Issuu on Google+

34567 1 DE DICIEMBRE DE 2010

多Podemos comunicarnos con

los seres espirituales?


34567

´ Tirada media de cada n umero: 39.601.000 EN 182 IDIOMAS

6

DECEMBER 1, 2010

´ ´ EL PROPOSITO DE LA ATALAYA es honrar a Jehova Dios, el Soberano del universo. En el pasado, las ´ ´ atalayas, o torres de vigilancia, permitıan descubrir lo que sucedıa a lo lejos. De igual modo, esta revista ´ ´ ´ nos ayuda a descubrir la relacion entre las profecıas bıblicas y los sucesos de nuestro tiempo. La Atalaya consuela a la gente anunciando que el Reino de Dios —un gobierno de verdad que se halla en los ´ ´ ´ ´ cielos— pronto acabara con la maldad y transformara la Tierra en un paraıso. Ademas, promueve la fe ´ ´ en el Rey reinante de dicho gobierno, Jesucristo, quien murio para que pudieramos alcanzar la vida ´ ´ ´ ´ eterna. Esta publicacion, editada sin interrupcion desde 1879 por los testigos de Jehova, es polıticamente ´ neutral y reconoce la Biblia como maxima autoridad. ´ ´ ´ Esta publicacion se distribuye como parte de una obra mundial de educacion bıblica que´ se sostiene con donativos. Prohibida su venta. A menos que se indique ´ ´ lo contrario, las citas bıblicas se han tomado de la version en lenguaje moderno Traduccion del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras (con referencias).

SERIE DE PORTADA ´ 3 ¿Quienes viven en el mundo espiritual? 4 La Biblia nos revela el mundo espiritual 7 ¿Podemos comunicarnos con los seres espirituales?

SECCIONES FIJAS 10 11

& 15

´ ¿Lo sabıa? ´ Ac ´ erquese a Dios: ´ El conoce “el corazon de los hijos de la humanidad” ´ Carta de Haitı

25

Nuestros lectores quieren saber

30

De padres a hijos: Un secreto que se puede contar

´ Y TAMBI EN 12 18

& 22 26

´ Los personajes bıblicos: ¿de veras vivieron tanto? ´ ´ ¿Por que motivo rechazaron al Mesıas? ´ No olvidemos a las madres que crıan solas a sus hijos ´ Llegue a conocer al Autor de cosas maravillosas


En una iglesia de Europa, una mujer reza un rosario ante la imagen de la Virgen. ´ En Africa, una pareja vierte ginebra junto a la tumba de un respetado pariente suyo. ´ En America, un joven ayuna y medita porque ´ quiere establecer contacto con su angel de la guarda. Y en Asia, un sacerdote quema coloridos objetos de papel como ofrenda ´ para los espıritus de los antepasados.

´ ¿Quienes viven EN EL MUNDO ESPIRITUAL?

T

ODAS estas personas tienen algo en co´ mun: creen que existe un mundo espiritual poblado por seres que influyen en nuestra vida y con los que podemos comunicarnos. Y aunque esta es una creencia muy arraigada entre la gente, hay un punto en el que las opinio´ ´ nes difieren: quienes viven en esa region espiritual. Por ejemplo, los musulmanes opinan que en ´ ´ el cielo hay un unico Dios: Ala.1 Los miembros de la cristiandad, por su parte, creen en una Trinidad formada por tres personas: Dios Padre, ´ ´ Dios Hijo y Dios Espıritu Santo. Los hindues, a ´ su vez, adoran a mas de mil dioses y diosas. ´ Ademas, algunas personas afirman que en los ´ ´ arboles, las piedras, los rıos y los animales hay ´ espıritus. Y mucha gente, influida por las nove´ ´ las, el cine y la television, cree hoy dıa en todo

´ 1 Ala no es el nombre de Dios, sino una palabra de ori´ gen arabe que significa “Dios”.

´ tipo de angeles, demonios, fantasmas y criaturas de ultratumba. ´ Pero no solo hay desacuerdos sobre quienes ´ viven en el mundo espiritual, sino tambien so´ bre como comunicarnos con ellos. Ahora bien, ´ no todas las formas de contactarlos son validas ´ ni efectivas. ¿Por que? Para entenderlo, po´ ´ drıamos compararlo a una llamada telefonica. ´ ´ ¿A quien le gusta descubrir que el numero que ha marcado no existe? Tampoco sirve de nada ´ llamar a un telefono si nadie lo va a atender. ´ Y si alguien contesta, lo ultimo que queremos ´ es que sea un impostor. Pues bien, es logico pensar que con los seres espirituales puede suceder algo como esto. ´ ¿Quienes viven, entonces, en el mundo espiritual? ¿Podemos comunicarnos con ellos? ´ ´ ¿Nos responderan de algun modo? Como po´ ´ dra comprobar en esta serie de artıculos, la Bi´ blia contesta todas estas preguntas. Y, quien sabe, tal vez lea algo que le sorprenda. L A ATAL AYA ˙ 1 DE DICIEMBRE DE 2010

3


LaBiblianosrevela el mundo espiritual M

IRE hacia el cielo y escuche con toda su ´ atencion: por mucho que lo intente, ja´ ´ ´ ´ ´ mas lograra ver ni oır a ningun espıritu. Pero lo ´ ´ cierto es que estan ahı y que son seres inteligentes y poderosos, con nombre y una personalidad propia. Algunos son buenos, mientras que ´ otros no. Y todos ellos estan pendientes de lo que hacemos. ˜ ´ La Biblia ensena que Dios mismo es un espı´ ritu y que tiene un nombre, Jehova, que lo distingue de los dioses falsos (Salmo 83:18; Juan ´ 4:24). “Jehova es grande y ha de ser alabado en gran manera —dicen las Escrituras—. Es inspira´ ´ dor de temor mas que todos los demas dioses. Porque todos los dioses de los pueblos son dio´ ´ ses que nada valen; pero en cuanto a Jehova, el ´ ha hecho los mismısimos cielos. Dignidad y es´ ´ ´ plendor estan ante el; fuerza y hermosura estan en su santuario.” (Salmo 96:4-6.)

Visiones del mundo espiritual

˜ ´ Como bien senala la Biblia, “a Dios ningun ´ ´ hombre lo ha visto jamas” (Juan 1:18). Ası pues, tal como un ciego de nacimiento no sabe ´ ´ como son los colores, ningun ser humano puede comprender el esplendor y la grandeza de Dios. Por eso, como buen maestro ´ ´ que es, Jehova emplea terminos que nos resultan familiares para describirnos el mundo

34567 6

´ ´ ¿Desea obtener mas informacion o recibir en su ´ hogar clases bıblicas gratuitas? Escriba a Testi´ gos de Jehova a una de las direcciones indicadas ´ abajo. Encontrara la lista completa de direcciones en www.watchtower.org/address.

Argentina: Casilla 83 (Suc. 27B), C1427WAB Cdad. Aut. de Buenos Aires. ´ Canada: PO Box 4100, Georgetown, ON

4

espiritual, que es invisible a nuestros ojos. En su Palabra se narran varias visiones —o ´ ´ representaciones simbolicas— que utilizo para ´ mostrarles a sus siervos como es el mundo ´ ´ espiritual y que relacion tienen sus habitantes con nosotros. Analicemos algunas de esas visiones. ´ En cierta ocasion, el profeta Ezequiel tuvo ´ ´ una vision de la gloria de Jehova. Al describirla, hizo referencia al zafiro, al arco iris, al fuego y a ´ un fulgor esplendoroso. Y el apostol Juan, que ´ vio a Jehova sentado en su trono celestial, dijo que Dios es “semejante a una piedra de jaspe y a una piedra preciosa de color rojo” y que “alrededor del trono hay un arco iris de apariencia ´ semejante a una esmeralda”. ¿Que nos indican ´ tales descripciones? Que la presencia de Jehova ´ transmite una intensa sensacion de paz, armo´ ´ nıa y belleza (Revelacion [Apocalipsis] 4:2, 3; Ezequiel 1:26-28). ´ ´ El profeta Daniel tambien recibio una vi´ ´ sion de origen divino. En ella aparecıan “diez ´ ´ mil veces diez mil [angeles] que seguıan de ´ pie directamente delante de [Jehova]” (Daniel ´ 7:10). ¡Que impresionante! Si ver a un solo ´ ´ angel —aunque sea en una vision— debe de ´ ser una experiencia sobrecogedora, ¡imagınese ´ ´ como se habra sentido Daniel al ver a tantos millones de criaturas perfectas!

L7G 4Y4. Chile: Casilla 267, Puente Alto. ´ Colombia: Apartado 85058, Bogota. Dominicana, Rep.: Apartado 1742, Santo Domingo. Ecuador: Casilla 09-01-1334, Guayaquil. Estados Unidos: 25 Columbia ´ Heights, Brooklyn, NY 11201-2483. Mexico: ´ Apartado Postal 895, 06002 Mexico, D.F. ´ Peru: Apartado 18-1055, Lima 18. Puerto Rico: PO Box 3980, Guaynabo, PR 00970. Venezuela: Apartado 20.364, Caracas, DC 1020A.

The Watchtower (ISSN 0043-1087) is published semimonthly by Watchtower Bible and Tract Society of New York, Inc.; M. H. Larson, President; G. F. Simonis, Secretary-Treasurer; 25 Columbia Heights, Brooklyn, NY 11201-2483, and by Watch Tower Bible and Tract Society of Canada, PO Box 4100, Georgetown, ON L7G 4Y4. Periodicals Postage Paid at Brooklyn, NY, and at additional mailing offices. POSTMASTER: Send address changes to Watchtower, 1000 Red Mills Road, Wallkill, NY 125893299, or to Watch Tower, PO Box 4100, Georgetown, ON L7G 4Y4. 5 2010 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania. Todos los derechos reservados. Printed in Canada. Vol. 131, No. 23 Semimonthly

SPANISH


Pues bien, en la Biblia se menciona unas tres´ cientas veces a los angeles. Estos seres inteligentes, que tienen la capacidad de comunicarse en´ tre sı, han transmitido mensajes a algunas ´ personas en el pasado. De hecho, los terminos ´ bıblicos en griego y hebreo que se traducen ´ “angel” significan literalmente “mensajero”. ´ Algunas de estas criaturas, ademas, tienen la ca´ ´ ´ tegorıa de serafın o de querubın. Por otro lado, ´ no es cierto que los angeles sean seres humanos ˜ que vivieron en la Tierra. La Biblia ensena que ´ ´ Jehova los creo a todos ellos mucho antes de que viviera el primer hombre (Job 38:4-7). ´ ´ Pero volvamos a la vision de Daniel. Los an´ ´ geles que observo se habıan reunido para una ´ ocasion muy especial: “alguien como un hijo ´ ´ ´ del hombre” se acerco al trono de Jehova, y allı ´ se le concedieron “gobernacion y dignidad y reino, para que los pueblos, grupos nacionales ´ y lenguajes todos le sirvieran aun a el” (Daniel

´ PUBLICADA AHORA EN 182 IDIOMAS: afrikaans, ´ ´ ´ ´ albanes, aleman,67 amarico, arabe, armenio, ar´ ´ menio occidental, aymara, azerı, azerı (alfabe´ ´ ´ to cirılico), baule, becol, bengalı, birmano, bislama, ´ bulgaro, camboyano, cebuano, checo,7 chichewa, ´ chino simplificado, chino tradicional7 (grabacion ´ ´ solo en mandarın), chitonga, chuukes, cibemba, ´ cingales, congo, coreano,67 criollo de las Seychelles, criollo haitiano, criollo mauriciano, croata, da´ nes,7 efik, endebele, endonga, eslovaco, esloveno, ˜ ´ ´ espanol,67 estonio, ewe, finlandes,7 fiyiano, fran´ ´ ces,687 ga, georgiano, griego, groenlandes, guara´ nı, gujarati, gun, hausa, hebreo, hiligaynon, hin´ ´ di, hiri motu, holandes,67 hungaro,67 ibo, ilocano,

´ 7:13, 14). ¿Quien es ese “hijo del hombre”? ´ Un personaje de maxima importancia en el mundo espiritual: Jesucristo resucitado, quien ´ recibio autoridad para reinar sobre la Tierra. ´ Pronto, su gobierno sustituira a todos los go´ biernos humanos y acabara con las injusticias, la pobreza, el sufrimiento, las enfermedades e incluso la muerte (Daniel 2:44). ´ ´ ´ Sin duda, la coronacion de Jesus alegro mu´ cho a los millones de angeles fieles a Dios, pues ellos nos aman y desean lo mejor para nosotros. Sin embargo, no todas las criaturas espirituales se alegraron.

´ Los malos espıritus Al comienzo de la historia humana hubo un ´ ´ angel que se dejo dominar por las ansias de poder. Tan intenso era su deseo de ser adorado ´ ´ que se rebelo contra Jehova, por lo que se lo ´ ´ llego a conocer como Satanas, nombre que

´ ´ ´ indonesio, ingles67 (tambien en braille), islandes, ´ isoko, italiano,67 japones,67 kannada, kaonde, ka´ zajo, kikongo, kiluba, kiniaruanda, kirguıs, kiriba´ ´ tiano, kirundi, kwangalı, kwanyama, leton, lingala, lituano, luganda, lunda, luo, luvale, macedonio, ´ ´ ´ ´ malayalam, malgache, maltes, maratı, marshales, ´ ´ maya, mizo, more, nepales, niueano, noruego,67 ´ nyaneka, oromo, osetico, otetela, palauano, panga´ ´ sinan, panjabı, papiamento de Curazao, persa, pid´ ´ gin de las islas Salomon, polaco,67 ponapes, portu´ gues,687 quechua ancashino, quechua ayacuchano, ˜ quechua boliviano, quechua cuzqueno, quichua, ´ rarotongues, rumano, ruso,67 samoano, sango, sepedi, serbio, serbio (alfabeto latino), sesoto, shona,

silozi, sranangtongo, suajili, suati, sueco,7 tagalo, ´ ˜ tahitiano, tai, tamil, tartaro, telugu, tetum, tigrina, tivo, tok pisin, tongano, totonaco, tshiluba, tsonga, tsotsil, tsuana, tumbuka, turco, tuvaluano, twi, ucra´ niano, umbundu, urdu, uruund, uzbeko, vendal, vietnamita, wallisiano, waray-waray, wolaytta, xho´ ´ ´ sa, yapes, yoruba, zande, zapoteco del Istmo, zulu ´ 6 Tambien disponible en CD. ´ 8 Tambien disponible en CD-ROM (formato MP3). ´ ´ 7 Tambien disponible en grabaci on de audio en www.jw.org.

5


´ ´ significa “Opositor”. El es el maximo exponente de la maldad y el principal enemigo de Jeho´ va, quien es el amor en persona. Asimismo, ´ hubo otros angeles que se unieron a la conspi´ ´ racion satanica. La Biblia los llama demonios, y ´ tambien ellos son crueles enemigos de la humanidad. De hecho, gran parte del sufrimiento, las injusticias, las enfermedades, la pobreza y las guerras se debe a su nociva influencia. En muchas iglesias ya casi no se habla de Sa´ ´ tanas, pero en la Biblia sı encontramos infor´ ´ macion sobre el. Por ejemplo, el libro de Job revela su personalidad y sus verdaderas intenciones. “Ahora bien —comienza el relato—, lle´ ´ go a ser el dıa en que los hijos del Dios verdadero entraban para tomar su puesto delante de ´ ´ ´ ´ Jehova, y hasta Satanas procedio a entrar allı ´ mismo entre ellos.” ¿Que hizo luego? Tuvo el descaro de acusar a Job de ser fiel a Dios tan ´ solo por los beneficios que recibıa a cambio. ´ A fin de demostrarlo, le causo grandes sufri´ ´ mientos: acabo con su ganado, mato a sus diez ´ hijos y le provoco una dolorosa enfermedad ´ que le cubrio el cuerpo de llagas. Sin embargo, ´ con ninguno de estos ataques cumplio su objetivo (Job 1:6-19; 2:7). ´ Jehova tiene varias razones de peso para ´ ´ no haber destruido todavıa a Satanas, pero podemos estar seguros de que su hora se acerca. ´ Gracias a otra vision del mundo espiritual, des´ crita en el libro de Revelacion, sabemos que ya se han tomado medidas concretas contra ´ ´ ´ ´ el. ¿Que sucedio? “Estallo guerra en el cielo: ´ Miguel [Jesucristo ya resucitado] y sus ange´ ´ les combatieron con el dragon [Satanas], y el ´ ´ dragon y sus angeles combatieron, pero este ´ ´ no prevalecio, ni se hallo ya lugar para ellos en el cielo. De modo que hacia abajo fue arrojado ´ el gran dragon, la serpiente original, el que es ´ ´ llamado Diablo y Satanas, que esta extraviando a toda la tierra habitada; fue arrojado abajo a la ´ tierra, y sus angeles fueron arrojados abajo con ´ ´ el.” (Revelacion 12:7-9.) Ahora que el Diablo ha sido arrojado a la ˜ Tierra, dedica sus esfuerzos a enganar a la 6

L A ATAL AYA ˙ 1 DE DICIEMBRE DE 2010

´ gente. ¿Como? Entre otras cosas, difundiendo ´ mentiras religiosas que nos alejan de Jehova y ´ de las verdades bıblicas. Una de las mentiras ´ mas extendidas —con diferentes variantes— es la idea de que, tras morir, todos seguimos viviendo en el mundo espiritual. Por ejemplo, en ´ Africa y en Asia, muchas personas creen que un ´ ´ dıa iran a vivir con sus antepasados en el mun´ do de los espıritus. Y en otros lugares son comunes doctrinas como el infierno y el purgatorio, ´ ´ que tambien se basan en la creencia en el mas ´ alla.

¿Van todos los buenos al cielo?

´ Pero ¿que hay del cielo? Mucha gente cree ´ que todos los buenos van allı. Pero, en realidad, ´ se trata de un numero reducido de personas, ´ una minorıa comparada con los millones que ´ han muerto. La Biblia indica que seran solo 144.000 los seres humanos “comprados de la ´ ´ ´ tierra” para vivir en el cielo. Y ¿que haran allı? Reinar a la humanidad y servir de sacerdotes ´ (Revelacion 5:9, 10; 14:1, 3). Dicho grupo for´ mara junto a Jesucristo —el “hijo del hombre” mencionado antes— un gobierno celestial: el ´ Reino de Dios. Este gobierno acabara con Sata´ ´ nas y los demonios, y transformara la Tierra en ´ ´ ´ un paraıso. Ademas, la mayorıa de las personas ´ ´ que han muerto resucitaran y recibiran la opor´ tunidad de vivir para siempre en ese paraıso (Lucas 23:43). En resumen, hemos visto que existe un mundo invisible habitado por millones de seres ´ espirituales. Jehova, el Creador de todos los se´ ´ res vivos, ocupa la posicion mas elevada. Junto ´ ´ a el hay millones de angeles fieles. Por otro lado ´ ´ ´ estan Satanas y los demonios: angeles que ´ se han rebelado contra Jehova y tratan de ´ sacarnos del buen camino. Por ultimo, hay ´ ´ un numero especıfico de seres humanos que han sido “comprados” de la Tierra —es decir, elegidos de entre la humanidad— para realizar una tarea especial en los cielos. Ahora bien, de todos los que viven en el mundo espiritual, ´ ´ ¿con quienes podemos comunicarnos? ¿Como ´ debemos hacerlo? Veamoslo.


¿Podemos comunicarnos con los seres espirituales? E

L Todopoderoso les ha confiado ciertas tareas a algunas criaturas espirituales. Por ejemplo, ha puesto en manos de Jesucristo el ´ gobierno de la Tierra y les ha encargado a angeles fieles que ayuden a dirigir la predica´ ´ cion de las buenas nuevas (Revelacion 14:6). ´ Sin embargo, se ha reservado para sı una ´ funcion especial: escuchar las oraciones de ´ los seres humanos. Por esa razon, solo debe´ mos orarle a el. ´ En la Biblia se llama a Jehova el “Oidor de ´ la oracion” (Salmo 65:2). En efecto, cuando ´ ´ le oramos, el nos escucha y nos responde. Ası ´ ´ lo confirma el apostol Juan, quien escribio: ´ “No importa que sea lo que pidamos confor´ ´ me a su voluntad, el nos oye. Ademas, si sabemos que nos oye respecto a cualquier cosa que estemos pidiendo, sabemos que hemos de tener las cosas pedidas porque se las he´ mos pedido a el” (1 Juan 5:14, 15). ´ ´ Ası pues, los angeles fieles no quieren que los invoquemos ni les recemos. Ellos saben ´ que Dios desea que solo le oremos a el y res´ petan esa disposicion divina. En ocasiones, ´ incluso cumplen una funcion muy destacada en la respuesta a las oraciones. Por


´ ejemplo, cuando el profeta Daniel oro preo´ cupado por la lamentable situacion de Jeru´ ´ ´ ´ salen, Jehova le envio al angel Gabriel con un esperanzador mensaje (Daniel 9:3, 2022). ¿Mensajes de ultratumba? ´ Y ¿que hay de las personas muertas? ¿Es´ ´ tarıa bien que intentaramos comunicarnos con ellas? Mucha gente asegura haberlo ´ ´ hecho. En Irlanda, una medium se acerco a ´ ´ una mujer que habıa enviudado hacıa unas ´ semanas y le dijo: “Anoche hable con Fred, ´ ´ tu esposo”. La medium le conto a la viuda lo ´ que le habıa dicho el supuesto Fred, cosas ´ que solo ella podıa conocer. Con semejantes ´ ´ pruebas, podrıa parecer logico pensar que ´ el difunto querıa comunicarse con su esposa

´ ´ ´ desde el mas alla. Sin embargo, segun la Bi´ blia, eso es totalmente imposible (vease el recuadro de abajo). ´ ´ Entonces, ¿cual es la explicacion? Que los demonios se hacen pasar por personas que ´ han fallecido, como Fred. ¿Para que? Para evitar que descubramos lo que la Biblia ense˜ na y pongamos nuestra fe y confianza en ´ ´ ´ Jehova. Esta claro que Satanas y los demo˜ nios se valen de “senales y milagros falsos”, ´ ası como de “toda clase de mentiras malig˜ nas para enganar a los que van rumbo a la ´ destruccion” (2 Tesalonicenses 2:9, 10, Nue´ va Traduccion Viviente). ´ Desde luego, muchos mediums y quienes acuden a ellos creen sinceramente que se es´ tan comunicando con personas muertas. ´ Pero aun en el caso de que esten hablando

¿Cierto o falso? ´ SATAN AS ES UN SER REAL: CIERTO

´ ´ “Satanas mismo sigue transformandose en ´ angel de luz.” (2 Corintios 11:14.) “Mantengan su juicio, sean vigilantes. Su adversario, el Diablo, anda en derredor ´ como leon rugiente, procurando devorar a alguien.” (1 Pedro 5:8.) “El que se ocupa en el pecado se origina del Diablo, porque el Diablo ha estado pecando desde el principio.” (1 Juan 3:8.) ´ ´ “Sujetense, por lo tanto, a Dios; pero opon´ ´ ganse al Diablo, y el huira de ustedes.” (Santiago 4:7.) “El Diablo [...] era homicida cuando prin´ ´ cipio, y no permanecio firme en la verdad, ´ ´ porque la verdad no esta en el. Cuando ha´ bla la mentira, habla segun su propia dispo´ sicion, porque es mentiroso y el padre de la mentira.” (Juan 8:44.) 8

L A ATAL AYA ˙ 1 DE DICIEMBRE DE 2010

LOS MUERTOS SE CONVIERTEN ´ EN ESPIRITUS: FALSO

´ “Con el sudor de tu rostro comeras pan has´ ta que vuelvas al suelo, porque de el fuiste tomado. Porque polvo eres y a polvo volve´ ´ ras.” (Genesis 3:19.) “Los vivos tienen conciencia de que mori´ ran; pero en cuanto a los muertos, ellos no tienen conciencia de nada en absoluto.” ´ (Eclesiastes 9:5.) “Todo lo que tu mano halle que hacer, hazlo con tu mismo poder, porque no hay tra´ bajo ni formacion de proyectos ni conoci´ miento ni sabidurıa en el Seol [la sepultura a la que va toda la humanidad al morir].” ´ (Eclesiastes 9:10.) “Cuando expiran, vuelven al polvo, y entonces se esfuman sus proyectos.” (Salmo 146:4, El libro del Pueblo de Dios.)


Si podemos comunicarnos con el Dios todopoderoso, que tanto nos quiere, ´ ¿por que dirigirnos ´ a alguien mas?

´ LOS ANGELES FIELES SE PREOCUPAN POR NOSOTROS: CIERTO ´ ´ ´ “El angel de Jehova esta acampando todo en derredor de los que le temen, y los libra.” (Salmo 34:7; 91:11.) ´ ´ “¿No son todos ellos [los angeles] espıritus ´ para servicio publico, enviados para servir a ´ favor de los que van a heredar la salvacion?” (Hebreos 1:14.) ´ “Vi a otro angel que volaba en medio del ´ cielo, y tenıa buenas nuevas eternas que declarar como noticias gozosas a los que moran en la tierra, y a toda na´ cion y tribu y lengua y pueblo, y ´ decıa con voz fuerte: ‘Teman a Dios y denle gloria’.” ´ (Revelacion 14:6, 7.)

´ con alguien, es con espıritus enemigos de ´ ´ Jehova. Asimismo, hay otras practicas religiosas que las personas realizan creyendo que de esa forma agradan a Dios, cuando ´ no es ası. Por eso, vale la pena reflexionar en ´ ´ esta advertencia que el apostol Pablo escribio ´ por inspiracion divina: “Las cosas que las naciones sacrifican, a demonios las sacrifican, y no a Dios” (1 Corintios 10:20, 21). A fin de cuentas, si podemos comunicarnos con el Dios todopoderoso, que tanto nos ´ ´ quiere, ¿por que dirigirnos a alguien mas? No olvidemos que nadie puede cuidarnos ´ mejor que el, pues la Biblia dice: “Sus ojos es´ tan discurriendo por toda la tierra para mostrar su fuerza a favor de aquellos cuyo cora´ ´ ´ zon es completo para con el” (2 Cronicas 16:9).

´ JESUS ES IGUAL A DIOS: FALSO “Quiero que sepan que la cabeza de todo ´ varon es el Cristo; a su vez, la cabeza de la ´ mujer es el varon; a su vez, la cabeza del Cristo es Dios.” (1 Corintios 11:3.) “Cuando todas las cosas le hayan sido su´ jetadas, entonces el Hijo mismo tambien se ´ ´ sujetara a Aquel que le sujeto todas las cosas, para que Dios sea todas las cosas para con todos.” (1 Corintios 15:28.) “Muy verdaderamente les digo: El Hijo no puede hacer ni una sola cosa por su pro´ pia iniciativa, sino unicamente lo que ve hacer al Padre.” (Juan 5:19.)

9


´ ¿LO SABIA? ´ ˜ ´ ¿Quienes eran los magos que visitaron al nino Jesus? ´ ˇ El Evangelio de Mateo explica que, —explica cierta enciclopedia—, magos era

´ ´ cuando Jesus nacio, ciertos hombres “de las partes orientales” vinieron a traerle re´ galos, pues habıan visto una estrella que les anunciaba a un nuevo rey. En el texto griego de este pasaje, a estos hombres se ´ los llama magoi, que significa “magos” ´ (Mateo 2:1, nota). Pero ¿que sabemos so¨ bre los magos de la antiguedad? ´ La fuente mas antigua con la que con´ tamos es Herodoto, historiador griego del siglo V antes de nuestra era. En sus escri´ tos indico que los magos eran sacerdotes ´ persas dedicados a la astrologıa, la inter´ ˜ ´ pretacion de los suenos y la hechicerıa. ´ Como en aquel tiempo la religion persa ´ era el zoroastrismo, lo mas probable es que aquellos magos fueran sacerdotes ´ ´ ´ zoroastricos. “En el perıodo helenıstico

´ ´ ´ un termino mas abarcador; se referıa a alguien con conocimientos y poderes sobrenaturales que en ocasiones practicaba la magia.” (The International Standard Bible Encyclopedia.) ´ Varios de los primeros teologos de la ´ ´ cristiandad —como Justino Martir, Orıgenes y Tertuliano— afirmaron que los ma´ ´ gos que visitaron a Jesus eran astrologos. Por ejemplo, en su libro De idolola´ tria (Sobre la idolatrıa), Tertuliano escri´ ´ bio: “Sabemos que existıa una estrecha ´ ´ relacion entre la magia y la astrologıa. Por ´ tanto, los que leıan las estrellas fueron los primeros [...] en llevarle regalos [a Je´ ´ sus]”. Esto explica por que diversas tra´ ´ ducciones bıblicas vierten magoi como ´ “astrologos”.

´ ´ ´ ¿Por que Mateo atribuye a Jeremıas una profecıa ´ que en realidad aparece en el libro de Zacarıas? ´ ˇ Hablando sobre el dinero que recibio´ cir “Jeremıas”, lo que Mateo hizo fue lla-

´ Judas Iscariote por traicionar a Jesus, Ma´ ´ teo escribio: “Entonces se cumplio lo que ´ ´ se hablo mediante Jeremıas el profeta, que dijo: ‘Y tomaron las treinta piezas de plata, el precio del hombre que estaba a precio, [...] y las dieron para el campo del alfarero’” (Mateo 27:9, 10). No obstante, ´ la profecıa sobre las treinta piezas de pla´ ta no fue escrita por Jeremıas, sino por Za´ ´ ´ carıas (Zacarıas 11:12, 13). ¿Cual es la ex´ plicacion? ´ Segun parece, en ocasiones se coloca´ ba el libro de Jeremıas —en lugar del ´ de Isaıas— como el primero de la sec´ cion de las Escrituras conocida como “los ´ Profetas” (Mateo 22:40). Ası pues, al de10

L A ATAL AYA ˙ 1 DE DICIEMBRE DE 2010

´ ´ mar a toda esa seccion —a la que tambien ´ ´ pertenecıa el libro de Zacarıas— por el ´ nombre del profeta que aparecıa primero. ´ ´ Jesus hizo algo similar cuando llamo ´ “Salmos” a otra seccion conocida como ´ los Escritos (o Hagiografos). Al afirmar ´ que tenıa que cumplirse todo lo que se ´ ´ ´ habıa escrito sobre el “en la ley de Moises y en los Profetas y en los Salmos”, en rea´ ´ lidad se referıa a todas las profecıas de las Escrituras Hebreas (Lucas 24:44).


´ ACERQUESE A DIOS

´ ´ El conoce “el corazon de los hijos de la humanidad” ´ 2 CRONICAS 6:29, 30



¿S

E HA visto alguna vez ahogado en un mar de problemas? ¿Ha tenido la sen´ sacion de que nadie puede entender su sufrimiento ni compadecerse de su dolor? Aun en esos momentos podemos estar seguros de que hay alguien que nos comprende a la per´ ´ feccion: nuestro Dios, Jehova. Esta es la garan´ ´ tıa que nos dan las palabras del rey Salomon ´ en 2 Cronicas 6:29, 30. ´ Con motivo de la inauguracion del templo ´ ˜ de Jerusalen, en el ano 1026 antes de nuestra ´ era, Salomon dirige a Dios una hermosa ple´ garia de unos diez minutos de duracion. ´ En ella alaba a Jehova por ser un Dios leal, que cumple con lo que promete y escucha con ´ atencion las oraciones de quienes lo buscan ´ (1 Reyes 8:23-53; 2 Cronicas 6:14-42). ´ ´ Salomon le pide a Jehova que escuche las peticiones de sus siervos. Aunque son muchas las desgracias que pueden ocurrirles, el rey subraya que cada uno de ellos tiene “su propia plaga” y sufre “su propio dolor” (ver´ sıculos 28 y 29). Y es que lo que puede ser una carga emocional para una persona no necesariamente lo es para otra. ´ Pero sin importar cual sea el peso que car´ ´ gue el siervo de Jehova, no tiene por que lle´ varlo solo. Como dice Salomon, puede alzar “las palmas de las manos” para suplicar la ayuda divina cuando la necesite.1 Es probable que el rey tuviera presentes las palabras que ´ 1 En tiempos bıblicos era habitual “extender las palmas ´ de las manos” hacia el cielo para orar (2 Cronicas 6:13).

´ su padre, David, pronuncio al hallarse en una ´ situacion muy angustiosa: “Arroja tu carga so´ bre Jehova” (Salmo 55:4, 22). ´ ´ ´ ¿De que manera contesta Jehova las supli´ cas sinceras de sus siervos? Notemos como ´ ´ ´ ´ prosigue Salomon su ruego: “Dıgnate oır tu mismo desde los cielos, el lugar de tu morada, y tienes que perdonar y dar a cada uno ´ conforme a todos sus caminos” (versıculo 30). ´ ´ ´ ´ Ası es, Salomon sabıa que Jehova —el “Oidor ´ de la oracion”— se preocupa, no solo por su pueblo en general, sino por cada uno de sus siervos (Salmo 65:2). Y le da a cada cual lo que ´ necesita: ayuda al fiel y perdon al arrepentido ´ (2 Cronicas 6:36-39). ´ ´ ´ ¿Por que esta Salomon tan seguro de que ´ ´ Jehova contestara el ruego del pecador arrepentido? Hallamos la respuesta en lo que dice ´ ´ ´ a continuacion: “Tu [Jehova] conoces su cora´ ´ zon (porque solo tu mismo conoces bien el ´ corazon de los hijos de la humanidad)”. Dios ´ esta al tanto de las angustias de todos sus sier´ vos; para el, sus preocupaciones son algo muy importante (Salmo 37:4). ¿Verdad que son muy animadoras las pala´ bras de Salomon? Tal vez no haya nadie a nuestro alrededor que comprenda plenamente lo que estamos pasando (Proverbios 14:10). ´ ´ Pero Jehova nos quiere muchısimo y conoce el ´ ´ dolor de nuestro corazon. Por eso, contemosle las preocupaciones que nos agobian. Pode´ ´ mos estar seguros de que el nos ayudara a llevar nuestras cargas, pues la Biblia dice: ´ “Ech[en] sobre el toda su inquietud, porque ´ el se interesa por ustedes” (1 Pedro 5:7). L A ATAL AYA ˙ 1 DE DICIEMBRE DE 2010

11


900

930

950

969

1000

´ LOS PERSONAJES BIBLICOS 800

¿De veras vivieron tanto? ´ L 4 de agosto de 1997, Jeanne Louise Calment murio en su ´ pueblo natal al sureste de Francia. Tenıa nada menos que ˜ 122 anos. ´ Los adelantos en la ciencia y en el cuidado de la salud, ası como en otros campos, han elevado la esperanza de vida. Con todo, son raros los casos de hombres y mujeres que supe˜ ˜ ran la marca de los 100 anos. Por eso, personas como la senora Calment suelen ser noticia. ¨ Ahora bien, la Biblia afirma que la gente de la antiguedad ´ ´ ´ vivıa muchısimo mas. De hecho, habla de personas que estu˜ ´ vieron a punto de alcanzar los 1.000 anos. Pero ¿sera eso cierto? ¿Es realmente posible que la gente viviera tanto tiempo? ´ ¿Y por que es importante saber la respuesta?

E

700

600

500

400

100

EDAD

HOMBRE DE HOY

´ ADAN

´ NOE

200

´ MATUSALEN

300

´ Los mas longevos ´ El libro de Genesis nos habla de siete personas que supera˜ ´ ´ ´ ron los 900 anos de edad: Adan, Set, Enos, Quenan, Jared, ´ ´ ´ Matusalen y Noe (Genesis 5:5-27; 9:29). Todos estos hombres ´ —que nacieron antes del Diluvio— pertenecıan a las primeras ´ diez generaciones de la humanidad. Tal vez haya oıdo hablar ´ ˜ de algunos de ellos, como Matusalen, que con 969 anos os´ tenta el record mundial de longevidad. ´ La Biblia tambien menciona a otros veinticinco personajes que, a juzgar por lo que dura la gente de hoy, tuvieron vidas ˜ excepcionalmente largas: de 300, 400 y hasta de 700 anos ´ ´ (Genesis 5:28-31; 11:10-25). ¿Se tratara de simples mitos, como dicen muchos? ´ ¿Historia o ficcion? ´ ´ ˜ ¿Como se comprobo que la senora Calment realmente vi´ ´ vio tanto tiempo? Segun el Instituto Max Planck de Investiga´ ´ cion Demografica, con sede en Alemania, los expertos se basaron en unas “declaraciones sencillas y verificables” que la


anciana hizo sobre su propia vida y la de sus familiares. Lo que dijo fue comparado con re´ ´ gistros oficiales, notariales y eclesiasticos, ası ´ ´ como con censos y periodicos de la epoca. Es cierto que no se pudo corroborar todas sus ´ declaraciones; sin embargo, se determino que ´ habıa suficientes pruebas directas e indirectas para confirmar su edad. Con la Biblia sucede algo muy parecido. Aunque no es posible corroborar todas y cada una de sus declaraciones, se ha demostrado vez tras vez que lo que dice es exacto desde el ´ ´ ´ punto de vista historico, cientıfico y cronolo´ gico.1 Y no deberıamos esperar menos de un ˜ libro que senala lo siguiente sobre su autor: “Dios siempre dice la verdad, aunque todos los hombres sean mentirosos” (Romanos 3:4, La Palabra de Dios para Todos). En efecto, el hecho de que la Biblia sea “inspirada de Dios” garantiza su veracidad (2 Timoteo 3:16). ´ ´ ´ Ademas, pensemos en quien escribio el li´ bro de Genesis. Este hombre —a quien Dios ´ inspiro para redactar los cinco primeros libros ´ de la Biblia, o Pentateuco— fue Moises, uno de ´ los personajes mas importantes y respetados ´ de toda la historia. Los judıos lo ven como el ´ mas grande de sus maestros, los musulmanes como un destacado profeta y los cristianos como un predecesor de Jesucristo. ¿No merecen confianza las declaraciones de una figura tan reconocida?

˜ ¿Anos o meses? ´ Hay quienes sostienen que en aquellos dıas ´ se medıa el tiempo de forma diferente y que lo ˜ que la Biblia llama anos son en realidad me´ ses. Pero el libro de Genesis establece clara´ mente que el computo utilizado entonces era, en esencia, el mismo que usamos hoy. Examinemos dos argumentos que apoyan esta afir´ macion. Primero, el relato nos dice que el ´ ˜ Diluvio comenzo “en el ano seiscientos de la ´ ´ 1 Para mas informacion, consulte el libro La Biblia... ¿la Palabra de Dios, o palabra del hombre?, editado por los tes´ tigos de Jehova.

´ ´ vida de Noe, en el segundo mes, en el dıa die´ cisiete del mes”. Mas adelante explica que las aguas anegaron la Tierra por “ciento cincuen´ ´ ´ ta dıas” y que “en el septimo mes, en el dıa die´ cisiete del mes, el arca llego a descansar sobre ˜ ´ las montanas de Ararat” (Genesis 7:11, 24; 8:4). Como hemos visto, los ciento cincuenta ´ ´ dıas que aquı se mencionan equivalen a cinco meses (desde el 17 del segundo mes hasta el 17 ´ ´ del septimo mes). Esta claro, pues, que los me´ ´ ´ ses de Genesis tenıan treinta dıas cada uno. Analicemos ahora el segundo argumento. ´ Genesis 5:15-18 nos dice que Mahalalel tuvo ˜ ´ un hijo a los 65 anos de edad y que luego vivio ˜ ´ ochocientos treinta anos mas. Su nieto Enoc ´ ´ ´ tambien engendro un hijo a los 65 (Genesis 5: ˜ 21). Hagamos cuentas. A un mes por ano, es´ tos hombres habrıan sido padres con tan solo ˜ cinco anos de edad. Y, por supuesto, eso no tie´ ne ningun sentido. ´ Por otra parte, los hallazgos arqueologicos ´ tambien son compatibles con lo que la Biblia ´ dice sobre estos personajes. Segun las Escritu´ ´ ras, el patriarca Abrahan se mudo de la ciudad ´ ´ de Ur a Haran, y luego a la region de Ca´ ´ ´ naan; allı combatio contra Kedorlaomer, rey ´ ´ de Elam, y lo vencio (Genesis 11:31; 12:5; 14: ´ 13-17). Los arqueologos han confirmado que todos estos lugares y personajes no son imagi´ narios. Ademas, sus descubrimientos sobre la ´ ´ geografıa y las costumbres de la epoca de ´ Abrahan concuerdan con lo que dice la Biblia. ´ ´ Siendo este el caso, ¿por que habrıamos de du´ dar del hecho de que este patriarca llego a la ˜ ´ edad de 175 anos? (Genesis 25:7.) ´ Lo cierto es que no hay razon para cuestio´ nar las declaraciones bıblicas sobre la larga ´ vida de algunos de sus personajes. Pero ¿que importancia tiene para nosotros saber que estos hombres vivieron tanto?

¿Puede el hombre vivir para siempre? Si uno lo piensa bien, se da cuenta de que la ´ excepcional duracion de la vida en tiempos L A ATAL AYA ˙ 1 DE DICIEMBRE DE 2010

13


´ antiguos es una indicacion del asombroso potencial del cuer´ ´ ´ po humano. Valiendose de las ultimas tecnicas de investiga´ ´ ´ cion, los cientıficos han logrado estudiar mas a fondo el ma˜ ravilloso diseno del cuerpo y su extraordinaria capacidad ´ ´ para regenerarse. ¿Y que han concluido? Que deberıa durar para siempre. Por eso, el profesor de Medicina Tom Kirkwood ´ ´ comento: “El envejecimiento continua siendo uno de los ´ grandes misterios de las ciencias medicas”. ´ Sin embargo, para Jehova, el envejecimiento no es ni ´ un misterio ni un problema sin solucion. Su primera crea´ ´ ´ cion humana, Adan, fue un hombre perfecto que tenıa la ca´ pacidad de vivir para siempre. Pero Adan se hizo rebelde y ´ ´ peco contra Dios, con lo que se convirtio en un hombre ´ imperfecto sujeto a la muerte. Esa es, de hecho, la explicacion ´ ´ que tanto buscan los cientıficos. La Biblia la resume ası: “Por ´ medio de un solo hombre el pecado entro en el mundo, y la ´ ´ muerte mediante el pecado, y ası la muerte se extendio a ´ todos los hombres porque todos habıan pecado” (Romanos ´ ´ 5:12). Sı, la razon por la que enfermamos, envejecemos y mo´ ´ rimos es que hemos heredado de Adan la imperfeccion y el pecado. ´ ´ No obstante, Jehova aun se propone que alcancemos la ´ ´ perfeccion y vivamos eternamente. Por eso, envio a la Tierra a su Hijo, Jesucristo, para que sacrificara su vida y nos rescata´ ra del pecado. En 1 Corintios 15:22 leemos: “Ası como en ´ ´ ´ ´ Adan todos estan muriendo, ası tambien en el Cristo todos ´ seran vivificados”. Quienes vivieron antes del Diluvio disfru´ taron de una mayor expectativa de vida porque estaban mas ´ ´ ´ cerca del tiempo en que Adan perdio la perfeccion. Pero hoy ´ ´ estamos mas cerca del tiempo en que Jehova nos la devolve´ ´ ra. Entonces, libres del pecado, no sufriremos mas los estra´ gos de la vejez y la muerte (Isaıas 33:24; Tito 1:2). ´ ¿Que hay que hacer para vivir para siempre? Antes de ´ nada, no descartemos esa promesa como una mera ilusion. ´ Recordemos que Jesus dijo: “El que oye mi palabra y cree al ´ ´ que me envio tiene vida eterna” (Juan 5:24). Ası pues, estudiemos la Palabra de Dios y apliquemos sus principios en nuestra vida. De esta manera, estaremos poniendo por obra este ´ consejo de Pablo: “[Sigan] atesorando para sı con seguridad un fundamento excelente para el futuro, para que logren asirse firmemente de la vida que realmente lo es” (1 Timoteo 6: 19). Podemos estar seguros de que Aquel que hizo posible ´ que los hombres del pasado vivieran por tantos siglos hara posible que nosotros vivamos por toda la eternidad.


CARTA ´ DE

HAITI

“Una experiencia incomparable” ´ ´ A NOTICIA del terremoto que desolo Haitı ´ el 12 de enero de 2010 me dejo tan cons´ ternada que apenas podıa ver las escenas en la ´ ´ ´ ´ television. Imagınese como me sentı cuando ´ ´ mi amiga Carmen me llamo el dıa 20 para ´ proponerme que fueramos a dar una mano. Ambas somos enfermeras, y anteriormen´ te habıamos colaborado en algunas obras ´ ´ de construccion de los testigos de Jehova. ´ De hecho, ası fue como nos conocimos, y ˜ hace anos que nos une una fuerte amistad. Le dije a Carmen que no estaba segura de ´ tener la fortaleza fısica y emocional que re´ ´ querıa esa tarea. Pero ella me recordo que ha´ ´ cıamos un buen equipo y que, una vez allı, ´ ´ nos apoyarıamos la una a la otra. Ası que lla´ ´ me a las oficinas de los testigos de Jehova en ´ Brooklyn (Nueva York) y le pedı al encargado de coordinar las labores de socorro que me ´ ´ anotara en la lista. Tambien le hable de Car´ ´ men y le mencione que querıamos ir juntas. ´ ´ El me dijo que no me podıa garantizar que nos fueran a llamar, y mucho menos que ter´ minaramos trabajando en el mismo lugar. ´ ´ Durante los siguientes cuatro dıas seguı con mi rutina, pensando que no me ele´ girıan. Pero el lunes 25 me llamaron de ´ Brooklyn para preguntarme si podıa salir al ´ ´ ´ dıa siguiente para Haitı. Me quede de una pie´ ´ za, pero prometı que harıa todo lo posible por

L

´ salir cuanto antes. Primero pedı permiso en el ´ trabajo, y luego me comunique con Carmen, quien me dio la triste noticia de que no la ha´ ´ ´ bıan invitado porque no sabıa frances. A decir ´ verdad, sentı un poco de miedo, pero tam´ bien estaba muy entusiasmada. Por fin conse´ ´ guı un pasaje, y el 28 de enero vole de Nueva ´ York a Santo Domingo (Republica Dominicana). ´ ´ En el aeropuerto habıa un joven esperandome para llevarme a la sucursal dominicana ´ ´ de los testigos de Jehova. Ese dıa llegaron otras dos enfermeras de Estados Unidos, y las ´ tres nos alojamos en la misma habitacion. ˜ A la manana siguiente nos llevaron en auto ´ ´ hasta la sucursal de Haitı, en Puerto Prıncipe. ´ El viaje tomo siete horas y media. ´ Ya en Haitı, la escena era espantosa. No po´ dıa creer que un terremoto de apenas treinta y ´ cinco segundos hubiera dejado ası este her´ ´ ´ moso paıs. Si verlo por television ya habıa ´ ´ sido duro, estar ahı se me hizo mucho mas di´ fıcil. Es casi imposible describirlo con pala˜ bras. Muchos hogares sufrieron danos o quedaron reducidos a escombros, y ni el palacio ´ ´ presidencial escapo a la catastrofe. Gente que ´ ´ habıa trabajado decadas para tener una casa ´ lo perdio todo en un instante. En ese momen´ ´ to pense que, en la vida, lo que tiene mas valor no son las cosas materiales. L A ATAL AYA ˙ 1 DE DICIEMBRE DE 2010

15


Al llegar a la sucursal, la recepcionista se le´ vanto de su escritorio y vino corriendo hasta ´ la puerta. Nos recibio con un abrazo y una sonrisa, y nos dio las gracias por poner a un lado nuestros asuntos a fin de venir a ayudar´ ´ los. Al mediodıa, despues de almorzar, nos ´ llevaron a un Salon de Asambleas cercano ´ ´ que habıa sido convertido en hospital. Allı ´ conocı a otros voluntarios Testigos, entre ´ ´ ellos un matrimonio de medicos, que habıan venido con su asistente desde Alemania, y una partera de Suiza. Mi primer turno fue esa misma noche. Dieciocho pacientes —algunos Testigos y otros ´ no— yacıan en el piso sobre colchones. Todos ´ recibieron la misma atencion de parte de los voluntarios Testigos, y a ninguno se le co´ bro ni un centavo. ´ ˜ Esa noche fallecio un anciano de 80 anos ˜ ´ de edad. Lo acompanabamos su esposa, mi ˜ ´ companera de cuarto y yo. Poco despues es´ cuche a una joven llorando de dolor. A esta ´ muchacha, de nombre Ketly, le habıan tenido que amputar el brazo derecho por debajo del hombro. Con ella estaba una Testigo que le daba clases de la Biblia y que, desde que la ´ ´ trajeron al Salon de Asambleas, habıa dormido a su lado casi todas las noches. Enseguida fui a donde estaba Ketly con la ´ intencion de aliviar su dolor. Ahora bien, su ´ sufrimiento no era fısico, sino emocional. ´ ´ Me conto que, cuando comenzo el temblor, se encontraba en la casa de una amiga. Sin te-

´ ner plena conciencia de lo que sucedıa, se to´ maron del brazo y corrieron hacia el balcon. ´ De pronto cayo sobre ellas una pared, y am´ bas quedaron atrapadas. Ella llamo a su ami´ ga, pero esta no respondio. Supo enseguida ´ ´ que habıa muerto. Paso cuatro horas junto al ˜ cuerpo sin vida de su companera hasta que por fin las sacaron de entre los escombros. ´ Como consecuencia de las heridas, perdio su brazo. Aquella noche, Ketly no lograba conciliar ˜ el sueno, pues cada vez que cerraba los ojos, ´ ´ revivıa lo sucedido. Entre sollozos, trato de ´ ´ explicarme lo que sentıa: “Se lo que dice la Bi´ ´ blia sobre los terremotos y los ultimos dıas; ´ ´ tambien se que nos espera un futuro feliz y ´ que deberıa estar agradecida de seguir con vida. Pero ponte en mi lugar, aunque sea un ´ momento: un dıa todo te va bien, y de re´ pente te pasa esto”. Sin saber que responder´ le, no pude mas que abrazarla y ponerme a ´ llorar con ella hasta que se durmio. ´ Todos los dıas, un doctor y dos enfermeras eran enviados a otros lugares para atender a la ´ ´ ˆ gente. A mı me toco ir a Petit-Goave con un ´ ´ medico frances y una enfermera de Florida (Estados Unidos). El viaje en auto desde Puer´ ´ to Prıncipe nos llevo dos horas. Llegamos a ˜ las nueve y media de la manana, tomamos nuestros materiales de trabajo y entramos al ´ Salon del Reino. Adentro, todos nos aguardaban sentados. ´ Nos pusimos a trabajar de inmediato. Hacıa ´ calor, y las filas de pacientes parecıan interminables. Hasta las tres de la tarde no pudi´ mos tomarnos un descanso. Ese dıa, entre los tres, atendimos a 105 personas y administra´ ´ mos 114 vacunas. Termine agotadısima, pero feliz de haber podido ayudar a tanta gente. ´ Durante las dos semanas que pase en Hai´ ´ ´ tı, trabaje turnos de doce horas en el Salon de Asambleas casi todas las noches. Nunca ´ habıa tenido que cumplir con una tarea tan


´ ´ ardua. Pero aun ası sentıa que era una bendi´ ´ cion estar allı, ya que tuve la oportunidad de ´ ayudar a personas que necesitaban atencion y consuelo. Lo cierto es que podemos aprender mucho de ellas. Tomemos por caso a Eliser, un joven ˜ ´ ´ de 15 anos que perdio una pierna. Un dıa me di cuenta de que le guardaba parte de su co˜ mida a su amigo Jimmy, quien lo acompana´ ba por las noches. Me explico que Jimmy a ´ ´ veces venıa sin comer. De Eliser aprendı que ser pobre o estar enfermo no son impedimentos para ser generoso. ´ Los voluntarios demostraban tambien el ´ mismo espıritu altruista. Una de mis compa˜ neras no se encontraba bien de salud, y otra ´ sufrıa fuertes dolores de espalda; con todo, ´ ponıan el bienestar de los pacientes antes del ´ suyo propio. Su ejemplo me animo a perseve´ rar. Hay que admitir que todos, en algun mo´ mento, nos sentimos agotados fısica, mental y emocionalmente, pero el apoyo mutuo nos ´ ´ ´ permitio seguir adelante. Jamas olvidare los

´ ´ ´ ˜ ´ dıas que pase en Haitı en companıa de cristia´ nos tan amorosos y sacrificados. ¡Que her´ moso es formar parte de esta organizacion! Antes de mi partida, dos pacientes que ha´ bıan perdido su brazo derecho se las arreglaron para escribirme cartas de agradecimiento. Como me insistieron en que las abriera en ´ ´ el avion, ası lo hice. Sus conmovedoras pala´ bras me llegaron al corazon, y por un buen ´ rato no pare de llorar. Me he mantenido en contacto con los amigos ´ que hice en Haitı. No hay duda de que las amista´ des mas duraderas se forjan en los momentos di´ fıciles. Estoy segura de ´ ´ que no habra obstaculo que consiga romper los lazos que nos ´ unen. Para mı, esta ha sido una experiencia incomparable. L A ATAL AYA ˙ 1 DE DICIEMBRE DE 2010

17


´ ¿POR QUE MOTIVO ´ RECHAZARON AL MESIAS? L ˜ ´ AS ensenanzas de Jesus cautivaban a las mu´ chedumbres, y sus milagros dejaban atonitos a cuantos los presenciaban. Por ello, mu´ chos “pusieron fe en el” y reconocieron que ´ era el Cristo, el Mesıas prometido. Convenci´ dos de este hecho, decıan: “Cuando llegue el ´ ´ ´ ˜ Cristo, el no ejecutara mas senales que las que ha ejecutado este hombre, ¿verdad?” (Juan 7: 31). ˜ Pese a la avalancha de pruebas que senala´ ´ ´ ban a Jesus como el Mesıas, la mayorıa de las ´ personas que lo vieron y escucharon jamas ´ creyeron en el. Es triste decirlo, pero hasta al´ gunos de sus seguidores acabaron dandole la 18

L A ATAL AYA ˙ 1 DE DICIEMBRE DE 2010

´ ´ ´ espalda. ¿Que les paso? ¿Por que no se dejaron convencer por las pruebas? Mientras analiza´ ´ mos la respuesta, preguntese: “¿Podrıa estar ´ ´ sucediendome a mı algo parecido?”.

Falsas expectativas ´ ´ Para el tiempo en que Jesus nacio, la gente ´ aguardaba con anhelo la llegada del Mesıas. ´ ´ ´ De hecho, cuando el todavıa era un bebe y sus padres lo llevaron al templo, se encontraron ´ con personas que “esperaban la liberacion de ´ ´ Jerusalen” a manos del Mesıas (Lucas 2:38). ˜ ´ Y anos mas tarde, cuando Juan el Bautista em´ prendio su ministerio, muchos se pregunta-


´ ´ ron: “¿Acaso sera el el Cristo?” (Lucas 3:15). ´ ´ Pero ¿que expectativas abrigaban los judıos ´ del siglo primero respecto al Mesıas? En general, la gente se imaginaba que el Me´ ´ ´ sıas los librarıa del yugo romano y restaurarıa ´ el reino de Israel. Lo que es mas, antes de que ´ ˜ Jesus comenzara a predicar y ensenar, varios hombres animaron al pueblo a tomar las armas contra los opresores. Seguramente, las ideas de estos caudillos influenciaron en los ´ judıos y los llevaron a albergar falsas esperan´ zas sobre el Mesıas. ´ Jesus era completamente diferente de aque´ llos falsos mesıas. En vez de fomentar la vio´ lencia, motivo a la gente a amar a sus enemigos y obedecer a las autoridades (Mateo 5:41´ ´ 44). Ademas, puesto que su reino no serıa ´ ´ “parte de este mundo”, jamas permitio que ´ los judıos lo hicieran rey (Juan 6:15; 18:36). ´ ´ Aun ası, a muchos se les hizo muy difıcil dejar ´ ´ atras sus ideas preconcebidas sobre el Mesıas. Tomemos por caso al propio Juan el Bautis´ ta, quien presencio sucesos extraordinarios ´ que confirmaron que Jesus era el Hijo de Dios. ´ Sin embargo, cuando estuvo preso, envio a ´ unos discıpulos suyos a preguntarle: “¿Eres ´ tu Aquel Que Viene, o hemos de esperar a uno diferente?” (Mateo 11:3). Es probable que ´ ´ ´ Juan quisiera saber si Jesus serıa quien harıa ˜ ´ realidad el sueno judıo de libertad. ´ ´ ´ Los apostoles tambien tenıan una idea equi´ ´ vocada de lo que lograrıa el Mesıas. Por ejem´ ´ ´ plo, en cierta ocasion, cuando Jesus les trato ´ ´ de explicar que el Mesıas tendrıa que sufrir, ´ morir y ser resucitado, Pedro “lo llevo aparte y ´ comenzo a reprenderlo” (Marcos 8:31, 32). ´ No era capaz de entender por que el prometi´ do Libertador tendrıa que morir. ˜ ´ En el ano 33 de nuestra era, cuando Jesus ´ fue a Jerusalen para celebrar la Pascua, las multitudes salieron a recibirlo y lo aclamaron rey de Israel (Juan 12:12, 13). Pero solo unos ´ ´ ´ dıas despues, Jesus fue arrestado, sentenciado a muerte y fijado en un madero. Tras la ejecu-

´ ´ cion, dos de sus discıpulos manifestaron su ´ pesar con estas palabras: “Esperabamos que este fuera el que estaba destinado a librar a Israel” (Lucas 24:21). Incluso al verlo resucita´ ´ do, sus seguidores aun pensaban que Jesus es´ tablecerıa su reino en la Tierra. Por eso le ˜ ´ preguntaron: “Senor, ¿estas restaurando el ´ reino a Israel en este tiempo?”. Esta claro que ´ ´ las falsas expectativas sobre el Mesıas habıan ´ ´ echado raıces en su corazon (Hechos 1:6). ´ ´ ´ Despues de que Jesus ascendio al cielo, sus ´ ´ discıpulos recibieron el espıritu santo, y fue ´ entonces cuando entendieron que el Mesıas ´ reinarıa desde un trono celestial (Hechos 2: ´ 1-4, 32-36). A partir de ese momento, los apostoles Pedro y Juan proclamaron con valor la ´ resurreccion de su Maestro, y hasta hicieron milagros para demostrar que contaban con el apoyo divino (Hechos 3:1-9, 13-15). Como ´ consecuencia, miles de personas en Jerusalen ´ se hicieron creyentes. Esto enfurecio a los go´ bernantes judıos, quienes comenzaron a per´ ´ seguir a los apostoles y a los nuevos discıpu´ los, igual que habıan hecho con su Maestro. ´ Pero ¿por que se opusieron con tanta vehe´ mencia a Jesus?

El rechazo de los maestros religiosos ´ Para el tiempo en que Jesus vino a la Tierra, ´ ´ ´ ´ la religion judıa se habıa apartado muchısimo ˜ de lo que la Palabra de Dios ensenaba. Los ´ maestros religiosos de la epoca —los saduceos, ´ los fariseos y los escribas— le daban mas peso ´ a la tradicion que a las Santas Escrituras. Una y ´ otra vez acusaron a Jesus de violar la Ley mosaica, argumentando que efectuar curaciones ´ milagrosas en sabado era un delito. Pero, va´ ´ ´ ´ liendose de solidas razones, Jesus rebatio sus ´ ´ doctrinas falsas, lo cual debilito su posicion de autoridad y puso en entredicho que contaran ´ ´ con el respaldo divino. Ademas, como Jesus ´ no era rico ni poderoso, ni habıa asistido a sus ´ prestigiosas escuelas, aquellos arrogantes lıde´ res jamas lo iban a reconocer como el Me´ ´ sıas. Tanto los enardecıan sus palabras que L A ATAL AYA ˙ 1 DE DICIEMBRE DE 2010

19


´ “entraron en consejo contra el para [...] destruirlo” (Mateo 12:1-8, 14; 15:1-9). Ahora bien, ¿acaso no vieron los milagros ´ ´ ´ ´ de Jesus? ¿Que explicacion tenıan para ellos? ´ ´ La verdad es que no podıan negarlos. Ası que ´ ´ para evitar que la gente creyera en el, decıan: “Este no expulsa a los demonios sino por medio de Beelzebub, el gobernante de los demo´ nios” (Mateo 12:24). En efecto, atribuıan el ´ ´ ´ poder de Jesus a Satanas. ¡Que tremenda blasfemia! ´ ´ ´ Pero habıa otra razon por la que los lıderes religiosos se negaron de plano a reconocer a ´ ´ Jesus como el Mesıas. Esta se hizo patente en ´ una reunion que celebraron los jefes de las ´ ´ distintas facciones despues de la resurreccion ´ ´ de Lazaro. “¿Que hemos de hacer —dijeron—, ˜ porque este hombre ejecuta muchas senales? ´ ´ ´ Si lo dejamos ası, todos pondran fe en el, y ´ ´ los romanos vendran y nos quitaran nuestro

Si usted hubiera vivido ´ ´ en los dıas de Jesus, ´ ¿lo habrıa aceptado ´ como el Mesıas? ´ ´ lugar ası como nuestra nacion.” Tanto miedo ´ tenıan de perder el poder, que planearon ma´ ´ ´ tar a Jesus y tambien a Lazaro (Juan 11:45-53; 12:9-11).

´ ´ Vıctimas del prejuicio y la persecucion La actitud que adoptaron los maestros reli´ giosos creo un ambiente hostil para los segui´ ´ dores de Jesus. Alardeando de su posicion, aquellos hombres proclamaban: “Ni uno de los gobernantes o de los fariseos ha puesto fe ´ en el, ¿verdad?” (Juan 7:13, 48). De este modo ´ insinuaban que creer en Jesus era propio del populacho. Y aunque algunos dirigentes ju´ ´ dıos —como Nicodemo y Jose de Arimatea— ´ se hicieron discıpulos, lo mantuvieron secreto ˜ por temor a sus companeros (Juan 3:1, 2; 20

L A ATAL AYA ˙ 1 DE DICIEMBRE DE 2010

´ 12:42; 19:38, 39). De hecho, los guıas religio´ sos habıan decretado que quien aceptara a Je´ ´ ´ sus como el Mesıas tendrıa que ser “expulsado ´ de la sinagoga”, un castigo que suponıa el rechazo de la sociedad (Juan 9:22). ´ ´ Aquella oposicion pronto se convirtio en ´ violencia. Por ejemplo, el Sanedrın (el tribunal ´ ´ ´ supremo judıo) ordeno que a los apostoles se les castigara con azotes por atreverse a predicar ´ (Hechos 5:40). Ademas, ese mismo tribunal ´ ´ condeno a muerte al discıpulo Esteban, contra quien se presentaron falsos cargos de blasfe´ mia. Justo despues de que este fuera apedrea´ ´ do, “se levanto gran persecucion contra la con´ ´ gregacion que estaba en Jerusalen; [y] todos ´ salvo los apostoles fueron esparcidos por las regiones de Judea y de Samaria” (Hechos 6:8-14; ´ 7:54–8:1). Mas adelante, el sumo sacerdote y “la asamblea de ancianos” aprobaron una ˜ ´ ´ campana de persecucion en la que participo ´ Saulo, quien llego a ser conocido como el ´ apostol Pablo (Hechos 9:1, 2; 22:4, 5). ˜ En los anos que siguieron a la muerte de Je´ sus, miles de personas tuvieron el valor de ha´ cerse creyentes. Pero pese a su rapido crecimiento, los cristianos no dejaron de ser una ´ minorıa en la Palestina del siglo primero. ´ Quien se atreviera a hacer publica su fe en ´ ´ Cristo se exponıa a ser vıctima de discrimina´ cion y violencia.

No cometa el mismo error Como hemos visto, las ideas preconcebi´ das, la presion social y la amenaza de ser perseguidos impidieron que muchas perso´ nas del siglo primero pusieran fe en Jesus. ´ ´ Hoy tambien abundan los conceptos erro´ ˜ neos acerca de Jesus y de sus ensenanzas. ˜ A algunos se les ha ensenado que el Reino de ´ ´ Dios esta en el corazon de la gente o que se´ ´ ran los hombres quienes lo estableceran en ´ la Tierra. Otros estan convencidos de que la ´ ciencia resolvera los problemas de la huma´ ´ ´ nidad. Si fuera ası, ¿de que valdrıa tener fe


´ No permita que las ideas preconcebidas le impidan conocer la verdad sobre Jesus

´ ´ en Jesus y su Reino mesianico? Incluso hay quienes sostienen que los relatos de la vida ´ ´ de Jesus no son hechos historicos, lo cual ´ ´ debilita aun mas la fe de algunos. ´ Con todas esas teorıas, muchos no tienen ´ ´ ´ claro que funcion cumple el Mesıas, y a otros les parece que no es tan importante ´ asegurarse de que Jesus sea el prometido Salvador. Sin embargo, todo el que desee examinar a fondo el asunto tiene hoy a su dis´ ´ posicion muchas mas pruebas que las que ´ habıa en el siglo primero. No solo contamos con las Escrituras Hebreas —con todas sus ´ ´ profecıas sobre el Mesıas—, sino con los cuatro Evangelios, que narran en detalle el ´ cumplimiento de dichas profecıas.1 ´ ´ 1 Consulte la tabla “Profec ıas˜ acerca del Mesıas”, en la ´ ´ pagina 200 del libro ¿Que ensena realmente la Biblia?, edi´ tado por los testigos de Jehova.

´ La informacion que hoy tenemos a nues´ tro alcance es mas que suficiente para deter´ ´ minar si Jesus es o no el Mesıas prometido. ¨ ´ Y es urgente que lo averiguemos. ¿Por que decimos esto? Porque la Biblia revela que ´ ´ pronto el Rey Mesianico acabara con los ´ que estan destruyendo la Tierra, la converti´ ´ ´ ra en un paraıso y les dara a las personas que lo obedezcan la oportunidad de vivir para siempre bajo un gobierno justo (Daniel 2: ´ 44; Revelacion [Apocalipsis] 11:15, 18; 21:35). Usted puede hacer suya esta maravillosa ´ esperanza si se esfuerza por aprender mas de ´ ´ Jesus y demuestra que tiene fe en el. No olvi´ de que Jesus mismo hizo esta importante ´ ´ declaracion: “Tanto amo Dios al mundo que ´ dio a su Hijo unigenito, para que todo el que ´ ejerce fe en el no sea destruido, sino que tenga vida eterna” (Juan 3:16). L A ATAL AYA ˙ 1 DE DICIEMBRE DE 2010

21


No olvidemos a las madres ´ que crıan solas a sus hijos

¿S

E IMAGINA el trabajo que le cuesta a una madre sacar adelante a sus hijos sin la ayuda de un esposo?1 Debe hacer mala´ barismos con su tiempo y sus energıas para cumplir con una larga lista de responsabilidades: trabajar, atender la casa, hacer las ´ compras, cocinar, y mucho mas. Y claro, tam´ ´ bien hay que velar por la salud fısica y emo˜ cional de los ninos, darles momentos de ´ ´ diversion y, si es posible, dedicarse tiempo a sı misma. ´ Las familias monoparentales estan cada vez ´ mas presentes en la sociedad actual. Con todo, en muchos casos no reciben la ayuda que precisan. Cierta mujer tuvo que admitir: ´ “No repare en las madres solas hasta que me ´ ´ convertı en una”. ¿Y nosotros? ¿Podrıamos ´ estar pasando por alto a las mujeres que crıan solas a sus hijos? Veamos tres buenas razones para no olvidarnos de ellas.

´ Razones para tomarlas en consideracion Necesitan nuestra ayuda. Una mujer de ˜ ´ 41 anos, viuda y con dos hijos, declaro: “A ve´ ces tengo tantas cosas encima que no se ni ´ ´ por donde empezar. Es demasiado para mı”. ´ ´ 1 Aunque en el artıculo se emplea el genero femenino, los principios analizados son aplicables tanto a hombres como a mujeres.

22

L A ATAL AYA ˙ 1 DE DICIEMBRE DE 2010

Como vemos, las mujeres que luchan solas al frente de su familia —sea por la muerte o el ´ abandono de su conyuge, o por otras circunstancias— pueden sentirse abrumadas. Cierta ´ ´ ´ madre se expreso ası: “Nuestra situacion es di´ ´ ficilısima. ¡Necesitamos que alguien nos de una mano!”. ´ ´ Ayudarlas nos hara mas felices. ¿Verdad que nos sentimos bien con nosotros mismos cuando ayudamos a alguien a cargar algo muy pesado? Pues bien, las madres solas tienen que cargar a diario con responsabilidades tremendamente pesadas. Si les ofrecemos ´ ayuda practica, comprobaremos la veracidad de Salmo 41:1, que dice: “Feliz es cualquiera ´ que obra con consideracion para con el de ´ condicion humilde”. Dios espera que las ayudemos. Las Escrituras ´ indican que “la forma de adoracion que es limpia e incontaminada desde el punto de vista de nuestro Dios y Padre es esta: cuidar de ´ los huerfanos y de las viudas en su tribu´ lacion” (Santiago 1:27). Por supuesto, las ´ madres solas tambien merecen el mismo ´ cuidado.1 Ademas, Hebreos 13:16 aconseja: ´ 1 Aunque la Biblia no habla especıficamente de las fami´ lias monoparentales, en ella sı aparecen con frecuencia las ´ expresiones “viuda” y “huerfano de padre”, de lo que se deduce que este tipo de familias eran muy comunes ´ (Isaıas 1:17).


“No olviden el hacer bien y el compartir cosas con otros, porque dichos sacrificios le son de mucho agrado a Dios”. ´ Ahora bien, ¿como podemos ofrecerles ´ ayuda que resulte verdaderamente util? Analicemos varias sugerencias.

Estemos atentos a sus necesidades Tal vez lo primero que nos venga a la mente sea decir algo como: “¿Quieres que te ayude con alguna cosa?”. Pero siendo realistas, ´ ´ ¿cuantas madres nos diran abiertamente lo que les hace falta? Como vimos, Salmo 41:1 ´ recomienda obrar con consideracion; en efec´ to, hay que actuar. Segun cierta obra de consulta, el verbo hebreo empleado en este ´ ´ versıculo implica “un proceso de reflexion mediante una compleja serie de pensamientos que se traduce en un comportamiento acertado”. Por lo tanto, para encontrar la mejor forma de ayudar a las madres solas, primero tenemos que reflexionar con detenimiento en su ´ ´ situacion. No podemos fijarnos unicamente ´ ´ en lo superficial; debemos ir mas alla de lo ´ obvio. Conviene preguntarse: “¿Que necesi´ ´ tarıa yo si estuviera en su lugar?”. Claro esta, ´ ´ muchas madres diran que los unicos que pue´ den entenderlas son quienes estan pasando por lo mismo que ellas. Y aunque no les falta ´ razon, si nos esforzamos por comprenderlas, podremos ofrecerles ayuda muy valiosa. Imitemos el ejemplo de Dios ´ Jehova Dios es el modelo perfecto que podemos imitar para ayudar a quienes se en´ cuentran en esta complicada situacion. La Bi˜ ´ blia senala en repetidas ocasiones que el se preocupa profundamente por las viudas, los ´ huerfanos y, en definitiva, por las madres solas. De hecho, nadie las cuida con tanta dedi´ ˜ cacion y carino. Por tanto, analicemos cuatro ´ formas practicas en las que Dios atiende sus ´ necesidades y veamos como imitarlo.



Ofrecerse a escuchar

´ En la Ley del antiguo Israel, Jehova dijo res´ pecto a las viudas y´ los huerfanos: “Sin falta ´ ´ oire su clamor” (Exodo 22:22, 23). ¿Como ´ podemos imitar ese interes? Recordemos que muchas de estas madres se enfrentan a menudo con la soledad, pues no tienen otro adulto al que confiarle sus sentimientos. Una mujer explica: “A veces, cuando mis hijos se acuestan, me siento tan terriblemente sola que no puedo parar de llorar”. De modo que uno puede ofrecerse a escuchar —bajo circunstancias apropiadas— el “clamor” de estas madres. Sin duda, tener cerca a alguien con ´ quien desahogarse les dara fuerzas para seguir adelante.

Brindar palabras de aliento

´ ´ Por medio de su espıritu santo, Jehova hizo que algunos israelitas compusieran salmos, es decir, canciones sagradas de alaban´ ´ za a Dios. ¿Como se sentirıan las viudas y ´ los huerfanos al entonar las letras? Seguro que muy felices, pues estas les recordaban ´ que Jehova era para ellos un “padre” y un ´ “juez” que los protegerıa (Salmo 68:5; 146:9). ´ Nosotros tambien podemos brindar palabras de aliento a las madres solas, palabras que ˜ tal vez permanezcan anos en su memoria. ´ ´ Ası le sucedio a Ruth. Ella atesora unas pa´ ˜ ´ labras que le dirigio veinte anos atras un cristiano con mucha experiencia como pa´ ´ ´ dre. El le dijo: “Se que te estas desviviendo ´ por criar a tus dos hijos. Vas bien, sigue ası”. ´ Ruth cuenta: “De verdad me llego al cora´ zon que me dijera aquello”. Y es que, como dice la Biblia, “las palabras que brindan consuelo son la mejor medicina” (Proverbios ´ ´ 15:4, Traduccion en lenguaje actual). Ası pues, ¿hay algo sincero y animador que podamos ´ decirle a alguna madre que este en esta situa´ cion? L A ATAL AYA ˙ 1 DE DICIEMBRE DE 2010

23




Proporcionar ayuda material

´ ´ ´ Jehova tambien establecio en la Ley ciertas medidas que, sin atentar contra la dignidad ´ ´ de las viudas y los huerfanos, les permitıan conseguir su propio alimento. Con estos pre´ ceptos, tales personas tendrıan cubiertas sus ´ necesidades basicas en todo momento (Deuteronomio 24:19-21; 26:12, 13). Es adecuado, pues, que ofrezcamos ayuda material a las familias que la necesiten, siempre de forma discreta y preservando su dignidad. Por ejem´ plo, quizas sea posible llevarles alimentos a su casa, regalarles ropa en buen estado, o incluso ayudarles a adquirir alguna otra cosa que necesiten.

Incluir a estas familias en nuestras actividades

´ ´ Jehova ordeno a los israelitas que incluye´ ran a las viudas y los huerfanos en sus fiestas anuales. La idea era que disfrutaran de la ˜ ´ ´ grata companıa de los demas siervos de Dios. De hecho, a cada uno de ellos le dijo: “Tienes que regocijarte” (Deuteronomio 16:10-15).

´ En la actualidad, tambien se espera que los cristianos “sean hospitalarios unos para con ´ otros” (1 Pedro 4:9). ¿Por que no invitar a comer a los miembros de alguna familia monoparental? No crea que hace falta preparar un ´ banquete. Recuerde lo que dijo Jesus mientras estaba de visita en casa de unos amigos: “Son pocas [...] las cosas que se necesitan, o solo una” (Lucas 10:42).

Podemos hacer mucho bien Las madres solas saben que criar a los hijos es responsabilidad suya, por lo que no esperan que nadie asuma sus obligaciones. De todos modos, no hay duda de ´ ´ que apreciaran muchısimo cualquier ayuda ´ ´ que podamos brindarles. Ası lo expreso Kath´ leen, que crio sola a sus tres hijos: “No hay ´ ´ que esperar nada de los demas, pero sı agrade´ cer de corazon lo que hacen por uno”. Por lo ´ tanto, demosles todo nuestro apoyo, pues ´ ´ Jehova ha prometido que nos “pagara esas buenas acciones” (Proverbios 19:17, Nueva ´ Biblia al Dıa). Si siempre las tenemos presen´ tes, tanto ellas como nosotros seremos mas felices. ¿Puede hacer planes para invitarlos a una comida?


NUESTROS LECTORES QUIEREN SABER ´ ´ ´ ¿Donde esta el Paraıso del que habla la Biblia? ´ ´ ˇ “Estaras conmigo en el Paraıso.” (Lucas 23:43.)

´ no la creo sencillamente para nada”, sino “para ser ´ habitada” (Isaıas 45:18). No hay duda de que la voluntad de Dios sigue siendo la misma: que la ´ Tierra sea un paraıso. Cabe destacar que cuando la Biblia alude al fu´ turo Paraıso, suele relacionarlo con la vida en nues´ tro planeta. Por citar un caso, en el libro de Isaıas ´ se predice que las personas “edificaran casas, y ´ ´ ˜ ´ las ocuparan; [...] plantaran vinas y comeran su ´ fruto” (Isaıas 65:21). Es obvio que solo en la Tierra se puede construir, plantar y comer. Por eso

´ Proverbios 2:21 dice que los justos “residiran en la tierra”. ´ ´ ´ Ese fue el Paraıso del que hablo Jesus. Ahora ´ ´ ´ bien, ¿no es cierto que el tambien prometio un pa´ ´ ´ ˜ raıso celestial? Sı, pero serıa solo para un pequeno grupo de sus seguidores (Lucas 12:32). Los miem´ ´ bros de este grupo irıan al cielo despues de morir ´ ´ para gobernar con Jesus sobre el Paraıso terrenal ´ (Revelacion [Apocalipsis] 5:10; 14:1-3). Ellos se en´ ´ cargarıan de que el Paraıso terrestre fuera adminis´ trado y cuidado segun las normas divinas. ´ ´ ´ Jesus sabıa que ese era el proposito de Dios para ´ ´ la Tierra. Despues de todo, el estaba en el cielo ´ ´ ´ ´ cuando su Padre creo el jardın de Eden. Ası pues, ´ quienes ejerzan fe en Jesus tienen a su alcance la oportunidad de vivir para siempre en el futuro ´ Paraıso terrestre (Juan 3:16). A cada uno de ellos, ´ ´ ´ Jesus le promete: “Estaras conmigo en el Paraıso” (Lucas 23:43). L A ATAL AYA ˙ 1 DE DICIEMBRE DE 2010

25

5 FORGET Patrick/SAGAPHOTO.COM/Alamy

´ Esta fue la promesa que le hizo Jesus a un moribun´ ´ do que, con valor, habıa manifestado fe en el. Pero ´ ´ ´ ¿donde estarıa ese paraıso? ¿En el cielo, en la Tierra ´ o en algun punto intermedio en el que las personas esperan a ser juzgadas? ´ La Biblia indica que el Paraıso fue el hogar de la ´ ´ primera pareja humana: “Jehova Dios planto un ´ ´ ´ jardın en Eden, hacia el este, y allı puso al hombre ´ ´ ´ que habıa formado. [...] Y Jehova Dios procedio a ´ tomar al hombre y a establecerlo en el jardın de ´ ´ Eden para que lo cultivara y lo cuidara” (Genesis 2: 8, 15). Al traducirse este pasaje del hebreo original ´ ´ al griego, la palabra que se empleo para “jardın” ´ fue paradeisos, de donde se deriva el vocablo espa´ ˜ nol paraıso. Tal como algunas parejas tienen que ampliar su ´ hogar al tener mas hijos, nuestros primeros padres ´ ´ ´ ´ ´ habrıan de extender el Paraıso mas alla del jardın ´ de Eden a medida que su familia fuera aumentan´ do. Dios les habıa dicho: “Quiero que llenen la ´ tierra y la pongan bajo su dominio” (Genesis 1:28, ´ Traduccion en lenguaje actual). ´ ´ Esta claro que el proposito de nuestro Creador era que los seres humanos se reprodujeran y resi´ ´ dieran en el Paraıso, aquı mismo en la Tierra. Que´ ´ rıa que vivieran para siempre en un bello jardın ´ donde no existieran cementerios. La Tierra habrıa de convertirse en el eterno hogar de la humanidad. ´ Ası es: fuimos creados para vivir en este maravilloso ´ planeta. ¡Con razon disfrutamos tanto de la naturaleza! ´ ´ Pero ¿habra cambiado el proposito de Dios? ´ De ninguna manera. Jehova mismo nos asegura: ´ ´ “Ası resultara ser mi palabra que sale de mi boca. ´ ´ No volvera a mı sin resultados, sino que ciertamen´ ´ te hara aquello en que me he deleitado” (Isaıas ´ ˜ ´ 55:11). Y mas de tres mil anos despues de la crea´ ´ cion del primer ser humano, la Biblia confirmo que “el Formador de la tierra y el Hacedor de ella [...]


´ LLEGUE A CONOCER

AL AUTOR DE COSAS MARAVILLOSAS RELATADO POR MAURICE RAJ ´ ˜ ´ Tenıa solo nueve anos cuando uno de los ataques mas violentos de la II Guerra Mundial hizo que mi familia y otros miles de inmigrantes ´ ´ huyeramos a toda prisa para sobrevivir. Caminamos varios dıas a ´ ´ traves de la densa selva birmana, y por la noche los arboles eran ´ nuestro unico refugio. Todas mis posesiones las cargaba en un pe˜ queno bulto atado a mi espalda. Pero este fue solo el comienzo.

˜ RA el ano 1942 y el mundo estaba sumido ´ ´ en la guerra. El ejercito japones acababa de invadir Birmania (actual Myanmar) y se ´ habıa apoderado de los campos petroleros ´ de Yenangyaung. Antes de que pudieramos llegar a la frontera con la India, los japoneses nos alcanzaron y nos obligaron a regresar. ˜ ´ Cuando era nino, mi familia vivıa en Yenangyaung, y mi padre trabajaba para la Burmah Oil Company, una empresa petrolera. ´ ´ Despues de la invasion japonesa, los bombar´ deros britanicos atacaron con insistencia los ricos yacimientos de la zona. Recuerdo que en ´ cierta ocasion tuvimos que resguardarnos du´ rante tres dıas en una trinchera. Por fin pudimos escapar en bote hacia Sale, un pueblito a ´ orillas del rıo Irauadi. Agradecidos de estar vi´ vos, pasamos allı el resto de la guerra.

E

Tras la tragedia, un feliz descubrimiento ´ La guerra termino en 1945, y en ese mismo ˜ ´ ano nacio mi hermano menor. Su nacimiento hizo muy feliz a mi padre, quien ya estaba bas´ tante mayor. Pero su dicha no duro, pues ´ ´ ´ tres meses despues fallecio mi hermano. Papa 26

L A ATAL AYA ˙ 1 DE DICIEMBRE DE 2010

´ no pudo soportar la perdida, y al poco tiempo ´ ´ tambien murio. En un intento de consolarme, los amigos me ´ ´ decıan que Dios se los habıa llevado al cielo. ´ ¡Cuanto anhelaba estar con ellos! En la parro´ quia catolica a la que iba con mi familia me en˜ senaron que al morir vamos al purgatorio —lugar de tormento temporal donde se nos limpia de pecados—, y que solo los curas y las monjas ´ van directo al cielo. Yo querıa reunirme con mi ´ padre y mi hermano, ası que me propuse asistir ´ al seminario catolico de Maymyo (actual Pyin ´ Oo Lwin), ubicado a 210 kilometros (130 mi´ llas) de donde vivıa. ´ Para ir al seminario hacıa falta una bue´ na educacion, pero como yo era inmigrante, ´ ˜ solo habıa ido dos anos a la escuela. Durante la guerra cancelaron las clases, y cuando las reanudaron, mi familia pasaba por graves pro´ ´ blemas economicos. Ademas de mantenernos ´ ´ ´ a mı y a mis otros dos hermanos, mama tenıa ˜ a su cargo los tres ninos de su difunta herma´ na. Ası que le era imposible costearnos los estudios. Para ayudar en casa, mi hermano mayor bus´ ˜ ´ co trabajo, pero yo, con apenas 13 anos, podıa


´ hacer muy poco. Se me ocurrio que si me iba ´ de casa, habrıa una boca menos que alimentar, ´ ´ por lo que decidı mudarme con mi tıo paterno, ´ ´ Manuel Nathan. El vivıa en Chauk, no muy lejos de Sale. ´ ´ ´ Al llegar, me entere de que mi tıo habıa co´ nocido a los testigos de Jehova. Deseoso de ha´ blar de lo que habıa aprendido, poco a poco ˜ ´ me fue explicando algunas ensenanzas bıblicas, como el significado del padrenuestro. Esta ´ ´ ´ oracion comienza ası: “Padre nuestro que estas en los cielos, santificado sea tu nombre” (Mateo 6:9, 10). ´ “Ası que Dios tiene un nombre —me dijo ´ ´ mi tıo—, y ese nombre es Jehova.” Entonces me ´ ´ lo mostro en la Biblia. Eso me desperto el ´ apetito por aprender mas, pero se me hizo ´ muy difıcil porque la Biblia y las publicacio´ ´ nes de mi tıo estaban en ingles, idioma que ´ yo no dominaba. Incluso tenıa dificultades para leer en mi lengua, el tamil. Pese a todo, ´ ˜ con el tiempo logre entender lo que ensena ´ la Biblia (Mateo 11:25, 26). Descubrı que mu´ chas de mis creencias religiosas no eran bıbli´ cas. Finalmente le dije a mi tıo: “¡Esta es la verdad!”. ˜ ´ A los 16 anos comence a hablar a otras perso´ nas de lo que habıa aprendido. Para entonces, ´ ´ en el paıs habıa solo 77 Testigos. Al poco tiempo, Robert Kirk —un misionero de los testigos ´ ´ de Jehova— vino desde Rangun (actual Yan´ ´ ´ gon) a visitar a mi tıo. Le mencione a Robert ´ que habıa decidido dedicar mi vida a servir a ´ ´ Dios. Ası es que, como sımbolo de mi dedica´ ´ ´ cion a Jehova, me bautice el 24 de diciembre ´ de 1949 en el rıo Irauadi.

´ Supero muchos obstaculos ´ ´ Tan pronto como me bautice, me mude a ´ Mandalay, pues querıa buscar un empleo que me dejara tiempo para ser precursor (evangelizador de tiempo completo de los testigos de ´ ´ ´ Jehova). Pero un dıa, mientras veıa un partido ´ ´ ´ de futbol, caı al suelo y comence a tener con´ vulsiones. Entonces me entere de que era epi-

´ ´ leptico, ası que tuve que regresar con mi familia para que me cuidaran. ˜ ´ ´ ´ Por ocho anos sufrı crisis epilepticas. Segun ´ fui mejorando, comence a realizar algunos tra´ bajos. Mi madre no querıa que fuera precursor ´ debido a mi salud. Pero un dıa le dije: “Estoy ´ ´ ´ decidido, no pienso esperar mas. Se que Jehova ´ me dara las fuerzas”. ´ Y fue ası que en 1957, tras mudarme a Ran´ gun, me hice precursor. Afortunadamente, ´ ´ no sufrı mas ataques hasta 2007. Ahora los medicamentos me ayudan a controlarlos. En 1958 me invitaron a servir de precursor especial, lo que implicaba dedicar ciento cincuenta horas ˜ ´ mensuales a ensenar las verdades bıblicas a la gente. El primer lugar al que fui enviado fue ´ ´ Kyonsha, una poblacion a 110 kilometros ´ ´ ´ (70 millas) al noroeste de Rangun. Allı habıa ˜ ´ ´ un pequeno grupo que leıa con interes nuestras publicaciones. Al llegar Robert y yo, se ´ ´ reunio un buen numero de personas para plantearnos preguntas acerca de la Biblia. Ade´ ´ ˜ mas de responderselas, les ensenamos a organizar reuniones para estudiar la Biblia. Al poco tiempo, algunos empezaron a predicar con no´ sotros. Ya que se me pidio que permaneciera en ´ ´ Kyonsha, pude ver como en cuestion de meses ´ se formaba una floreciente congregacion. En la

Predicando ´ en Rangun (Birmania), alrededor de 1957


Yendo a una asamblea en Kalemyo a finales de los setenta

´ actualidad hay mas de ciento cincuenta Testigos en esa zona. ´ ´ ´ Algun tiempo despues se me encomendo la tarea de visitar las congregaciones y grupos ais´ ´ lados del paıs. Como ministro viajante, recorrı ´ largas distancias por caminos, rıos, selvas y ˜ ´ montanas, valiendome de todo medio imaginable: en bote, a pie y hasta montado encima ´ ´ ´ de camiones. Con mi debil constitucion fısica, ´ nunca habrıa logrado hacer todo esto, pero ´ ´ Jehova siempre me doto de las fuerzas necesarias (Filipenses 4:13).

´ ´ “Jehova te ayudara” En 1962 fui asignado a trabajar en la sucursal ´ ´ de los testigos de Jehova, ubicada en Rangun. ´ ´ ˜ Allı, Robert me preparo para desempenar mis ´ nuevas tareas. De repente, el gobierno ordeno que los misioneros extranjeros abandonaran el ´ ´ paıs, y en cuestion de semanas, todos se marcharon. Entonces, para mi sorpresa, se me en´ ´ cargo la supervision de la sucursal. ´ ´ ¿Como lograrıa cumplir con esta responsa´ ´ bilidad si no tenıa ni experiencia ni educacion ´ academica? Algunos hermanos mayores se per´ cataron de mi preocupacion y me dijeron: ´ ´ “Maurice, no te inquietes, Jehova te ayudara. 28

L A ATAL AYA ˙ 1 DE DICIEMBRE DE 2010

´ Y ademas, puedes contar con nosotros”. Esas ´ palabras me animaron muchısimo. Unos me´ ses despues tuve que elaborar el informe anual ´ ´ de la predicacion en Birmania, que habrıa de publicarse en el Anuario de los testigos de Jeho´ ˜ va para 1967. Durante los treinta y ocho anos ´ que me encargue de esa tarea, vi claramente ´ que es Jehova quien dirige la obra de su pueblo. ´ Por ejemplo, en cierta ocasion quise solici´ ´ tar la ciudadanıa birmana, pero no tenıa los ´ ´ 450 kyats1 que costaba el tramite, ası que pos´ puse el asunto. Un dıa, cuando pasaba frente a ´ ˜ la empresa para la que habıa trabajado anos ´ ´ atras, mi ex jefe me llamo y me dijo: “Oye, Raj, ven a buscar tu dinero. Te fuiste sin tu fondo de ´ jubilacion”. ¡Y eran exactamente 450 kyats! ´ ´ Mientras salıa de la oficina, pense en todas ´ las cosas que podıa comprarme con ese dinero. Pero como eso era precisamente lo que costaba ´ ´ ´ el tramite de la ciudadanıa, pense que la volun´ tad de Jehova era que usara el dinero con tal ´ fin. Y fue una decision muy acertada: pude ´ permanecer en el paıs, viajar sin restricciones, importar publicaciones y efectuar otras labores ´ importantes a favor de la predicacion.

Una asamblea de distrito en el norte Para 1969, nuestra obra progresaba con rapi´ dez en el norte, en la ciudad de Myitkyina, ası ´ que decidimos celebrar allı una asamblea de ´ distrito. Ahora bien, el mayor desafıo que te´ nıamos era suministrar transporte a los Testi´ gos del sur del paıs. Oramos sobre este asunto y ˜ ´ solicitamos a la companıa ferroviaria que nos reservara seis vagones. Felizmente, nos aprobaron la solicitud. ´ El dıa de la llegada de nuestros hermanos ya estaba todo listo para la asamblea. Hacia el me´ ´ diodıa nos fuimos a la estacion, pues el tren lle´ gaba a las dos y media. Mientras aguarda´ ´ bamos, el jefe de estacion nos entrego un ´ telegrama que decıa que los seis vagones de los ´ ´ 1 Equivalente, en aquella epoca, a 95 dolares, una suma considerable.


Nuestra hermosa sucursal ´ ˜ tras la ampliacion del ano 2000

´ ´ testigos de Jehova habıan sido desconectados. ´ Se nos explico que, en las cuestas, la locomoto´ ra no podıa con los seis vagones adicionales. ´ ´ ¿Que ıbamos a hacer? Lo primero que se nos ´ ocurrio fue cambiar la fecha de la asamblea. Sin embargo, volver a solicitar los permisos ´ nos habrıa tomado varias semanas. Entonces nos pusimos a orar, y justo en ese momento ´ ´ ´ llego el tren a la estacion. No lo podıamos ´ creer: ¡ahı estaban los seis vagones con nuestros hermanos sonriendo y saludando alegre´ ´ mente! ¿Que habıa sucedido? Uno de ellos nos ´ ´ conto que, efectivamente, habıan desconectado seis vagones, pero no los nuestros. ´ De 1967 a 1971, el numero de testigos de ´ ´ ´ Jehova del paıs se duplico, hasta casi alcanzar la cifra de 600. Luego, en 1978, las oficinas centrales fueron trasladadas a una casa de dos pi˜ ´ sos. Veinte anos despues, la cantidad de Testi´ ´ gos habıa aumentado a mas de 2.500. Las instalaciones se ampliaron, y hoy contamos con una sucursal de tres plantas con oficinas y viviendas. El 22 de enero de 2000, John E. Barr —miembro del Cuerpo Gobernante, la junta ´ que dirige a los testigos de Jehova— vino desde Estados Unidos para pronunciar un discurso ´ con motivo de la inauguracion de las nuevas instalaciones.

´ Jehova me ha bendecido En la actualidad, 52 voluntarios viven y ´ trabajan en la sucursal. Ademas, en todo el

En la actualidad con Doris

Predicando de casa en casa

´ paıs hay unos 3.500 Testigos, organizados en 74 congregaciones y grupos. Algo que tam´ bien me alegra es que en 1969, poco antes de su muerte, mi madre se hizo testigo de ´ Jehova. A mediados de los sesenta, una precursora llamada Doris Ba Aye vino a trabajar como ´ traductora a la sucursal. Ella habıa asistido ´ en 1959 a la clase 32 de la Escuela Bıblica de Galaad de la Watchtower, un curso de forma´ cion de misioneros. Me enamoraron su encantadora belleza, alegre personalidad y madurez ´ espiritual. Nos casamos en 1970 y hasta el dıa ´ de hoy seguimos sirviendo juntos a Jehova. ´ No cabe duda de que Jehova ha dirigido la ´ ´ obra de predicacion en este paıs durante las pa´ sadas seis decadas. A lo largo de mi vida he lle´ gado a ver la grandeza de Jehova. Ciertamente, ´ el merece ser alabado por ser el Autor de cosas maravillosas (Salmo 106:21). L A ATAL AYA ˙ 1 DE DICIEMBRE DE 2010

29


DE PADRES A HIJOS

Un secreto que se puede contar

¿Q

UIERES que te cuente un secreto?1... Te lo voy a contar. La Biblia lo llama el “secreto sagrado” y dice que fue “guardado en silencio por ´ tiempos de larga duracion”, es de´ cir, por muchısimo tiempo (Romanos 16:25). De hecho, al principio solo lo ´ ´ sabıa Jehova Dios. Pero vamos a ver lo que hizo para que la gente se enterara. Antes de nada, ¿recuerdas lo que quiere decir la palabra sagrado?... Algo sagrado es algo muy importante, algo santo, limpio y puro. Como Dios ´ es santo y puro, el secreto que el cono´ ce tambien es sagrado, y por eso se lla´ ma “secreto sagrado”. ¿Sabes quienes ´ querıan enterarse de este secreto tan ´ importante?... ¡Los angeles! Mira, la Biblia dice: “En estas mismas cosas los ´ angeles desean mirar con cuidado” (1 Pedro 1:12). ´ ´ ´ Jesus tambien sabıa el secreto y fue el primero en revelarlo. Cuando vino a ´ ´ la Tierra, se lo conto a sus discıpulos. Les dijo: “A ustedes se les ha dado el secreto sagrado del reino de Dios” (Mar´ cos 4:11). ¿Te diste cuenta? ¿Sobre que trata el secreto sagrado?... Sobre el ´ Reino de Dios, el gobierno que Jesus ˜ ´ nos enseno a pedir cuando oramos a ´ Jehova (Mateo 6:9, 10). Como vimos, el Reino de Dios se ´ ´ ˜ 1 Si le esta leyendo el artıculo a un nino, haga una pausa tras los puntos suspensivos y permita que responda.

30

L A ATAL AYA ˙ 1 DE DICIEMBRE DE 2010

mantuvo en secreto durante mucho tiempo. De hecho, desde que Dios ´ ´ ´ expulso a Adan y Eva del jardın de ´ ´ ´ Eden hasta que vino Jesus y revelo el ´ secreto, los siervos de Dios no habıan ´ recibido mucha informacion sobre ese ´ ´ ´ Reino. Solo sabıan que Jehova aun ´ querıa convertir la Tierra en un pa´ ´ ´ raıso (Genesis 1:26-28; 2:8, 9; Isaıas 45:18). Algunos de ellos describieron ´ lo bonito que serıa vivir en la Tierra cuando llegara el Reino de Dios (Sal´ mo 37:11, 29; Isaıas 11:6-9; 25:8; 33:24; 65:21-24). ´ ´ Pero ¿a quien eligio Dios para que ´ gobierne en ese Reino? ¿Te gustarıa saberlo?... Fue a su Hijo, Jesucristo. La Bi´ ´ blia afirma que el recibirıa autoridad ´ para gobernar como “Prıncipe de Paz” ´ (Isaıas 9:6, 7). Por eso es importante ´ que tu y yo tengamos “un conocimiento exacto del secreto sagrado de Dios, ´ a saber, Cristo” (Colosenses 2:2). ¿Que tenemos que saber sobre Cristo? Para ´ ´ empezar, que Jehova tomo la vida de ´ ´ su Hijo —el primer angel que habıa creado en los cielos— y la puso en el in´ terior de Marıa para que naciera como ´ humano. Luego, ese Hijo entrego su vida como sacrificio para que nosotros podamos vivir para siempre (Mateo 20:28; Juan 3:16; 17:3). ´ Ahora te contare otra parte del ´ secreto sagrado: Dios decidio que


´ ´ ´ ¿De que querıan enterarse los angeles?

muchos hombres y mujeres fueran a ´ ´ vivir al cielo con Jesus. ¿Que crees que ´ ´ haran allı?... Gobernar con Cristo (Efesios 1:8-12). ´ ¿Quieres saber quienes son algunos ´ ´ de los que reinaran con Jesus?... Los ´ ´ apostoles fieles estan entre ellos, pues ´ Jesus les dijo que les iba a preparar un lugar en el cielo (Juan 14:2, 3). En´ contraras los nombres de algunos de ´ los que formaran parte del Reino de Dios en Mateo 10:2-4, Marcos 15:3941 y Juan 19:25.

PREGUNTAS:

´ ´ ´ Y ¿cuantas personas iran allı? Eso ´ tambien es parte del secreto sagrado, ˜ y durante muchos anos ninguna per´ sona lo supo. Pero ahora sı lo sabemos. La Biblia dice que son 144.000 ´ (Revelacion [Apocalipsis] 14:1, 4). ´ ¿Que te ha parecido “el secreto sagrado del reino de Dios”? ¿Verdad que es muy emocionante?... Enton´ ces, ¿por que no sigues aprendien´ ´ ´ do sobre el? ¡Ası podras ayudarme ´ a contarselo a muchas otras personas!

´ ´ ´ ˇ ¿Como se llama el secreto que te he contado, y por que se llama ası? ´ ´ ˇ ¿Sobre que trata el secreto, y quien fue el primero en revelarlo? ´ ˇ ¿Que cosas recuerdas sobre el secreto sagrado? ´ ´ ˇ ¿Como les explicarıas este secreto a tus amigos?

L A ATAL AYA ˙ 1 DE DICIEMBRE DE 2010

31


¿Podemos comunicarnos con los seres espirituales? ´ (PAGINAS 3 A 9)

´ ¿Es cierto que algunos personajes bıblicos vivieron ˜ ´ cientos de anos? (PAGINA 12)

Lea la historia de una enfermera que fue a ayudar ´ ´ ´ a las vıctimas del terremoto de Haitı. (PAGINA 15) ´ ´ ´ Si usted hubiera vivido en los dıas de Jesus, ¿lo habrıa ´ ´ aceptado como el Mesıas? (PAGINA 18)

´ ´ ¿Como ayudar a las madres que crıan a sus hijos ´ ´ sin la ayuda de un conyuge? (PAGINA 22)

´ ¿ Aceptarıa usted una visita?

www.watchtower.org/s

wp10 12/01-S


La Atalaya Dic-2010:¿Podemoscomunicarnos conlos seres espirituales?