Page 1

ORGANO DE DIFUSION DE LA ASOCIACION DE DOCENTES Y PARADOCENTES DE LA ESCUELA POLITECNICA NACIONAL

presencia año XXI N» 33 agosto 1998

CONSEJO DE REDACCION Carlos Páez Pérez Petronio Espinosa Ramón Jorge Loza Cedeño Miguel Merino Serrano

edctoníaí CONTENIDO

•*

Perspectivas del país en el próximo gobierno Planificación y aprovechamiento de los postgrados de los profesores Calidad y evaluación en la educación superior Reestructuración: hacia dónde ir? Problemas y propuestas: hablan los candidatos A que dedican su tiempo los profesores Noticias de la ADEPON

Sin duda la Politécnica atraviesa por uno de los momentos más críticos en su larga historia, signado por un pesado déficit presupuestario y por circunstancias de inestabilidad institucional. La realización de la Asamblea Politécnica para resolver sobre los informes del Rector y Vicerrector y su desenlace en la renuncia de las máximas autoridades y en el proceso electoral que se avecina, así como en unas nuevas jornadas de reestructuración, son hechos muy significativos que merecen análisis más profundos. La ADEPON quiere contribuir en ese sentido y con su periódico pretende abrir un espacio amplio y democrático de confrontación de tesis e ideas, en la perspectiva de ir forjando un nuevo rumbo para la Institución que rebase los límites actuales y nos proyecte al próximo siglo en el sitial que nos corresponde como la mejor universidad técnica del país.


i:;:;:*:;:

Y EVALUACION EN LA EDUCACION SUPERIOR Una de las reformas de la Nueva Constitución es la señalada en su Art. 79, que dice: “Para asegurar los objetivos de calidad, las instituciones de educación superior estarán obligadas a la rendición social de cuentas, para lo cual se establecerá un sistema autónomo de evaluación y acreditación, que funcionará en forma independiente, en cooperación y coordinación con el Consejo Nacional de Educación Superior”. La calidad y la evaluación se han convertido entonces en características fundamentales de la educación superior ecuatoriana.

2 Presencia

tida actualmente y son fre­ cuentes los congresos y se­ minarios dedicados a discu­ tir esta problemática. Inclu­ sive se ha llegado a afirmar que la calidad es el objetivo primordial de la reforma de la educación superior en América Latina2.

El actual CONUEP planteó también ya anteriormente la necesidad de establecer un Sistema de Evaluación y Acreditación Universitaria y el 3 de agosto de 1995 dio inicio a un proyecto para su organización1.

Los esfuerzos por mejorar la calidad tropiezan en los países periféricos con esco­ llos de carácter estructural y de financiamiento, por lo cual los organismos inter­ nacionales plantean la per­ tinencia de evaluar las uni­ versidades a donde diri­ girán sus recursos, en con­ sideración a la necesidad de optimizar su utilización3. Al respecto, es importante señalar que las críticas a las políticas neoliberales que tienden a disminuir el tamaño del estado y el fi­ nanciamiento a la educa­ ción superior enfrentan críti­ cas cada vez más severas, en vista de que los resulta­ dos empíricos muestran que los países que tuvieron los niveles más altos de de­ sarrollo fueron justamente aquellos en los que no se cumplieron estas premisas de los organismos de finan­ ciamiento internacionales. Un muy interesante análisis al respecto lo hace nada menos que el Vicepresiden­ te del Banco Mundial al analizar los resultados de las políticas aplicadas en los últimos años4.

En el ámbito internacional esta temática es muy discu-

Corresponde entonces a la Escuela Politécnica Nacio­

nal, como entidad pública dedicada al desarrollo de la ciencia y tecnología, asumir la responsabilidad de esta­ blecer en su seno estas ac­ tividades, las que con segu­ ridad en poco tiempo se convertirán en un requisito para acceder a programas de cooperación y a nuevas fuentes de financiamiento. El término calidad es muy conocido y generalmente se lo asocia a la satisfac­ ción de los clientes. Sin em­ bargo, es pertinenté el se­ ñalamiento que se hace a las concepciones que tien­ den a asimilar acríticamente las metodologías y con­ cepciones de las organiza­ ciones empresariales y exis­ te una discusión muy am­ plia al respecto. Considero que una definición de cali-_ dad acorde con el quehacer de las universidades es la siguiente: La calidad es la capacidad de una institu­ ción de educación superior para cumplir con su misión, satisfacer las necesidades del medio social y satisfacer las expectativas de su co­ munidad académica, de sus estudiantes y de los usua­ rios de sus servicios5. El que una universidad pue­ da alcanzar una alta calidad solamente puede lograrse a través de un esfuerzo con­ tinuo y sistemático de toda la institución, en el que se planteen metas futuras, los mecanismos necesarios pa­ ra alcanzarlas y los medios para medir y evaluar los


resultados; tocios ellos elementos que forman parte de una planifi­ cación estratégica. En este sentido es conveniente revisar el docu­ mento denominado Plan Estraté­ gico de la Institución, editado en agosto de 1997, el cual carece de algunos de los elementos básicos que se han mencionado y no puede considerarse como tal. La clásica definición de evaluación señala que ésta debe ser entendi­ da como la investigación sistemáti­ ca sobre el valor o mérito de un ob­ jeto, lo cual implica una recolección y análisis de datos a fin de tomar decisiones6. Para^e| caso especí­ fico de la educación superior es conveniente resaltar su carácter continuo, participativo y la necesi­ dad de que para realizarla se debe tomar en cuenta procesos de autoevaluación de evaluación interna y de evaluación externa. No es un fin en sí misma, si no un medio para garantizar la calidad7. El objeto de la evaluación es la Ins­ titución en su globalidad; sin embar­ go, es necesario priorizar estas ac­ tividades en función de los prin­ cipales problemas que enfrenta la Institución y los recursos con que se cuenta para realizarla.

nistrativo, a fin de tener una dis­ tribución equitativa de las activida­ des y contar con elementos ob­ jetivos que permitan la creación de incentivos. Las evaluaciones deben ser real­ izadas a través de procesos sis­ temáticos y transparentes, que res­ peten a las personas y unidades evaluadas con sus legítimos in­ tereses y valores, de tal forma que se conviertan en elementos de pro­ greso y adelanto institucional.

La evaluación debe ser parte de nuestras actividades cotidianas y no debe ser vista como una acción que viene desde fuera, sino como un esfuerzo colectivo para orientar las acciones futuras.

- Evaluación de los programas de investigación y ejecución de con­ tratos, a fin de fortalecer las áreas que sean más dinámicas, conocer su eficiencia y efectividad y cono­ cer las áreas en la que existe demanda social y estamos en capacidad de satisfacerla.

Nuestra Institución ha llevado ade­ lante en la Facultad de Ingeniería Eléctrica un proceso pionero en la universidad ecuatoriana, al formar parte de un proyecto internacional tendiente a establecer un Sistema de Evaluación de la Calidad de las Enseñanzas de Ingeniería, con la participación de diferentes universi­ dades europeas y latinoamerica­ nas, entre las que podemos men­ cionar a la Universidad Politécnica de Madrid, el Imperial College de Londres, el Politécnico de Torino, la Universidad de Darmstadt, el Ins­ tituto Superior Tecnológico de Mon­ terrey, la Universidad Javeriana de Bogotá y otra más de reconocido prestigio. Esta experiencia debe ser reproducida en otras unidades aca­ démicas pues sus resultados han sido muy positivos y permiten deter­ minar pautas concretas para mejo­ rar nuestro quehacer académico.

- Evaluación del desempeño, tanto del personal docente como admi­

La evaluación debe ser parte de nuestras actividades cotidianas y

Para el caso específico de la Es­ cuela Politécnica Nacional, existen tres aspectos que merecen especial atención: - Evaluación de la enseñanza, a fin de determinar la calidad y princi­ pales fortalezas y debilidades de nuestras carreras, su pertinencia y necesidad de reforma, supre­ sión o creación de nuevas espe­ cialidades.

no debe ser vista como una acción que viene desde fuera, sino como un esfuerzo colectivo para orientar las acciones futuras. Sus objetivos y métodos deben ser conocidos y aceptados por todos, de tal forma que propugne la participación abierta y democrática de todos los sectores. Es necesario también señalar las limitaciones de la evaluación, pues mientras más general sea el objeto a evaluarse, más necesario será recoger los diferentes puntos de vista. Una apreciación individual forzosamente será restringida, por lo que la visión multidisciplinaria es indispensable a fin de captar la diversidad de los procesos. Alfonso Espinosa Ramón

NOTAS 1 Consejo Nacional de Universidades y Escuelas Politécnicas. Sistema de Evaluación y Acreditación Universitaria. CONUEP. Quito. 1997. P.8. 2 Levy, Daniel C. La calidad en la Universidades de América Latina. En: La Educación Superior en América Latina. Banco Interramericano de Desarrollo. Unión de Universidades de América Latina. Washington. 1994. P. 135. 3 Ransom, Angela et. al. Improving Higher Education in Developing Countries. The World Bank. EDI Seminar Series. Washington, D.C. 1993. P. 19. 4 Stiglitz, Joseph. More Instruments and Broader Goals: Moving Toward the Postñ Washington Consensus. The 1998 WIDER Annual Lecture. Helsinki, Finland. January 7, 1998. http://www.worldbank.org./html/extdr/ext me/js-010798/wider.pdf 5 Espinosa, Alfonso. Evaluación de la cali­ dad de la Enseñanza de Ingeniería. I Reunión de Expertos SECAI. Madrid. Marzo de 1994. P. 2 6 National Science Foundation. UserFriendly Handbook for Project Evaluation. NSF. Washington D.C. s.f. http://www.ehr.nsf.gov/HER/RED/EVAL/ handbook/handbook.htm 7 Vessuri, Hebe. La Evaluación Académica. Volumen 2. CRE-UNESCO. Paris. 1993. P. 17.

Presencia 3


HABLAN LOS CANDIDATOS

roblemos y ropuestas Matemático Alejandro Araujo Conciente de la trascendencia del nuevo proceso electoral para elegir a nuestras máximas autoridades, la ADEPON ha creido conveniente impulsar el que la comunidad politécnica en general y los miembros de la Asamblea en particular conozcan más en detalle las propuestas de quienes tercian como candidatos. Así, al debate organizado el pasado jueves 30 de julio en el Teatro Politécnico, se suma esta sección que presenta las percepciones y alternativas de los tres rectorables ante la siguiente interrogante: ¿cuáles considera los tres problemas fundamentales de la Escuela Politécnica Nacional y que medidas emergentes y a mediano y largo plazo plantea impulsar para solucionarlos de ser elegido para el cargo?

4 Presencia

ALEJANDRO ARAUJO Los tres problemas funda­ mentales de la Institución son: 1. Recursos económicos insuficientes: Oxigenar de inmediato el sistema de financiamiento de la Escuela, obteniendo recursos que no provengan del Ministerio de Finanzas y que se los dedique a la reno­

Ingeniero Vinicio Baquero

Ingeniero Mario Sánchez

vación de equipos y labora­ torios y a optimizar el siste­ ma administrativo y docente. Esto es perfectamente viable mediante la presentación del Proyecto de Modernización de la Administración, Mejora­ miento de la Infraestructura y Optimización de Recursos para lograr el Desarrollo de la Politécnica, a ser financia­ do por Organismos de Coo­ peración y Asistencia Técni­ ca y Económica no Reembolsable, a través del pro­

yecto de modernización del Estado del CONAM. Es ne­ cesario también recurrir al fi­ nanciamiento del BID y del Banco Mundial, aprovechan­ do las líneas de crédito para programas de educación su­ perior, aunque se debe tener en cuenta que, por su natu­ raleza, estos recursos se ob­ tendrían a mediano plazo, por el tiempo que requiere su tramitación. De esta for­ ma las transferencias del Es­ tado, vía Ministerio, que pen-


sando con realismo y tenien­ do en cuenta la grave crisis económica del país, no po­ drán incrementarse en el cor­ to plazo, se liberarían para solventar los gastos emer­ gentes. La contraparte indispensable para la obtención de los mencionados créditos no rembolsables, debe provenir de la contribución de los estudiantes, lo que requiere la implantación de un nuevo sistema de matrícula diferen­ ciada, de modo que los estu­ diantes contribuyan de acuer­ do a su real situación socio­ económica. Esto permitirá, además, crear un amplio programa de estímulo a los estudiantes de buen rendi­ miento académico, y de sub­ venciones o crédito a los alumnos de escasos recur­ sos que demuestren aptitu­ des y dedicación a sus estu­ dios. Reforma al Reglamento de Participaciones en Trabajos de Extensión, que estimule económicamente a las per­ sonas que los realizan y per­ mita el incremento de los ingresos de la Institución por este rubro. Modernización de las rela­ ciones laborales: tiempo de dedicación de los docentes, compra de renuncias, esca­ lafón y ascensos de los do­ centes y de los trabajadores, etc. Creación de una Fundación que ayude a canalizar las contribuciones económicas que puedan realizar la socie­ dad civil y en particular los egresados de la Politécnica. 2. Rigidez de la estructura académica La nueva estructura acadé­ mica deberá permitir una ágil y permanente actualización del curriculum en cada carre­ ra, así como también la am­ pliación y diversificación de la oferta curricular de la Ins­ titución, de acuerdo a los re­ querimientos sociales, me­ diante la optimización del sistema de créditos vigente, con la ayuda de las más mo­

dernas metodologías del dis­ eño y planificación curricular. Proponemos, incluso, ins­ taurar en el menor plazo pro­ yectos pilotos que viabilicen este propósito. Las carreras que se creen deberán ser autofinanciadas, al menos en lo correspondiente a gas­ tos directos. La nueva estructura deberá, además, posibilitar el desa­ rrollo de la investigación co­ mo un eje fundamental de la vida académica de la institu­ ción, y potenciar la reali­ zación de trabajos de exten­ sión como un elemento bási­ co de la profesionalización de la docencia. 3. La gobernabilidad de la Institución y la desmo­ tivación del personal La administración de los re­ cursos humanos es siempre difícil especialmente en las instituciones que dependen del Estado, por cuanto existe por lo general individualismo, comunicación deficiente, au­ sencia de programas de ca­ pacitación, falta de incenti­ vos, poco liderazgo y debi­ lidad del principio de autori­ dad. Por las características propias de la Universidad Ecuatoriana, su problema mayor es el de la goberna­ bilidad, debida en gran parte al abuso del cogobierno. Frente a este problema plan­ teamos formular las refor­ mas del estatuto que garan­ ticen la gobernabilidad de la institución y comprometan al H. Consejo Politécnico en su corresponsabilidad en la to­ ma y en las consecuencias de todas sus decisiones, en particular de las relaciona­ das con la aprobación del presupuesto institucional. Para lograr la motivación del personal es necesario el es­ tímulo y reconocimiento al trabajo realizado, lo cual lle­ varemos adelante mediante un programa de reformas sa­ lariales que privilegie el ren­ dimiento y que tome en cuenta los diferentes niveles de formación y capacitación del personal de la Institu­ ción, así como también me­ diante las ya mencionadas

reformas de los Reglamen­ tos de Escalafón y de Ascen­ sos, y de Participaciones en Trabajos de Extensión. # # $ & # ® # %

te politécnico en la medida que posibilitará la reinser­ ción académica y ampliará sus oportunidades de capaci­ tación y desarrollo personal y profesional. 2 . Problema económico

VINICIO BAQUERO Los problemas de la Escuela Politécnica Nacional son múltiples, pero ciñéndonos a lo solicitado, mencionare­ mos los fundamentales de orden estructural, académi­ co y económico. 1. Problema estructural La Politécnica tiene una es­ tructura centralizada y par­ celaria, que no permite una fluida interrelación entre las unidades. Carece de orga­ nismos de coordinación, eva­ luación y control de gestión. Además, está autocentrada, no se privilegia la coordina­ ción y gestión con el medio externo. Creemos que nuestra Insti­ tución debe emprender el proceso de reestructuración, camino ya señalado por la Asamblea Politécnica. Este proceso, que ya arrancó con las jornadas de discusión, debe apuntar hacia un nue­ vo modelo de Universidad: eficiente, dinámico y demo­ crático, gestado en un am­ biente de generación de consensos. En lo inmediato, a partir de los aportes entre­ gados es necesario identifi­ car los puntos en común y las discrepancias, para lue­ go, de acuerdo con el Plan Estratégico, abrir mesas de concertación entre los distin­ tos sectores para trabajar las diferencias, con espíritu de apertura y dispuestos inclu­ so a ceder espacios de so­ beranía. Es indispensable establecer un sistema de co­ ordinación, evaluación y con­ trol de gestión a todo nivel. Tendrá prioridad la Unidad de Auditoría Interna. Nuestra meta es que la Politécnica se conciba como un sistema moderno, integrador y flexi­ ble. La reestructuración no afec­ tará la estabilidad del docen­

Es necesario reconocer los principales problemas que han motivado la crisis por lo cual atraviesa la Escuela Po­ litécnica Nacional: limitada ayuda del Estado, baja pro­ ductividad interna, remune­ raciones no acordes al tra­ bajo, capacidad y eficiencia, altos costos de educación y sen/icios científicos y tec­ nológicos, necesidad urgen­ te de reequipamiento, exce­ siva centralización económi­ ca, falta de gestión oportuna con el medio externo, aran­ celes inadecuados. Es indispensable propender hacia la suficiencia económi­ ca mediante la revaloriza­ ción de la Institución ante el Estado para obtener los re­ cursos económicos tanto por asignaciones presupuesta­ rias como por ejecución de trabajos de alta tecnología sin descuidar la autogestión y la participación en la activi­ dad privada. La relación con el medio ex­ terno debe enmarcarse en el diseño y ejecución de pro­ yectos de óptima tecnología, reconociendo el potencial y calidad profesional del per­ sonal académico de la Ins­ titución, que permita insertar a la Escuela Politécnica Na­ cional en la gestión econó­ mica y social nacional. De manera inmediata, es pre­ ciso realizar el levantamiento del potencial científico-tec­ nológico de la Escuela Poli­ técnica Nacional y preparar, para el nuevo gobierno, una carpeta de proyectos de in­ terés nacional. A través del fortalecimiento de la interrelación con orga­ nismos internacionales bila­ terales y multinacionales es indispensable gestionar de ma­ nera urgente créditos no re­ embolsabas, y con aval del gobierno, créditos reembol­ s a re s , que permitan la ac-

Presencia 5


tualízación de la infraestruc­ tura de laboratorios, biblio­ tecas, redes internas y exter­ nas (polired e internet), entre otros. Proponemos en forma inme­ diata y en un marco de concertación la definición de un nuevo modelo arancelario basado en una justa diferen­ ciación definida con paráme­ tros simples y transparentes, el principal de cuyos compo­ nentes será la capacidad económica del estudiante. 3. Problema académico: Se debe reconocer que a pesar de la excelencia do­ cente de la Escuela Politéc­ nica Nacional existen proble­ mas tales como: oferta de carreras que no responde a las necesidades actuales de la sociedad, formación y es­ tructura inflexible que no permite el establecimiento de opciones multidisciplinarias, investigación huérfana de apoyo y divorciada de la docencia, unidades de in­ vestigación que no partici­ pan del Gobierno Institucio­ nal, evaluación limitada de la docencia y la investigación, falta de ayudas didácticas y equipamiento de laborato­ rios, excesiva permanencia de los estudiantes en la Ins­ titución, desigual carga aca­ démica, entre otros. Siendo la formación de pro­ fesionales la tarea que ma­ yores esfuerzos Institucio­ nales demanda, es preciso disponer de un sistema de retroalimentación EPN-Sociedad, que permita concor­ dar con los cambiantes y exi­ gentes necesidades socia­ les. Para tal efecto conside­ ramos impostergable crear una Unidad de Desarrollo Cu­ rricular que defina los nue­ vos perfiles profesionales, al tiempo que dirija el proceso del diseño curricular respec­ tivo. Además, se establecerá un plan integral para mejo­ ramiento de la docencia. Los servicios que la Escuela Politécnica Nacional brinda al medio social dependen en gran medida de su capaci­ dad de investigación. Esta

6 Presencia

se potenciará a través del establecimiento de áreas científico-tecnológicas y lí­ neas prioritarias de investi­ gación que se determinarán mediante un adecuado siste­ ma de monitoreo y transfe­ rencia tecnológica.

14 mil millones de sucres, incremento que se aprobó en la Comisión de Presu­ puesto del Congreso Nacio­ nal y que no fue aceptado por el Ministerio de Finanzas. Afortunadamente el triunfo del Dr. Jamil Mahauad per­ mite, por razones personales, # # # # # # #conseguir estos fondos que nos ayudarán a salir de la MARIO SANCHEZ crisis por este año. El movimiento Institucionalista de la Politécnica, aten­ diendo el pedido de la ADEPON, presenta los siguien­ tes criterios que se propone llevarlos a la práctica para resolver los tres problemas fundamentales de la Institu­ ción, en el caso de que la Comunidad Politécnica se pronuncie por nuestras can­ didaturas y se comprometa sin ningún condicionamiento a trabajar en forma manco­ munada por el Cambio al que todos aspiramos. Es sin lugar a dudas el pro­ blema financiero el más acuciante de la Politécnica, pues consideramos que sien­ do fácil la administración cuando se dispone de sufi­ cientes recursos, se torna difícil cuando estos son de­ ficitarios. Nuestro presu­ puesto se sustenta principal­ mente en los fondos del Estado, y cada vez que el país atraviesa por un perío­ do de ¡liquidez restringe nuestras asignaciones. Adi­ cionalmente, el Estado es un administrador severo y se vuelve reacio para acceder a demandas de salarios por compensación del deterioro de nuestra moneda. Esto ha ocasionado que nuestro pre­ supuesto año tras año se encuentre desfinanciado y que hasta el momento haya acumulado un déficit de 22 mil millones de sucres, canti­ dad que prácticamente re­ presenta el 37% de nuestro presupuesto institucional. Dentro de este contexto, la principal acción emergente que proponemos realizar es­ tará orientada a una conti­ nuada, reiterada, sostenida e incisiva exigencia a las funciones del Estado para que acrediten la cantidad de

A mediano plazo propone­ mos llevar adelante las si­ guientes medidas, que si bien serán exigentes para algunos sectores, sin embar­ go la supervivencia de la Ins­ titución lo demanda. La Nue­ va Constitución abre la posi­ bilidad de una revisión de matrículas para el siguiente semestre; este incremento, que será diferenciado, per­ mitirá que los estudiantes con mayores recursos con­ tribuyan de mejor manera a la generación de fondos in­ ternos, y los estudiantes de escasos recursos pagarán una cantidad inferior, la mis­ ma que puede ser diferida por mensualidades o finan­ ciada con programas crediti­ cios o mediante convenios con el IECE. El monto de las matrículas será revertido en beneficio de los estudiantes mediante becas, compra de libros, materiales y equipos de laboratorio, acondiciona­ miento de aulas, ¡mplementación del comedor politécni­ co etc. Este fondo permitirá a la Politécnica disponer de un “colchón” que le facilite pagar sueldos y salarios al personal de la Institución has­ ta que el Ministerio realice las correspondientes transferen­ cias. Paralelamente se implementarán mecanismos pa­ ra disminuir gastos sea vía de optimización de personal o de autofinanciamiento de dependencias de la Politéc­ nica. A largo plazo se alentarán deliberaciones tripartitas en­ tre la Politécnica, el Con­ greso Nacional y el Ejecutivo para incremento de las ren­ tas de la Institución. Con a­ yuda de legisladores conoci­ dos se impulsará un proyec­ to de ley tendiente a obtener fondos en base a que los

contribuyentes de la Provin­ cia de Pichincha paguen un impuesto del 6% sobre el valor del impuesto a la renta que causare. Se promocionará mediante ferias tecno­ lógicas la venta de las inves­ tigaciones generadas en las diferentes facultades. Se creará un Centro de Promo­ ción de Servicios y Consultorías para generar mayo­ res recursos de los laborato­ rios y del personal. Un segundo problema que requiere inmediata solución es la centralización, esque­ ma que ha venido funciojiando por algunas décadas y que el crecimiento de la Ins­ titución y el cambiante entor­ no lo desactualizó. El tener una sola cabeza que contro­ le todo el manejo administra­ tivo y financiero de la Poli­ técnica ha sido la fuente de muchos problemas institu­ cionales. Como medida emergente re­ solveremos en Consejo Po­ litécnico que los Decanos y Directores sean autorizadores de gastos, que permita en forma inmediata acceder a los fondos que se generan en cada Facultad. A mediano y largo plazo y ante la poca aceptación del modelo propuesto de Divi­ siones de Ciencia y Tecno­ logía, impulsaremos la com­ pleta autonomía de las facul­ tades e institutos, para lo cual buscaremos el camino legal correspondiente que nos permita alcanzar el es­ quema con el que vienen funcionando otras universi­ dades, mediante consultas a la Procuraduría y Contraloría de la Nación. El tercer problema funda­ mental es el relacionado con la carencia de políticas académicas, que ha impedi­ do entre otros aspectos: flexibilizar las carreras que se ofrecen en las distintas uni­ dades académicas, propon­ er una planificación curricu­ lar verdadera, capacitar en forma sistemática y perma­ nente al personal docente y de investigación, implemen­ tar mecanismos de segui­


miento para el cabal cum­ plimiento de los planes de estudio, fomentar la investi­ gación como medio de al­ canzar el reforzamiento del proceso enseñanza - apren­ dizaje, suplir la demanda de los sectores sociales y pro­ ductivos, promover y esti­ mular a los investigadores, difundir los resultados de las investigaciones con estrictos parámetros de calidad. Este problema no requiere de una medida emergente, más bien de mediano y largo plazo. En un mediano plazo conformaremos un Comité

Editorial para que publique todas las investigaciones que han generado las Facultades y que han estado represa­ das por 2 años, como medio para fortalecer la imagen ins­ titucional tan venida a me­ nos en estos años. Se implementará un nuevo reglamen­ to de Escalafón que privile­ gie la formación, el rendi­ miento docente y la partici­ pación en proyectos de in­ vestigación. El esquema propuesto en el segundo punto, permite que con la autonomía cada facul­ tad e instituto establezca sus

propias políticas académi­ cas, bajo lineamientos gen­ erales emanados por una unidad de apoyo académico que dependerá del CID, o de un Vicerrector académico elegido para el efecto. Para el largo plazo se pro­ moverá y estimulará progra­ mas de capacitación a nivel de M.Sc., PhD; pasantías de corta duración; programas calendarizados para el Año Sabático; participación acti­ va en redes de investigación como el programa Intercam­ pus; presentación perma­ nente de propuestas de pro­

yectos a las NN.UU., ONUDI, OEA, OIEA, CE, IFS, AID, LASPAU, FULLBRIGHT, Agencias para el Desarrollo de Japón, Alemania, Francia, British Council. Consideramos que es tam­ bién fundamental fortalecer la disciplina en la Institución, y mediante la Calidad Total y la Reingeniería acrecentar los valores y los comporta­ mientos que vigorizan la pro­ ductividad y la competencia.

Planificación y aprovechamiento A las puertas de un nuevo milenio, en una era marcada por la competitividad, la globalización y al mismo tiempo la defensa de los intereses de las naciones, se subraya aque­ lla vieja consigna de que Cono­ cimiento es Poder. Estas realida­ des van marcado la planificación de los países poderosos, en tanto que en el nuestro van quedando como invocaciones románticas a la hora de los discursos o de la con­ quista de votos. No existe una pre­ ocupación seria del Estado sobre la situación actual de la ciencia y la tecnología y particularmente sobre la necesidad de desarrollarlas co­ mo una de sus políticas estratégi­ cas. Al interior de la Politécnica se refle­ ja de algún modo esta realidad na­ cional. Mas allá de las disposicio­ nes establecidas en sus estatutos y reglamentos, los hechos mues­ tran un manejo errático de la plan­ ificación de los postgrados de sus docentes. No se han definido las áreas prioritarias para el desarrollo académico institucional para los

próximos 15 o 20 años. Las líneas que orienten las actividades de la investigación científica igualmente están en proceso de definición. En otras palabras, el quehacer funda­ mental de nuestra institución no está claramente definido, no he­ mos estructurado el modelo de Po­ litécnica que queremos construir para cumplir sus responsabilida­ des ineludibles frente al desarrollo del país y a la formación de profe­ sionales aptos para responder a las demandas de mayor desarrollo científico-tecnológico y competitividad. Adicionalmente la variable insoslayable es el tiempo, si co­ menzamos a planificar en forma seria el día de hoy, los primeros resultados los obtendremos en al­ rededor de diez años o más. Es decir, no llevamos a cuestas casi dos décadas perdidas sino al rede­ dor de tres o quizás más. El mejorar la calidad del docente universitario es una necesidad re­ conocida a nivel de los organismos de dirección de la educación supe­ rior del país, como por ejemplo el

Presencia 7


CONUEP. Las especial¡zaciones de postgrado implican el acceso al conocimiento científico más avan­ zado a nivel mundial, lo que con­ stituye un mejoramiento cualitativo indudable, tanto es así que el pres­ tigio de las universidades e inclu­ sive de algunos colegios secun­ darios llamados “de élite" se mide por el número de sus docentes con títulos de postgrado. Fomentar que los profesores politécnicos acce­ dan a los postgrado se vuelve en­ tonces una necesidad nacional que debe ser apoyada irrestricta­ mente a nivel de sus universidades en general y de la Politécnica en particular. De un total de 584 profesores de la Politécnica, al rededor del 50% han realizado estudios de postgra­ do. De éstos últimos, según datos proporcionados por el Departa­ mento de Planificación de la admi­ nistración anterior, 122 han reali­ zado estudios de especialización, 142 obtuvieron su título de maes­ tría y 32 de doctorado. Los cursos de especialización están orienta­ dos hacia necesidades puntuales y cubren un amplio espectro de te­ mas; sin embargo, destacan en número las tecnologías de la con­ strucción y de la alimentación. En cambio, el porcentaje más alto de títulos de maestría se han obtenido en ciencias de la computación y en organización y dirección de empre­ sas, muchos de estos últimos en nuestra propia Institución. El tratamiento que la Politécnica

da a sus profesores que han cum­ plido una formación a nivel de especialización, maestría y doctor­ ado en general no es el adecuado. No existen políticas claras para sa­ car provecho la formación y expe­ riencia de los postgraduados. Tam­ poco hay incentivos para promover entre los profesores politécnicos la realización de dichos estudios, de suyo tan rigurosos y de tanta res­ ponsabilidad, que implican adicio­ nalmente sacrificios de orden per­ sonal, familiar y (por supuesto) económico. Finalmente los incen­ tivos académicos-profesionales para atraer a los graduados que regresan a prestar su contingente tampoco existen. La sensación de los colegas que regresan a la Ins­ titución luego de culminar sus tudios es la de haber comedido un delito. Un análisis preliminar de la infor­ mación referida anteriormente muestra que, si bien es cierto ha existido interés particular de algu­ nas unidades académicas de apro­ vechar los conocimientos de algu­ nos profesores especializados, es­ ta parece ser la excepción. En efecto, se ha evidenciado el desin­ terés institucional de aprovechar al máximo estos recursos humanos especializados. Han existido con­ trastes increíbles entre los estu­ dios de especialización y las activi­ dades académicas en la Politécni­ ca como por ejemplo el de un pro­ fesor con especialidad en petró­ leos dictando clases de contabili­ dad de costos, uno con maestría

en medio ambiente dictando clases de software básico o uno con especialización en soldadura dictando clases de trigonometría. Estos hechos inaceptables son responsabilidad finalmente de nuestras autoridades que ejercen su “autoridad” sin considerar el interés institucional y nacional. Los hechos mencionados, cuyo análisis debería profundizarse, evi­ dencian la necesidad de realizar un cambio total respecto de la pla­ nificación académica de los post­ grados de los profesores politécni­ cos. El replanteamiento de las ca­ rreras de ingeniería existentes, la estructuración de nuevas carreras y especialidades, el desarrollo de nuevas líneas de investigación y el fortalecimiento de las existentes, entre otras, deberían ser activi­ dades que cuenten con el concur­ so mayoritario de los profesores especializados. Las responsabili­ dades y remuneraciones deberían ser mejor reconocidas, a partir de evaluaciones de resultados, a fin de incentivar la salida de nuevos profesores que a su regreso apun­ talen un desarrollo científico-tec­ nológico vigoroso de nuestra Ins­ titución. Esta es una prioridad insti­ tucional a la hora de su reestruc­ turación y de la redefinición del rol de sus docentes, en la perspectiva de retomar la vanguardia en el de­ sarrollo científico y tecnológico del país. Oswaldo Aldás Palacios


1

I #

ERSPECTIVAS Jf DEL PAIS EN EL PROXIMO GOBIERNO

El próximo 10 de Agosto asumirá sus funciones el nuevo gobierno demócrata popular encabezado por el Dr. Jamil Mahuad, en un contexto de crisis económica y social y de esperanza de algunos sectores de la población.

La crisis económica que agobia al país se expresa entre otros en los siguientes indicadores: el déficit del presupuesto del Estado alcan­ za aproximadamente al 7% del producto interno bruto; la deuda pública asciende a 15000 millones de dólares y en relación al tamaño de la economía es la más alta de América Latina (64% del PIB); la balanza comercial (exportaciones menos importaciones) luego de años de constantes superávits ten­ drá en este año, según estima­ ciones de la CEPAL un déficit de 745 millones de dólares; la tasa de inflación anual que actualmente es de 35% podría superar a fines de año el 40% y las tasas activas de interés que son las que cobran los bancos han pasado del 45%, en marzo de 1997, al 52% hoy. En el aspecto social la situación es también alarmante: entre el 12 y el 14% de la población no tiene em­ pleo, el 52% está subempleada, el 55% de niños menores de cinco años está afectado por diferentes niveles de desnutrición y alrededor de las dos terceras partes de la población vive en situación de po­ breza. La crisis económica y social afecta sin embargo en forma desigual a los diferentes sectores de la po­ blación: mientras la mitad de la po­ blación recibe apenas el 10% del ingreso nacional, el 3% más rico concentra el 45% y los depósitos que mantienen en bancos del exte­ rior particulares y bancos privados

ecuatorianos equivalen aproxima­ damente a las dos terceras partes de la deuda externa. En este contexto conviene pregun­ tarse en qué medida pueden cum­ plirse las ofertas de campaña del actual Presidente, entre otras la creación de miles de empleos, la priorización de la educación y la salud y el combate a la pobreza, Es importante señalar que más allá de las buenas intenciones de quienes gobiernan, la política es­ tatal está condicionada fundamen­ talmente por la fuerza y los intere­ ses de las diferentes clases y sec­ tores sociales. Son los diferentes actores sociales con sus diferentes intereses y su diferente capacidad de influencia política los que deter­ minan en última instancia la orien­ tación, características y conte­ nidos de la política estatal. En el Ecuador el modelo de desa­ rrollo que se ha venido impulsando en las últimas dos décadas es el modelo neoliberal. Se ha priorizado la integración de la economía ecuatoriana al sistema económico internacional a través del apertur­ ismo indiscriminado y la desregu­ lación; se propende a disminuir la intervención del Estado en la economía y se prioriza el pago de la deuda pública mediante políti­ cas de ajuste económico que per­ judican a los sectores más pobres. La imposición de estas políticas, que a pesar de sus resultados con-

Presencia 9


tinúan presentándose como la úni­ ca alternativa posible para superar el subdesarrollo, obedece en lo principal al interés y la fuerza de los sectores que se benefician de ellas. En 1997 el 44% del presu­ puesto (8.2 billones de sucres) se destinó al pago de la deuda públi­ ca: 28% al pago de los acreedores externos y 16% para el pago de los acreedores internos. Es decir los acreedores internos, bancos y grupos económicos nacionales po­ derosos, recibían un mayor por­ centaje del presupuesto que todo lo que se había destinado a la edu­ cación y más del triple del presu­ puesto destinado a la salud. Ac­ tualmente el pago de la deuda pú­ blica consume el 48% del presu­ puesto y se mantienen las propor­ ciones entre acreedores externos e internos. El que estos grupos económicos, muchos de los cuales no pagan impuestos o pagan en ínfimas can­ tidades, prioricen el pago de la deuda y presionen al Gobierno para que imponga políticas de ajuste neoliberal, se explica por si solo. Su fuerza e influencia políti­ cas no desaparecen porque cam­ bie el gobierno, mucho menos si cuentan con apoyo externo. Para alcanzar sus objetivos presentan sus propuestas a la sociedad co­ mo las únicas posibles: el ajuste neoliberal, el aperturismo indiscri­ minado, la desregulación y la dis­ minución del intervencionismo es­ tatal son supuestamente la única alternativa posible de desarrollo. Lo que muestra sin embargo la realidad es justamente lo contrario. El propio Banco Mundial, en su in­ forme anual correspondiente a 1977, muestra como “durante los cien últimos años, la presencia e intervención del Estado han creci­ do enormemente, sobre todo en los países industriales (...) El gasto público representa en estos mo­ mentos casi la mitad del ingreso total en los países industriales, y aproximadamente la cuarta parte en los países en desarrollo”. En el Ecuador representa el 24%.

tO Presencia

dría mayores ventajas comparati­ vas, en donde mayor protección existe. En aquellos sectores en donde el libre mercado podría be­ neficiar a los países pobres, como es la libre circulación de fuerza de trabajo y la libre circulación de co­ nocimientos científico-tecnológi­ cos, el proteccionismo aumenta.

El que estos grupos económicos, muchos de tos cuales no pagan impuestos o pagan en ínfimas cantidades, prioricen el pago de la deuda y presionen al Gobierno para que imponga políticas de ajuste neoliberal, se explica por si solo. Su fuerza e influencia políticas no desaparecen porque cambie el gobierno... Por otra parle la realidad del mer­ cado mundial muestra que el actu­ al proceso de globalización, más que posibilitar una mejor inte­ gración de las economías subdesarrolladas, lo que produce es su exclusión y empobrecimiento cre­ cientes. El libre mercado es una fa­ lacia. En forma simultánea al aper­ turismo se incrementan en el mun­ do el neoproteccionismo, el comer­ cio administrado y la regionalización, que son procesos que contra­ dicen el libre comercio. De acuer­ do al PNUD, en pleno auge de la liberalización y el aperturismo "las barreras comerciales arancelarias y no arancelarias impuestas por los países industrializados les cuestan a los países en desarrollo cerca de 40 000 millones de dó­ lares anuales en ingresos de ex­ portación perdidos" y es significati­ vamente en los mercados de pro­ ductos primarios o semi-industrializados, donde América Latina ten­

Por eso es que la participación de los países subdesarrollados en la producción y comercio mundiales, así como en la inversión extranjera directa, tiende a disminuir. Aumen­ ta en cambio la concentración de la riqueza a nivel mundial. En 1960 el 20% más pobre de la población mundial disponía del 2.3% del in­ greso internacional y en 1989 del 1.4%, en tanto que la participación del 20% más rico aumentó del 70.2% en 1960 al 82.7% en 1989. La diferencia de ingresos entre es­ tos dos sectores aumentó de 30 a 1 en 1960 a 59 a 1 en 1989. En re­ alidad entre los aspectos que real­ mente se global izan está la. pobre­ za. Esta realidad e incluso la experien­ cia reciente de los países asiáti­ cos, al mismo tiempo que demues­ tra el fracaso de las propuestas neoliberales, muestra también la necesidad de impulsar un modelo diferente de desarrollo, que prio­ rice la satisfacción de las necesi­ dades básicas internas, orientado hacia el desarrollo del mercado in­ terno, con apertura selectiva al mercado externo y con un Estado regulador capaz de intervenir para suplir las deficiencias del mercado. La viabilidad de este nuevo mode­ lo está condicionada fundamental­ mente por la política, esto es de­ pende de la participación y la fuer­ za que puedan desarrollar los sec­ tores sociales perjudicados con el actual modelo. En este contexto, la viabilidad de las propuestas del nuevo gobierno depende de su vo­ luntad de enfrentar a los sectores que controlan efectivamente el poder y de la toma de conciencia y organización populares. Petronio Espinosa Ramón


Noii'ADEPON Nuevo Directorio El 13 de mayo se posesionó la nueva directiva de la Asociación, conformada por Miguel Parreño como Presidente, Carlos Páez como Vicepresidente, Alfredo Maldonado como Tesorero y Felipe Navas como Secretario. Adicionalmente, en esa misma fecha se realizó la renovación parcial del Directorio, siendo los miembros principales entrantes Luis Pérez de Eléctrica, Roclo López de Geología, Erwin Acosta del Tecnológico, Iván Sandoval del ICB y Petronio Espinosa de Sociales. Con la finalidad de completar el cuadro de representantes al Directorio, el viernes 31 de julio tuvo lugar un nuevo proceso electoral; en él resultaron elec­ tos Ana Lucía Balarezo (princi­ pal) y Luis Jaramillo (suplente) por Civil, Angeles Arauz

(suplente) por Geología, Luis León (principal) y Freddy Orbe (suplente) por Química, Alcívar Costales (principal) por Tecnólogos, Marcelo Arias (suplente) por el ICB y José Rivadeneira (suplente) por Sociales. Lamentablemente algunas unidades no han presentado candidatos en ninguna de las dos elecciones, lo que sin duda entorpece el trabajo del Directorio, y lo que es más grave, deja sin voz en el organ­ ismos máximo de la ADEPON a un significativo grupo de cole­ gas. En este grupo están Ciencias, Sistemas, Mecánica y Gerencia, por lo que emergen­ temente seguirán prorrogados en sus funciones los anteriores representantes, esperando una respuesta positiva en futuras convocatorias.

Descuentos de roles Una de las preocupaciones ini­ ciales de la actual Directiva ha sido el buscar solución a la deuda que tiene la EPN con dis­ tintas entidades por el incumplimiento en las mensual­ idades de rubros que son descontados directamente de los roles de pago de los profe­ sores; este es el caso de los aportes personales para la jubi­ lación complementaria, el monto para el fondo de cesantía Porvenir e incluso las propias cuotas mensuales para la ADE­ PON. Fruto de las reuniones con el Rector se ha conseguido cubrir parcialmente las deudas; sin embargo, la difícil situación presupuestaria impide manten­ erse al día en esos aspectos. En el caso particular de los Fondos Porvenir con los cuales algunos colegas y empleados firmaron contratos individuales

para la creación de un fondo de cesantía, se ha hecho la consul­ ta a funcionarios de esa financiera sobre la posibilidad de retiros, lo cual ha sido descartado dadas las condi­ ciones constantes en los respectivos documentos legales. En cambio, en lo referente a la jubilación complementaria, la realidad es que no existe una clara definición reglamentaria sobre su funcionamiento, por lo que el Directorio resolvió con­ form ar una comisión coordina­ da por Felipe Navas y constitui­ da por Luis Pérez, Erwin Acosta y Vinicio Reinoso, para que generen una propuesta de la ADEPON sobre una mejor gestión de esta conquista labo­ ral de los profesores politécni­ cos.

¿A QUE DEDICAN SU TIEMPO LOS PROFESORES? La actividad de los docentes de la Institución es semestralmente evaluada por los respectivos Consejos de Facultad e Instituto en base a lo dispuesto en el Normativo General de Ubicación y Ascensos, en base a un modelo que califica las actividades de docencia, investigación y extensión de acuerdo al tiempo dedicado a cada una de ellas. Dicho normativo establece que el pun­ taje promedio para el ascenso escalafonario de un profesor principal es de 880 puntos, que fue fijado considerando un traba­ jo semanal de 40 horas durante 22 semanas/semestre ... vea usted los datos siguientes que corresponden a promedios de los últimos semestres procesados por la Oficina de Planificación: Unidad

Ciencias Civil Eléctrica Geología Mecánica Química ICB Tecnólogos Sistemas Gerencia Sociales

H/S

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

Total

11.6 8.2 12.7 8.2 8.2 8.6 18.0 14.7 8.2 7.9 13.4

576 395 480 425 413 386 867 771 415 459 637

59 124 21 109 27 183 22 15 36 0 5

10 93 12 59 99 54 0 2 64 0 3

22 24 35 54 40 24 1 21 28 45 0

14 28 24 41 96 61 0 20 125 63 0

41 26 82 57 29 14 0 7 3 12 2

21 38 33 43 31 24 18 30 13 22 19

106 149 77 212 84 122 45 68 127 159 91

46 33 3 53 79 22 13 35 91 2 8

82 29 195 54 123 47 76 85 45 78 65

978 939 963 1108 1022 946 1042 1054 948 840 829

H/S: Horas semanales dedicadas a la docencia (no entran en el cómputo del total de las evaluaciones) 1. Docencia curricu­ lar, 2. Investigación, 3. Asistencia técnica, asesoramiento y prestación de servicios, 4. Participación docente extracurricular, 5. Dirección de tesis, 6. Publicaciones, 7. Cursos y seminarios, 8. Cargos directivos, 9. Participación en organismos, comi­ siones, etc. 10. Otras actividades (Fuente: Oficina de Planificación, EPN)

Presencia / /


REESTRUCTURACION:

¿HACIA DONDE IR? En estos momentos, en que estamos por elegir nuevas autoridades de la EPN, es conveniente reflexionar, ana­ lizar y resolver sobre aspectos funda­ mentales de la vida institucional, que serán decisivos en el desarrollo de su escenario futuro. Contribuir al debate sobre algunos de ellos, es el objetivo de estas breves anotaciones. Sobre la Estructura y Gobierno Reconociendo el marco jurídico que sobre el gobierno formula la Ley de Universidades y Escuelas Politécni­ cas, es necesario que se establezcan organismos y mecanismos de evalua­ ción y control que realicen esta función en forma sistemática y continua, tanto a nivel institucional como a nivel indi­ vidual. Igualmente la Unidad de Planificación tiene que ser concebida como un organismo de asesoramiento que de­ be tener sus núcleos en cada una de las distintas unidades académicas, de tal manera que se posibilite un desa­ rrollo armónico del conjunto de nuestra Institución. La nueva estructura de la Politécnica debe descansar en las unidades cien­ tífico - tecnológicas, pues ya en varias oportunidades anteriores se ha deter­ minado que éstas ofrecen las siguien­ tes ventajas : • Permiten una mayor calidad y flexibi­ lidad en la formación profesional, fa­ cilitando la creación, reestructuración o supresión de carreras, de acuerdo a las necesidades del país . • Fortalecen la investigación y la exten­ sión, y • Optimizan la utilización de recursos materiales y humanos. Como no resulta conveniente la exis­ tencia de más de una área científico tecnológica en un determinado campo, éstas -obviamente- no deberán estar adscritas a las unidades académicas actuales. Carreras Profesionales y Organización Curricular La creación de nuevas carreras debe responder a un perfil profesional y a un

12 Presencia

programa de estudios especifico. El censo sobre los requerimientos de for­ mación técnica del país, el estableci­ miento de los perfiles, asi como la me­ todología para la elaboración de pro­ gramas de estudios, deberá ser dirigi­ da por una Unidad especializada en Desarrollo Curricular. La admisión de estudiantes a la Politécnica debe considerar un perfil mínimo de entrada que tome en cuen­ ta aspectos tales como: conocimien­ tos, aptitudes, habilidades y destrezas. El curso propedeútico que se ofrece debe ser único, cualquiera sea el tipo de carrera que el estudiante aspire a seguir. El reconocimiento de la Ciencia y la Tecnología, como dos campos Intima­ mente interrelacionados - sì - pero dis­ tintos, debe ser el eje sobre el que se asiente la definición del tipo de profe­ sionales que la EPN forma: tecnólogos e ingenieros, asi como los postgrados. No se trata de jerarquizar títulos, sino de garantizar su excelencia y calidad; esto supone romper los esquemas rígi­ dos de institutos y facultades y dar el salto hacia una Unidad de Formación Profesional, encargada de administrar las carreras. La definición del perfil profesional determinará los contenidos comunes y no comunes y la habilita­ ción hacia el un campo o el otro. En ese sentido, una estructura vertical, aunque no necesariamente secuencial, permitirá que cualquier profesion­ al (técnólogo o ingeniero) que quiera optar por el otro titulo (ingeniero o tec­ nòlogo) no tenga necesidad de comen­ zar desde cero, sino que tome las ma­ terias - créditos que complementen su formación inicial. La optimización de los planes y pro­ gramas de estudio, asi como la bús­ queda de alternativas y metodologías que mejoren el rendimiento estudiantil, deben ser enfrentadas urgentemente en procura de lograr una disminución substancial del tiempo actual requeri­ do para completar una carrera. De esa manera, en ese factor, podremos tam­ bién ser competitivos en relación a otras universidades.

Política económ ica, adm inistrativa y financiera La gestión de nuestras autoridades por la consecución de nuevos recursos económicos por parte del estado, de­ be pasar por lograr una concientización de la sociedad sobre el aporte que nuestra institución hace a la mis­ ma; de tal manera de lograr un efecti­ vo apoyo de la opinión pública en re­ lación a nuestras demandas. Ello-será posible si contamos con una oficina de relaciones públicas que se constituya en un canal eficaz de interrelación con la sociedad. Es necesario definir una conciencia y una práctica de optimización de recur­ sos, asi como desarrollar una política agresiva de generación de recursos propios a través de proyectos y servi­ cios hacia el medio externo. Para ello se requiere definir una adecuada po­ lítica de participaciones en proyectos y asistencia técnica, que incorpore audi­ torias técnicas y financieras. Debe darse paso a la definición de las categorías de profesores de acuerdo al tiempo de dedicación: exclusiva, a tiempo completo, a medio tiempo y a tiempo parcial. Estableciendo para las autoridades y quienes reciban gastos de representación y residencia, la obli­ gación estatutaria de ser a dedicación exclusiva. La política salarial debe to­ mar en cuenta la capacidad, responsa­ bilidad y productividad del personal docente y administrativo. El aporte del sector estudiantil debe considerar la fijación de una política de diferenciación -en todos los rubros- de matriculas y aranceles que los estu­ diantes tienen que pagar. Las cate­ gorías y valores deben establecerse sobre la base de parámetros e Indices que considere la capacidad de pago y la inflación. Las actividades administrativas, eco­ nómicas y financieras deben descen­ tralizarse -en lo operativo- hacia cada unidad, para posibilitar un manejo ágil y oportuno; pero asimismo deberán garantizarse criterios institucionales homogéneos en su ejecución. Jorge Loza Cedeño


1998 agosto no33  
Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you