...! ¡Qué rico...! A la mañana siguiente, se levantaron pronto porque a las 11:00 de la mañana tenían un partido contra el gran equipo de lobos. Los chicos han entrenado mucho porque como hemos dicho, jugar contra los lobos y ganar va a ser muy difícil. ¡ Ya llega el gran partido inolvidable! Los chicos están nerviosos. El partido se ha atrasado un poco, ha empezado a las 11:25 pero los chicos ya están allí y los lobos también, claro, son tan puntuales... Bueno el partido ya ha empezado.


En el partido, los Gaturros están venga y venga a animar. El primer gol del partido ha sido de los lobos, pero cuando a Larri le ha pasado con la cola a Mato, Mato como es tan rápido ha superado la linea de medio campo y se la ha pasado ha Lalo. Lalo se ha quedado solo y ha hecho como que tiraba, y el portero se ha tirado al suelo. Lalo, se ha quedado con la portería libre y ha tirado a puerta.

¡1-1 en la primera parte! Durante el descanso, el equipo se reúne con el entrenador, y les da unos consejos. El equipo está de acuerdo con los consejos del entrenador, porque son muy buenos para la segunda parte. El equipo sale al campo preparado para derrotar a los lobos. En la segunda parte, resumiendo, los lobos han metido un gol pero los Gaturros han metido dos goles emocionantes de Jerry y de Chimo, un gol de porte a porte por una patada super fuerte que ha dado colgado por el larguero.

¡3-2 en el resultado final! Todos los animales del equipo están emocionados por el gran partido que han jugado.

Ya es hora de comer, los Gaturros van a comer... ¡ Verduras y salchichas con queso y tomate! La comida es muy rica, y después de comer, han ido a entrenar pases, regates, tiros y han calentado todo el cuerpo. Mientras que se calientan, ha venido un monito para avisar que el siguiente partido va a ser contra los monos a las 4:20 en el campo de fútbol 11 numero 3. Ha sido un aviso sorpresa. El equipo esta contento por jugar contra los monos pero no saben si van a tener tiempo suficiente para entrenar porque ya son las 3:30. El equipo ha seguido entrenando durante 30 minutos, ha acabado de entrenar a las 4:00 y se han dedicado a cambiarse de ropa, hablar sobre el partido y saludarse con los monos para saber como son de amables o de tontos.


Ya viene la hora del ultimo partido, si no es que los Gaturros pasen a la final. El equipo de los monos viste de color verde y amarillo, los colores de Monolandia, el reino de los monos. Los dos equipos están listos a las 4:15 y les da tiempo para hablar en equipo 5 minutos pero al equipo de los monos no le hace falta. El equipo ha empezado bien haciendo pases y con mucha defensa y a los 25 minutos Jerry ha metido un gol brillante, al público le ha encantado, la ha encajado por la escuadra izquierda de la portería y la primera parte se ha quedado así, 1-0.

– ¡1-0 en la primera parte!anuncia el comentarista chiflado En la segunda parte, el equipo de los monos se ha esforzado más y esta vez sí que han hablado con el entrenador. En la segunda parte, el equipo de los monos ha metido un gol porque Chimo el portero estaba despistado porque el delantero del equipo contrincante le sonaba. Pero los Gaturros no han podido soportar el empate 1-1 y han intentado meter un gol. Con un poco de paciencia han podido marcar otro gol, y éste ha sido de Larri el defensa y han intentado mantener el partido tal y como estaba, 2-1.

¡El resultado final es... 2- 1! ¡Los ganadores son los Gaturros!

¡Los Gaturros han ganado todos los partidos así que van a pasar a la final, que emoción! ¡La final será contra los zorros! ¡ Menuda final! La final será mañana a las 10:25 de la mañana. – ¡ Bua, hemos llegado a la final, que emoción! - grita Chimo, que esta super hiper emocionado. – ¡ La final va a ser muy emocionanate! - grita Jerry. – ¡ Espero que ganemos ! - dice Mato. – ¡ Sí, la ganaremos ! - dice Lalo animando a su equipo.


Son ya las 5:30 de la tarde, el equipo está agotado y han quedado con la entrevistadora para entrevistarles. El equipo no puede más y han decidido atrasar la entrevista media hora para descansar. Son las 6:00 de la tarde. El equipo ya ha descansado suficiente y se dirigen a la entrevista. En la entrevista les han preguntado: – ¿ Cómo os sentisteis cuando acabó el partido? – ¿ Qué fue lo que comentasteis cuando supisteis que pasabais a la final? El equipo ha respondido cosas positivas y la entrevista ha durado poco. Ya es la hora de cenar y los Gaturros van a cenar...........

¡Pizza margarita! – – – – –

¡Mmmmm!, ¡qué rico! - dice Chimo. ¡Delicius! - dice Lalo. ¡Está de rechupete! - dice Larri. ¿Os gusta ? - dice el entrenador. Está riquísima- dicen todos juntos.

Ahora se van a sus sacos y a dormir. – Buenas noches- dice Jerry. – Buenas noches- responde Mato. Es de día, las 9:00 de la mañana. El equipo tiene tiempo de ducharse, desayunar, charlar con los amigos y entrenar antes del partido. Los chicos tienen costumbre de ducharse antes de desayunar. Han hecho todo lo que han dicho y como son aún las 10:00, tienen tiempo de relajarse. El partido empieza muy limpio pero a los 25 minutos el equipo de los zorros ha metido un gol, y a los 36 minutos los Gaturros. Van uno a uno. La primera parte se acaba y durante el descanso, el equipo de los Gaturros han hablado con el entrenador y todos están de acuerdo. En la segunda parte Lalo ha empezado jugando bien y por eso ha metido el gol de la victoria. El partido ha acabado 2-1, ¡ los Gaturros han ganado!


– ¡Sí! ¡Campeones!- grita Larri.


– ¡Los mejores!- grita Lalo levantando la copa. – ¡Bien!- gritan todos. El torneo ha acabado, los equipos recogen los campamentos y a las 6:30 se despiden de todos. Los equipos se montan en los autobuses y se van a distintos lugares, en este caso, los Gaturros al zoo. En el zoo, una jirafa coloca la copa en el alto de un armario. ¡Qué felices están todos los animales!

FIN Luar Alberdi Huarte


Mikel Cuento de animales

La cucaracha Racha ¡Hola! Soy Racha, la cucaracha, y vivo en un pequeño barrio de Madrid. Ahora mismo estoy en la alcantarilla de la Plaza los Arándanos bailando la cucaracha al son del fuego con mis amigos, Arantxa y Cuca cola.

Aunque no lo creáis, nuestra vida no es tan fácil. Hay unos humanos más plastas que las lapas intentando matarnos con unas cosas que se parecen a las aspiradoras. Y los niños, no hablemos, con sus zapatos enormes y de tacos procurando cortarnos la cabeza solo para quedar bien, qué asesinos. Y como este ultimo mes se habían ido al cielo nada más y nada menos que veinticuatro hermanas, nuestro gran jefe,el emperador Cuci, quiso hacer una reunión en el vertedero a las cinco y media, para hablar del tema:


-Hola chicos, soy el jefe, más conocido, como el emperador Cuci. -Pero hoy no hemos venido aquí para hablar de mis múltiples nombres y apodos, sino de algo más importante: nuestras vidas. Como ya sabéis, este último mes han muerto muchos hermanos y hermanas, y no podemos morir más. Ya he puesto en grupos a nuestros soldados, pero necesito tres de vosotros para ser los jefes de esta operación,declaró con tono preocupado el jefe. -¡¡¡¡¡Nosotros, nosotros!!!!!! gritamos los tres a coro,y a que no sabéis lo que nos dijo el, que siiii¡¡¡¡.


Nuestro primer deber fue explicar el plan a nuestros soldados. No fue fácil porque Arantxa y Cuca cola decían otro plan y estuvimos toda la tarde así. Pero al final lo decidimos, era bastante sencillo:ir al vertedero por los túneles, coger madera y llevarla otra vez por los túneles para hacer una pequeña ciudad llamada “Cucapolis”.

El primer día nosotros nos dimos cuenta de que en el vertedero solo había maderas grandes y tuvimos que reclutar a más de trescientas cucarachas, Ahí, empezó el trabajo duro. El primer grupo se encargaba de ir al vertedero, coger las maderas y llevarlas hasta el principio de los túneles. El segundo grupo,de llevarlas hasta donde nosotros queríamos hacer la ciudad. Y el tercer grupo y más importante, se dedicaba a ser obreros, osea, hacer las plazas, las casas, los chalets etc. Pero en lo que no pensamos fue en la comida. Y eso fue un gran problema porque no solo podíamos alimentarnos de la basura, las ratas muertas o de alguna de esas cosas asquerosas y repugnantes que había por los subterráneos del barrio. Menos mal que teníamos a un vecino muy listillo y un poco empollón llamado “Cloaca” que nos dio una solución rápida que era la siguiente:Ir por una de


las tuberías 120-e y 123-j para llegar al restaurante “Bob apetit” y de ahí infiltrarnos en la cocina para coger pan,tazas de agua, verduras o otros alimentos para llevarlos a nuestra ciudad,“Cucapolis”, y con eso alimentarnos. Y después de muchos días de sudor y de cansancio, acabamos nuestro plan. Era genial, aunque estaban aún un poco sucias las casas, era todo de madera, hasta los muebles. Encima, tiramos de ingenio para que las fuentes funcionaran: cogimos agua de las tuberías. Lo único que no había eran electrodomésticos, pero nos las apañamos.

Y, tal fue el éxito de nuestra ciudad, que el gran jefe propuso hacer una fiesta, y como todos la queríamos hacer, se hizo. Esta fiesta no fue como las demás porque en nuestra fiesta el plato fuerte de la noche llego cuando el emperador Cuci dijo: -Buenas noches cucarachas de “Cucapolis”, hoy es un gran día para nosotras porque por primera vez en toda la vida, hay una ciudad de buenas y generosas cucarachas.


Encima, hoy haremos un pequeño funeral a las hermanas que fallecieron en las garras de esos asesinos, y que nunca vieron esta maravillosa ciudad llena de amigas- dijo con tono triunfal el jefe. Así debía ser porque como decía él, esta generación valía mucho más que el oro y la plata. Mikel Gortari Velasco.


EL PATO BLANCO, FLACO Y ASUSTADO Y LA MAREA NEGRA Estaba el pato blanco, flaco y pequeño en la playa y vio un montón de peces. Decidió ir a comérselos pero, de repente, vio la marea negra pero no le dio tiempo de salir del agua y le cubrió entero. En la arena había un pato hembra y el macho le pidió ayuda. – ¡Socorro! ¡Auxilio! -gritó el pato blanco,flaco y pequeño

La hembra, con todas sus fuerzas, nadó para salvarlo. En ese momento juntaron sus miradas y se enamoraron pero estaban demasiado débiles como para salir de la marea negra, así que, conforme se iban hundiendo se enamoraban aún más. Se ahogaron en la marea negra los dos, pero casi no sufrieron por el amor que tenían en el corazón.

Nahia Otxagabia


EL PINGÜINO

Había una vez un pingüino que vivía en el polo norte, en las montañas.

Era de color morado y estaba morado porque cuando era pequeño se cayó en un bote de pintura morada. El pingüino no tenía amigos ni padres. No tenía padres por que la madre murió cuando lo tuvo, y el padre lo abandonó. No tenía amigos por que era de color morado y los otros del color abítual del pingüino. Un día se escapó del Polo Norte al Polo Sur, en una moto acuática que tenía, y en el Polo Sur encontró a una pingüina que también era de color morado. Cuando la vio se hipnotizó y empezó a cantar: -Pi, pi pi , pi, pi pi pi... -y todo porque le gustó esa pingüina.


A la pingüina también le gustó el pingüino, y se escaparon los dos juntos a vivír nuevas aventuras por el mundo. NEKANE SEGURA.


EL PINGÜINO PLATA

Erase una vez un pingüino que vivía en el polo. Plata, como era un pingüino explorador, quería descubrir el mudo. Un día Plata cogió un avión y fue volando a descubrir el mudo. -¡¡¡Yupiiiiiii!!!! qué divertido!!!!! De repente oyó un ruido extraño en el motor del avión. -Ho, ho!!! aquí pasa algo!!!ha,ha,ha,ha!!! ! Plata se estrelló en el desierto. El pingüino no sabía dónde estaba, estaba perdido. De repente vio un camello.

-¿Dónde estoy? -dijo el pingüino. Igual sabe donde estoy. Le voy a preguntar. -¿Hola, sabes dónde estoy? -Le dijo Plata. -Hola, estás en el desierto. ¿Quieres ser mi amigo? -Sííííí!!!pero, cómo puedo sobrevivir sin frío?? -No sé , um, um,um...Una hora más tarde... Eureka!!!! te compro un iglú !! -Pero... con puertas,ventanas, jardín y garaje.


-'Vale! -dijo el camello. Entonces así fue, el camello compró un iglú y...varias cosas más. Después de seis años, Plata y el camello, que se llamaba Cali, fueron novios. Así que tuvieron 4 pingüicamellos. Os los presento. Uno de ellos era explorador que se llamaba Explorir y era como Plata, el otro era tan tonto que se llamaba Toli, otro hacia un MILLON de payasadas, y el último no sabía ni siquiera dónde estaba. Se llama Roli. Así que todos se quedaron en el desierto, y algunas veces iban de visita al polo para ver su familia .

Cuando Cali estaba viendo la tele vio y oyó que había existido unos nuevos animales PINGÜICAMELLOS, y Plata, Cali y sus hijos se hicieron famosos.

Odei González


LA GATA DE SEIS VIDAS Había una vez, una gata que era de color gris y blanco, ten��a la cola grande y unos ojos que brillaban en la oscuridad. Sabia hacer en especial, dos cosas: era buena cazadora y muy revoltosa. Así era la gata. Ahora os cuento la historia. Un día la gata se encontró el balcón abierto, intentó coger una paloma que había en un macetero, la gata al saltar se resbaló y se cayó a la calle.

Al caer, se hizo daño en la pata izquierda y como estaba muy asustada se metió en una bajera que había debajo de la casa. Los dueños no la encontraban porque eran las fiestas de San Fermín. La gata maullaba pero no se le escuchaba por el ruido de la calle. Intentó buscar una salida para ir a casa pero no la encontró y se escondió en una esquina. Pasó un mes y en ese rincón que dormía, escuchó los gritos humanos de un niño.

La gata estaba impaciente por saber quíén era, se asomó al lugar y vio que era su familia. La gata estaba muy débil porque no había comido durante mucho tiempo, el niño le tuvo que subir en brazos. La llevaron al veterinario y le curaron la pata izquierda. Desde ese día ya no es la gata de siete vidas, es la gata de seis vidas. Oihan Ruiz


EL OSO Y EL CANGURO Había una vez un oso polar que vivía en Polo. Trabajaba haciendo igloos .

Como tenía mucho dinero, decidió irse al desierto y en el desierto había un Zoo . El oso polar fue al Zoo y vio un canguro, se hicieron amigos. Al tiempo decidieron escaparse. lograron escapar.

El canguro saltó por las barras que había, y así

Decidieron recorrer el mundo. El oso dijo que fueran al polo Norte porque tenían mucho calor. Compraron un avión pero como no sabían conducir se estrellaron en la selva . ¡Suerte tuvieron que no les pasó nada! Como no tenían suficiente dinero para pajar otro avión decidieron quedarse a vivir en la selva . Con el tiempo tuvieron hijos . Los hijos eran “cangosos” . Un día que estaban viendo la tele vieron que había un nuevo animal : el cangoso . A partir de ese día la familia fue famosa y vivieron felices . Oihane Borda


¿OS HAN GUSTADO TANTO COMO A MÍ? ¡HASTA LA PRÓXIMA!


CUENTOS DE ANIMALES