Page 3

IOS MODELOS INSTITUCIONALES E N J U E G O y el P a r o P o l i t é c n i c o Andrés Rosero E. Los modelos institucionales enfrentados: lo que estuvo y continúa en disputa. El Paro fue un hito importante en la vida democrática de la EPN, pero sus causas van más allá de su co­ yuntura e influyen fuertemente tras ella. Hoy, las contradicciones entre dos perspectivas distintas sobre el quehacer universitario, sólo se de­ senvuelven en otro contexto. ¿Empresita tercermundista o Comunidad Universitaria? Lo que estuvo en juego durante el Paro, en primer lugar, fue el mode­ lo de Universidad. De un lado, el modelo privatizador-mercantilista impuesto en la EPN que buscó readecuar la Universidad al interés ac­ tual del gran capital en la era de la globalización neoliberal; esto es, en último término, debilitar el desa­ rrollo científico-tecnológico en la Escuela para acrecentar la depen­ dencia del Ecuador. Ese proyecto encontró a un grupo ejecutor inter­ no que se funcionalizó al interés transnacional a cambio de partici­ par en sus beneficios. En contra de la ofensiva privatizadora, se levantó la propuesta de rescatar la Escuela en tanto Uni­ versidad pública con sus tradicio­ nes de excelencia académica y co­ mo primera Universidad técnica del país. Retomar la esencia de la Uni­ versidad al rearticular la docencia, la investigación y la extensión. Rei­ vindicar la Politécnica como Comu­ nidad Universitaria real y no virtual, participante en la creación y difu­ sión de la ciencia y tecnología, for-

madora de profesionales como se­ res humanos integrales, críticos, creativos y comprometidos con su realidad. ¿Universidad dependiente o excelencia académica? En segundo lugar, el modelo apli­ cado buscó rebajar el quehacer institucional a la mera capacitación en el manejo tecnológico, descar­ tando en los hechos la posibilidad de creación y desarrollo de la cien­ cia y la tecnología, mas allá de la retórica de priorizar la investigación científica. Con ello, el nivel acadé­ mico sufrió un deterioro inevitable (por ejemplo con el recorte en las Ciencias Básicas), coherente ade­ más con los esfuerzos fenicios. En contraste, el Paro se planteó el cambio del Estatuto y la Reforma Politécnica a fin de retomar el obje­ tivo de la excelencia académica, para sustentar la posibilidad de la participación de la Escuela en el

... esto es, en último término debilitar el desarrollo científico-tecnológico en la Escuela para acrecentar la dependencia del Ecuador. Ese proyecto encontró a un grupo ejecutor interno que se funcionalizó al interés transnacional a cambio de participar en sus beneficios.

proceso de elaboración y transmi­ sión de conocimientos científicotecnológicos. ¿Venta de servicios a clientes en el mercado educativo o proceso educativo integral? El modelo privatizador-mercantilista pretendió instaurar un proyecto educativo “empresarial”, con la ga­ nancia como eje central. En esta vi­ sión se practica un grosero reduccionismo economicista pues trata como “cliente” al estudiante, lo res­ tringe al unidimensional homo oeconomicus típico del neoliberalis­ mo. Las posiciones progresistas difie­ ren en la concepción del proceso de enseñanza-aprendizaje y del sujeto del mismo. Reivindican con Martí que “educar es formar hom­ bres [y mujeres] para la vida”, con toda la ¡ntegralidad de dicha enco­ mienda que obviamente trasciende la mera capacitación profesional, el adoctrinamiento dogmático, la pro­ gramación de robots, el adiestra­ miento de animales y/o la domesti­ cación. Significa reconocer la hu­ manidad de los estudiantes (en contra de su cosificación), su capa­ cidad crítica (en contra de la ins­ trucción mecanicista y represiva), su potencial como sujetos de un proceso de aprendizaje conjunto que es de ida y vuelta (en contra del tratamiento como objetos y la minusvaloración que reciben). Sig­ nifica reconocer la necesidad de la formación de seres humanos inte­ grales que, junto a habilidades y destrezas específicas, desarrollan el cúmulo de sus potencialidades con conciencia crítica y en base de compromisos concretos con su Presencia

3

2003 enero no47