Issuu on Google+

Mayo 2009 - 3e - www.capital.es

Garrigues: “El diálogo político es pobre y vulgar” Custo: “En la moda hay muchos divos y tonterías” especial recursos humanos

1Líderes 00 CAPITAL num.105

8

414237 001525

0 0 1 0 5

3 euros (only Spain) Canarias 3,15 F Portugal 3 K

del futuro


gente Humanista convencido, brillante abogado y apasionado escritor. Garrigues es todo menos un hombre plano. Su espíritu libre le lleva a hablar sin tapujos de todo, incluida la política. Por consuelo calle y alfonso pérez

Antonio

Garrigues Walker “Nos merecemos un diálogo  político menos pobre y vulgar”

Los políticos deben dejar de considerarnos como limitados mentales

8 www.capital.es 05/2009

la firma de abogados que fundaron su padre, Antonio Garrigues Díaz-Cañabate, y su tío, Joaquín Garrigues. Por aquel entonces (1959), la firma apenas tenía una docena de profesionales. Hoy tiene más de dos mil abogados por todo el mundo. Y aunque lo suyo fue ser fiel a la responsabilidad, al orgullo de mantener la tradicción familar y a la pasión que desde niño respiró por la abogacía, por la Justicia, nunca abandonó otra aspiración para muchos desconocida. –Si no hubiera sido abogado, habría sido... –La única opción que tenía y mantengo es la de ser escritor. Me gusta escribir poesía y teatro. Muchas veces he estado tentado de dejarlo todo e irme por ese camino, pero la vida hizo que las cosas cambiaran. –¿Qué le ataba? –El hecho de que mi padre era el fundador de este despacho. Yo era abogado. Mi hermano Joaquín también era abogado. Había que continuar la tradición. Uno piensa que siempre hay tiempo para cambiar, pero la vida te va llevando y, sin saber por qué, te encuentras que ya tienes

fotos: pedro sánchez

M

i padre y mi hermano Joaquín me lo decían siempre: Antonio, no corras tanto que un día vas a llegar antes que tú mismo, que te lo digo yo, que vas a llegar antes que tú mismo. Es que yo tengo algo de ese espíritu americano, como mi madre”. Basta charlar un rato con Antonio Garrigues Walker para comprender que esas advertencias eran acertadas. A sus 74 años, el presidente de la prestigiosa firma de abogados Garrigues conserva esa ilusión por ir delante de las cosas, por aprender, por descubrir nuevos mundos, nuevas ideas, por cambiar la sociedad... “Como decía un psicólogo argentino, hay tres condiciones para mantenerse joven: una, jamás pensar en jubilarse, porque en el momento en que conectas tu felicidad a la idea de no hacer nada, el cerebro, que actúa como un músculo, se aplana; dos, aprender siempre algo, mantener viva la curiosidad intelectual [aquí cita por primera vez a su adorado Ortega y Gasset]; y tres, mantener el interés por los demás y por el sexo opuesto”. Garrigues parece que siempre tuvo clara estas premisas. Quizá incluso antes de que heredase


05/2009 www.capital.es 9


Nº 105 - Mayo 2009 - www.capital.es El olfato inversor de Warren Buffett no suele fallar. El coche eléctrico puede ser un gran negocio.

gente

A fondo

78 Buffett conduce un coche eléctrico El famoso empresario ha adquirido una participación en BYD, una oscura empresa china de automóviles ‘a pilas’. Le contamos por qué. Pedro sánchez

ESTRATEGIAS

82 Eulen esquiva la crisis La tercera mayor empleadora de España es una auténtica desconocida. Sus servicios son muy variados: jardinería, limpieza... hasta enología.

8 La pasión por el saber Antonio Garrigues Walker desvela en este encuentro sus sueños y aspiraciones humanistas, además de criticar la borrachera económica.

elisabeth nogales

From the pages of

tendencias

especial recursos humanos

¿Morirán los diarios? ¿Los libros? ¿Las revistas? Con la irrupción de los lectores electrónicos este debate ha dejado de tener sentido.

96 Soluciones sin despidos

86 El papel se hace electrónico From the pages of

92 La publicidad del siglo XXII Códigos ‘bidi’, campañas virtuales imaginativas, ‘advergaming’, anuncios que parecen salirse del papel... El futuro ya está aquí.

Recolocaciones, permisos no retribuidos, reducciones de jornada... Cada achaque laboral tiene su receta, y no todas pasan por acabar de un tajo con el talento de la empresa.

estilo de vida ferrán nadeu

106 Un valenciano al frente de la Tate Vicente Todolí se mueve, desde hace seis años, entre Bacons y Picassos... al frente de la Tate Modern, uno de los diez museos más visitados del mundo.

16 Custo ya es global Más empresario que diseñador, el famoso catalán critica en esta entrevista que en la moda actual el producto es lo de menos.

110 Egipto, fuente de inspiración Este mes le presentamos una selección de obras que giran en torno a los mitos egipcios.

firmas Tyler cowen Las ventajas de la prudencia Pág. 6 fiscal para los Estados.

John de Zulueta Los bancos se lanzan a vender Pág. 85 sus pisos. 

ignacio sánchez cámara

En portada

22 Las jóvenes promesas que cambiarán España



Líderes deL

futuro

4 www.capital.es 05/2009

¿Quiénes serán los ‘botines’, ‘zapateros’, ‘barbacides’ o ‘nadales’ del futuro? Capital ha localizado –a través de una exhaustiva encuesta con un centenar de expertos– a los jóvenes líderes de todos los campos: economistas, artistas, científicos, pensadores, escritores, chefs, políticos...

La actual crisis internacional es un problema de corazón.Pág. 112

Guillermo rodríguez La cocina española vista desde Pág. 121 Latinoamérica.

Juan manuel de prada El fin de la idolatría del dinero. Pág. 122


carta de la directora

Directora Consuelo Calle

consuelo.calle@capital.es

Subdirector Juan LLobell

juan.llobell@capital.es

Director de Arte Julián Casas

julian.casas@capital.es

Redacción Amaia Arteta amaia.arteta@capital.es Jordi Benítez jordi.benitez@capital.es Valentín Bustos valentín.bustos@capital.es Rafael Pascual rafael. pascual@capital.es Alfonso Pérez alfonso.perez@capital.es Julia Pérez julia.perez@capital.es Pilar Pérez pilar.perez@capital.es Maquetación: Yolanda Mateos yolanda.mateos@capital.es Inés Ugalde ines.ugalde@capital.es Secretaria: Cristina De la Peña cristina.delapenia@capital.es

Fotografía: E. Figuerola, Fernando Mañoso, Ferrán Nadeu, Pedro Sánchez y Joaquín Tejada Ilustración: Elisabeth Nogales, e Inés Ugalde. Dirección: c/ Consuegra, 7, 2ª planta. 28036 Madrid. Tel.: 91 383 24 76. Fax: 91 383 25 71. Página web: www.capital.es Correo electrónico: capital@capital.es UNA PUBLICACIÓN DE

DIXI PRESS Presidente: Juan Kindelán Dirección: Avenida de Burgos, 16 D, 6º dcha. 28036 Madrid. PUBLICIDAD

DIXI MEDIA PUBLICIDAD Presidente: José Manuel Rodrigo Directora: Belén Callejo belen.callejo@diximedia.es

Tel.: 91 767 07 74 SUSCRIPCIONES. Tel.: 902 007 656 E-mail: suscripciones@gps.grupogyj.es Internet: www.capital.es Depósito legal: B-28784-2000 Precio del ejemplar: 3 m incluido IVA. Canarias: 3,15 l sin IVA, incluidos gastos de transporte. Portugal: 3 v sin IVA, transporte incluido. Prohibida su reproducción o difusión total o parcial, aun citando su procedencia, sin la autorización expresa de la empresa editora. Impresión: Rivadeneyra Esta revista es miembro de la Control de © Copyright Dixi Press

Y

Lo que cuenta

o estaba allí arriba. Tranquila. Más suelta que otras veces. Hablando. Entonando. Mirando. Me sentía bien, porque percibía el calor que me llegaba desde el auditorio. Es curioso como un simple gesto, una sonrisa, una mirada, puede transmitir tantas cosas. Miraba allí y veía su aprobación, su satisfacción en la forma de sonreír, con los ojos, con la cara. A su lado veía otra cara de sorpresa y satisfacción, mirando fijamente, sin pestañear, con el codo apoyado sobre la pierna. El de su izquierda no callaba. Me costaba captar su atención. Era como si no quisiera dejarse llevar hasta que ¡zas!, llegó esa anécdota y vi como sus orejas se aguzaban. Al otro lado había más caras amables, alguna seria, pero todas sinceras, abiertas, atentas. Y sentía ese calor que llegaba antes incluso de que, acabado el discurso, todo aquello, perceptible a los ojos pero no a los oídos, se transformase en palabras, en abrazos afectuosos, en enhorabuenas. Sabía que tenía que salir bien. Que iba a salir bien. Y no porque hubiese algo especial, sino porque, como me dijo una gran persona, cuando uno cree lo que está diciendo, lo transmite de otra manera. Y el público lo capta. Le llega. Pero si no crees en lo que dices, ya puede estar bien expuesto o argumentado, que la gente percibirá la diferencia. Eso es lo que sentí hace sólo unos días cuando, en un hotel en Madrid, entregamos los premios de nuestro número Capital En Femenino, aquél con el que quisimos hacer un pequeño pero gran tributo a la mujer. Y también lo sentí días antes cuando, en otra gran ciudad, en Barcelona, pude respirar y palpar ese mismo cariño, esas mismas enhorabuenas. En ambos casos, lo que ese público escuchaba y percibía, además de las palabras referidas al motivo concreto del acto, era lo que ustedes ya saben, lo que conocen como lectores de Capital. Nuestra imaginación, nuestro rigor, nuestra constancia, nuestro esfuerzo por hacer las cosas bien. Porque creo que la calidad es algo que, tarde o temprano, se acaba apreciando. Incluso en estos tiempos de crisis. Y la verdad es que, hace ya tiempo, pero especialmente a lo largo de estos últimos meses, he tenido multitud de muestras de que eso es así. Y quiero agradecerles a todos aquí, públicamente, su apoyo y su cariño. A ustedes, a los que siguen ahí. A los que se han ido incorporando a lo largo de esta nueva etapa de Capital. A los que se toman la molestia de enviarme un email de vez en cuando. A los que lo hacen por primera vez. A los que piden por favor que les enviemos aquel magnífico artículo, aquella entrevista, aquel tema... A todos ustedes que saben distinguir entre el trigo y la paja, entre algo trabajado en profundidad o absolutamente superficial. Muchas gracias por hacernos llegar su apoyo y por seguir haciendo válido aquel viejo eslogan que utilizamos en nuestro relanzamiento comercial: Capital es lo que cuenta. Y confío en que siga contando para ustedes durante mucho, mucho, tiempo más. Tienen mi compromiso y el de todo el Consuelo Calle equipo de que, desde aquí, seguiremos trabajando Directora de Capital para que así sea. n consuelo.calle@capital.es


gente

“En España hay mucho talento pero no se sabe vender”

Custo

Dalmau



Por rafael pascual

H foto: ferrán nadeu

Nuestro diseñador más internacional reconoce que no tenía vocación y que está en esto por casualidad. Cree en la planificación y en que para triunfar se necesita talento y saber venderse.

abla rápido. Se mueve rápido. Actúa rápido. Contesta a todas las preguntas de forma eficaz, directa y clara. Nada de andarse por las ramas. Al terminar, aprovecha la sesión de fotos para responder a un cuestionario que le envía otro medio de comunicación, porque a las dos horas debe tomar un avión que le llevará a algún lugar del globo terráqueo. Todo en Custo Dalmau (Tremp, Lleida 1959)

parece ir a toda velocidad. Es el precio que paga por haberse convertido en el icono de la moda española.

–¿Cómo se lleva un ritmo de trabajo en el que se está viajando continuamente?

–Como se puede. Este trabajo, con la producción deslocalizada, te obliga a estar en constante movimiento. En ocasiones me he pasado la mitad del año fuera.

–¿Añora aquellos años en los que iba de tienda en tienda, junto a su hermano David, armados con una maleta llena de diseños?

–Echo de menos cómo funcionaban las cosas antes. En la actualidad el negocio de la moda está en manos de grandes multinacionales, que han creado un entorno competitivo.


Cuando empezamos hace ahora 27 años, cualquier persona con un poco de creatividad podía tener una oportunidad, ya que lo que se valoraba era el producto. Ahora importa la logística y tu capacidad de abrir mercados. Aunque proteste, esta empresa lleva 27 años demostrando que sabe adaptarse a las circunstancias, sin cambiar la visión y el concepto del proyecto. “Custo Barcelona no es otra cosa que diseño gráfico muy colorista, aplicado a una prenda de vestir, fabricada a través de la fusión de materiales”, explica este arquitecto ilerdense, metido a diseñador de moda por pura casualidad. “Cuando mi hermano y yo empezamos con esta empresa, ninguno sabíamos

“No me gusta que en el mundo de la moda haya tanto divo y tanta tontería, que no aporta nada” que era esto de la moda. Por no tener no teníamos ni vocación”, añade la imagen de Custo Barcelona. –Pues para no tener vocación no les has ido mal. Además da la sensación de que aquí no hay margen para la improvisación. Todo está planificado. Desde el producto rompedor hasta la entrada en otras líneas, como gafas o relojes... ¿No es todo de manual?

–Si nos hubiera visto por un agujerito se hubiera llevado la impresión opuesta. Al principio todo se hacía a salto de mata. No teníamos

método y nos movíamos por impulsos emocionales. Al igual que con la moda, nos convertimos en empresarios por necesidad, no por vocación. La estrategia de la empresa cambió a partir de nuestra entrada en Estados Unidos, en 1997. Aquello era algo muy grande, y sin una organización seria hubiera sido imposible el crecimiento.

–Aprovechando que ha sacado el tema, ¿cómo se convierte uno en un icono de la moda en Estados Unidos? Casado y con cuatro hijos, a Custo Dalmau le gusta disfrutar de los suyos y practicar kaisurf (surf con cometa) en Fuerteventura.

–La historia es un poco rocambolesca. En el invierno de 1996, mi hermano y yo nos presentamos en Chicago con una colección de 17 camisetas muy coloristas, con la idea de convencer a los americanos de que estaban ante la prenda


kkkkkk