Page 1


MINUTO 116 2.0 D

ebido a la situación socioeconómica que atraviesa el país no es habitual que un medio de comunicación tan joven como el nuestro experimente un cambio tan importante. Y vosotros, los lectores, pensaréis: ‘¿Es el momento de arriesgarse y lanzarse a competir con los grandes?’. La respuesta es sí. La única opción a la hora de afrontar la crisis es verla como una oportunidad de sacar lo mejor de nosotros mismos y no como una excusa para quedarnos en casa. Así, el mejor aval que tenemos en Revista Minuto 116 es la promesa que os hicimos en el primer número y que no fue otra que la de seguir mejorando cada día. Vuestro apoyo ha sido fundamental, pues el respaldo recibido en los nueve números anteriores resulta imprescindible para haber podido dar el salto más importante desde que este nuevo medio vio la luz. El aval de los reconocidísimos profesionales del periodismo que nos apoyan mes a mes o el excelente equipo humano que hemos

creado, sumado a que los adeptos a nuestra requiera de nuestros usuarios habituales va a poder vista continúan creciendo, ha sido determinante. seguir descargando los números de la que hasta ahora era la manera habitual, en su ordenador La publicación que tenéis entre vuestros dedos o dispositivo móvil; es decir, a través de nuestra mantiene la constante de los números anteriores. web: www.revistaminuto116.com. Nuestra línea editorial sigue intacta. “Sin vicios, compromisos ni hipotecas. Somos lo que quereEn esta andadura que emprendimos hace ya casi mos ser”. Por ello mantenemos la firme intención un año hemos vivido momentos extraordinarios, de haceros llegar un periodismo de calidad. Doconocido personajes increíbles y descubierto que la cumentado. Contrastado. Elaborado. Pero con la voluntad de crear algo propio y sincero, acorde con novedad de incorporar los últimos avances de las la honradez periodística, nos llena y compensa nuevas tecnologías de la información, que nos todas las horas de trabajo, de esfuerzos personaofrecen posibilidades infinitas a la hora de crear y les y de desengaños laborales. La pregunta queda diseñar un mundo multimedia, dinámico y muy respondida: sí, nos merece la pena. visual. ¡Ah! Y si no sois auténticos virtuosos de la informática no tenéis de qué preocuparos, ya que Esto no es un ‘lavado de cara’, ya que se trata sólo el formato es muy intuitivo y fácil de usar. No en de una mejora y una apuesta de futuro. La versión vano, en Revista Minuto 116 hemos apostado por 2.0 de nuestra revista. Gracias, porque, seas un fiel la experiencia iPad –nuestra aplicación ya está lector o un usuario esporádico, tú también formas disponible en la Apple Store– adaptando nuestro parte de Revista Minuto 116. contenido a dicho formato. No obstante, cual-

Pasen, y disfruten del deporte.


SUMARIO Enero - #10

Entrevista con Ă lvaro Morata, Gerard Deulofeu y Ă“liver Torres

Palabra de Julen Lopetegui

Derbis del Mundo

Voces Autorizadas

Entrevista con Carlos Cabezas

Bode Miller

Dakar 2014

Las Chicas son Guerreras


ENERO 3 de enero de 1997: Se retira el ciclista pentacampeón del Tour de Francia Miguel Induráin. 3 de enero de 1969: Nace el piloto heptacampeón del mundo de Fórmula 1 Michael Schumacher.

5 de enero de 1955: Se crea oficialmente la Copa de Campeones de Europa de fútbol. 8 de enero de 1957: Bobby Fischer gana el campeonato nacional de ajedrez de Estados Unidos a los 14 años.

13 de enero de 1980: Nace la piloto española de Fórmula 1 María de Villota. 7 de enero de 1927: Los Harlem Globetrotters juegan su primer partido de baloncesto.

10 de enero de 1949: Nace el boxeador bicampeón del mundo de los pesos pesados George Foreman.

20 de enero de 1983: Fallece el futbolista bicampeón del mundo con Brasil ‘Garrincha’. 17 de enero de 1942: Nace el boxeador tricampeón del mundo de los pesos pesados Cassius Clay

15 de enero de 1967: Se celebra la primera Super Bowl de fútbol americano con victoria de los Green Bay Packers.

18 de enero de 1998: La selección española de waterpolo gana el oro en los Mundiales de Natación de Australia.

21 de enero de 2001: La piloto alemana Jutta Kleinschmidt se convierte en la primera mujer en ganar el Rally Dakar. 26 de enero de 1960: Se constituye la Real Federación Española de Balonvolea/Voleibol.

25 de enero de 1924: Se inauguran los primeros Juegos Olímpicos de invierno en Chamonix, Francia. 23 de enero de 1983: Se retira el tenista sueco cinco veces ganador de Wimbledon Björn Borg.

21 de enero de 1940: Nace el golfista ganador de 18 majors Jack Nicklaus. 31 de enero de 2009: Raúl González iguala a Alfredo Di Stefano como máximo goleador de la historia del Real Madrid.

25 de enero de 1947: Nace el motociclista español 12+1 veces campeón del mundo Ángel Nieto. 29 de enero de 1985: Nace el baloncestista español campeón del mundo Marc Gasol.


TRES PROMESAS Y UN SOLO OBJETIVO:

TRIUNFAR


Un par de minutos con ellos son suficientes para darse cuenta de que, a pesar de lucir la etiqueta de potenciales cracks del balompié, resultan ser tres jóvenes como otros cualquiera. Eso sí, diez segundos con el micrófono encendido hablando de su carrera bastan para entender que el fútbol es para ellos algo más que un juego. Óliver Torres, Álvaro Morata y Gerard Deulofeu son el futuro de Atlético de Madrid, Real Madrid y Barcelona, respectivamente. Pero también de la Selección. No escapan de la presión que supone suceder a los más grandes y afrontan con naturalidad y confianza el reto de seguir ganando y enamorando al mundo con nuestro fútbol. Su fútbol.

Por Diana Sanchidrián @dsanchidrian Jaime Aznar @jaimeaznarsanzo


REVISTA MINUTO 116: Muchas voces apuntan a que son el futuro del fútbol español. Pero, ¿qué se les pasa por la cabeza cuando escuchan eso? GERARD DEULOFEU: La verdad es que ahora mismo no somos nada. Sólo somos unos chicos con mucha ilusión y lo único que se nos pasa por la cabeza es seguir trabajando, porque es la única forma de triunfar. Trabajando día a día podemos llegar a eso. ÓLIVER TORRES: Además de lo que dice Gerard está claro que seguir teniendo ilusión cada día es fundamental para, en algún

momento, llegar a ser alguien importante en el mundo del fútbol. ÁLVARO MORATA: De momento tenemos que trabajar duro aquí en la sub-21 para conseguir los objetivos y poco a poco ir formándonos, para que el día que tiren de nosotros para la Selección absoluta o para ser más importantes en nuestros equipos estemos preparados y lo afrontemos con las mismas ganas e ilusión que hasta ahora. Los tres hablan siempre de ilusión. Sin embargo, ¿sienten presión cuando se les

carga con la responsabilidad de suceder a la hasta ahora mejor Selección de la historia de nuestro país? G. D.: Yo creo que no, que hay que ir día a día, haciendo lo que sabemos y olvidarnos de la presión. O. T.: Por mi parte pienso que la única presión que tenemos que tener es la de sentirnos bien con nosotros mismos y, a partir de ahí, creo que podemos ser un buen relevo y seguir disfrutando, que al final es lo importante. A. M.: ‘Presión’ no es la palabra, pero tene


mos que ser conscientes de que hay mucha gente pendiente de nosotros, cada vez más, que confía en que lo hagamos bien. Eso no debe suponer una presión añadida, pero sí debemos ser conscientes de toda la gente que hay detrás, apoyándonos y que cree en nosotros, para dejarnos siempre la piel. ¿Qué significa para ustedes vestir la camiseta de la Selección nacional? G. D.: La verdad es que es un orgullo, algo muy bonito e importante. Desde bien pequeño siempre he tenido la suerte de poder jugar en las categorías inferiores y cada vez que vengo a una convocatoria lo afronto con unas ganas y una ilusión increíbles. O. T.: Efectivamente, es todo un orgullo representar a nuestro país, a millones de personas y de niños a los que les encantaría estar en nuestra posición. Estar aquí nos tiene que incitar a trabajar más y a seguir luchando, más aún, cada día. A. M.: Como soy el último ya me han quitado todas las respuestas (risas). Para mí, cada vez que vengo con la Selección... Cuando empiezas a jugar al fútbol te imaginas ir a alguna convocatoria con la sub-17, luego te llaman y ahora estoy con la sub-21 y tengo la oportunidad de jugar otro campeonato de Europa, que es lo último que me quedaba antes de la absoluta. Creo que lo hubiéramos firmado todos los que estamos aquí.

GD: “LLEGAR ES COMPLICADO, PERO LO REALMENTE DIFÍCIL ES MANTENERSE”

Ahora son todos compañeros con una misma camiseta, la de España. ¿Son capaces de dejar a un lado la rivalidad entre clubes cuando llegan a la Selección?

OT: “CUANDO PASAMOS LA PUERTA Y NOS METEMOS EN LA SELECCIÓN NOS OLVIDAMOS DE NUESTROS CLUBES E INTENTAMOS COMPORTARNOS COMO UN EQUIPO”

(“Por supuesto”, contestan los tres al unísono) G. D.: La verdad es que sí. Yo no tengo ningún problema con ninguno de mis compañeros: me caen genial todos y lo que pasa dentro del campo ahí se queda. O. T.: Sinceramente, creo que cuando pasamos la puerta y nos metemos en la Selección nos olvidamos de nuestros clubes e intentamos comportarnos como un equipo, en el que además de ser compañeros podemos ser buenos amigos. A. M.: Sí, la verdad es que aquí se nota en el ambiente que estamos todo el día de broma, aunque también hay piques; sanos, pero piques, al fin y al cabo. Tenemos entendido que cuando uno llega por primera vez a la sub-21 es víctima de una novatada, ¿es eso verdad? G. D.: A mí no me ha pasado... O. T.: A mí sí. Me hicieron cantar una canción, pero yo, que tengo muy interiorizadas mis dotes artísticas, lo superé (risas). De hecho, canté ‘Yo soy aquel negrito’, la canción del Cola Cao.


A. M.: Gerard miente. Aquí tenemos que cantar todos. Yo canté cuando llegué y él también, todos pasamos por lo mismo. G. D.: Cierto, pero no lo veo como una novatada (risas). Yo canté una de Melendi, ‘Desde mi ventana’. En el fútbol siempre se dice que lo difícil no es llegar, sino mantenerse. ¿Creen que es cierto? G. D.: La verdad es que es la pura realidad. Llegar es complicado, pero lo realmente difícil es mantenerse. O. T.: Te das cuenta de lo difícil que es mantenerse en Primera división, en un equipo de primer nivel, cuando lo sientes de verdad. Creo que la dificultad es muy alta y hay que trabajar cada día al máximo. A. M.: Es dificilísimo mantenerse. Y más en los equipos en los que estamos. Dicen las malas lenguas que las convocatorias de la Selección están muy influenciadas por el equipo en el que juega cada uno. ¿Han notado eso? A. M.: Aquí el míster se fija en el trabajo que realizas personalmente, en tu equipo y también en las categorías inferiores. Ahora mismo todos los que estamos aquí hemos pasado por las categorías inferiores y eso es importante porque a nadie le pilla de nuevo. O. T.: Yo creo que sí, que se está trabajando mucho las categorías inferiores, y en más de un club se está buscando un estilo de juego. No creo que se fijen en los equipos, sino en los jugadores que puedan llevar a

OT: “CUANDO LAS PIEZAS DE UN PUZZLE NO ENCAJAN DA IGUAL QUE SEAN MUY BONITAS: NO ENCAJAN. EN EL FÚTBOL PASA LO MISMO”


GD: “ME ESTÁ COSTANDO LA TRANSICIÓN A INGLATERRA, AUNQUE LO ESPERABA. ENTIENDO QUE SERÁ DIFÍCIL PERO CREO QUE CON EL TRABAJO DEL DÍA A DÍA TODO ACABARÁ LLEGANDO” cabo el estilo de juego de la Selección. G. D.: Yo no pienso que influya el equipo en el que estés. ¿Está cambiando España la forma de entender el fútbol en el mundo? G. D.: Creo que sí, que la Selección ya lleva años cambiando la forma de jugar al fútbol. Y los títulos han ayudado. O. T.: A raíz de cómo está jugando ‘La Roja’ hay muchas selecciones que quieren parecerse a nosotros y eso es un honor. A. M.: Está claro. A veces nos enfrentamos a selecciones que toda la vida han jugado ‘al patadón’ y ahora intentan hacer el ‘tiqui-taca’. Todo el mundo intenta imitar a España, pero no todos los países lo consiguen. ¿Quiénes son sus ídolos en la absoluta?

G. D.: La verdad es que nunca he tenido un ídolo, pero siempre me ha gustado mucho Fernando Torres. Además de Xavi e Iniesta, claro. O. T.: Yo no tengo dudas: Iniesta y Xavi. A. M.: Negredo. Óliver, ¿opina que la clave de los resultados que está logrando el Atlético de Madrid reside en tener un vestuario tan compacto? O. T.: Sí, sin duda es la base de todos los éxitos. Cuando las piezas de un puzzle no encajan da igual que sean muy bonitas: no encajan. En el fútbol pasa lo mismo. Gerard, usted ha experimentado este año un cambio importante. Se ha trasladado a Inglaterra después de pasar toda la vida en las categorías inferiores del Barça. ¿Cómo ha vivido esa transición? G. D.: Con mucha calma. Me está costando, aunque lo esperaba. Entiendo que será difícil pero, como venimos diciendo, creo que con el trabajo del día a día todo acabará llegando.

A. M.: Es una sensación impresionante, muy muy emocionante. Tienes que tratar de devolver el cariño que te da la afición con trabajo y con goles; ahora no estoy metiendo muchos, pero estoy seguro de que llegarán. |Óliver, que ahora mismo está cursando Periodismo, no duda en arrancarse a preguntar, entre risas, a sus dos compañeros de selección| O. T.: Gerard, ¿este cambio que has vivido te ha hecho madurar? G. D.: Creo que sí, que es una experiencia nueva de la que voy a aprender mucho. Este año en Inglaterra me vendrá bien para el futuro.

O. T.: Morata, este año ha habido muchos rumores sobre posibles traspasos. ¿En algún momento te planteas dejar el Madrid? IMPORTANTE

AM: “LO ES TENER UN PAPEL RELEVANTE EN EL EQUIPO, Y SI EN ALGÚN MOMENTO CONSIDERO QUE NO LO TENGO VALORARÍA OTRAS OPCIONES”

Álvaro, ¿qué se siente al saltar al Santiago Bernabéu y que se venga abajo cuando usted pisa el césped?

A. M.: Soy del Real Madrid desde que era pequeño y lo seré toda mi vida, pero creo que lo importante es tener un papel relevante en el equipo, y si en algún momento considero que no lo tengo valoraría otras opciones.

Un jugador que durante toda su carrera ha sido titular indiscuti


ble en las categorías inferiores y protagonista en sus equipos, ¿cómo afronta llegar al primer equipo y jugar 15 minutos, quedarse en el banquillo o incluso en la grada? A. M.: Al principio es muy difícil. Es un cambio que no todo el mundo lleva bien. Si sabes aceptarlo te das cuenta del valor de los minutos. A lo mejor en cinco o 10 minutos tienes que salir y solucionar un partido. En el fútbol profesional cada minuto es oro. O. T.: Yo pienso lo mismo. Tenemos que sentirnos especiales por las oportunidades que nos dan. Es normal que queramos tener presencia, pero también entendemos que estamos creciendo, aprendiendo y adaptándonos. Cada minuto que nos den tenemos que valorarlo y aprovecharlo. G. D.: Lo han dicho ellos. En primer nivel es difícil jugar y cada minuto tienes que aprovecharlo al máximo. Hay que tener paciencia y creo que tenemos mucho futuro por delante. Además de cualidades físicas y técnicas, ¿qué debe tener un futbolista para llegar a la élite? ¿Son la cabeza y el entorno tan importantes como dicen?

AM: ES CLAVE APOYARTE EN UNA BUENA FAMILIA Y AMIGOS QUE TE AYUDEN Y TE RECUERDEN QUIÉN ERES.

A. M.: El entorno es fundamental. Tener la suerte de contar con una familia que te apoya en todo y que no te deja subirte a las nubes es lo ideal. Ellos te dicen los errores, te ponen en tu sitio ante cosas que son normales en los chicos jóvenes que ganan mucho dinero y que tienen a


mucha gente admirándoles. Es clave apoyarte en una buena familia y amigos que te ayuden y te recuerden quién eres. Además de eso es necesario tener una buena cabeza, porque si no toda la calidad que puedas tener en las piernas no vale de nada. O. T.: Venimos desde abajo viendo a compañeros, algunos incluso mejores que nosotros, que al final no llegan... La diferencia estaba en la mente y en el entorno. Juegan un papel fundamental, ya que hablamos de esas personas que siempre van a estar con nosotros y en las que nos tenemos que apoyar. G. D.: Para llegar a la élite tienes que tener un poco de todo. No vale sólo con técnica o físico, sino que tienes que tener mucha cabeza, mucha ambición y muchas ganas de llegar y de ganar. Además, como han dicho Álvaro y Óliver, son muy importantes la familia y los amigos, que siempre van a estar ahí. En sus clubes, cada uno trabaja con un técnico diferente: Álvaro con Ancelotti; Óliver con Simeone; y Gerard con Roberto Martínez. ¿Qué destacarían de cada uno de ellos? A. M.: Yo destacaría la experiencia, sobre todo, en partidos importantes. O. T.: Yo del ‘Cholo’ destacaría, sin duda, la garra y la capacidad de motivación, mientras que de Julen [Lopetegui], con quien trabajo en la sub-21, la confianza que me da. G. D.: Yo de Roberto apuntaría las ganas de trabajar. En el día a día es un espectáculo por las ganas que demuestra en cada entrenamiento.

Los tres son también jugadores de videoconsola. ¿Qué piensan cuando se ven en los juegos de fútbol? (Risas) G. D.: Yo no me veo... O. T.: A mí me han hecho muy feo, no me gusta (risas). A. M.: Yo soy malísimo. ¿Cuál creen que ha sido, hasta ahora su minuto 116? O. T.: Yo no podría escoger uno. He vivido cosas muy muy buenas y creo que tengo

muchos ‘minutos 116’. No podría quedarme con ninguno. A. M.: La primera vez que coincidí con ellos... (Risas). G. D.: Creo que he tenido muchos buenos momentos. Y muchos que estarán por llegar, seguro.


Cualidades Gerard Deulofeu Velocidad: Rasgo característico de los extremos procedentes de La Masía, Deulofeu ha demostrado desde sus inicios ser un gran velocista, especialmente por la banda izquierda, con y sin balón.

Regate: A la primera de sus características hay que sumar una habilidad exquisita con el balón en los pies, lo que convierte a Deulofeu en un futbolista muy peligroso en el uno contra uno.

Gol: En sus dos temporadas en el filial blaugrana demostró tener un gran olfato de cara a portería, con una media de 13,5 goles por temporada a pesar de no ser el delantero de referencia.

Individualismo: Siempre se ha marcado este aspecto como un detalle a mejorar por el canterano del Barça, pero bien es cierto que cada vez se asocia mejor. De hecho, en el Europeo sub-19 de Estonia fue el segundo máximo asistente del campeonato.

Capacidad defensiva: Este aspecto continúa en su lista de pendientes. La Premier puede ser un buen campeonato para mejorar su nivel de sacrificio en defensa y colaboración en la recuperación del balón.


Cualidades Óliver Torres Madurez: Pese a su juventud, Óliver parece tener claro cuál es el camino. No está viviendo momentos fáciles, al quedarse fuera de determinadas convocatorias y sumando más minutos de calentamiento que de juego. Él cree en Simeone y el míster argentino tiene un plan para el mediapunta. Este rasgo le hará llegar lejos, pues está sabiendo aceptar su papel. Visión de juego: El cacereño ve el fútbol como pocos jugadores en el mundo. Encuentra huecos de pase donde aparentemente no los hay y siempre sabe lo que tiene a su alrededor –compañeros, rivales–, una cualidad que le convierte en un jugador especial.

Físico: Pese a que en la última temporada ha mejorado físicamente al ganar musculatura y fondo, aún tiene margen de mejora para poder disputar un volumen alto de partidos al máximo nivel durante los 90 minutos. La exigencia de la Primera división es mucha y su adaptación no es sencilla, por lo que necesita seguir un plan físico y alimenticio específico para mejorar este aspecto. Constancia: El hecho de disputar pocos minutos complica frenar el ansia por demostrar su valía. Esta circunstancia le convierte en un jugador que, por momentos, es poco intenso, con chispazos de genialidad pero que quizá son aislados. Pierna derecha: Es indudable que tiene un guante en su pie derecho. Sus pases en largo, cambios de juego e incluso disparos desde media distancia demuestran una precisión total.


Cualidades Álvaro Morata Inteligencia: El delantero del Real Madrid aúna muchas virtudes físicas –como la velocidad, la fortaleza o el remate–, pero resulta más llamativo su instinto a la hora de buscar el gol y la inteligencia que demuestra para tirar desmarques o sacar situaciones ventajosas con respecto a los defensas rivales. Capacidad de adaptación: Durante su etapa en el Castilla, con Alberto Toril al mando, o en las categorías inferiores de la Selección, Morata ha llegado a jugar de delantero centro –la que sería su posición natural–, en la banda izquierda o, incluso, como segundo punta por detrás del ariete. A todos los puestos se ha habituado intentando dar lo mejor de sí mismo. Espíritu de sacrificio: El madrileño ha sabido interiorizar la filosofía del esfuerzo que se les presupone a todos los futbolistas que quieren llegar a la élite. Más allá de exprimirse en cada entrenamiento, Morata realiza muchas de las ingratas funciones que en su día caracterizaron a Raúl: presiona, pelea y ayuda en tareas defensivas.

Regularidad: No es un aspecto cuya mejoría dependa estrictamente de él, puesto que son sus entrenadores los que tienen que proveerle de minutos. Sin embargo, en el debe de su balance está el aprovechar esas oportunidades de las que dispone, sin importar el contexto, la competición y el rival. Definición: A pesar de ser un delantero que en la Liga Adelante vio puerta con cierta facilidad, el público del Santiago Bernabéu es muy exigente a la hora de encasillar a sus delanteros, que siempre han sido los mejores del mundo. Si consigue mejorar la definición se meterá definitivamente en el bolsillo a la grada de Chamartín.


El técnico vasco rompió su coraza cuando la sub-21 reinó en Israel.

H

ace ya más de una década que inició su carrera en los banquillos, sólo una temporada después de colgar las botas. O, en su caso, los guantes. Julen Lopetegui (Guipúzcoa, 1966) todavía conserva en su retina aquella década de los 90, en la que llegó a defender la portería de Real Madrid, Logroñés, Barça o Rayo Vallecano: “El fútbol ha mejorado en muchísimos aspectos. Lo que no ha cambiado es la pasión con la que todo el mundo vive y siente el fútbol en España y en gran parte del mundo. Pero es cierto que, tanto el juego, como las maneras de entrenar y la capacidad del futbolista, han evolucionado”, explica con un cierto aire de añoranza.

Foto: www.libertaddigital.com

“En la Selección les decimos que sean chavales normales” Por: Julián Carpintero @carpintero_jcg

El que fuera arquero internacional de España en el Mundial de Estados Unidos en 1994 lleva ya tres años empapándose de fútbol inmerso en las categorías inferiores de ‘La Roja’. Tras una experiencia no del todo positiva como técnico del Real Madrid Castilla, la Ciudad del Fútbol de Las Rozas se convertía en su oficina de trabajo en el verano de 2010, cuando se hacía cargo, de forma conjunta, de la sub-19 y la sub-20. “En el tiempo que llevo en la Federación he tenido la suerte de entrenar a excelentes generaciones y todas de buen nivel. Evidentemente, sobresale un poco más que otras, pero es el tiempo el que va dando y quitando razones”, espeta el preparador vasco. Si algo resalta con especial énfasis Lopetegui sobre la labor de los entrenadores es la importancia de educar a unos chicos que, pese a que son profesionales sin haber alcanzado los 20 años, no dejan de ser jóvenes que empiezan a conocer las dificultades del mundo adulto: “Aquí tratamos de enseñarles en lo que nosotros creemos, tanto cómo deben competir futbolísticamente como el comportamiento que deben tener y saber a quién están representando. Les decimos que sean chavales normales”, para, a continuación, añadir que “lo importante es que dentro de 10, 12 o 15 años sigan en la élite, porque condiciones tienen, pero no es fácil quedarse y se lo van a tener que ganar con su trabajo diario”.


El actual seleccionador sub-21 reconoce que al cuerpo técnico que él encabeza le gustaría que los chicos dispusieran de más minutos en sus equipos, al tiempo que comprende que esa coyuntura es parte de su adaptación al fútbol profesional: “Tienen que ser capaces de saber qué es lo que han de hacer en una situación de contradicción, en la que no tienen los minutos que ellos quieren. No les queda otra que luchar, seguir entrenando a tope y aprovechar las oportunidades que puedan tener”, narra en un tono que se acerca a lo didáctico. En el mismo sentido, el seleccionador de la vigente campeona de Europa de la categoría afirma no tener dudas a la hora de hacer las convocatorias, pues intenta escoger a los futbolistas que mejor se adaptan a la marcada filosofía de fútbol que se practica en España. Es más, a día de hoy parece difícil que el equipo varíe en función de las características de los jugadores.

“Tienen que ser capaces de saber qué es lo que han de hacer en una situación de contradicción, en la que no tienen los minutos que ellos quieren. No les queda otra que luchar, seguir entrenando a tope y aprovechar las oportunidades que puedan tener”

Precavido, Julen Lopetegui prefiere no ‘mojarse’ cuando se le cuestiona sobre si la sucesión de los Casillas, Villa o Iniesta está garantizada con esta magnífica camada de futbolistas que insinúan tirar la puerta a cabezazos en vez de pedir permiso para pasar. “Compararles y meterles esa presión de sustituir a los mejores jugadores de la historia del fútbol español se me antoja un tanto injusto. Hay que dejar que los chicos desarrollen el futuro, porque tienen talento y compiten con los mejores de su edad a un grandísimo nivel. Al final dependerá de ellos”, cuenta.

Esas son las sensaciones que transmite Julen Lopetegui, un hombre sobre cuyos hombros recae la responsabilidad de formar a las que serán las futuras estrellas de la Liga española, y que entiende que para subir la escalera hay que procurar no tropezar con ningún peldaño: “En las primeras charlas tratamos de que todo el mundo aparte el día a día que vive en su equipo y entienda que hay un objetivo común en la Selección: ser lo más parecido a un equipo”.


UNA CANTERA INAGOTABLE

E

n principio, no debería ser muy complicado distinguir a los futuros cracks del resto de chavales que sueñan con ser futbolistas. Se trata, básicamente, de ver quién se mueve como si el partido fuera de adultos contra niños. Cuando un chico parece ir a otra velocidad es que está listo para dejar de ser sub-19 o sub-21 y ha adelantado los plazos para aterrizar entre los mayores con naturalidad. Se trata de tener calidad pero, sobre todo, capacidad para competir e inteligencia en el campo. Son los casos de Óliver, Morata y Deulofeu. Adelantados a su edad, siguen siendo oficialmente sub-21 pero resisten la competencia con los mejores profesionales. Les queda por alcanzar un punto de madurez que lograrán jugando. Y en eso están, en buscar su sitio. Los dos primeros han elegido el camino más complicado, el de buscarse un hueco en dos de los mejores equipos del mundo, donde cada minuto cuesta toneladas de esfuerzo. Todo el riesgo que quieran correr sus técnicos con ellos será bueno para su futuro, una inversión segura en el caso de que uno sepa tener paciencia. Deulofeu, por su parte, decidió buscar esos minutos en Inglaterra, donde Roberto Martínez ha sabido dosificar su ímpetu hasta que una lesión frenó la ascensión del extremo. Volverá en breve a provocar suspiros en las gradas de Goodison Park. Los tres son grandes ejemplos de la rica cantera española. Un medio con pausa y visión de juego; un delantero generoso y goleador; y un extremo de regate imparable con puntería en el área. Es la muestra de que el talento no parece agotarse en los miles de campos de un país que disfruta de una época dorada. En cualquier otro lugar Deulofeu, Óliver y Morata ya serían internacionales absolutos. En España les toca esperar. Pero a buen seguro que lo serán. Por Nacho Silván @nachosilvan


Así hablan de...

ÁLVARO MORATA “Aunque le falta experiencia, Morata tiene mucho entusiasmo” Carlo Ancelotti

“Morata nos da mucho más que goles” Julen Lopetegui

“Es evidente que cuando está Morata somos mejores” Alberto Toril

“Morata tiene la cabeza muy bien amueblada. Cuando jugaba en el Castilla, en la banda izquierda, no paraba de trabajar y supo asumir su rol. A pesar de la envergadura que tiene es muy coordinado y por la zancada puede parecer a Fernando Torres, pero tiene más calidad a la hora de recortar y definir. De cara al futuro es muy interesante” Kiko Narváez

“Morata remata de cabeza y se mueve mejor que Morientes a su edad” Ginés Meléndez


Así hablan de...

ÓLIVER TORRES

“Sigue creciendo como esperamos y como queremos. Siempre tiene muestras de ser un jugador diferente” Diego Simeone “Óliver va a ser un jugador de talla mundial” ‘Gabi’

“Es un chaval y tiene un futuro por delante muy bueno. Tiene años y años por delante. Hay que tener paciencia porque lo tiene todo” David Villa

“Tiene que tener tranquilidad para dar lo mejor que tenga cada minuto. Poco a poco le llegarán las oportunidades porque es un grandísimo futbolista” ‘Koke’

“Me fascinó que Óliver, con 12 años, fuera capaz de dar 500 toques al balón” Paco Cordobés Jefe de captación del Atlético de Madrid


Así hablan de...

GERARD DEULOFEU “El Barça le ha cedido, pero no se ha desprendido del jugador. Creo que eso ya demuestra la importancia que tiene el futbolista”

‘Tata’ Martino

“Es un jugador muy bueno, que además tiene la suerte de que lleva muy bien la presión de jugar en un equipo como el Barcelona. Debe crecer junto a los cracks que tenemos y poco a poco ganarse un espacio” ‘Tito’ Villanova

“Es el tipo de futbolista que te puede ganar un partido. Estoy muy satisfecho con su actitud y la forma en que aprovecha sus oportunidades cada vez que está sobre el terreno de juego. Estoy muy contento por su talento y potencial para ganar partidos. Ha superado mis expectativas”

Roberto Martínez

“No he visto a un jugador irse de los rivales como Deulofeu. Es un futbolista que tiene unas condiciones técnicas extraordinarias. De los jugadores que he dirigido, el mejor en el uno contra uno es él. Tiene una base excelente y debe seguir este camino para mejorar y ser el grandísimo jugador que todos esperamos que sea” Óscar García

Entrenador del Juvenil del FCB entre 2010 y 2012

“Deulofeu podría llegar a ser un buen falso 9. Le veo a veces con el filial y las inferiores de la Selección y es un jugador que me asombra. Creo que puede ser un gran jugador”

Roberto Hernández


DERBIS DEL MUNDO

EL GATU DE ZORRILLA Por: Ezequiel Costa @ezequieldcosta Las selecciones españolas atraviesan el mejor momento de su historia y, ahora que los campeonatos parecen caerse de los bolsillos, echar la mirada atrás recuerda lo arduo que fue el camino para alcanzar este dulce presente. El primer título de la Selección absoluta llegó en la Eurocopa de 1964, pero hubo que esperar hasta 1986 para festejar otro campeonato, en este caso en la categoría sub-21, la misma en la que hoy juegan los tres protagonistas de este número de Revista Minuto 116: Óliver Torres, Álvaro Morata y Gerard Deulofeu.

E

l 29 de octubre de 1986, la sub-21 dirigida por Luis Suárez –capitán de aquella selección campeona en 1964–, derrotaría a Italia en la final del torneo continental. Tras perder 2-1 en Roma, España ganó por el mismo marcador en el Nuevo Zorrilla de Valladolid y, después de una prórroga, se coronaría en los penaltis (3-0), donde Ablanedo paró dos lanzamientos. Pero ése es el final de la historia. Todo comenzaba un par de años antes, en 1984, cuando Inglaterra vencía a España en la final. Por entonces, el Europeo sub-21 se disputaba a lo largo de dos años, con una ronda previa y eliminatorias de ida y vuelta a partir de cuartos de final. España no tuvo pro-


blemas para deshacerse de Escocia e Islandia La vuelta de la final se disputaría el 29 de ocen la instancia inicial, cruzándose con la artubre, en un Nuevo Zorrilla de Valladolid que chienemiga Francia en cuartos. Dos triunfos colgaba el cartel de ‘no hay billetes’, algo que ante los galos (1-3 y 3-1) llevaron a los de Luis sólo había ocurrido en su inauguración en Suárez ante Hungría en semifinales. La de1982. Aquel día España formó con Ablanedo rrota en Budapest (3-1) sería respondida con II; Solana, Sanchís, Andrinúa, Quique Sánuna remontada en La Coruña, culminada chez Flores; Gallego (Juan Carlos), Eusebio, con un gol de Eloy Olalla en la prórroga (4-1). Roberto, Eloy; Gabino (Ramón) y Paco LlorenAsí se llegó a la final ante la temida Italia te. Eloy abría la cuenta –en fuera de juego, de Azeglio Vicini, flamante ‘allenatore’ de la según reconocería él mismo después–; Franabsoluta, que se despedía de la sub-21 tras cini igualaba rápidamente y, mientras los una década al frente de la 40.000 espectadores vitojuvenil transalpina. Eran En la final ante Italia, en reaban cuatro inverosímitiempos en los que España les atajadas de Juan Carlos Valladolid, Ablanedo paró sufría cada vez que debía Ablanedo, el capitán Roberdos lanzamientos en la enfrentarse a Italia, cuanto anotaba el 2-1 en el 76, redo aún se repetía eso de que sultado que se mantendría tanda de penaltis los ‘azzurros’ ganaban poren la prórroga para llegar a que demostraban más perlos penaltis. sonalidad. En realidad, la joven ‘Nazionale‘ contaba con una brillante hornada de jugaAquella tanda fue especial. Sólo hacía cuatro dores, siete de los cuales luego conformarían meses del penalti fallado por Eloy ante Bélel núcleo duro en el Mundial de 1990: Zenga, gica en el Mundial de México, e Italia seguía De Napoli, Vialli, Ferri, Giannini, Donadoni infundiendo más que respeto. El diario ‘El y Mancini –incluso los tres primeros ya haNorte de Castilla‘ revelaría después detalles bían sido mundialistas en México ese misde cuando Luis Suárez tuvo que designar a mo verano–. De este modo, el 10 de octubre los lanzadores. “¿Quién quiere lanzar un pede 1986, en Roma, Italia ganó 2-1 gracias a los nalti?”, preguntó a los suyos. Nadie respontantos de Vialli y Giannini, anotando Calderé dió. “¡Me cagüen mi manto! Que si me dejan para España. lo lanzo yo ¿eh? ¿Quién se anima con los pe-

4

campeonatos del mundo

Subcampeonatos de Europa participaciones en 12 Campeonatos de Europa

“¿Quién quiere lanzar un penalti?”, preguntó Luis Suárez a los suyos. Nadie respondió naltis?”, alzando la voz. Entonces tres dieron el sí: Roberto, Eusebio y Ramón, más Juan Carlos, que le contestó: “Míster, yo no he tirado un penalti en mi vida, pero si quiere…”. Y el quinto de la lista recayó en Eloy, dispuesto a enterrar los fantasmas de México. Lo cierto es que los tres primeros españoles anotaron, y que no hizo falta más, porque el ‘Gatu’ Ablanedo contuvo los remates de Giannini y de Baroni, fallando Desideri el suyo. Así, el 3-0 en la tanda desató una explosión de júbilo en el estadio del Valladolid, testigo del segundo título en la historia de las selecciones españolas. El pequeño y genial portero mierense, de 1’76 metros y reflejos felinos, salía de los vestuarios con lágrimas en los ojos: “Yo no soy el responsable del triunfo. El mérito corresponde a todos los jugadores por igual. Es el fútbol de España el gran triunfador de esta noche histórica. No lo olvidaré en mi vida”. Como tampoco los 40.000 presentes olvidaron aquella noche, la de ‘El Gatu de Zorrilla’.

PALMARÉS SELECCIONES INFERIORES


El legado de la estrella s Vocezadas ori Aut

Por: Aritz Gabilondo @AS_AGabilondo

Potencia, talento y desequilibrio. En realidad, entre los tres abarcan gran parte de lo que es el presente y el futuro del fútbol español

El legado de Casillas, Xavi o Iniesta no será sólo el caudal de títulos que dejen cuando se retiren de la Selección. El legado será mucho mayor. Quien de niños les vio triunfar y jugar como pocas veces antes lo había hecho nadie ha asumido como suyo ese estilo de fútbol tan peculiar que les convirtió en leyendas. En España se juega bien al fútbol en cualquier rincón y el mérito es de tan estupenda generación que, poco a poco, cuanto más tarde mejor, va a ir menguando. Ganar títulos y tratar el balón como lo han hecho estos años ha propiciado que los relevos, esos mismos chicos que han aprendido a base de admirarles, estén en disposición de hablar el mismo idioma futbolístico a partir de ahora. Varios pilares fundamentales se proyectan en la cantera para mantener el edificio en pie. Muchos y muy diversos. Tantos que destacar a tres es casi un ejercicio al azar. Pero, por tocar las escuelas de los tres grandes de la Liga, conviene detenerse en Morata, Óliver y Deulofeu. Delantero, mediapunta y extremo. Madrileño, extremeño y catalán. Potencia, talento y desequilibrio. En realidad, entre los tres abarcan gran parte de lo que es el presente y el futuro del fútbol español. A Morata se le ha visto golear más con la Selección –de hecho es el máximo goleador en categorías inferiores de España– que en el Madrid, pero ha sido suficiente para comprobar que se trata de un ‘9’ de gran zancada y determinación, un ariete con el que derribar cualquier muro que se ponga por delante. Confiar en édebería ser una cuestión futbolística, no una política para con la cantera madridista.

Lo mismo ocurre con Óliver. En el dibujo de Simeone en el Atlético no encaja demasiado porque carece de la figura del mediapunta. Quizá Óliver sea más que eso, muchísimo más, aunque para comprobarlo se requiere una temporada entera y no destellos sueltos, demasiado esporádicos. Los que ha dejado, eso es obvio, han deslumbrado. Difícil reunir más talento en un cuerpo con el marcado ADN actual del futbolista español, mucho más técnico que físico, mucho más cómodo tocando la pelota que corriendo tras ella. Y, por último, una parada obligatoria en la banda derecha de Deulofeu. El Barça le cedió al Everton para que se hiciera adulto en la Premier, para que tuviera que encarar a laterales internacionales y curtidos en mil batallas. ¡Y vaya que si lo está haciendo! Roberto Martínez ha dosificado su incursión en el equipo cuanto ha podido, pero su juventud se ha llevado todo lo que se ha encontrado por delante. El desborde con el que nació, el cambio de ritmo repentino que abre por momentos el césped cuando arranca, es un argumento de peso para el futuro del Barça y del fútbol español. Hoy son sólo tres jóvenes que tratan de hacerse un hueco en la élite de los más importantes clubes de Europa. Un reto siempre complicado, incluso para los mejores. El día de mañana habrá una respuesta a lo que parece evidente: el futuro de España se escribe con la M de Morata, con la O de Óliver y con la D de Deulofeu. Y no parece un mal augurio.


El puñal de la cantera s Vocezadas i or Aut

Por: Hugo Cerezo @hugocerezo

Un mal partido o una mala temporada se perdonan para el que viene de fuera. Tendrá más oportunidades para que el entrenador, director deportivo o presidente que le trajera no carguen con lo ruinoso de su fichaje

El fútbol, como la vida, ha perdido la batalla de la inocencia, del romanticismo por encima del saldo bancario, de los colores por delante de todo. No tanto el fútbol como el futbolista, antes depositario de los valores del club en el que se había formado, jugado, ganado, perdido y, por fin, retirado. Sólo el aficionado mantiene invicto su compromiso. Algún día rodarán un ‘Parque Jurásico’ basado en los ‘one-club men’. Porque en este espacio mercantilizado, de inversiones, amortizaciones y superávits, el canterano ha perdido su sitio. Entendido canterano por el chaval criado en el club de su ciudad, cuya camiseta ha defendido cada domingo durante años y que llega al primer equipo. Él apenas vende. Lo hacen más los nombres acabados en ‘inho’ o los apellidos venidos del frío. De otra manera, Di María no le quitaría el sitio a Jesé; Morata tendría más oportunidades; Deulofeu no jugaría en el Everton; Simeone no estaría buscando un Diego teniendo a Óliver; y Alcácer jugaría más que Hélder Postiga. Cuando se invierte tanto dinero en futbolistas de fuera no queda otra que ponerlos a jugar. Si funcionan, no habrán tenido que ganarse el puesto. Si no lo hacen, tendrán más chances que los de casa. Es fácil imaginar que Morata nunca va a tener las oportunidades de Gonzalo Higuaín o Karim Benzema.

O Deulofeu las de Alexis. Recordamos cómo Iniesta fue suplente en la final de la Champions de 2006, con Edmílson y Van Bommel en el once. El Barça se fue al descanso perdiendo 1-0 ante el Arsenal e Iniesta jugó la segunda parte. Los azulgranas acabaron campeones. Hay muchas y honrosas excepciones, más allá del Athletic, la aldea de Astérix y Obélix en la Galia del fútbol. Guardiola apostó por Pedro y Busquets como antes lo hizo Cruyff con él, Valdano con Raúl, Del Bosque con tantos y tantos... Pero la tendencia es la contraria. El de casa tiene que demostrar más que el de fuera, para el que su precio, además de ser una presión, supone un colchón. Un mal partido o una mala temporada se perdonan. Tendrá más oportunidades para que el entrenador, director deportivo o presidente que le trajera no carguen con lo ruinoso de su fichaje. En este sentido, Patxi Puñal lleva toda la vida en Osasuna, aunque no alcanza la etiqueta de ‘one-club man’ por una cesión de temporada y media en el Leganés. Su caso es sintomático del canterano que tiene que irse fuera a demostrar que tiene sitio en casa. Sin embargo, su trayectoria es un ‘expediente X’. Cuesta imaginar que en un equipo con más poder económico, este legendario jugador, la antítesis del mediático a pesar de llevar el ‘10’, no hubiera sido desplazado por un ‘inho’.


FALSO 9

Epígono de ‘La Quinta’

por Sergio Menéndez


FALSO 9

D

esconocía el bueno de Julio César

juego de palabras con el que Iglesias quiso

Merced a su fútbol de métrica perfecta, ver-

Iglesias la injusticia que estaba co-

denominar a una hornada de niños prodi-

so ágil y variedad de recursos estilísticos,

metiendo aquel 14 de noviembre de

gio con aptitudes suficientes para repetir

esta quintilla que nada tenía de pie quebra-

1983, cuando las páginas del diario ‘El País’

el éxito que su entrenador había cosechado

do sentó las bases de una corriente futbolís-

publicaron un reportaje firmado por el pe-

como capitán del célebre y sesentero ‘Ma-

tica a la que sólo le faltó por rimar una Copa

riodista zamorano donde se bautizó la que

drid de los Yé-yé’.

de Europa. Un movimiento que hizo gala

probablemente constituía la generación de

de su excelencia de un modo casi tiránico,

futbolistas españoles más brillante nacida

No tardaría el tiempo en concederle la

confinando al olvido a todo aquel que no

en las categorías inferiores de un mismo

razón al visionario periodista de imperial

formase parte de la ilustre formación origi-

club hasta el momento.

nombre. Un par de semanas, concreta-

nal. Porque, al igual que le sucedió a Miguel

mente, hasta la llegada del 4 de diciembre

Hernández con los Guillén, Salinas, García

Bajo el título de ‘Amancio y La Quinta del

de 1983, el día en que Alfredo Di Stefano,

Lorca, Alberti y el resto de los intelectuales

Buitre’, la pieza destacaba el extraordinario

por entonces técnico del primer equipo,

que acudieron en 1927 al homenaje a Luis de

potencial de un grupo de cinco jóvenes na-

realizó su enésima contribución a la causa Góngora celebrado en el Ateneo de Sevilla,

cidos entre febrero de 1963 y septiembre de

merengue haciendo debutar como jugado-

el papel que un tocayo del poeta alicantino

1965 a los que la providencia había juntado

res de Primera división a los dos miem-

apellidado Porlán Noguera y conocido popu-

en los vestuarios del Real Madrid Castilla

bros más precoces de la bandada. Si bien

larmente como ‘Chendo’ desempeñó en el

y que concluyó la temporada escribiendo

Martín Vázquez no fue capaz de imitar a

Real Madrid de su tiempo ha quedado re-

su propio capítulo en la historia del fútbol

Sanchís y poner la guinda a su estreno

ducido a la condición de epígono. Un verso

nacional después de proclamarse campeo-

con un gol, La Condomina supuso para

suelto, el eslabón perdido de toda una gene-

nes de Segunda división y convertirse en el

los miembros de ‘La Quinta’ su particular

ración por culpa de un descuido reporteril.

único filial capaz de semejante logro. For-

despegue, el punto de partida a una eta-

maban este distinguido cocktail de talen-

pa de altos vuelos donde los hombres de

Hijo de la misma tierra que asistió a la

to Rafael Martín Vázquez, Miguel Pardeza,

Butragueño asumieron un protagonismo

puesta de corto de sus célebres contempo-

Manolo Sanchís, José Miguel González del

dentro del panorama balompédico patrio

ráneos, ‘Chendo’ es, de cuantos futbolistas

Campo, ‘Míchel’, y Emilio Butragueño, el

de la década de los 80 y principios de los

coincidieron con ‘La Quinta’, quizá el más

rapaz de bucles dorados que gracias a sus

90 similar al que tuvo la generación del 27

prosaico, un hecho que no evita la existen-

vertiginosos cambios de velocidad inspiró el

en la lírica de siglo XX.

cia de ciertos vínculos con Miguel Hernán


FALSO 9 dez. Natural de Totana, municipio situa-

Sanchís dentro de ‘La Quinta’. En el peor de

de Miguel Hernández, el homenaje musical

do a poco más de una hora en coche desde

los casos, fue Paulo Futre quien hizo las ve-

le llegó al lateral con “La boda del Chendo”,

Orihuela, pueblo de Miguel Hernández y su

ces de Antonio Buero Vallejo, el dramaturgo

letra cargada de surrealismo y retranca

malogrado compadre Ramón Sijé, el prepa-

que perfiló a Miguel Hernández a carbonci-

disponible en Internet y firmada por el

rador madridista Luis Molowny se fijó en él para el lateral diestro del Juvenil. Si Hernández reconocía haber querido ser llorando el hortelano, quien dio sus primeras patadas al balón luciendo el escudo del colegio La Cruz de la Misión también tuvo clara su vocación. Vientos de pue-

Igual que le sucedió a Miguel Hernández con los García Lorca o Alberti, el papel que un tocayo del poeta alicantino apellidado Porlán Noguera y conocido como ‘Chendo’ desempeñó en el Real Madrid de su tiempo ha quedado reducido a la condición de epígono

llo, retratando vilmente a

desconocido Benji, compositor con nombre

‘Chendo’ durante la final de

de portero japonés. En lo que se refiere a su

Copa del Rey de 1992 con un

momento actual, igual que a la protagonista

desmarque a la espalda y

de la famosa nana de Miguel Hernández,

un zurdazo que decantaron

el idilio del señor Porlán con el Real Madrid

el título a favor del Atlético.

es una cebolla a la que todavía le quedan

Por lo demás, el mítico ‘2’

capas. Porque a pesar de haber transcurrido

supo incluso dejar instan-

ya tres lustros desde su retirada, su figura

tes para el recuerdo. Valga

permanece ligada a la hierba, ahora

el túnel con el que atravesó

desempeñándose como delegado del equipo.

las piernas de Maradona

Y sigue sin temblarle el pulso, ya fuese para

blo terminaron por arrastrar al disciplinado en un partido frente al Nápoles o su porten-

sostener del cuello a Pinto y evitar que una

e incombustible defensa hasta Chamartín

tosa labor contra el Ajax en un encuentro

tángana pasara a mayores o reprender a

después de prestar los obligatorios servicios

disputado en noviembre de 1995 donde el

esa oveja descarriada y tan proclive a los

con el Castilla. Poco a poco fue haciéndose

incipiente Overmars se las vio y deseó para

paseos por los campos de amapolas que

un sitio en la retaguardia, donde la combi-

superar a un ‘Chendo’ ya veterano que dejó

siempre fue José María Gutiérrez. A este

nación de fondo y contundencia que tanto le el catálogo de autopases del desbocado ex-

respecto, ‘Chendo’ se mantiene tan fiel a su

caracterizaban le convirtieron en una ver-

tremo neerlandés tan yermo como la prota-

compromiso con el club de Concha Espina

sión futbolística del rayo que no cesa.

gonista de la obra teatral de Federico García

como a los orígenes pastorales de su lírico

Lorca.

álter ego. Porque, al igual que le ocurrió

Nada tiene que reprocharle la parroquia del

durante ‘La Quinta’, continúa hoy cardando

Santiago Bernabéu tras 16 temporadas en

Si bien su blanca condición no le hizo

las lanas del madridismo sin importarle

el que constituye su único club como profe-

despertar el favor de Joan Manuel Serrat,

que otros se lleven la fama.

sional, un honor solamente compartido por

cantautor blaugrana y ferviente admirador


Mis Villanos Favoritos por Fran GuillĂŠn

@guillenfran


Los muchachos de Iñaki Sáez se habían ido al descanso ganando 2 a 0 y lo único que necesitaban en esa final olímpica era no perder los nervios durante tres cuartos de hora

L

El marrón, en este caso, le cayó a Pierre

durante tres cuartos de hora. Pero a los ocho

Nlend Womé, defensa aseado, de los de largo

minutos, Amaya se metió un gol en propia

recorrido, que la mandó a esparragar. Era el

puerta. Luego empataría –esta vez sí Eto’o–.

descuento del descuento y en Egipto se aca-

Y la tanda definitoria se resolvería por un

baba de vender ya todo el pescado. Womé,

mísero fallo. De nuevo, un Amaya que quiso

brazos en jarra, se quería morir. Eto’o seguía

que se lo tragasen las Antípodas.

en el otro área, buscando su mechero. a grandeza de Bebeto, que es mucha,

De lo que nadie se acuerda es de que fue la

siempre tendrá el reverso tenebroso de

Tras varias amenazas de muerte, un com-

zurda de Womé la última que pateó una

aquel penalti que pateó Djukic porque

patriota tuvo la poca delicadeza de quemar

pelota de fútbol en aquellos Juegos. Tras su

el hombre no tuvo otro remedio. Cuentan

la cas a de Womé. Por suerte, sin él dentro.

gol, el definitivo, vinieron el podio y la fiesta.

que fue pitar López Nieto y, antes de que el

Tras señalar con el dedo a medio equipo, el

Las lágrimas de alegría de una nación que

dedo del árbitro apuntase a la cal, el brasile-

zaguero volvió a Europa con el pecho hun-

no conocería más metales preciosos has-

ño estaba ya en el córner opuesto.

dido. El viejo continente, que tanto cariño le

ta la explosión de la superdotada Françoise

había dado desde su desembarco en Vicenza

Mbango Etone. Hasta ella, la gloria olímpica

siendo un adolescente, le sirvió para purgar

pertenecía a Womé, el villano por excelencia

Un poco de eso le pasa a Samuel Eto’o, cuyas

piernas fueron siempre aún más rápidas que recuerdos trotando países. Él, que en Sídney

de la historia de la cantera española.

su lengua. La zancada de depredador de la

le había dado a su país el primer oro olím-

sabana es lo que quedará para los restos de

pico de la historia de Camerún. Contra, ¡ay!,

Aquel día, él tiñó de negro plateado a una

ese negro que, ya dijo, marcó goles para vi-

España.

generación española que luego llevaría al

vir como un blanco. Sin embargo, a él tam-

fútbol absoluto su bendita costumbre de

bién un día se le perdió el mechero justo en

Porque algo parecido a lo de Womé en aque-

llegar a las finales. Seguro que, cinco años

el momento más inoportuno y decidió irse

lla tarde egipcia debió pensar Iván Amaya

después, contemplando su Mercedes desgua-

a buscarlo en el instante menos apropiado:

un 30 de septiembre de 2000. Los muchachos zado por los vándalos, Womé debió pensar

cuando Camerún entero esperaba un pun-

de Iñaki Sáez se habían ido al descanso ga-

que el de Sídney debió ser el último penalti

tapié de su bota para picar billete hacia el

nando 2 a 0 y lo único que necesitaban en

de su vida.

Mundial de Alemania.

esa final olímpica era no perder los nervios


Muchos chupitos NO hacen una Copa Da cierta pena ver cómo los propios jugadores aprovechan un córner para pedir los pantalones al delantero de turno o una falta para quedar en el túnel de vestuarios en busca de unos autógrafos y unas fotos

da pero no agitada, se ha convertido en un montón de chupitos de difícil digestión y resaca casi asegurada. Pero aquí nadie protesta. Del mundillo, entiéndanme. Que los de a pie estamos hartos de quejarnos mirando hacia Inglaterra.

Por Deporte

por Luis Aznar, redactor de MARCA

ner para pedir los pantalones al delantero de turno o una falta para quedar en el túnel de vestuarios en busca de unos autógrafos y unas fotos. Es triste. Que sí, que lo es.

Alguien tirará de memoria, de ‘Alcorconazos’, de ‘Toledazos’, de ‘Albacetazos’, pero a mí no me vale. Quiero lucha, guerra, camY no lo hacen porque a los más poderosos pos de césped artificial en el que los Mesles interesa foguear a sus segundas unisi, Villa, Cristiano y compañía tengan que a teoría que voy a exponer en estas líneas dades para, al ‘tran tran’, ir acercándose a unas semifinales más o menos complicadas sudar tinta china para volver a casa sin su cae por su propio peso cuando uno ve a orgullo mancillado y con una sonrisa. en las que, de irse a casa, ya exista la disGabi levantando la Copa del Rey en el palculpa de lo cargado que está el calendario. co del Bernabéu con los futbolistas del Real Así sí se llenarían los estadios, así sí se veHipocresía. Se mire como se mire. Madrid a caballo entre la incredulidad y la rían niños y mayores con las bufandas de tristeza sobre el césped. Pero, qué le vamos sus equipos de barrio en lugar de pancartas Pero es que tampoco los más modestos lea hacer, estamos en enero todavía y a uno pidiendo los guantes a no sé qué portero. vantan la voz. Acatan lo que sucede con la le sigue pidiendo el cuerpo una copa, pero Y que no me vendan la milonga del fin de resignación de que algún día serán ellos bien cargada, cuando echa un ojo al calensemana de la ida de los dieciseisavos y de dario y ve que los dos próximos meses están los que peguen el taquillazo y se lleven en lo bonito que es que la gente vaya al campo, la mochila un puñado de camisetas de sus plagados de idas y de vueltas para que, allá porque aquello sólo sirvió para que los más por Semana Santa –si hay suerte y a ningún ídolos. Así, los pequeños sólo se hacen más frikis nos apoltronáramos en los sofás –sí, chiquititos. iluminado le da por cambiarlo–, dos de los en los sofás– a ver un partido tras otro. En de siempre terminen viéndose las caras en No me digan que no da cierta pena ver cómo fin, aunque sea predicar en el desierto, un la final de un torneo con solera caducada los propios jugadores se toman a cachondeo servidor prefiere una buena Copa antes que peleando por su enésimo título. Lo que polas eliminatorias, cómo aprovechan un cór- muchos chupitos. día ser una Copa, como diría Bond mezcla-

L


“ME OFRECIERON

IR A LA NBA PERO OPTÉ POR

LA SEGURIDAD DE UN BUEN CONTRATO”

E

Por Fran Paz

@FranPazMV

l próximo verano se disputará en España el Mundial de baloncesto, un evento que, entre otras cosas, servirá para homenajear a una generación que dio el salto de calidad necesario para asociar el baloncesto español con los títulos. Hablamos de aquellos ‘Juniors de Oro’ que, en 1999, consiguieron un Mundial frente a Estados Unidos. Un trofeo que ha sido la punta del iceberg dorado del deporte de la canasta en nuestro país durante los últimos siete años. Seguro que Navarro o Gasol estarán sobre el parqué para recibir su merecido tributo, además de pelear por ser campeones del mundo otra vez. Sin embargo, hay jugadores que, a pesar de ser un pedazo muy grande del baloncesto nacional, tendrán más complicada su participación. No hay que adelantar acontecimientos, porque cualquier cosa puede pasar y, no tan lejos, hay citas muy importantes como los Juegos Olímpicos de Río en 2016. En cualquier caso, en Revista Minuto 116 no queríamos perder la oportunidad de charlar, honrar y seguir aprendiendo de uno de los mejores directores de orquesta del basket patrio, un ‘junior de oro’ que viste de naranja y disfruta de minutos de calidad en Fuenlabrada: Carlos Cabezas.


REVISTA MINUTO 116: Carlos Cabezas, un campeón del mundo y de Europa en el Fuenlabrada...

“Quizá el Fuenlabrada no es un club de las características de Unicaja o Khimki en cuanto al presupuesto o a la pelea por los títulos, pero estoy muy contento de haber venido aquí por el ambiente y la atmósfera que hay en esta ciudad”

CARLOS CABEZAS: El destino del deporte… Estoy muy contento de poder estar aquí. He pasado por equipos grandes a lo largo de mi carrera como Unicaja, Khimki, Baskonia, Zaragoza… Quizá el Fuenlabrada no es un club de las características de Unicaja o Khimki en cuanto al presupuesto o a la pelea por los títulos, pero estoy muy contento de haber venido aquí por el ambiente y la atmósfera que hay en esta ciudad. De momento estoy muy bien en Fuenlabrada. Al aficionado del Fuenlabrada primero le sorprendió su fichaje y, a continuación, le ilusionó sobremanera. ¿Es consciente de lo difícil que era que un jugador de su nivel acabara en el Fernando Martín? Me ha tocado venir muchas veces como visitante y siempre ha sido una afición que aprieta mucho. Los años con Solana y Guardia era un campo muy difícil de ganar y ahora estamos en esas, intentando crear ese fortín en el Fernando Martín. ¿Con qué club, de los que conoce desde dentro, compararía al Fuenlabrada? Fuenlabrada es un club similar al Zaragoza. Una ciudad grande que vive mucho el baloncesto, un club familiar con una afición cercana que siempre quiere ayudarte. También es parecido a Málaga por esa pasión de los aficionados. Usted empezó muy joven. Y además le venía de familia por su padre... Sí, lo tenía ya en el vientre de mi madre, como quien dice. Desde muy pequeño veía jugar a mi padre, porque sus horas libres de trabajo las invertía en que yo pudiera entrenarme en Marbella. Desde niño jugaba a todos los deportes. Me encantaba el fútbol y, de hecho, me sigue gustando mucho, pero se ve que tenía algo más de talento para el baloncesto y tanto mi padre como el resto de mi familia me ayudaron en muchas cosas que fui mejorando cuando llegué a la cantera de Unicaja.


¿Es el deportista de Marbella que más alto ha llegado? Hay grandes deportistas, pero es verdad que, a raíz de conseguir el Mundial, se nos entregaron muchos premios a los chicos malagueños: a ‘Berni’ [Rodríguez], a Germán [Gabriel] y a mí. Uno de ellos fue la medalla de oro de Marbella y la verdad es que como persona es lo máximo tener ese tipo de reconocimientos. Cerquita de Marbella está el ‘Museo Carlos Cabezas’, ¿no? Esa habitación en su casa, llena de camisetas y trofeos, debe ser para verla... Tengo una habitación con lo típico: las medallas del Mundial y otras competiciones importantes, así como réplicas de los trofeos en pequeñito –Mundial, Europeo, Liga–. Hay bastantes cosas y es algo bonito para el recuerdo, sobre todo para cuando sea un poco más mayor o si llego a tener familia. Un recuerdo inolvidable de los reconocimientos de estos años. Estando en la cantera malagueña, un día de febrero del año 2000, lesionado Jaumin, le llama ‘Boza’ Maljković para viajar nada menos que a Barcelona. Ese día juega 18 minutos, anota 8 puntos y consigue 12 de valoración sin fallo en el tiro… Sí, fue un buen debut. Me acuerdo perfectamente. Iba para el instituto y me llamaron desde el club para que me hiciera una ‘piarda’ [ndr: pellas) porque me tenía que ir a jugar al Palau. Me volví loco. Llamé rápidamente a mi familia porque me hacía una ilusión impresionante debutar con el equipo de mi ciudad habiendo esperado tantos meses. Imagínate, con los grandes bases a los que yo había visto jugar ahí, como Nacho Rodríguez y tantos otros. En ese momento estaban Jaumin y Lázaro, y ‘Boza’ confió en mí a pesar de que me había costado más llegar al primer equipo que a ‘Berni’ o a Germán. Al final fue esa lesión de Jaumin la que me dio la oportunidad de ir al Palau y hacer unos números fantásticos contra un equipo como el Barça. Fue curioso, porque metí todos los tiros de campo –también unos libres– y, a partir de ahí, comenzó mi carrera hacia arriba a nivel profesional.

Pese a haberlo ganado casi todo, el malagueño aún desprende ilusión por el baloncesto.

Antes de eso había llegado el oro de Lisboa, con un triple suyo en el último minuto frente a Estados Unidos... Lo he recordado muchísimas veces. Ese triple me ha marcado en mi carrera, no hay dudas. Fue un momento de mi vida impresionante, ganando a Estados Unidos y con la suerte de que Raül [López] me dobló ese balón con los americanos acercándose en el marcador y teniendo a Navarro o a Gasol en la pista. ‘Charly’ [Carlos Sainz de Aja, entrenador de aquel equipo] sabía que había definido muy bien en todas las categorías inferiores, que era un jugador de final de partido y faltando tres minutos para el final, en una segunda mitad en la que no había jugado mucho, me sacó frío y la primera bola que ‘chuflo’ la meto. Es un triple que recordaré siempre.


¿Qué tuvo aquella generación de baloncestistas para cambiar el basket español?

“El triple que anoté en la final de Lisboa ha marcado mi carrera. Fue un momento de mi vida impresionante, ganando a Estados Unidos y con la suerte de que Raül [López] me dobló ese balón con los americanos acercándose en el marcador y teniendo a Navarro o a Gasol en la pista”

“Ir al balcón del Ayuntamiento y ver a la gente celebrando y llorando de emoción después de ganar Liga, Copa del Rey y Copa Korac… Eso para mí es lo máximo como jugador profesional y como malagueño”

Ha tenido todo. Humildad, trabajo, talento y diversión en las concentraciones. En cada una de las concentraciones hacíamos algo bonito como ganar y competir, y encima, después, éramos amigos y nos lo pasábamos bien. Después del Mundial Junior de 1999 ya pasamos a ser hombres que peleamos por tener oportunidades en nuestros clubes. A ninguno nos regalaron nada, porque es cierto que lo de Lisboa tuvo mucho tirón, pero cada uno tuvimos que demostrar que éramos jugadores de primer nivel. Al final, poco a poco, todos nos fuimos asentando Diez años en Málaga dan para mucho: Liga, Copas, Copa Korac... ¿Cuál es el mejor recuerdo? Por suerte tengo muchos buenos recuerdos. Ganar siempre es algo bonito y especial, y más con el equipo de tu ciudad, y yo tuve la suerte de poder vivir algo así. Ir al balcón del Ayuntamiento y ver a la gente celebrando y llorando de emoción después de ganar Liga, Copa del Rey y Copa Korac… Eso para mí es lo máximo como jugador profesional y como malagueño. Todos los títulos son especiales, pero la Liga es muy emocionante, porque son diez meses durísimos de competición, de play-off, de encontrarte por el camino a Valencia, Real Madrid y una final con un equipazo como el que tenía el Baskonia. Eso es lo más especial. Sin duda, 2006 fue mi año, en cuanto a títulos con la Liga y el Mundial, pero también a nivel individual como jugador. Pero también habrá habido malos momentos, ¿no es así? Sí, claro. Lesiones y momentos en los que me quedé fuera de la Selección, como en los Juegos Olímpicos de 2004, cuando me quitó el puesto Jaume Comas. Eso fue un palo para mí, porque tampoco me lo esperaba. Y más cosas, como es lógico. Pero lo bueno de los deportistas es que cada año tenemos la oportunidad de revancha y cada partido es una final. Siempre me lo he tomado así para el siguiente año trabajar más duro y al final conseguir entrar en una generación histórica de la Selección, por ejemplo.


¿Cómo fue su salida de Málaga? En mi última temporada en Málaga tenía la opción de firmar un buen contrato por otros tres años más con Unicaja, pero llevábamos unos meses negociando la tesitura del contrato. Después del año tan bueno que había hecho no nos poníamos de acuerdo. Ese verano se me presenta una oferta muy buena del Montepaschi de Siena: eran tres años en los que querían que fuese el base del equipo junto con Bo McCalebb, pero a última hora cambió todo. Una llamada de Sergio Scariolo, que ya era el seleccionador español y estaba en Rusia –en el Khimki– y me había tenido tres años en Málaga, cambió mi futuro. Recibí una oferta millonaria para irme dos años a jugar a Moscú, con Raül López y otros nombres importantes que se barajaban en ese momento. Al final, en una noche, por decirlo de alguna manera, cambió todo cuando ya tenía casi cerrado mi contrato con el Siena. La salida en sí fue algo muy duro, porque no es fácil irte de tu ciudad, donde lo había conseguido todo y era muy querido por la afición y por el club, pero con 27 años era una oportunidad para dar un salto importante a nivel de todo en mi carrera y tuve que optar por marcharme en ese momento. Llega al Kimhki y allí vive una experiencia muy distinta. Algo diferente después de estar acostumbrado a estar toda la vida en mi ciudad, con mi gente, mis amigos, mi familia… Además de que el clima, el idioma y la filosofía de club eran un poco diferentes a lo nuestro. Todo eso dificulta la adaptación, pero no me arrepiento para nada. He tenido la suerte de conocer una liga distinta y nuevos compañeros, y esa es una experiencia que llevo a mis espaldas y que espero que sea buena en el futuro. ¿Que es lo más curioso que le sucedió en Rusia? Me sorprendía mucho lo de tener chófer las 24 horas del día. Un señor que me esperaba a 20 grados bajo cero a que terminara de entrenar, de comer, etcétera. Me sentía muy incómodo con la situación porque no estaba acostumbrado. Una vez que te adaptas es algo que también gusta (risas), porque en el fondo era necesario para poder moverte por Moscú, con las distancias y la nieve. Es algo que en el club cuidaban muy bien.


¿Cuesta mucho cambiar el chip de luchar siempre por los títulos a jugar por la permanencia, como le ocurrió en Zaragoza? Me costó mucho el primer año, porque venía de jugar prácticamente dos partidos por semana toda mi carrera y pasé a jugar la mitad, uno cada siete días, y se me hizo difícil. Además tuve varias lesiones seguidas porque no pude hacer la pretemporada. Pero, bueno, al siguiente año el CAI siguió confiando en mí y es ahí cuando volví a hacer un buen año, con regularidad, y otra vez me volví a sentir jugador. Su paso por el Baskonia fue extraño... Es un lunar en mi carrera. Yo fui con toda la ilusión del mundo, fichado por Ivanović, pero luego las cosas cambiaron. Con Duško yo tenía mi rol en el equipo: jugaba más o menos, pero contaba con la confianza y la regularidad necesarias. Luego deciden cortar a Ivanović y con la llegada de Tabak pasé a ser un jugador totalmente secundario, algo que en mi carrera no me había sucedido nunca. Igualmente seguí trabajando duro, intentando ganarme el puesto y estar ahí para cuando me necesitaran, pero las cosas no salieron como esperábamos, por no profundizar más. Al final llegamos a un acuerdo con el club y yo seguí mi camino sin poder triunfar en Vitoria.

Al rescindir en Vitoria prefirió prepararse para este año y no fichar por ningún equipo, aunque ofertas seguro que tuvo. En España era imposible jugar por el tema de las fechas, algo que me dejó bastante tocado, porque sí que había un equipo de la Liga Endesa interesado. Después tuve opciones de ir a Turquía, pero la verdad es que no estaba ni muy motivado ni tenía una gran oferta como para irme al extranjero. Además, estaba con algunos problemas físicos y opté por lo que nunca hice en mi carrera: quedarme tranquilo, relajarme y prepararme con un preparador personal para llegar en plenitud de condiciones a esta temporada. Más allá de que España se consagró campeona del mundo, sinceramente, ¿qué pasó en Japón? En Japón fuimos de tapados. Creo que al final fue todo tan bonito porque estábamos muy lejos de España, no había venido muchísima gente con nosotros y éramos conscientes de que teníamos un gran equipo. Pero fuimos paso a paso. Cuando nos dimos cuenta, teníamos delante una oportunidad de oro, jugábamos una semifinal contra Argentina y sabiendo que los griegos le habían ganado la otra semifinal a Estados Unidos. De repente todo giró y nos veíamos con opciones de conseguir el oro. A pesar de la lesión de Pau frente a Argentina, afrontamos la final con todas las baterías y la ilusión para llevarnos el oro ante Grecia. Por suerte así fue. ¿Las decepciones de los Juegos Olímpicos de Atenas en 2004 y del Eurobasket de Serbia un año después tuvieron influencia en la eclosión del Mundial? Sí, está claro que eso también fue importante. Quizá de ahí vino la grandeza y la confianza con la que estábamos afrontando el Mundial. Es cierto que Argentina nos lo hizo pasar muy mal, con ese tiro desde la esquina del ‘Chapu’ Nocioni que siempre recuerdo y casi lo veo dentro. El tiro de Nowitzki en el 2005 entró y el del ‘Chapu’ no; ésa es la grandeza de este deporte: un tiro te cambia la historia. ¿Sigue pensando en volver a jugar con la Selección teniendo en cuenta que el próximo Mundial es algo más especial que otros por aquello de jugarse en nuestro país?


Intento no pensar en eso. Llevo unos años desvinculado de la Selección. En mi puesto, como en todos, siempre ha habido una gran competencia. Sergio Rodríguez está jugando a un nivel espectacular, Ricky se está asentando cada vez más en la NBA y Calderón es un jugador súper contrastado y con mucha experiencia. Así que, ahora mismo, está muy difícil entrar en ese grupo. Pero bueno, yo voy a cada partido con la mayor ilusión del mundo y sabiendo que si alguna cosa por la que pueda entrar sucede –esperemos que no– ahí estaré. ¿Por qué Carlos Cabezas nunca ha jugado en la NBA? Llegó a probar con Memphis y New York. ¿No cuajó o no tenía muchas expectativas? Mi nombré quizá ha estado vinculado en alguna ocasión y, como comentas, probé con varias franquicias jugando algún ‘workout’ y tal, pero la más real la tuve aquel verano en el que me fui a Rusia. Nos tocó jugar un partido de Euroliga contra Maccabi, donde jugaba Carlos Arroyo y al que venían a ver los agentes de los Orlando Magic. Jugué un buen partido ese día, defendí muy bien a Carlos Arroyo y cuajé el mejor partido de mi carrera, con 41 de valoración. Los agentes de los Magic vinieron a Málaga, se reunieron con mis padres y lo tenía todo para irme allí. Al final no me ofrecieron una oferta ‘segura’ y opté por la seguridad del buen contrato que tenía en ese momento para asegurar un poco más mi futuro. Quién sabe, igual me hubiera salido bien pero, bueno, por una cosa u otra nunca lo sabré. Prigioni con 35 años ha sido rookie… Sí, es cierto. Y jugando muy bien, con buenos minutos y en un gran equipo como son los Knicks. Los vimos mucho el año pasado porque el ‘Chapu’ [Nocioni] y él son muy amigos y seguimos de cerca lo que hizo el año pasado. ¿Qué ha cambiado más: el jugador europeo adaptándose a América o la liga americana adaptándose al jugador europeo? Creo que, cada vez más, el jugador europeo es mejor a nivel físico; se está trabajando muy bien en Europa. Evidentemente, la llega

“Está muy difícil entrar en la Selección. Pero bueno, yo voy a cada partido con la mayor ilusión del mundo y sabiendo que si alguna cosa por la que pueda entrar sucede ahí estaré”


da de Nowitzki, Pau Gasol, Marc [Gasol] o Calderón ha facilitado la apertura del mercado europeo en general. El tipo de baloncesto es muy diferente, porque la NBA es mucho más física que las ligas de aquí, pero creo que el jugador europeo se puede adaptar mejor al juego americano. Quizá el jugador americano no lo haría tan bien al nuestro. Dé un consejo a la gente que empieza en el basket. ¿Seguimos con el ‘respeta para ser respetado’ que le dio su padre cuando era más jovencito? Sí, a los chicos les diría que disfruten del baloncesto y que sepan respetar a los compañeros, especialmente cuando son pequeños. Si lo hacen pasará lo que dice esa frase y acabarán siendo respetados. Pero lo principal es que disfruten del baloncesto, o del deporte que les guste, y que no dejen de hacer deporte. Si no se dedicara al baloncesto, ¿qué hubiera hecho? Sinceramente, no lo sé. Siempre he tenido muy marcado lo de ser deportista. La verdad es que mi vida ha sido como un cuento gracias a mi familia y mis ganas de jugar y triunfar en el baloncesto. Llegar a Málaga en infantil y quedar subcampeón de España, luego cadete, juvenil, llegar a la Selección… Todo eran estímulos hasta que conseguí mi primer contrato profesional con 18 años. ¿Cómo le gustaría ser recordado a Carlos Cabezas? Como un chico que ha amado el baloncesto, que ha dado todo en el deporte y que ha sido respetado por lo profesional que he podido ser dentro de la pista. ¿Cuál considera que ha sido el minuto 116 de su carrera?

Cabezas recibió a los redactores de Revista Minuto 116 en el parqué del Fernando Martín.

El momento más especial es cuando estamos en Japón, todos en el pódium, con la bandera de España en lo más alto de Tokio. Eso para mí ha sido lo máximo como profesional.


VUELVE

EL MEDIAPUNTISMO DEL ESQUÍ por Pablo Egea

Foto: Associated Press


Hablar del Bode Miller esquiador es hacerlo de un ganador nato, de un estilo agresivo como nadie o de una manera de deslizar los esquĂ­es ante cualquier pendiente que sĂłlo unos superdotados estĂĄn capacitados para conseguirlo

Foto: Alessandro Della Bella


S

i Bode Miller se hubiese decantado por el fútbol en lugar de hacerlo por el esquí no hay ninguna duda de que estaríamos hablando de un mediapunta de talla mundial. De ese tipo de jugadores que son capaces de cambiar el rumbo de un partido, tanto para bien como para mal, con un solo gesto. Un detalle que sólo pasa por la cabeza de esas personas que están por encima del bien y del mal. Cuando uno trata de relacionar al esquiador estadounidense con el mundo del balón únicamente se le vienen a la cabeza aquellos magos que son privilegiados con los pies pero que por cuyas cabezas nunca pasó la palabra disciplina. Gente que se necesita en el mundo del deporte para salir de unas normas o de unos cánones que, en muchas ocasiones, son demasiado estrictos e incompatibles con el talento. Nacido en New Hampshire y criado al más puro estilo hippie – sin electricidad, entre otras cosas– la velocidad que ha alcanzado siempre sobre las tablas la ha trasladado Bode Miller a su vida fuera de los descensos. Innumerables fiestas, un hijo no reconocido y diversas lesiones producidas lejos de las pistas no han impedido que se convirtiera en uno de los mejores deportistas que ha dado Estados Unidos a lo largo de su historia. Los problemas físicos cortaron una trayectoria que acumulaba 33 victorias en Copa del Mundo, cuatro participaciones en Juegos Olímpicos con un total de cinco medallas y presencia en lo más alto del podio de todas las modalidades del esquí alpino, algo que sólo unos privilegiados han podido experimentar. Hablar del Bode Miller esquiador es hacerlo de un ganador nato, de un estilo agresivo como nadie o de una manera de deslizar los esquíes ante cualquier pendiente que sólo unos superdotados están

capacitados para conseguirlo. El norteamericano es capaz de dejar imágenes tan sorprendentes como su descenso con un único esquí en Bormio o su regreso hasta el segundo cajón del podio una vez superada su lesión de rodilla y un claro sobrepeso que poco ayudó para salvar sus molestias físicas.

A buen seguro que no le importará perderse una fiesta nocturna si tiene que colgarse una nueva medalla en el cuello El cuerpo le pidió un respiro en enero de 2013. Un año alejado de las pruebas de Copa del Mundo le llevó a tomarse un descanso y ver el futuro con la ambición que provocan unos Juegos Olímpicos. De esta forma, con 35 años, una figura muy alejada de la necesaria en el deporte de máximo nivel y una dudosa fiabilidad de la rodilla izquierda, Bode Miller dijo basta para volver a lo más alto. En la presente temporada su promesa ya la ha cumplido. El circuito ya le ha hecho el hueco que se merece y, como si se tratara de una nueva juventud lo que está por llegar, el segundo puesto en el slalom de Beaver Creek ha reflejado que sólo Bode Miller es capaz de poner su propio límite. La leyenda ha regresado para atravesar todas las puertas que se crucen en su camino. De momento, los Juegos Olímpicos de Sochi están en el horizonte y a buen seguro que no le importará perderse una fiesta nocturna si tiene que colgarse una nueva medalla en el cuello. Quizá las locuras de su juventud hayan dejado paso a la ambición de su madurez. El tiempo nos marcará el nuevo lugar de un hombre tan imprevisible como necesario para el deporte blanco.


Foto: Arnd Wiegmann


SOBREVIVIR AL DESIERTO Otro año más vuelve el Dakar. Las dunas, los paisajes, los rincones inhóspitos, la velocidad, la competición, el compañerismo, la resistencia, la navegación, la orientación. El evento nómada por naturaleza se presenta con el aval de ediciones inigualables que recorren lugares recónditos en el raid de raids. El Rally Dakar 2014 unirá, entre el 5 y el 18 de enero, las ciudades de Rosario (Argentina) y Valparaíso (Chile) a través de 9.000 kilómetros en los que el protagonista será el olor a gasolina y a neumático. Es el de este año uno de los rallies más largos, en

lo que a extensión se refiere, desde que la prueba cruzó el charco hacia el oeste. Entre los interminables desafíos que se encontrarán los valientes que se lancen a surcar sus tierras destacan los de sobrevivir atravesando el Salar de Uyuní o el desierto de Arequipa, o superar con éxito las dos etapas maratón en las que tendrán que hacer noche en solitario sin ningún tipo de asistencia. Unos pelean por la victoria, pero para la gran mayoría el triunfo consiste acabar: no hay mayor reto que llegar entero a Valparaíso el 18 de enero.

Por Pablo Ramos @pabloramosd


RELACIÓN DE PARTICIPANTES ESPAÑOLES

Marc Coma (Moto) Joan Barreda (Moto) Jordi Villadoms (Moto) Juan Pedrero (Moto) Gerard Farrés (Moto) Marc Guasch (Moto) José Manuel Pellicer (Moto) Daniel Oliveras (Moto) Laia Sanz (Moto) Miguel Puertas (Moto) Pedro Peñate (Moto) Oriol Escalé (Moto) Gilbert Escalé (Moto) David Batalla (Moto) Marc Pedrola (Moto) Rosa Romero (Moto) Alberto Salido (Moto) Enric Martí (Moto) Jorge Gómez (Moto) Luis Carlos Calderay (Moto) José Ignacio Chivite (Moto) Txomin Arana (Moto) Ali Machlab (Moto) Julián Villarrubia (Moto) José Luis Espinosa (Quads) Lucas Cruz (Copiloto coche) Carlos Sainz (Coche) Nani Roma (Coche) Xavier Foj (Coche) Moisés Torrallardona (Camión) Pep Vila (Camión) Xavi Colome (Camión) Ferrán Marco (Camión) Marc Torres (Camión) Jordi Juvanteny (Camión) Enric González (Camión) José Luis Criado (Camión) Daniel Cámara (Camión) Gabriel Moiset (Camión) Alberto Herrero (Camión) Roberto Palacios (Camión)

DATOS DE INTERÉS Es la sexta ocasión en la que el Dakar se celebra en el continente americano. La primera tuvo lugar en 2008. Compiten 438 pilotos, entre los que se encuentran ocho mujeres. Tomaron la salida 446 vehículos: 41 quads, 71 camiones, 150 automóviles y 174 motocicletas. Durante la prueba la competición sube hasta los 3.500 metros de altura. 41 españoles tomaron la salida el 5 de enero, dos de ellas serán mujeres. En ciertos tramos, los vehículos se separan por distintos caminos, lo que complica todavía más la prueba. Es la primera vez que el rally pise suelo boliviano, el vigésimo país que acoge la competición. Se celebran 13 etapas en 14 días, con sólo uno de descanso. La caravana del Dakar está compuesta por más de 700 vehículos. Colectivos indígenas bolivianos se han quejado y amenazado a la organización por el paso del convoy por sus territorios esgrimiendo el daño medioambiental como principal motivo de sus prerrogativas.


ESTO S ES RUGBY

i se trata de hablar de sueños, anotemos dos a la lista de conseguidos: aprender de los mejores y placar a Pau Gasol. El primero es consecuencia del esfuerzo y del talento. El segundo, por más que no fuera del todo reglamentario, nadie duda de que fue efectivo. Como reza en su página web bajo el epígrafe que describe su identidad, “sueño y acción se conjugan en ella”.

Ella. Al nombre de Patricia García Rodríguez (El Escorial, 1989) responde la cara más conocida del rugby femenino en España. Campeona de numerosas competiciones, embajadora de marcas y candidaturas olímpicas, esta medio-melé ya era de sobra conocida antes de la foto con el pívot de los Lakers en Buenos Aires –una ocurrencia genial para dar a conocer el rugby, que le llevó a ser aún más visible en las redes sociales–. Sus compañeras de profesión ya la habían elegido como su representante en instituciones europeas. En una España ilusionada por un rugby olímpico en 2016 y el Mundial de este 2014, sus éxitos y personalidad tampoco pasaban desapercibidos. Tal y como piensan los grandes deportistas, ella no se conformó y se dijo que siempre se puede ir un paso más allá, incluso hasta el extremo más lejano. Siendo precisos, hasta Nueva Zelanda. Junto a sus compañeras Berta García e Irene Schiavone, Patricia partió a finales de verano hacia la provincia de Waikato, a 150 kilómetros de Auckland, en la isla que más siente el rugby de todo el mundo. Llamaron a la iniciativa New Zealand Experience y se marcaron un objetivo: aprender. Aprender para luego sembrar a la vuelta. “Va a ser tremendamente positivo para el rugby español trasladar todos estos conocimientos a un rugby en construcción como el nuestro”, relata Patricia.

Ella no se conformó y se dijo que siempre se puede ir un paso más allá, incluso hasta el extremo más lejano. Siendo precisos, hasta Nueva Zelanda

Dentro del exotismo inherente a tal viaje, uno puede percatarse de que jugar al rugby en esas islas de las Antípodas es algo diferente. “Lo más llamativo es la coincidencia de la filosofía de vida en general con la forma de juego dentro del campo. El trabajo en equipo es base imprescindible en cada entrenamiento y, por supuesto, en cada partido. Comparten todas sus posesiones y conocimientos a un mismo nivel de respeto a la persona”, continúa la española. “Esto es rugby, así nos han tratado y así vemos que son aquí las personas. Libres y atentas. Fuertes y resistentes. Colaboradoras y trabajadoras. Perseverantes”.

En la misma lista de sueños cumplidos debe tacharse el madrugar como nunca para someterse a exigentes pruebas físicas, el correr casi antes de despertarse para seguir corriendo, el andar descalzas sobre el cemento para aumentar la fortaleza muscular y la rapidez de movimientos. “Son entrenamientos bastante duros y el reto es con uno mismo. Todo el mundo siempre acaba el entrenamiento por duro que sea. No se dejan nada en el bolsillo, utilizan toda la energía hasta donde llegue. Siempre se acaba... tarde o temprano”. Exhaustas pero felices, por duras que hayan sido las jornadas, las tres están satisfechas. “Nos ha calado. Somos conscientes de la evolución que esto supone a nivel personal y colectivo cuando lo compartamos en España”, concluyen. Hay objetivos que en la vida sólo se consiguen con talento y corazón. Patricia probó con el fútbol sala, el baloncesto o la natación antes de que el rugby encajara en su vida. Quizá por eso luego escribiría en su perfil público que “en el deportista, el más grande de los retos es su compromiso de vida: la constancia”. Lo enseñan en Nueva Zelanda, aunque ella ya lo sabía. Esto es rugby. Una preciosa palabra, sobre todo, si se trata de cumplir sueños.


Galería de imágenes

PhotoScrum

Miguel Leguey

Juan Jover

Miguel Leguey


HOSSIERS: HOSSIERS: EL SUEÑO SUEÑO AMERICANO AMERICANO EL

Por Fran Paz

Bobby Plump es un hombre de 77 años que regenta el restaurante ‘Plump’s Last Shot’, situado en el número 6416 de Cornell Avenue, en Indianápolis. Dicho local supone una visita obligada para cualquier amante del baloncesto que visite la capital del estado de Indiana. La culpa del culto baloncestístico mundial que se profesa por este restaurante la tiene, en parte, el film ‘Hossiers’ (David Anspaugh, 1986). La película, protagonizada por Gene Hackman, está basada en hechos reales, concretamente en la historia de Plump y sus compañeros vistiendo la camiseta del humilde Milan High School en el año 1954. A la hora de elaborar el guión del largometraje se cambió el nombre del instituto así como el de los personajes reales, y se añadieron protagonistas y detalles totalmente ficticios para fortalecer la trama principal. Nada grave, ya que como el propio Plump ha reconocido en varias entrevistas, “los cambios de la película no nos molestaron en absoluto. Lo importante sí está perfectamente reflejado”.


Hoosiers’ es el gentilicio que se utiliza para referirse a los habitantes de Indiana, un estado con una fuerte tradición por el deporte y, especialmente, por el baloncesto. Esa pasión por el basket es uno de los motores principales del film, el deporte como válvula de escape de una sociedad rural estancada en el tiempo y que no suele aceptar de buen modo la llegada de nuevas ideas. Es el personaje interpretado por Hackman, Norman Dale, el que sufre ese rechazo cuando llega al pueblo para dirigir al equipo de baloncesto del instituto. La importancia del liderazgo, así como de una cierta autoridad que sea capaz de escuchar y variar sus decisiones, son mensajes que transmite la película a través de este personaje. En definitiva, la aceptación de los errores para alcanzar la excelencia desde la humildad y no desde la egolatría. Un mensaje de buen entrenador, de esos que te enseñan que el baloncesto va más allá de un rectángulo de parqué con una canasta en cada fondo. El poder de atracción que posee el film ‘Hossiers’ para los amantes del baloncesto radica en todo el entorno que rodea a los partidos, en la parafernalia ensoñadora que tan bien ejecutan los norteamericanos. Gradas repletas en pabellones que hoy en día ya son vintage, las animadoras que van a tu clase, los de la banda de música y un coro angelical cantando el himno antes de una final estatal entre dos institutos… Ingredientes que para nosotros son de película americana pero que sí forman parte de su realidad.

El poder de atracción de ‘Hossiers’ radica en todo el entorno que rodea a los partidos, en la parafernalia ensoñadora que tan bien ejecutan los norteamericanos El sentimiento de pertenencia y la unión del grupo que caracterizaba a los integrantes de aquel equipo histórico del baloncesto colegial estadounidense son recordadas a día de hoy por los más veteranos en Indiana. La historia, como la vida, al final suele decidirse en los últimos segundos. Bobby Plump –Jimmy Chitwood en el film– fue el encargado de jugarse ese último lanzamiento, el que dura apenas un segundo con el puño apretado y la respiración contenida. Para saber si entró habrá que ir al restaurante a preguntarle.

ficha dlea pelícu TÍTULO ORIGINAL: Hoosiers AÑO: 1986 DURACIÓN: 114 min. PAÍS: Estados Unidos DIRECTOR: David Anspaugh GUIÓN: Angelo Pizzo MÚSICA: Jerry Goldsmith FOTOGRAFÍA: Fred Murphy REPARTO: Gene Hackman, Barbara Hershey, Dennis Hopper, Sheb Wooley, Chelcie Ross, Fern Persons PRODUCTORA: MGM GÉNERO: Drama | Años 50. Deporte. Baloncesto


Tecnología

por Jaime Aznar

100% Fan de ‘La Roja’

Dakar 2014

FIFA 14

Hablamos de la mejor aplicación para seguir al instante la actualidad de la Selección española. Engloba fuentes de información, cuentas de Twitter oficiales de los jugadores, calendarios, sedes, etcétera. Todo lo que necesitas saber de la Selección con vistas al Mundial de Brasil de 2014 reunido en una misma app.

La más famosa y extrema de todas las carreras de rally del planeta llevará este año a sus participantes a los páramos de Argentina, Bolivia y Chile. Con esta aplicación podrás encontrar los detalles sobre el recorrido, la clasificación, los últimos vídeos, las mejores instantáneas y toda la información relacionada con la carrera.

EA Sports y Konami mantienen su dura pugna por afianzarse como el mejor simulador de fútbol, no sólo en las vídeoconsolas sino también en los dispositivos móviles. Sin duda alguna, FIFA, el juego creado por la compañía norteamericana, ofrece una mejor experiencia de usuario y está marcando una era con la versión gratuita de este referente del balompié.

NUESTRA RECOMENDACIÓN DEL MES ES… En otro magnífico reportaje, el equipo dirigido por Michael Robinson nos muestra la realidad de un deporte que en España atraviesa los peores momentos de su historia reciente, rozando lo amateur tan sólo doce meses después de haber logrado ganar la medalla de oro en el Mundial celebrado en nuestro propio país. En este sentido, el talento infinito de los jugadores nacionales –muchos de los cuales aparecen delante de la cámara para la elaboración del mismo– se ve obligado a emigrar en busca de un sueño: poder vivir del balonmano.

Informe Robinson. Balonmano, oro y cartón


por Hugo CondĂŠs


C

oincidiendo con el inicio del 2014 quiero compartir con todos los lectores a un ídolo de juventud. El personaje al que hoy quiero recordar fue la persona por la que un humilde servidor aprendió a amar el baloncesto: llevaba el ‘12’, decían que podía volar y se llamaba Quique Villalobos. Para comprender el ‘fenómeno Villalobos’ hay que entender que hablamos de otra época en el baloncesto, cuando la NBA era algo más que imposible; cuando los Michael Jordan, Larry Bird o ‘Magic’ Johnson llenaban de magia el deporte de la canasta; y cuando en Europa existían jugadores como Fernando Martín, Nikos Galis, Arvydas Sabonis o Dražen Petrović, que no tenían opciones de volar al continente americano. Quique Villalobos fue el primer jugador español en ‘volar’ como Michael Jordan. Su gran capacidad de salto y sus mates a una mano recordaban a lo que veíamos más allá del charco en aquel programa nostálgico llamado “Cerca de las estrellas”, donde nos llegaban las imágenes de los profesionales americanos. Villalobos se crió en el Canoe y debuto en la ACB con los malagueños del Caja de Ronda. Tras un paso por el Cajamadrid, el Real Madrid se fijó en el prometedor escolta, quien fichó por los blancos en 1988. Villalobos forjó una gran amistad con Petrović de la manera más curiosa. En la era sin teléfonos móviles, comunicar los cambios de entrenamiento y demás tareas cotidianas no era tan sencillo, y menos para un Dražen que tampoco tenía teléfono fijo; de esta manera, a Villalobos, que era el que más cerca vivía del croata, le tocaba avisarle. Poco a poco se hicieron íntimos. Villalobos ganó en el Real Madrid dos Recopas y una Copa del Rey en cuatro años de vaivenes institucionales y lesiones que frenaron su progresión. También participó en el Europeo de Za-

greb de 1989 con la Selección española, acabando en quinto lugar. Tras su marcha del Real Madrid pasó por Taugres y Murcia, aunque volvió a echar raíces en el Festina de Andorra, equipo en el que jugó cuatro temporadas. Se despidió de la ACB en Granada antes de dar el salto a la liga francesa: en el Cholet ganó una Copa y en el Antibes puso punto y final a su carrera deportiva.

Villalobos ganó en el Real Madrid dos Recopas y una Copa del Rey en cuatro años de vaivenes institucionales y lesiones que frenaron su progresión Siempre fue un tipo cercano, especial, desenfadado, irónico, de la escuela de los Romay o Iturriaga, con facilidad para desenvolverse en los medios. Casi como era de esperar, Quique dio el salto a la televisión del Real Madrid presentando las tertulias de baloncesto durante algunas temporadas. A día de hoy, ‘El gran matador’ se dedica al mundo de la representación de baloncesto. Dirige la agencia BDA Sports y es habitual verle en diversas canchas de toda Europa disfrutando del basket desde fuera, pero también desde dentro, ya que además juega con los veteranos del Real Madrid. Los aficionados al baloncesto de finales de los 80 y principios de los 90 nunca olvidarán al hombre que podía volar ni “El último mate de Quique Villalobos”, el título de una canción del grupo barcelonés ‘Anicet Lavodrama’ en cariñoso homenaje. Este es Quique Villalobos. El amigo de Dražen Petrović. El agente. El hombre gracias al cual un humilde servidor siempre llevará el número ‘12’ en la cancha de baloncesto.


PERSONAJES DEL MES MIREIA BELMONTE La nadadora badalonesa fue la gran estrella del Europeo de piscina corta celebrado en la localidad danesa de Herning que se celebró entre los días 12 y 15 del pasado mes de diciembre. La doble medallista olímpica se colgó cuatro oros (200 mariposa, 800 libres, 400 libres y 400 estilos), batiendo récords continentales en algunas de las pruebas, y de este modo se ha erigido como la nadadora más en forma de toda Europa.

KIKO MARTÍNEZ La ciudad de Elche fue testigo de la victoria del boxeador español frente al sudafricano Jeffrey Mathebula, conservando así el cinturón de supergallo de la IBF. El púgil alicantino, apodado ‘La Sensación’, necesitó nueve rounds para deshacerse de su rival por KO técnico y ya es tercero en la clasificación mundial de Boxrec, sólo por detrás del mexicano Leo Santa Cruz y el cubano Guillermo Rigondeaux.

AUGUSTO CÉSAR LENDOIRO Fue el pasado 24 de diciembre cuando el máximo mandatario del Deportivo de La Coruña anunció que no se presentará a las elecciones a la presidencia del club blanquiazul, que se celebrarán en las próximas semanas. El dirigente de Corcubión, que lleva más de 25 años al frente del Deportivo, afirmó haber tomado tal decisión después de que la mayoría de la masa social deportivista rechazara las cuentas anuales y el presupuesto en la última Junta General de Accionistas.

GUILLERMO OLASO El tenista bilbaíno, de 25 años de edad, fue inhabilitado el pasado 23 de diciembre durante cinco años y obligado a pagar una multa de 25.000 euros después de que confesara haber amañado un partido en el año 2010. Olaso, que se ha declarado inocente al tiempo que mostraba su intención de recurrir dicha sanción ante el Programa de Lucha contra la Corrupción en el Tenis (UTAPC), podría ver reducido el castigo asistiendo a programas de educación y rehabilitación.


PERSONAJES DEL MES MICHAEL SCHUMACHER El heptacampeón del mundo de Fórmula 1 tuvo que ser operado de urgencia a causa de una hemorragia cerebral el pasado 29 de diciembre después de sufrir un accidente mientras esquiaba en la población francesa de Grenoble. Según palabras de su portavoz, el piloto alemán, retirado de la competición desde 2012, se encontraba fuera de pista en el momento del impacto debido a que acudió a socorrer a un compañero. Al cierre de esta edición, ‘El Káiser’ aún se encontraba en estado crítico.

PABLO LASO El entrenador del Real Madrid de baloncesto superó el pasado 27 de diciembre la marca de victorias consecutivas que ostentaba Pedro Ferrándiz desde la temporada 1960/61. Con el triunfo de su equipo en Badalona en la cancha del Fiatc Joventut, el técnico vitoriano entró en los libros de historia del conjunto blanco y de la Liga ACB gracias a un inicio de competición inmaculado tanto en el torneo local como en la Euroliga.

SELECCIÓN ESPAÑOLA FEMENINA DE FÚTBOL SALA Las chicas que entrena José Venancio López se quedaron a las puertas de la gloria después de perder, el pasado 20 de diciembre y en Ciudad Real, la final del Mundial celebrado en España. Un gol de la delantera carioca Tatiane a falta de dos minutos para la conclusión del choque (1-2) dio a Brasil su cuarto entorchado consecutivo en un campeonato en el que las españolas habían ganado sus cuatro partidos anteriores.


DIRECCIÓN EDITORIAL

Diana Sanchidrián Rodríguez DIRECTORA

Julián Carpintero González REDACTOR JEFE

Martina Martín DIRECTORA DE ARTE

Daniel Martos MAQUETACIÓN

Martín Brotons

STAFF

Jaime Aznar Sanzo Pablo Ramos Domingo

COLABORACIONES Ezequiel Costa Falso9 Fran Guillén Luis Aznar Fran Paz David Guerra Hugo Condés AGRADECIMIENTOS

Susana Barquero, RFEF, Julen Lopetegui, Carlos Cabezas, Jorge Sanz, Baloncesto Fuenlabrada, ImagoSport, Óliver Torres, Álvaro Morata, Gerard Deulofeu, RedBull, José Rodríguez, Javier Birlanga, Guillermo Cantabrana, Carla Camarón, Estefanía Dorado, Sara González

ILUSTRACIÓN

Rafa Aparicio FOTOGRAFÍA FIRMAS INVITADAS

Hugo Cerezo Aritz Gabilondo Nacho Silván Pablo Egea

CONTACTO PRENSA:

prensa@revistaminuto116.com CONTACTO PUBLICIDAD:

julia@revistaminuto116.com ana@revistaminuto116.com

Minuto116 Enero  

El número 10 de Revista Minuto116 con los tres jóvenes más prometedores del fútbol español, Óliver Torres, Álvaro Morata y Gerard Deulofeu.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you