Page 1

FEBRERO 2012

REVISTA DEL SINDICATO DE CHOFERES PROFESIONALES DE ZAMORA CHINCHIPE

43 A帽os de transformaciones Un reconocimiento hist贸rico La nueva era de la conducci贸n Oficial del Sindicato de Choferes Lo queRevista Zamora vive a diario Profesionales de Zamora Chinchipe 1


2


ÍNDICE

págs.

Informe Administrativo 5. El Directorio 6. Nixon González 10. Informe económico 12. Alegría navideña Escuela de Conducción 13. Historia 15. Simulacro para concienciar 17. Escuelas se fortalecen 18. El volante se renueva 20. Reconocimiento 21. Opinión La vida detrás del volante 24. Los chulíos 27. Vicente Medina 30. Troadio Reyes Zamora a diario 34. Corronchos 37. Agachaditos 40. El dulce de Timbara 43. Casa Hogar Betania

producido por:

Esta segunda edición de la Revista Conduciendo es una publicación por los 43 años de vida jurídica del Sindicato de Choferes Profesionales de Zamora Chinchipe. Sus artículos pueden ser reproducidos citando la fuente. Tiraje 1000 ejemplares. Distribución gratuita.

Impresión Coordinación: Javier Salinas Alba Redacción & Fotografía: Eddy Salinas Alba email: proyeccionclan@gmail.com telf: (07) 2 607794 - 093319446/099341444 Zamora - Ecuador

Diseño Gráfico & Diagramación: Jorge Salinas Alba

Información Sindicato de Choferes Profesionales de Zamora Chinchipe. Dirección: Jorge Mosquera y Francisco de Orellana Revista Oficial del Sindicato de –Choferes Teléfonos: (07) 2 605 157 (07) 2 605 124 Profesionales de Zamora Chinchipe 3


S

on 43 años los que esta institución ha trabajado por brindar más fuentes de trabajo, a través de un volante, a las familias zamoranas. Empleos directos e indirectos, que se vinculan a la actividad del chofer: mecánicas, vulcanizadoras, restaurantes, concesionarias, micro mercados... todos enrumbados al desarrollo. Ha sido un periodo que ha alcanzado el reconocimiento de la sociedad por su labor siempre encaminada al servicio. Las administraciones y las personas son pasajeras. Lo positivo de cada una engrandece a esta gran asociación en donde reina la amistad. También, lo negativo, siempre deja experiencias que deben aprovecharse para no cometer los errores del pasado. En esta nueva oportunidad, el Sindicato de Choferes Profesionales se presenta como una institución más sólida, con metas claras y con la sapiencia de que forjamos un futuro exitoso, en beneficio de todos los socios y estudiantes de la Escuela de Conducción. En el Directorio cargamos un afán de brindar, a la población, un establecimiento digno de representar a la clase del volante. Siempre altivo y comunitario. La Escuela de Conducción, justamente, se ha consolidado como referente de formación académica para profesionales, inculcados en aspectos humanísticos, que representan el

PRESENTACIÓN

INFORME ADMINISTRATIVO

quehacer de un conductor capaz de llevar vidas con responsabilidad y como referente de servicio en nuestros días. Esta publicación acoge, una vez más, lo que vive esta maravillosa comunidad del volante. Esos hombres de trabajo que pasan desapercibidos como personajes, pese a que son vistos en sus vehículos. Esa actividad que está más allá de un volante y que hoy la continuamos rescatando en crónicas. De igual forma, a los futuros conductores que guiarán, desde sus automotores, el avance de la provincia. Su formación profesional en una escuela que se va posicionando a nivel regional como una referente de responsabilidad académica. Este sindicato no solo es de los choferes; es de la sociedad entera. Por ello, nos vinculamos con más temáticas que vive Zamora a diario. Como aporte cultural para conocernos más y para destacar las demás actividades sociales de nuestra provincia. Agradecemos a todos quienes aportaron de alguna u otra manera para que esta publicación de primer nivel, realizada por profesionales zamoranos, salga adelante. El deseo más sincero de éxitos a la administración venidera. Las cuentas claras y una escuela funcionando es nuestra herencia. Un agradecimiento infinito a los socios que confiaron en nuestro liderazgo, juntos mostramos que siempre ¡el chofer está presente!

Lic. Édgar Rodríguez Flores SECRETARIO GENERAL

4


INFORME ADMINISTRATIVO

EL DIRECTORIO EXPONE Renán Rodas SECRETARIO DE ORGANIZACIÓN Y DISCIPLINA “Nos retiramos con la frente en alto, ya que hemos transformado a la institución; la misma que estaba en decadencia... Entregaremos la documentación necesaria para demostrar que siempre, en las sesiones, llevamos las cuentas claras. Queremos que vengan más socios… las puertas están abiertas para beneficio de la sociedad”.

Rómel Gálvez

SECRETARIO DE ORGANIZACIÓN Y DISCIPLINA “Está a la vista de todos el trabajo que hemos realizado. Nuestro logro es que se reactiven las Escuelas de Conducción. Estamos muy contentos al ver cómo los estudiantes salen con su título y se integran a trabajar. Siempre hemos estado pendientes del desarrollo de las clases y de que la biblioteca funcione correctamente”.

Ángel Aguirre SECRETARIO DE ORGANIZACIÓN Y DISCIPLINA “Estoy agradecido por la confianza de los compañeros socios... La escuela es el aporte a los alumnos de la provincia, para que sean unos verdaderos profesionales... A los socios les hemos apoyado cuando han sufrido accidentes, con apoyos justos. Además, estar al tanto de que las vías presten las condiciones aptas para laborar”.

Rosa Toledo

SECRETARIO DE ORGANIZACIÓN Y DISCIPLINA “A los nuevos choferes que sigan adelante, que su capacitación se vea en las calles para que toda la provincia sienta su servicio... Ahora no es novedad ver a una mujer manejando. Cuando aprendí fui la única en el sindicato... Espero que la nueva administración siga adelante con los ánimos de sacar adelante al chofer zamorano”

Fredín Íñiguez SECRETARIO DE ORGANIZACIÓN Y DISCIPLINA “La escuela ha sido nuestra bandera de lucha, han habido muchos tropiezos, pero hemos sobrellevado con el apoyo de todos... El deporte ha sido fundamental para la unión y participación sindical... Lamentablemente tenemos leyes muy drásticas; esperamos que la lucha de los sindicatos continúe en beneficio de los choferes”.

Revista Oficial del Sindicato de Choferes Profesionales de Zamora Chinchipe

5


INFORME ADMINISTRATIVO

6


INFORME ADMINISTRATIVO

NIXON GONZÁLEZ “cuentas claras durante y después”

Tiene 42 años de edad. Nació en Loja, pero desde los nueve vive en Zamora. Es casado y es padre de tres hijos. Actualmente es el Gerente de CACPE Zamora y Secretario de Economía y Finanzas en el Sindicato de Choferes Profesionales de Zamora Chinchipe. Sus tiempos libres los dedica a su familia y a hacer deporte –índor y ecuavoley- con sus amigos sindicalistas y otros servidores públicos. Su fuerte , la contabilidad.

¿Cómo se dio su vinculación con el Sindicato de Choferes?

Tuve la suerte de ser estudiante del Sindicato de Choferes (1979). Me gradué a la par de bachiller y de chofer. Una vez graduado pasó un tiempo y aproveché para sindicalizarme. Aunque ya manejaba desde los 14 años.

Entonces, ¿qué significa el Sindicato de Choferes en su vida?

El Sindicato de Choferes ha servido mucho para mi profesión. Antes creía que las finanzas era lo único mío, no estaba vinculado con la sociedad. Desde que he estado en la administración me he dado cuenta cómo uno puede aportar para que este sindicato sea líder y por qué no un ejemplo dentro del país.

Revista Oficial del Sindicato de Choferes Profesionales de Zamora Chinchipe

7


INFORME ADMINISTRATIVO ¿Cómo califica a la formación que recibió en la Escuela de Conducción a la que asistió y hoy administra? Son 28 años que llevo manejando. No he tenido ningún accidente de tránsito lamentable. Eso se debe a la formación que tuve, de manejar con precaución, de hacer las cosas bien.

¿Qué destacaría de este Sindicato de Choferes como aporte a la sociedad zamorana? Es una entidad muy respetable por su trayectoria. Recuerdo que para mi familia se convirtió en una fuente de ingresos. Mi papá tenía una camioneta y nosotros (con sus hermanos) hacíamos carreras porque ya teníamos la licencia. Es la gratitud de todos quienes pasamos por ahí. Un aporte, bien principal o secundario, que ha contribuido con la economía de cientos de familias zamoranas.

¿Qué le motivó a ser parte de la actual administración 2006-2012? Tengo una gran amistad de muchos años con Edgar Rodríguez. Nos conocimos cuando él era presidente de la Cooperativa de Transporte Mixto Río Zamora; yo llevaba la contabilidad. Teníamos ideas similares y llegamos a hacer un grupo bueno de trabajo. Cuando él estaba de candidato me vinculó en lo mío, la contabilidad y auditoría, para ser Vocal de Finanzas (desde el 2006).

¿Cuál ha sido su meta principal en estos años como Secretario de Finanzas? Rendir cuentas claras. (Antes) había desorden como una contabilidad de escuela. Recuerdo, con mucha pena, cuando le pedimos las cuentas al secretario saliente (anterior administración)

8

nos decía que el de finanzas debe saber y el otro decía que el secretario general… En cambio nosotros, ahora, llevamos las cuentas a través de un sistema informático. Hemos hecho algo histórico: una auditoría; no por obligación sino por propia voluntad, para demostrar que estamos bien. En la Escuela (de Conducción) tenemos un Departamento Financiero, cosa que nunca existió. Nuestra aspiración fue apuntar a esa área; a que las finanzas se manejen técnicamente.

¿Está satisfecho con este departamento y con la forma de llevar los fondos?

Sí, totalmente. Los objetivos fuertes se han cumplido. Yo sé que aquí encontramos una máquina dañada, ahora sí ya la hemos reparado y empieza a caminar. Cada vez van a ser objetivos mejores. Ya hemos pagado los vehículos, tenemos personal apto (capacitado), un organigrama estructurado…. Ahora empezamos a tener rentabilidad. Por qué no una casa digna del chofer, una bomba de gasolina para los choferes. Es posible porque la escuela empieza a ser rentable, cosa que antes solo recibía para la subsistencia. Debemos invertir bien.

Como una institución consolidada y que está para cosas grandes, ¿cuál sería la proyección a futuro? Es un gremio que se proyecta a vínculos nacionales entre sindicatos. Es lo que hacen la mayoría de entidades financieras, los demás gremios. Por qué no buscar vínculos nacionales que nos sirvan de ayuda para mejorar los servicios a nuestros sindicalizados.

Más allá de que sea su profesión, ¿cómo considera a lo financiero en una empresa?


INFORME ADMINISTRATIVO De lo financiero se desprende todo. ¿Cómo nosotros proyectamos un gasto? A través de habernos financiado. Es lo mismo que en la economía familiar, si yo proyecto unas vacaciones con mi familia es porque antes ya proyecté un ahorro. Si proyecté comprar una nueva refrigeradora es porque ya sé cómo la voy a pagar. Es lo que sucede en el Sindicato; podemos hacer proyecciones porque tenemos la idea clara de cuánto habrá de utilidades y cuánto se gastará.

Sí, con mucha pena. Luego del logro vino la disputa de los dirigentes nacionales y con esto la nueva ley dictadora. Al chofer es el único que lo pueden sancionar tres veces a la vez: le pueden quitar puntos, dar cárcel y dar multa. Es el único profesional del país que paga tres sentencias. Lo recriminan. A un ingeniero (civil), por ejemplo, si se le cae la casa le toca reconstruirla, pero acá le quitan la licencia, le cobran multa y hasta puede ir a prisión.

En cuanto al proceso de reapertura de las Escuelas de Conducción y las nuevas trabas que surgieron, como la nueva paralización de actividades, ¿qué tanto afectó a la parte financiara de la institución?

¿Cuál sería su legado que pretende dejar dentro de esta administración?

Al principio, para nosotros reaperturar la escuela, fue muy difícil porque hubo muchas exigencias. Teníamos que firmar un convenio para que las clases sean avaladas por un centro educativo superior. Fuimos a la ESPEA y nos atendieron bien, pero los costos eran elevados, que no podíamos pagar. Luego tuvimos la suerte y nos ayudaron en el ISPED Jorge Mosquera, que nos resultó casi gratuito. Otra traba fue que necesitábamos, obligatoriamente, el equipo psicosensométrico. Tuvimos que hacer préstamos personales, los vocales, para comprar el equipo que costó USD 16.000. Pese a la incertidumbre nos arriesgamos a comprar. Iguales conflictos surgieron con la mecánica, con el centro de cómputo... pero a la final salimos.

Con la nueva suspensión de clases (abril-septiembre 2011). ¿Se le pasó por la cabeza que esa inversión se podría caer cuando aún no era recuperada?

Cuentas claras durante y después. Yo les dije ahora a los trabajadores del Sindicato “una vez que ya hemos implementado el proceso contable nadie puede venir y sacarlo”. Es como decir que yo al bus ya le compré llantas nuevas y venga un nuevo dueño, le saque y le ponga llantas viejas; estaría atentando contra la vida. Que vengan a quitar todos los procesos que ya hemos hecho estrían atentando contra la vida sindical.

¿Cuál es su mensaje a sus compañeros choferes zamoranos? Sigamos consolidando este grupo sindical; lo que viene con esta administración nos va a traer nuevos servicios con réditos a los que no estábamos acostumbrados. Ahora ya podemos decirles, a los nuevos choferes graduados, que se vayan afiliando a nuestro sindicato para hacerlo más grande, porque hay sindicatos del país que tienen gasolinera, cooperativa de ahorro y crédito y más servicios que nosotros también podemos tenerlos acá. Este sería el reto de los nuevos dirigentes sindicales que vendrán.

Revista Oficial del Sindicato de Choferes Profesionales de Zamora Chinchipe

9


INFORME ECONÓMICO

INFORME ADMINISTRATIVO

10


INFORME ECONÓMICO

INFORME ADMINISTRATIVO

Fuente: Informe de Auditoría Externa de los periodos 2009-2010

Consultor: CPA. Jorge Orgeta Vivanco. MIES-Subdirección de Cooperativas del Litoral.

Revista Oficial del Sindicato de Choferes Profesionales de Zamora Chinchipe

11


INFORME ADMINISTRATIVO

ALEGRÍA NAVIDEÑA EN LA FAMILIA SINDICAL

E

l sábado 24 de diciembre del 2011 se celebró el agasajo navideño para los socios y sus familias en el Sindicato de Choferes. A las 9 empezó el programa cultural, amenizado con música nacional del dúo Semblanza para los 600 socios que están al día en sus cuotas. Luego, Édgar Rodríguez, Secretario General, saludó a los agremiados, quienes son dinamizadores del trabajo de la directiva, dijo. Además, comentó que los niños son los más

12

impacientes de que llegue la navidad del Sindicato por la alegría que representa en los pequeños. Cada paquete entregado consistió en dos juguetes (una muñeca grande y un carro a control remoto), un pastelillo, una tarjeta navideña de las Olimpiadas Especiales del Ecuador y un resumen de las Contravenciones de Tránsito según la nueva ley. La inversión alcanzó los USD 22.200.


ESCUELA DE CONDUCCIÓN

EN 1972 INICIÓ LA ERA DE CONDUCTORES ZAMORANOS

V

icente Medina, alumno de la primera promoción de conductores zamoranos en 1972, recuerda a sus catedráticos quienes inculcaban una amplia cultura general. Entre ellos rememora al director Eduardo Solano (oriundo del Azuay), al inspector Édgar Salazar, al profesor Bolívar Márquez Pacheco y al teniente Nelson Barracán, como maestro del Reglamento de tránsito. Les enseñaban una “mecánica estricta”, recuerda el también mecánico con júbilo en su rostro. El horario para los 40 asistentes fue de 6 de la tarde a 11 de la noche. Un uniforme de pantalón azul y camisa blanca, sin corbata, los identificaba en las rústicas calles de la antigua Zamora, en donde las casas de adobe o madera y techos de zinc se incrustaban en la abrupta vegetación característica de la Amazonía ecuatoriana. La participación en los desfiles cívico-militares es una de sus remembranzas. También recuerda a su ex compañera Rosa Jumbo, que en paz descanse, como seña de que la equidad

de género ya estaba presente. El curso duró dos años y entre ellos se encontraban Wilson Reinoso, Carlos Villavicencio, Aurelio Pullaguari, de Zamora, y Néstor Placencia con Víctor Barba, de Yantzaza. La característica de aquellos jóvenes era ponerse sobrenombres. Un ambiente de camaradería describe Medina. Con sus ojos al cielo revive los momentos en los que los animales reemplazaban a los nombres de las cédulas. “Había un burro, perro, coche y a otro le decíamos abuelito”, mientras sus dientes vetustos aparecen con una sonrisa. Los estudiantes de la época practicaban su conducción con volqueteros que comercializaban arena. Pero los aprendices se daban formas para ayudar a los veteranos choferes a cambio de hacer prácticas en sus vehículos grandes, comenta Troadio Reyes, del Consejo de Administración de la época, quien corrobora que los recursos de la primera temporada fueron limitados, por ello recibían clases en la Escuela Fiscal de Niños Eloy Alfaro.

Revista Oficial del Sindicato de Choferes Profesionales de Zamora Chinchipe

13


ESCUELA DE CONDUCCIÓN

CONDUCCIÓN SOLIDARIA Y CAPAZ S

e muestra sonriente, amigable, sensato, sencillo… en él resalta su camisa blanca y una manilla de El Nacional; es Édgar Rodríguez en el momento de la entrevista. En un escritorio, donde en muchas ocasiones se ha decidido el futuro de los choferes zamoranos y su Escuela de conducción, hoy habla el máximo dirigente sobre la situación actual de la misma. Luego de tres años de ardua pugna entre las dirigencias de los Sindicatos de Choferes y la Agencia Nacional de Tránsito, se logró un consenso en el que ambas partes retiraron a sus respectivos directores; con ello, el nuevo acuerdo y funcionamiento de las escuelas de conducción quedó asegurado, declara el Director Administrativo de la Escuela zamorana. El apoyo mayoritario de las dirigencias provinciales permitió que hoy, las nuevas generaciones, no teman su cupo en los actuales planteles de conductores. Esto se logró con sapiencia y perseverancia, aunque no todos los gremios participaron en la petición inicial desde el sur, luego se sumaron para exigir la reapertura de sus escuelas, aseguró. Pero más allá de conseguir el funcionamiento consolidado, Rodríguez, quien además es Vocal del Comité de Orden y Disciplina de la Comisión Ejecutiva Nacional de Choferes, plantea que la nueva era del volante se está constituyendo gracias a la nueva formación estricta de los choferes.

14

Terminó la etapa oscura de la venta de licencias, en la que un dirigente llevaba las carpetas a acreditarse como profesionales sin ninguna formación y sin rendir cuentas de esos dineros, recuerda. Ahora existe un ambiente de compañerismo en las aulas, que a más de fomentar el profesionalismo (leyes, mecánica, conducción…) existe una prioridad humanística y de camaradería, enfatiza el dirigente. Explica que quienes compraron su licencia nunca se instruyeron en grupo. Ahora los alumnos comparten el aula educativa que les servirá de por vida, porque cuando tienen algún percance en las vías, como se conocen, se auxilian con la garantía de que se devolverán los instrumentos de mecánica. A más de eso las experiencias de clase que enriquecen las relaciones humanas cotidianamente. En cuanto a los conductores graduados, expresa que tienen garantizada su plaza de trabajo porque aún hay un déficit de choferes; cuando se equipare abriría más espacios para dinamizar la economía con nuevas microempresas de fletes o transporte en general. Resalta como prioridad de la administración el Seguro de Vida que adquirieron para los alumnos durante un año; así se garantiza la seguridad en las prácticas de conducir. A futuro se prevé aplicarlo para los socios del sindicato. Termina su periodo, pero el “Sambo” Rodríguez seguirá atento a los cambios que se produzcan en la institución, con el fin de aportar para que su desarrollo continúe.


ESCUELA DE CONDUCCIÓN

SIMULACRO PARA CONCIENCIAR

E

l pasado 2 de diciembre, entre las 10h00 y 12h00, en una mañana soleada, se cumplió un simulacro con todos los procedimientos a seguir en caso de accidentes de tránsito, sanciones, detenciones, apelaciones… esto por la conmemoración del Día de la Seguridad Vial. Estudiantes, instructores y directivos de las escuelas de conducción de la localidad parti-

ciparon en las representaciones, con el apoyo de la Policía Nacional y el Gobierno Municipal de Zamora. Édgar Rodríguez, de la Escuela de Conducción del Sindicato de Choferes, manifestó que estas demostraciones son importantes para concienciar a la ciudadanía sobre acontecimientos de tránsito cotidianos y que deben promulgarse con la colaboración de todos.

Revista Oficial del Sindicato de Choferes Profesionales de Zamora Chinchipe

15


ESCUELA DE CONDUCCIÓN

PÓLIZA GARANTIZA LA SEGURIDAD ESTUDIANTIL

C

on el fin de garantizar la seguridad de los estudiantes que asisten a las clases, en cualquiera de las escuelas de conducción a nivel nacional, la Agencia Nacional de Tránsito ha dispuesto que los aprendices deban estar cubiertos por un seguro de vida. La administración de la escuela zamorana aprovechó el decreto para realizar un convenio completo con Hispana de Seguros (cobertura nacional) y brindar, por primera vez, una serie de beneficios a los alumnos, quienes solo asisten 6 meses a la capacitación, pero están asegurados durante un año. Por algún accidente grave se les dará USD 1.600 y 700 en un caso más leve, de los cuales el beneficiario solo pagaría USD 100. El servicio de ambulancia también cuenta y en el caso de sepelio obtendrán USD 300 para gastos, aseguró Jorge Salinas, de Hispana de Seguros. Cabe recalcar que la cobertura a la cual pertenecen abarca las 24 horas del día, durante un año, sin importar si se encontrasen o no en actividades académicas; o sea, si sufren una

16

lesión en el trabajo también pueden acceder, afirmó Salinas. Para ello, a los alumnos se les entregó la tarjeta “Hispana Vida Card”, que les permite acceder a las clínicas Astudillo, Medilab y San Agustín de Loja. A más tienen un examen visual gratuito y asistencia dental; todo esto por el mínimo pago de USD 7.50 al año. El estudiante Israel Tello asegura que está con tranquilidad al contar con este seguro y aprovechará al máximo las ayudas médicas. Sobre el precio explica que es bajo en comparación a lo que reciben. Con él concuerda el policía Iván Vayas, también alumno, quien concreta que el precio es módico porque “hay compañeros de bajos recursos”. Adicionalmente, es posible presentar la documentación (facturas de los gastos por accidente) para acceder a un reembolso, mencionó Ricardo Betancourth de Johnson&Asociados, empresa que combina sus servicios con la aseguradora, que además brinda sus servicios en escuelas de conducción de Loja y otros planteles educativos.


ESCUELA DE CONDUCCIÓN

ESCUELAS FORTALECIDAS EN EL SUR

L

a unión de Escuelas de los Sindicatos de Choferes profesionales de la provincia de Loja -Alamor, Catamayo, Calvas, Gonzanamá, Paltas, Celica, Loja, Chaguarpamba- y de Zamora, se reunieron el sábado 4 de febrero con el fin de intercambiar experiencias para fortalecer conocimientos. La cita fue en Zamora. Desde las 9h00 se compartieron vivencias por parte de los secretarios generales, directores administrativos, inspectores, secretarias y contadores, quienes resaltaron aspectos positivos y negativos que han sobrellevado durante la actual capacitación de conductores. Édgar Rodríguez, Director Administrativo de la Escuela zamorana, dio la bienvenida a los asistentes y expuso los inconvenientes superados por parte de su administración. Entre lo más importante destacó el financiamiento de los vehículos de conducir logrado con el dinero de los socios que accedieron a una lotización, pese al riesgo acaecido. Otro aspecto destacado fue la contratación del personal óptimo para su desenvolvimiento, algo que corroboró el Secretario General de Calvas, Jaime Romero. Él, además, concordó que en lo económico está la dignidad de los dirigentes, por ello recomendó manejar los dineros solo por cuentas bancarias. El dirigente de Paltas, Enrique Chamba, por su parte, manifestó que las escuelas sindica-

les están a la altura de las universidades. Declaraciones que entusiasmó al Secretario de Gonzanamá, Félix Luzuriaga, quien informó sobre la apertura de la escuela en ese cantón lojano. Asimismo, Celica, en mayo, tendrá su escuela funcionando. El dirigente de la capital lojana, Iván Ludeña, dijo enfáticamente que es necesario tener representantes políticos de la clase del volante en la Asamblea Nacional, municipios y gobiernos provinciales, para defender los derechos de los choferes que se han visto vulnerados con la actual ley de tránsito. Rodrigo Palma, Director Académico de la Escuela zamorana, dijo que las estructuras del aprendizaje deben adecuarse más a la realidad social. Esto se lograría si la Federación Nacional de Choferes del Ecuador crea una unidad de capacitación que proponga reformas a la Agencia Nacional de Tránsito. Este intercambio entre funcionarios enriquece el buen funcionamiento académico, por ello, Palma, considera necesario otra reunión entre directores pedagógicos antes de la apertura del nuevo periodo académico (marzo 2012). Rodrigo Cabrera, inspector de la Escuela de Conducción de Zamora, expresó que se elaborará un documento para justificación de faltas de los alumnos y anunció la fecha de graduación de la tercera promoción, el 17 de febrero.

Revista Oficial del Sindicato de Choferes Profesionales de Zamora Chinchipe

17


ESCUELA DE CONDUCCIÓN

LA CLASE DEL VOLANTE SE RENUEVA

Promoción: Periodo: Estudiantes: Horarios: Personal administrativo: Pedagógico: Instructores: Profesores: Costos: Información:

18

DATOS tercera desde la reapertura septiembre 2011 – febrero 2012 190 (vespertina 70 y nocturna 120) 13:30 – 16:45 / 19:00 – 22:15 horas 6 (Contabilidad, Educación Vial, Servicios) 3 (Dirección, Inspección) 6 (4 durante el día y 2 en la noche) 14 (convenio con el ISPED Jorge Mosquera) USD 350 matrícula y 6 mensualidades de 100 Secretaría (07) 2605 157


ESCUELA DE CONDUCCIÓN

PENSUM Curso básico: Especialización Tipo “C” Educación vial Conducción vehicular Mecánica automotriz básica Atención al cliente Ley de y reglamento de tránsito Relaciones Humanas Psicología aplicada a la conducción Inglés básico Computación Geografía urbana Primeros auxilios Educación ambiental

Revista Oficial del Sindicato de Choferes Profesionales de Zamora Chinchipe

19


ESCUELA DE CONDUCCIÓN

RECONOCIMIENTO A UNA ADMINISTRACIÓN LUCHADORA

La mancomunidad de Escuelas de Conducción del Sur es la unión de 62 Sindicatos de Choferes Profesionales, pertenecientes a Cañar, Azuay, Loja, El Oro, Zamora Chinchipe y Morona Santiago, conformada en febrero del 2011 en Zamora, por iniciativa de Édgar Rodríguez, quien idealizó la propuesta como alternativa para la reapertura de las Escuelas de Conducir en el Ecuador. Su presidente es Manuel Mesías Vicuña (Cuenca), que aprovechó su coyuntura con el Presidente de la Asamblea, Fernando Cordero, para lograr la apertura de las escuelas en agosto del 2011; promoción estudiantil que ya se graduará el 17 de febrero. El Secretario es Fausto Aguirre (Catamayo), quien argumentó que gracias a esta mancomunidad el sur tiene presencia en el buró de la Federación Nacional de Choferes del Ecuador. En la sesión solemne, que empezó a las 11 horas del 4 de febrero, a más de los sindicatos sureños, se unieron Pelileo y Santo Domingo, para rendir homenaje a “un amigo del chofer ecuatoriano”, explicó Vicuña al anunciar el reconocimiento a Édgar Rodríguez Flores, idealizador de la Mancomunidad del Sur y referente de lucha para la reapertura de las escuelas a nivel nacional. El dirigente amazónico termina su periodo (2006-2012) al frente del Sindicato de Choferes de Zamora Chinchipe; ello motivó a sus

20

colegas a “rendir un justo homenaje”. María Fernanda Balcázar, oriunda de Cumbaratza, es estudiante de la Escuela de Conducción local. Ese sábado dejó de cumplir sus actividades en computación para asistir al reconocimiento, pues se mostró de acuerdo con el trabajo de la dirigencia. Esto lo ratificó Eddy Vicente (Namírez), quien está satisfecho por la gestión y por su profesionalización como conductor, que le permitirá llevar el sustento a su familia. El éxito de esta mancomunidad, propuesta por Rodríguez, está en trabajar incansablemente en beneficio del chofer. Vicuña anunció que el Director de la Agencia Nacional de Tránsito, Mauricio Peña, autorizó las matrículas para el próximo periodo académico (marzo-agosto 2012). Asimismo, dijo que la conducción en el país mejorará con capacitación de los secretarios generales en México, Brasil y Cuba, entre abril y junio del 2012. También asistió la Asambleísta por Zamora Chinchipe, Zobeida Gudiño, en representación del Presidente de la Asamblea. Ella realzó la gestión del “Sambo” Rodríguez y acogió los pedidos para la creación de nuevas escuelas de conducción en los cantones de Loja, Palanda y Zumba; así como de las reformas a la Ley de Tránsito, que “criminaliza a los choferes profesionales con tres sentencias: multa, puntos y cárcel”, enfatizó Vicuña.


OPINIÓN

CONTRAVENCIONES DE TRÁNSITO Es imprescindible conocer el universo de las contravenciones que, de acuerdo a la nueva Ley Orgánica de Tránsito y su reglamento, establecen sanciones tanto para conductores cuanto para peatones, lo que hace necesario cambios radicales en las actitudes diarias de los ciudadanos. Se añade que entre las infracciones, existen circunstancias que involucran a los ciclistas y a transeúntes. En esos casos específicos la sanción es únicamente la multa económica. Existen 92 tipos de contravenciones de tránsito. Estas son sancionadas con multas, que comprenden desde el cinco por ciento hasta el cien por

ciento de una remuneración básica unificada del trabajador en general; reducción de puntos en la licencia de conducir vehículos, desde 1.5 hasta 10 puntos; veinte horas de trabajo comunitario; privación de la libertad por tres días; y, retención del vehículo por 24 horas. Toda la comunidad tiene la responsabilidad de participar activamente en el mejoramiento de la educación vial, con la capacitación y concienciación desde la niñez. El Ministerio de Educación ha establecido campañas que incluyen, en la planificación académica, aspectos sobre la Ley de Tránsito que se imparten en los centros educativos de nivel primario. Así, a la

UNA VIDA AL SERVICIO DE NUESTRA GLORIOSA INSTITUCIÓN Todos aquellos acontecimientos, que de una u otra forma han marcado nuestras vidas, merecen una mirada retrospectiva para brindarle a cada una de ellos, su merecido valor; y no hablo de asignarles un valor material, una cifra, o tan siquiera un frío porcentaje. Es, más bien, el valor de la satisfacción del deber cumplido o, de lo poco o mucho que esos actos hayan contribuido a nuestro crecimiento personal. En lo que a mí respecta, esta noble institución sindicalista me ha brindado siempre la oportunidad de contribuir con

mi modesto aporte al desarrollo de nuestra clase profesional; de ver cumplidas muchas aspiraciones, de cultivar valiosas amistades y, sobre todo, de servicio a los demás. Es así como desde el mes de mayo del año 1985 he venido desempeñándome en calidad de colector de esta entidad; cargo que he procurado cumplirlo con responsabilidad y lealtad para con todos y cada uno de los señores Secretarios Generales, con los cuales he tenido el honor de trabajar. Son muchas las generaciones que se ha visto beneficiadas por el trabajo –si se quie-

Ley de Orgánica de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial, de manera paulatina, vamos a aprender a respetarla y difundirla. Las contravenciones más comunes son: conducir sin portar el cinturón de seguridad, mal estacionamiento, no respetar las señales de tránsito, usar el teléfono celular mientras se conduce, exceso de velocidad, conducir en estado de embriaguez… Solo cambiando de actitud es posible no infringir la norma jurídica, o al menos, reducir la cantidad de contravenciones que se cometen diariamente.

Efrén RUIZ

re silencioso- pero fructífero de nuestro Sindicato, a través de la Escuela de Conducción que desde el año 1972 viene entregando a chóferes profesionales a la sociedad zamorano chinchipense y que continúa trabajando en una formación integral de quienes confían en su seriedad y bien ganado prestigio. Es por ello que hago extensiva mi más cordial invitación a ser parte de nuestra entidad y aunar esfuerzos por su constante progreso. El beneficio siempre será para el pueblo.

Manuel CABRERA

Revista Oficial del Sindicato de Choferes Profesionales de Zamora Chinchipe

21


EDITORIAL

LA NUEVA ERA DEL VOLANTE Luego del oscuro periodo de desprestigio de los Sindicatos de Choferes a nivel nacional, por la venta indiscriminada de licencias de conducir, sin ninguna capacitación académica ni humanística garantizada, la esperanza de la nueva casta de conductores conscientes vuelve a surgir. Pese a las numerosas trabas y complicaciones para la reapertura, nuevamente se produjeron más conflictos que desencadenaron una nueva paralización de actividades (marzo-agosto 2011); afortunadamente ya superada. Diálogos con las nuevas autoridades nacionales bastaron para dar, inclusive, seguridad a los educandos en este proceso también abordado por la escuela zamorana. Hoy, con una nueva reforma en el ciclo académico (un semestre) y en el pensum, se avizora una estabilidad en la continuidad de actividades. No con menos exigencia, al contrario. La camada de choferes en formación tiene esa responsabilidad de continuar con el progreso de la provincia y es lo que esperan las miles de familias que dependen directa o indirectamente de esta actividad. La etapa oscura de la venta indiscriminada de licencias por doquier ya es cosa del pasado. Es un gusto para la ciudadanía local ver a los estudiantes que otra vez acuden a las aulas con el entusiasmo de aprender al máximo. Es el ambiente explícito en las aulas de choferes, en la tarde y en la noche. Hay facilidades como créditos del IECE que ayudan a que más alumnos sean parte de este hidalgo gremio. Compañerismo y solidaridad se evidencian al momento de partir los vehículos, unos con más experiencia que otros, pero todos afanados con lo que será su forma de vida: la conducción. En los vehículos asoma la paciencia y responsabilidad de los instructores para un óptimo desenvolvimiento. A más de eso, los administrativos de esta robusta institución aportan invaluablemente para que todo encamine con progreso hacia el triunfo de la Nueva era del volante.

22


EDITORIAL

Ilustraci贸n: Danny Larre谩tegui Revista Oficial del Sindicato de Choferes Profesionales de Zamora Chinchipe

23


LA VIDA DETRÁS DEL VOLANTE

LOS CHULÍOS

Al son de las monedas y paradas

¿Quién no se ha sorprendido de la cuantiosa cantidad de monedas que carga un chulío? La perspicacia con que corren hacia las paradas, su equilibrio en los pasillos de los buses para andar o escribir en los boletos, divierten y sorprenden. Así son ellos, con aretes, bien o mal vestidos, desfilando, saltando, vociferando e invitando a subir a su segunda casa, el bus. Los ayudantes: las yuntas de los choferes. Su guarida es la Terminal Terrestre. Voces por doquier, cláxones, personas esperando, unas caminan y a otras les faltan pies para correr. Algunos vendedores ambulantes ofrecen sus productos y los voceadores gritan a todo pulmón las rutas próximas a partir. Así empieza la labor de nuestros personajes. Si husmeamos en las oficinas los encontramos bien peinados, con camisa y celular en el cinturón. Ellos se entretienen con las secretarias mientras revisan las guías de las encomiendas. Es el caso de Miguel Silva, oriundo de Loja. Estudió hasta su bachillerato y luego se ha dedicado a trabajar para sí mismo, pues es soltero. A sus 22 años se siente contento y

24

eso lo demuestra con su secretaria. Dice que no todas las personas conocen tantas ciudades y parajes que van desde Guayaquil hasta Gualaquiza, como lo hace en la Coop. Nambija. Su reír lo denota satisfecho. Su acción es ver cómo pasa y pasa el dinero que no les pertenece. La matemática es su compañera al momento de recolectar la taquilla. Transcurre un pronunciado pasillo, típico de los autobuses, y sus bolsillos se abarrotan tal cual fuesen alcancías. Es temido por los “remos” que se esconden para pagar el pasaje, pero adorado por las ancianas, que se agarran de sus brazos robustos para subir. Para ser ayudante debe saber lo básico de mecánica.


LA VIDA DETRÁS DEL VOLANTE El cambio de llantas es una situación que vive en cada viaje del cual percibe USD 15, en la ruta Loja a Gualaquiza, por ejemplo. Al mes recibe un sueldo USD 400 aproximadamente. Una jornada de 12 horas es común para los chulíos urbanos. Antes de las 7am están en circulación y terminan pasadas las 7pm. El receso es de 10 minutos cada hora, en el andén de la parroquia Timbara; al medio día hacen lo imposible para almorzar en ese espacio porque el turno de partida no debe retrasarse, dice Mario Sánchez, quien comenta que son 10 los buses de la compañía “Las Orquídeas” que deben abastecer el recorrido. En ese periodo también se dan tiempo para barrer los buses. Lamenta que pese a la implementación de fundas para los desperdicios

en cada asiento, la gente continúa arrojando al suelo. “Pero es un trabajo que me gusta”, resalta Carlos Medina, quien, a pesar de solo haber terminado la primaria, se muestra un experto en el oficio. Su trayectoria de cuatro años se hace evidente. Él, junto con el conductor y jefe, Sandro Mochas, residen en el barrio La Pradera y a diario cumplen su labor. ¿Qué es lo peor de su trabajo? Nada. ¿Qué es lo mejor? Las hembras. Es lo que coincidieron la mayoría entrevistados. Claro que su chabacanería es notoria y siempre están gozosos al expresarse. Por momentos la timidez les gana y nuevamente surge una mueca para salvarlos. En general su quehacer es muy tranquilo y agradable “hasta que el conductor se enoje”, concluye Medina. Como lado

Ayudar a subir y bajar la carga de los pasajeros es una de sus responsabilidades.

Revista Oficial del Sindicato de Choferes Profesionales de Zamora Chinchipe

25


LA VIDA DETRÁS DEL VOLANTE negativo, expresan, son los conflictos con los borrachos que suben y no tienen para el pasaje o la incomprensión de la gente cuando no hay más asientos. Los usuarios opinan que sería una gran ayuda si las cooperativas les brindarían un curso de relaciones humanas a los ayudantes, pues es una realidad agridulce que debe superarse, comenta Franco Lapo, quien viaja constantemente de Zamora a Zumbi, en los medios de transporte de la localidad. Ratifica que este problema, en buena parte del total, es porque son menores de edad. Oswaldo Cueva lleva 5 años en la Cooperativa Yantzaza, expone que lo embarazoso es dormir en los buses, pero lo demás es muy agradable, por eso lo hace. Explica que no se siente ofendido por que le digan “chulío”. Es un seudónimo popular que le agrada. Según algunos peruanos, en donde nació el término, la palabra proviene del kichwa “churi” que significa “hijo” al identificarlo como un joven

26

que acompaña y aprende del chofer. Las modificaciones castellanas y el habla coloquial han concluido en el calificativo “chulío”. En Centroamérica se los conoce como “coimes”. Varias personas se quejan del conocido “suba, suba que sí hay asientos” y ya en el bus es todo lo contrario. En todo caso no se puede juzgar la estrategia de marketing, si tomamos en cuenta que la competencia abunda. Estos críticos seguramente no hay sentido lo que es correr con el vehículo en movimiento hasta picar la tarjeta de control o cambiar de llantas en una altura de 1m. USD 16 diarios, sin comida, es lo que perciben por su jornada, que para algunos es “trabajo de vagos”. Algunos choferes aseguran que, con la afiliación obligatoria de los ayudantes al IESS y los precios altos de los repuestos automotrices, optarían por el despido. En otras ciudades, como Cuenca, Guayaquil y Quito, se han implementado otros sistemas de cobro de pasajes que han suprimido la labor de los chulíos. En las dos últimas se conservan los alimentadores (buses normales) del metro que sí requieren el cobro de tickets. En las conocidas rancheras no tienen ayudantes porque “no hay en dónde se cuelguen”, comentó risueño Juan Carlos González, chofer de la Coop. Zamora.


LA VIDA DETRÁS DEL VOLANTE

MEDINA El apellido de la mecánica en Cumbaratza

Sentado en un banco de madera, una camisa blanca, un bronceado cargado de muchos años de experiencia -que acompaña a las entradas en su frente, de una cabellera teñida por sus 84 años- unos zapatos amarillentos y un pantalón gris de tela, son su presentación. Muy sonriente, muy amable, muy dinámico -a pesar de su edad- se mostró Vicente Medina, uno de los primeros mecánicos en llegar a Zamora, allá por 1963.

Manejaba sin licencia, por ello se radicó en el centro de la Parroquia Cumbaratza (un par de cuadras cerca del colorido Parque Central), en donde hasta la actualidad convive con su compañera Zoila Rojas. Ella ha sido testigo de los 7 vehículos que ha tenido en su trayectoria como conductor. Unos de servicio público otros de carga o para paseo, pero todos bien dispuestos por la buena mano de este mecánico.

Don Vicente tuvo algunos amigos que le enseñaron sobre su arte y quedó marcado de por vida con esta actividad. En su modesta y característica residencia de la zona -columnas de cemento, un piso, techo de teja, tumbado de madera barnizada y puerta a la calle- aún conserva su taller. No obstante, poco ejerce el oficio que ha sido heredado por sus hijos. Ellos también tienen una operadora de turismo. Su prominente legado se extiende a 13 hijos (8 vivos), 18 nietos y 2 bisnietos.

Revista Oficial del Sindicato de Choferes Profesionales de Zamora Chinchipe

27


LA VIDA DETRÁS DEL VOLANTE

Aportó para crear el Sindicato de Choferes Profesionales de la provincia y luego fue alumno en su primera promoción, 1972. También conformó el primer directorio de la Cooperativa de Transportes Zamora, en donde laboró por algunos años. Llevaba la vida de personas y, dice, lo hacía con cabal responsabilidad. En otros tiempos, asegura, fue minero. Finalmente su pasión nunca dejó de ser la mecánica, pues hasta la fecha supervisa las actividades de su hijo, encargado del taller, y de vez en cuando viste el atuendo para laborar.

28

“Lo difícil es no darse por vencido”, comenta ante las enfermedades que asoman con el pasar del tiempo y que han influido en su irregularidad para ejercer su profesión. Sin embargo, al abrir el capón del automotor es como un odontólogo con su paciente. Una serie de llaves de todo número y forma son sus piezas para el enfermo: el motor. El matiz negro no confunde a su mirar que recorre la composición. Conoce muy bien cada sección y el inconveniente que tiene. Sutileza en sus movimientos salen a flote ante la presencia del visitante que le toma fotos.


LA VIDA DETRÁS DEL VOLANTE Entre 1979 y 1982 se desempeñó como instructor de mecánica en la misma escuela que le dio su título de chofer. Sin embargo, su acreditación como mecánico profesional, por sus propios derechos, fue en 1986. Años más tarde, en el 2010, ingresó a la Cámara de Artesanos Calificados de Zamora Chinchipe.

Su nieto Allen, con 10 años, incursiona en el arte de la mecánica

Revista Oficial del Sindicato de Choferes Profesionales de Zamora Chinchipe

29


LA VIDA DETRÁS DEL VOLANTE

TROADIO REYES

Un operador de casta

Se termina el concreto. El acceso de lastre es cortado por una quebradilla. Una cuesta y llegamos. En el barrio Dos de Noviembre, en donde se empezó a poblar la ciudad hace más de un siglo, está la casa de don Troadio Reyes, un hombre sencillo con mucha pasión por lo que hace y con una expresividad que no la marcan las palabras sino las acciones.

Un sombrero de paja toquilla, camisa blanca ligera, pantalón de tela y zapatos CAT sobrios, son su atuendo cotidiano. Su esposa, 4 hijos y 3 nietos son su razón de ser. Su retoño, Marcelo es su ayudante y ha sido su confidente durante algunos destinos. Él también conduce y sabe del oficio, pero finalmente se inclinaría por la milicia, que también la vivió su padre en 1961 en Taisha (Morona Santiago). El negocio, por gastos de los repuestos y reparaciones, no da lo suficiente, por ello desearía que sus hijos surjan en otras actividades, expone el veterano. Sus de 69 años están llenos de experiencias

30

en el volante. Hoy nos toca una larga travesía. Son las 8 de la mañana. Una plataforma móvil, que antes fue un bus, ahora es una tarima de madera de 4 x 8 m. para llevar tractores, en lugar de su carrocería para llevar alumnos. Su herramienta de trabajo –tractor- está en un desbanque recién terminado, en la Pituca. En el lugar su tarea terminó y avanzamos hacia un destino más lejano. Complicado. En el transcurso gozamos con un clima perfecto. Esos característicos de Zamora, que hacen sudar y uno piensa en meterse al Bombuscaro, pero el trabajo es primero. Saluda con algunos colegas y conocidos con un pito.


LA VIDA DETRÁS DEL VOLANTE

Troadio Reyes echa agua al motor de la plataforma que se calentó excesivamente. Así demostró sus conocimientos empíricos sobre mecánica en grandes automotores.

La gente, en el mismo recorrido, se sorprende a ver el gran automotor adornado con figuras estilizadas y ovaladas de color verde sobre el cabezal negro, como maquillaje de conscriptos. El paisaje es maravilloso. El Jamboé se presenta poco descubierto. A simple vista es muy cristalino y bajo. Los sembríos y pastizales son infinitos. Uno que otro Saraguro se asoma con sus quehaceres cotidianos en sus casas de madera, con ropa colgada afuera que aprovecha el sol para secarse. Cruzamos un puente, clásico en estos parajes, y llegamos al destino. Su habilidad para conducir es tal cual lo fue hace cuatro décadas, cuando llegaba naranjilla a Guayaquil y pasaba por puentes de balsa. Atravesaba ríos con excesiva precaución, pues las vías no eran muy riesgosas, recuerda. Marcelo baja el tractor hasta una montaña de terrón que sirve de rampa. La ubicación y accionar son exactos. El tractor y la plataforma se compaginan luego de un par de minutos y bruscos movimientos por el efecto del peso del primero. Las dos carrocerías ya son una sola. Comienza el nuevo trabajo. Una nueva ruta con dirección hasta donde llega la vía. Los sembríos de yuca, quebradas y el río que se escucha distante, pero presente, es lo que se percibe. Un vistoso puente colgante peatonal, cubierto con techo de zinc, nos distrae

Revista Oficial del Sindicato de Choferes Profesionales de Zamora Chinchipe

31


LA VIDA DETRÁS DEL VOLANTE

la mirada y nos detuvimos a observarlo. La geografía toma fuerza y las cuestas exigen al máximo al camión que nos transporta. Luego de 15 minutos la primera falla. Se sobrecalentó el motor y ello impide la continuación del trayecto. La mecánica empírica sale a flote. Miguel acarrea agua desde un riachuelo para abastecer al gran motor que se torna sofocante. La para significó al menos 30 minutos, pero una vez solucionada avanzamos. “La necesidad obliga a aprender”, dice contento el mayor de los Reyes, al referirse sobre lo básico que conoce de mecánica. En la cabina aprovechamos para conversar de todo un poco. La llegada de los Reyes a

32

Zamora se dio a finales del siglo XIX. Generación tras generación ha ido posesionando el apellido y su accionar, en las últimas décadas, se ha vinculado con el negocio de maquinaria pesada. Aunque sus hijos no continuarían como operadores, llevan la conducción en la sangre. El viaje concluyó y se comienza el trabajo. Un terraplén para construir una granja particular es la tarea. Poco a poco empieza la tendencia urbanística: adecuar el terreno para edificar. Con prudencia, en pequeños zigzag, el tractor amarillo escala la pendiente. El dorado de la tierra asoma tras el trabajo de Troadio. El sol acompaña a la labor. Un cielo


LA VIDA DETRÁS DEL VOLANTE azul, rayado con nubes blancas, es el regalo de la naturaleza en esta zona de la Amazonía. Miguel observa el firmamento y se sorprende. Cuenta que no lo solía admirar de tal manera. Mariposas llegan y se sientan en la ropa. Descansamos en una casa de madera que nos brinda su sombra. Trino de pajarillos y unos grillos montados nos entretienen mientras el experimentado operador hace sonar su máquina a lo lejos. Las sombras casi nulas anuncian el mediodía. Yasmani, hijo mayor de Reyes, es el encargado de llevar el almuerzo a su padre y hermano. Es el tiempo justo para conocer más acerca de nuestro personaje. Rememora a uno de los primeros vehículos en llegar a Zamora, un bus Chevrolet modelo 52 carrocería de madera perteneciente a salvador Ramón. Hace alusión a sus amigos Carlos Piedra y Humberto Apolo que obtuvieron su licencia en Loja. Llegaron como los primeros choferes profesionales a Zamora. Él fue de la tercera promoción zamorana que estudió en la vecina provincia. Fue uno de los fundadores del Sindicato de Choferes. Estuvo durante la gestión de aper-

tura de la Escuela de Conducción. Desde la inauguración de la primera promoción desistió su vinculación. En la actual administración regresó. Los volquetes fueron su fuente de sustento. Recuerda algunos de sus trabajos, a más de chofer, como operador. En 1971 obtuvo esta titulación. Respetar las Leyes de Tránsito es el reto más difícil de cumplir; gracias a su precaución no ha tenido percances. En la tarde el quehacer es similar. Reyes y su sombrero, que resalta entre la carpa verde del tractor, se muestran soleados. El astro rey toma partida y la hidratación es indispensable, al igual que el combustible y aceite para la maquinaria. Poco a poco la obra va tomando forma, sin embargo, unos dos o tres días más bastarían para su culminación. Así vive cotidianamente uno de los personajes que se aplica como chofer, operador y mecánico, para llevar la subsistencia a su hogar. Una muestra de esfuerzo, trabajo y responsabilidad es el legado de Troadio a sus hijos y nuevas generaciones en general, quienes deben apuntar al emprendimiento particular para fortalecer la economía de la provincia.

Un grupo de terneros obstruye el paso cuando los Reyes retornaban a casa luego de la jornada. Marcelo tardó ocho minutos en arrear los bovinos para que permitan la ciruclación del vehículo.

Revista Oficial del Sindicato de Choferes Profesionales de Zamora Chinchipe

33


ZAMORA A DIARIO

el corroncho CON SABOR A PROGRESO

Un potaje con gran potencial nutritivo, aunque poco comercializado, es el que guardan los ríos zamoranos: el corroncho. Se trata de un pez similar al bagre, pero con un caparazón áspero y duro y con un sabor inigualable; se expende en el barrio Santa Elena, al margen derecho (aguas abajo) del río Bombuscaro, principal balneario de Zamora. Esta delicia se proyecta como referente de la gastronomía local. Su singularidad, en sabor y forma, lo hacen cada vez más apetecible. Actualmente se lo consume a diario en “La Casa del Corroncho”, de Ulises Molina, quien reparte actividades como gerente, tendero y pescador. Su visión fue obligada por la necesidad y con su vasta experiencia se lanzó a ofertar corronchos, en caldo (con maní o con huevo) y en ayampaco, al público en su modesta vivienda-local, todos los días y a cualquier hora. En primera instancia el pequeño restaurante comprendía un espacio muy reducido en el costado derecho de la construcción. Así funcionó durante 10 meses hasta que, en octubre del 2011, amplió el espacio a toda la primera planta. Unos letreros gigantes, muy rústicos y llamativos, son la bienvenida a los lugareños

34

y turistas que visitan el particular comedor. La experiencia de pescar es única. Molina, de 49 de edad, es un conocedor de la Amazonía. Su paso por Pastaza, Sucumbíos, Morona Santiago y su final residencia en Zamora, le ha permitido conocer a profundidad estas tierras, así como la pesca de nativos. Algunos de sus secretos los emplea en su quehacer, diario y sacrificado. Es un amante de la cultura Shuar y sus costumbres. La naturaleza es su compañera y cree que conservarla ayudará al turismo, aún poco explotado en la provincia. Él ha compartido esta vivencia de redada con extranjeros, quienes buscan nuevas opciones de aventura entre el sorprendente paisaje selvático. Así como con periodistas de algunos medios locales y nacionales.


ZAMORA A DIARIO El turno de pesca llegó. Es lunes y por las recientes lluvias la locación es el río Yacuambi, a la altura de Piuntza. Molina también suele pescar en los ríos Jamboé, Bombuscaro y Nangaritza. Pero el de hoy es de su preferencia. Siempre va acompañado de su retoño Paúl o de su esposa Karen. A veces de ambos. La jornada es muy fría por las aguas y la brisa. La red de arrastre es su herramienta para la recolecta. Caminan contracorriente por la orilla unos cuantos metros y Ulises se introduce hasta la mitad de los rápidos. Solo las linternas en sus cabezas se avizoran en la noche bien oscura. La lluvia no cesa. Las mariposas y otros insectos, como las luciérnagas, se asoman en el enfoque de las lámparas. Pues son las únicas luces cerca; a lo lejos –margen derecho, río abajo- lucen algunos bombillos de viviendas en la vía La Saquea-Guaguayme. Paúl se queda a pocos metros de la orilla. Ambos sostienen de cada punta a la red, similar a la de Ecuavoley, y avanzan en dirección de la corriente unos 30 o 40 m. y se detienen. Ulises retorna a la orilla y con la linterna alumbra a los corronchos que se sacuden en las piedras mojadas. Los más pequeños son regresados al río. Molina espera que crezcan y poderlos capturar, pues en su desarrollo recorren el río de arriba-abajo y viceversa. Su salvavidas es un chaleco artesanal cons-

truido por el él mismo; consiste en 3 botellas de plástico vacías bien ajustadas a una mochila de costal. “Es mucho más efectiva que los chalecos que venden”, explica. El ambiente lluvioso cierra la jornada. La orilla, junto a un puente colgante, es el punto de salida en el sector de Piuntza. Al siguiente día el destino es el Jamboé. Una mañana nublosa permite observar con claridad los movimientos de los ejercitados pescadores. Ulises nada en la corriente con mucha destreza y sin soltar la red. Luego de dos recolectas un blanco (pez) grande y una cachama asoman entre los corronchos al momento de sacarlos de la red hasta el saquillo, también con tiras para los hombros.

Revista Oficial del Sindicato de Choferes Profesionales de Zamora Chinchipe

35


ZAMORA A DIARIO

Sin embargo, en estos días la pesquisa no fue muy productiva. Tal vez unas 15 libras, pero los Molina cuentan que en otras ocasiones han logrado hasta 80 libras en una sola noche. Rara vez utilizan la atarraya, solo cuando el río está sucio. El anzuelo menos. Esta tarea se repite de 3 a 5 veces por semana, según la demanda. Ya en casa, en la cocina, el ambiente es tenso en el fin de semana, en donde llegan gran cantidad de clientes. Doña Karen Cevallos, junto a sus cuatro hijos, prepara la especialidad para los comensales muy exigentes que

al final quedan satisfechos. Cocina el caldo en raciones de 10 en 10 para que siempre esté fresco. Los complementos son yuca, plátano, guineo y limón “mandarina”. Suficiente para llenar al más hambriento. Pero la Casa del Corroncho no solo se limita a su especialidad, pues los prodigiosos riós zamoranos le brindan otras especies, muy sabrosas, como la anguilla, el blanco y la cachama (similar al corroncho, pero con un matiz rayado). El pez “blanco” es muy codiciado. Su precio oscila entre los USD 3 a 6, pues suele ser más grande que el platillo. La anguilla puede pesar de 2 a 3 libras, en el mejor de los casos. El corroncho se alimenta de algas que se crían entre las piedras tupidas. Su valor nutritivo es altísimo y completamente natural. Se dice que los misioneros, cuando empezaban sus travesías a Zamora, enviaban a los shuar a pescar corronchos para combatir sus epidemias. Como dato extra Molina dice que tiene otros nombres: “arraspa balsa”, en la Costa, y “guaña carachama”, en el Oriente.

El Ayampaco de Corroncho tiene un sabor inmejorable. Se prepara con hoja de bijao al carbón. Adicionalmente, cada palto de caldo tiene un costo de USD 2. Diez minutos es suficiente para su cocción. De una libra de corronchos salen unas 3 porciones. Se acompaña con guineo y arroz.

36


ZAMORA A DIARIO

en la noche LA COMIDA ES MÁS SABROSA

Un mercado, un patio de adoquín, cinco casetas -que atrapan a quince mesas y caras hambrientas- cobran vida cada noche en el corazón de Zamora. Son los conocidos Agachaditos, concurridos por quienes dejan a Morfeo para la claridad y cargan su trabajo o diversión cuando la mayoría prefiere descansar: la noche. Decenas de comensales llegan a visitar los modestos locales que atraen a sus clientes por el volumen y programación de la tv. Son paredes y pisos de tabla, pero guardan abundante alegría, que se combina con la sazón, en un cuarto de 3x3 m.; suficiente para que doña Teresa Torres cocine, en sus imponentes ollas, platos muy variados y deliciosos: costilla, chuleta, cecina, guata, pollo, gallina criolla, café, horchatas… que van desde los USD 2. Claro que los más golosos buscan la bandera de comida. Ellos, asimismo, pagan más. Cuando el sol se marcha llegan los propietarios de los cinco comedores: Bucanero, Don Leo, M, Rosita y Oro verde. Empiezan la cocción de los alimentos y atienden desde las 7pm hasta las 2am., de domingo a miércoles, pues los fines de semana se extienden hasta las 5am. porque la gente decide comer algo

antes de ir de regreso a casa luego de la rumba. Por lo general de 12 a 3 am se acumulan la mayor cantidad de buenos tragaldabas. Torres, de 64 de edad, explica el nombre de su “Oro verde”. Antes vivía en El Oro, cuenta cuando se presta a acoger a choferes, músicos, altos, estudiantes, desocupados, gordos, morenos, blancos, autoridades, pequeños, flacos que arriban en busca del mixto o pollo con guata, como el más apetecido de los potajes. También recuerda la lista de morosos que no pueden faltar. Muchas veces los borrachitos, muy astutos, solían irse sin pagar; la solución ha sido cobrar primero, dice entre risas, mientras descansa en la división de la cocina y el salón, sobre un banco de plástico muy resistente. Una sonrisa para sus visitantes es una forma de ganárselos. La sazón y los bajos precios también son considerados.

Revista Oficial del Sindicato de Choferes Profesionales de Zamora Chinchipe

37


ZAMORA A DIARIO Lo negativo es lidiar con los que no les gusta pagar, lavar los platos con agua helada en las madrugadas o sacar a quienes se quedan dormidos, cuenta Teresa, mas, destaca la cordialidad de sus vecinos y visitantes que en sus rostros satisfechos demuestran su provecho. Prepara un poco y si se acaba repite la receta. Su habilidad se denota en sus tres décadas de experiencia, claro que antes de este negocio tenía un salón en Chinapintza. El cambio fue duro al principio, luego se acostumbró a trabajar sola. Es más, algunos, por su sencillez, la consideran su segunda madre. “Siempre tiene un plato de comida cuando más lo necesitamos”, explica muy jocoso Ernesto Sarango. El más antiguo de los vendedores es Leonardo Sarango. Rememora la conformación de los comedores nocturnos en 1990. Después se determinaría el nombre de “Agachaditos” como en la mayoría de ciudades del país. Sarango trabaja con su esposa Laura Jarro y expresa que dejó de ser vendedor ambulante para dedicarse a su establecimiento “Don Leo”, que lo conserva 21 años y que le ha permitido mantener a los suyos de forma digna.

38


ZAMORA A DIARIO Enumera los tres cambios de locación que han tenido por las obras civiles en el Mercado Central y en la Terminal Terrestre. Actualmente espera que un proyecto incluyente para todos los noctámbulos, en la Av. Alonso de Mercadillo, frente al Estadio Antiguo, se ejecute para una dar mejor atención. Situaciones como las goteras y un espacio propicio se solucionarían con esta construcción anhelada. Pero si hablamos de los agachaditos de Zamora no puede faltar “Carlitos”. Una carrocería de planchas de metal con una vistosa carpa que cubre a una barra, en donde los comensales se prestan a saborear la deliciosa gastronomía esmeraldeña, es el atractivo que convierte las noches amazónicas en verdaderos banquetes populares. Luis Corozo es su propietario. “Carlitos” le dice la gente que llega y él responde con el mismo calificativo. Es un saludo que lo ha identificado. Muchos creen que es su nombre, pero corrige a los preguntones. Él llegó desde la Provincia Verde en 1990 a vender “coca’a” y “agua’ecoco” en el Oriente. Cuatro afros bien uniformados con delantales amarillos que resaltan en letras verdes “Agachadito Carlitos”, entre ellos su esposa Jacinta Caicedo, atienden al son de la salsa. Ellos empiezan con la preparación de la comida desde las cuatro de la tarde en el barrio Santa Elena, donde habitan. Luego, a las 6pm., trasladan su vehículo-salón desde un estacionamiento a 150 m. de su habitual parqueo en la Manuelita Cañizares y Héroes de Paquisha. A este se juntan, continuamente, cuatro mesas con sus respectivas carpas coloridas e iluminadas, pues cuenta con medidor de energía propio. Se enseñó en Zamora por la tranquilidad: “aquí no hay violencia”, alude. La necesidad de solventar los gastos familiares fue la motivación para que, con la ayuda de un familiar residente en Yantzaza con la misma actividad, construyera el comedor nocturno muy solicitado por sus pescados encocados, lomos de cerdo, pollos al jugo o en filetes, costillas, guatitas, banderas y sangos de camarón a precios módicos. La invitación no es personal, así que ¡buen provecho!

Revista Oficial del Sindicato de Choferes Profesionales de Zamora Chinchipe

39


ZAMORA A DIARIO

el dulce de timbara A LA VENTA

Timbara, parroquia del cantón Zamora, se ha posicionado como productora de caña desde que los colonos empezaban a cultivar estas tierras. Pero la organización reciente de los comuneros hizo que se logre consolidar, con el apoyo de entidades públicas y particulares, como la Tierra de la caña y la melcocha, que justamente se expende en carpas llamativas de su acceso principal. Todo visitante tiene un destino fijo en su paseo por la Troncal Amazónica (km 9 Zamora-Yantzaza). Es que los tentadores baldes de guarapo, melcochas y demás comidas típicas, con un sabor riquísimo, es motivo para detenerse y saborear estos aperitivos en medio de la única vegetación oriental. Claro, no puede faltar el quesillo con miel y el Mapanahua (guarapo con aguardiente), para servirse o para llevar. El que degusta va satisfecho. Pero el principal atractivo, nada común para los foráneos, es la elaboración de estos productos. Las extensas plantaciones de caña, como una alfombra verde en las montañas, son la base para la extracción del guarapo (jugo de caña) y para que, posteriormente, se elaboren las panelas y melcochas. Dos son las asociaciones que se han conformado para el efecto, “Timbarita” y “Amor y Fortaleza”.

40

Juan Guamán, conocido como el “Tío Juan” por sus numerosos sobrinos, es uno de los más antiguos paneleros de la zona. Su carta de presentación es dulce. Produce 800 panelas semanales que, en su mayoría, se expenden en Zamora. Una cantidad que crece con el progreso del mercado. En una rústica, pero vistosa fábrica, laboran cuatro obreros para conseguir la producción. Hay tareas para todos y en turnos hacen de “mete cañas”, hornero, melero (reparte cuadras y bate el guarapo), chagra (siembra o cosecha) y otros ayudan en la limpieza, acarreo de leña, descarga de la materia prima desde camiones, etc. Todos colaboran entre sí, hasta los pequeños que encuentran, en el acarreo del bagazo, una forma de divertirse. Eugenia Maza, cónyugue de Guamán, comenta que su labor les da para vivir dig-


ZAMORA A DIARIO

namente. Tienen cinco hijos que estudian en Loja y les ayudan los fines de semana. Su suegro, Manuel Guamán, trabaja con ellos; hoy le tocó la recolección de cañas mientras sus compañeros, Diego Castillo y Raúl Samareño, realizan el proceso de la panela. El más alegre de todos es Ángel Sarango; pese a su discapacidad, mudez, se lleva muy bien con todos. Él ayuda en el acarreo de la caña y muestra una sonrisa muy cordial, al punto que las palabras quedan de sobra. Ellos cumplen con una tarea diaria de cañas. Su labor inicia desde las 8 de la mañana hasta la culminación de la misma (4 o 5 pm.). El sonido redundante del trapiche a electricidad es el ambiental. Una montaña de cañas, en las que Guamán se sostiene para introducirlas, son las próximas a exprimirse. Una angosta tubería de 6 m., tipo cañería, es la que trasporta el guarapo hasta un gran recipiente rectangular. Pasa a la cocción hasta que esté “en punto de miel”, explica el experimentado. Agua de balsa (madera reposada en baldes)

Revista Oficial del Sindicato de Choferes Profesionales de Zamora Chinchipe

41


ZAMORA A DIARIO Luego del almuerzo, Sarango apiló el bagazo para que se secara con el humo del mismo horno.

se mezcla con el jugo para lograr el matiz perfecto -blanqueo. Luego se la bate durante 10 minutos en unos tanques. Una práctica sutil y sorprendente denotan los trabajadores. Más aún al momento de repartir en las cuadrículas el espeso dulce de color dorado y toma forma de cubo, por los moldes de madera. Una vez secos apetecen varios mordiscos y para los insatisfechos queda la cachaza. De inmediato se robustecen las flamantes panelas y continúa su empaquetamiento para su distribución. Una masa de melcocha se obtiene de seis panelas, que las hierven en un litro y medio de agua. Luego la mezclan y al enfriarse adquiere solidez. En este proceso le agregan esencias de sabores como menta, maní, piña,

El guarapo es el primer producto que se vende luego de moler la caña.

42

fresa, coco… que Guamán trae por mayor. Su morfología es pequeña y se comercializa en paquetes de cuatro unidades a USD 0.80 y a USD 0.30 individualmente. También las venden a domicilio y por mayor. Para pedidos puede comunicarse a (07) 2605 781 o al 086696041. Guamán corrobora la notable presencia de turistas que se han ganado desde que iniciaron con el proyecto de difundir a Timbara como la “Tierra de la caña y la melcocha”. En carnaval, asegura, las playas de la quebrada con el mismo nombre acogen a los visitantes. Canchas deportivas, comidas, bebidas y buena música, no faltan para disfrutar en familia.


ZAMORA A DIARIO

casa hogar betania LA ESPERANZA NO ENJEVECE

Cincuenta ancianos, sentados en sillas blancas de plástico, conforman un círculo. En la mitad está John Troyani, auxiliar de enfermería, quien explica la dinámica bajo la atención de los veteranos. Sus rostros, aunque arrugados, se muestran eufóricos; más cuando se levantan a bailar el “Caraway”. Al moverse la edad es un mito. La música se apodera de sus cuerpos. Unos dan sus pasos más apresurados que otros. Las parejas no son impedimento, al igual que los niños, ellos también se acholan. Es un característico jueves en la Casa Hogar Betania (etimológicamente “Casa del Pobre”), en donde llegan 50 visitantes, a más de los 30 residentes, para compartir un momento ameno con sus amigos. Es el caso de Jacinto Quirola, que arriba cada 15 días para recibir cuidado médico y disfrutar de un almuerzo saludable. El galeno de la Dirección Provincial de Salud atiende los martes y jueves. Similar es el caso de Antonio Samba, que viene para compartir con sus conocidos. A diario son 10 personas las que llegan al mediodía a comer. El local está dividido por 12 bloques bien identificados con nombres de santos (Antonio, Rosa, Josefina…) y que incluyen la administración, cocina, comedor, espacio para recreación y dormitorios. La arquitectura es muy vistosa. Los techos rojizos resaltan en las

cabañas de madera y teja en las que turistas también llegan a disfrutar de los parajes con montañas, selva y la unión de los ríos Zamora y Jamboé. Bolívar Valladárez es residente. Ahí lleva 3 años de sus 75 de edad. Mientras almuerza una sopa de arvejas comenta que el lugar es muy hermoso, las habitaciones son bien mantenidas, la comida es seleccionada y los atienden bien. El comedor, bloque San Antonio, está junto a la entrada, relativamente cerca a la Iglesia Juan Pablo Segundo; tiene 17 mesas y un cuadro de la última cena, en donde los ancianos se persignan antes de ingerir sus alimentos. Para arreglar las mesas los más dinámicos ayudan a ubicarlas. Dos personas se encargan de la limpieza. En la estufa el ambiente es agi-

Revista Oficial del Sindicato de Choferes Profesionales de Zamora Chinchipe

43


ZAMORA A DIARIO

tado. Hay 3 cocineras bien uniformadas. Ellas cumplen turnos de 8 horas cotidianamente, al igual de los encargos del fin de semana. Normalmente preparan platos dietéticos. Según Stanislaw Wrobel, administrador y párroco, esta estancia se constituyó hace 11 años bajo decreto del Mons. Serafín Cartagena, con el fin de crear un centro social en el sitio elegido por el Mons. Jorge Mosquera(+). A más del servicio religioso es una Casa Hogar, no un asilo como se piensa, porque Zamora es un pueblo culto, de hombres valientes, que en su vejez merecen una atención digna, explica el religioso. La gestión ha sido una de sus características para cristalizar esta aspiración humanitaria. Gracias a una sociedad entre los Patronatos (Municipal y Provincial), MIES y la Pastoral de Zamora, se construyó la obra civil. Actualmente estas instituciones aportan económicamente para el sustento y con profesionales (enfermeras, terapeutas, médicos). Pero se requieren al menos 3 enfermeras más. Wrobel comenta que es una obra de la provincia para sus hijos que ya no pueden defenderse solos. Para lograr que la residencia, a más de ser un buen albergue, se constituya en un destino turístico, este administrador visitó algunos asilos en el país y en Polonia para saber cómo plantearlo. Lo importante es que

44

el residente se sienta como en casa, con ese calor de hogar. “Lo primero es la vida humana que no se puede dejar pendiente, las obras sí”, recalca. Como es la vida, una enfermedad no se puede presupuestar y tampoco dejarla de lado, por ello las cifras resultan cortas. La atención de 24 horas significa tener enfermeras todo el tiempo, medicina, transporte, mantenimiento, agua, luz… y la muerte significa un gasto aún mayor, asegura. Las actividades cotidianas varían según el día. A las 6:00 los adultos mayores se levantan. El desayuno se les sirve a las 8 en punto. 10:30 llega el primer refrigerio. El almuerzo es a las 12:30. El segundo refrigerio se les sirve a las 15:00 y la cena a las 17:00. Regularmente van a misa. Son católicos. Reciben charlas espirituales y rezan el rosario. Además, los más fuertes se entretienen en actividades que puedan ayudar. Se les asigna responsabilidades asequibles como ayudar en la pequeña granja de aves de postura y así se entretienen. Se sienten responsables y útiles. Los ancianos, asimismo, realizan terapias ocupacionales, bailan, se ejercitan, juegan, obtienen vacunas, cumplen trabajos manuales (pintan y arman rompecabezas) y actividades psicomotrices. Adicionalmente, fuera de la residencia en


ZAMORA A DIARIO

Tunantza, poseen un terreno de 20 hectáreas en Timbara, donado por Marco Paz, empleado para producción agrícola, tilapia y ganado vacuno para consumo interno. Además, en la quinta los abuelos tienen su día de campo, nadan y se divierten. Con el apoyo del Batallón de Selva y mingas comunitarias se construyó la hacienda. En el año tienen un cronograma de actividades de recreación. En carnaval realizan la elección de la Sra. Carnaval, en mayo visitan a la Virgen del Cisne, en septiembre, por el día del adulto mayor, van a Vilcabamba y en navidad reciben un concierto de la Orquesta Sinfónica de Loja. Cuando viajan la Cooperativa de Transportes Nambija los traslada. Cada mes, igualmente, realizan un cumpleaños colectivo, explica Susana Ramón, que lleva 10 años administrando la contabilidad. Mensualmente gastan USD 6.000 entre comida, servicios básicos, salarios a empleados y cuando surgen imprevistos aparece el desfinanciamiento. Por ello algunas veces les han cortado la luz, indica Ramón. Como compran por mayor tienen proveedores que les dan descuentos. La generosidad de los zamoranos no falta, pues reciben ayudas en bienes, alimentos o ropa. Por otra parte, hay gente y comparte un momento con los ancianos; sin ser familiares. Cada acogido paga USD 70 mensuales. En

Revista Oficial del Sindicato de Choferes Profesionales de Zamora Chinchipe

45


ZAMORA A DIARIO

el caso de las 9 personas que están solos, la institución recibe el bono de desarrollo humano y les exoneran los USD 35 restantes. No obstante, todos son abastecidos de ropa y comida. John Troyani es contratado por el Gobierno Municipal para que dé sus servicios como auxiliar de enfermería en esta estancia. Le gusta cooperar, escuchar sus historias, cuidarlos… no obstante, expresa que no se abastece en turnos de la tarde, cuando ya se van los pasantes de la ESPEA y uno que otro de la UNL y colegios locales. Él, junto a otro residente, acompaña al macareño Segundo Merino, el caso más conmovedor. A sus 87 años sufre de paraplejia; tuvo un derrame que le dificulta su movilidad. Su esposa falleció y sus hijas le pagan la pensión. En Yantzaza aún tiene su casa, en la que se dedicaba a la ganadería. Cerca de donde Merino se sienta camina Carmen Flores, también moradora, no recuerda su edad. Se arrepiente no haberse casado. Ahora está sola y pide que la visiten. Le gustaría salir a pasear con alguna familia. Los pasantes del Curso de Auxiliar de Enfermería de la ESPEA amenizan la mañana. Entre ellos está Edison Herrera, de 21 de edad, llevaba 2 semanas colaborando de 7:00 a 13:00; su formación es de 6 meses. Él revisa los signos vitales de cada uno y cumple con las dinámicas programadas. Se muestra satisfecho por su labor. Herrera aprende de Bertha Armijos, la enfermera más antigua. Lleva 5 años y se ha ganado el aprecio de los mayores. Explica que la paciencia debe prevalecer y esta cualidad ha hecho que ame su trabajo.

46

Para recordar: 19 personas trabajan (farmacia, guardián, fisioterapeutas, cocineras, limpieza…). Se necesitan, al menos, 3 enfermeras más para cumplir los turnos de 24 horas. Actualmente son 30 residentes y 50 visitantes que llegan para cumplir las mismas actividades. Los dos únicos requisitos para ingresar son ser pobre y tener 65 años de edad. El egreso es de USD 6.000 mensuales. A veces se excede debido a imprevistos en salud, comida, defunciones… Se aceptan donaciones en alimentos. Para conocer actividades y noticias ingrese a www.facebook.com y busque a “Casa Hogar Betania” o escriba a: hogarbetaniazamora@hotmail.com

STANISLAW WROBEL Nació en Polonia. Fue párroco 14 años en Nambija y lleva 11 en Tunantza. Le gusta el compartir y la colaboración de la gente zamorana; rescata las mingas como un ejemplo de unión. Le encanta el café. Cada dos años visita a su familia en Europa. Le gustaría que le entierren en Zamora por el aprecio a la ciudad más que por la nacionalidad ecuatoriana que posee, asegura.


ZAMORA A DIARIO ENTÉRESE

Un Ferrari que no muere

La camioneta Ferrari modelo 1974, que fue el último vehículo del Sindicato de Choferes hasta antes de la reapertura de la Escuela de Conducción, ahora se convirtió en un motor de corte para el aprendizaje de los estudiantes en la materia de Mecánica automotriz. Entre los requisitos de la Agencia Nacional de Tránsito para el funcionamiento de las escuelas consta un motor de corte (motor con aberturas para observar su funcionamiento). Cuando se pensó comprar uno nuevo el costo alcanzaba los USD 12.000 y no había el dinero para ello, según rememoran los miembros del Consejo de Administración. Fue cuando el Director de la Escuela, Édgar Rodríguez, propuso convertir la antigua Ferrari, con ayuda del mecánico Polibio Alulima, guiado por fotografías, en el nuevo motor de corte requerido. Así se logró ahorrar

USD 10.000. “Es la forma cómo se debe administrar”, resalta Rodríguez. Según rememora Mauricio Rivera, conocido como “Billete”, empleado del Sindicato de Choferes, el vehículo estuvo sin matricular cerca de 4 años y como él lo utilizaba para actividades del Sindicato, además de ser el único que lo podía manejar, alguna vez fue detenido por un policía, quien quiso llevarse la camioneta pero no lo pudo poner en marcha y al final lo dejó ir. Su característica fue la palanca al volante que tenía. Luego de cumplir su vida útil, la carrocería, finalmente, se vendió como chatarra, pues el estado implicaba que conducir el automotor tocaba amarrar las puertas para que no se caigan. “En lugar de chapas tenía cerrajas”, dice jubiloso el dirigente al referirse al “juguete de Mauricio“ como se conocía al Ferrari.

Revista Oficial del Sindicato de Choferes Profesionales de Zamora Chinchipe

47


48


Revista Conduciendo  

Sindicato de Choferes Profesionales de Zamora Chinchipe

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you