Issuu on Google+

ECOSISTEMA

JAMES STEVEN DIAZ DIAZ

COLEGIO CENTRAL BIOLOGIA CERRITO VALLE 2013


ECOSISTEMA

JAMES STEVEN DIAZ DIAZ

COLEGIO CENTRAL BIOLOGIA CERRITO VALLE 2013


TABLA DE CONTENIDO

Introducci贸n

4

Ecosistema

5

Constituyentes de un ecosistema

6

Tipos de ecosistema

7

Dinamismo de un ecosistema

8

Importancia de un ecosistema

9

Conclusi贸n de un ecosistema

10

Im谩genes de las clases de ecosistema

11

Bibliograf铆a

12


INTRODUCCION

En este trabajo trataremos el concepto de ecosistema es especialmente interesante para comprender el funcionamiento de la naturaleza y multitud de cuestiones ambientales que se tratarán con detalle en el próximo trabajo. Hay que insistir en que la vida humana se desarrolla en estrecha relación con la naturaleza y que su funcionamiento nos afecta totalmente. Es un error considerar que nuestros avances tecnológicos: autos, grandes casas, industria, etc. nos permiten vivir al margen del resto de la biosfera y el estudio de los ecosistemas, de su estructura y de su funcionamiento, nos demuestra la profundidad de estas relaciones y es de gran importancia ya que con él nos permite tener una naturaleza y un ambiente sano para los seres humanos podemos decir que existen diferentes tipos de ecosistemas como lo son los terrestres, acuáticos y aéreos los cuales tienen diferentes funciones pero al mismo tiempo son útiles para la naturaleza ya que nos ayudan a preservar y mantener el ambiente de una manera sana y limpia.


ECOSISTEMA ¿QUÉ ES UN ECOSISTEMA? El conjunto de los seres vivos y los factores abióticos (sin vida) que existen en un determinado lugar y las relaciones que se establecen entre ellos, se llama ecosistema. En todos los ecosistemas se distinguen dos tipos de componentes: bióticos y abióticos. Los componentes bióticos son los seres vivos que habitan el lugar, como las plantas, los animales y los microorganismos. Los componentes abióticos son el agua, la luz, la temperatura y el suelo. Ecología es la ciencia que estudia las relaciones de los organismos entre sí y con el ambiente que los rodea. También analiza la influencia de las actividades humanas sobre el ambiente. El ecosistema de mayor tamaño que se puede considerar es el planeta Tierra. Sin embargo, se delimitan ecosistemas menores, como una laguna, una selva, un desierto o un bosque. Un charco formado tras una intensa lluvia, o un tronco caído, lleno de arañas, hormigas y hongos, son pequeños ecosistemas. Componentes del ecosistema: factores abióticos y bióticos. En el ecosistema hay u flujo de materia y de energía que estudiaremos más adelante y que se debe a las interacciones organismos- medio ambiente. Al describir u ecosistema es conveniente describir y tabular los siguientes componentes: COMPONENTES ABIÓTICOS Las sustancias inorgánicas: CO2, H2O, nitrógeno, fosfatos, etc. Los componentes orgánicos sintetizados en la fase biótica: proteínas, glúcidos, lípidos.

El clima, la temperatura y otros factores físicos COMPONENTES BIÓTICOS Los productores u organismos autótrofos: capaces de sintetizar materiales orgánicos complejos a partir de sustancias inorgánicas simples.


Los macro consumidores o fagotrofos: heterótrofos, sobre todo animales, que ingieren otros organismos o fragmentos de materia orgánica. Los micro consumidores o sapotrofos: también heterótrofos, sobre todo hongos y bacterias, que absorben productos en descomposición de organismos muertos y liberan nutrientes inorgánicos que pueden utilizar nuevamente los productores. CONSTITUYENTES DE UN ECOSISTEMA Son constituyentes fundamentales de un ecosistema las sustancias inorgánicas o elementos abióticos (agua, carbono, dióxido de carbono, etc.); las sustancias orgánicas (lípidos, proteínas, carbohidratos, etc.), que son producidos por los organismos vivientes; los factores ambientales abióticos (humedad, temperatura, etc.); y tres componentes también fundamentales: los autótrofos, heterótrofos y des componedores. AUTÓTROFOS Los autótrofos son plantas verdes capaces de hacer la fotosíntesis (transformación de sustancias inorgánicas en compuestos orgánicos por medio de la luz). Los autótrofos son los organismos productores, que realizan su función mediante la fijación de la energía luminosa, consumo de sustancias inorgánicas de estructura simple y la constitución de moléculas de estructura cada vez más complejas. HETERÓTROFOS Los heterótrofos son los consumidores; utilizan, reestructuran y consumen materiales complejos. Se trata de animales que se nutren de materiales previamente transformados, o de otros organismos animales. DESCOMPONEDORES Los des componedores (hongos y bacterias) son los encargados de descomponer en sustancias más simples la materia protoplasmática de los productores y consumidores muertos. FUNCIONAMIENTO DEL ECOSISTEMA El ecosistema funciona como un sistema prácticamente cerrado, sin influencias externas (el ejemplo más demostrativo es el de un lago). La energía lumínica procedente del Sol es captada por los productores primarios (autótrofos), quienes la transforman en materia orgánica, punto de partida de la cadena alimentaria (o red trófica); el ecosistema se equilibra cuando la producción de materia orgánica se mantiene estable.


En principio, cuando sólo hay organismos autótrofos, la biomasa aumenta muy rápidamente, hasta que aparecen los primeros herbívoros, que hacen disminuir la velocidad de producción de la misma; la llegada de carnívoros equilibra el consumo de materia orgánica al reducir el número de herbívoros. Los des componedores, presentes desde el inicio, cierran la cadena.

EXISTEN TRES TIPOS DE ECOSISTEMAS:

ECOSISTEMAS ACUÁTICOS: son aquellos que se dan en el agua, la principal ventaja de los ecosistemas acuáticos es su menor dependencia con respecto a la temperatura. Es un ecosistema terrestre la temperatura constituye un factor limitante, mientras que el agua la temperatura tiene un valor más uniforme y no limita tanto la permanencia de los individuos. Las principales desventajas de los ecosistemas acuáticos son la falta de nutrientes, la falta de oxigeno y la falta de luz a medida que aumenta la profundidad. ECOSISTEMAS AÉREOS: los ecosistemas aéreos son considerados como ecosistemas de transición dado que los individuos que lo integran no pueden estar en él de una manera permanente. Tienen que descender al suelo para buscar nutrientes, descansar, procrear, etc. Por este motivo, algunos especialistas los integran dentro de los ecosistemas terrestres.

ECOSISTEMAS TERRESTRES: Los ecosistemas terrestres presentan una variedad mayor que el resto de ecosistemas dado que son muchos los factores que limitan las especies que en ellos habitan. Entre los principales factores condicionantes tenemos el clima, la geografía, la composición del suelo, etc. Todos estos factores han producido una gran variedad de eco zonas o regiones biogeografías en donde los elementos animados e inanimados presentan sus características peculiares. Las especies se han adaptado a los ecosistemas desarrollando unas características que les permiten vivir en los mismos. Así, por ejemplo, entre las adaptaciones de los animales podíamos mencionar el desarrollo de unas extremidades adecuadas que les permiten el movimiento. Las plantas no necesitan moverse pero han desarrollado tallos que les permiten sostenerse en el medio. En el caso de los árboles estos se llaman troncos y pueden proporcionar a estas plantas unas dimensiones enormes. (Otros ejemplos de adaptación vegetal


Muchos depredadores han desarrollado extremidades largas y potentes para cazar sus presas, como el guepardo, el animal más veloz sobre los ecosistemas terrestres, que puede alcanzar unos 110 km/h.

DINAMISMO DE LOS ESCOSISTEMAS: los ecosistemas son unidades dinámicas, sometidas a distintos cambios que afectan tanto a los elementos bióticos como los abióticos. Cuando se produce algún cambio en un factor ambiental o biológico el ecosistema en conjunto tiende equilibrarlo mediante a una vuelta a su estado natural o una equivalente. Existen tres tipos de cambios dentro del ecosistema:

SUCESIÓN: Se trata de un proceso de cambio que afecta a los elementos vivos de un ecosistema para conseguir lo que se conoce como clímax. Se considera clímax. el estado de equilibrio al que se llega después de todos estos cambios. El clímax. no supone necesariamente una vuelta a la situación original. Así, por ejemplo, después de un incendio en un bosque, se produce una sucesión de diferentes plantas hasta que se consiga llegar a la vegetación climática que puede ser un bosque con los árboles originales u otra forma de vegetación, puesto que la sucesión depende de otros factores como la lluvia , el suelo, la temperatura, etc.

RITMOS: Los ritmos son transformaciones periódicas que se producen en los elementos bióticos de un ecosistema por acción de factores internos o externos. Por ejemplo, un árbol de bosque templado no consigue igual producción de materia orgánica en verano que en invierno

FLUCTUACIONES: Son las irregularidades o cambios que se producen con respecto a lo que sería un valor normal. Por ejemplo una menor disponibilidad de alimentos, fruto de una sequía puntual, llevaría a una menor producción de crías en muchos animales.


IMPORTANCIA DEL ECOSISTEMA El ecosistema es uno de los fenómenos más importantes en lo que hace a la ciencia biológica, pero también en lo que respecta a la geografía y a las ramas dentro de ella que se ocupan de trabajar con los diferentes medios de hábitat en el planeta Tierra. El ecosistema podría ser entendido como el fenómeno del cual parte la vida, siendo posible sólo con características específicas que son el resultado de la unión de un complejo número de sus fenómenos. Así, el planeta Tierra presenta diversos tipos de ecosistemas que son el resultado de la combinación por un lado de las condiciones geográficas con las condiciones de vida silvestre específica para ese hábitat

Esto quiere decir que cada ecosistema presenta sus propios rasgos y por eso a un ecosistema que se caracteriza por suelos húmedos, alto porcentaje de precipitaciones y de humedad, temperaturas cálidas, corresponderá una vegetación abundante y una fauna muy diversa y colorida. Del mismo modo, a ecosistemas con suelos áridos, baja cantidad de precipitaciones, clima seco y temperaturas altas corresponderá una vegetación baja y escasa como también un tipo específico de fauna adaptada a esas condiciones y no a otras.

Hablar sobre la importancia de los ecosistemas para la vida del planeta puede parecernos redundante, porque todos dependemos por completo de los servicios que nos brindan. No obstante, es importante recordar -en el contexto global actual- que cada vez es más difícil observar la existencia de ecosistemas en su estado silvestre o natural (entendidos en estricto como espacios no intervenidos por las comunidades humanas), porque es evidente que con el tiempo ha sido cada vez mayor la cantidad de ecosistemas terrestres y acuáticos intervenidos de alguna forma. La cuestión es que según la magnitud y escala de la intervención humana en los diversos ecosistemas, opera en ellos un mecanismo natural -de resiliencia ambiental- por el que mantienen su estabilidad y equilibrio dinámico (siempre en constante cambio). Sin embargo, siendo múltiples los factores (internos y externos) que intervienen en las dinámicas de los ecosistemas -en su estructura, composición y funcionamiento-, son principalmente los factores externos (antropogénicos) los que pueden catalizar procesos ascendentes o descendentes en su grado de resiliencia y estabilidad.


El ecosistema es importante para la vida humana ya que el ecosistema favorece a la humanidad, tanto en los arboles que son útiles para un buen ecosistema y que nos dan beneficios útiles, también los animales pertenecen a lo que es un ecosistema y algunos son provechosos para el subsistir de la vida por tal razón es importante cuidar nuestro ecosistema ya que sin un ecosistema sano nuestro mundo está dañado

CONCLUSIONES

Existen muchos definiciones de lo que es un ecosistema pero nuestro equipo tiene una y es: El ecosistema es el conjunto de especies de un área determinada que interactúan entre ellas y con su ambiente abiótico; mediante procesos como la depredación, el parasitismo, la competencia y la simbiosis, y con su ambiente al desintegrarse y volver a ser parte del ciclo de energía y de nutrientes. Las especies del ecosistema, incluyendo bacterias, hongos, plantas y animales dependen unas de otras. Las relaciones entre las especies y su medio, resultan en el flujo de materia y energía del ecosistema. Existen dos tipos de ecosistemas: acuáticos y terrestres En ambos se encuentran productores y consumidores. Sin embargo, los ecosistemas terrestres poseen mayor diversidad biológica que los acuáticos. Precisamente por esa riqueza biológica, y por su mayor variabilidad, los ecosistemas terrestres ofrecen más cantidad de hábitats distintos y más nichos ecológicos. El bienestar humano depende en gran medida de los ecosistemas y de los beneficios que estos otorgan, tales como la producción de alimentos y agua potable. Sin embargo, durante los últimos 50 años, las personas han provocado un enorme impacto sobre el medioambiente. Podemos ver a todas las especies de la tierra, junto con sus ambientes, como un vasto ecosistema que llamamos biosfera. Los ecosistemas locales son unidades con sostenibilidad, pero sus relaciones globales forman la biosfera. Durante los últimos 50 años, los humanos han alterado la estructura y el funcionamiento de los ecosistemas del mundo de manera más rápida y generalizada que en ningún otro período de la historia de la humanidad. Por ejemplo, entre 1950 y 1970 se convirtieron más tierras en tierras de cultivo que entre 1700 y 1850. Estos cambios se han llevado a cabo sobre todo para satisfacer la demanda creciente de alimentos, agua dulce, madera, fibra y combustible. Las alteraciones causadas a los ecosistemas han contribuido a ganancias netas sustanciales en el bienestar humano y en el desarrollo económico de la mayoría de los países.


Existen muchas opciones para conservar o mejorar servicios específicos de los ecosistemas reduciendo las contrapartidas negativas o creando sinergias positivas con otros servicios de los ecosistemas. Los servicios derivados de los ecosistemas incluyen: 1. disfrute de la naturaleza: lo cual proporciona fuentes de ingresos y de

empleo en el sector turístico, a menudo referido como ecoturismo. 2. Retención de agua: facilita una mejor distribución la misma. 3. Protección del suelo: un laboratorio al aire libre para la investigación

científica, etc. IMÁGENES DE LOS TIPOS DE ECOSISTEMAS

Ecosistema terrestre

Ecosistema acuático

Ecosistema aéreo


BIBLIOGRAFIA

www.enciclopediadetareas.net/2010/06/la-importancia-de-los-ecosistemaspara.html

http://www.biodiversidad.gob.mx/ecosistemas/quees.html

MonografĂ­as.com


Ecosistema