Issuu on Google+

En algĂşn lugar muy cercado de city ville se encuentra un sitio con un ambiente natural y exuberante donde los ĂĄrboles hablan, donde las piedras crujen del calor y el agua corre con rapidez para no ser alcanzada por el sol.

Es aquĂ­ donde se encontraba gafilandia bronceando sus lentes de color canela o bueno eso es lo que quisiera.


Mientras gafilandia broncea sus lentes en otro parte de city ville una niña mona llora porque no encuentra su sudaderille, una sudadera que es mágica puede trasportar a cualquier persona a diferentes lugares con solo besarla. Ay! mi sudaderille he perdido mi sudaderille con la cual me desplazaba a diferentes partes de city ville, era más rápida que un colchón o que una escoba con volador, ahora sin tener mi medio transporte me tocara buscar una forma de llegar hasta donde esta gafilandia bronceándose las nalgas. Solo me queda por hacer caminar, caminar y caminar hasta que algo se me ocurra en este lugar.

es momento de colocarme bronceador en los lentes, puede ser que un rayo ultravioleta me dañe mi filtro protector uv 300, y mi color canela desaparezca, oh! que dia tan estrellado, el sol me dio la espalda, las nubes se taparon y el agua no me moja, ¿que ocurre en este lugar?... Mientras que gafilandia resuelve su dilema


la niña mona se ha cansado de caminar y llega a un lugar cuyo nombre es hogar, allí empienza a recordar todo lo que hacia con su sudaderilla y decide buscar otro elemento que pueda cumplir las mismas funciones que su hermosa sudadera que al besarla podía transportarla a cualquier parte de city ville. Mientras que la niña mona decide que va hacer para llegar hasta donde gafilandia

Una niña de dos años juega con su chanclamovil, un vehiculo que con 200 caballos de fuerza la arrastra para donde ella quiera con tal solo colocar los pies sobre este vehiculo y disponer su cuerpo para pasear por diferentes lugares. La chanclamovil es uno de los últimos juguetes que todo niño o niña tiene y desea tener en su casa pues sirve para diferentes cosas, se puede convertir en matamoscas o matazancudos, espanta animales e incluso yo con tan solo dos años de edad me asusto al verla volar y no porque se convierte en avión solo que la chancla móvil puede hacer de todo un poquito corrige conductas o intimida personas. En el hogar de la mona… estoy cansada de intentar con estos objetos y nada que puedo obtener los mismos resultados que con mi sudaderille, ahora quien podrá ayudarme… solo me falta intentar con las apargatinas que me regalo mi señora madre, un buen regalo de algo servirán, algún poder tendrán, me las colocare y como lo vi en algún cuento que no recuerdo en este momento daré dos toques al piso con ellas y espero que algo ocurra….


Al dar los dos toque las apargatinas se enloquecen y me hacer correr como un rayo veloz por todo city ville, logrando llegar hasta donde esta gafilandia bronceรกndose los lentes y las nachas (nalgas). Que contenta estoy soy la apargatina mas bailarina y contentona que puede haber en la tierra, ademรกs ahora podre broncear mis hermosos cabellos de figue y obtener un color dorado intenso en todo mi cuerpo.

Creado por: Janis Adarme Ingrid Jimenez Zulay Sepulveda


city ville