Page 1

DEBATE

DOSSIER SOBRE LA UNID AD DE IZQUIERDA Y EL MOVIMIEN TO POL ÍT ICO Y SOCIAL EN REPÚBLICA DOMINICANA

SEPTIEMBRE 2007

IZQUIERDA VIVA REFLEXIÓN

Y

ACCIÓN

PARA EL

CAMBIO POLÍTICO

“Pensamiento y Acción Fundidos en Armas Contra la Injusticia”*

Dentro de un panorama nacional caracterizado, entre otras cosas, por el aumento de las desigualdades y el deterioro de las condiciones de vida de las grandes mayorías, así como un aumento de la podredumbre de los partidos del sistema -acompañado todo esto de una politica represiva de irrespeto del derecho a protestar y a disentir-, la izquierda dominicana se plantea el tema de la necesidad de la unidad entre sus fuerzas; dejando abierta la posibilidad de que en esa unidad converjan otras tendencias, que sin catalogarse abiertamente de izquierda, puedan converger en la conformación de un nuevo referente alternativo que aglutine a todos los sectores y fuerzas afectados por el modelo y las políticas vigentes. Ello sobre las bases de coincidir en torno a metas y objetivos programáticos de un proyecto de nación que priorice al ser humano y la integridad de la nación Dominicana. Estos esfuerzos unitarios de las izquierdas por unificarse no son nada nuevos, ni mucho menos lo son los argumentos que lo sustentan. Sin embargo subyacen en ellos la necesidad de un discurso autocritico en tornos a esfuerzos pasados. De igual manera, el discurso de casi todos sus sectores expresan argumentos y proclamas que dicen lo mismo en cuanto a la necesidad de la unidad y de lo imposible de que separados podemos lograr cambios a favor de nuestras metas. La izquierda toda, desde diferentes perspectivas y argumentaciones, tiene algo que contar en cuanto a procesos unitarios, participación electoral y alianzas coyunturales; sobre esfuerzos unitarios exclusivamente de las izquierdas se pueden mencionar el Frente de Izquierda Dominicana, la Unidad Revolucionaria Caamañista, la Unidad del Pueblo, el Frente Amplio, el Torrente Patriótico, entre otros. Otros esfuerzos de alianzas coyunturales mas heterogéneos los fueron- el Bloque de la Dignidad con Juan Bosch

(donde en las decisiones internas cada voto de las izquierdas –Línea Roja, Nuevo Rumbo, Bandera Proletaria,…contaba menos que la de los otros partidos de derecha); o el Acuerdo de Santiago (PRD, MPD, PQD...); o en las últimas décadas, el caso del PTD de González Espinosa que logró colarse en el sistema de partidos gracias a la unidad con el PRD, terminando derechizándose paulatinamente hasta convertirse en uno más de los partidos llamado bisagras. Es importante y necesario que cada cual analice y evalué critica y autocráticamente esos procesos. Solo el autoanali-

sis, la autocrítica y la evaluación honesta y sincera, claro que sin la intención de quedarnos en una mera disertación teórica, puede permitirnos avanzar a partir de los errores y aciertos. A pesar del discurso unitario común o parecido, a pesar de sentarnos por mutuo acuerdo a discutir sobre la unidad, “en el fondo de nuestros corazoncitos” cada quien se siente “La Vanguardia”, poseedores de “la verdad” ante la cual esperamos que los demás sucumban en algún momento. Cada cual se siente ser “El Partido”, y a la par que participamos en alianzas, hacemos esfuerzos paralelos de crear nuestro propio “frente” unitario y democrático, asegurándonos que estén bajo nuestras directrices y control. Tal vez sea un atrevimiento decir que es común ver dirigentes que se duplican entre varias organizaciones a la vez y que si aplicáramos el sistema aritmético de simplicación, más de una de nuestras organizaciones se convertirían en una. Pero la verdad que, “a esta altura del partido”, si a alguien pretendiéramos engañar como izquierda, sería a nosotros mismo. Pero no se trata tampoco de irrespetar la autonomía a la

IZQUIERDA VIVA --


que cada grupo tiene derecho, ni de desconocer la independencia que cada cual pueda ejercer en desarrollar las políticas y proyectos que crea necesaria para sus objetivos. Se trata sí, de que una unidad de izquierda que pueda ir y se sostenga más allá de cualquier coyuntura particular, tiene que trascender los discursos y confluir en la cotidianidad; siendo capaces de no duplicar innecesariamente esfuerzos e iniciativas, e incluso, capaces de sumarnos a iniciativas que otros generen, independientemente de no ser los gestores iniciales de estas. Creemos que la izquierda revolucionaria radical, la izquierda en general y los sectores progresistas, más que debilitarnos ganamos, si somos capaces de lidiar nuestras diferencias de cara a la sociedad y a sus sectores de avanzadas. Siempre que prime el debido respeto, nivel y madurez, el que nuestras divergencias teóricas o políticas se puedan ventilar públicamente, es más saludable y promisorio que seguir jugando entre nosotros mismo “al topao” o “al escondio”; o tal vez comportándonos entre nosotros mismos como aquel personaje de tiras cómicas, el “Doctor Merengue”, que mientras decía una cosa en

realidad estaba pensando otra. Este dossier pretende ayudar a que nos escuchemos entre nosotros mismos, entendiendo que el debate contribuye y fortalece, y que este debate tampoco se debe quedar solo entre la dirigencia y la militancia más cercana de nuestras agrupaciones, como suele ser la norma en la más de la veces. Aquí repasamos algunas noticias, posiciones o publicaciones externadas por distintas instancias, de forma individual o representando una colectividad, sobre el proceso presente, esperando que este intento se amplíe y fortalezca con sugerencias, aportes y nuevas informaciones, que pueda generar otras publicaciones como estas. Felizmente este momento en que la izquierda nuevamente se plantea el tema de la unidad, se da en un momento en que el movimiento social se reagrupa y gana prestigio, logrando espacio de convergencias y coordinaciones importantes para las luchas políticas y sociales. Por ahí abría que insistir. Sin obviar situaciones coyunturales que no podemos ignorar, pero sin dejar que sea la derecha y el sistema quien nos trace el calendario ni la agenda.

CONTENIDO ●Consensos de Organizaciones y Personas Progresistas, Patrióticas y de Izquierda. ●Foro Social Aleternativo anuncia Paro Nacional ●La Huelga General Y los Nuevos Retos del Foro Social Alternativo por Félix Severino ●Más allá de la huelga: construyamos poder popular ●Cartas de Narciso Isa Conde y el Doctor Guillermo Moreno ●Más que aprovechar una coyuntura, iniciar un proceso, por Cesar Pérez ●MIUCA dice la izquierda se une ●Movimiento Restaurador Duartiano (MRD) ●Proyecto Nueva Izquierda: Unidad, Situación Nacional y elecciones 2008 ●Conferencia Nacional “Fidel Castro Ruz” de Fuerza de la Revolución ●Alocución del Dr. Guillermo Moreno el martes 28 de noviembre de 2006 ●La izquierda latinoamericana entre la lógica pendular y la razón emancipatoria Por Beatriz Stolowicz ●Ideas para la lucha #8, Martha Harnecker

“DILE NO AL TRES PASITO (PRSC, PRD, PLD) CONTRUYAMOS LA OTRA VÍA”

*Slogan del grupo estudiantil Fragua de la década del 60. Coordinación: Julio Salvador Pérez Alvarado / Félix Severino Información, sugerencias y opiniones: haciaunanuevaizquierdard@gmail.com Los artículos son responsabilidad de quienes los firman y no necesariamente expresan las opiniones consensuada de la coordinación. IZQUIERDA VIVA -2-


Consensos logrados en el Encuentro de Organizaciones y Personas Progresistas, Patrióticas y de Izquierda Celebrado el 20 de mayo del 2007, en el Distrito Nacional. Escuchadas, aclaradas y discutidas las exposiciones planteadas, tanto por las organizaciones como por las personas independientes participantes, dedicados todos (as) a la búsqueda de coincidencias en torno a la coyuntura nacional y a la necesidad de unir los sectores progresistas y de izquierda para acompañar al pueblo dominicano en sus luchas cotidianas y en sus esfuerzos por la creación de un poder alternativo al modelo neoliberal y al sistema político corrompido vigentes sobre la base de los consensos alcanzados, los(as) participantes adoptamos el siguiente Acuerdo Político y Social Unitario: I.- Asumimos la orientación y el trabajo para construir, en el marco un proceso intenso y persistente, una Fuerza Políticosocial sustentada en un programa transformador que niegue el régimen neo-colonial vigente y la actual recolonización neoliberal impuesta al país por las potencias imperialistas, especialmente la norteamericana, en complicidad con las cúpulas del PLD, PRD y el PRSC y con la oligarquía dominante. Y en esa dirección, como contrapartida de lo existente, declaramos el propósito de crear y conquistar el poder que posibilite llevar a cabo los cambios sociales, económicos, culturales y políticos que durante años ha reclamado el pueblo dominicano, precisando a la vez estas las cuestiones principales que nos unen en las presentes circunstancias: A) Nos unimos en la orientación y el trabajo para impulsar el movimiento de masas, desarrollar un amplio y continuo proceso de lucha popular, que se exprese y se implante en cada localidad y a nivel nacional; que conquiste las demandas públicas de los diversos sectores y del pueblo en general, entendiendo este esfuerzo como parte consustancial de la construcción de la referida Fuerza Político-social; B) Nos unimos en la idea de que en el marco de la tarea central de construir esta fuerza, es importante también proponernos participar en las próximas elecciones presidenciales, condicionando esta determinación a los siguientes requisitos:

● Que esta participación se haga mediante la unidad más amplia y diversa posible de las fuerzas alternativas al neoliberalis-

mo y la partidocracia tradicional, con candidatura presidencial y vicepresidencial, boleta, plan y programa electoral únicos; es decir, asumidos por todos (as) los (as) integrantes en esa gran alianza a construir.

● Que la candidatura presidencial y vicepresidencial sean escogidas de entre las pre-candidaturas postulantes, con participa-

ción de la sociedad y mediante un método democrático conforme a las posibilidades colectivas; sin descartar, que en algún momento del desarrollo del esfuerzo unitario y de su trabajo proselitista, estas candidaturas pueden ser decididas por un consenso entre los (as) participantes en este acuerdo unitario.

● Que en el desarrollo de la lucha de masas y del trabajo político, el grado de influencia y el nivel de posicionamiento en las preferencias del electorado, sean las razones fundamentales que en definitiva nos indiquen hasta donde debemos llegar en la decisión de intervenir exitosamente en la coyuntura electoral.

En este orden creemos firmemente que la amplitud y consistencia del acuerdo político, la lucha de masas y la acumulación particular de cada sector y de sus pre-candidaturas –así, y sobretodo, como la del conjunto de las fuerzas y de su candidatura común- impactarán de tal manera la situación que podrían posibilitar un significativo proceso de crecimiento electoral de la opción alternativa, como ha tenido lugar en otros países de nuestra América. Por tanto, es de rigor actuar de inmediato en ese sentido, procurando con tesón esa meta y no perdiendo nunca de vista el posicionamiento que debemos alcanzar. II.- Acogemos la manifiesta y reiterada disposición del Miuca a transformar su boleta electoral de manera que la misma exprese la denominación, simbología y colores que determine el conjunto de sectores signatarios del acuerdo, para canalizar unificadamente por esa vía nuestra campaña hacia las elecciones del 2008. Al mismo tiempo, respetamos el derecho que tiene cualquier organización, a procurar su propio registro electoral, y expresamos la disposición de ayudarla en todo lo que esté a nuestro alcance; III.- Reconocemos a la vez que este acuerdo nos coloca ante las siguientes necesidades y desafíos: 1.- Contactar a otros sectores políticos, sociales y culturales en los diversos municipios del país y a escala nacional, en interés de discutir y enriquecer este acuerdo inicial, procurando su incorporación a esta gran alianza para el cambio. Así las cosas este acuerdo sigue abierto y se constituye en el instrumento principal para el trabajo político del conjunto como tal y de cada signatario en particular; 2.- Integrar de inmediato una Comisión de Seguimiento a las orientaciones y al trabajo que se derivan de este trascendente paso. IZQUIERDA VIVA -3-


3.- Crear, en el momento adecuado, una Comisión Unitaria que se encargue de consensuar el Reglamento Electoral y las metodologías que normen el proceso relacionado con el trabajo de las pre-candidaturas y la escogencia de la candidatura común. 4.- Integrar una Comisión Redactora de Programa Político que se encargue primero de precisar los ejes programáticos comunes y posteriormente de elaborar, junto a los (as) candidatos (as) al Poder Ejecutivo, el proyecto de programa de gobierno que presentaremos al pueblo para su continuo enriquecimiento inspirado en la necesidad de un nuevo proyecto de nación y de sociedad. 5.- Organizar Seminarios, Encuentros y todos los eventos internos o abiertos que consideremos necesarios para discutir y/o elaborar las líneas políticas, los planes de trabajo y las metodologías de diversas. 6.- Definir las normas de relaciones, los planes y cronogramas de trabajo a ser asumido por todos (as) los (as) integrantes de la alianza 7.- Realizar a breve plazo un Segundo Encuentro político-social más amplio y más diverso que el que dio origen a esta propuesta preliminar, desplegando una intensa y extensa labor de convocatoria y persuasión para incorporar y empoderar de ese evento y de este gran acuerdo de unidad en gestación al mayor número de organizaciones y corrientes políticas, movimientos sociales, asociaciones religiosas, organizaciones sectoriales (trabajadores (as) del campo y la ciudad, pequeños y medianos empresarios, mujeres, juventud, ex-militares, profesionales y técnicos, agrupaciones ambientalistas…) potencialmente enfrentados al orden neoliberal establecido y a esta institucionalidad corrompida y decadente, proclives además a construir una nueva república y un nueva sociedad basadas en la autodeterminación, en la justicia y en la honestidad y estrechamente articuladas al proceso de liberación de la Patria Grande latino-caribeña. ¡Como la soñaron Duarte, Luperón, Gilbert, las Mirabal, Manolo y Caamaño¡ FIRMAN:

Unidad del Pueblo (Partido Nueva Alternativa, Partido de los Trabajadores Dominicanos, Partido Socialista, polo MIUCA-PCT, Fuerza de los Trabajadores y Partido Comunista-ML), Fuerza de la Revolución, Movimientos Respondemos, Movimiento Popular Dominicano, entre otros.

IZQUIERDA VIVA -4-


EN EXITOSA MARCHA DEL 30 AGOSTO FORO SOCIAL ALTERNATIVO ANUNCIA PARO NACIONAL

PARO NACIONAL: NACIONAL 2 OCTUBRE, OCTUBRE 2007 SANTO DOMINGO.- El Foro Social Alternativo (FSA), conformado por organizaciones populares y sindicales, anunció para próximo 2 de octubre la realización de un segundo paro nacional. El anuncio fue hecho el 30 de agosto pasado, durante una marcha que recorrió varios kilómetros a través de diversos barrios de la capital, hasta llegar a las inmediaciones del palacio nacional. Un gran contingente policial impidió que la marcha llegara el palacio nacional para hacer entrega de un documento, como era el propósito. Esta marcha es parte de una plan de lucha que se dio el Foro Social Alternativo en su asamblea de finales del mes de julio pasado. Este plan incluye marchas, vigilia y “caceroleo” a todo la largo del territorio nacional, como se ha venido ejecutando en el Distrito Nacional, en Santo Domingo Este y en San Francisco de Macorís. Previa a la marcha programada para el próximo 2 de octubre se tienen planificadas marchas en Santiago y Azua los días 14 y 16 del mes de septiembre, respectivamente; mientras que el 19, paralizarán el transporte de pasajeros y harán movilizaciones en la región Sur. El pliego de demandas de FSA incluye el aumento general de salarios de un 30% en los sectores públicos y privado, incluyendo guardias, policías y pensionados, la modificación de la Ley de Hidrocarburos, cese de los desalojos, entre otras.

IZQUIERDA VIVA -5-


La Huelga General Y los Nuevos Retos del Foro Social Alternativo Félix Severino Indefectiblemente, la Huelga General del 7/9/07 logró paralizar parte importante del país; y ese hecho a persé, podría ser valorado como exitoso. Sus enseñanzas positivas inmediatas están claras: Mandó el claro mensaje de que la población en general no esta dispuesta a dejarse matar de forma impasible por esas políticas neoliberales, de igual modo mando el mensaje al gobierno de lo ficticio e irreal de las supuestas bondades de las políticas neoliberales diseñadas por Washington y los organismos multilaterales que el peledeísmo ejecuta, y que en otrora han implementados todos los partidos gobernantes de los últimas décadas, (Evidenciando con ello que distante esta el peledeísmo actual de lo que fue su proyecto liberal originario), y enunciando los niveles de descontento de amplias franjas de los sectores populares de la nación. Todo ello sin embargo podría ser capitalizado por alguna de las demás fuerzas del partidísmo tradicional si la cabeza del movimiento organizado en general y el Foro Social Alternativo en particular, no imprime un cambio de rumbo a la naturaleza de las luchas populares que habrán de venir. No hay la menor duda que el Foro Social Alternativo y su liderazgo elevaron su nivel de confianza y credibilidad en la población. Avanzó el nivel de coordinación de las fuerzas progresistas y contestatarias, y alcanzó niveles valiosos que las meras proclamas y discursos unitarios no permiten y que más son el resultado impuesto por el imperio de las circunstancias. Este pequeño avance debe solo ser tomado como una clarinada para persistir impulsando la rebeldía popular y para reflexionar sobre la necesidad impostergable de re-enrumbar las luchas futuras. Solo si se reinvierte la dinámica y naturaleza de las protesta podría darse el salto cualitativo deseado. Hay que proclamar un NO profundo a futuras paralizaciones en el marco de la lógica vigente de luchas anacrónicas que embrutecen las masas y la embotan para asumir los retos de las luchas futuras. La pequeñas ganancias de la jornada del lunes deben ser puesta al servicios no de futuras PARALIZACIONES, o meras huelgas parciales y/o generales sino de todo lo contrario, para atizar LA MOVILIZACION POPULAR en todos y cada unos de los niveles espaciales y sectoriales que le sirvieron de soporte a dicha jornada nacional. La historia reciente en las últimas décadas en nuestro país es muy prolífera en torno a lo dañino que sería persistir por el rumbo actual. Las paralizaciones persistirían en el camino de continuar descarrilando a las masas del único escenario que le permitiría no solo asegurar reivindicaciones concretas, sino de la experiencia necesaria que le permitiría avanzar en la toma de la conciencia social y de la conciencia política necesarias para las luchas ulteriores que han de venir. Los continuos llamados a paralizaciones nunca tuvieron sentido político y estratégicos y que fueron aplaudidos por ambos polos; la izquierda política Dominicana, dada su debilidad y desarticulación con el moviendo social y popular en general, dado la pérdida de rumbo y perspectiva de todo el movimiento contestatario nacional,

e inducido por el monopolio ideológico de la ideología neoliberal. Asimismo, apoyado subrepticiamente por las fuerzas e ideólogos contrarrevolucionarios tradicionales, pues le brindaba en bandeja de plata la oportunidad de asegurar la desmovilización popular y la exclusión las gentes de participar masivamente ese escenario público y abierto. Las fuerzas militares y civiles oficialista siempre han actuado con beligerancia cuando se ha tratado de actuar en dicha dirección, y han diseñando e implementado mecanismo para excluir las masas de las calles, criminalizando toda acción popular de utilización de dichos espacios y forzando a las gentes a confinarse en sus propias viviendas. No tiene nada de fortuito o casual el que los grupos de poder prioricen la militarización de todos los espacios públicos en todo momento que esta planteada la confrontación social y política en la nación. Las experiencias pasadas a nivel nacional e internacional, y muy particularmente de los procesos recientes del continente sudamericanos, especialmente el venezolano confirma que solo las gentes movilizadas y en las calles pueden asegurar avanzar hacia niveles superiores de las luchas políticas y reivindicativas. Cada localidad y cada sector social perjudicado por las políticas de exclusión vigente deben empezar a potenciar el ingenio y la creatividad popular para empezar el rediseño de nuevas jornadas de luchas económicas y políticas puntuales dentro de una lógica de participación diferente. El rompimiento del la lógica del auto encarcelamiento de las protestas es imperioso y su emersión hacia los espacios públicos físicos y virtuales es impostergables. Es posible ensamblar un plan de luchas bajo los lineamientos generales ya esbozados por el FSA, y que bajo la consigna del derecho a la vida se levante en todo el territorio nacional contra las políticas de hambre impulsada por los gobernantes actuales y pasados. Un plan que vinculas las banderas generales y las sectoriales-territoriales que asegure la integración de la diversidad y amplitud del movimiento, y valido para el barrio, la escuela, el batey, la provincia y toda la nación. Estas luchan requieren de forma imperiosa asumir las batallas en el escenario mediático, actualmente oligopolizado por el oficialismo y demás fuerzas coresponsables de la crisis actual. Solo en estos espacios y con este nueva perspectiva podremos evitar que esta jornada que acaba de concluir y las futuras luchas pendientes sea manipulada con fines politiqueros por los mismos sectores de la partidocracia tradicional que tienen la misma responsabilidad en las políticas de hambre y empobrecimiento que se han aplicados en las últimas décadas.

IZQUIERDA VIVA -6-


Más allá de la huelga: construyamos el poder popular TOMADO DE LA HOJA, INICIATIVA AUTÓNOMA ASOCIADA A LA MULTITUD, CENTRO CULTURAL

La pasada Huelga Nacional demostró lo que todos ya sabíamos: que el gobierno de Leonel Fernández y sus medidas son profundamente rechazados. Pero dejó también otra lección: que se hace necesario recomponer y reconstruir el movimiento social en la República Dominicana.

enmarcada en un real proceso de lucha ascendente que tenga y obtenga metas concretas. Pero para desatar un proceso se hace necesario el concurso de todos en un programa colectivo.

La huelga del 9 de junio fue exitosa, no porque cumplió algún objetivo concreto, si no porque elevó la moral del país. Demostró que es posible protestar y que es necesario hacerlo.

Se hace necesario construir, entre todos y todas, ese programa de lucha constituido por las demandas y luchas de todos los sectores y comunidades, articuladas en exigencies y propuestas generales que unifiquen, como por ejemplo, una Co nstituy ente de Refundación Nacional.

El Gobierno se quedó con su moño de represión montado, mientras el pueblo sabio, demostró civismo e inteligencia. Fue una verdadera galleta sin mano.

Debemos diseñar, construir y ejecutar en los hechos, nuestro programa de lucha sociopolítico y sólo así evitaremos ejecutar el programa de otros.

El mensaje quedó claro: la sociedad do m i ni ca na e s t á h ar t a de la incapacidad de Leonel Fernandez y el PLD, pero tampoco quiere hacerle el juego al PRD, ni al PRSC, ni a sus acólitos. Ninguna acción violenta impidió a la gente salir de sus casas; y sin embargo, el país se paralizó. El paro fue tan contundente que el Gobierno, que prometió evaluarlo a las 5 de la tarde de ese día, optó mejor por callarse y esconderse. Y hasta el sol de hoy. Sin embargo, aunque se nota una evidente superación de la dirigencia social, el principal mensaje de esta pasada huelga es que hay que recuperar y levantar el movimiento social en la República Dominicana como parte de la estrategia para construer la alternativa política que la sociedad demanda. Si bien hubo huelga, esta no se produjo como consecuencia directa de una recomposición del movimiento social; aunque hay nuevos vientos y muchas oportunidades para que eso suceda. Que la huelga finalizara sin una conquista concreta y sin un plan claro de continuidad, responde a que es vista como una acción y no como un proceso. El movimiento social dominicano está en la obligación de superar el “huelgismo” de antaño y concebir el recurso de la huelga dentro de un proceso de luchas y conquistas. La huelga no es un fin en si mismo, es un medio legitimo para lograr objetivos políticos. Una huelga general debe estar entonces

¿De quienes? De los mismos de siempre: de los partidos tradicionales, de la clase dominante, que se aprovechan e instrumentalizan las luchas para legitimar sus siglos de saqueo a esta pobre tierra llena de funcionarios corruptos y ricos. El “atajar pa’ que otro enlace” va a seguir siendo nuestro trabajo hasta que no construyamos muestro programa colectivo y fortalezcamos un movimiento social que contribuya, como en Bolivia, a dar una respuesta de poder a tanta crisis. Pero, para elaborar el programa común, se hace necesario reconstruir el movimiento social dominicano, azotado por décadas de bombardeo sistemático, de cooptación por el enemigo; afectado por la descomposición social, pero también, por los errores de una dirigencia dogmática, con una visión reducida de la política y de competir entre ellos. El enemigo se ha aprovechado para destruir las organizaciones, o para apoderarse de ellas. El movimiento social puede y debe construir poder. A eso apostamos en LA HOJA, a fortalecer los movimientos, a profundizar sus demandas y su nivel de confrontación antisistémico, a articularse y a desarrollar luchas que permitan a las personas empoderarse de pequeñas victorias que suban la moral del pueblo. IZQUIERDA VIVA -7-

El deber ahora es organizar al pueblo, concientizarlo, darle herramientas que le permitan expresar su rabia de una manera organizada. Clubes y centros culturales, organizaciones de jóvenes, grupos ecologistas, colectivos, círculos de estudio y reflexión, asociaciones, frentes de luchas, y las más variadas e innovadoras formas de organizaciones, deben ser alentadas y surgir. Hay que volver a comunicarse con la gente, volver a los barrios, a las calles, a los campos y a los pueblos. Inventemos herramientas nuevas, discutamos con la gente y contribuyamos en sus luchas. Hay nueve millones de dominicanos y dominicanas ávidos de ver nacer lo nuevo y morir lo viejo. Hay que actuar aprendiendo del trabajo pasado, pero como si fuera comenzando. Hay que superar viejas prácticas, como la manipulación y la instrumentalización. Hay que combater con fuerza el burocratismo, el anquilosamiento, el oportunismo y el sectarismo. Construyamos y reconstruyamos el movimiento social, construyamos en las calles el programa común; y vayamos configurando juntos, la alternative política que la Sociedad dominicana reclama. Santo Domingo, República Dominicana. Julio 2007, La Hoja, Número 4

http://lamultitudcentrocultural.blogspot.com


A VECES LLEGAN CARTAS… Narciso Isa Conde -coordinador del Proyecto Nueva Izquierda-Círculos Caamañistas- le remitió una carta con fecha del 26 de julio del presente año, al Doctor Guillermo Moreno -figura principal de la agrupación el Voluntariado- instándolo a acercarse y a unirse a los esfuerzos unitarios de la coalición de izquierda que busca aglutinarse alrededor de un programa político y que además se plantea también la posibilidad de intervenir en las próximas elecciones generales. En esta coalición participan, además de los mencionados Círculos Caamañistas, la Unidad del Pueblo (Partido Nueva Alternativa, Partido de los Trabajadores Dominicanos, Partido Socialista, polo MIUCA-PCT, Fuerza de los Trabajadores y Partido Comunista-ML), la Fuerza de la Revolución, el Movimientos Respondemos y el Movimiento Popular Dominicano, entre otros. –Ver documento de la página tres-. Esa primera carta de Isa Conde (que a su vez tuvo una repuesta de parte del Doctor Moreno) aparentemente generó que el Voluntariado participara en el último encuentro de la coalición de izquierda del 12 de agosto pasado. Pero al parecer el Voluntariado, a pesar de haber participado en ese encuentro (y a pesar de que es un secreto a voces que cuenta con el apoyo de la Fuerza de la Revolución –uno de los integrantes de la mencionada coalición de izquierda-), no mantiene una posición muy decidida por ahora, de comprometerse e integrarse a una agenda común con los demás partidos de izquierda. La segunda carta de Isa Conde, respuesta a la respuesta del Doctor Moreno, insiste y prácticamente emplaza al Voluntariado a tomar posición con respeto a ellos. Las cartas las hemos conocido vía Internet y no tenemos la fecha exacta de la del Doctor Guillermo Moreno. Publicamos aquí las tres cartas, y esperamos que las mismas llenen sus cometidos entre las partes, de avanzar en el entendimiento de las ideas y una agenda común.

Dr. Guillermo Moreno 26 de julio 2006 Santo Domingo. República Dominicana Apreciado Compañero: Al tiempo de saludar la iniciativa de construcción del movimiento político que tú has estado encabezando junto a Fidelio Despradel y otros (as) valiosos(as) compañeros (as), deseo expresarte con la sinceridad que me caracteriza algunas inquietudes, preocupaciones y sugerencias que hemos venido consensuando al interior del proyecto Nueva Izquierda –Círculos Caamañistas. Hasta ahora no se ha creado ningún espacio de confluencia, punto de encuentro-absolutamente necesario- entre estos dos importantes esfuerzo renovadores del que- hacer político de las izquierdas y las fuerzas del cambio, entendidas éstas no solo como izquierdas partidistas, sino tambien como izquierda social, cultural e izquierdas y fuerzas progresistas políticamente independiente. Esto ha sido así a pesar de que hemos procurado convocarlos, y los hemos tenido siempre en cuenta, a la hora de las diferentes iniciativas unitarias y/o particulares que hemos desarrollado en lo últimos meses. Esta situación pensamos debe ser superada cuanto antes, pues independientemente de la precisa diferenciación de nuestros respectivos proyectos, ellos tienen tambien evidentes coincidencias y perfectamente pueden ser parte de una trascendente unidad en la diversidad, en dirección a la propuesta de un sociedad post-neoliberal y de una transformación político- social que supere el reinado de la partidocracia corrompida y garantice democracia participativa con justicia social y soberanía nacional. Como sabes estamos participando en el esfuerzo de unidad político-social que hemos impulsado junto a las organizaciones políticas de la Unidad del Pueblo (Partido Nueva Alternativa, Partido de los Trabajadores Dominicanos, Partido Socialista, polo MIUCA-PCT, Fuerza de los Trabajadores y Partido Comunista-ML), a la Fuerza de la Revolución, al Movimientos Respondemos y al Movimiento Popular Dominicano. Del primer encuentro nacional convocado por todas las organizaciones señaladas (en el que estuvo presente a título personal el compañero Fidelo Despradel) y de las sucesivas reuniones del grupo de seguimiento, salió consensuado un acuerdo preliminar (cuyo texto anexamos) para ser presentado a la consideración de todos (as) los participante de un próximo encuentro políticosocial a realizarse el domingo 12 de agosto en le local de la cooperativa del maestro. La idea es hacer una amplia convocatoria que supere con creces el conjunto de organizaciones promotoras del mismo. Que incluya el mayor número de organizaciones sociales de avanzada, nuevos movimientos políticos-sociales, agrupaciones culturales progresistas, sectores religiosos alternativos, espacios comunitarios, organizaciones feministas y juveniles, y personas representantes de la izquierda y el progresismo independiente. IZQUIERDA VIVA -8-


La idea es enriquecer, ampliar, enmendar y fortalecer el acuerdo unitario, precisando los pasos que posibiliten una intervención unitaria en las luchas sociales y una propuesta político-electoral con una sola candidatura, un programa común, un plan de trabajo y una boleta tambien comunes. La idea es incluir a todos (as) los (as) que aspiramos a dar los primeros pasos en favor de esa alternativa transformadora. Es claro que ustedes están trabajando en forma independiente y paralela en dirección parecida. Es claro tambien, que aun sin que lo hayan expresado con tanta claridad, tú estas siendo considerado como un potencial candidato a la Presidencia de la República. Sabes el aprecio y el respeto que te tengo y te tenemos. Precisamente fuimos nosotros quienes después de tu desplazamiento de la Fiscalía del D.N, pensamos y planteamos la posibilidad de una candidatura tuya. Y creo que ahora, nueva vez, el conjunto de las fuerzas transformadoras y honestas del país están en el deber de considerarla junto a otras opciones posibles. Esto, pensamos, no debe ser una iniciativa unilateral apartada del conjunto que propugna por un acuerdo colectivo. A nadie se la debe pedir una simple adhesión a tal o cual propuesta. A nadie tampoco se le debe forzar a resignar sus aspiraciones. Es necesario ponernos de acuerdo en un método democrático de escogencia, que además compruebe la popularidad real de una u otra pre-candidatura. Y esto puede lograrse si convertimos el próximo encuentro político-social en un encuentro de todas las opciones de izquierda y progresistas, y nos ponemos de acuerdo en la forma democrática de escoger la candidatura, estructurar la propuesta programática y el plan común. ¿Cuáles motivos podrías tener para no adoptar esa justa decisión y continuar por una ruta paralela, cuando incluso hay organizaciones de las que participan en este esfuerzo unitario que han mostrado disposición a apoyar tu posible candidatura? Ustedes y otros (as) hermanos (as) del campo progresista y popular hacen falta en esa confluencia. El MIUCA ha puesto al servicio de todo el conjunto unitario su registro electoral (con las modificaciones de lugar), no a favor de una y otra opción particular, de una u otra candidatura, sino de aquella que pase por la prueba de elección democrática dentro de la diversidad de actores concluyentes. Ustedes deben confluir en ese escenario unitario. Ustedes y otros (as). Tu candidatura, la de Ramón Almánzar y otras más que esperamos surjan en el marco de este esfuerzo de atracción, deben pasar por esa consulta democrática en lo que sectores importantes de nuestra sociedad pueda expresar sus simpatías. Es claro ya que no es posible que una u otra opción, y cualquier otra propuesta, estén en disposición de resignar la conveniencia de su presentación. Y no solo por razones personales, sino por todo el entorno condicionante. En este caso lo más correcto es convenir en común un método democrático de escogencia. De lo contrario la división estaría sellada y nosotros no vamos a contribuir en ella en lo más mínimo; algo que una parte de esta sociedad, ansiosa de un verdadero cambio, con razón, no nos perdonaría. Por eso te expresamos con franqueza estas consideraciones y sugerencias en espera de una justa y conveniente decisión unitaria de tu parte. Abrazos, Narciso Isa Conde. Proyecto Nueva Izquierda –Círculos CaamañistasP/D-Copia a Fidelio Despradel y a las organizaciones convocantes del encuentro del próximo 12 de agosto.

IZQUIERDA VIVA -9-


Respuesta de Guillermo Moreno a carta de Narciso Isa Conde Señor Narciso Isa Conde Proyecto Nueva Izquierda-Círculos Caamañistas Apreciado Narciso: Excusa la tardanza en dar respuesta a tu importante carta del pasado 26 de Julio. Como te hice saber, otros compromisos ocupaban mi atención y no me permitían alcanzar los niveles de precisión que me imponía esta respuesta. Como bien refieres, soy parte de un esfuerzo que plantea la convergencia de fuerzas políticas, sociales y de ciudadanos/as. A continuación te resumo las ideas centrales de nuestra propuesta. En estos momentos ningún hombre o mujer o grupo o sector está condiciones, por si solo, para desplazar las cúpulas tradicionales y liderar el necesario proceso de cambio. Para alcanzar estos objetivos de mediano plazo, es necesario construir una nueva mayoría política que varíe la actual correlación de fuerzas, que como tú sabes, por inercia tiende a favorecer y a legitimar las opciones tradicionales. La política de convergencia, por tanto, busca propiciar la unidad más amplia del pueblo dominicano. Estoy consciente de que esa unidad se expresa inicialmente a través de los sectores más conscientes y activos de la sociedad, entre los que se encuentran, sin reducirse a ellos, las organizaciones políticas y sociales progresistas, democráticas y patrióticas que el pasado 20 de mayo, crearon un mecanismo unitario. Propugnamos por construir un espacio de participación política, alternativo a los partidos tradicionales, en capacidad de juntar los sectores políticos, sociales, económicos, ciudadanos; las agrupaciones culturales, religiosas, de género, juveniles y comunitarias que se identifican con el cambio de rumbo. La propuesta tiene que ser amplia para incluir, además de los sectores populares, a las clases medias, a los técnicos y profesionales, a la diáspora, a los productores nacionales quebrados o amenazados de serlo, e incluso a todos aquellos que, desde dentro o desde su entorno, se decidan a romper con los partidos tradicionales. Una unidad de esa amplitud solo puede alcanzarse en base a una visión compartida del país que aspiramos construir, que te puedo avanzar, a modo indicativo, que para nosotros se articula en torno a tres ejes fundamentales: 1º. El desarrollo nacional, integral y sustentable, basado en la producción y el trabajo; 2º. La justicia social y 3º. La democracia participativa, fundada en la soberanía ciudadana. Pero además, esa unidad tan amplia tiene que darse en base a un compromiso real de ruptura con las prácticas clientelistas y corruptas de ejercicio de la política y el poder. En ese contexto la participación en el próximo proceso electoral, como en los demás escenarios, permite no solo difundir, profundizar y articular la política de convergencia, sino mostrar la vocación de poder que la nutre. Lo ideal y conveniente es que la propuesta electoral se produzca con una sola candidatura, un programa de gobierno y plan de trabajo comunes, y en una sola boleta. Valoro como el que más la grandeza mostrada por el Movimiento Independencia, Unidad y Cambio (MIUCA) al poner su registro electoral al servicio de una candidatura unitaria y alternativa a los partidos tradicionales. Pero es necesario aceptar la realidad y ser tolerantes cuando las cosas no resultan conformes nuestros deseos. En un proceso de búsqueda de construir un espacio alternativo amplio, no es conveniente amarrarlo a fechas arbitrarias, que no sean las que provengan de la ley electoral. Lo democrático es, en todo aquello en que no hay acuerdo o consenso, dejar a cada uno expresar sus simpatías e identidades, y que el proceso sea el que alumbre la solución que hoy no se alcanza a ver. Todo quien se haya propuesto como candidato, tiene todo el derecho y legitimidad de hacerlo, y nadie puede obligarle a resignarle, sino su propio convencimiento. IZQUIERDA VIVA -10-


En lo que a mi respecta, soy el primero que se pregunta que méritos puedo tener para pretenderme candidato a nada. Por tanto pueden ignorar cualquier propuesta que en ese sentido se haya hecho. Debe entenderse que a los fines expuestos, lo que le da sentido a una candidatura es que ella pueda contribuir con la más amplia unidad para la participación electoral y más allá. Te repito lo que he dicho en otro lugar: Solo contemplaría la posibilidad de ser candidato si ello fuera un factor para la unidad y nunca un factor para la división. Mas que un candidato mi deseo es poder contribuir a acercar la diversidad de sectores, que desde distintos escenarios se identifican con un proceso de cambio en el país. Mi decisión es, desde la esfera en que desenvuelvo mi vida, y consciente de mis limites, sin protagonismos, acompañar a nuestro pueblo en su proceso de construcción como sujeto soberano y deliberante, y asumir las responsabilidades que éste me asigne, si ese fuere el caso. Recibe mis saludos fraternales, Guillermo Moreno.

Pinturas de Reynaldo Garcia Pantaleón

IZQUIERDA VIVA -11-


Respuesta a la respuesta de Guillermo Moreno Por Narciso Isa Conde En días pasados puse a circular la carta que me envió el pasado 11 de agosto el compañero y amigo Guillermo Moreno en respuesta a mi correspondencia del 26 de julio pasado. A su contenido voy a referirme en esta entrega: “Como bien refieres- me dice de entrada Guillermo- soy parte de un esfuerzo que plantea la convergencia de fuerzas políticas, sociales y de ciudadanos/as”, y a continuación me expone dos “ideas centrales” de su propuesta: -Unidad amplia del pueblo dominicano. -Reconocimiento de que ella se “expresa inicialmente a través de los sectores mas concientes y activos de la sociedad”, entre los que se encuentran las organizaciones de izquierda que hemos propuesto una alianza político-social de carácter antineoliberal y alternativa a la partidocracia corrompida representada por las cúpulas del PLD, el PRD y el PRSC, alrededor de un programa transformador que ponga fin a la recolonización, rescate soberanía, garantice justicia social y promueva una nueva institucionalidad vía asamblea constitucional por elección y con participación popular. Es significativo, sin embargo, que a pesar de esa proposición y de ese reconocimiento, la respuesta del compañero Guillermo Moreno no incluya determinación precisa de confluir en ese primer nivel de unidad de las izquierdas, para junto(as) impulsar el nivel más amplio y diverso a que todos(AS) aspiramos. “Propugnamos –nos reitera en la carta comentada (a manera de reafirmación y explicación de las amplitud y la diversidad deseada) por construir un espacio de participación política, alternativa a los partidos tradicionales, en capacidad de juntar los sectores políticos, sociales, económicos, ciudadanos; las agrupaciones culturales, religiosas, de género, juvenil, comunitarias que se identifiquen con el cambio de rumbo”. “La propuesta –agrega- tiene que ser amplia para incluir, además de los sectores populares, a las clases medias, a los técnicos y profesionales, a la diáspora, a los productores nacionales quebrados o amenazados de serlo, e incluso a todos aquellos que, desde dentro o desde su entorno, se decidan a romper con los partidos tradicionales”. Vacíos importantes En esto párrafos, aunque se aprecia coincidencia en el propósito de construir un espacio amplio con diversidad política y social, se evidencia un grado alto de generalización e indefinición al establecer como frontera de este nuevo espacio, solo la diferenciación formal y ética respecto a los partidos tradicionales. Guillermo no precisa aquí su posición frente al modelo neoliberal vigente, ni sobre las vertientes fundamentales de la dependencia política, económica y militar respecto a los EEUU. No trata lo relativo a la nefasta privatización del patrimonio público y natural del país y la forma de revertirla, ni hace referencia a las imposiciones del FMI y del Banco Mundial, ni define actitud respecto al TLC - DR. CAFTA. No propone nada alternativo en tan cruciales aspectos. Tampoco aborda lo relativo a la necesidad de una reforma agraria profunda y al desplazamiento del dominio oligárquico sobre el Estado y la sociedad. Ni siquiera esboza un proyecto de sociedad post-neoliberal ni asume con precisión la propuesta de la nueva institucionalidad democrática que deberá reemplazar el actual sistema jurídico-político corrompido y decadente, pese ser clara su condena a la corrupción. Los tres ejes fundamentales que esboza en dirección a “una visión compartida del país que aspiramos a construir” no logran superar estas insuficiencias: “1º. El desarrollo nacional, integral y sustentable, basado en la producción y el trabajo; 2º. La justicia social y 3º. La democracia participativa, fundada en la soberanía ciudadana”. Enunciados así, esos tres ejes parecen más propios de una organización tipo Participación Ciudadana o de cualquier fundación u ONG funcional al sistema, que las líneas claves de un proyecto realmente transformador. La ausencia de propuestas confrontativas y alternativas frente a lo existente es muy notoria y por eso sus formulaciones no logran una clara diferenciación respecto al discurso de la derecha moderna. La necesaria actitud de ruptura con el “status quo” no está clara en sus palabras. Porque no basta insistir –como efectivamente lo hace Guillermo- solo en “un compromiso real de ruptura con las prácticas clientelistas y corruptas de ejercicio de la política y el poder”, puesto que esas son manifestaciones de una realidad estructural y una dominación social que le sirven de caldo de cultivo y que exigen cambios de sujetos de poder, de modelo económicosocial, de sistema político y de cultura hegemónica. IZQUIERDA VIVA -12-


El compromiso, por tanto- incluso para garantizar la superación de esas malas prácticas- debe ser mucho más profundo y asumir cambios estructurales precisos: nueva institucionalidad basada en una nueva constitución social y políticamente avanzada que le sirva de base, desprivatización a favor de lo social, control soberano de todos los recursos naturales (agua, tierra, plazas, minas, bosques, biodiversidad), modelo alternativo al neoliberal, autodeterminación, nueva democracia (social, económicas, políticas, de género, cultural), reforma agraria, sanción ejemplar de los delitos de Estado y recuperación de las riquezas robadas… Porque no simplemente se trata de institucionalizar y adecentar esta dominación derivada de la globalización capitalista neoliberal. Ese es el camino actual de Venezuela, Bolivia, Ecuador…cada uno con sus particularidades, tiempos y ritmos. El verdadero esfuerzo por un auténtico “cambio de rumbo”. Necesidad de un espacio común para concertar Esto, claro está, ameritaría discutirse más detenidamente en un espacio común, que bien podría servirle de base inicial, sobretodo si se amplia mucho más, el que hemos estado desarrollando desde mayo pasado y al cuál Guillermo hace referencia como “el de las organizaciones políticas y sociales progresistas, democráticas y patrióticas que el pasado 20 de mayo, crearon un mecanismo unitario.” No es exactamente un “mecanismo” unitario, mucho menos un mecanismo cerrado. Es una confluencia de organizaciones de izquierda que decidimos hacer una propuesta de unidad que rebase en grande nuestras fronteras partidistas. Creo muy positivo que Fidelio Despradel haya asistido a los dos encuentros que hemos hecho, representando en el más reciente (domingo 12 de agosto) al Voluntariado que encabeza Guillermo Moreno. Pero a mi parecer eso todavía es insuficiente si no se acompaña de una precisa determinación de integración a este esfuerzo. Por demás en esa confluencia hemos decidido elaborar en común una propuesta de programa, un plan de acción y una propuesta de metodología para la escogencia de candidaturas y para los asuntos propiamente electorales. No siento- quisiera equivocarme- a Guillermo, Fidelio y el Voluntariado en disposición cabal de formar parte de este esfuerzo colectivo en busca de consensos en esas tres vertientes: en la programática y en la metodológica, así como tampoco en las iniciativas comunes de atracción de otros sectores progresistas como los que el propio Guillermo menciona en la referida carta. Como no percibo al Voluntariado impulsando activamente las luchas sociales que se están coordinando y decidiendo a través del Foro Social Alternativo. Me parece que sigue predominando la visión de actuar paralelamente, haciendo interesantes y valiosos esfuerzos por atraer para su propio proyecto sectores medios, sin realmente confluir y solo habilitando algunos vasos comunicantes con nosotros(as). La respuesta de Guillermo a mi carta no disipa esa percepción, mas bien la confirma. El camino hacia una candidatura común Es claro, que aunque en forma muy elegante Guillermo condiciona la posibilidad de su candidatura a la presidencia de la República a su impacto unificador, el Voluntariado está construyendo una candidatura alrededor de su figura, que por demás tiene muchas cualidades positivas para esos fines. Guillermo afirma que valora “como el que más la grandeza mostrada por el Movimiento Independencia, Unidad y Cambio (MIUCA) al poner su registro electoral al servicio de una candidatura unitaria y alternativa a los partidos tradicionales”. Pero es preciso entender que esa generosa oferta del MIUCA tiene utilidad si se emplea para participar en las próximas elecciones y en verdad se está perdiendo un tiempo precioso en cuanto a ese propósito. Y esta es una oferta a la unidad, no a aun determinando candidato. Y es claro que entre las fuerzas que pueden confluir hay más de una propuesta de candidatura. ¿Por qué entonces no abocarnos en común a discutir el programa para ese proyecto unitario y para esa candidatura? ¿Por qué no se acuerda un método democrático de escogencia de la candidatura bajo normas bien definidas? ¿Por qué dejar indefinido todo eso en función de las plazos fatales de la ley electoral y no resolverlo ante para ganar tiempo e impactar mejor la situación? En verdad no me parece acertado responder a la necesidad de formalizar acuerdos cuanto antes mejor, afirmando que “en un proceso de búsqueda de construir un espacio alternativo amplio, no es conveniente amarrarlo a fechas arbitrarias, que no sean las que provengan de la ley electoral.” El acuerdo entre todas las opciones e iniciativas, las definiciones tempranas, darían mucho más seguridad a otros sectores, impactarían mucho más en el pueblo, que la insistencia en la prolongación de los esfuerzos paralelos, atraerían mas fuerzas y IZQUIERDA VIVA -13-


garantizarían más crecimiento y amplitud. El acuerdo en cuanto a programa y candidatura debe hacerse cuanto antes mejor, porque posibilita ensayar su impacto y desplegar sus potencialidades con más tiempo. El programa debe hacerse por consenso. El plan de lucha social y política también. La candidatura, puesto que hay varias propuestas sin posibilidades de resignación o retiro voluntario, debe escogerse a través de un método democrático, que por demás muestre su capacidad de penetración en la sociedad (encuestas, asamblea electiva, elección a partir de un padrón determinado…). Esta vez es claro que no es posible escogerla a través del consenso entre las partes involucradas en la unidad. Se requiere un método de comprobación de popularidad o aceptación en el universo seleccionado. Ese paso sería muy positivo y sus riesgos pueden prevenirse y disiparse. ¿Por qué no ponernos de acuerdo en eso? ¿Por qué insistir en dejar eso al desenlace de una especie de competencia paralela sin punto de encuentro previamente definido? Aceptar esa ruta es una aventura sin destino y no hay razón convincente para no llamar a reflexionar y rectificar en dirección a confluir. ¿Obviar lo electoral para el 2008? De lo contrario pienso que sería mejor cerrar por esta oportunidad el capítulo de la participación electoral y centrarnos en otras cosas; más cuando ya, ni siquiera poniéndonos de acuerdo ahora, hay mucha seguridad de que podamos recuperar el tiempo perdido y contrarrestar eficazmente el oligopolio electoral de la partidocracia. Es lamentable- y lo digo con franqueza y con dolor- que algo que está tan claro no quiera ser comprendido. 24 de agosto 2007, Santo Domingo, RD.

IZQUIERDA VIVA -14-


Más que aprovechar una coyuntura, iniciar un proceso Por César Pérez - Sociólogo urbanista, Coordinador del Equipo de Investigación Social, Equis/Intec del Instituto Tecnológico de Santo Domingo, INTEC. Es incuestionable que han sido factores objetivos los que ha hecho posible que una vez terminados los tres procesos eleccionarios para elegir los candidatos presidenciales de los tres partidos mayoritarios, se haya abierto una discusión sobre la posibilidad una o varias articulaciones de fuerzas políticas, como eventuales alternativas al monopolio que, en términos electorales, han tenido estos partidos. La discusión sobre la denominación que se le dé a estas o esta fuerza no es, desde el punto de vista político, lo más importante, tampoco importa mucho que en la presente coyuntura estas puedan constituirse para el fin manifiesto, ni que tengan o no oportunidad de batirse con éxitos con los tres grandes partidos en le próximo torneo electoral. Lo importante es, de manera sostenida, potenciar, canalizar y articular las diversas expresiones de voluntad poner fin al irrespirable clima político, moral, ideal y económico que vive el país. Lo importante es, sin entrar en las bizantinas discusiones que tanto nos gustan y dividen, aprovechar la incuestionable subjetividad positiva que se ha creado en la presente coyuntura preelectoral. Sin embargo, esta oportunidad de madurar una metodología y una estrategia unitaria puede ser abortada por las posiciones vanguardistas, excluyentes y oportunistas de algunos sectores de partidos pequeños, de todos los signos ideológicos, que parecen no entender que la única manera de ellos superar su condición de grupos políticos marginales, o a lo sumo bisagras, es uniéndose al país real constituido por la gran grey de gente interesada en hacer política pero no necesariamente mediante de las adscripciones partidarias ni simplemente sumándose ellos, en tanto debilidades reales. Debe tenerse presente que una articulación de fuerzas, difícilmente puede construirse en una coyuntura preelectoral para trascender el sistema de partido más sólido, a pesar de todo, de este continente. Eso sólo es posible hacerlo mediante un proceso que, como tal, tiende a no ser breve sino que tiende a ser dilatado, por lo cual no se trata de reuniones para expresar la mera voluntad de unidad, sino de lo que se propone lograr con dicha unidad.

de fuerzas políticas que eventualmente se articulen y eso no puede pretender ser hecha pensando en la fecha política más importante del 2008, es un proceso y como tal, tiene que tener presente todas las fechas políticas y las del 2010 es una de ellas. En todos los países donde se han constituido nuevas mayorías, se ha hecho a través de procesos que, en tanto tal, han tenido que enfrentar varias fechas políticas y más que estas, muchas luchas sociales y políticas. Pensar unirse con un objetivo limitado a la participación en el próximo torneo electoral, significa la repetición de sueños, de sueños ya soñados en otros momentos electorales con despertares breves y con la resaca que a veces produce el cansancio del esfuerzo sin resultado. La búsqueda de una alternativa a la presente coyuntura política no puede ser limitada a los objetivos de los grupos constituidos alrededor de los candidatos “disgustados” por la forma ilegítima y hasta ilegal en que fueron derrotados en este y anteriores procesos eleccionarios internos, pero tampoco estos y sus circunstancias pueden ser soslayadas. Mucha de la gente que ha acompañado a esos candidatos perdedores coincide, de manera sincera, con diversos sectores (organizados y no organizados en partidos) en la denuncia a la corrupción y al clientelismo que en que discurren los sistemas políticos y de partidos dominicanos. En tal sentido, la presente coyuntura más que como una posibilidad inmediata de derrotar un sistema de partido altamente corrompido y corruptor, debe verse como una posibilidad de pensar y articular un proyecto político, fundamentalmente plural, capaz de crear las condiciones para una lucha política con posibilidades reales de lograr algunas conquistas sociales mínimas a ser ampliadas hasta logra una sociedad más inclusiva plural y democrática. Eso significa el inicio de un proceso. Un proceso que implica evitar el vanguardismo estéril y el oportunismo que produce el culto a la política a través del partidarismo o del diletantismo de toda laya. Implica inteligencia y generosidad política que pueden ser potenciadas por las coyunturas, pero maduradas por la solera que sólo producen los procesos.

Esto implica una propuesta de superación del actual estado de cosa, que ante que nada debe ser interiorizada por la población, por una población aún presa de las propuestas de los tres grandes partidos. Significa también que la propuesta debe reflejar, en tanto plataforma, la diversidad PUBLICADO EN LA SECCION FIRMAS DE CLAVE DIGITAL EL DIA martes, 03 de julio de 2007 IZQUIERDA VIVA -15-


MIUCA dice la izquierda se une POR ROSA ALCANTARA Periódico Hoy/ Sábado 28 de agosto del 2007

Unas 18 organizaciones elaboran una propuesta progresista de izquierda acompañada de un movimiento social, caracterizado por un trabajo político electoral contestatario, vigoroso, de calidad, con juicio claro de hacia donde va, quienes son los aliados, contra el desorden, con rostros propios y con interlocutores reconocidos. Los presidentes del Movimiento Independencia Unidad y Cambio (Miuca), Virtudes Álvarez Los presidentes del Movimiento Iny Aulio José Collado, entrevistados en la redacción de HOY, dijeron que en ese esfuerzo dependencia Unidad y Cambio están todas las organizaciones de izquierda, entre ellas la entidad que presiden, los parti- (MIUCA), Virtudes Alvarez y Aulio dos de los Trabajadores Marxista Leninista, el PCT, Fuerza de la Revolución y Nueva Alter- José Collado, explican el alcance del nativa, Asimismo, Fuerza de los Trabajadores, Respondemos y el Voluntariado Político Ciu- proyecto político de la izquierda. dadano que presiden Guillermo Cordero y Fidelio Despradel. Los dirigentes políticos dijeron que en estos momentos esas entidades se encuentran en el punto de determinar la metodología para elegir la candidatura presidencial unitaria para las elecciones 2008. El Miuca propuso un plebiscito abierto con toda la sociedad. El Miuca es la única organización del litoral de izquierda que tiene boleta. Álvarez y Collado manifestaron que esa organización está dispuesta a cambiar su nombre en la boleta, los colores, hacer la modificación de su simbología legal a favor de lo que determine ese colectivo progresista. Indicaron que esas entidades políticas y organizaciones populares, sindicales, de mujeres, choferiles, entre otras, deberán ponerse de acuerdo para producir un proyecto diferente. Es un movimiento en acción a favor de todo lo que tenga esencia de ética, valores, compromisos con los mejores intereses nacionales, de decencia en la gestión pública, negación e impugnación a la corrupción pública y privada. El Miuca ha sostenido reuniones con Hatuey de Camps, presidente del Partido Revolucionario Social Demócrata (PRSD) y con Eduardo Estrella, quien aboga por una revolución moral y ética, y que según Álvarez, encaja perfectamente en toda esa situación. Esas reuniones han sido a propósito de la decisión del Miuca de poner a disposición de la sociedad de la boleta para la participación política electoral desde una perspectiva progresista. Los presidentes del Miuca señalan que la propuesta trasciende, no tiene de techo las elecciones del 2008 ni puede circunscribirse a la aspiración de un hombre, ya que lo importante es abocarse a un proyecto de nación. Buscan ponerse de acuerdo con una candidatura común. Descartando la posibilidad de apoyar a los tres partidos tradicionales. CONTRA TRANSFUGUISMO Asimismo, el Miuca formuló la propuesta de la necesidad de legislar para adecentar la militancia política y establecer una ley antitransfuguismo político. Para esa organización se ha hecho una cualquierización de la política y de los compromisos de los militantes de los partidos. Responsabilizó de esa situación al presidente de la República, Leonel Fernández. Califica de “parásitos” a los partidos que han pasado a apoyar al PLD. Sobre la propuesta de ley de antitransfuguismo dijo que si hay voluntad política el tribunal de elecciones puede contribuir para que esto sea realidad. Para los dirigentes políticos del Miuca esa situación provoca un desafío a los miles de dominicanos de todos los estamentos de la sociedad que se sienten asqueados con lo que ocurre con la política. Es por ello, que abogan porque más que cruzarse de brazo, sentirse desafiado, sumar las voluntades para producir los cambios. Consideran que si no hay una dispersión de la decencia política, en la gestión pública, la ética en la militancia partidaria, el avasallamiento del poder se paralizaría, siempre y cuando se construye un proyecto que pueda hacer frente para detener a las fuerzas predominantes: los partidos de la Liberación Dominicana (PLD), Revolucionario Dominicano (PRD), el “aldaba” Reformista Social Cristiano (PRSC) y los otros partidos aliados “parásitos” y “satélites”.

DERECHA E IZQUIERDA: DOS VIAS IZQUIERDA VIVA -16-


Movimiento Restaurador Duartiano (MRD) Grupo aboga instaurar nuevo tipo de Estado POR LUIS M. CARDENAS Periódico Hoy Digital, 26 de febrero del 2007

El Movimiento Restaurador Duartiano (MRD) abogó ayer por el establecimiento de un EstaSantana mientras pronuncia el do que ponga freno al deterioro moral y combata seriamente el narcotráfico, la delincuen- Fidel discurso central donde se dio a conocer el cia y la corrupción. nuevo movimiento político social. Asimismo, que tenga claras prioridades de inversión, un manejo de los fondos públicos con austeridad y transparencia, que rompa el círculo vicioso de la pobreza enterrando las causas que la generan y redistribuyendo la riqueza social. Durante un acto en la Plaza Bolívar, al dar a conocer el nuevo movimiento político social, Fidel Santana, expresó que la gran alianza que proponen estaría basada en un programa mínimo consensuado por el conjunto de organizaciones, con el propósito de establecer la República Democrática sobre aspectos coincidentes y sujetos a discusión. El acto estuvo encabezado, además de Santana, por Amparo Chantada, Michael Miguel, Monchín Pinedo, Alfonso Torres, Evangelista Ramírez y Corina Melenciano, entre otros. Proponen también un Estado soberano, independiente, hermanado a las demás naciones sobre la base del respeto mutuo, la cooperación y la solidaridad, que propicie el bienestar colectivo, la salud, educación, vivienda, trabajo, tierra para los campesinos y apoyo a los pequeños y medianos productores. Asimismo, plantean un Estado reinstitucionalizado a través de una constituyente popular, que respete sus propias reglas, que establezca la revocación de mandato y sea garante de los derechos humanos y ciudadanos, enterrando para siempre cualquier privilegio que contribuya a la desigualdad. Ante cientos de personas, dijo que el MRD no pretende existir como espacio orgánico permanente, sino contribuir a la articulación de una gran alianza de fuerzas progresistas, revolucionarias, patrióticas y antiimperialistas, que conformen un gran frente popular, capaz de constituirse en opción de poder. Santana dijo que el nuevo movimiento de ciudadanos propone un Estado que garantice el respeto al medio ambiente y la explotación racional de los recursos naturales y construir una gran alianza, tan amplia, flexible y diversa como lo es el pueblo dominicano, una articulación que se inserte en toda la geografía física y social. Manifestó que esa gran alianza estaría fundada en la idea de que nadie es centro o vanguardia de la dinámica, sino periferia de todos, convirtiendo lo que es una aparente debilidad en una gran fortaleza, en capacidad para dar respuesta al desafío. Explicó que la alianza que plantean construirá un liderazgo colectivo, confiable, comprometido y participativo, bajo el criterio de que mientras más líderes mayor capacidad de aglutinación, que combinará autoridad moral, autoridad intelectual y autoridad práctica. Dijo que en esa alianza que proponen, los líderes serán los que más aporten, los que más den de sí, no los que más reciben, un liderazgo que combinará su vínculo real con el pueblo local y la representación de las aspiraciones nacionales. Un liderazgo consciente y dispuesto a jugar el papel que el pueblo le asigne, que no se cree predestinado a nada, que propiciará la rendición de cuentas y la derogación del mandato ineficaz en la propia dinámica y que estimulará la rotación de funciones, añadió. Manifestó que ese espacio no tiene en su agenda el lanzamiento de candidatos y que estarán prestos a contribuir con todas sus energías para levantar con fuerza la propuesta política que resultare del acuerdo de conjunto. Manifestó que frente a la situación nacional e internacional han decidido constituirse en propuesta política, en parte de la conciencia colectiva que clama por la unidad de los sectores progresistas, en circunstancias aciagas como las actuales que el pueblo clama por alguna certidumbre. Santana dijo que llegaron a ese encuentro luego de realizar decenas de conversatorios en distintos puntos del país, con el propósito de acercar y articular a mucha gente progresista que no se organiza en la izquierda orgánica por la rigidez de las estructuras y por el propio fraccionamiento que le ha caracterizado, pero que cree en la posibilidad de un gran proyecto progresista y revolucionario. Criticó el estilo de vida de las elites globalizadas, basadas en el despilfarro y la opulencia, mientras la mayoría del pueblo, sobrevivientes precarios, con la mayor parte de sus necesidades fundamentales insatisfechas. Dijo que paralelamente al desmonte de la industria nacional y las empresas públicas o estatales, la economía dominicana ha sido transformada en una economía de servicios con graves distorsiones que la hacen insostenible. Manifestó que el turismo, que es uno de los pilares de esta estrategia, es poco respetuoso del medio ambiente, mientras que el impacto cultural y en el medio ambiente, junto a los problemas de prostitución, drogas, enfermedades sexuales, abuso infantil, son secuelas transversales que abren grandes interrogantes sobre la viabilidad de un proyecto nacional sustentado en esa dinámica. Explicó que las zonas francas y las remesas son dos caras de la misma estrategia que ha relegado al país a la condición de suplidores de mano de obra barata, en las condiciones laborales “más azarosas”, sin derecho a sindicalización y con salarios de miseria. IZQUIERDA VIVA -17-


Aseguró que todas las condiciones de privilegio otorgadas a la producción de zona franca para entrar al mercado norteamericano están condenadas a desaparecer, forzando a una competencia con países que ostentan mayores ventajas comparativas, mientras que los dólares de las remesas no podrán contribuir al desarrollo de la producción nacional, ya que con la entrada en vigencia del tratado comercial gran parte de estos retornará a su lugar de origen como pago a las importaciones de bienes y servicios que invadirán el país. Sostuvo que la nación presenta graves problemas estructurales, que se combinan con serias dificultades en la esfera política e institucional, con un Estado poco institucionalizado, que opera como una entidad corporativa al servicio descarado de las elites de poder económico, sintetizando la descomposición de toda la sociedad en la dinámica corruptora y corrupta que se articula alrededor de todas las instancias del poder. “La corrupción estatal se pasea impune y se abraza con el dinero del narcotráfico que financia candidaturas o con banqueros estafadores y ladrones que mantienen nóminas de jueces, generales, periodistas, lideres políticos y jerarcas religiosos, sin que el sistema pueda reaccionar, al tiempo que se levantan las voces iracundas de muchos de los que han convertido a Sodoma en una caricatura, clamando venganza contra la delincuencia común que asalta y roba celulares. Limpieza social, muerte a la delincuencia, proclaman, mientras exhiben la opulencia que les niega el pan, la educación, la vivienda, la salud a una proporción significativa de la población”, expresó. Santana entiende que en las últimas décadas, la imposición de la versión neoliberal del capitalismo ha convertido al país en una gran máquina de fabricar pobres, mientras que los paliativos y remiendos sociales caminan en dirección contraria a las aspiraciones populares. Dijo que en la sociedad dominicana siguen como tareas pendientes la superación de trabas de la pre modernidad, como el mantenimiento de castas y estamentos privilegiados, donde todavía la gente tiene necesidad de poner delante los títulos de general, diputado, doctor, o miembro del partido para que le abran las puertas de alguna oficina. Manifestó que en la justicia las leyes se aplican dependiendo del abolengo familiar o de las condiciones sociales, mientras el sistema político basado en el tripartidismo está agotado y es la causa y el origen de todas las perversiones de la llamada etapa democrática, que ha devenido en partidocracia de elites. Dijo que cada iniciativa por ganar o mantener el poder es una acción clientelar, un negocio de compra y venta en el que desaparecieron las ideologías, los paradigmas, las lealtades y que la política ha devenido en una pocilga donde todos se han bañado en el lodazal. “El ejercicio del Poder no es más que un medio vil para el enriquecimiento, para perpetuar privilegios, para envilecer a los desgraciados y humillarlos con el soborno y la limosna a que obliga la sobrevivencia”, sostuvo. Explicó que ante esa situación sombría han decidido de que a pesar de las dificultades es posible construir un país donde la gente viva con dignidad, recuperando el legado duartiano que propugnaba por una espiritualidad ligada a la justicia, la libertad y la independencia. “Muchos creemos en la unidad, siempre que nuestra organización o alguno de nuestros dirigentes lleven la voz cantante y todos hablamos de unidad siempre que necesitamos que los demás nos apoyen. Todos vemos la unidad como un cauce grande, pero la practicamos como el chorrito de agua limpia en que se convierte un rio cuando se está secando”, sostuvo.

IZQUIERDA VIVA -18-


Proyecto Nueva Izquierda Unidad, Situación Nacional y elecciones 2008 Propuesta de los Círculos Caamañistas “La patria, el pueblo, sus valores, sus identidades, su hermosura, su alegría, su existencia…están siendo sometidas a un intenso proceso de destrucción física y moral” (Manifiesto por una Nueva Izquierda para una Nueva Democracia y un Nuevo Socialismo, 12 de septiembre 2006, Santo Domingo) Ahora esta realidad está en vía de agravarse a consecuencia de la ejecución del llamado Tratado de Libre Comercio con EEUU y Centroamérica, de la extensión del acuerdo Stand By con el FMI, de los efectos nocivos de las privatizaciones y de la degradante y voraz competencia electoral entre las altas esferas de las fracciones de una partidocracia corrompida y pervertida. Las cúpulas peledeistas (reeleccionistas y no reeleccionistas), perredeistas y reformistas –neoliberales y balaguerianas todas- nos amenazan no solo con más de lo mismo, sino además con terminar de depredar y saquear al Estado y destruir totalmente la Nación. Gran parte de nuestro pueblo necesita que se produzca de una vez y por todas la unidad de los (as) revolucionarios (as) y patriotas, de las organizaciones populares y movimientos de izquierda y progresistas opuestos a este modelo neoliberal empobrecedor y a la corrupción política dominante, para luchar con firmeza por un cambio político que nos permita iniciar procesos transformadores parecidos a los que viven países Venezuela, Bolivia, Ecuador… Procesos repletos de justicia, dignidad y soberanía. Por eso quienes participamos en el esfuerzo de creación de una nueva izquierda para una nueva democracia y un nuevo socialismo, quienes en todo el país y en las comunidades dominicanas del exterior promovemos la formación de los círculos caamañistas, saludamos todas las propuestas que se han hecho en dirección a crear una amplia y diversa convergencia de las fuerzas de izquierdas, patrióticas, populares y progresistas dispuestas a derrotar en todos los escenarios posibles la corrompida partidocracia tradicional (representada por las cúpulas del PRD, el PRSC, el PLD…) y firmemente decididas a desplazar del poder permanente a la oligarquía dominicana y a los imperialistas estadounidenses, quienes nos imponen las destructivas y empobrecedoras políticas neoliberales. Saludamos las propuestas del Miuca-PCT, del Movimiento Restaurador Duartiano, de la Fuerza de la Revolución, del Partido Nueva Alternativa y demás integrante de la Unidad del Pueblo, del Voluntariado Político que encabeza el Dr. Guillermo Moreno... Saludamos en particular la decisión del MIUCA de poner a la disposición del conjunto su registro electoral, incluyendo la posibilidad de cambiarle el nombre y la simbología. Las saludamos al tiempo de insistir en las siguientes cuestiones que entendemos sumamente importantes: 1-Ir en el proceso unitario mucho más allá de las filas partidistas, de las de por sí débiles agrupaciones de izquierda y progresistas existentes, para incorporar a este proceso el amplio y diverso torrente de la izquierda sin partido, de la izquierda socio-cultural del país, del inmenso campo de los (as) dominicanos (as) que ya se han hastiado de tanta corrupción, de tanto empobrecimiento, de tanta dependencia, de tanta intervención de los EEUU, de tantos ajustes neoliberales, del desastre de las privatizaciones, del auge de la delincuencia de Estado y de todo tipo, y de los altos grados de inseguridad ciudadana, potenciados por un poder evidentemente gansterizado. Esto precisa crear un gran frente político-social en el que participen- además de las agrupaciones políticas de izquierda- movimientos sociales, sectores religiosos, militares y ex -militares progresistas, organizaciones populares, sectores de base de los partidos tradicionales, entidades culturales y personas que coinciden con estos propósitos. 2-Convertir a la mayor brevedad posible todas las propuestas en una sola, incorporando la mayor cantidad de actores políticos, sociales y culturales, que no solo se comprometan a accionar en el escenario electoral, sino que además-y desde ya- desplieguen todas las energías hacia la recomposición y coordinación de todos los espacios del movimiento social alternativo y hacia el crecimiento de sus luchas sociales sobre la base de propuestas movilizadoras y transformadoras, que no por sencillas dejen de ser precisas y contundentes (aumento salarial, seguridad social, desprivatización, cese de los apagones, rebaja y control de precios…) Fuerzas políticas y sociales, civiles y militares,, que procuren aislar las elites y cúpulas corrompidas y que en unidad dentro de su diversidad desplieguen toda su creatividad alrededor de ejes programáticos que sitúen la recuperación del patrimonio nacional privatizado(empresarial y natural), el bloqueo al TLC, la vigencia de la soberanía nacional y popular, la seguridad IZQUIERDA VIVA -19-


alimenticia, el bienestar económico y social del pueblo, la defensa del medio ambiente, los derechos de la mujer, las demandas de los(as) jóvenes, las reivindicaciones de los(as) niños(as), la superación del empobrecimiento, el suministro de energía eléctrica a precio de costo y de operación, la constituyente por elección y con participación popular, la democracia participativa y el poder del pueblo, la unidad de la Patria Grande (la unidad caribeña y latinoamericana), y la lucha contra la guerra imperialista y por la paz, en el centro de su dinámica política. 3-Involucrar desde ya a todos los (as) dirigentes revolucionarios (as), agrupaciones cristianas, dirigentes comunitarios y personalidades que se comprometan a ese nuevo esfuerzo unitario, a desarrollar la democracia de calle, a la ejecución de en un plan general de lucha social y política en toda la geografía nacional, para desde esa lucha y en función de los hechos y liderazgos reales, escoger con métodos democráticos-participativos los(as) candidatos(as) nacionales y sostenerlos(as) con entusiasmo hasta el momento de la votación, siempre que logremos superar significativamente las debilidades existentes y aproximarnos a la posibilidad de hacer un buen papel electoral y organizativo; algo ciertamente difícil, pero en realidad necesario, conveniente y posible. Solo así podríamos darle respuesta al anhelo de una gran parte del pueblo que ahora reclama un candidato diferente a los de los tres partidos que han echado al pueblo y a la nación en el pozo. 4- Terminar de construir junto al pueblo una propuesta programática alternativa capaz de sentar las bases de la sociedad post-neoliberal que necesitamos en el actual contexto latino-caribeño, evitando las ambigüedades en lo relativo a la necesaria superación del modelo neoliberal y de esta institucionalidad decadente, planteando con toda claridad el reemplazo de las actuales instituciones vía un proceso constituyente altamente participativo y mediante decisiones al margen del Congreso actual; proponiéndonos también lograr la influencia necesaria del programa transformador en las instituciones armadas del país, en el marco de una trascendental política de unidad cívico-militar progresista. Esa propuesta programática debe servir de base para definir el perfil político y moral de los candidatos (as) y de las fuerzas que integrarían esa gran alianza. 5-Aprovechar al máximo los estímulos del avance del proceso continental expresados en el auge de las luchas políticassociales, en el incremento de justas rebeldías y heroicas insurgencias, en las sucesivas victorias electorales de fuerzas de izquierda y progresistas, en el valioso aporte de las fuerzas del ALBA lideradas por Fidel, Chávez, Evo Morales, y Rafael Correa; pero teniendo presente que si bien los factores externos son importantísimos, siempre lo decisivo será producir en nuestra sociedad, a base de lucha, inteligencia y firmeza, los cambios en la correlación de fuerzas que favorezcan las transformaciones y los liderazgos alternativos pendientes de lograr. 6-Asumir como opción preferencial el recurso de las elecciones primarias de izquierda y de las fuerzas progresistas cuando se trate de escoger candidatos(as), discutiendo en común todo lo relativo a las normas, al padrón, a los métodos de competencia democrática que garanticen su exitosa escogencia. 7-Sustentar y proyectar en el presente y el futuro próximo los ideales duartianos, luperonianos, catorcistas y caamañistas, para darle continuidad ascendente a las gestas de los trinitarios(as), los restauradores(as) y los(as) constitucionalistas de abril; reivindicando las grandes epopeyas de nuestra lucha emancipadora hoy pendiente de culminar. 8-Como proyecto de nueva izquierda, como círculos caamañistas, asumir dentro de esa diversidad necesaria la perspectiva de la nueva democracia vinculada al tránsito al nuevo socialismo, al socialismo del siglo XXI; privilegiando en primera fase los acuerdos programáticos y las líneas de acción alternativas al neoliberalismo y a esta falsa democracia, esto es, los acuerdos en torno a los ejes del proyecto de democracia participativa e integral con soberanía popular y nacional; acompañándolos de normas de relación y funcionamiento claras, sencillas y precisas entre los(as) protagonistas del nuevo frente político-social. Procurar al mismo tiempo el crecimiento, implantación y consolidación de los círculos caamañistas en todo el territorio, en todos los sectores sociales populares y en las capas medias del país. 9- Condicionar la participación en las votaciones a las posibilidades reales de un avance significativo en organización, votos, crecimiento de la consciencia política transformadora en sectores populares, pequeños(as), medianos(as) empresarios(as) y capas medias en general, inserción social de la propuesta política y avances en la construcción un de poder alternativo. 10-Ir llenos(as) de entusiasmo al corazón de nuestro pueblo, compartir sus alegrías y tristezas, acompañándolo en sus luchas y reclamos, hasta mover sus grandes energía transformadoras y demostrarle a nuestra América indómita que ¡CAAMAÑO VIVE¡ ¡QUE CAAMAÑO, COMO DUARTE, LUPERON, MANOLO TAVAREZ JUSTO, LAS HERMANAS MIRABAL Y BOLIVAR, VUELVEN¡

28 de marzo 2007, Santo Domingo, República Dominicana IZQUIERDA VIVA -20-


Conferencia Nacional “Fidel Castro Ruz” de Fuerza de la Revolución

Deciden buscar unidad revolucionaria POR ROSA ALCANTARA 8 de diciembre del 2006 Periódico Hoy

El Partido Fuerza de la Revolución (FR) informó que decidió en la Conferencia Nacional “Fidel Castro Ruz” alcanzar una gran unidad revolucionaria, progresista, popular, alternativa y de izquierda con la reunión y movilización de fuerzas, que alcance la capacidad de derrotar “a la derecha criolla y su fracasado modelo neoliberal”. Las decisiones adoptadas por la FR en la conferencia fue planteada a organizaciones revolucionarias, democráticas, sociales, populares y personalidades dominicanas, mediante una comunicación escrita. Respecto a las elecciones de 2008 y la construcción de fuerzas para intervenir exitosamente en ese escenario y en la lucha cotidiana, la organización política concluyó sobre el fortalecimiento partidario y la vinculación con las masas la ponderación del tema sobre “El Actual Estado de Desarrollo y la Situación Organizativa de la FR”. En ese sentido, la organización política se planteó poner énfasis durante ese período en el trabajo por construir partido, tanto hacia dentro como hacia afuera, mediante la inserción de sectores preferenciales y movimientos de masas. Asimismo sobre la base de diagnóstico de la realidad del movimiento social y popular, adoptar correctivos en superar la realidad, poner especial interés en el problema del alto nivel de despolitización del movimiento social-popular, de manera que sus lucha sirvan conscientemente al proyecto político independiente y alternativo. Además se decidió lanzar al partido FR a las calles para una campaña programada de afiliación y de recolección de firmas para el reconocimiento, las que finalmente pudieren ser puestas a disposición de una denominación unitaria “también contemplar otra propuesta de esta naturaleza”. Sobre las elecciones del 2008, decidió participar en las elecciones presidenciales, condicionado a que esta intervención se realice a través de una unidad del movimiento de izquierda, progresista, patriótico, de naturaleza política y social, como un factor de garantía para obtener mejor y más amplio desempeño en la campaña y lógicamente, unos resultados electorales más consistentes y estimulantes. “Se delega en la Dirección Nacional la conducción de este proceso, su programación y el delineamiento de los procedimientos para su aplicación”, señala una comunicación firmada por la coordinación general de la dirección nacional de FR que integran Juan Gómez, Secundino Palacios y Víctor Gerónimo.

IZQUIERDA VIVA -21-


PONER LA NACIÓN EN MOVIMIENTO Alocución pronunciada por el Dr. Guillermo Moreno el martes 28 de noviembre de 2006 en una cadena nacional de radio y TV originada en el programa Freddy y Punto, Color Visión. DOMINICANOS Y DOMINICANAS: Muchos de los que en estos momentos me escuchan, se están preguntado quiénes somos los aquí reunidos y qué propósito nos convoca. La respuesta es simple: Somos ciudadanos y ciudadanas que hemos jurado un compromiso de trabajar para contribuir a cambiarle el rumbo que le han impuesto a la RD. Los aquí reunidos tenemos en común nuestra fe inquebrantable en la RD y el apego a una ética y a nuestros deberes patrios y ciudadanos. Estamos decididos a no permitir que la desesperanza arrope el cuerpo social dominicano. Es cierto que para ello habrán de producirse cambios profundos que reviertan esa creciente falta de fe en nosotros mismos y en nuestro porvenir. Iniciamos un dialogo con la sociedad dominicana, que debe ser lo mas horizontal posible. Es necesario conocer y hacer conciencia de las causas que explican el actual estado de cosas, para entre todos encontrar caminos de luz que alumbren nuestro presente y futuro. Duele decirlo, pero la verdad es que para una inmensa mayoría, la RD no es una tierra de oportunidades, sino más bien de penurias y calamidades. ---EL SISTEMA DE SALUD Y SEGURIDAD SOCIAL-Si. Calamidad y horror sintieron los familiares de Inocencio Beltré al ir a retirar su cadáver a un hospital público, y encontrar que los ratones le habían comido el rostro porque, por falta de camas y de una morgue, su cuerpo había sido colocado en el suelo. Esta es mucho más que una anécdota fuerte de lo que pasa en un sistema de salud ineficiente y colapsado. De cada mil niños y niñas nacidos vivos, 31 mueren, y esta cifra se eleva a 38 antes de que cumplan 5 años. Estas muertes se deben principalmente a infecciones respiratorias, anemia y avitaminosis Es decir, la pobreza es la principal causa de las enfermedades que afectan y matan a nuestros niños y niñas. ---EL SISTEMA EDUCATIVO--¿Y qué decir del sistema educativo nacional? Apenas hace unas semanas una foto dio la vuelta al mundo mostrando a un niño dominicano, lleno de inocencia, recibiendo clases sentado en un bloque. Desde hace muchos años arrastramos un sistema educativo ineficiente y de baja calidad. Faltan aulas, escuelas. Muchas carecen de techo, ventanas, puertas, energía eléctrica, pisos, material didáctico, pizarrones, mapas, laboratorios, computadoras. Los profesores son de los servidores públicos peor pagados. Es esto lo que explica que en la RD del siglo XXI, ante la indiferencia de nuestros gobernantes, el 18 por ciento es analfabeto absoluto, y el 70%, analfabeto funcional. Todos estos factores y muchos otros, son los que le niegan a la inmensa mayoría de dominicanos/as la posibilidad de desarrollar una vida en dignidad. ---ES EL MODELO ECONOMICO--Pero no vaya a creerse que esta situación es el fruto del azar o de un designio maldito. Esta situación tiene que ver con el modelo económico y de desarrollo vigentes en la RD. Conforme las estadísticas oficiales, en los últimos 50 años la RD ha tenido un crecimiento sostenido promedio de 5.5. %. Se trata del promedio de crecimiento más alto de AL en este periodo. IZQUIERDA VIVA -22-


A pesar de ello, al cabo de esto 50 años seguimos teniendo una sociedad dual, más polarizada y desigual, en la que una minoría, con los más altos Standard de vida, convive con una inmensa mayoría sumida en la pobreza y la ignorancia. Es una cuestión del modelo económico porque entre más producimos y crecemos, lejos de redistribuirse la riqueza social, mas se concentra en unas pocas manos. Esta situación se agrava en la medida en que el Estado ha sido despojado de sus funciones propias: Garantizar los derechos sociales y el desarrollo productivo, y preservar la identidad cultural y el patrimonio natural y la soberanía nacional. Este modelo hoy se desarrolla bajo el empuje de una globalización neoliberal, en un esquema de relación en el que las grandes economías buscan en nuestros países materia prima y mano de obra baratas; hacernos consumidores como extensión de sus mercados internos, desplazando o absorbiendo al grueso de la industria y de los productores de nuestros países. ---LA CLASE POLITICA DOMINICANA--A los males propios del modelo hay que agregarle como agravante el tipo de ejercicio político de las élites que han ejercido y ejercen el poder en nuestro país. Son múltiples los ejemplos que revelan cuan mal dirigidos, y peor gobernados, hemos estado en estos 40 años, por los tres partidos tradicionales que han dirigido el Estado. ---EL DESASTRE ELECTRICO--El desastre eléctrico es un vivo ejemplo de lo que decimos. Más de 40 años llevamos en una crisis permanente en el suministro de energía eléctrica. El anterior gobierno del Dr. Leonel Fernández privatizo la antigua CDE, despojando al Estado dominicano de un patrimonio invaluable. ¿Y que ha resultado? Hoy día tenemos uno de los servicios eléctricos más caros, al tiempo de ser uno de los mas ineficientes, con apagones de 8, 12 y hasta 24 horas. Hoy día se mantienen vigentes contratos altamente lesivos al interés nacional, y a pesar de las promesas, no han sido revisados o simplemente rescindidos. Pero no vaya a creerse que alguien no esta sacando beneficios del desastre eléctrico. Es una vergüenza que mientras mas del 90% es perjudicado por este problema la solución se pospone para beneficio de un puñado de oportunistas. ---VISION SOBRE EL DESARROLLO--Nuestra clase gobernante ha tenido una errada visión del desarrollo. Las prioridades han sido las obras monumentales, los sueños de niño o los recuerdos de juventud, y siempre mucha corrupción y clientelismo político. Un ejemplo de esta distorsión en las prioridades lo es la decisión de construir una línea de metro en Santo Domingo que no va a resolver ni el 10 % de l problema del transporte. Es una falta de sentido de la prioridad porque el Metro sólo se traga un presupuesto mayor que el de educación, el de salud y el de obras publicas juntos. Además, para su sostenibilidad al entrar en operación deberá ser subvencionado por el Estado. Mientras esto sucede, este gobierno invierte menos del 2% del Producto Bruto Interno en educación, a pesar de que la ley manda como mínimo un 4%. ---LA NUEVA REFORMA TRIBUTARIA--Otro ejemplo de la visión de nuestras élites gobernantes nos la da la nueva reforma tributaria, anunciada por el presidente de la Republica, la tercera en menos de dos años. Las medidas anunciadas por él en su discurso al país, afectarán nueva vez a los más pobres y a las clases medias. ¿Por qué no afectar las ganancias para que, por una cuestión de equidad, paguen más quien mas gana? Duele saber que la reforma fiscal es para cubrir fraudes bancarios cuyos responsables y las autoridades que lo permitieron, hace tiempo que debieran estar cumpliendo condena. Duele saber que la reforma fiscal se haga sin que previamente el gobierno se someta a un estricto y sincero plan de austeridad disminuyendo viáticos, viajes, yipetas, promoción, botellas, sobre todo de vice-cónsules, subsecretarios y asesores. Además, el gobierno debe no solo decir cuánto dinero quiere sino además indicar en que lo va a gastar o invertir. IZQUIERDA VIVA -23-


---DEMOCRACIA, IMPUNIDAD Y CORRUPCION--Pero donde la clase gobernante tradicional dominicana ha dejado su sello indeleble es en su manejo del sistema político. La democracia y la libertad han sido vaciadas de su contenido esencial como es servir de condición para el desarrollo del país y la igualdad de los ciudadanos y ciudadanas; No contamos con sólidas instituciones democráticas y hay una extendida cultura de irrespeto a la ley. El Estado democrático de derecho es muy precario y la ciudadanía se encuentra atrapada en un creciente ambiente de inseguridad; El sistema político atraviesa por una profunda crisis de representatividad y de alternativas encontrándose dominado por el clientelismo, el rentismo y el patrimonialismo; La corrupción, generada desde los más altos estratos del poder político, económico y social, se filtra cada vez, hacia más amplios sectores de la sociedad, trastocando los valores y deformando moralmente al grueso de sus distintos estamentos. ---ESTAMOS EN UNA ENCRUCIJADA--La sociedad dominicana se encuentra en una difícil encrucijada. Su clase gobernante, lejos de ser una solución, es una parte fundamental del problema a solucionar. Es necesario que todos entendamos que hoy por hoy este es el nudo que debemos desatar para abrir las compuertas de la democracia, del desarrollo integral y de la justicia social. Las elites políticas que se han apoderado del Estado y de las funciones publica, y desde ahí, han venido reproduciéndose y corrompiéndolo todo, tienen que ser desplazadas, o por lo menos disminuidas significativamente, en su capacidad de decidir y comprometer el destino de todos y todas. ---UNA NUEVA GENERACION POLITICA--La pregunta obligada siempre es ¿y por quienes será desplazada? A lo que respondo sin vacilación: Será desplazada por una nueva generación política con autoridad moral, vocación democrática, compromiso social y amor profundo a nuestra patria. Solo cuando la dirección del Estado descanse en los hombros y la voluntad de una generación política con esas virtudes, tendremos las condiciones en el Estado para hacer las transformaciones relegadas por décadas. ---UNIDAD DE LA NACION--¿Y como hacer surgir esa nueva generación política? Preguntan muchos. Respondemos: es evidente que no lo vamos a importar de otro país o de otro planeta. Esa nueva generación existe ya, aunque dispersa en la sociedad dominicana, y se desarrollara y se constituirá políticamente de la unión de todos los sectores de la nación que coincidimos en la necesidad de cambiarle el rumbo que han impuesto a la RD. ¿Cómo se puede unir a la nación? Lo primero es disponernos a ejercer el poder soberano que tenemos todos y todas y que hemos dejado en manos de otros. Que nos dispongamos a romper la inercia en que hemos caído por décadas mientras unos comerciantes de la política, en alianza con sectores del poder económico, se aprovechan de nuestra pasividad. ---UN NUEVO PACTO DE NACIONLo segundo es que esa unidad de la nación o de sus sectores mas activo debe darse en forma de un Nuevo Pacto de Nación que le dé fundamento y sostenibilidad. Ese nuevo pacto de nación debe estar afincado en la justicia social, desarrollando un sistema educativo y de salud de calidad, universal y gratuito. Debe tener una estrategia de desarrollo integral que fomente el empleo a traves del apoyo a la industria nacional, en especial a la micro, pequeña y mediana empresa; que desarrolle el campo invirtiendo en tecnología, en investigación, en asistencia técnica, asegurando el crédito, tanto para el productor agropecuario como para el campesinado, mejorando sustancialmente sus condiciones de vida; que desarrolle integralmente nuestro potencial turístico. El nuevo pacto debe contener una solución definitiva al problema energético y de los combustibles, que incluya la producción de energia alternativa a la derivada del petroleo. Sin energía eléctrica barata y sin un servicio eficiente no hay inversión, ni competitividad, ni desarrollo. IZQUIERDA VIVA -24-


Haciendo participativa nuestra democracia; rescatando la soberanía ciudadana; asegurando el control de los representantes y gobernantes, exigiéndole rendición de cuentas y transparencia. La asamblea constituyente será el escenario en donde se concretará la necesaria reforma democrática. El nuevo pacto tiene que incluir una definida estrategia de prevención y persecución de la corrupción y la impunidad. El nuevo pacto tendrá uno de sus pilares en la protección de nuestro medio ambiente y patrimonio natural; en el fomento de nuestra cohesión social como nación; de nuestra cultura y valores patrios y de nuestra soberanía. ---PONER LA NACION EN MOVIMIENTO--Ahora bien, esa nueva generación política solo puede desarrollarse y articularse si somos capaces de poner la nación en movimiento. Poner la nación en movimiento significa que cada sector social, identificado con el cambio de rumbo del país, tome en sus manos sus reivindicaciones, articulándolas a las demandas generales del pueblo dominicano. Poner la nación en movimiento significa, desarrollar la organización de la gente, su conciencia critica, superar los niveles actuales de fragmentación y hacer de la nación, o por lo menos de sus sectores mas activos, un sujeto político para el cambio social. ---VOLUNTARIADO POLITICO CIUDADANO--Este colectivo de hombres y mujeres comenzamos a actuar desde hoy como un VOLUNTARIADO POLITICO CIUDADANO, a nivel nacional, para contribuir a poner a la nación dominicana en movimiento, para junto a ella pujar y hacer parir la nueva generación política con la autoridad moral, la visión, la decisión de desplazar a las elites políticas tradicionales y hacer los cambios del actual estado de cosas. Tenemos fe en que juntos podemos hacer los cambios. Pero es necesario atrevernos a dar el primer paso y romper el inmovilismo en que nos encontramos. ---PROCESO DE ENCUENTROS--Desde hoy iniciamos un proceso de encuentros y consultas en todo el país, con todos los sectores sociales, en las ciudades, campos, barrios y comunidades. Si nos hemos impuesto esta tarea, a despecho de los sacrificios que conlleva, es por nuestra creencia y fe en el proyecto de República Dominicana fundado por Juan Pablo Duarte y los trinitarios, ratificado en la guerra restauradora y en cientos de gestas heroicas libradas por nuestro pueblo. Permítaseme concluir mis palabras, con una cita del patricio, contenida en una comunicación fechada el 7 de marzo de 1865, al gobierno restaurador, por su vigencia impresionante: Dice Juan Pablo Durarte: "si me pronuncié dominicano independiente, desde el 1º de julio de 1838, cuando los nombres de Patria, Libertad, Honor Nacional se hallaban proscriptos como palabras infames, y por ello merecí ( en el ano del 1843) ser perseguido a muerte por esa facción (…); si después en el año de 44 me pronuncie contra el protectorado francés decidido por esos facciosos [ la cesión] a esta Potencia de la Península de Samaná, mereciendo por ello todos los males que sobre mi han llovido; si después de veinte años de ausencia he vuelto espontáneamente a mi Patria a protestar con las armas en la mano contra la anexión a España llevada al cabo a despecho del voto nacional por la superchería de ese bando traidor y parricida, no es de esperarse que yo deje de protestar ( y conmigo todo buen dominicano) cual protesto y protestare siempre, no digo tan solo contra la anexión de mi Patria a los Estados Unidos, sino a cualquiera otra potencia de la tierra, y al mismo tiempo contra cualquier tratado que tienda a menoscabar en lo más mínimo nuestra Independencia Nacional y cercenar nuestro territorio o cualquiera de los derechos del Pueblo Dominicano". DOMINICANOS Y DOMINICANAS: Nunca como ahora fue tan necesario poner esta Nación en Movimiento. ¡El poder lo tienes tu¡ Muchas gracias.

IZQUIERDA VIVA -25-


La izquierda latinoamericana entre la lógica pendular y la razón emancipatoria Por Beatriz Stolowicz Intervención en la Mesa redonda: Izquierda y renovación del pensamiento. Coloquio Internacional de las Ideas Políticas. Universidad Arcis, Santiago de Chile, 19 de abril de 2006.

Si ustedes me permiten, prefiero hablar de los problemas en el pensamiento de izquierda y no de “renovación”, porque lo nuevo no es en sí mismo sinónimo de bueno. Los problemas tienen que verse en relación con los objetivos, y éstos con lo que define la identidad de izquierda –en toda su heterogeneidad- que es la búsqueda de la emancipación humana, que implica necesariamente igualdad social. Desde aquí hay que partir. Para pensarse, la izquierda latinoamericana requiere de una actitud epistémica que le exige despejar varios asuntos. Para empezar, saber distinguir entre derrota y fracaso, no sólo para pensar la historia reciente, cuestión todavía pendiente y que contamina intelectual y moralmente, sino también para pensar los desafíos: porque en América Latina se ha comenzado a salir de la derrota, pero salvo en Cuba y Venezuela hasta ahora, en varios países podría estarse caminando hacia el fracaso. Es necesario también superar la aceptación vergonzante de la “teoría de los dos demonios” difundida por la derecha, que responsabiliza a los que luchan contra la opresión, la desigualdad y la injusticia, y justifica la brutalidad de los opresores y privilegiados. Es imprescindible, asimismo, dejar de perseguir fantasmas, atribuyendo al marxismo lo que el dogmatismo y la vulgarización hicieron pasar por él. Lo que, por cierto, ayudaría a analizar con más rigor lo que hoy son cambios morfológicos de procesos de más larga duración y los que son fenómenos totalmente nuevos. También es necesario dejar de hacer análisis autorreferidos, y esto en dos sentidos: de una parte, para medir los avances no sólo por los esfuerzos invertidos –que siempre deben destacarse- sino en función de las responsabilidades que se tienen y, de otra parte, para definir los objetivos, que no son a modo de nuestras preferencias sino que los impone la realidad a transformar. Y, en este sentido, es necesario prolongar los horizontes temporales del análisis, que se cortaron abruptamente con la crisis del mal llamado socialismo real y que hoy no van más allá del próximo episodio electoral. En otras palabras, la izquierda latinoamericana tiene que recuperar, o en su caso empezar a desarrollar, su capacidad de análisis estratégico.

expropiación, de saqueo, con formas neocoloniales basadas en el control territorial directo sobre las materias primas, los recursos energéticos, el agua, la biodiversidad, además de imponerle a las regiones más débiles sus desechos tóxicos; y seguridad frente a la pérdida irremediable de la cohesión social, eso que llaman “capital social” y que en buen romance implica domesticar a los oprimidos, proclives cada vez más a la protesta y la rebeldía. Los dominantes han logrado socializar su gran problema estratégico de la seguridad como un asunto tan sólo de “hurtos y rapiñas”, una trivialización que confunde a no pocos izquierdistas.

Esto es urgente, porque hemos ingresado en una nueva época de crisis del capitalismo como sistema histórico, de un capitalismo que siendo primordialmente especulativo, rentista y expropiador sólo puede reproducirse agudizando contradicciones incurables. Esta es una situación nueva, no comparable a período anterior alguno. Los sectores más lúcidos de la derecha lo saben; están desarrollando una estrategia para enfrentarlo, y lo están haciendo con miras a 50 años. Su estrategia tiene como eje la seguridad, seguridad para el capital, en primer lugar sobre la propiedad; seguridad para garantizar las condiciones de su reproducción, basadas cada vez más en formas de acumulación originaria, es decir, de

En América Latina, expresión de esa estrategia conservadora es el posliberalismo, el mentado Consenso Posliberal que los ideólogos más lúcidos del sistema vienen gestando desde hace una década. Que se presenta como crítica al neoliberalismo, incluso expropiándole el lenguaje a la izquierda, pero que tiene por objetivo preservar al capitalismo. Es una estrategia esencialmente de control político, que comienza a implementarse desde mediados de la década pasada cuando diagnostican crisis de gobernabilidad por el fracaso del modelo político para impedir la expresión de demandas sociales; que luego busca incidir en el debate de alternativas al neoliberalismo con el propósito de neutralizarlas, y que,

IZQUIERDA VIVA -26-


cuanto más difícil les resulta impedir que la izquierda gane elecciones, tiene ahora por objetivo hacer que ella se haga cargo de la ejecución de esa estrategia. Los éxitos que ya han tenido es una medida de los problemas en el pensamiento de la izquierda, tanto para pensarse a sí misma como para pensar a los dominantes. Una izquierda que además de vaciamiento teórico muestra un insuficiente conocimiento histórico, lo que la lleva a enredarse en los discursos doctrinarios que dan forma y encubren los objetivos capitalistas; y que tiene déficit investigativos que le dificultan distinguir entre discurso y proyecto dominantes. Los posliberales hacen uso de esas ventajas para convencer que puede superarse el neoliberalismo sin tocar al capitalismo. Se presentan como anti-neoliberales porque apelan a “más Estado”, y con eso adquieren enseguida credenciales de “progresistas”. Neoinstitucionalismo, reformas de segunda generación, políticas públicas. Y sí, su estrategia conservadora de seguridad requiere de más Estado. Esto encandila inmediatamente a una izquierda que ha asimilado la retórica neoliberal, que se ha creído el cuento del laissez faire, del Estado mínimo. Y que demuestra que todavía no tiene del todo claro qué es el neoliberalismo, aunque rechace sus efectos. Esto le facilita a los posliberales una operación reduccionista para disociar al neoliberalismo del capitalismo. Reducen el neoliberalismo a una doctrina (“laissez faire”), a un decálogo de políticas económicas (“Consenso de Washington”), y a un responsable (el Fondo Monetario Internacional). El Banco Mundial y el BID se El neoliberalismo no es Estado mínimo, sino una intensa intervención estatal a favor del gran capital: disciplinando a la fuerza de trabajo; liberando al capital de toda traba jurídica; transfiriéndole riqueza social e ingresos de los no propietarios; estatizando la política para subordinarla a sus intereses. Tampoco puede ser reducido al “Consenso de Washington”, fetichizado por cierto porque existe como consenso real pero con minúscula, no formalizado como para ponerlo con mayúscula. Aun si admitiéramos la reducción del neoliberalismo a ese decálogo de políticas económicas, éstas condensan y reproducen ampliadamente la violenta transformación de las relaciones de poder entre capital y trabajo a favor del primero, que es la esencia, condición y resultado de la reestructuración capitalista. No pueden cambiarse esas políticas sin alterar las relaciones de poder que les dan sustento, y los posliberales buscan conservarlas. Por otra parte, la personalización del responsable “afuera”, en Washington, exime de responsabilidades a los capitalistas concretos: a los grandes, también latinoamericanos que son transnacionales, y asimismo a los medianos, que han sido satélites y cómplices del gran capital.

Las reformas de segunda generación, formuladas desde el Banco Mundial en la época de Stiglitz, ni siquiera niegan a las primeras, las del “Consenso de Washington”; al contrario, dicen que eran correctas pero mal aplicadas y que se cometieron excesos. El neoinstitucionalismo realmente existente, que ya tiene casi una década, es grotescamente proactivo a favor del capital: la pregonada reforma jurídica le aporta mayor seguridad a la gran propiedad, judiciariza la política y la represión para neutralizar opositores; se legisla para legalizar la flexibilización laboral; se convierte el neocolonialismo en derecho público internacional. Las políticas públicas en nombre de la “equidad” y de la “igualdad de oportunidades” se fundamentan en la muy neoliberal teoría del capital humano y no son distintas a las neoliberales políticas focalizadas contra la pobreza. La retórica posliberal sobre la regulación de mercados se rinde ante el altar que los mismos posliberales levantan a la inversión privada, extranjera y local, a la que –dicen- no se puede limitar pues genera empleo; cuando es principalmente especulativa y rentista, no lo genera. La deuda externa hay que honrarla y los bancos centrales deben mantenerse autónomos. Pero hablan de Estado. La retórica liberal ha sido tan penetrante que la izquierda ha llegado a aceptar que la diferencia entre derecha e izquierda es entre antiestatismo y estatismo respectivamente, lo que es falso. La derecha no es antiestatista, ni la izquierda es –no debiera- ser estatista, pues el Estado es medio, no un fin en sí mismo. Las experiencias que así lo practicaron fracasaron. Lo que las diferencia es la búsqueda o rechazo de la igualdad. Y hay que recordar que no eran estatistas Marx ni Engels, quienes advertían contra la fascinación frente al Estado y planteaban la necesidad de que se extinguiera como dominación sobre los hombres para que fuera administración sobre las cosas. No lo fue Lenin, inspirado en la Comuna de Paris, y crítico riguroso de la burocratización. El Estado –que no sólo es el gobierno- es un poderoso instrumento de transformación, pero sólo si se transforman las relaciones de poder que en él se expresan. Si no, los gobiernos de izquierda sólo podrán administrar lo existente, aunque más eficiente y honestamente. Lo nuevo para la izquierda latinoamericana es que la extensión del rechazo al neoliberalismo le aporta más votos de lo que es su efectiva fuerza social y, por lo tanto, política. Por eso su capacidad transformadora es limitada. Tiene que gestar esa fuerza social y política, incluso para hacer reformas. Porque hoy, en América Latina, si se quiere ser de verdad reformista necesariamente hay que ser anticapitalista y antiimperialista. Esto nada tiene que ver con maximalismos, ni con una discusión ideologizada y dicotómica entre reforma y revolución. Es que sin afectar los cimientos de la reproducción del capitalis-

IZQUIERDA VIVA -27-


mo se puede reformar muy poco, y en breve tiempo lo hecho será engullido por las propias dinámicas capitalistas. Varios gobiernos de izquierda ya se ven atados de manos para llevar a cabo el programa de reformas con el que ganaron elecciones en tanto implica cambios económicos. Se declaran impotentes y dicen que ahora es más difícil que antes. ¡Claro que lo es si no se está dispuesto a tocar privilegio alguno del capital! Los posliberales han logrado popularizar la idea burguesa de la historia como péndulo, que explica al capitalismo como sucesivos movimientos de corrección de anomalías o excesos, que lo devuelven a sus equilibrios y a su normalidad como progreso. Las oscilaciones pendulares siempre son cambio para regresar, siempre se está dentro del capitalismo. La propia derecha difunde la idea de que el actual cambio de orientación política de los gobiernos en nuestra región corresponde a un natural movimiento pendular contra los excesos del neoliberalismo, pero que nada puede hacerse fuera o contra el capitalismo. La izquierda sólo podría ser posliberal. Lo que la teoría del péndulo no dice, por supuesto, es que en la historia del capitalismo cada movimiento de ajuste y corrección generado por el propio sistema (siempre presionado por las contradicciones sociales), se hizo para lograr mayores ganancias –ése es el progreso- y que con cada cambio de mecanismos de reproducción hubo un cambio cualitativo en una mayor concentración y centralización del capital, no un punto de retorno. La contrarrevolución capitalista neoliberal fue exitosa para elevar ganancias, pero el grado de concentración a que condujo produce contradicciones cada vez más intensas, que estamos viendo incluso en el centro del sistema.

difíciles que hace algunos años, tanto en la región como en el sistema mundial. Hay que saber verlo y para eso hay que ampliar horizontes. Hay, asimismo, mayor disponibilidad social para los cambios, como para poder disputar la dirección que tome la crisis del capitalismo. En esta crisis no se juega solo, el capital no se rinde. ¿Está dispuesta la izquierda a garantizarle control social y político para darle seguridad? Aquí no estamos hablando sólo de defecciones, sino del destino de los seres humanos y del planeta, y esto no es retórica. Como se ve, estos problemas complejos no pueden dilucidarse analíticamente con puros lugares comunes o con formulaciones meramente morales. El desafío intelectual es grande. Tomado de pvp.org.uy *Profesora-investigadora del Departamento de Política y Cultura, Área Problemas de América Latina. Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco, México.

¿Adónde llevarían los éxitos del posliberalismo? A asegurarle al capital sus ganancias y, por lo tanto, más concentración, mayor poder para disponer de la gente y su ambiente. Es por eso que hoy el anticapitalismo y el antiimperialismo son hasta una estrategia defensiva, no sólo de vidas y países, sino del planeta mismo. La izquierda acepta la idea del péndulo, contenta porque ahora le toca a ella. Como si el viraje fuera un fenómeno natural, ajeno a sus propias luchas y resistencias. Pero también, me parece, porque tras la idea del péndulo quizás cree poder zafar de los desafíos de ruptura con el orden actual, desafíos que tanto le pesan por los bloqueos y telarañas que mencioné al comienzo. Pero la izquierda tiene que decidir, honestamente, si renuncia a su razón de ser emancipatoria y se va para su casa, o si asume los retos. Los tiempos se acortaron. Pero hoy los escenarios no son más

IZQUIERDA VIVA -28-

EL CHE DE ANDY WARHOL


Ideas para la lucha[8]

La derecha suele fijar el calendario de las luchas de la izquierda Marta Harnecker Rebelión 1.En el artículo anterior decíamos que una gran parte de la izquierda partidaria, en las últimas décadas, ha tenido muchas dificultades para trabajar con los movimientos sociales y acercarse a los nuevos actores sociales. Esto se ha debido, a mi entender, a varios factores. 2. Mientras la derecha ha demostrado una gran iniciativa política, la izquierda suele estar a la defensiva. Mientras la primera usa su control de las instituciones del estado y de los medios de comunicación de masas, y su influencia económica para imponer el nuevo modelo, servil al capital financiero y a los monopolios, precipitando las privatizaciones, la desregulación laboral y todos los demás aspectos del programa económico neoliberal; la fragmentación social y el fomento del antipartidismo, la izquierda partidaria, en cambio, al limitar el trabajo político casi exclusivamente al uso de la institucionalidad vigente, sometiéndose a las reglas del juego del enemigo, casi nunca lo toma por sorpresa. Se cae en el absurdo de que el calendario de las luchas de la izquierda lo fija la derecha. 3. ¿Cuántas veces no hemos escuchado quejas de la izquierda contra las condiciones adversas en las que tuvo que dar la contienda electoral, luego de constatar que no ha logrado los resultados electorales esperados en las urnas? Sin embargo, esa misma izquierda muy pocas veces denuncia en su campaña electoral las reglas del juego que se le imponen y plantea como parte de esa campaña una propuesta de reforma electoral. Por el contrario, suele ocurrir que en búsqueda de los votos -en lugar de hacer una campaña educativa, pedagógica, que sirva para que el pueblo crezca en organización y conciencia- utilice las mismas técnicas para vender sus candidatos que las que usan las clases dominantes. 4. Por otra parte, las propias reglas del juego impuestas por las clases dominantes dificultan la unidad de la izquierda y fomentan el personalismo. Obligan en algunos países a trabajar por el propio partido en lugar de por un frente más amplio, porque si eso no se hace ese partido tiende a desaparecer del escenario político. 5. Y esto determina que, en caso de un fracaso electoral, además de la frustración, el desgaste y el endeudamiento productos de la campaña, el esfuerzo electoral no se traduzca en un crecimiento político de quienes fueron receptores y actores, dejando la amarga sensación de que todo ha sido en vano. Muy distinta sería la situación si la campaña se pensase fundamentalmente desde el ángulo pedagógico, usando el espacio electoral para fortalecer la conciencia y la organización popular. Entonces, aunque los resultados en las urnas no fuesen los mejores, el tiempo y los esfuerzos invertidos en la campaña no serían algo perdido. 6. Con razón algunos sostienen que el culto a la institución ha sido el caballo de Troya que el sistema dominante logró introducir en la misma fortaleza de la izquierda transformadora logrando minarla por dentro. 7. El trabajo de la militancia se delega progresivamente en las personas que detentan cargos públicos y administrativos. El esfuerzo prioritario deja de ser la acción colectiva para convertirse en la acción parlamentaria o en la presencia mediática. 8. La acción militante ha tendido a reducirse a la fecha electoral, pegadas de carteles y algún que otro acto público. 9. Y, lo que es peor aún, el financiamiento de los partidos proviene cada vez más de la participación de sus cuadros en las instituciones del estado: parlamento, gobiernos locales, tribunales de control electoral, etcétera; con todo lo que ello entraña de dependencia y de presiones. 10. La actividad política de la izquierda no puede reducirse a la conquista de las instituciones, debe estar dirigida a cambiar las instituciones para poder transformar la realidad. Debe crear nuevas correlaciones de fuerzas que permitan realizar los cambios requeridos. Debe entender que no puede construir fuerza política sin construir fuerza social. 11. Debe, asimismo, evitar "partidizar" todas las iniciativas y los movimientos sociales con los que se relaciona, por el contrario debe esforzarse por articular sus prácticas en un proyecto político único. 12. Por otra parte, a la izquierda partidaria le ha costado mucho abrirse a las nuevas realidades Muchas veces se ha mantenido aferrada a esquemas conceptuales que le han impedido apreciar la potencialidad de los nuevos sujetos sociales, centrando su mirada exclusivamente en los actores que tradicionalmente se movilizaban como los sindicatos, hoy muy debilitados producto de diferentes factores. 13. Por último, una de las mayores dificultades de la izquierda política para trabajar con la izquierda social ha sido la consideración de los movimientos sociales como correas de transmisión del partido. La dirección del movimiento, los cargos en los organismos de dirección, la plataforma de lucha, en fin, todo, se resolvía en las direcciones partidarias y luego se bajaba la línea a seguir por el movimiento social en cuestión, sin que éste pudiese participar en la gestación de ninguno de los asuntos que más le atañían. 14. Sintetizando, para que la izquierda partidaria logre acercarse a la izquierda social, es necesario que se renueve ideológicamente, cambie su cultura política y estilos de trabajo, e incorpore a su arsenal las formas de lucha y de resistencia innovadoras implementadas por la izquierda social. Bibliografía de Marta Harnecker sobre el tema - La izquierda después de Seattle, Siglo XXI España, 2002. - La izquierda en el umbral del Siglo XXI. Haciendo posible lo imposible, Publicado en: México, Siglo XXI Editores, 1999; España, Siglo XXI Editores, 1ª ed., 1999, 2ª ed., 2000 y 3ª ed., 2000; Cuba, Editorial de Ciencias Sociales, 2000; Portugal, Campo das Letras Editores, 2000; Brasil, Paz e Terra, 2000; Italia, Sperling and Küpfer Editori, 2001; Canadá (francés), Lantôt Éditeur, 2001; El Salvador, Instituto de Ciencias Políticas y Administrativas Farabundo Martí, 2001. IZQUIERDA VIVA -29-


HACIA EL PARO NACIONAL: NACIONAL 2 OCTUBRE, OCTUBRE 2007 IZQUIERDA VIVA -30-

izquierda viva #1  

revista sobre la izquierda y el movimiento popular y social en republica dominicana

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you