Issuu on Google+

a. La creación de nuestra universidad tiene una trayectoria cronológica, lea atentamente el siguiente texto: UN SUEÑO HECHO REALIDAD El proyecto de Ley de creación de la UPEC fue presentado ante el Congreso Nacional, en mayo del 2003, por el diputado de Carchi de ese entonces, Dr. Hugo Ruíz Enríquez. Después, en diciembre de 2005 el Consejo Nacional de Educación Superior (CONESUP) emitió el informe favorable para la creación de la UPEC, que después de someterse al procedimiento correspondiente, en marzo del 2006 el Proyecto de Ley fue aprobado por el Congreso Nacional en segundo y definitivo debate. El 29 de marzo del 2006, el Presidente de la República, Alfredo Palacio, dispuso la promulgación de la Ley, publicada con número 2006-36 en el segundo Suplemento del Registro Oficial número 244 del 5 de abril del 2006, día histórico en que las aspiraciones y luchas del pueblo carchense de más de cuarenta años se hicieron realidad. Nuestra universidad tiene más de cuatro años al servicio del pueblo carchense: así, el 5 de abril del 2006 nació la UPEC, institución de educación superior anhelada históricamente por el pueblo carchense. La institución, que empezó a funcionar en una oficina prestada en el edificio del Gobierno Municipal del cantón Tulcán y con un presupuesto de 137 000 dólares, en el mes de diciembre del 2010 inauguró su moderno campus universitario. La ciudadela universitaria en construcción está ubicada al sur de la ciudad. Hasta la fecha se han invertido seis millones de dólares, entre recursos propios y recursos gestionados por las autoridades lideradas por el rector, Dr. Hugo Ruiz Enríquez, que han sido invertidos en la construcción de los tres edificios: administrativo, laboratorios y bloque de aulas Nº 1, cerramiento, parqueaderos y equipamiento que estarán puestos al servicio de la comunidad universitaria. Sin embrago, para llegar a ocupar las amplias y modernas instalaciones con las que hoy cuenta la UPEC, quienes la conformaron desde su inicio a nivel administrativo y académico, como quienes confiaron en ella a nivel de estudiantes, tuvieron que esforzarse y acomodarse a las limitaciones. Por más de cuatro años funcionó en dos


edificios rentados que fueron adecuados para el área administrativa, biblioteca, laboratorios de Informática, idiomas, Química y aulas de la escuela de Enfermería; el resto de estudiantes de las demás escuelas recibían clases en las instalaciones del Instituto Tecnológico Tulcán, que con el pasar del tiempo y la gran acogida que tuvo la universidad llegaron a ser insuficientes. Hoy las nuevas generaciones de la UPEC y la sociedad en general disfrutan de condiciones de comodidad, modernas y equipadas acorde a la tecnología más adecuada para la formación profesional. Tomado del Suplemento Institucional publicado el 8 de diciembre del 2010 b. Observe el video “La fábula del águila”, reflexione sobre su contenido y extraiga los párrafos que contengan numerales. (Cd anexo) 1.1. LA ORTOGRAFÍA DE LOS NUMERALES Los numerales son palabras que modifican al sustantivo, dándole una nota de numeración. En el idioma castellano utilizamos algunas categorías de adjetivos numerales como: •

Los numerales cardinales.

Los numerales ordinales.

Los numerales partitivos o fraccionarios.

Los numerales multiplicativos.

Los numerales romanos.

1.1.1. Numerales cardinales Los números cardinales indican cantidad, puesto que expresan

exclusivamente

mediante un adjetivo numeral, cuántas son las personas, animales o cosas de que se está hablando. Por lo tanto, cardinales son los números que sirven para contar. Los primeros están expresados en palabras simples, los siguientes en palabras compuestas, que crecen según ascienden las cantidades, bajo las siguientes normas:


a) Del 1 al 15, por su naturaleza, siempre se dicen en una sola palabra. b) Del 16 al 19 pueden ser escritas en una o varias palabras, siendo recomendable la primera forma. c) Del 20 al 30 en palabras simples. d) Del 31 en adelante siempre en palabras separadas, excepto en cada una de las centenas y en las cantidades terminales del 16 al 29. Ejemplos:


1

uno

2

dos

3

tres

4

cuatro

5

cinco

6

seis

7

siete

8

ocho

9

nueve

10

diez

11

once

12

doce

13

trece

14

catorce

15

quince

16

dieciséis

17

diecisiete

18

dieciocho

19

diecinueve

20

veinte

21

veintiuno, veintiún

22

veintidós

23

veintitrés

24

veinticuatro

25

veinticinco

26

veintiséis

27

veintisiete

28

veintiocho

29

veintinueve


30

treinta

31

treinta y uno, treinta y un

32

treinta y dos

33

treinta y tres

40

cuarenta

50

cincuenta

60

sesenta

70

setenta

80

ochenta

90

noventa

92

noventa y dos

100

cien, ciento

105

ciento cinco

122 ciento veintidós 200

doscientos

300

trescientos

400

cuatrocientos

500

quinientos

600

seiscientos

700

setecientos

800

ochocientos

900

novecientos

1 000 mil 1 021 mil veintiún, mil veintiuno/a 1 142 mil ciento cuarenta y dos 74 576 setenta y cuatro mil quinientos setenta y seis. 16’222313 dieciséis millones doscientos veintidós mil trescientos trece.


a) Con respecto a un y una en los cardinales compuestos puede emplearse el masculino un, cualquiera que sea el género del sustantivo, o puede seguirse la tendencia a concordar; así por ejemplo: Veintiún libras o veintiuna libras. Treinta y un vacantes o treinta y una vacantes. Sesenta y un emisoras o sesenta y una emisoras. En los demás casos, el uno se convierte en un delante de un nombre: Un libro. Un carro. Un saxofón. b) Los días del mes, los números de las calles, las cifras con decimales, los porcentajes y los grados de temperatura, deben escribirse con cifras. Ejemplos: 3 de octubre

Calle Rocafuerte 12 – 23

19,50 puntos

17,25 centímetros

80% de aprobados

9° de temperatura

c) Las fechas históricas y las fechas de nombres propios se escriben en letras: El Diecinueve de Noviembre es el día de la erección provincial del Carchi. El Veinticuatro de Mayo se celebra la Batalla del Pichincha. Se reconoció jurídicamente a la Cooperativa de Vivienda Veintisiete de Noviembre. d) No se debe mezclar palabras con cifras o signos: Noventa por ciento o 90% en vez de noventa % o 90 por ciento. Prefiérase: La década o decenio del ochenta. La década o decenio del cincuenta. En vez de:


Los a単os ochenta.

Los a単os cincuenta.


ORTOGRAFÍA DE LOS NÚMEROS CARDINALES