Page 1

COMO CREAR SU PROPIO SITIO WEB

1.-Cómo registrar dominios Posted: 02 Dec 2011 09:52 AM PST Si estás pensando en crear tu propia página web, para tu empresa, una organización o cualquier otra iniciativa, aquí presentamos una serie de artículos que, paso a paso, te mostrarán los aspectos a tener en cuenta para llevar a cabo este proceso. El primer paso de tu iniciativa es el registro del dominio ¿Cómo quieres que se llame tu página web? En muchas otras actividades el nombre del producto es lo último que se decide, pero en este caso, el nombre de tu web debe ser registrado cuanto antes, ya que corres el riesgo de que si tardas mucho, no lo encontrarás disponible. Con el dominio de Internet compras un nombre que se identifique con la dirección IP del nodo activo en la red donde se encuentra tu página. Es decir, el nombre de dominio es tu identificación en la web, el primer elemento para comunicar qué ofreces. Comprar un dominio es un paso esencial para hacer tu página web, sin él acceder a tu página sería muy complicado. La empresa más importante a nivel internacional de gestión de dominios es GoDaddy, su crecimiento en los últimos años ha sido ejemplar y no sólo es la empresa con más registros, sino además una de las que ofrece precios más competitivos (puedes encontrar dominios .com por 10€). No obstante, no es la única opción, Name.com es muy interesante si quieres adquirir un número elevado de dominios y Register.com es muy popular entre pequeñas y medianas empresas.

Si quieres que tu sitio web alcance el mayor número de visitas posible, debes comprar un dominio de primer nivel, es decir, .com, .net o .org. Los especialistas en marketing web recomiendan comprar varias extensiones para tu dominio, incluidas las propias de tu región (.es, .cat) de forma que todas dirijan a tu web para que tenga más presencia en el mercado. En esta entrevista a Emiliano Pasqualetti, director general de DomainsBot (un motor de sugerencia de nombres de dominio) se explican de forma extensa las cuestiones más importantes a tener en cuenta en el momento de comprar un dominio.


Es muy importante que escojas un buen nombre para tu página web. Sobre todo si estás creando la web de una empresa y quieres que sirva como fuente de ingresos (por publicidad o por ofrecer bienes y servicios por Internet), el nombre de tu dominio debe seguir unas pequeñas reglas. Para empezar, debes encontrar un nombre que sea fácil de recordar, sencillo y descriptivo, en definitiva, un nombre que haga que tu página se encuentre y se recuerde fácilmente. Esto es muy importante, si tu página no se recuerda o no tiene un nombre atractivo será probablemente un completo desierto. Intenta dar preferencias a nombres cortos, cuanto más corto mejor, porque costará menos memorizarlo y recordarlo. El nombre debe ser también claro, por eso debes evitar incluir guiones o números, a no ser que la página se dedique especialmente a un evento con fecha (como unas elecciones, un movimiento social...), por ejemplo. Si no son estrictamente necesarios, los números y guiones harán que el nombre de tu dominio sea confuso. Debes elegir bien las palabras. Si tu dominio contiene algún término que el cliente pondrá en el buscador para encontrar servicios como el que tú ofreces, tu página web pronto recibirá muchas visitas. Es de lógica, si vendes zapatillas por Internet y quieres que los clientes encuentren tu página cuando busquen dónde comprar este producto, el mejor nombre para tu dominio será “zapatillas.com” (que por supuesto ya está registrado por una empresa que vende muchísimos pares de zapatillas al año).

A veces resulta complicado escoger el nombre perfecto para nuestro dominio, teniendo en cuenta que cada día se registran muchísimos dominios nuevos. Por suerte, existen varias aplicaciones que te orientan para encontrar un buen nombre. La búsqueda de dominio se hace por un servicio conocido como "whois" que consiste en determinar qué dominios están disponibles y qué sugerencias son las más acertadas para escoger un nombre aún sin registrar. Aquí van unos cuantos ejemplos: 

 

La ya citada DomainsBot busca si el nombre que deseas está disponible, sugiere otras combinaciones y avisa de la propiedad del dominio que deseas y de su caducidad. Whois.net ofrece también sugerencias y búsquedas de registros que pueden haber sido eliminados o que hayan caducado y que por lo tanto, ya están disponibles. PsychicWhois.com es bastante interesante para encontrar dominios disponibles. Conforme escribes el nombre que deseas, el buscador va sugiriendo combinaciones y determina cuáles están disponibles y en qué extensión. Name Boy es también muy práctica. A partir de los términos que introduzcas te proporciona una lista de dominios que incluyen estas palabras, las mezcla o sugiere palabras similares. Como último ejemplo, Make Words adhiere afijos comunes como "online" o "net" a las palabras que quieres para tu dominio y te muestra si están disponibles.


Si tienes el dominio perfecto para tu web pero no está disponible, debes saber que los dominios son también activos que pueden ser comprados y vendidos en un mercado secundario. Puedes conseguir comprar un dominio a su propietario, aunque probablemente pondrá un alto precio. Si crees que puedes hacer mucho dinero con tu página web si tienes el nombre acertado, comprar el registro del dominio a su poseedor es una buena idea. Una vez hayas comprado el dominio que permitirá a los internautas encontrar tu sitio web lo más rápidamente posible, estás preparado para abordar el siguiente paso: crear la página web. La próxima semana publicaremos el segundo artículo de esta serie, con la que pretendemos proporcionarte una amplia guía a seguir para ver funcionar tu propia página web.

2.-Contratar Alojamiento Web Posted: 18 Dec 2011 09:53 AM PST Para que un sitio web aparezca disponible siempre que un usuario quiera acceder a él, tiene que estar alojado en un ordenador conectado las 24 horas a Internet: el servidor. Después de haber hecho un repaso de los aspectos más importantes a tener en cuenta cuando se compra un dominio y se diseña una página web, en el presente artículo abordamos el tercer paso en el camino para construir tu propio sitio en la red. Se trata de contratar el alojamiento para tu portal, es decir, alquilar un espacio en un servidor para que mantenga nuestra web disponible y lista para cargar en todo momento.


La oferta de hosting (alojamiento) en la web es enorme, además los desconcertantes anuncios de planes y ofertas con los que te reciben hacen de la elección del alojamiento una decisión ciertamente confusa. Si quieres administrar una página web personal como hobby, para experimentar en el diseño web y sin muchas más pretensiones, quizás es una buena idea que te decantes por un host gratuito. Las ventajas son obvias, no tienes que comprometerte de ningún modo (cuando no estés contento, lo dejas, sin preocupaciones), y no tienes que pagar por el servicio. Pero las desventajas son realmente duras. En general, los servicios de hosting gratuito son poco fiables, no ofrecen un servicio técnico competente (o no lo ofrecen de ningún tipo), obligan a cargar tu página de publicidad, a veces un verdadero incordio, y la velocidad de carga es lamentable en muchos casos (en otros sólo lenta). Por lo tanto, esta es una opción que sólo se deben plantear aquellos usuarios que quieran crear una página web de poco alcance, para un ámbito más personal y próximo. Puedes comparar varias opciones en esta lista de hosting gratuito. Si tu proyecto es un sitio web para una empresa, un evento que quieres difundir ampliamente, una organización seria, o en definitiva, si tienes ambiciones profesionales, sin duda es recomendable contratar un servicio de alojamiento de pago. En este caso, la decisión de qué hosting contratar es especialmente importante. Escoger un host sin haber dedicado antes cierto tiempo a comparar, investigar y asegurarte de qué necesidades tienes y quién te las puede solucionar, puede traerte muchos problemas en la calidad de tu página web (lo cual te hará perder visitas), y en materia legal (lo que puede hacerte perder dinero). Pero no hay que alarmarse, tómate tu tiempo para comprobar algunos aspectos y tu decisión será la acertada.

Conoce tus necesidades Para empezar, ¿qué necesitas para el funcionamiento de tu página web y de qué puedes prescindir? Deberás evaluar las siguientes cuestiones para determinar qué oferta de alojamiento es la adecuada para tu proyecto web:   

 

¿Cuánto espacio necesitas? es decir, cuánto ocupan los ficheros HTML y los gráficos de tu página web, normalmente se mide en megabytes (MB). Las cuentas de correo electrónico y “auto respondedores” que utilizarás para tu servicio. El tráfico de visitas esperado, que suele ser 1GB para páginas de reciente creación, 10-20 GB para páginas ya consolidadas y 30-40 GB para páginas de público masivo. Para diagnosticar cuánta transferencia necesitas para que tu página sea fluida, puedes utilizar esta práctica calculadora. Si vas a necesitar CGIs, es decir, aplicaciones para solicitar datos al servidor web. Esto es muy importante si quieres añadir feedback a tu sitio web. Si te ofrecen acceso a estadísticas sobre el tráfico de la web (es muy importante


 

contar con ello para gestionar una página web profesional). Quizás tu portal precisa de directorios restringidos a los que acceder con contraseña, no todos los planes de hosting ofrecen esta posibilidad. Para operaciones comerciales en una página web, es imprescindible un servidor de seguridad SSL (Secure Socket Layer). Si tu proyecto cuenta con un servicio ecommerce o e-bussiness, necesitas este recurso para codificar datos. Si tu página web facilitará descargas directas a los usuarios, tendrás que adquirir un FTP anónimo (Files Transfer Protocol).

Tipos de Host Cuando sepas perfectamente qué prestaciones buscas para el alojamiento de tu portal, habrás avanzado mucho en la criba de ofertas de hosting. La siguiente elección es qué tipo de alojamiento necesitas. Según el rango de exclusividad que quieres con tu servidor, existen varias opciones: 

 

Alojamiento Web Compartido: o planes virtuales, son los más comunes. En un mismo servidor se alojan cientos de servicios hosting, lo que permite una transferencia menor, pero suficiente en la mayoría de los casos. Alojamiento Dedicado: todo el servidor y sus recursos sirven a un único usuario. Esta es la opción más adecuada para páginas con un altísimo nivel de visitas y, por lo tanto, un alto ancho de banda requerido. Por supuesto, el precio de este servicio es mucho más elevado que el del hosting compartido. El alojamiento administrado o managed host, es un nivel superior de servicio dedicado, donde se te proporciona constante soporte para los servidores web Planes VPS: del inglés Virtual Private Server, es una opción intermedia entre los dos anteriores. El servidor es compartido, pero por un número menor de usuarios, con lo que aumentan los recursos disponibles. Alojamiento Multidominio: como su propio nombre indica, se trata de un hosting que te permite alojar diferentes dominios de tu propiedad en una misma cuenta. Alojamiento Web “Reseller”: en castellano vendría a ser “revendedores”. Son planes multidominio con la posibilidad de revender espacio del servidor a otros usuarios.

Que no te engañen Por último, pero no menos importante, una vez has decidido qué requisitos demandas y qué tipo de plan de alojamiento se adhiere más a tus posibilidades, es de extrema importancia que investigues la fiabilidad y profesionalidad de las empresas que ofrecen alojamiento para tu web. Este paso es imprescindible si quieres ahorrarte sorpresas desafortunadas y asegurar que tu web está en buenas manos. El aspecto de la web no es lo único importante, si bien es conocido que cuanto menos rigurosa parece una página web, menor suele ser la calidad del servicio que ofrece. Si no manejas el inglés, mejor que busques sólo empresas en español, así no habrá


malentendidos. Pero si puedes entender textos en inglés, no dudes en buscar servicios de host británicos o estadounidenses, donde la oferta es mucho más amplia y suelen ofrecer más opciones a menor precio. Busca información sobre las empresas que estás barajando. La información de contacto de una empresa seria debe aparecer en su web y ser fácilmente accesible. Una empresa que no te facilita el contacto personal puede tener motivos para no ser encontrada, lo cual hace sospechar que puede darnos problemas sin la posibilidad de recibir explicaciones. Asegúrate de conocer el nombre legal de la empresa, el teléfono de contacto, la dirección, etc. del servicio que vas a contratar. Investigar sobre la reputación de la compañía suele ser también un buen arma contra malas prestaciones. Puedes determinar quién es el propietario del dominio, información sobre él, cuánto tiempo lleva en activo y para cuántos lo tiene contratado, con un servicio "whois", por ejemplo, en Better-Whois.com.

Otra forma muy eficaz de conocer la reputación de la empresa es observando qué se dice acerca de su servicio entre los usuarios. Hay foros muy concurridos y actualizados donde encontrarás las diferentes experiencias que otros clientes han tenido con planes de hosting. Un buen ejemplo esForosDelWeb que presenta un apartado dedicado especialmente al alojamiento web con infinidad de opiniones distintas. Toda esta información, incluidas las opiniones de los clientes, se encuentra, en algunos casos en la misma página web del servicio host, lo cual es una señal de fiabilidad (aunque es mejor contrastar opiniones fuera de las que ellos seleccionan, que seguramente serán sólo las positivas). Para una investigación más avanzada, existen páginas web que te permiten verificar el "whois" de un proveedor, su DNS, o medir la velocidad de la que dispone. Recuerda que en todo momento estamos hablando de un contrato, por lo que no debes olvidar leer la letra pequeña. Una vez aceptes el contrato estarás aceptando una serie


de cláusulas que, en algunos casos, pueden vulnerar tu proyecto. Presta atención a aspectos como las políticas de privacidad y devolución de dinero, la garantía de uptime, el nivel de servicio, y los contenidos permitidos. Muchas webs ofrecen planes de hosting que parecen extraordinarios y, como suele pasar también fuera del ámbito informático, son un engaño para captar clientes. No te fíes de planes que dicen proporcionar tráfico ilimitado, porque el tráfico ilimitado no existe. Esta estrategia ha sido duramente criticada; cuando un usuario explotaba el servicio al máximo, la empresa lo daba de baja por llegar a “niveles no aceptables”, que por supuesto, era un nivel decidido unilateralmente por la empresa. Para que esto no te pase, si necesitas mucho tráfico contrata un alojamiento con un máximo elevado, pero estable, para que tú sepas de qué recursos dispones y así no llevarte sorpresas desagradables. Si no tienes tiempo de compilar toda la información o quieres tener más seguridad de que el servicio que contratarás goza de buena reputación, puedes echar un ojo a webs de calificaciones de host como BestHostRatings.com. Por otra parte, para agilizar la búsqueda de un plan de alojamiento que sea adecuado a los requisitos de tu proyecto, puedes utilizar buscadores de host.BuscaHost.com y EmpresasDeHosting.Net son algunos ejemplos. Siguiendo estos consejos y evitando a toda costa tomar una decisión precipitada, encontrarás el plan de contrato de alojamiento que más se ajuste a tus necesidades en una empresa capacitada y competente para poder seguir el camino de cualquiera que sea tu proyecto en la web.

3.-Cómo diseñar y editar tu página web Posted: 11 Dec 2011 10:02 AM PST El número de páginas web que se publican al año aumenta sin freno desde hace ya algún tiempo. Cada día se ve más necesario tener una parcela en Internet para completar nuestra actividad comunicativa, tanto a nivel personal como para nuestra organización, empresa, etc. Son innumerables los propósitos que existen detrás de cada portal web publicado, pero hay una causa bastante delimitada para explicar este fenómeno y su práctica masiva. Hay un espacio en Internetpara todo el que lo quiera, se puede conseguir económicamente e incluso gratis, y es la ventana a la que actualmente se asoma más gente en todo el mundo. Internet transforma los receptores potenciales de cualquiera que sea tu mensaje en cientos de millones. Resulta imprescindible, por lo tanto, que todo el mundo tenga a su alcance los recursos necesarios para arrancar una página web desde cero. La creciente demanda de espacios y portales web ha obligado a idear procesos automáticos para crearlos. Existen páginas web desde donde puedes crear la tuya fácil y rápidamente, pero el


resultado será un portal web genérico, poco atractivo y con capacidades limitadas. Esta serie de artículos pretende mostrar detalladamente, paso a paso, cómo crear sin dificultades una página web de calidad. La semana pasada vimos las cuestiones que debemos tener en cuenta para registrar el dominio, el primer paso. En esta ocasión abordamos la tarea más creativa del proceso, diseñar y crear una página web en sí misma. Con el nombre de dominio en tu propiedad y una idea más o menos clara de cómo quieres que luzca tu sitio web, el paso inmediato es diseñarlo para que sea una realidad en Internet. Puedes contratar un servicio profesional para que diseñe y genere tu página web, pero, si dispones de un poco de tiempo, puedes ahorrar gastos e intentarlo por ti mismo. Existen muchos programas que facilitan este paso y ofrecen posibilidades realmente amplias. El desarrollo de editores HTML(HyperText Markup Lenguage, es el lenguaje web más popular) permite hoy en día que todo el mundo pueda editar su propia página web. Dos tendencias Existen dos grandes corrientes en los editores web. Por una parte, está el popular paradigma WYSIWYG (siglas del inglés What You See Is What You Get: lo que ves es lo que obtienes), que defiende un tipo de editores web adaptados para que el usuario trabaje sobre una vista previa del resultado final. Es decir, como un procesador de texto en el que se escribe sobre una simulación de página impresa. En contraposición, los partidarios del WYSIWYM (What You See Is What You Mean: lo que ves es lo que quieres decir) creen en un sistema de edición basado en introducir los contenidos según su valor semántico e indicar cuál es su formato. Está claro cual de las dos corrientes es más recomendada para usuarios no profesionales. Mientras que el segundo paradigma requiere un conocimiento previo de estructura, escritura y formatos web, el WYSIWYG permite a usuarios sin experiencia construir páginas web con muy buenos resultados. Estos editores web traducen de forma automática al lenguaje HTML (y otros lenguajes web) los elementos que añades a tu página web . Si estás comenzando a trabajar con diseño web, los programas que siguen esta corriente te servirán de más ayuda. La oferta de software de edición web es muy extensa. En el mercado conviven programas de edición de pago y gratuitos, algunos con una gran popularidad y otros de menor difusión. El editor HTML que sigue el método WYSIWYG más extensamente utilizado es el software de Adobe,Dreamweaver (DW). Para aquellos que puedan permitirse adquirir un buen programa de edición web, esta es, sin duda, la mejor opción. También puedes conseguir la versión de prueba, completamente funcional durante 30 días. Dreamweaver es un editor utilizado tanto por principiantes como por desarrolladores profesionales. Combina una gran lista de funciones y capacidades avanzadas con un manejo cómodo y fácil para el usuario novel. Te permite centrarte


en el diseño, las imágenes, los clips de vídeo, colores y demás, ayudándote a codificarlo todo y sugiriéndote códigos para mejorar tu trabajo.

Dreamweaver es una herramienta muy potente para crear páginas web y garantía de un resultado convincente. Pero no es el único programa que ofrece estos servicios. Además de Dreamweaver, entre los editores web más interesantes de la corriente WYSIWYG, se incluyen: De pago: 

Microsoft Studio Web Pro es una combinación de herramientas que te proporcionarán unasuite completa de diseño gráfico, de vídeo y web con soporte para distintos lenguages web (HTML, PHP, CSS...).


NetObjects Fusion es también un editor HTML muy presente en el mercado. Te permite llevar a cabo no sólo tareas de diseño sino también de desarrollo y mantenimiento. Lo más interesante de este software es que incluye herramientas para crear e-comerce (o e-business, son formas de comercio electrónico) y soporte para SEO (Search Engine Optimization), el proceso para mejorar la visibilidad de tu página web y hacer que aparezca en una buena posición en diferentes motores de búsqueda como Google o Yahoo!  CoffeeCup HTML Editor es una alternativa de bajo precio muy competitiva. Hace un gran trabajo para incluir todas las funcionalidades que pueda necesitar un programador en cada actualización. Además, una vez adquieres el programa, las actualizaciones son gratis de por vida. Contiene muchos gráficos y plantillas para ayudarte en el diseño de tu página, y fue votado como el mejor editor HTML de 2010 por los lectores de la revista digital About.com. Puedes probarlo con esta versión trial, aunque se ve bastante limitada en relación con el software completo. Gratuitos: 

Komodo Edit es el mejor editor gratuito de lenguaje XML, pero también hace un buen trabajo con HTML y CSS y está preparado para trabajar con muchos otros lenguajes. Lo mejor de este programa es que permite funciones bastante avanzadas similares a los editores de pago, pero gratis. NetBeans está desarrollado en JAVA y proporciona ayuda básica para crear aplicaciones web rigurosas. Se trata de un IDE, un entorno de desarrollo para escribir y ejecutar programas. Esto hace que no trabaje como suelen hacerlo el resto de editores, pero es una herramienta muy poderosa para el diseño de aplicaciones. Nvu es un entorno para edición de páginas web similar al citado Dreamweaver. Compila una serie de características que lo convierten en una alternativa gratuita muy popular. Uno de los aspectos más innovadores de Nvu es que genera páginas con un código fuente bastante limpio, con lo esencial para que nuestras páginas no pesen mucho y se consulten de forma ágil.


Todos estos programas pertenecen a la corriente que pretende automatizar el proceso de codificación y escritura de una página web, por lo que son, en gran medida, fáciles de utilizar. En general comparten un interfaz amigable y muchos recursos de ayuda para que el proceso de diseño de tu web sea ameno y sencillo. Al mismo tiempo, permiten una amplia variedad de combinaciones y posibilidades para que puedas personalizar tanto como quieras el diseño de tu portal. Con el diseño de tu página en marcha, el siguiente paso será contratar el alojamiento para la web. En el siguiente artículo se ahondará en las cuestiones más importantes que afectan a esta tarea, parte esencial del proceso de creación de tu propio sitio web.

CREAR UN SITIO WEB  

PASOS BASICOS PARA CREAR UN SITIO EN LA WEB

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you