Page 1

Pontificia Universidad Javeriana Patrimonio y Políticas Culturales en Colombia Jaime Andrés Gutiérrez Mahecha

Departamento de Antropología Héctor García Botero Martes 21 de Mayo de 2013

Paisaje Cultural Cafetero representación y discurso frente a la realidad de los cafeteros colombiana 1) Introducción: El Paisaje Cultural Cafetero (PCC) se ubica en la zona que comprenden los departamentos de Caldas, Quindío, Risaralda y el Valle del Cauca en la República de Colombia. En el documento oficial que se encuentra en la página de la UNESCO, aparecen referenciadas seis zonas: la zona A comprende los municipios de Río Sucio y Supia en el departamento de Caldas; la zona B se ubica en el municipio de Quinchía departamento de Risaralda; la zona C se encuentra en los municipios de Aguadas, Chinchiná, Neira, Palestina, Pácora, Salamina y Villamaría en el departamento de Caldas; la zona D comprendida en las zonas municipales de Armenia, Calarcá, Circasia, Córdoba, Finlandia, Génova, Montenegro, Pijao, Qimbaya y salento en el departamento del Quindío, las zonas rurales de Pereira en el departamento de Risaralda y los municipios de Alcalá, Ulloa, Caicedonia y Sevilla en el departamento del Valle del Cauca; la Zona E en la parte rural de los municipios de Trujillo y Ríofrio departamento del Valle del Cauca y la zona F que comprende la zona rural de los municipios de Anzerma y Belalcázar y los municipios de Apía, Balboa, Belén de Umbría, La Celia y Santuario en el departamento de Risaralda, San José departamento de Caldas, y los municipios de Ansermanuevo, El Águila, et El Cairo, departamento del Valle del Cauca (ICOMOS, 2011). El documento destaca en la descripción inicial que son paisajes que se han formado a los pies de las zonas montañosas de Colombia, superando dificultades geográficas para la siembra y producción de café, de igual modo señala que la arquitectura que puede observarse en la zona da un atractivo al paisaje mismo, al ser esta una mezcla entre la arquitectura que puede observarse en España y elementos propios de los habitantes de la región (ICOMOS, 2011, pág. 93). Igualmente en la página 94 del documento se muestran los factores que determinaron la escogencia de estas 6 zonas: 1. “El cultivo del café en la montaña. 2. El predominio de los cultivos de café 3. El Cultivo en las zonas de ladera (no siendo lo que quisieran las instituciones

oficiales) de interés ambiental 4. La disponibilidad de fuentes hídricas 1


5. La presencia de comités municipales de caficultores” (ICOMOS, 2011)

En el documento se señala que hay diferentes formas de cultivar el café, y que en las zonas se presentan varios, como lo es el tradicional en el que se dejan los cafetales cubiertos por arboles que les puedan brindar sombra, y aquellos que se introdujeron hacia la década de 1960 basados en cafetales sin sombra y con mayor uso de fertilizantes para atacar las plagas, esto se hizo porque disminuía los costos de producción, pero en los últimos años debido al alto precio que han adquirido los fertilizantes, se evidencia un retorno al cultivo tradicional de café (ICOMOS, 2011, pág. 94). A su vez se hace énfasis en cómo ha cambiado la manera en que se secaban los granos de café, utilizando hoy menos agua en el proceso y haciendo uso de maquinaria que permite despulpar el grano y dejarlo prácticamente listo para el secado en patios de cemento o en secadores que utilizan aire caliente (ICOMOS, 2011, pág. 95). Ahora bien para poder llegar a ser Patrimonio Mundial de la UNESCO en el año 2011, fue necesario la realización de una campaña, que ejerciera presión para la inscripción del paisaje cultural cafetero en la lista que evaluaría la UNESCO ese año; en la página web de patrimonio cafetero se destacan aspectos como la manera en que se produce el café –lo que se retoma en el documento que realiza el ICOMOS-, haciendo diferenciación entre los cultivos que se suelen hacer a sombra y aquellos al sol siendo una variable importante las características del terreno para escoger uno u otro método sumadas a las que se expusieron anteriormente (patrimoniocafetero.org, 2011). Por su parte en la página oficial del paisaje cultural cafetero, se muestra a los organismos que estaban y que están hoy encargados de su conservación y sostenibilidad, como el Ministerio de de Cultura, la Federación Nacional de Cafeteros, las Gobernaciones, las Corporaciones Regionales Autónomas y las siguientes universidades: la Universidad Nacional sede Manizales, la Universidad del Valle, la Universidad Tecnológica de Pereira, la Universidad Católica Popular de Risaralda, Universidad de Caldas, Universidad del Quindío, Universidad la Gran Colombia sede Armenia (PCC, 2012). Dicha conservación y sostenibilidad se encuentra respaldada por un plan de manejo del Paisaje Cultural Cafetero, que se compone de 6 puntos que señalan lo siguiente: “fomentar la competitividad de la actividad cafetera; promover el desarrollo de las comunidades cafeteras y su entorno; Conservar, revitalizar y promover el patrimonio cultural y articularlo al desarrollo regional; Fortalecer el capital social cafetero; Impulsar la integración y desarrollo regional y Apoyar la sostenibilidad productiva y ambiental del PCC” (PCC, Plan: Paisaje Cultural Cafetero 2012, 2013). Al ser Patrimonio Mundial el Estado Colombiano asumió la responsabilidad de cuidarlo y de preservarlo, entendiendo que ha cobrado una mayor importancia al mostrarse como un sitio que es único y complejo en su existencia. 2


Lo que tenemos ante nosotros es una zona de Colombia que ha basado su subsistencia en un producto agrícola hasta los últimos años, pero que a su vez se ha visto golpeada por los tratados de Libre Comercio implementados por los gobiernos en este siglo y la apertura económica de la década de los 90’s del siglo pasado -sumado a que se ha cambiado el eje de desarrollo del país a la extracción minera y la explotación de los recursos naturales-, se ha visto abandonada por los distintos gobiernos, desde el de Cesar Gaviria (1990-1994) hasta llegar al de Juan Manuel Santos (2010-2014). En este trabajo no estoy planteando a la ligera que exista un abandono hacia los caficultores y hacia el café, esto lo afirmo con base en que hoy en día Colombia importe entre el 75 y el 90% del café que se consume, y que desde que se cayó en 1989 el pacto del café –esto por voluntad del gobierno de los Estados Unidospasó de producir 18 millones anuales a 8 millones de sacos en la actualidad (Sarmiento, 2013) (ElEspectador.com, 2013). Los documentos y páginas oficiales refieren a que es el sustento de la región, a la importancia de los cultivos de ladera, a cómo ha sido la tenacidad de los pobladores de la región lo que les permitió asentarse en estas zonas y prosperar, pero se ignora que el cultivo del café en Colombia no es lo que era antes. Más allá de esa zona que el gobierno se ha comprometido a preservar e incluso en esa zona, se encuentran familias que están casi que en la quiebra y que tuvieron que ir un Paro Nacional para forzar al gobierno a subsidiar a la caficultura colombiana. Lo que se pretende es demostrar que si bien existen estas familias que nos muestran los documentos de la UNESCO y de las páginas oficiales en Colombia, no están en las mejores condiciones, no es lo mismo vivir del turismo que vivir de la agricultura. Mantenerse fieles a la representación del PCC y de su gente trae consigo complejidades porque cambia el estilo de vida de una forma de ganarse la vida a otra. 1 2) crítica de la representación oficial: Cuando se habla del valor principal de la manifestación de este patrimonio, hay que tener en cuenta algunos aspectos como, la magnificencia del Paisaje Cultural Cafetero y la tenacidad de los campesinos para poder cultivar en zonas de ladera y llevar siglo y medio poblando esta zona. El documento del ICOMOS entre otros puntos señala lo siguiente: 1. Es un ejemplo excepcional de adaptación del ser humano a condiciones

geográficas difíciles, logrando cultivar café en las zonas de ladera. 2. El esfuerzo humano, familiar y generacional de los productores de café y el

apoyo permanente de sus instituciones son un ejemplo excepcional de la acción colectiva para superar una conjetura económica difícil y para sobrevivir en este duro y aislado paisaje. 1 Interpretación de las palabras del profesor Héctor García Botero en la clase Patrimonio y Políticas Culturales en Colombia, de la Pontificia Universidad Javeriana, en la sesión XIII del día 23 de abril del 2013.

3


3. Todo esto ha llevado a la creación de un sistema productivo que ha

demostrado ser sostenible tanto económica como social y ambiental, a pesar del precio cíclico inherente de la caficultura. 4. La vida y la esencia de la región giran en torno al café, que generó muchas

manifestaciones culturales que van desde el ámbito musical hasta el de la gastronomía, siendo transmitidas de generación en generación. El café también ha influenciado los asentamientos humanos y la arquitectura de los centros urbanos. 5. El Paisaje Cultural del Café (CPC) despliega una variedad de valores culturales

únicos en lo que es el contexto global. Dichos valores son el reflejo de la estrecha relación entre el hombre y la naturaleza en la producción de café de alta calidad en medio de los desafíos y las oportunidades creadas por las empinadas laderas de los Andes colombianos. (ICOMOS, 2011, pág. 97 y 98) Estos puntos son los que señala el Estado –en el documento no refieren a un gobierno sino al Estado- miembro a la UNESCO y en el documento se les retoma para hablar del por qué debería ser considerado como un patrimonio mundial. La posición del Icomos es que se debe ser más claro en la justificación dada por parte del Estado, que hay que delimitar más las áreas propuestas para el Paisaje Cultural Cafetero, por lo que en un principio se proponen varias zonas en la cuales hay varios municipios pero en algunos no se señala concretamente como estos contribuyen a esos valores universales y excepcionales que se encuentran en este lugar, el ICOMOS no dice que estas zonas no sean las correctas, sino que los documentos deben ser más específicos en su argumentación. Para el Icomos la representación debe ser más elaborada, el gobierno tiene que revisar algunos aspectos, pero hace la salvedad que la visita a la zona por parte de los observadores es de vital importancia para comprobar que lo dicho en los informes es verdad (ICOMOS, 2011). Los puntos presentados por el gobierno en su documento, muestran una imagen estática y no cambiante de la zona cafetera de Colombia y del PCC, con afirmaciones como las del sistema productivo que es sostenible –negando las crisis pasadas y actuales-, o El esfuerzo humano, familiar y generacional de los productores de café, que si bien es cierto, se muestra como algo natural y no como el resultado en ocasiones de crisis económicas, de crisis ambientales, del abandono por parte del Estado –políticas como la apertura económica, el pasar de producir cafés consumidos en todo el mundo a los llamados cafés especiales- y de esas instituciones cafeteras que ahí se defienden. Ahora bien sumado a lo que referencia el Icomos sobre la información suministrada por el gobierno, hay que decir que en aquel entonces el gobierno estaba en cabeza presidente Álvaro Uribe Vélez, con el ministerio de cultura y la federación nacional de cafeteros realizó un documento llamado Paisaje Cultural Cafetero de Colombia Plan de Gestión 2009, el cual reposa en la página de la UNESCO. En este documento 4


se hace referencia a elementos a la cultura del PCC, como la caracterización de aquellas personas que colonizaron los territorios del PCC: el arriero que con su mula y su machete recorrió y se abrió camino para sembrar café y establecer su vivienda, el tradicional yipao en el que se transportaba el café y la imagen de Juan Valdez como el símbolo de los caficultores colombianos (Culture, 2009, pág. 17). Este manuscrito es la base del documento que trabaja el ICOMOS, es el informe del cuál parte y por lo tanto no se refiere sólo a los valores del PCC , que comprenden las primeras 28 páginas del documento, sino que también hace un recuento por las instituciones que están vinculadas al proceso y el marco legal colombiano que enmarca la iniciativa, desde la ley general de cultura hasta la Constitución Política de Colombia. Igualmente lo que plantea el documento es afianzarse en la imagen de un pasado que quiere transportarse al presente, se congela la imagen del PCC en el arriero con la mula y no se entiende que si bien son la base y el punto de partida, hoy no viven en las mismas condiciones económicas y sociales de comienzos de finales del siglo XIX. Como señalaba antes se puede observar que la representación oficial apunta a mostrar los valores de los cafeteros y como la comunión entre naturaleza y la estructura social, ha generado dinámicas culturales que identifican a la zona y a los descendientes de aquellas personas que a mediados del siglo XIX hicieron parte de la colonización antioqueña. Y se rescata que hoy en día las zonas del paisaje cultural cafetero permiten a las familias subsistir, tanto así que el documento del gobierno señala cerca del 17% del empleo en el sector agrícola se deriva del cultivo del café (Culture, 2009, pág. 13), pero esta cifra se contrapone con la realidad que se ha vivido en la región desde los años 90 del siglo pasado, con 3 crisis cafeteras de por medio, con disminución en la producción y con la importación del total del café que consumimos entre un 70 y 90% . La tenacidad de los caficultores es de rescatar, después de todo sobrevivir del café sabiendo que no hay condiciones ni respaldo por parte del gobierno es muy complejo. La tenacidad no es señalar que eso es el principal signo de la cultura cafetera, y que por eso debería ser patrimonio mundial de la UNESCO, porque de hacerlo de este modo se mostraría que la tenacidad es algo natural, que es inherente a las personas de la región, y no es el resultado de condiciones materiales concretas, aunque para aclarar las cosas y diferenciar ambas posiciones se podría contraponer la tenacidad como la concibe el documento, al trabajo de los cafeteros, posición que se presenta en este escrito. Esta representación que se muestra en los documentos oficiales, tiene un enfoque que apunta hacia el turismo, a mostrar una imagen de Colombia como el país que produce café y que tiene unos campesinos que desde hace más de 100 años se han dedicado a una actividad y que hoy en día no han cambiado mucho, como si se pretendiera reemplazar con turismo al cultivo del café. Incluso el documento del gobierno señala que de los recursos que les queden por el ecoturismo podrán hacer 5


uso para el mantenimiento de las granjas (Culture, 2009, pág. 50), la pregunta que surge es si el turismo deja los recursos necesarios para sostener la cadena productiva y además si con este ecoturismo no se les deja acaso como congelados en el tiempo, al margen de las dinámicas históricas, económicas y políticas. Y la representación que se quiere mostrar no está sólo en palabras, en el documento de ICOMOS hay varias fotografías, como las que aparecen al final de la sección del PCC: la primera es una granja ubicada en medio de una ladera que busca demostrar la adaptación al medio ambiente y el dominio de la zona que han logrado los cafeteros a lo largo de siglo y medio; la segunda es una imagen de las caficultoras que trabajan en el proceso de producción, intentando mostrar con esto que hay trabajo en la región y que por ello se le puede llamar auto-sostenible y las últimas imágenes muestran una casa tradicional del PCC, evidenciando ese estilo arquitectónico clásico de la región, cómo si el tiempo no hubiera pasado y como si se quisiera mostrar a los extranjeros el pasado y que ellos pudieran vivirlo sumiendo a las personas. Hay intereses concretos en preservar el PCC con estos factores de la arquitectura decimonónica, las granjas con el arriero y su mula, los cafeteros que se muestran pujantes, etc.… por una parte se busca preservarlos para fomentar el tema de la inversión extranjera en cuanto al turismo y por la otra hay un interés vital que viene de la comunidad, que encuentra el convertirse en Patrimonio una medida para evitar que la minería –representada por la locomotora minero energética- arrase con la zona en la cual viven. Por una parte se encuentran los dos motivos expuestos en el anterior párrafo, pero a su vez cuando el gobierno sostiene que el PCC se debe preservar porque es la muestra de más de 100 años de adaptación y esto ha permitido configurar una cultura propia de la región, entonces pareciera que el paisaje cafetero se configura y existe per se, como si buscara ocultar algo, como si se quisiera mostrar una imagen al mundo que fuera mercantilizable. Por motivos como los antes enunciados es que hablo de lo que se puede denominar como la Fetichización del Paisaje Cultural Cafetero, al ocultar lo que sucede en la región en cuanto a la situación económica de los caficultores; son cafeteros que trabajan y que no le están ganando a lo que cultivan, las ganancias que pueda producir el café se las ganan otros y no ellos, podríamos citar por ejemplo a la Federación Nacional Cafeteros que hoy en día se dedica a vivir de los cafeteros y no del café –suena paradójico, pero no es lo mismo vivir del trabajo como cafetero, que vivir del trabajo de los cafeteros-. La representación oficial deja de lado la situación de los caficultores, la ignora por completo y se queda en una imagen de lo bello que son los cafetales y del campesino como el arriero que ha luchado por cultivar la zona y que tal parece ya la ha dominado y ahora nada se le interpone en su labor. Cuando lo importante sería ver 6


cómo es que hoy los caficultores intentan trabajar por mantener este paisaje, por que exista de esa manera. Sería diferente si el objetivo del Paisaje Cultural Cafetero fuera el de fortalecer la caficultura Colombiana y en torno al mismo se ideara una política pública del sector cafetero, porque con el argumento que esto es un asunto de la cultura, no se pueden ignorar las implicaciones económicas, si se consideran la esfera de la cultura y la de la economía por separado se comete un error. Las esferas antes mencionadas se encuentran interrelacionadas, ni todo es parte de la esfera de la cultura, ni de la esfera de la economía, debe mirarse los entrecruzamientos que se dan. La economía es una variable importante para entender la realidad, y es claro que sin dinero para mantener el paisaje cafetero y si una política pública orientada al sector cafetero, no va a ser posible mantener unas dinámicas de producción y con ello determinadas dinámicas sociales, pero la esfera cultural igualmente tiene implicaciones importantes en la vida social de las personas, después de todo el desarrollo cultural de los pueblos muestra los avances que los mismos han tenido a lo largo de la historia. La cultura cafetera o la cultura de aquellos que se dedican al cultivo del café, sus prácticas, sus representaciones, son producto de un sistema de producción y de una actividad económica, pero a su vez esa cultura es la que ha permitido reproducir dicho modelo de producción. Cultivar el café de determinadas formas, tener practicas para la recolección, la división del trabajo que se puede llegar a presentar, las formas de ser que pueden tener los habitantes de la región, son expresiones de la cultura que socialmente se ha construido y tienen implicaciones en la economía, porque nadie puede negar que la forma de cultivar va a repercutir en la producción o que la división del trabajo tiene implicaciones en los ingresos de las familias o persona, por ello es que no pueden considerarse ambas esferas por separado, sino en interrelación constante. Partiendo de las cosas expuestas anteriormente, la representación debería apuntar a mostrar qué hace posible el PCC, en este caso la gente, y qué sucede con esa gente, ¿por qué si existe el PCC y se supone que está muy bien, los cafeteros de Colombia tuvieron que irse a Paro a comienzos de este año? ¿Cómo el gobierno se compromete a preservar y sostener el PCC si con las políticas de libre comercio acaba con el agro colombiano? ¿Por qué se muestra el trabajo de los cafeteros como lo principal del PCC si su objetivo central es el turismo? ¿Por qué los gobiernos hicieron una representación romántica e idealista que se alejaba de la realidad material de los cafeteros que estuvieron en paro? Son algunas preguntas que surgen hacia la representación oficial y hacia lo que esta busca defender y que se contrapone con la posición política que adopta este trabajo, pero sobre lo concerniente al posicionamiento político volveré en la parte cuatro del trabajo. 3) Proyecto de intervención:

7


Partiendo del hecho que se busca hacer una representación con una intención política para mostrar la realidad de los caficultores colombianos, la idea del proceso de producción es presentar el paisaje cultural cafetero, evidenciar que lo han vendido de una forma, señalando que detrás de eso que se convirtió en patrimonio para la UNESCO, hay algo más, hay unas personas que siembran, que cultivan, que recogen, que cuidan los cafetales, que dependen del café para obtener su sustento diario, y que en los últimos años así exista el paisaje cultural cafetero como patrimonio, estas personas han tenido que endeudarse para poder sacar adelante sus cosechas y incurriendo en pérdidas debido a los precios de la carga del café en la bolsa de Nueva York . El proyecto de instalación tiene dos componentes centrales. El primero son las fotografías oficiales del Paisaje Cultural Cafetero, con los textos explicativos de lo qué es el Paisaje Cultural Cafetero tal y como es definido en la página oficial, y las imágenes del Paro Nacional Cafetero de este año 2013, también con los respectivos textos explicativos de por qué los cafeteros se fueron a paro. El segundo elemento es el audio de la representación oficial del Paisaje Cultural Cafetero y un audio de un cubrimiento que se hizo del Paro Nacional Cafetero en el que salen varios testimonios de los cafeteros que protestaron. Las fotografías se ubicarían en un fondo de papel cuyo color principal va a ser el café, con visos de verde. El sentido de utilizar el papel de color café es para mostrar de alguna forma la crisis, y lo verde sería lo que hoy en día ha sobrevivido a la crisis. Entre las fotografías de la representación oficial se encuentran: la imagen que celebra la inclusión del PCC en la lista del patrimonio mundial, la segunda es la imagen oficial del PCC, la tercera y la cuarta son los símbolos y los significados de los elementos que componen el PCC, estas cuatro primeras imágenes mostrarían como se ve el PCC, qué le quieren comunicar a la gente para que sea atractivo y quieran visitarlo. Luego se ubicarían las imágenes que muestran por una parte el arriero con su mula, reflejando la pujanza de los habitantes de la zona que resalta la representación oficial; las fotos de las casas y haciendas cafeteras que muestran esa arquitectura típica de la zona y en las cuales los turistas se puedan quedar; y las imágenes que muestran el PCC como un lugar a visitar, un lugar a visitar, imágenes que hacen uso de tazas de café, como si con esto se dijera que consumir el paisaje cultural cafetero fuese consumir café. Las imágenes del Paro nacional cafetero van enfocadas a mostrar las consignas de los cafeteros, y a mostrar que los cafeteros estuvieron en las calles defendiendo lo que producen y exigiéndole garantías al gobierno nacional para la producción. A la par de dichas imágenes hay unas que no son de las movilizaciones sino que son imágenes de apoyo al paro, es mostrar que se generaron imágenes externas para que se acompañara la cusa cafetera, desde un Juan Valdez y una conchita parodiando a 8


Juan Manuel Santos, hasta un cafetero con su mula –la imagen se muestra como si hubiera sido hecha en plastilina- que salen con letreros de Paro. Tenemos entonces por una parte las imágenes que muestran la representación oficial y que defienden, el tema de una cultura, de una arquitectura, de ser un lugar que sería interesante visitar y por otra parte aquellas imágenes que reflejan una problemática social que tuvo su máxima expresión en las vías de hecho como lo es un paro que bloqueó vías y detuvo la actividad en algunas poblaciones, para generar un impacto en el pueblo colombiano. Los audios cabe decir que originalmente son vídeos, pero en medio del juego de sentidos he preferido que sólo sean audios para que de esta forma la gente pueda hacer una relación entre lo que escucha y las fotografías que observa pegadas en el fondo café y verde. El primer audio es el que fue presentado ante la UNESCO, para mostrar las bondades del PCC y los valores que este representaba y el por qué debía ser considerado como Patrimonio Mundial, mientras que el segundo es un audio que refleja el sentir de los cafeteros y sus exigencias. Ahora bien cuando se habla de la forma en que el usuario interactúe con el montaje, principalmente es el hecho que haga una asociación de aquello que ve con aquello que escucha, que al final de haber visto y escuchado todo pueda tomar una determinación sobre lo que es el PCC, que no se quede solamente en la imagen oficial, sino que tenga presente lo que existe detrás del PCC, lo que de cierta forma se intenta ocultar y termina fetichizando al paisaje cultural cafetero, porque al consumirlo se están ignorando las relaciones de producción que permiten que exista. El proceso de instalación consiste en montar en la esquina de un cuarto el fondo de papel café y verde, el motivo de ser una esquina es para que se puedan ver las fotos en dos espacios diferentes, que se vea que existen dos posiciones, la oficial y la que estoy mostrando y que están en dos orillas distintas. Luego se distribuirían las fotografías en el fondo de papel café y verde junto con las pequeñas notas explicativas, y el sonido saldría a través de unos parlantes que se ubicarían a cada uno de los lados, son parlantes porque lo ideal es que todos puedan escuchar. De ser una sola muestra lo ideal sería que al finalizar la gente pudiera escoger una de las fotografías y se la llevara, viendo de esta forma qué es lo que entiende o quiso entender por el paisaje cultural cafetero. 3.2) ensayo del montaje Este ensayo del montaje, se realizó con materiales de bajo costo como papel craft, papel crepe, fotos impresas a blanco y negro en hoja blanca, ya que al ser la prueba del montaje, debía fijarme si había errores o si el montaje no cumplía con las expectativas expuestas en el documento, ya con las imágenes se puede observar que el montaje se inclina hacia lo planteado y en el definitivo, ya se considerarán otros

9


materiales como el tipo de papel utilizado y las fotografías a color y en un mejor papel, junto con los pequeños cuadros de texto. Imagen 1) papeles craft en la pared

Imagen 2) papel craft con el papel crepe café encima

Imagen 3) montaje con los visos de papel crepe verde sobre el fondo café

10


Imagen 4) montaje con los visos de papel crepe verde sobre el fondo cafĂŠ, vista de las dos paredes

Imagen 5) pared con las fotografĂ­as del paro cafetero

11


Imagen 6) fotografĂ­as centrales del paro cafetero

12


Imagen 7) pared con fotograf铆as de la representaci贸n oficial de Paisaje Cultural cafetero

Imagen 8) fotograf铆as centrales de la representaci贸n oficial del Paisaje Cultural Cafetero

13


Imagen 9) fotografía del montaje total con vista principal de la pared en la que se encuentra la representación oficial del Paisa Cultural Cafetero

Imagen 10) fotografía del montaje total con vista principal de la pared en la que se encuentran las fotografías del Paro Cafetero

14


4) Conclusiones: Al finalizar el segundo punto señalaba que debe hacerse explicita la intención política de una representación, en esa medida el patrimonio debería ser expuesto de forma tal que muestra la manifestación cultural y natural, pero que también visibilice a aquellos que permiten que eso sea así, a las familias que trabajan para que exista se mantenga como ha sido o para que se adapte a las dinámicas actuales. Si el patrimonio se divulga como algo turístico pues entonces que se haga la relación concreta con el consumo cultural, y que no se relacione con el ministerio de cultura sino con el que directamente debe tratar esos asuntos: el ministerio de comercio, industria y turismo. El patrimonio cultural puede contarse como lo que recrea y lo que significa y el por qué llegó a ser patrimonio, y es una forma que se acopla a lo que muestran los museos, que parecen ser imágenes estáticas, que congelan en el tiempo las cosas y las abstraen de sus contextos, pero si se trae el contexto de producción y se le da importancia ya se da un avance. Evidenciar las relaciones sociales y de producción de la manifestación cultural permite mostrar a la gente, que el patrimonio no existe per ser y que no ha estado siempre ahí, sino que nació en un contexto histórico y se ha desenvuelto a lo largo del tiempo en un contexto determinado, el cual puede variar según las condiciones concretas de la época, y que en ese contexto histórico hay unas personas que con las distintas labores que puedan desempeñar, han sido de vital importancia para lograr que la representación sea de una forma u otra, para que se mantengan los cafetales, o que el carnaval de barranquilla o el de blancos y negros mantengan su ambiente y su dinámica, que las procesiones de Popayán mantengan esa imagen de época de la colonia y que se salga con determinadas estatuas a dichas procesiones o que se evidencie que las murallas de Cartagena existen hoy porque fueron hechas por esclavos y que tenían una misión determinada en su época, etc… Anexos: Imágenes de la representación oficial del PCC

15


16


17


18


Imรกgenes del Paro Nacional Cafetero

19


20


21


Audio (vídeo) de promoción del Paisaje Cultura Cafetero: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=_8Iw_KyVCvY de la federación nacional de cafeteros

vídeo

Audio (vídeo) de cubrimiento del paro nacional cafetero http://www.youtube.com/watch?v=ciBB8vKk204

22


Bibliografía: Cafetero, P. (2011). Historia. Obtenido de http://www.patrimoniocafetero.org/historia.html

Patrimoniocafetero.org:

Culture, M. o. (2009). COFFEE CULTURAL LANDSCAPE -PAISAJE CULTURAL CAFETERO. Bogotá. ElEspectador.com. (27 de Febrero de 2013). De la bonanza a la crisis, un siglo de economía cafetera. Obtenido de El Espectador.com: http://www.elespectador.com/noticias/nacional/articulo-407222-debonanza-crisis-un-siglo-de-economia-cafetera ICOMOS. (Junio de 2011). Évaluations des propositions d'inscription de biens culturels et mixtes sur la Liste du patrimoine mondial . Obtenido de UNESCO : http://whc.unesco.org/archive/2011/whc11-35com-inf.8B1f.pdf PCC. (2012). Entidades Relacionadas. Obtenido de Paisaje Cultural Cafetero: http://paisajeculturalcafetero.org.co/contenido/entidades-relacionadas PCC. (28 de Enero de 2013). Plan: Paisaje Cultural Cafetero 2012. Obtenido de Paisaje Cultural Cafetero: http://paisajeculturalcafetero.org.co/static/files/indicadores.pdf Sarmiento, E. (2 de Marzo de 2013). La Crisis Cafetera. Obtenido de El Espectador.com: http://www.elespectador.com/opinion/columna-407945crisis-cafetera

23


24

Patrimonio recreado vii  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you