Issuu on Google+

UNIVERSIDAD “FERMIN TORO “ VICERECTORADO ACADEMICO DECANATO DE INVESTIGACION Y POSTGRADO MAESTRIA EN EDUCACION SUPERIOR MENCION: DOCENCIA UNIVERSITARIA INVESTIGACION EN LAS CIENCIAS SOCIALES

MANEJO DE LA ANSIEDAD AL MOMENTO DE LA CONSULTA ODONTOLÓGICA EN ALUMNOS DEL INSTITUTO UNIVERSITARIO JESUS OBRERO MUNICIPIO IRIBARREN BARQUISIMETO ESTADO LARA

Autora: Janeth Sánchez Tutora: Lizbeth Campis

Cabudare, Diciembre 2012


CAPÍTULO I EL PROBLEMA Planteamiento del Problema Aunque por lo general se considere al miedo como una respuesta adaptativa ante la amenaza, en algunos casos la ansiedad puede ser nociva para el funcionamiento efectivo del individuo. Es probable que el nivel de ansiedad del individuo sea tan elevado que éste no pueda tomar decisiones o acciones adecuadas para resolver un problema. De manera clara los niveles altos de ansiedad pueden interferir con los procesos de pensamiento racional, lógico. En este caso, la ansiedad se vuelve un problema clínico que necesita de técnicas cognitivo-conductuales para resolverse o disminuirse. Según Herrero y Cols (1983), la emoción de miedo o ansiedad en reacción a un estímulo amenazante externo puede impulsar al individuo a tomar una acción rápida y algunas veces drástica para evitar una situación dañina. Las respuestas fisiológicas del organismo, como son el aumento en el fluido de adrenalina, palpitaciones rápidas del corazón, aumento en la transpiración, entre otros cambios, señalan el intento de confrontar o escapar de la amenaza. Sin embargo, cuando el incidente que se percibe como amenazante en realidad no lo es, entonces el estado emocional de ansiedad resulta una conducta inapropiada y constituye una respuesta no adaptativa para el ambiente. En algunos casos, la preparación que se les proporciona a adultos se utiliza para lograr una respuesta natural de miedo como un esfuerzo para conseguir que el individuo se involucre en situaciones que amenazan la vida. En general, con frecuencia se considera inapropiado para los varones expresar miedo o ansiedad, mientras que a las mujeres se les permite manifestar sus emociones de una manera más libre. La ansiedad según la Organización Mundial de la Salud (2007) “Es un temor exagerado a un peligro, imaginario o real”. Además, para la Asociación Psiquiátrica Americana (2008) “La ansiedad es parte de la vida. Este tipo de ansiedad es útil, puede permitirle estar más alerta o ser más cuidadoso. Suele terminar poco tiempo después de que salga de la situación que la provocó”. La ansiedad presenta dos aspectos, el estado y el rasgo de ansiedad. El estado es una situación emocional transitoria del humano, caracterizada por aflicciones irreales de


tensión, y por una hiperactividad del sistema nervioso autónomo. Puede variar con el tiempo y fluctuar en intensidad; mientras que, el rasgo, es más bien una inclinación estable ansiosa en su tendencia a divisar las situaciones como amenazadoras menoscabando las acciones habituales del sujeto. Es una particularidad de la personalidad, invariable en la dinámica mental de cada individuo y, no aventurado a los factores o estímulos que percibe el sujeto; supone una persistencia en la ansiedad del sujeto y explica las diversidades individuales en la intensidad de respuesta ante acontecimientos idénticos Asimismo, Sassaroli (2007) explica que la ansiedad ante los trabajos dentales, se refiere a un complicado patrón de conductas agrupados en una actividad fisiológica que acontece en respuesta a estímulos internos (cognitivos y somáticos) y externos (ambientales), que puede exhibirse antes y durante la aplicación odontológica en los infantes, mientras que el miedo se puede definir como una alteración o aflicción del ánimo ante una condición peligrosa, verídica o fantástica. Entre estos dos estados emocionales en las consultas dentales, ansiedad y miedo, existen algunas nociones diferenciadoras. El primer elemento se halla en la dimensión temporal entre la conducta y el ambiente propio del tratamiento dental. La ansiedad sigue un patrón conductual anticipatorio, invocado por una situación pre-aversión, se presenta de forma precoz al tratamiento. Los miedos dentales, revisten un carácter coexistente al tratamiento, tienen una relación de consecutivo transitorio con el tratamiento dental. El segundo elemento de diferenciación, es la imprecisión de la respuesta: la ansiedad dental se da como un patrón de respuesta difundida, evocado por el contexto global del tratamiento. Se trata de un conjunto de trastornos con predominancia e importantes consecuencias clínicas en diferentes áreas de la salud. Es decir, en la vida de los adultos, siendo interpretada por éstos de manera personal. Se señala como una reacción ante un suceso particular en la cual se piensa que se corre peligro o se está amenazado en cierta forma por el uso de fórceps, inyectadora, explorador, pieza de mano, tira nervios el percibir olores a medicamentos como por ejemplo el formo-cresol, xonite, eugenol, utilizados éstos para el tratamiento de conductos en endodoncia, entre otros. El temor que se evidencia puede ser como un intenso estado de ansiedad subjetivo, reaccionando ante una amenaza específica. Por otro lado, hace que el niño se enfrente a una situación que es desconocida para él, asimismo incorpora dentro de su vida la presencia de nuevos personajes: los odontólogos, higienista y demás integrantes del equipo de salud.


Según Gil’Adi (2000) ha venido ocurriendo que dentro del problema planteado se asocian las reacciones colaterales como: negativa a acceder al tratamiento operatorio, en el interior de la cavidad bucal. Los tipos de reacciones de los jóvenes están subordinados al grado de información que el adulto maneje sobre su situación, sobre el motivo por el cual necesita intervención operatoria u otras técnicas, del prototipo de relación que el joven tenga con sus padres y la reacción de éstos ante la intervención odontológica. En el desarrollo de estas actitudes intervienen múltiples causas y factores, por lo que el origen de la ansiedad y el miedo a la atención dental, se postula como multifactorial por la mayoría de los autores. Entre los factores señalados más relacionados se encuentran: (a) la conducta miedosa aprendida del modelo familiar o su entorno; (b) el sexo femenino parece experimentar mayor miedo y ansiedad, aunque existen estudios que no encuentran diferencias significativas entre hombres y mujeres; (c) las experiencias desagradables previas, especialmente durante la infancia; (d) existen variaciones por etnias, aunque esto es difícil de valorar por las diferencias entre culturas y costumbres. Además, los factores socioeconómicos también parecen influir, sobre todo los factores sociales; entre éstos se tienen: (a) las personas con malos hábitos higiénicos suelen ser más ansiosas, al igual que aquellos que tienen un mal estado buco-dental; (b) las personas con discapacidad psíquica experimentan más miedo a los tratamientos odontológicos por su falta de comprensión; (c) los pacientes que padecen enfermedades crónicas y graves suelen presentar menos ansiedad porque consideran un problema menor su estado bucal; (d) un tiempo de espera prolongado antes de la atención; (e) un número excesivo de pacientes en la sala de espera porque al individuo le parece que el tratamiento se realiza con aprisa, y (f) sesiones de tratamiento de larga duración parecen aumentar el nivel de ansiedad. Por otra parte, uno de los niveles del conocimiento del ser humano es captar los objetos. El conocimiento sensible capta un objeto por medio de los sentidos, como es el caso de las imágenes captadas por medio de la vista, con lo que se puede guardar en la mente las imágenes de las cosas, con colores, figuras y dimensiones. Los ojos y los oídos son los principales sentidos aprovechables por el ser humano, por eso dicen que la representación es espacial y el concepto es absoluto. En la representación hay colores, dimensiones, estructuras como es el caso del conocimiento de la imagen. Si se toma en consideración otro punto de vista, Ajuriaguerra (1986) señala que el


tipo de relación odontólogo-paciente es de doble sentido e interpretada generalmente por él desde su formulación simbólica y abstracta. En esta situación planteada aparentemente se da una relación traumatizante y ansiógena en donde el odontólogo es percibido como un ser agresivo y distante. El papel del padre también puede colocarse en manifiesto pues muchas veces, el galeno es percibido como un padre exigente, severo, rígido, intolerante, poderoso, duro que sugiere temor, que ordena y debe ser obedecido. La odontólogo de sexo femenino, es percibida muchas veces por el adulto como una imagen menos severa ya que se asocia con la representación de la madre o también puede desempeñar un papel dominante y destructor que se proyecta hacia la figura femenina tratante del adulto. Es importante agregar, que la reacción emotiva de los padres ante el tratamiento dental pudiera tener alta relevancia en la percepción que del joven tiene de la misma. Al sentir los varones o las hembras que sus padres se manejan dentro de un clima o atmósfera tranquilizante, podrá beneficiarse de la misma y hacer gala de igual serenidad. Aunado a esto, tal como lo plantea Ajuriaguerra (ob. cit.), la duración y frecuencia de la espera, establecida en función de la personalidad del adulto y la actitud de los padres y familiares que lo acompañan, reduciría así la angustia de la situación al hacerla menos traumatizante. Es importante resaltar que Schulz (1999) afirma que la enfermedad parece siempre algo fortuito e inexplicable, porque existe dentro del ser humano un instinto irresistible que lo impulsa a buscar una cura médica y alivio a los síntomas físicos que causan dolor y molestia, deseando escapar rápidamente de ellos. De allí, la importancia de una sana relación odontólogo-paciente-equipo de salud, sobre todo en el sentido de brindarle apoyo socio-emocional necesario para conducir equilibradamente estas reacciones emocionales, porque el paciente termina limitando estas emociones, y olvidando sus sensaciones corporales y a no hacer caso de sus síntomas, obviando la relación mente-cuerpo. De todo esto es importante considerar, al ser humano como un ser biopsicosocial, y así profundizar en el abordaje del paciente infantil en consulta odontológica de manera integral En atención a la problemática descrita en párrafos precedentes, la presente investigación está encaminada hacia la aplicación de técnicas cognitivo-conductuales para el manejo de la ansiedad al momento de la consulta odontológica, en alumnos del Instituto Universitario Jesús Obrero, Municipio Iribarren Barquisimeto estado Lara,


siendo preciso responder las siguientes interrogantes. ¿Cuál es el nivel de ansiedad al momento de la consulta odontológica en adultos del Instituto Universitario Jesús Obrero? ¿Cuáles son las técnicas cognitivo-conductuales más apropiadas para el control de la ansiedad al momento de la consulta odontológica en adultos de la referida institución educativa superior?

Objetivos de la Investigación Objetivo General Describir el manejo de la ansiedad al momento de la consulta odontológica en adultos del Instituto Universitario Jesús Obrero. Municipio Iribarren Barquisimeto estado Lara.

Objetivos Específicos 1.

Detectar el nivel de ansiedad que manifiestan los alumnos al momento de la consulta odontológica los adultos de Instituto Universitario Jesús Obrero.

2.

Precisar las diversas teorías sobre el manejo de la ansiedad en adultos.

3.

Analizar el manejo de la ansiedad al momento de la consulta odontológica en alumnos del Instituto Universitario Jesús Obrero.

4.

Sugerir técnicas para el manejo de la ansiedad al momento de la consulta odontológica, dirigido a los adultos de la referida institución educativa superior.

Justificación e Importancia No hay tiempo ni lugar registrado en la historia en donde el miedo y la ansiedad no sean parte de la existencia humana. El miedo a lo dañino o a los incidentes que amenacen la vida es una experiencia común en el mundo animal y una respuesta


adaptativa para la especie humana. Por consecuencia, a través de experiencias dolorosas y mediante la enseñanza de adultos y compañeros, a anticipar o a evitar circunstancias dañinas en potencia. Echeburrua (1998) señala que todas las personas saben lo que es sentir ansiedad: los hormigueos en el estómago antes de la primera cita, la forma en que su corazón late si se está en peligro y lo enfrenta a una situación amenazadora. Según García (2000), la ansiedad puede manifestarse de una manera brusca, episódica y en forma de crisis (trastorno de pánico); en forma persistente, continua y sin crisis (trastorno de ansiedad generalizada) y tras un estrés identificable (trastorno por estrés postraumático). Por lo que se hace necesario fomentar la autoestima y relajación como principal terapia en los adultos. Desde el punto de vista práctico, la investigación plantea proporcionar técnicas cognitivo-conductuales y así, el personal de odontología pueda orientar mejor a los alumnos hacia un adecuado manejo de la ansiedad. De allí que, mediante la presente investigación se pretenda abordar la ansiedad como una acción, con el fin de promover actitudes y valores positivos que propendan a la salud bucal de los alumnos. Con estas técnicas cognitivo-conductuales, los adultos serán directamente beneficiados porque podrán orientar sus ansiedades; ganará el personal de odontología quien recibirá una mejor formación, la cual luego en sus consultorios pueden poner en práctica, beneficiándose de esta manera la sociedad entera, al tener ciudadanos verdaderamente preocupados por su salud bucal en un ambiente tranquilo, agradable y sereno. De igual manera, el estudio se constituye en referencia para otras instituciones universitaria y comunidades que deseen participar en actividades de control de la ansiedad. Finalmente, con las técnicas cognitivo-conductuales para el manejo de la ansiedad se pretende ayudar al personal de odontología a promover su sentido de responsabilidad y a que tomen conciencia de la urgente necesidad de prestar y brindar atención a los problemas emocionales de sus pacientes, y para ello, nada mejor que enseñarlos desde su inicio en el cuidado de la salud bucal, combatiendo la ansiedad de la consulta.

Alcances


Esta investigación permitirá describir el manejo de la ansiedad al momento de la consulta odontológica en alumnos del Instituto Universitario Jesús Obrero Municipio Iribarren Barquisimeto Estado Lara. La presente investigación se circunscribe sólo al universo de estudio de los alumnos del instituto universitario antes mencionada, por lo tanto, toda afirmación que se haga es válida para dicha institución. Sin embargo, puede adaptarse para ser aplicada en otras escuelas con características similares, de acuerdo a sus necesidades. El estudio se realizó entre los meses de Septiembre a Diciembre del 2012.


proyecto saia janeth sanchez