Page 11

ración y descordinación entre las funciones de docencia, investiga­ ción y extensión, ausencia de eva­ luación institucional y políticas de mejoramiento continuo, larga dura­ ción de las carreras, rigidez de los planes y programas de estudio, débil relación con el sector produc­ tivo, falta de sistemas y redes de información, centralismo y burocratización. Los principios universi­ tarios sobre los que se sustenta la propuesta son: la autonomía, el cogobierno, la libertad de cátedra y de investigación, el pluralismo, el compromiso social y la rendición de cuentas. Los lineamientos con­ siderados para la reestructuración de la EPN contemplan una estruc­ tura organizativa que debe “reflejar las grandes disciplinas de conoci­ miento; coordinar las áreas afines; fortalecer la investigación, la do­ cencia y la extensión. No debe ha­ ber más de un departamento por cada área del conocimiento; se tie­ ne que facilitar la creación de nue­ vas carreras, su flexibilidad y la ac­ tualización de los programas de estudio; cada carrera debe tener el soporte académico de por lo me­ nos un departamento; todas las carreras tienen que estar adscritas a una facultad o instituto; no existi­ rán carreras administradas como proyectos o por CTT's; habrá una sola política de ingreso y de matrí­ cula diferenciada”. Para el tema Formación de tecnólogos en la Politécnica hubo la ponencia: Relación Ciencia-Tecnología: Su incidencia en la formación de profesionales de la Escuela Poli­ técnica Nacional, del Ing. Jorge Loza Cedeño, Departamento de Adaptación y Transferencia de Tecnología; en ella se presenta pri­ mero una reflexión sobre el proce­ so de globalización y el rol de la tecnología en el mismo; luego se analizan y confrontan los concep­ tos de ciencia y tecnología, sus componentes y categorías y se evidencia la inexistencia de una lí­ nea divisoria exacta entre ellas; son, escribe, “dos esferas de una misma realidad, íntimamente rela­ cionadas sí, pero distintas”; de allí deduce que “es la dosificación y el enfoque que puedan tener cada

una de ellas en un producto final, lo que determinará la identidad del perfil profesional ingeniero o tecnólogo”. Consecuentemente se hace necesario un análisis serio de los requerimientos del país en cuento a los dos tipos de profesio­ nales, ingenieros y tecnólogos, que forma la Politécnica para defi­ nir perfiles adecuados, determinar programas de estudios que guar­ den coherencia con esos perfiles y decidir sobre el futuro de los mis­ mos. Para el tema Formación básica de nuestros profesionales, hubo la ponencia: La formación del ingeniero en ciencias básicas (matemática, fí­ sica y química), del Ing. Antonio Calderón, Departamento de Elec­ trónica, que señala que de acuer­ do a los “Criteria For Accrediting Programs in Engineering In The United States” (1997-1998) del Ac­ creditation Board for Engineering and Technology, la formación del ingeniero comprende las áreas de matemática y ciencias básicas, hu­ manidades y ciencias sociales, te­ mas de ingeniería que incluyen: ciencias como tal y diseño y otros cursos complementarios; otros elementos del currículo son: labo­ ratorios, computación, estadística y probabilidades, expresión oral y escrita, comprensión de las consi­ deraciones éticas, sociales, eco­ nómicas, legales y de seguridad en la práctica de la ingeniería. Menciona asimismo otros docu­ mentos sobre el tema, en los que hay una coincidencia en cuanto a afirmar la importancia que tienen las ciencias básicas en la forma­ ción del ingeniero y a sostener que la formación en ciencias básicas es común a las ingenierías más di­ versas, sin perjuicio de que, según las necesidades, puedan aumen­ tarse los créditos u orientarse de diversas formas.

CONCLUSIONES Las principales conclusiones de la reunió plenaria fueron: • Los pilares de la EPN deben con­ tinuar siendo: la excelencia aca­ démica, el servicio a la sociedad, la formación en valores y la parti­ cipación democrática • Los principios universitarios que deben regir la institución son: la autonomía, el cogobierno, la li­ bertad de cátedra y de investiga­ ción, el pluralismo, el compromi­ so social, la rendición de cuentas, el libre ingreso y la gratuidad de la enseñanza • El eje no solo institucional sino nacional de la política de educa­ ción debe ser la investigación; pero esa investigación debe tener usuario, y él debe dar la directriz • La organización de la EPN debe ser por grandes disciplinas del conocimiento • La formación profesional debe te­ ner una planificación curricular continua, alimentada por un diag­ nóstico permanente del medio y llevada con una práctica de dise­ ño profesional • La evaluación continua debe ser parte del rendimiento de cuentas • En cuanto a la formación de tec­ nólogos, la EPN debe continuar formándolos pero es necesario definir adecuadamente los perfi­ les profesionales y dar posibilidad y mecanismos a estos profesio­ nales para continuar su forma­ ción más adelante • Con respecto a la formación bási­ ca, la EPN debe tener una políti­ ca institucional única de un pro­ ceso de admisión, un propedéutico común de formación hacia la universidad, una formación bási­ ca integral común, adecuada­ mente definida en base a unos perfiles profesionales bien deter­ minados.

Estas ponencias y algunas otras más puntuales fueron ampliamen­ te discutidas en cada uno de los grupos y de esas discusiones se obtuvieron criterios consensuados que fueron expuestos finalmente en una plenaria.

Presencia 11

2003 enero no47  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you