Page 1

oto単o, invierno, primavera y verano

J. V. V. del Rey 1


2


3


4


otoño, invierno, primavera y verano

Jesús Villanueva Vázquez del Rey

5


Título: Actividades para no aburrirse. Otoño, invierno, primavera y verano. Texto, ilustraciones y diseño del libro: Jesús Villanueva Vázquez del Rey Editorial: n I.S.B.N.: x Depósito legal: x © Copyright: n Primera edición: año 2010 Impreso en España: n

Texto y página a rellenar por la editorial. Texto y página a rellenar por la editorial. Texto y página a rellenar por la editorial. Texto y página a rellenar por la editorial. Texto y página a rellenar por la editorial. Texto y página a rellenar por la editorial. Texto y página a rellenar por la editorial. Texto y página a rellenar por la editorial. Texto y página a rellenar por la editorial. Texto y página a rellenar por la editorial. Texto y página a rellenar por la editorial. Texto y página a rellenar por la editorial. Texto y página a rellenar por la editorial. Texto y página a rellenar por la editorial. Texto y página a rellenar por la editorial. Texto y página a rellenar por la editorial.

Primera edición: marzo 2011 Título original: Actividades para no aburrirse. Otoño, invierno, primavera y verano © Jesús Villanueva Vázquez del Rey Edición: A. de Lamo Diseño del libro: Jesús Villanueva Vázquez del Rey Impresión: Publidisa Precio por ejemplar: 16€ ISBN: 978-84-9923-682-5 Depósito Legal: SE-3141-2011 IMPRESO EN ESPAÑA – UNIÓN EUROPEA

6


A mi padre, que es un gran artista. J.V.V. del Rey

7


Índice de actividades 1.

APRENDE ADIVINANZAS, CHISTES Y ACERTIJOS. TRABAJENGUAS Y CANCIONES DE CORO Y COMBA. INVENTA TU ADIVINANZA DEL OTOÑO

2. ESCRIBE UN CUENTO DE OTOÑO

14 18

3. DEDICARLE UN POEMA AL OTOÑO

22

4. HACER UN DIBUJO DEL OTOÑO. Lápiz y papel 5. CALCAR HOJAS SECAS. IMPRIMIR CORTEZA DE UN ÁRBOL 6. IMPRENTA PATATA

24 28 30

7. PARA SABER SIEMPRE LOS DÍAS QUE TIENE CADA MES 8. PREPARAR UN CUADERNO DE CAMPO DEL NATURALISTA. DIARIO DE CAMPO 9. HACER UN CUADERNO. ENCUADERNACIÓN

32 34 36

10.

REUNIR OTROS MATERIALES: cámara de video y de fotos, prismáticos, lupa, grabadora de sonidos ambientales, etc.

40

11.

APRENDE ADIVINANZAS, CHISTES Y ACERTIJOS. TRABAJENGUAS Y CANCIONES DE CORO Y COMBA. INVENTA TU ADIVINANZA DEL INVIERNO

46

12. ESCRIBE UN CUENTO DE INVIERNO

50

13. DEDICARLE UN POEMA AL INVIERNO

56

14. HACER UN DIBUJO DEL INVIERNO. TÉMPERAS 15. HACER PAPEL

62

16. JUGO DE LIMÓN PARA ESCRIBIR TEXTOS OCULTOS. CÓDIGOS SECRETOS 17.

58

CARTA A LOS REYES MAGOS DE ORIENTE. CABALBATAS Y VISITAS DE LOS REYES A LOS NIÑOS

18. HACER CORONAS DE NAVIDAD

66 68 76

19. MANDAR CARTA A PAPÁ NOEL EN LAPONIA 20. ECOSFERA

78 80

8


21. MICROSCOPIO 22.

82

APRENDE ADIVINANZAS, CHISTES Y ACERTIJOS. TRABAJENGUAS Y CANCIONES DE CORO Y COMBA. INVENTA TU ADIVINANZA DE LA PRIMAVERA

23. ESCRIBE UN CUENTO DE PRIMAVERA

92

24. DEDICARLE UN POEMA A LA PRIMAVERA

98

25. HACER UN DIBUJO DE LA PRIMAVERA. ACUARELA 26. GUSANOS DE SEDA. CASAS PARA OTROS GUSANOS 27. GERMINAR UNA SEMILLA EN ALGODÓN

29. TERRARIOS Y ACUATERRARIOS

104

108 110

30. CASA DE CARACOLES

124

31. RENACUAJOS. VERLOS CAMBIAR EN CASA

130

32. ADOPTAR Y CRIAR UN POLLUELO CAÍDO AL SUELO APRENDE ADIVINANZAS, CHISTES Y ACERTIJOS. TRABAJENGUAS Y CANCIONES DE CORO Y COMBA. INVENTA TU ADIVINANZA DEL VERANO

34. ESCRIBE UN CUENTO DE VERANO

132 140 144

35. DEDICARLE UN POEMA AL VERANO

150

36. HACER UN DIBUJO DEL VERANO. ÓLEO

152

37. PRENSAR HOJAS Y FLORES SECAS. USOS PARA LA DECORACIÓN 38. ESTUDIAR Y COLECCIONAR TIPOS DE HOJAS DE PLANTAS 39.

100

106

28. FOTOSECUENCIA DE CÓMO GERMINA UNA SEMILLA

33.

88

COLECCIONAR CONCHAS. CÓMO LAVARLAS Y CONSERVARLAS. DECORAR CON CONCHAS

40. HORMIGUERO EN CASA

158 166 168 172

9


10


INTRODUCCIÓN ¿Quién dijo que el verano es la única estación divertida?, ¿acaso no te gusta dibujar ese muñeco de nieve que has hecho con tus vecinos, buscar hojas secas para darle a tu habitación un aire otoñal, o criar gusanos de seda a la llegada de la primavera? Si lo único que sabes hacer cuando has terminado tus deberes es acomodarte en el sofá para ver la tele o jugar a los videojuegos, también acuérdate de abrir este libro porque seguro que éste te dará más de una idea divertida para disfrutar en casa. Con todo lo que aprendas aquí, tienes asegurado mucho tiempo de entretenimiento. Además, es posible que descubras algunas cosas que te gusten tanto como para convertirlas en tu mayor pasión: ¡en tu afición!

Con «Actividades para no aburrirse» nacerán artistas, científicos, naturalistas, artesanos o coleccionistas, a los que se les invita a crear hábitos saludables de actividad física en el medio natural, a desarrollar la capacidad de observación, la sensibilidad y conocimiento hacia los demás seres, la creatividad y, cómo no, la imaginación.

11


ยกA PASARLO BIEN!

12


OTOテ前

13


1. APRENDE ADIVINANZAS, CHISTES Y ACERTIJOS. TRABAJENGUAS Y CANCIONES DE CORO Y COMBA. INVENTA TU ADIVINANZA DEL OTOÑO

ADIVINANZAS La lluvia Siempre cae y nuca sube, paraguas hace extender, para el campo es bendición, más si es mucha… ¡inundación!

El viento Rompe y no tiene manos, corre y no tiene pies, sopla y no tiene boca, ¿qué te parece que es?

CHISTES Un hortelano fue a coger sus manzanas cuando, para su sorpresa, descubre a una niña subida al manzano. -¡Verás como te agarre! Le dijo el hombre a la chiquilla que cogía manzanas. - ¡Cuando vea a tus padres se lo voy a decir! Con cara de no entender nada, la pequeña dijo: -Papá, mamá, aquí abajo hay un hombre que quieres hablar con vosotros…

ACERTIJOS 

¿Dónde ponen los patos sus huevos, en las copas de los árboles o en el suelo?

- En ninguna parte, pues son las patas quienes ponen los huevos. 

Cerca de un camino hay siete perdices. Es tiempo de caza y el cazador dispara matando a dos de ellas. ¿Cuántas perdices quedan al lado del camino?

- Ninguna, pues después del disparo las otras cinco salieron volando. 14


TRABALENGUAS

CANCIONES DE CORRO

Un podador podaba una parra, otro podador que por allí pasaba, al primer podador le preguntó: ¿Qué podas podador? Ni podo mi parra, ni tu parra podo: podo la parra de mi tío Porro.

El patio de mi casa es muy particular, cuando llueve se moja como los demás. Agáchate y vuélvete a agachar, que las agachaditas no saben bailar. H, I, J, K, L, M, Ñ, O, que si tú no me quieres otro amante me querrá. ¡Chocolate!, ¡molinillo!, ¡corre, corre!, ¡que te pillo! A estirar, a estirar, que el demonio va a pasar ¡Uhhhh…!

--El cielo está encapotado, ¿quién lo desencapotará? el desencapotador que lo desencapotare buen desencapotador será.

PARA CANTARLE A LOS MÁS PEQUEÑOS Palmas, palmitas, higos y castañitas, manzanas y turrón, que rica colación. 15


¿Cómo inventar una adivinanza? a) Piensa en lo que más te guste del otoño: las castañas, los colores de las hojas, una tarde de lluvia en casita, etc.

Yo he pensado en las setas. b) Cuando lo hayas pensado, anota sus características más conocidas.

Tienen un sombrero. Las hay de muchas formas y colores. Recuerdo que no son plantas. Están muy ricas, aunque hay que tener cuidado con las que son venenosas. c) A continuación describe un borrador de aquello que quieres que adivinemos dando algunas pistas para que podamos descubrir de qué se trata. Puedes usar las características que antes apuntaste como pistas.

Normalmente somos pequeñas, tenemos un solo «pie» y un sombrero. No somos plantas aunque crezcamos en el suelo y nos guste que la lluvia nos riegue. Si bien no tenemos flores, muchas de nosotras nos vestimos de hermosos colores. Cuidado cuando nos busques, pues si te equivocas, en vez de saberte a gloria, te podemos mandar para la tumba. d) Retoca tu adivinanza las veces que haga falta hasta conseguir darle un estilo más poético buscando rimas como: «perro» con «berro»; o «perro» y «pelo». Si bien no tiene por qué acabar cada frase con las mismas consonantes y vocales, al menos procura hacerlo con las mismas vocales. Eso será suficiente:

… malo … palo e) Intenta que cada frase sea igual de larga o corta:

Aquel hombre malo le dio un buen palo. También puedes jugar a poner frases más largas seguidas de otras más cortas; pero las largas deben de ser igual de largas, y las cortas igual de cortas entre sí.

En un buen día que no hacía calor, vino mi tía a regalar su amor. Prueba a canturrearla para ver cómo queda tu métrica. f) Firma tu creación con tu nombre o si quieres invéntate un nombre artístico. 16


g) Disfruta viendo a tus amigos y familiares pensando qué será lo que hay que adivinar y la sonrisa que dibujan al descubrir de qué se trata. «Somos pequeñas y llevamos sombrero, no somos plantas y crecemos en el suelo, vestimos colores y os damos sabores; ¡pero cuidado!: has de saber a quién escoger, no quisiera ser tu último bocado.»

J. V. V. del Rey

17


2. ESCRIBE UN CUENTO DE OTOÑO

¡No lo arriméis al castaño! Había una vez un matrimonio anciano que aún siendo casados desde hacía muchos años, presumían de vivir felices como perdices y sanos como manzanos. Los dos se confesaban un amor tan puro como el que jamás habían sentido por nada en este mundo. Ella, además, aseguraba que amaba tanto a su marido que incluso daría su vida por él.

¡Ay, llorar mariditos ajenos por tres saquitos de centeno! Llegando al cementerio, por la avenida de los cipreses, se encontraba un viejo y enorme castaño. Al pasar todos bajo sus ramas, cayó una castaña de todo lo alto yendo a parar a la cara del que se hacía el muerto. El dolor y el susto por el imprevisto hicieron dar un respingo y un grito al viejo que aún vivía. Gritaron a su vez y salieron huyendo todas las gentes del pueblo cuando el hombre salió corriendo detrás de la mujer para cantarles las cuarenta al no haber escuchado llanto alguno de su amor.

Acababa octubre y se acercaba el día de los difuntos, cuando la mujer acudía desde hacía días al cementerio para limpiar tumbas y poner flores a quién ni siquiera era de la familia… Dudando el hombre de si aquella mujer aún amaba a alguno que yaciera bajo tierra más que a él, tuvo la ocurrencia de hacerse pasar por muerto y así ver si tanto era querido por su mujer. ¡Tan mala idea tuvo el viejo que incluso se dejó amortajar y que lo llevasen a cuestas hasta el cementerio para ser enterrado! La esposa, a la hora de la verdad, no supo llorarle, así que llamó a una vecina muy llorona para que por tres sacos de centeno fuera tras la marcha fúnebre llorando al difunto. De manera que aquella vecina anduvo tras el féretro, y dando suspiros decía:

Pasado este capítulo el hombre y la mujer vivieron mucho tiempo juntos cuando, llegado el momento, el hombre realmente murió. También fue en otoño cuando llevaron al anciano a la sepultura y justo antes de pasar por el gran castaño, la esposa, que esta vez sí recorrió el camino bañada en lágrimas, dijo: ¡No lo arriméis al castaño, no suceda lo que antaño! Y colorín, colorado, este cuento se ha acabado.

18


Escribe tu propio cuento del otoño:

a) Puedes pensar en cómo se encuentra el campo entre los meses de octubre a noviembre, qué animales ves durante esta estación, cómo es la cosecha de manzanas y calabazas, o en los frutos del bosque como las castañas o las zarzamoras. También puedes pensar en cosas fantásticas como las brujas, y los duendes.

d) También has de pensar en el lugar donde van a pasar todas estas cosas. Imagina un sitio no muy grande como un pueblo, una casa, un barrio, un valle...

Me gustan el monte y el bosque, justo donde viven grajillas, faisanes y zorros. e) Elabora bien tu historia hasta que quede como a ti te gusta. No te extiendas mucho en las explicaciones e intenta incluir alguna sorpresa para hacerla más divertida. Puedes empezar y acabar como en los cuentos de toda la vida:

Es en octubre el tiempo de caza, así que he pensado en una escena de caza y en los animales que por entonces son cazados. b) Ahora piensa en algo que te gustaría que pasase o cualquier cosa que quieras contar: una idea, una aventura, una discusión, una amistad, un amor imposible que acaba bien, una traición, un sentimiento, etc. También puede ser algo que quieras que la gente aprenda o conozca, como el descubrimiento de América en el otoño del año 1492.

Había una vez… Érase una vez… Hacía, mucho, muuuucho tiempo, había… --… y colorín colorado, este cuento se ha acabado. … y juntos, vivieron felices para siempre, y comieron perdices.

Yo quiero hablar de la verdadera amistad, y de aquellas que se visten de falsedad. Algunas personas siguen siendo nuestros amigos pase lo que pase, otras en cambio nos dan de lado al mínimo problema. Nosotros tenemos que aprender a ser como esas personas que luchan para siempre por esa amistad.

f) Es posible que tengas de dejar dormir y reposar tu cuento, para volverlo a leer pasado unos meses. Así sabrás corregirlo mucho mejor y darles unos últimos retoques.

¡No olvides donde guardaste tu cuento!

c) Si aún no tienes muy claro qué vas a contar, crea unos pocos personajes: con dos o tres personajes será suficiente. Verás como ahora sí puedes inventar alguna relación entre los protagonistas, de forma que tu historia puede ir tomando sentido.

h) Por cierto… ¿se te ha olvidado poner título a tu cuento? Piensa en uno que tenga menos de diez palabras. Recuerda que el título debe decirnos a los que aún no hemos leído tu cuento sobre qué va la historia, quiénes son los personajes, el lugar donde acontecen los hechos o el tiempo cuando transcurre todo. ¡Ojo! Tampoco des muchas pistas de lo que va a pasar a

Yo he pensado en una grajilla, un faisán, y un zorro. Las tres especies son presa de cazadores cuando se abre la veda en octubre. 19


«La grajilla y sus aventuras en el lindero del bosque» - No está mal, pero me faltaba algo…

continuación; de lo contrario ya no habrían sorpresas.

Yo pude elegir entre los siguientes títulos:

Al final me gustó más:

«La grajilla y sus amigas» -No me decía mucho este título.

«La grajilla, el faisán y la zorra» h) Cuando des por concluido tu cuento, no olvides poner tu firma, el lugar donde lo escribiste y la fecha de cuando lo terminaste. Usa nombre artístico si lo deseas.

«La grajilla canija, el faisán truhán, y la zorra amiga» - Este título desvela demasiada información de cómo son los personajes.

La grajilla, el faisán y la zorra

Al mismo tiempo, el faisán calmaba su conciencia haciendo un bien al ayudar a su desgraciada amiga. Pronto las dos aves se harían muy amigas, pues se hacían compañía, y juntas paseaban por el bosque y el monte vecino. La grajilla estaba tan feliz, que cada día que se encontraba con su amigo de hermosas plumas se decía a ella misma: Erase una vez, una grajilla canija y tímida que vivía un tanto sola por culpa de su sordera. La pobre, además de creerse un ave sin color e incapaz de cantar como lo hacen los mirlos o jilgueros, sabía que había dejado de tener amigos porque casi nunca se enteraba de lo que los demás le decían.

- ¡Ay que galán es este faisán! Una mañana de domingo, habiéndose alejado las dos aves del bosque, entre los matorrales, el faisán escuchó a lo lejos el disparo de un cazador. Petrificado, se agazapó y quedó inmóvil casi sin pestañear. El grajilla, que para variar no se había enterado de nada, le preguntó que qué estaba haciendo. El faisán le explicó hasta tres veces que quería jugar con ella a las carreras en el aire, para ver quién volaría más rápido y alto hasta el bosque. La grajilla, entusiasmada por poder demostrar por una vez que sí podría destacar en algo, se animó fácilmente y se agazapó como su amigo para emprender el vuelo a la de tres. Juntas y mirándose a la cara, contaron y dieron la salida.

Triste y sola, se había acostumbrado a su vida sin ningún tipo de compañía, pues casi nadie soportaba tener que repetirle las cosas hasta tres veces. Una tarde de nubes, la grajilla conoció en el lindero del bosque a un faisán que merodeaba entre las zarzamoras. El faisán sintió tanta lástima por aquella descolorida pajarita, que creyó que estando junto a ella, a la grajilla se le pegaría algo de desparpajo y así sería un poco más feliz. 20


La grajilla emprendió el vuelo hasta el bosque cuando un tiro del cazador la alcanzó y la batió. El faisán, no se movió de su matorral sabiendo que si se movía, lo batirían a él también.

Pasados unos pocos días la grajilla despertó curada, tendida y acurrucada junto a la zorra en lo más profundo de su madriguera. La zorra, se despertó también y le dijo que no tuviera miedo, que estaba fuera de peligro. Día tras día, la zorra había buscado por el monte algo de mejorana que desde el verano quedase seca; la había masticado y ensalivado para luego lamer las heridas de la moribunda grajilla.

El faisán pensó que el cazador recogería su trofeo y se marcharía para casa, así que se quedó más tranquilo pensando de la grajilla:

La grajilla, sobresaltada, recordó a su amigo el faisán y dudó si éste estaría bien. La zorra le contó que el faisán fue finalmente descubierto por el cazador; pero que no llorase por un «amigo» como aquel: - ¡Qué truhán el faisán!

- Ya dejó de sufrir la pobre infeliz. Lo que no sabía el faisán es que la grajilla ya no era un ave triste, pues todo ese tiempo había sido la más feliz al haber creído que tenía un amigo verdadero. Tras el disparo, la grajilla no supo qué había pasado, e incluso se preocupó por su amigo el faisán. Cuando quiso remontar vuelo, se dio cuenta de que tenía un ala herida. Desesperada por no poder auxiliar a su amigo, fue presa de una zorra que sigilosa y veloz apareció de entre los matorrales y la cogió con la boca. La grajilla, herida y en la boca de una zorra, se dejó morir al verse tan indefensa; y llorando se despidió de la felicidad que había sentido justo en esos último días de su vida…

La grajilla, bastante apenada por la falsa amistad del faisán, pronto recobró la alegría al saber que ante ella tenía a una valiente zorra como verdadera amiga. Y colorín, colorado, este cuento se ha acabado. J. V. V. del Rey 21


3. DEDICARLE UN POEMA AL OTOÑO

«Castañita, castañita que en el fuego estás, salta, salta que te quemarás. Castañera, castañera que asando castañas estás, ten cuidado, ten cuidado o te quemarás.» --«El otoño es la mejor estación porque no hace ni frío ni calor. La lluvia cae lentamente y los campos remoja suavemente. El viento sopla y el árbol pierde la hoja.»

¿Te animas a hacer un poema? Busca un lugar en el que te sientas cómodo para aislarte por un instante y quedarte sólo con tus pensamientos. Materiales: - Papel. - Lápiz, bolígrafo o pluma. - Libros de poemas y canciones. - Paciencia para inspirarte.

Una vez que hayas encontrado tu lugar de escritura, quédate en él y relájate viajando con tu imaginación por las cosas que ves, recuerdas o sueñas. Pronto te vendrán ideas sobre el campo, el bosque, los animales, el tiempo, etc. y pensamientos o sentimientos como la alegría, la ilusión, el deseo, el dolor, la tristeza, la furia, la desilusión, el miedo, etc.

Piensa en el otoño, en cosas que te gusten de él: cómo es la cosecha durante esos meses, cuáles son las comidas típicas de entonces o qué animales sueles ver cuando vas al campo mientras caen las hojas de los árboles, cambiando su verde por otros colores más calidos como el naranja, el rojo y el amarillo. 22


También puedes escribir un poema de amor a quién tú desees, decorando los versos con un día típico de otoño de lluvia y viento, o soñando un tierno beso bajo su paraguas…

Es posible que no te inspires a la primera, así que ármate de paciencia y constancia, y verás como pronto tendrás momentos en los que las palabras fluyan fácilmente por tu cabeza y tu pluma.

Un poema puede ser también para recordar a nuestros amigos para siempre, mientras jugábamos con las hojas caídas de las copas de los árboles, o cuando caminábamos para recoger setas.

Usa palabras simples y versos no muy largos.

¡Hay un sinfín de cosas sobre las que puedes escribir! Así que elige lo que más te guste para hablar sobre eso.

Usa también los trucos que utilizaste para hacer tu adivinanza, procurando que los versos tengan más o menos la misma cantidad de sílabas y buscando que acaben con rimas iguales o parecidas.

A los grandes poetas muchas veces les vienen las palabras solas, pues sienten tan fuertemente que en ocasiones le sorprende la inspiración y empiezan a escribir cosas realmente bellas.

Escribir un poema, puede ser una tarea algo complicada, así que recuerda que no tiene que quedar perfecto: lo importante y más bonito es que escribas lo que realmente te gusta o sientes.

«Castañas caen, y del castaño caerán; que ricas al fuego todas se asarán. Castañera que al pasar nos verá con cariño castañas asará. Esa mujer buena que nos venderá por unas monedas su calor, su amistad más cuarto y mitad…»

J. V. V. del Rey

Si escribiste un poema pensando en alguien… ¿por qué no se lo regalas? 23


4. HACER UN DIBUJO DEL OTOÑO. Lápiz y papel

a. Materiales - Lápiz de grafito. - Lápices de colores. - Rotuladores de tinta finos y gruesos. - Bloc de dibujo o papel.

b. ¿Qué podemos dibujar?  Una escena de caza, imagínate cómo pueden ser los gamusinos viviendo entre las setas, como serán de hermosas las hadas del otoño y qué colores usarán en sus vestidos; puedes hacer un bosque colorido con un hermoso ciervo, o dibuja una niña con su paraguas, chubasquero y botas de agua en una tarde de lluvia… Echa un vistazo a este libro si no se te ocurre qué hacer con tus lápices y tu papel.

Intenta memorizar las cosas que más te gusten o creas que son extrañas como el tronco de un árbol que haya crecido tumbado, alguna seta con forma casi fantástica o las siluetas que adoptan las nubes. Al llegar a casa recuerda la cosas que has visto y memorizado. ¡Es el momento de poner a prueba tu capacidad de observación! ¿Sabrías dibujarlas como si las estuvieras viendo? Cuando tengas oportunidad repite el paseo y compáralo con tu obra de arte… ¿Te olvidaste de la forma de aquellas hojas que tanto te gustaron?

 También puedes ir al campo y allí mismo dibujar algo que veas y te guste.  Por último, también puedes hacer el siguiente ejercicio: Sal a pasear a distintas horas del día, y presta atención a lo que ves, los colores, los detalles, y también fíjate en la luz.

24


c. ¿Quieres hacer buenos dibujos? o Dibuja lo que tienes en frente. No le tengas miedo a un papel en blanco, ¡así que a dibujar!

o Dibuja rápidamente captando las formas básicas y realizando varios bocetos. Toma referencias entre los elementos que estás dibujando y fíjate en las proporciones y el lugar que ocupa cada cosa en el espacio.

o Observa muy bien cada detalle, los colores, si hay mucha o poca luz. Si no observas, no sabrás dibujar.

o No te olvides de la perspectiva si le quieres dar un toque de realismo a tu dibujo: las cosas de lejos se tendrán que ver más pequeñas que las que están cerca.

o Antes de comenzar a dibujar, entorna los ojos para ver las cosas simplificadas.

25


o Entorna los ojos para diferenciar bien las zonas iluminadas de las oscuras para dar bien las sombras.

rotuladores de tinta. Así mismo, las líneas azules serán invisibles para la mayoría de escáneres y fotocopiadoras por si después de finalizar tu dibujo con tinta, quisieras realizar algún retoque o coloreado digital con ayuda de tu ordenador.

o No uses el borrador al dibujar los bocetos, déjalo para los detalles finales. Hay dibujantes que ni siquiera usan la goma de borrar resultando unos dibujos muy bonitos cargados de movimiento. Para no tener que borrar, haz tus trazos muy suaves hasta que tengas tu dibujo compuesto y encajado. Cuando sepas cómo será tu dibujo, puedes remarcar las líneas finales para acabarlo.

o Redibuja sobre los bocetos para definir la línea final, usando lápiz de grafito o el color que prefieras. Calcar los dibujos propios es un buen ejercicio para aprender a hacer acabados. o Haz uso de punteado, puntos, rayas y marcas aleatorias para dar a tus dibujos la forma, textura y tono que quieras. Estas tipos de trazos, nos servirán para personalizar más nuestros dibujos.

o No utilices reglas en las líneas. Dibuja siempre a mano alzada aunque tengas que hacer trazos rectos. o No dediques demasiado tiempo a sombras o acabados de un boceto, recuerda que es sólo un boceto.

o Busca tu estilo personal, usando los colores que más te gusten, usando línea o no, haciendo sombras y volúmenes o dejando los colores planos. Puedes procurar ser realista en tus obras de arte, darles un toque de fantasía, hacer los dibujos recargados o bien simples… ¡tú eliges, pues eres el artista!

o Puedes esbozar tus dibujos con lápiz de color azul claro. A menos que hagas mucha fuerza cuando dibujes, las líneas en azul apenas molestarán si estás dispuesto a terminar tu dibujo con

Otros consejos: - Dibuja de la forma más cómoda posible para tu espalda y cuerpo en general, te permitirá concentrarme más en tu dibujo y conseguirás mejores resultados.

- Aceptar consejos siempre es bueno para el aprendizaje. Acepta humildemente los consejos, sobre todo si vienen de aquellos que sabes que dibujan mejor que tú.

- Copia los dibujos que más te gusten de otras personas, pero hazlo sólo para aprender técnicas y soltar la mano. Lo ideal es que aprendas a hacer tus propios dibujos.

- Dibuja todos los días aunque sea solo sea un ratito o poca cosa. - Nunca olvides llevar un cuaderno de dibujo y lápiz, se puede dibujar en una sala de espera, esperando al autobús y casi en cualquier parte.

- Dibuja muchos círculos, cubos, cilindros y formas básicas para practicar la perspectiva. 26


- No esperes tener un dibujo perfecto tras el primer intento, casi nunca pasa. Por lo que es mejor tener paciencia, y dedicarle mucha práctica. - Muchas personas desconocen que saben dibujar por no haberlo probado… ¿tú también vas a privarte de ser un artista?

RESUMIENDO: 1º observa 2º dibuja suave 3º retinta 4º colorea, sombras y volúmenes

27


5. CALCAR HOJAS SECAS. IMPRIMIR CORTEZA DE UN ÁRBOL

CALCAR HOJAS SECAS

Coge algunas hojas secas que hayan caído de los árboles al suelo. Busca un folio y ceras o lápices de colores. Elige las hojas que más te gusten y ponlas sobre la mesa. Encima pon el folio en blanco, y ráyalo con los colores suavemente hasta conseguir el dibujo de una hoja seca. Si usas colores ocres, rojizos y amarillentos, le darás un toque muy otoñal.

IMPRIMIR CORTEZA DE UN ÁRBOL

Ejemplo de una hoja calcada. 28

Primero dibuja la silueta de un hermoso tronco, solemne, tosco o fantástico.

Luego rellena su silueta con la impresión de la corteza de un árbol. ¡Ya tienes un bello tronco de un árbol!

Ahora puedes dibujar las hojas, calcar algunas hojas secas para darle mayor realismo, ¡o incluso pegar sobre el dibujo unas cuantas hojas de verdad!

Firma tu árbol-dibujo, ¡y recuerda que si lo haces en un árbol de verdad le estás haciendo una herida a un ser vivo!


29


6. IMPRENTA PATATA

Materiales: a. b. c. d.

Una patata. Un chuchillo o cúter. Papel. Témperas.

Se corta la patata por la mitad, o se trocea en pedazos más pequeños pero siempre gruesos.

Uno de los lados debe ser completamente plano.

En ese lado plano, con un cuchillo o cúter, se hace un relieve con alguna forma: una cabalaza, una hoja, una manzana o una flor de crisantemo para darle un toque más otoñal.

Cuando tengamos nuestra talla terminada, mojamos nuestro sello con témpera. Elige colores cálidos como el amarillo, el naranja, el rojo… Recuerda que usamos estos colores porque son los propios del otoño.

Verás que podrás hacer muchas estampaciones con la misma pintura, y comprobarás como cada vez saldrán marcas menos coloreadas. Juega con esta posibilidad para hacer algo realmente original.

Al principio el papel quedará demasiado manchado por el exceso de pintura, pero después conseguirás texturas muy originales. Si no quieres manchar demasiado tu obra, ten a mano otro papel para limpiar un poco tu sello antes de hacer más estampaciones.

Ahora que sabes cómo hacerlo, haz lo mismo pero con cualquier cosa que te guste más: flores, tréboles, peces, pájaros…

¡Talla todas tus iniciales y hazte un cartel otoñal para la puerta de tu habitación con tu nombre! 30


31


7. PARA SABER SIEMPRE LOS DÍAS QUE TIENE CADA MES

“30 días tiene noviembre, con abril, junio y septiembre. De 28 sólo hay uno, y los demás 31”

Puede que no siempre recuerdes este dicho popular, así que para recordar los días de cada mes sólo necesitas cerrar el puño y utilizar los nudillos. Este truco lo puedes hacer como se indica en el dibujo, con los dos puños juntos, o usando una sola mano siempre y cuando continúes contando por un nudillo una vez hayas acabado con la primera mano.

Los meses que coincidan con nudillo tendrán 31 días y a los que les toque hueco solo tendrán 30. Así enero, marzo, mayo, julio, agosto, octubre y diciembre tienen 31 días y el resto 30. Febrero es la única excepción, pues suele tener 28 días salvo los años bisiestos, que tiene 29.

32


Si prefieres hacerlo usando solamente un puĂąo, tendrĂĄs que empezar por el nudillo de enero una vez que llegues a julio. 33


8. PREPARAR UN CUADERNO DE CAMPO DEL NATURALISTA. DIARIO DE CAMPO

CUADERNO DE CAMPO El cuaderno de campo nos sirve para registrar a todos aquellos animales, hongos, plantas y otros seres de la naturaleza como minerales y fósiles que encontramos a nuestro paso. De ese modo no sólo los recodaremos, sino que podremos estudiar nuestro entorno natural de una forma más divertida y activa.

 Cuaderno de campo para anotaciones: Puedes comprar un cuaderno en la papelería, o bien puedes usar los papeles que más te gusten en color, textura y tamaño y mandarlos a encuadernar en una imprenta o copistería. Asegúrate antes de que se pueda trabajar bien sobre ellos. Para las portadas deberías usar cartulina u otro material más resistente y duro para proteger al cuaderno.

Recuerda que puedes personalizar tu cuaderno con dibujos, fotos, o forrándolo con hojas de periódico, revistas ¡o incluso hojas de árboles! También puedes usar un archivador de anillas de forma que siempre podrás ordenar, añadir o quitar tus fichas a tu antojo. Materiales: cuaderno tamaño cuartilla y lápices de colores.

 Cuaderno de campo para ilustraciones: Lo más cómodo es tener un cuaderno de tamaño cuartilla para poder llevarlo a donde quieras con facilidad. No obstante, si lo que quieres es hacer un cuaderno de pinturas o dibujos propiamente dicho, sería conveniente que los papeles fueran más

grandes. Lo ideal es tener un cuaderno de hojas apaisadas para no sólo dibujar un animal o una planta, sino todo un paisaje. Materiales: bloc de dibujo, lápices de colores y pinturas.

DIARIO DE CAMPO En el diario de campo podrás ir anotando cada día la fecha y el lugar al que vas y si allí ves algún animal o alguna planta, si llueve o hace sol, si frío o calor… También habrá días que por cualquier motivo no puedas salir al campo, así que sencillamente anota qué actividad has realizado relacionada con la naturaleza como estudiar los ecosistemas en el cole, ver un documental, leer una guía de animales, cuidar a tus mascotas, o visitar la granja de un familiar.

34


Ahora que tienes tu cuaderno o tu diario de campo… ¿a qué estás esperando por ir en la búsqueda de animales, plantas y minerales? 35


9. HACER UN CUADERNO. ENCUADERNACIÓN

¿Te gustaría tener un cuaderno hecho enteramente por ti? Podrás usarlo como cuaderno de campo o como un bloc de dibujo si lo haces con hojas más grandes y apaisadas. Antes que nada, hay que aclarar algunas cosas para que no te líes:

- Una cuartilla es un folio divido en dos. - Una octavilla es un folio divido en cuatro, luego es una cuartilla dividida en dos.

Si no tienes cuartillas ni octavillas en casa, y no las encuentras en las librerías o papelerías, tendrás que cortar folios por la mitad, y las cuartillas a su vez por la mitad para conseguir octavillas. Así obtendrás tus papeles a la medida.

¿Cómo cortar un papel por la mitad para que salga «casi» exacto? 

Haz coincidir sus cuatro esquinas lo mejor posible.

A continuación dobla bien el papel.

Desdobla el papel y ayudándote con una regla para cortarlo con un cúter por la marca que ha dejado el pliegue. El cúter se desliza inclinado para que corte mejor. ¡No pongas la mano por delante de la dirección a la que va el corte! Siempre coloca tu

mano al lado, sujetando bien la regla. 

También puedes cortar los folios con tijeras, guiándote con el doblez del papel o repasa varias veces el pliegue entre la uña del pulgar y la yema del dedo índice. Luego extiende el papel, y con cuidado, ve separando las dos partes iguales hasta obtener tus dos mitades.

Al folio también se le llama A4 y mide: 21,0 x 29,7 cm. A la cuartilla se le llama A5 y mide: 14,8 x 21,0 cm. A una octavilla se le llama A6 y mide: 10,5 x 14,8 cm.

36


ENCUADERNACIÓN RÚSTICA: Materiales: - 1 recambio de 100 octavillas. - 2 cuartillas. - Lápiz. - Regla. - Cordel. - Barra de pegamento. - Cartulina. - Lazo fino de tela. - Punzón, cúter o aguja. - Tijeras. - Segueta. - Martillo. - Prensa, si se tiene. Escoge la cartulina y el lazo a tu gusto. El lazo no debe ser más ancho de un centímetro

Es la hora de hacer tu cuaderno:

1º Coge una octavilla y hazle marcas de lápiz en los centímetros 4, 5, 10 y 11 en uno de sus laterales.

3º Coge el taco de 100 octavillas, o tantas hojas como necesites hasta hacer un mazo con un grosor de 1 cm. 4º Coloca bien el mazo de octavillas, como cuando terminas de barajar las cartas de una baraja. 5º Prensa el mazo con la hoja marcada arriba, para usarla como guía. Si no dispones de una prensa, pide ayuda a alguien para que fije bien los papeles contra una mesa. 6º Coge la segueta y con el pelo de segueta en vertical, comienza a cortar. El corte lo harás cada vez que bajes la segueta, pues la sierra del pelo de segueta estará orientada hacia el mando de la misma. Corta todo el mazo por las 4 rayas de un centímetro que dibujaste en el paso 2º.

2º Raya hasta un centímetro desde cada marca hasta el lado opuesto del papel.

37


7º Coge dos trocitos de cordel de unos 10 ó 15 cm. cada uno. Téjelos en las ranuras del mazo haciéndole nudos. Cada nudo ha de estar en un lado del mazo.

12º Coge una cuartilla y la dóblala por la mitad. Acto seguido unta de pegamento toda la superficie de uno de los lados del mazo. Pega la cuartilla (doblada en dos) por uno de sus lados. Luego pega la otra cuartilla del mismo modo en el otro lado del mazo.

8º Corta los rabillos que sobresalen dejando 1 cm. de cordel. 9º El nudo se aprieta bien, y se martillea hasta dejarlo completamente aplastado.

13º Pega el lazo a lo largo del dorso del mazo de forma que sólo sobresalga por uno de sus extremos.

10º Despelucha los rabillos que has dejado sin cortar hasta que queden las puntas del cordel completamente destrenzadas.

14º Coge la cartulina y recórtala de modo que le sobre cubierta al cuaderno por dos de sus lados.

11º Pega los rabillos destrenzados en plano sobre el papel intentando separar en abanico todas las hebras del cordel.

15º Pégala bien por cada superficie: empieza por un lado, luego el dorso, y finalmente el otro lado. Haz coincidir el mazo con una de las esquinas de la cartulina para no tener que recortarla después por esos dos lados. Dobla y amolda la cartulina al cuaderno antes de seguir pegándola. 16º Con ayuda del cúter, y con cuidado de no rebanar las hojas del cuaderno, recorta la cartulina a medida de la cubierta. 38


¡OJO!: Consejos para pegar:

Si lo deseas puedes dejar un poco del borde de la cartulina por cada uno de los lados del mazo para darle otro aspecto a tu librito. Con que dejes medio centímetro por cada lado a la hora de cortar será suficiente.

- Unta bien al menos una de las superficies sin dejar ningún sitio sin pegamento. - Cuando pegues, empieza por un lado y termina por otro para que no queden burbujas de aire. - Desliza la mano o cualquier objeto aplanado sobre el papel a pegar para garantizar su adhesión.

¡Perfecto!, ya tienes tu primer cuaderno elaborado enteramente por ti. ¿Has pesado qué otras utilidades puedes darle?: - Agenda. - Diario personal. - Álbum de pegatinas. - Etc.

Así se usa un cuchillo: CONSEJO DE SEGURIDAD: Contar con el cúter o la segueta es el momento más peligroso, así que es conveniente la colaboración y presencia de un adulto. ¡Nunca pongas la mano por delante de un cúter, unas tijeras, seguetas o cuchillos!

Las manos nuca deben estar por delante de la dirección a la que va el corte.

39


10. REUNIR OTROS MATERIALES: cámara de video y de fotos, prismáticos, lupa, grabadora de sonidos ambientales, etc.

distancia a la que nos encontramos de los objetos y seguir éstos en movimiento. Los prismáticos se deben usar moviéndolos lentamente en busca de algo que te interese observar. Para conseguir un buen enfoque una vez tienes localizado algo que te guste, gira el enfoque hasta conseguir una imagen nítida.

«Observar», como todo, es algo que se puede mejorar con la práctica. Así, si observas frecuentemente las cosas con unos prismáticos, es posible que cada vez encuentres más cosas interesantes en las que detenerte.

LUPA: Una lupa es un instrumento óptico, generalmente con un mango, cuya parte principal es una lente cóncava que se emplea para obtener una visión ampliada de las cosas. Con la lupa podemos estudiar, de forma muy detallada, estructuras macroscópicas como por ejemplo, nuestra propia mano, el moho del pan o la formación de una hoja.

¿Qué más te gustaría ver como nunca lo habías visto antes? Antes de usar la lupa debes saber que ésta puede provocar incendios, quemaduras en la piel o en la ropa. Para evitar esto, no concentres los rayos solares con tu lupa sobre ningún punto fijo. CÁMARA DE FOTOS: PRISMÁTICOS: Una cámara fotográfica es un dispositivo que sirve para capturar imágenes fijas o lo que es lo mismo, para hacer fotos. Existen cámaras que necesitan de revelado en papel para poderse ver las fotos (cámaras analógicas), y otras más cómodas que toman imágenes mediante tecnología digital (cámaras digitales).

Comúnmente llamados binoculares, gemelos o largavistas. Es un instrumento óptico que nos permite ver las cosas que están lejos, acercando la imagen y viéndola como si estuviera cerca. Los prismáticos poseen un par de tubos. Cada tubo contiene una serie de lentes y un prisma. Gracias a las lentes de los dos tubos, podemos apreciar la 40


Las cámaras digitales te dan la posibilidad de un fácil y rápido revisado de las fotos en el mismo momento que las haces, y la posibilidad de borrar aquellas que no te gusten. También ofrecen la ventaja de poder hacer un retoque fotográfico posterior con la ayuda de tu ordenador personal una vez en casa.

- ANILLO DE ENFOQUE: nos permite conseguir una imagen más o menos nítida, o lo que es lo mismo: clara, limpia, precisa y sin borrones. ANILLO DE APERTURA DEL DIAFRAGMA: es el mecanismo que controla la profundidad de campo. Esta profundidad de campo es la porción de imagen que aparecerá enfocada, como hemos dicho antes, clara y limpia. De esa manera podremos enfocar no sólo cosas cercanas sino también lejanas.

¿Tienes una cámara de fotos? ¡Experimenta ya con tu cámara para hacer todo tipo de fotos trasteando todos los botones y sus funciones! - VISOR: sirve para mirar por él y así saber qué saldrá en tu foto.

- DISPARADOR: sirve para hacer la foto presionándolo.

-OBJETIVO: es el conjunto de lentes por la que se capta la imagen del exterior.

- FLASH: es un dispositivo que actúa emitiendo un fogonazo de luz para iluminar aquello que queremos fotografiar. De esa manera la foto no saldrá oscura en caso de que haya poca luz en el ambiente.

- ANILLO DE ZOOM: sirve para conseguir un efecto de acercamiento o alejamiento de la imagen que queremos fotografiar. 41


CÁMARA DE VIDEO: Con ella podrás registrar imágenes en movimiento con sonido. Al igual que las cámaras fotográficas, las hay analógicas y digitales. Las analógicas son las que necesitan cinta de video para poder grabar, mientras que las digitales requieren de memoria digital para poder almacenar los datos. Como ocurre con las cámaras de fotos, las cámaras de video digitales te dan la posibilidad de revisar tus grabaciones sobre la marcha y así decidir si las guardas o las borras dejando espacio en la memoria para nuevas grabaciones. En casa, podrás trabajar también con estos archivos de video para hacer películas o combinarlos con música.

Las cámaras de video suelen presentar los siguientes componentes: - VISOR y PANTALLA: para ver más fácilmente la imagen que vamos a grabar. - OBJETIVO: por donde captar la imagen. - ZOOM: para acercar o alejar la imagen. - BOTÓN DE ENFOQUE: para conseguir imágenes de mejor calidad y que no queden borrosas. - BOTÓN DE GRABAR: apretándolo comenzarás el rodaje o lo interrumpirás volviéndolo a apretar. - CONSOLA DE REPRODUCCIÓN DE VIDEO: gracias a la cual podrás reproducir, detener, o rebobinar las grabaciones de tu cámara.

* Recuerda que cada artículo viene con su manual específico de instrucciones en el que aprenderás mucho mejor cómo manejar tu cámara.

El trípode araña lo puedes ajustar a todo tipo de lugar.

42


¡CONSEJO!: Siempre que tengas que fijar tu mirada en un punto con tus prismáticos y que éstos no se muevan, siempre que quieras que te salga una foto más enfocada o estés grabando un video, respira tranquilo, para controlar mejor tu pulso. ¡A veces incluso tendrás que aguantar la respiración por un instante!

TRÍPODES: Hazte con un trípode para hacer fotos y videos cuando haya menos luz, como ocurre en otoño o en los atardeceres. De esa manera las fotos no saldrán tan borrosas o movidas. Si no tienes trípode, puedes dejar tu cámara posada en algún sitio seguro como una mesa, un poyete o cualquier lugar del que no se pueda caer al suelo, a una acequia, ¡o a un montón de estiércol!

GRABADORA DE SONIDOS: ¿Conoces los trípodes articulados? Sus patas se doblan a tu antojo y se amoldan a todos los lugares, así que ¡ya puedes hacer fotos desde cualquier ángulo! (ver dibujo de la página anterior).

- Comienza la grabación así que silencio, respira tranquilamente y sin hacer ruido… Como grabadora de sonidos usaremos un grabador digital de voz al que conectaremos unos micrófonos siempre en estéreo. También se puede encontrar en el mercado aparatos más sofisticados especializados en la captura y almacenamiento de sonidos a larga distancia. De todas formas, para hacer buenas grabaciones no sólo hace falta tener una grabadora, sino más bien mucha paciencia y saber dónde, cuándo y qué vamos a escuchar. En resumen, grabar sonidos es más un trabajo de naturalistas que de técnicos.

Cámaras resistentes para niños.

Al igual que con las cámaras de video, podemos encontrar cámaras de fotos infantiles, para niños a partir de los tres años. Estas cámaras son más resistentes a los golpes y realizan fotos como las de los adultos.

Con nuestra cámara podremos grabar un atardecer, cómo caen las hojas de los árboles o como corre el agua de lluvia en los cristales de nuestra ventana.

Grabadora de sonidos a larga distancia. 43


44


INVIERNO

45


11. APRENDE ADIVINANZAS, CHISTES Y ACERTIJOS. TRABAJENGUAS Y CANCIONES DE CORO Y COMBA. INVENTA TU ADIVINANZA DEL INVIERNO

ADIVINANZAS

El carbón Un trozo de oscuridad que se vuelve claridad y a la vez que da calor nos ayuda a cocinar.

El jamón Soy pata de un animal que ayer en la dehesa estaba: soy manjar apetecido en bocadillos o en tapas.

Muñeco de nieve Con la nieve se hace y el sol lo deshace.

La nieve Sábana blanca, hilo no, tierra cubre, que agua no. CHISTES

- Mamá, ¿cómo nací yo? - Fuiste un regalo de los Reyes Magos. - ¿Y tú? - Yo fui encontrada dentro de una col. - ¿Y la abuelita? - La encontraron en una lobera del monte. Entonces… ¿es que nunca ha habido un nacimiento normal en esta familia?

ACERTIJOS 

¿Qué se necesita para encender la chimenea? - Que esté apagada.

Los perros suelen dar algunas vueltas sobre su mullido cojín antes de echarse a dormir, ¿sabes a qué vuelta se echan? - Después de dar la última.

46


TRABALENGUAS Un limón y medio limón, dos limones y medio limón. Dos limones y medio limón, tres limones y medio limón. Tres limones y medio limón, cuatro limones y medio limón…

¡Puedes además hacer un JUEGO con este trabalenguas!: Pueden jugar todos los jugadores que lo deseen. Se sientan todos formando un círculo. Se cuentan cuántos jugadores hay, y cada jugador elige un número a partir del uno. El jugador número uno, comienza llamando a otro jugador por el número que éste tuviera:

En este caso, el que tuviera el número siete debe seguir el juego para llamar a otro número:

- Siete limones y medio limón, tres limones y medio limón. Y así hasta que alguno falle. Al que se le trabe la lengua, empezará por su mismo número para llamar a otro jugador por su número.

- Un limón y medio limón, siete limones y medio limón.

CANCIONES DE COMBA Tengo una muñeca vestida de azul, con su camisita y su canesú. La saqué a paseo, se me constipó, la tengo en la cama con mucho dolor.

PARA CANTARLE A LOS MÁS PEQUEÑOS Cinco lobitos tiene la loba, cinco lobitos detrás de la alcoba, cinco tenía cinco criaba, y a todos ellos tetilla les daba. 47


¿Cómo inventar una adivinanza? a) Piensa en lo que más te guste del invierno: la nieve, el campo y sus árboles sin hojas, el frío en la cara, una tarde junto a la chimenea o la encantadora Navidad.

A mí me gustan mucho los olivos, y en invierno se recogen las aceitunas. b) Cuando lo hayas pensado, anota sus características más conocidas.

Los troncos de los olivos se hacen más gruesos y rugosos conforme van envejeciendo. Sus pequeñas y afiladas hojas parecen de color plateado o gris cuando las miras desde lejos. Las aceitunas se ven redonditas cuando están listas para la recolecta. El aceite de oliva es uno de los alimentos más nutritivos y sanos, y su color recuerda al oro.

c) A continuación describe por encima aquello que quieres que adivinemos dando algunas pistas para que podamos descubrir de qué se trata. Puedes usar como pistas las características que antes apuntaste.

Somos de cuerpo grueso y rugoso, y tenemos el pelo de plata. Damos unos frutos muy pequeños que por todos son queridos. De ellos se extrae el aceite más valioso; tanto, que se podría decir que es como oro para el paladar. d) Retoca tu adivinanza las veces que haga falta hasta conseguir darle un estilo más poético buscando rimas como: «perro» con «berro»; o «perro» y «pelo». Si bien no acaba cada frase con las mismas consonantes y vocales, al menos busca acabarlas con las mismas vocales. Eso será suficiente:

… malo … palo e) Intenta que cada frase sea igual de larga o corta:

Aquel hombre malo le dio un buen palo. También puedes jugar a poner frases más largas seguidas de otras más cortas; pero las largas deben de ser igual de largas, y las cortas igual de cortas entre sí.

En un buen día que no hacía calor, vino mi tía a regalar su amor. Prueba a canturrearla para ver cómo queda tu métrica. f) Firma tu creación con tu nombre o si quieres invéntate un nombre artístico. 48


g) Disfruta viendo a tus amigos y familiares pensando qué será lo que hay que adivinar y la sonrisa que dibujan al descubrir de qué se trata.

«Árbol de plata soy, más néctar de oro doy... ¿Quién soy?»

J. V. V. del Rey

49


12. ESCRIBE UN CUENTO DE INVIERNO

Los lobos del alud En un tiempo no muy lejano, vino un invierno tan río tan frío que la comida comenzó a escasear en las montañas nevadas. Los lobos de la comarca tenían tanta hambre que cada vez se acercaban más a los poblados humanos para ver si allí podían encontrar algo de comer. Se dice, incluso, que vieron un lobo saciando su hambre con las naranjas caídas de un naranjo ya que los sabrosos rebaños estaban muy bien protegidos en sus rediles. Los hombres, ni siquiera consentían que se acercasen los lobos a por las naranjas mustias del suelo, así que recibían a estos animales con escopetas disparándoles a matar. No obstante, había una mujer de cabellos rojos que se apiadó de estos animales y los alimentó durante los meses helados. Ella pensaba que los lobos también tenían derecho a vivir y a ganarse la vida. Por este motivo, caminaba por la nieve hasta el monte, y allí les brindaba cualquier cosa de carne que les hubiera reservado de las matanzas.

Una tarde-noche regresaba la mujer de ver familia en la aldea vecina, cuando tuvo la mala suerte de ser sorprendida por un alud que procedía de la montaña. La mujer desapareció sepultada por la nieve cuando un lobo la vio. El lobo aulló para que acudiesen los demás lobos de su jauría, y entre todos desenterraron a la moribunda aldeana. Luego, varios lobos se acurrucaron alrededor de la mujer para darles su calor y así pasaron la noche. Al la mañana siguiente, la mujer despertó y los lobos se alejaron monte arriba. Ella regresó a la aldea y allí contó el acto heroico de los lobos; pero nadie quiso creerla… contando las malas lenguas: - ¡Qué tonta está la desgraciá! Y colorín, colorado, este cuento se ha acabado.

50


Escribe tu propio cuento de invierno: a) Puedes pensar en cómo se encuentra el campo entre los meses de diciembre a marzo, qué animales te puedes encontrar en el campo durante esta estación y cómo se relacionan entre sí, cómo es la cosecha de aceitunas y coles, o los colores tan vivos de las naranjas y los limones en los frutales. También puedes pensar en el viaje que hicieron los tres Reyes Magos de Oriente tras la Estrella de Belén, o el alegre Papá Noel fabricando regalos para todos los niños con ayuda de enanitos y animales del bosque.

amistad, un amor imposible que acaba bien, una traición, un sentimiento, etc. También puede ser algo que quieras que la gente aprenda o conozca, como la razón por la que el día de san Valentín se le llama también día de los enamorados.

Yo quiero hablar de los malos entendidos y la mala comunicación, la cuales suelen traer grandes problemas. c) Si aún no tienes muy claro qué vas a contar, crea unos pocos personajes: con dos o tres personajes será suficiente. Verás como ahora sí puedes inventar alguna relación entre los protagonistas, de forma que tu historia puede ir tomando sentido.

A mí me gustan todos los animales del bosque. Me llama mucho la atención cómo los osos pasan todo el invierno hibernando en sus cuevas y cómo algunas liebres cambian su pelaje pardo por un reluciente pelaje blanco como la nieve.

Como antes comenté, he pensado en los osos pardos y las liebres variables. De hecho, los protagonistas serán una liebre y un oso. El oso pardo se retira a su caverna para pasar el invierno durmiendo en su estado de hibernación.

b) Ahora piensa en algo que te gustaría que pasase o cualquier cosa que quieras contar: una idea, una aventura, una discusión, una

51


--… y colorín colorado, este cuento se ha acabado. … y juntos vivieron felices para siempre y comieron perdices. f) Es posible que tengas de dejar dormir y reposar tu cuento, para volverlo a leer pasado unos meses. Así sabrás corregirlo mucho mejor y darles unos últimos retoques.

¡No olvides donde guardaste tu cuento! g) Por cierto… ¿se te ha olvidado poner título a tu cuento? Piensa en uno que tenga menos de diez palabras. Recuerda que el título debe decirnos a los que aún no hemos leído tu cuento sobre qué va la historia, quiénes son los personajes, el lugar donde acontecen los hechos o el tiempo cuando transcurre todo. ¡Ojo! Tampoco des muchas pistas de lo que va a pasar a continuación; de lo contrario ya no habrían sorpresas.

La liebre variable, que suele vivir en climas donde el invierno es frío y nevado, se llama así porque es capaz de cambiar su pelaje pardo de verano por otro completamente blanco para los meses de invierno. Esto lo hace para que los depredadores no la puedan ver cuando está todo nevado y tan blanco como ella. d) También has de pensar en el lugar donde van a pasar todas estas cosas. Imagina un sitio no muy grande como un pueblo, una casa, un barrio, un valle...

Yo pude elegir entre los siguientes títulos: «La liebre variable y el oso bonachón» - No está mal...

Imagino un bosque de altos pinos completamente nevado. Si te fijas bien, puedes ver alguna que otra madriguera entre las frías piedras. También se pueden contar unas pocas huellas en la nieve que nos recuerdan que durante los fríos inviernos hay animales que continúan su actividad.

«La liebre intranquila y el oso dormilón» - Este título desvela demasiada información de cómo son los personajes. «El oso se echó a dormir y la liebre no lo sabía» Título demasiado largo y enrevesado…

e) Elabora bien tu historia hasta que quede como a ti te gusta. No te extiendas mucho en las explicaciones e intenta incluir alguna sorpresa para hacerla más divertida. Puedes empezar y acabar como en los cuentos de toda la vida:

Al final me gustó más: «La liebre blanca y el oso» h) Cuando des por concluido tu cuento, no olvides poner tu firma, el lugar donde lo escribiste y la fecha de cuando lo terminaste. Usa nombre artístico si lo deseas.

Había una vez… Érase una vez… Hacía, mucho, muuuucho tiempo, había… 52


La liebre blanca y el oso

Había una vez, en una región que quedaba muy al norte, una joven liebre muy alegre y juguetona a la que siempre le gustaba reír y pasárselo bien con sus amigos del bosque. Un buen día de verano pensó que podría hacer una fiesta para reunir a sus amigos, de ese modo les brindaría comida y bebida, además de inventar muchos juegos para disfrutar juntos. A la fiesta acudieron todos los animales del bosque y la montaña. Tan bien lo pasaron que decidieron repetir pronto.

La liebre era muy amiga de todos ellos, pero en la fiesta le presentaron a un animal que aún no conocía: el oso pardo. Un enorme animal, bonachón y tierno que además tenía el pelo tan oscuro como el de ella. Lo cierto es que se hicieron grandes amigos desde un primer momento. A la liebre le gustaba mucho lo tranquilo que era, en comparación a lo inquieta que era ella. De hecho, la liebre se tranquilizaba nada más verlo o hablar con él; y esa sensación nueva le encantaba a la joven. - ¡Qué gracioso es este oso! 53


Celebraron más de una fiesta antes de que llegase el invierno. Y a todas ellas acudía también su nuevo amigo el oso.

Por fin se avecinaba la primavera, aunque todavía quedaba algo de nieve en el bosque. La liebre aún lucía su impecable manto blanco, así que decidió dar una última fiesta de invierno para enseñarle su precioso pelo a su amigo el oso antes de que ella se volviera de nuevo parda. Nuevamente los amigos, las risas y los juegos. Nuevamente, vinieron todos menos el oso solitario…

Pasaron los meses, y después del otoño, vino el invierno.

-¡Ay! qué soso es este oso… Algo decepcionada por la amistad del oso, la liebre llegó incluso a olvidar a su grandote amigo. Tanto tiempo pasó que llegó la primavera con sus coloridas flores, y la liebre dejó de ser blanca para hacerse del color de la tierra y el matorral. Un buen día la liebre salió a correr divertidamente por el bosque cuando se encontró con el oso… La liebre había cambiado por completo su pelaje pardo, por otro más mullido y blanco. Ella se veía tan guapa así, que quiso enseñarles a todos su nueva apariencia y sobre todo jugar al escondite… ¡pues nadie la encontraría tan blanca entre tanta nieve! Llegado el momento, todos vinieron menos su amigo el oso. Ella al principio pensó que él no habría podido asistir sin más, así que no le dio importancia. Además aún quedaban muchas fiestas por celebrar a lo largo del invierno, así que decidió pasárselo bien con los amigos que sí habían venido. ¡Todos estaban fascinados con su nuevo y limpio pelaje de nieve! Pasados unas semanas decidió celebrar otra fiesta, y de nuevo el oso no asistió. Esta vez sí se quedó triste pues aún no sabía nada de él, y creyó que tal vez el oso no quería ser más su amigo. - Pasaron aún más semanas… 54

-

¡Buenos días amiga liebre! - dijo el oso sonriendo.

-

Hola oso… - respondió la liebre sin mucho entusiasmo.

-

¿Qué te ocurre?, ¿no te encuentras bien? le preguntó el oso al ver la inusual falta de alegría en su amiga la liebre.

-

Pues… ¿la verdad?: me gustaría saber por qué nos has querido asistir a mis fiestas de invierno. Vestía un luminoso traje blanco que te quería enseñar, y al final ni lo has visto.

-

Vaya liebre, lo siento… no sabía nada… yo estaba en mi caverna y de allí no he salido en todo el invierno porque estaba hibernando. ¡Ojalá hubiera podido ir a tus fiestas y poder ver tu lindo traje de invierno! – contestó desanimado el oso.


-

Entonces… ¿seguimos siendo amigos? – preguntó sonriente la liebre.

-

¡Pues claro tontorrona! ¡Que no haya podido asistir no quiere decir que no haya querido ir a verte! – respondió el gigante oso con una lagrimilla en el ojo.

Y así los dos amigos continuaron su hermosa amistad por siempre, y desde entonces aprendieron que las cosas hay que hablarlas para que se solucionen sobre la marcha.

-

Además – continuó el oso, - se me ocurre una idea para que el año que viene me puedas enseñar tu pelaje blanco.

Llegaron muchos inviernos más, y la liebre siempre visitaba al oso por Año Nuevo para celebrar en la caverna del oso un nuevo año para una vieja amistad…

-

¿Cuál oso?, ¿dime?

-

-

Una idea estupenda!

estupenda

oso,

¡Una

idea

Y así, por siempre vivieron felices aunque a veces se tocasen las narices.

Yo no puedo salir de mi caverna durante el invierno por culpa del frío, pero tú si puedes venir a verme. ¿Qué te parece?

J. V. V. del Rey

55


13. DEDICARLE UN POEMA AL INVIERNO

«Nos gusta el invierno, ¿por qué nos gustará? Por la nieve blanca y por la Navidad. El frío de invierno tiene una solución: el gorro, el abrigo y la calefacción.» --EL INVIERNO «Los días son fríos, las noches son largas y el viento del norte silba en la ventana.»

¿Te animas a hacer un poema? Busca un lugar en el que te sientas cómodo para aislarte por un instante y quedarte sólo con tus pensamientos.

Materiales: -

Papel. Lápiz, bolígrafo o pluma. Libros de poemas, canciones. Paciencia para inspirarte.

Una vez que hayas encontrado tu lugar de escritura, quédate en él y relájate viajando con tu imaginación por las cosas que ves, recuerdas o sueñas. Pronto te vendrán ideas sobre el campo, el

bosque, los animales, el tiempo, etc. y pensamientos o sentimientos como la alegría, la ilusión, el deseo, el dolor, la tristeza, la furia, la desilusión, el miedo, etc. 56


- CONSEJOS PRÁCTICOS: Piensa en el invierno, las cosas que te gusten de él, cómo es la cosecha durante estos meses, cuáles son las comidas típicas de entonces o qué animales sueles ver cuando vas al campo o la montaña. Es una época de frío, pero en los corazones siempre hay calor, sobre todo en la Navidad. También es el momento mágico en el que la nieve blanquea las ramas de los árboles, los tejados y los campos…

A los grandes poetas muchas veces les vienen las palabras solas, pues sienten las cosas tan fuertemente que en ocasiones le sorprende la inspiración y empiezan a escribir cosas realmente bellas. Es posible que no te inspires a la primera, así que ármate de paciencia y constancia, y verás como pronto tendrás momentos en los que las palabras fluyan fácilmente por tu cabeza y tu pluma.

Además puedes escribir un poema de amor a quién tú desees decorando los versos con un día típico de invierno de cielos blancos que anuncian nieve, o soñando un tierno abrazo al amor de la lumbre…

Usa palabras simples y versos no muy largos.

Un poema puede servir también para tener siempre presentes a nuestros amigos y recordarlos mientras jugábamos a lanzarnos bolas de nieve, o cuando construíamos aquel sonriente muñeco de nieve en el pinar.

Usa también los trucos como los que ya hemos comentado antes, procurando que los versos tengan más o menos la misma cantidad de sílabas y buscando que acaben con rimas iguales o parecidas.

¡Hay un sinfín de cosas sobre las que puedes escribir! Así que elige lo que más te guste para hablar sobre eso.

Escribir un poema, puede ser una tarea algo complicada, así que recuerda que no tiene que quedar perfecto: ¡lo importante y más bonito es que escribas lo que realmente te gusta o sientes!

«Blanca la nieve, es blanca su luz, nadie me quiere, ¿me querrás tú?»

J. V. V. del Rey

Si escribiste un poema pensando en alguien… ¿por qué no se lo regalas? 57


14. HACER UN DIBUJO DEL INVIERNO. TÉMPERAS

Materiales -

Lápiz. Pinceles. Témperas de colores. Bloc de dibujo o papel. Dos botes de boca ancha. Recipientes o botes para mezclar colores. Papel higiénico o de cocina.

¿Qué puedes pintar?  Un bosque nevado, un Nacimiento de Belén, bueyes buscando alimento helado bajo el tupido manto de nieve en el suelo, un tímido hombre de las nieves o un joven con bufanda recogiendo las naranjas de su árbol… Echa un vistazo a este libro si no se te ocurre qué hacer con tus pinturas y tu papel.

burro» por ser tan blanco como las panzas de estos animales. Fíjate dónde permanece mejor la nieve o en las formas que adopta el humo de una chimenea vecina… Por cierto ¿has escuchado eso de que eres más raro que un mirlo blanco? Esto se dice porque todos los mirlos son negros; aunque si estás muy atento, quizás veas alguno que no sea del todo negro…

 También puedes ir al monte o a la montaña, y allí mismo dibujar algo que veas y te guste.

Al llegar a casa recuerda todas las cosas que has visto y memorizado. ¿Sabrías dibujarlas como si las estuvieras viendo? ¡Es el momento de poner a prueba tu capacidad de observación!

 Por último, también puedes hacer el siguiente ejercicio: Sal a pasear a distintas horas del día, y presta atención a lo que veas como los colores, los detalles, y también fíjate en la luz. Intenta memorizar las cosas que más te gusten o creas que son extrañas como unos puntiagudos chupones de hielo que crecen de un tejado o el color del cielo al que llaman «panza

Cuando tengas oportunidad, repite el paseo, y contrástalo con tu obra de arte… ¿Te olvidaste de cómo eran los colores de esos pajarillos que acudían al comedero invernal de la casa del guarda?

58


¿Quieres hacer buenas pinturas?

o No le tengas miedo a un papel en blanco, así que ¡a pintar!

o No utilices reglas o ayudas: dibuja siempre a mano alzada aunque tengas que hacer trazos rectos.

o Observa muy bien cada detalle, los colores, si hay mucha o poca luz. Si no aprendes a observar, nunca sabrás pintar.

o Continúa haciendo trazos muy suaves con el lápiz hasta que tengas tu dibujo compuesto y encajado. Hecho esto puedes comenzar a usar las témperas.

o Sería conveniente que hicieras un suave boceto con tu lápiz antes de aplicar las témperas.

o Los botes te servirán para poner el agua que necesitas. Un bote será para tomar el agua para luego diluir el color dentro del bote de la témpera. El otro bote se reservará para enjuagar el pincel cuando vayas a cambiar de color.

o Antes de comenzar a dibujar, entorna los ojos para ver las cosas simplificadas. o Dibuja rápidamente captando las formas básicas y realizando varios bocetos. Toma referencias entre los elementos que estás dibujando y fíjate en las proporciones y el lugar que ocupa cada cosa en el espacio.

o Usa el papel higiénico o de cocina para limpiar y secar el pincel. o Para dar las sombras, entorna los ojos y así diferenciar bien las zonas iluminadas de las oscuras. Entórnalos también para percibir los colores en su conjunto.

o No te olvides de la perspectiva si le quieres dar un toque de realismo a tu dibujo: las cosas de lejos se tendrán que ver más pequeñas que las que están cerca.

59


¿Sabías que mezclando el amarillo, el cian y el magenta se obtienen todos los demás colores?, por eso se les llama colores primarios.

o Usa pinceles de diferente grosor para las diferentes líneas de tu obra pictórica: un pincel grueso servirá para crear un cielo, y un pincel fino para hacer las chispas de un fuego, por ejemplo. o Usa los recipientes para hacer las mezclas de color que vayas necesitando. Con amarillo, cian y magenta puedes obtener todos los demás colores, ¡incluido el negro! No obstante puedes valerte con el amarillo, el rojo, el azul, el blanco y el negro. Así, puedes hacer grises mezclando negro con blanco, verde si mezclas amarillo y azul, naranja si mezclas amarillo con rojo, morado si mezclas azul y rojo y marrón si combinas naranja con azul. Todos estos colores los puedes hacer más oscuros añadiendo negro, o más claros añadiendo blanco.

o Haz diferentes tipos de pinceladas jugando con la presión que ejerces con el pincel: si lo haces suavemente, y casi sin tocar, te saldrán líneas más finas para hacer sombras, texturas y detalles. Recuerda no apretar mucho el pincel sobre el papel. o Busca tu estilo personal usando los colores que más te gusten, usando línea o no sobre los colores, haciendo sombras y volúmenes o dejando los colores planos. Puedes procurar ser realista en tus obras de arte, darles un toque de fantasía, hacer los dibujos recargados o sencillamente simplificados… ¡tú eliges, pues eres el artista!

Otros consejos: - Adopta una postura cómoda para pintar. Eso te permitirá concentrarte más en tu dibujo consiguiendo mejores resultados.

- Aceptar consejos siempre es bueno para el aprendizaje. Acoge humildemente los consejos que te den, sobre todo si vienen de aquellos que sabes que pintan mejor que tú.

- Copia los dibujos y cuadros que más te gusten de otras personas, pero hazlo sólo para aprender técnicas y soltar la mano. Lo ideal es que aprendas a hacer tus propias obras de arte.

- Coge tus témperas y ponte a pintar todos los días aunque solo sea un ratito. 60


- Para saber pintar, primero hay que saber dibujar, así que trabaja también el dibujo.

- No esperes obtener una tempera perfecta en el primer intento, pues casi nunca pasa. Es mejor tener paciencia, y dedicarle mucha práctica.

- Nunca olvides llevar un cuaderno de dibujo y lápiz a todas partes; se puede dibujar en una sala de espera, esperando al autobús y casi en cualquier sitio.

- Muchas personas desconocen que saben dibujar y pintar pues jamás lo han probado… ¿tú también vas a privarte de ser un artista?

RESUMIENDO: 1º observa detenidamente 2º dibuja boceto suavemente con lápiz 3º pinta con témperas

61


15. HACER PAPEL

Si bien el papel debe ser separado para tirarlo en un contenedor especial, nosotros también podemos reciclarlo con nuestras propias manos.

¡Hacer papel reciclado no sólo es divertido y ecológico, sino que además podemos hacer el papel a nuestro gusto!

Materiales: - Hojas de papel usadas. - 1 cubo con agua. - 1 barreño con agua. - 1 jarra (o vaso de batidora). - 1 cuchara de madera (y 1 batidora opcional). - 1 colador. - 1 rejilla fina. - Trozos de tela. - 2 tablas de madera o metálicas. - 1 peso.

Con tu nuevo papel, podrás hacer dibujos, anotaciones, cartas, algún cuadernillo, escribirle una original carta a los Reyes Magos de Oriente o incluso envolver tus regalos de navidad con un precioso papel rústico decorado con hojas de muérdago y pascuero.

▫ Papel- puedes usar cualquier tipo de papel del que dispongas como papel de periódico, de embalaje, revistas, etc. Cualquier tipo de papel servirá siempre y cuando esté limpio de grapas, sin plásticos y otros materiales que pudiera haber.

▫ Peso- como peso usa cualquier cosa que haga prensar bien tu papel: una enciclopedia, una bolsa llena de chinos, o una pesa de gimnasia.

▫ Rejilla fina- las hay específicas para hacer papel reciclado. Si no tienes, usa una criba o tela metálica que encontrarás en cualquier ferretería.

Para conseguir un papel reciclado más atractivo recoge hojas secas, flores, fibras de hierba y demás. Éstas le darán un gran aspecto al resultado final.

▫ Telas- cada trozo debe ser más grande que el tamaño del papel que quieres hacer. Usa retales de una sábana o ropa vieja.

62


¿Cómo se hace el papel reciclado en casa?   

Corta las hojas de papel en trocitos pequeños. Echa todos los trocitos de papel dentro del cubo de agua y déjalos en remojo medio día. Remueve el agua con la cuchara de vez en cuado para que los trocitos se vayan deshaciendo.

  

 

Cuela la pasta de papel sobre el agua sucia del cubo, y viértela ya escurrida en la jarra. Mezcla todo muy bien con la cuchara o una batidora. Cuánto más mezclado esté todo, el papel será menos rústico y mejor se podrá escribir en él. Elige si quieres un papel duro y basto para envolver cuadernos o cajas, o bien quieres conseguir un papel más fino para hacer tus propias cartas o cuadernos.

Vierte el contenido de la jarra en el barreño o palangana, la cual debe estar llena de agua limpia. Coge tanta masa de papel como necesites y distribúyela uniformemente sobre la rejilla. Cuanta más masa uses, más grueso te quedará tu papel.

 

Una vez escurrida el agua de la pasta de la rejilla, vuelca la rejilla sobre el trozo de tela. Cubre la película de pasta de papel con otro trozo de tela.

¡De esa manera se hace una hoja de papel!

63


Para hacer más hojas, tan sólo tienes que repetir los pasos anteriores e ir colocando con la rejilla más mezclas de papel sobre la tela que cubre la página anterior. Entre hoja y hoja, remueve el barreño con la cuchara para tener siempre la mezcla de papel a punto. Repite todos estos pasos hasta obtener una pila de 10 ó 12 láminas de pasta de papel entre sus respectivas telas. Al acabar cubre la pila con otro trozo de tela.

Pon la pila de láminas y sus telas entre las dos tablas de madera o metal, y a continuación le pones el peso encima.

 

64

Cuando el agua haya escurrido, levanta el peso y la tabla para poder separar las láminas de papel de los trozos de tela. Haz esto con sumo cuidado. Deja secar las láminas en un lugar seco y caluroso durante todo un día. Una vez secas, puedes usar el papel para todo lo que quieras.


Crea una gran variedad de tipos de papel usando diferentes hojas viejas, inventando mezclas con colorantes naturales,

añadiendo semillitas, hojas de árboles o restos de hierbas y flores.

¡Pon a trabajar tu imaginación, verás cómo hay un sinfín de papeles que puedes hacer!

¡RECUERDA! No tires más el papel en cualquier sitio o contenedor: guárdalo en una caja y recíclalo tirándolo en sus propios conteneros, o resérvalo para elaborar un papel totalmente nuevo hecho por ti.

65


16. JUGO DE LIMÓN PARA ESCRIBIR TEXTOS OCULTOS. CÓDIGOS SECRETOS

JUGO DE LIMÓN PARA ESCRIBIR TEXTOS OCULTOS ¿Tienes que contarle algo a alguien y no quieres que nadie más se entere? Prueba a escribir textos que no se pueden leer... ¿Cómo es eso?:  Coge un limón y lo exprimes.  Escribe con un palillo, ramita o incluso una pluma el mensaje secreto.  Entrégale el mensaje al destinatario. Pero… si no se lee… ¿qué podemos hacer para leerlo?  Acerca el papel a una bombilla encendida, o al una vela prendida con mucho cuidado de no quemarte ni tampoco quemar el papel.

Verás como poco a poco aparece un texto doradito ¡que por fin podrás leer!

¿Imaginas escribir cartas secretas a tus amigos para que nadie sepa tus secretos o vuestros planes? 66


CÓDIGOS SECRETOS

Para conseguir escribir mensajes mucho más confidenciales, también puedes valerte de tu propio código secreto. ¿Cómo es eso? Muy sencillo inventa un signo, dibujo o letra que corresponda a cada letra de nuestro abecedario. De esa manera podrás escribir palabras y textos que tan sólo podrá entender quién tú quieras. Ahora prueba a entender el siguiente texto; para ello haz uso del abecedario que hay más arriba:

- ¿Qué significa el mensaje de arriba? Como ves, no es tan difícil, así que prueba a inventar tu propio alfabeto y manda textos privados…

67


17. CARTA A LOS REYES MAGOS DE ORIENTE. CABALBATAS Y VISITAS DE LOS REYES A LOS NIÑOS

Ciudad de los Tres Cantos, C/ del Tranvía Nuevo nº 13, 5º D Ágata Pelirrojo

22 de diciembre

Queridos Reyes Magos: ¿Qué tal están Sus Majestades? Yo me he portado muy bien porque estoy estudiando mucho y me porto bien con mis hermanos y amigos del cole. Me gustaría mucho que este año me trajeseis esa casa de muñecas que tanto me gusta mucho. Prometo tenerla ordenada y limpita para que en ella se sientan a gusto las muñequitas. Prometo portarme bien, aunque a veces se me olvide un poco… Así que si os queda ¡también podéis traer un poquito de carbón dulce para todos! ¡Muchas gracias por todo Melchor, Gaspar y Baltasar! Un fuerte abrazo de vuestra amiga, Ágata.

PD. Dejadme escrito en una nota si os pongo miel, azúcar o cacao en vuestros vasos de leche para el año que viene.

68


¿Cómo se escribe una carta?

Para que Los Reyes sepan siempre que la carta que tienen es tuya, escribe tu dirección completa y pon tu nombre y apellidos como en la carta anterior.

muy caras, pues debes pensar que los Reyes tienen sólo una noche para repartir todos los regalos. Cuando hayas pedido tus regalos, debes sincerarte y decir si te has portado bien, o quizás un poco regular…

También acostúmbrate a poner la fecha del día que escribes la carta.

Antes de despedirte, dales las gracias a los generosos Reyes, y mándales mucho besitos y abrazos.

A continuación comienza con un saludo cariñoso y respetuoso seguido de dos puntos:

Queridos Reyes Mago: Estimados Reyes de Oriente:

Acaba tu carta poniendo tu nombre y tu firma, ¡y a esperar que los Reyes Magos tengan eso que quieres que te traigan!

Luego puedes preguntar amablemente por ellos, para saber cómo les va en sus países orientales.

Si has olvidado algo mientras escribías la carta, usa el «post data». Escribe P.D. y a continuación aquello que olvidaste incluir en la carta.

Una vez has saludado educadamente, pide aquello que te gustaría que te trajesen ese año. ¡Eso sí! No pidas muchas cosas ni tampoco cosas

P.D. Olvidé deciros esto y lo otro… 69


70


Estos son los datos del remitente y del destinatario que debes incluir en tu sobre: 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8.

NOMBRE Y APELLIDOS CALLE O TIPO DE VÍA Y SU NOMBRE Nº DEL PORTAL O LA CASA PISO, PLANTA O ESCALERA CÓDIGO POSTAL POBLACIÓN PROVINCIA PAÍS En la parte delantera del sobre se pone el REMITENTE, es decir, los datos de la persona que manda la carta. No has de olvidar poner aquí nuestras señas, pues en caso de que el cartero no encuentre la dirección a la que has mandado la carta, éste nos la devolverá.

Lado delantero del sobre. Pega el sello en la parte superior derecha de la parte trasera del sobre, e indica bien a quién va dirigida la carta con su dirección y todo. Estos datos de la persona a la que mandas la carta se llama DESTINATARIO.

Lado de atrás del sobre. 71


¿Tienes sobre? 3. A continuación haz unas pestañitas tanto arriba como abajo. Corta las pestañitas de la parte superior.

Quizás te gustaría hacer tu propio sobre para que la carta esté cargada de más cariño.  -

Materiales:

Papel tamaño folio. Pegamento de barra. Regla. Tijeras.

El papel puede ser el que a ti más te guste: de regalo, colores, cartulina o incluso papel reciclado y elaborado por ti.

4. Pega las pestañas inferiores en las solapas y ¡el sobre ya está listo!

1. Empieza tomando las medidas en el papel, que serán de 14´3 cm de altura en el medio; unas solapas en la parte superior en inferior de 2´5 cm como se ve en la foto, y los costados respectivamente serán de 7 cm por un lado y de 5´1 cm. por el otro. 2. Recorta el papel consiguiendo una forma parecida a una cruz.

Puedes hacer sobres de diferentes tamaños, colores y materiales. Prueba a cortar el borde de la solapa haciendo zigzag y verás que bonito queda.

NOTA: si quieres hacer un sobre para mandar cómodamente un folio, puedes sustituir la medida de 14,3 cm. por otra de 22,5 cm.

72


¿Cuánto me cuesta el sello para mandar la carta? ¡Nada!: recuerda que Sus Majestades son mágicos, así que con un sello que dibujes con todo el cariño será más que suficiente. Eso sí, dibújalo en el lugar donde hay que pegar los sellos normales cuando se trata de una carta ordinaria. Además, podrías dibujar un sello con algún motivo que les guste mucho a los Reyes; como la paz, el amor, la amistad, la bondad y por qué no, algo típico de la Navidad.

chimenea y quienes se las dan personalmente a los Reyes cuando éstos reciben a los niños en algún lugar público. Para estar bien seguro de cuál es la costumbre en tu región, y evitar así que se pierda tu carta, pregúntales a tus padres o a tu tutor y ellos te sabrán aconsejar bien de cómo hacerlo.

¿Cuándo entrego la carta? ¿A qué dirección la mando? Pues lo antes posible, es decir, cuando sepas bien qué es lo que quieres recibir como regalo ese año. ¡Pero ojo! Una vez que hayas mandado la carta no te puedes arrepentir y pedir otra cosa en el último momento, de ser así, ¡imaginad cómo de locos se volverían los Reyes si todos los niños cambiasen sus peticiones días antes de recibir los regalos! Por eso, tampoco es aconsejable mandar la carta en verano, cuando aún queda mucho tiempo hasta la Navidad. Es recomendable mandarla por noviembre o diciembre… pues seguro que para entonces ya tienes pensado qué es lo que más te gusta. También deberías pedir consejo a tus mayores pues, ellos antes que tú han mandado muchas cartas a los Reyes y sabrán indicarte todos los detalles. A lo mejor todavía escriben cartas como cuando eran tan pequeños como tú y las podéis escribir y mandar juntos.

En realidad, nadie sabe dónde viven Sus Majestades, así que con su magia y la siguiente dirección la carta llegará seguro: A SUS MAJESTADES, LOS REYES DE ORIENTE.

Ahora que sabes escribir una carta, también puedes mandarle una a tus amigos o a algún familiar que viva lejos. ¡Seguro que le haces muy feliz!

¿Cuándo recibiremos los regalos? Para ese momento tan esperado por todos los niños, debemos esperar hasta la noche del 5 al 6 de enero. Durante esa noche, lo Reyes viajarán por todo el mundo y dejarán sus regalos a todos los niños que se hayan portado bien. Puede ser que a tu casa lleguen a la hora de la cena, en la noche del día 5; o puede ser que lleguen un poco más tarde, en la madrugada del 6… de manera que al

¿Dónde entrego la carta o a quién? Depende del lugar: en unos lugares las cartas se echan al buzón, en otros se dejan cerca del Nacimiento; hay quienes las ponen encima de la 73


despertar te encuentres los regalos en el lugar que les indicaste. ¿Sabrás dormir esa noche de ilusión y espera?, mira que a los niños que no pegan ojo esa noche a lo mejor no les traen nada; pero sólo a lo mejor. ¡Mejor no probar y roncar desde la hora de acostarse!

Pues que en vez de encontrarte lo que habías pedido como regalo, verás que Sus Majestades te han dejado un poco carbón. Si pasa esto, no te enfades con ellos, pues piensa que ellos quieren lo mejor para ti, y dándote carbón te intentan decir que si sigues portándote mal no te irá demasiado bien en la vida y acabarás sin amigos. Por eso, acepta esa lección de Melchor, Gaspar y Baltasar con humildad, e intenta portarte bien a partir de entonces: ¡verás cómo te lo recompensan con creces al año siguiente! A lo mejor el carbón que te han puesto es carbón dulce, el cual puedes comer porque está muy rico. Este carbón se pone a quienes se han portado regular o a aquellos niños que, aún siendo buenos y habiendo recibido sus regalos, son demasiado golosos.

Por cierto, ¿has pensado en mirar al cielo en la noche del 5 al 6 de enero? a lo mejor ves a tres estrellas moverse por el firmamento. Si es así, seguramente son Melchor, Gaspar y Baltasar... ¡que ya han llegado a tu localidad!

¿Dónde encontraremos los regalos? Coloca tu par de zapatos en el lugar que tú desees, y será allí será donde encuentres tus regalos. Así, si sois muchos en casa, Los Reyes no se equivocarán y podrán cada regalito en el lugar que corresponda. ¿Te imaginas con el regalo de tu hermano, y tu hermana con el tuyo?, ¡qué jaleo!

¿Cómo podemos darles las gracias a Los Reyes?

Si lo Reyes saben que te gustan los juegos, verás como a lo mejor se les ocurre esconderte los regalos por toda la casa y, con pistas o sin ellas, jugaréis como locos hasta encontrar todos los regalos. ¿Qué pasa si durante el año no me he portado bien?

Con tres vasitos de leche bien calentita será más que suficiente. Deja los vasos de leche antes de irte a dormir, ¡y verás como al día siguiente ya no habrá nada! ¿Os imagináis tener tanto trabajo en una sola noche?, es normal que les de sed a Sus Majestades. ¡Ah!, ¿alguien ha pensado en los camellos? Ellos también tienen mucho trabajo con el viaje y la carga que supone tantos y tantos regalos. Por eso podemos dejarles un platito con agua, ¿qué os parece? ¡Os lo agradecerán con creces! 74


Sin duda ésta es la mejor forma de darles las gracias; pero si aún piensas que es poca cosa, dedícales un hermoso dibujo navideño que seguro les hará sonreír de cariño.

75


18. HACER CORONAS DE NAVIDAD

MATERIALES -

Cartón. Lápiz. Tijeras. Cable fino. Materiales naturales: piñas, ramitas, etc. Lazo ancho. 

Lo primero que tienes que hacer es dar un paseo por el monte y recoger piñas, ramitas de pino y abeto, o incluso ramitas de olivo con sus aceitunas. Usa todo aquello que te guste y quieras usar en tu corona. Dibuja un rosco de unos 5 cm. de grosor y unos 40 cm. de diámetro. Recórtalo por donde estén las líneas. Recuerda que no tiene por qué quedar perfecto ya que todo irá tapado con los adornos. Ata cada piña o ramita con el cable fino por los rabillos que no vamos a dejar a la vista. Haz dos agujeros por donde meter los cables de cada objeto atado y haz un nudo por la parte del rosco que no se ve.

76

Teje todos tus adornos por todo el rosco, dejando escondidas y tapadas las partes más feas y sobre todo que no se vea el cartón.

Finalmente ata un lazo vistoso y ancho donde más te guste de la corona para hacer un hermoso lazo. Ata otro lazo para poder colgar la corona en ventanas, puertas, delante de un espejo o en la pared. También puedes ponerla como centro de una mesa abrazando a una vela ¡Tú eliges cómo hacer las cosas!


IDEAS:

Prueba a hacer coronas sólo con ramas de pino, o de abeto. Estas las puedes poner junto con otras que tengan más adornos. Usa ramas de hiedra, mandarinas pequeñas, lazos de varios colores y distintos dibujos o anchuras. Decora con tus coloridas golosinas, caramelos de vistosos envoltorios, deliciosos bombones, papel de colores, o incluso productos de la huerta como rábanos. Por cierto si quieres tener regalitos miniatura para tus adornos, tan sólo tienes que envolver cajas de cerillas con papel de regalo y lacitos finos.

77


19. MANDAR CARTA A PAPÁ NOEL EN LAPONIA

Todo el mundo sabe ya quién es Papá Noel, Santa Claus o San Nicolás: ese célebre señor con barriguita y barba blanca que bondadosamente regala a los niños infinidad de regalos en la noche de Noche Buena. Si bien nadie sabe dónde viven Melchor, Gaspar y Baltasar, te podemos asegurar el punto exacto del lugar donde está Papá Noel todo el año menos en la noche del 24 de diciembre. Papá Noel vive y trabaja en Laponia finlandesa; que es un lugar frío y helado de la Europa del Norte. Allí, en la tierra de las auroras boreales, y a sólo ocho kilómetros de Rovaniemi, podrás dar con nuestro viejo amigo llamado Papá Noel… ¿No sería un lugar genial para viajar en familia? Si te decides a viajar para conocer a Papa Noel, ten presente que tendrás primero llegar a Helsinki y desde allí a acercarte a Rovaniemi.

Lo cierto es que viajar no siempre es fácil, y lo más probable es que a tus adres les pueda resultar imposible hacerlo ya sea por cuestiones de tiempo o de dinero. No obstante, hay algo que sí puedes hacer desde tu misma habitación para así matar el gusanillo de no poder viajar hasta Laponia: ¿por qué no le mandas una carta a Papá Noel?

 Ya sabes cómo mandar una carta. Si no te acuerdas bien recuérdalo en la actividad de CARTA A LOS REYES MAGOS (pág. 68).

78


¿Te has portado bien este año?, prueba a mandar una carta a papá Noel… ¡con suerte, quizás obtengas respuesta!

¿Dónde encontraremos los regalos? Los regalos se suelen encontrar dentro de nuestros calcetines que colgamos cerca de la chimenea o también a los pies del árbol de Navidad. En cada región tienen sus propias formas de recibir los regalos de Papá Noel así que pide consejo a tus mayores, que verás cómo te saben ayudar bien.

¿Dónde debo mandar la carta? La mandaremos a la dirección de la casa – fábrica de juguetes de Papá Noel: SANTA CLAUS, 96930 CÍRCULO POLAR, FINLANDIA.

¿Cómo podemos darle las gracias a Papá Noel?

No obstante, cualquier carta en la que aparezca “Santa Claus” llegará mágicamente a su destino.

Dedícales un hermoso dibujo navideño, un cuento o un poema… ¡seguro que le harás dibujar una feliz sonrisa!

¿Cuánto me cuesta el sello para mandar la carta?

También le agradará mucho recibir con cariño cualquier cosa que hayas hecho tú con tus propias manos como un dulce, un bizcocho, unas figuritas de barro, etc.

¡Esta vez si hay que comprar sellos! Así que cuando tengas tu carta acabada dásela a tus padres o tutores, que ellos sabrán comprar los sellos necesarios en el estanco. El estanquero calculará cuántos sellos tienes que poner para que llegue la carta desde tu casa hasta Laponia.

¿Cuándo entrego la carta? ¡Debes mandar esta carta mucho antes que la de los Reyes!, pues Papá Noel nos visita la noche del día 24 de diciembre: en Noche Buena. ¡No dejes las cosas para última hora!

¿Cuándo recibiremos los regalos? ¡Depende de cuánto corran los renos esa noche! Puede ser que los regalos lleguen durante la cena, o mientras tu familia y tú dormís por la noche. Así, puede ser que Papá Noel deje nuestros regalos la noche del 24 de diciembre, que es Noche Buena; o bien los encuentres en la mañana del 25, que es el Día de Navidad.

Se dice que Papá Noel fue también un obispo. 79


20.ECOSFERA

- Un ecosistema es el conjunto de tres cosas: un lugar, los seres vivos de ese mismo lugar, y las relaciones que se dan entre los seres vivos y el lugar. - Una esfera es una bola perfecta hecha de cualquier material. Luego una ECOSFERA es un ecosistema dentro de una esfera.

¡Imagínate un ecosistema autosuficiente dentro de una bola! ¿Qué es una ecosfera? Es un ecosistema miniatura y totalmente cerrado que se encuentra dentro de una bola de cristal. Sus orígenes… La ecosfera nace cuando La NASA quiere descubrir una forma para que los astronautas pudieran viajar durante largos años por el espacio. Para que esto fuera posible, los astronautas necesitarían tener un lugar donde se produjera alimento y oxígeno por sí solos, además de poderse mantener el agua y el aire limpio y reutilizable: como pasa en la naturaleza. De ese modo las personas del espacio podrían viajar sin necesidad de volver a la Tierra a por provisiones. Fruto de estos experimentos nacieron las ecosferas.

* Los seres vivos: una gorgonia sin vida, camarones rojos y microorganismos activos como bacterias y algas. Este tipo de camarón fue escogido porque no muestra conducta agresiva entre los miembros de su misma especie. La gorgonia, la gravilla y el cristal ofrecen superficie física al ecosistema donde los organismos pueden depositarse. A pesar de que en estado natural las gorgonias son seres vivos, dentro de la ecosfera la gorgonia es cortada a mano para usarla como elemento decorativo dentro de la ecosfera.

¿De qué se compone? De un lugar y unos seres vivos, como todos los ecosistemas:

La gorgonia, aunque parezca un vegetal, es tan animal como las anémonas, las plumas de mar o los corales.

* El lugar: agua marina filtrada y gravilla. 80


¿Cómo «funciona»?

¿Una ecosfera en casa?

La luz, junto con el dióxido de carbono del agua, permite que las algas produzcan oxígeno. Los camarones respiran el oxígeno del agua y se nutren de las algas y las bacterias. Las bacterias transforman los deshechos animales en nutrientes para las algas. Los camarones y las bacterias también producen dióxido de carbono que utilizan las algas para producir oxígeno… ¡es el ciclo de la vida!

No se trata de un artículo barato así que si en casa alguna vez hubiera una, es recomendable no tocarlo demasiado. Lo mejor es pedirle permiso a tus mayores para que juntos observéis el ciclo de la vida que se da dentro de la pequeña bola de cristal. Observando mi ecosfera: Si observas detenidamente, podrás ver a los camarones alimentarse de algunas algas y bacterias. Los camarones también comen sus propios y antiguos exoesqueletos.

¿Cómo cuidarla? Ni comida ni agua: la ecosfera es un ecosistema autosuficiente, por lo que no tenemos que alimentar o dar de beber a nuestros camarones. No necesita limpieza, pues los camarones y las bacterias se encargan de mantener limpia la esfera. Un poco de luz: con un aporte de luz indirecta, natural o artificial, que permita mantener el ciclo biológico será más que suficiente. La temperatura: debe ser constante, lo cual favorecerá el ciclo de vida durante más tiempo.

Los camarones son crustáceos, y como tales, tienen un esqueleto externo (como ocurre con las gambas) y no interno (como lo tenemos las personas). Esos camarones translúcidos, pálidos e inmóviles que se pueden observar a veces son sus antiguos exoesqueletos.

Nota: un exceso de luz o cambios de temperatura bruscos pueden alterar el equilibrio del sistema. Recuerda que con un buen cuidado podrás tener la exosfera viva durante más de 20 años…

Tras desprenderse el viejo exoesqueleto, un nuevo camarón rojo se expande y endurece para continuar el ciclo de la vida…

camarón

gorgonia

gravilla

81


21. MICROSCOPIO

Un microscopio es un instrumento óptico con el que se pueden observar objetos extremadamente diminutos, haciendo visible lo que a simple vista no lo es.

conocemos. Así mismo conviene saber que también existen unos microscopios con una capacidad para aumentar las cosas mucho mayor: estamos hablando de los microscopios electrónicos, los cuales pueden incluso aumentar las cosas hasta dos millones de veces y permiten ver las cosas en tres dimensiones; así por ejemplo, un glóbulo rojo, lo podemos ver como un gran rosco envuelto con un tamaño de 16 metros de diámetro…

Gracias a ellos podemos estudiar cosas tan pequeñas como una célula, un virus o las bacterias. Nosotros usamos en casa y el colegio el microscopio óptico, que es el que todos

EL MICROSCOPIO ÓPTICO COMPUESTO

PARTES DE UN MICROSCOPIO ÓPTICO OCULAR CABEZAL BRAZO REVÓLVER

DESPLAZAMIENTO PLATINA

OBJETIVOS

MACROMÉTRICO

PLATINA

FOCO MICROMÉTRICO BASE CONDENSADOR

82


Sistema óptico o

o

o

o o

OCULAR: Lente situada cerca del ojo del observador. Amplía la imagen del objetivo. OBJETIVO: Lente situada cerca de la preparación. Amplía la imagen de ésta. CONDENSADOR: Lente que concentra los rayos luminosos sobre la preparación. DIAFRAGMA: Regula la cantidad de luz que entra en el condensador. FOCO: Dirige los rayos luminosos hacia el condensador.

Sistema mecánico o

o o

o

o

SOPORTE: Mantiene la parte óptica. Tiene dos partes: el pie o base y el brazo. PLATINA: Lugar donde se deposita la preparación. CABEZAL: Contiene los sistemas de lentes oculares. Puede ser monocular, binocular, triocular, etc. REVÓLVER: Contiene los sistemas de lentes objetivos. Permite, al girar, cambiar los objetivos. TORNILLOS DE ENFOQUE: Macrométrico que aproxima el enfoque y micrométrico que consigue el enfoque correcto.

MATERIALES PARA EL MICOSCOPIO La muestra es la parte diminuta que cogemos para observar.

Cubreobjetos El cubreobjetos es una lámina de vidrio muy fina y pequeña que se coloca sobre el portaobjetos cubriendo la muestra que vamos a observar.

Portaobjetos Pieza o lámina rectangular de cristal sobre la que se coloca la muestra que va a ser observada en el microscopio

Pinzas con cuyos extremos podremos extraer y manejar las muestras.

La preparación es el conjunto de la muestra, colocada sobre el portaobjetos y protegida por el cubreobjetos.

CUBREOBJETOS

PREPARACIÓN

MUESTRA

PORTAOBJETOS

83


MANEJO DEL MICROSCOPIO ÓPTICO 1. Tanto para empezar como para terminar, el objetivo de menor aumento debe estar en posición de empleo y la platina debe estar bajada completamente.

b. Mira a través de los oculares, y ve separando lentamente el objetivo de la preparación con el macrométrico. Cuando se observe algo nítida la muestra, gira el micrométrico hasta obtener un enfoque fino.

2. Coloca la preparación sobre la platina sujetándola con sus pinzas metálicas.

4. Pasar al siguiente objetivo. La imagen debería estar ya casi enfocada y suele ser suficiente con mover un poco el micrométrico para lograr el enfoque fino. Si al cambiar de objetivo se perdió por completo la imagen, es preferible volver a enfocar con el objetivo anterior y repetir la operación desde el paso 3.

3. Para realizar el enfoque: a. Acerca al máximo la lente del objetivo a la preparación, empleando el tornillo macrométrico. Cuidado con dañar algunas de las partes ya que pueden tocarse: para evitar esto, no estés mirando a través del ocular durante esta operación y así controlar las distancias.

MANTENIMIENTO Y CUIDADOS DEL MICROSCÓPIO 1. Guardar bien el microscopio cuando no se use para evitar que se ensucie con el polvo y se dañen las lentes. 2. Nunca hay que tocar las lentes con las manos. Si se ensucian, limpiarlas muy suavemente con un papel de filtro o, mejor, con un papel de óptica. 3. No dejar el portaobjetos puesto sobre la platina si no se está utilizando el microscopio.

4. No forzar nunca los tornillos giratorios del microscopio (macrométrico, micrométrico, platina, revólver y condensador). 5. El cambio de objetivo se hace girando el revólver y dirigiendo siempre la mirada a la preparación para prevenir el roce de la lente con la muestra. No cambiar nunca de objetivo agarrándolo por el tubo del mismo ni hacerlo mientras se está observando a través del ocular. 6. Mantener seca y limpia la platina del microscopio. Si se derrama sobre ella algún líquido, secarlo con un paño.

El ser humano posee el sentido de la vista bien desarrollado, como la mayoría de los vertebrados. Sin embargo, no podemos ver a simple vista cosas que midan menos de una décima de milímetro… ¿Habríamos descubierto tantas cosas de nuestro mundo sin el microscópico?

84


¿Tienes un microscopio en casa o en la escuela? Si es así no dudes en observar ese mundo en miniatura que conforman nuestras células y las de los vegetales:

OBSERVACIÓN DE CÉLULAS VEGETALES DE PULPA DE TOMATE:

Material: - Microscopio. - Portaobjetos. - Cubreobjetos. - Pinzas. - Navaja o cuchilla. - Tomate.

Procedimiento: o Corta un tomate por la mitad. o Extrae con las pinzas un pellizco pequeño de la pulpa del tomate. o Pon tu muestra en el centro del portaobjetos y tápala con el cubreobjetos. Haz esto con sumo cuidado, para que las células se acomoden pero sin romperse. o Coloca tu preparación en las pinzas que hay sobre la platina. o Observa tu preparación con el objetivo de menor aumento. Una vez hayas acabado, usa otro objetivo de mayor aumento. o Observa y descubre cómo se ve con esos «nuevos ojos» que lo aumentan todo. Estudio y conclusiones: A. Dibuja de forma esquemática lo que ves en general. B. Dibuja ahora y con el máximo detalle alguna de las células. C. Tras hacer mayores aumentos podrás apreciar los cromoplastos, que son los que le dan ese color rojo al tomate. ¿Sabrías distinguir el núcleo del resto de corpúsculos que se aprecian dentro de a célula?

¿Qué más se te ocurre que podrías observar el microscopio?

85


86


PRIMAVERA

87


22. APRENDE ADIVINANZAS, CHISTES Y ACERTIJOS. TRABAJENGUAS Y CANCIONES DE CORO Y COMBA. INVENTA TU ADIVINANZA DE LA PRIMAVERA ADIVINANZAS Las abejas Gotita a gotita el néctar libamos; poquito a poquito panales formamos, y entre todas juntas la vida endulzamos.

El huevo Soy una caja redonda, tan blanca como el azahar, se me abre muy fácilmente y no me pueden cerrar. El arco iris Doy al cielo resplandores cuando deja de llover: abanico de colores que nunca se deja coger.

La mariposa Alas de muchos colores se pierden entre las flores.

CHISTES Fuimos un día al mercadillo, y un canario que vi me lo quise traer. El moro que canarios criaba, le dijo al mozo cuando me lo fue a vender: - ¡Bájame la jaula Jaime, bájamela, bájamela!

ACERTIJOS 

Si un gallo pone un huevo en el agua, ¿éste se hundirá o flotará?

- Ni lo uno ni lo otro, porque los huevos los ponen las gallinas. 

¿Por qué encogen una pata las cigüeñas a la hora de dormir?

- Porque si encogieran las dos se caerían.

88


TRABALENGUAS

CANCIONES DE COMBA

Tengo una gallina pinta, piririnca, piriranca, con sus pollitos pintos, piririncos, pirirancos. Si ella no fuese pinta, piririnca, piriranca, no criaría los pollitos pintos piririncos, pirirancos.

Que llueva, que llueva, La Virgen de la cueva, los pajaritos cantan, las nubes se levantan. ¡Que sí, que no, que caiga un chaparrón! ¡que rompa los cristales de la estación!

PARA CANTARLE A LOS MÁS PEQUEÑOS Cura sana culito de rana, si no se cura hoy se curará mañana.

89


¿Cómo inventar una adivinanza? a) Piensa en lo que más te guste de la primavera: las mariposas y otros insectos revoloteando entre las flores, la temperatura que se hace más agradable durante el día, ver a los pájaros en celo luciendo sus colores y sus cantos o darles la bienvenida a las golondrinas viajeras que vienen de África.

A mí me gustan mucho las mariposas que nos sorprenden entre las flores. b) Cuando lo hayas pensado, anota sus características más conocidas.

Son unos insectos diminutos que lucen unos colores estampados en sus enormes alas. Buscan el néctar de las flores para alimentarse, gracias a lo cual llevan y traen sus patitas llenas de polen. Cuando son bebés, no tiene alas ni se llaman mariposas; sus cuerpos son alargados y su apetito de plantas es voraz. Estos bebés de mariposas son las famosas orugas, que tienen ese caminar tan divertido encogiendo y estirando su cuerpecito alargado. c) A continuación describe aquello que quieres que adivinemos dando algunas pistas para que podamos descubrir de qué se trata. Puedes usar las características que antes apuntaste como pistas.

Somos pequeños insectos, y volamos entre las flores. Comemos rico néctar y cuando somos bebés somos orugas. d) Retoca tu adivinanza las veces que haga falta hasta conseguir darle un estilo más poético buscando rimas como: «perro» con «berro»; o «perro» y «pelo». Si bien no acaba cada verso con las mismas consonantes y vocales, al menos busca acabarlas con las mismas vocales. Eso será suficiente:

… malo … palo e) Intenta que cada verso sea igual de largo o corto:

Aquel hombre malo le dio un buen palo. También puedes jugar a poner frases más largas seguidas de otras más cortas; pero las largas deben de ser igual de largas y las cortas igual de cortas entre sí.

En un buen día que no hacía calor, vino mi tía a regalar su amor. Prueba a canturrearla para ver cómo queda tu métrica. f) Firma tu creación con tu nombre o si quieres invéntate un nombre artístico. 90


g) Disfruta viendo a tus amigos y familiares pensando qué será lo que hay que adivinar y la sonrisa al descubrir de qué se trata.

«No soy mariquita ni soy una osa, más, mis grandes alas son linda cosa» J. V. V. del Rey

91


23. ESCRIBE UN CUENTO DE PRIMAVERA

La golondrina que no quiso viajar

Como todos los años, cuando se aproximaba el otoño, las golondrinas eran convocadas por la reina de las golondrinas para informarles de que el viaje a África estaba por comenzar: Queridas amigas, mañana temprano emprenderemos el viaje al continente del sol y el calor para pasar allí el invierno. Todas esperaban ansiosas por marcharse, pues como siempre, disfrutaban viajando y haciendo carreras en el aire. Una de ellas, tímida y respetuosa se dirigió a su majestad para comentarle un problema que tenía: La golondrina estaba muy triste por la pérdida, pero a su vez se sentía orgullosa de haberse quedado junto a él hasta el último momento. Aún no se había secado las lágrimas cuando se dio cuenta de que sus problemas no habían terminado: el frío ya estaba encima y si quería sobrevivir tendría que partir de inmediato a África.

- ¿Podemos esperar un par de días?, un viejo amigo está muy enfermo que quisiera cuidarlo mientras está mal. - No es posible querida, y has de comprender que el frío ya está aquí, y no podemos quedarnos por más tiempo. Deberías despedirte de tu amigo, y viajar con nosotras antes de que sea demasiado tarde para ti – le aconsejó la reina. - No soy capaz de abandonar así a mi amigo… ¿Tengo permiso para quedarme un par de días más?, - preguntó la golondrinita con pena. - Si esa es tu decisión, que así sea – contestó solemnemente la reina. - Pero luego no digas que no te lo advertí, pues sabes que sola no podrás emprender el viaje. Sólo te deseo suerte y sobre todo volver a verte pronto.

El viaje estaba siendo demasiado largo, cansado y apenas sin comida. Por eso, un día de gélidos vientos, nuestra amiga se quedó sin más fuerzas; y muerta de frío cayó al suelo para acurrucarse e intentar conservar su calor. Algunos días después, un niño la encontró casi dormida cuando iba para la escuela y la cogió. La llevó a casa para darle calor y alimento, de modo que la golondrina se recuperó y resistió todo el invierno junto a su nuevo amigo humano. Al llegar la primavera, el muchacho abrió las ventanas para que entrase el aire a la casa, y así dejó marchar a su amiguita para que volviese con las demás golondrinas.

La golondrina se retiró agradecida, y volando fue hasta donde estaba su amigo enfermo. A los pocos días, su pobre amigo murió; pero al menos se fue con la alegría de haber estados sus últimos días junto a su mejor amiga, la golondrina. 92


¡Qué grata sorpresa se llevó la reina de las golondrinas al ver el fabuloso valor que había demostrado aquella linda pajarita! Desde entonces, todo el mundo admiró la lealtad y la fuerza de aquella formidable golondrina. Y colorín colorado, ¡este cuento se acabado!

Escribe tu propio cuento de primavera: a) Puedes pensar en cómo se encuentra el campo en primavera, los renacidos arroyos y las esas charcas repletas de vida por el canto de las ranas. Qué aves puedes encontrar entonces y cuántos insectos revoloteando por el aire; cómo es la cosecha de habas y guisantes, o los colores tan vivos que deslumbran sobre las verdes praderas gracias a las nuevas flores. También puedes pensar en los gusanos de seda y qué se puede hacer con su seda, o imagina una historia de amor imposible entre un jilguero y un pardillo.

c) Si aún no tienes muy claro qué vas a contar, crea unos pocos personajes: con dos o tres personajes será suficiente. Verás como ahora sí puedes inventar alguna relación entre los protagonistas, de forma que tu historia puede ir tomando sentido.

Bien, además de las abejas, he pensado en incluir a una mariposa. Esta mariposa será amiga de las abejas. d) También has de pensar en el lugar donde van a pasar todas estas cosas. Imagina un lugar no muy grande como un pueblo, una casa, un barrio, un valle...

A mí me gustan mucho las abejas, por ser tan laboriosas y organizadas. Gracias a su gran labor, algunas especies como ellas mismas, los osos o las personas, podemos degustar algo tan nutritivo y dulce como la miel. También me gustan, porque tienen unos cuerpecitos redonditos y cubiertos de pelitos… ¡me resultan tan graciosas!

Un colmenar rodeado de una extensa pradera verde sembrada de romero y un sinfín de florecillas silvestres de alegres colores. e) Elabora bien tu historia hasta que quede como a ti te gusta. No te extiendas mucho en las explicaciones e intenta incluir alguna sorpresa para hacerla más divertida. Puedes empezar y acabar como en los cuentos de toda la vida:

b) Ahora piensa en algo que te gustaría que pasase o cualquier cosa que quieras contar: una idea, una aventura, una discusión, una amistad, un amor imposible que acaba bien, una traición, un sentimiento, etc. También puede ser algo que quieras que la gente aprenda o conozca, como la razón por la que algunos animales son rumiantes, o cuál es la función de una flor.

Había una vez… Érase una vez… Hacía, mucho, muuuucho tiempo, había… ---

Yo quiero hablar de la verdadera amistad y el apoyo que a veces los amigos se hacen mutuamente para, juntos, hacer las cosas mejor. ¿No crees que dos cabezas piensan más que una?

… y colorín colorado, este cuento se ha acabado. … y juntos, vivieron felices para siempre y comieron perdices. 93


Yo pensé los siguientes títulos:

f) Es posible que tengas de dejar dormir y reposar tu cuento, para volverlo a leer pasado unos meses. Así sabrás corregirlo mucho mejor y darles unos últimos retoques.

«Las abejas y la mariposa» - No está mal... «Las abejas que no querían ser amigas de una oruga» - Tampoco está mal; pero parece un poco largo.

¡No te olvides del lugar donde guardas tu cuento!

«El concurso de miel que ganó una mariposa» Quizás da mucha información sobre el cuento…

g) Por cierto… ¿se te ha olvidado poner título a tu cuento? Piensa en uno que tenga menos de diez palabras. Recuerda que el título debe decirnos a los que aún no hemos leído tu cuento sobre qué va la historia, quiénes son los personajes, el lugar donde acontecen los hechos o el tiempo cuando transcurre todo. ¡Ojo!, tampoco des muchas pistas de lo que va a pasar a continuación; pues de lo contrario ya no habrían sorpresas.

Al final me gustó más: «La mariposa que supo hacer miel» h) Cuando des por concluido tu cuento, no olvides poner tu firma, el lugar donde lo escribiste y la fecha de cuando lo terminaste. Usa nombre artístico si lo deseas.

La mariposa que supo hacer miel

Un buen día, la abeja tuvo la gran idea de presentar a la oruga al resto de las abejas de su colmena. La abeja y la oruga tenían mucha ilusión en que las abejas conociesen a la oruguita y se hicieran todas amigas. Cuando las abejas vieron a esa oruga, tan peluda y oscura… no resultaron ser muy amistosas con ella, así que la oruguita se fue apenada por el mismo camino por el que había llegado a la colmena. Había una vez, una abeja y una oruga que eran muy buenas amigas. La oruguita, tan peluda y oscura, se pasaba todo el día comiendo hojas de ortiga para ponerse grande y fuerte. La abeja, entre tanto, revoloteaba de flor en flor en busca de néctar para hacer su rica miel.

Nuestra amiga de siempre, la abeja, antes de irse de la colmena les dijo muy decepcionada a las todas las demás: - ¡Esa no es forma de recibir a una nueva amiga! Nada más que por eso, resulta que la oscura y fea oruga es mucho mejor insecto que todas vosotras juntas.

Aunque la abeja siempre estuviera tan atareada entre las flores, y la oruga no dejase ni instante de comer, todos los días reservaban un ratito para pasarlo juntas y hablar de sus cosas. 94


Pasados unos días, en el colmenar se convocó el concurso anual para ver qué colmena era la que sabía elaborar la mejor miel. Como todos los años, la colmena de nuestra amiga la abeja quedaba de las últimas, pues al parecer no hacían una miel tan rica como las abejas vecinas. Esto mismo le contó nuestra abejita a su amiga la oruga. Y la oruga le dijo que no se preocupase, que seguro que tarde o temprano aprenderían a hacer una miel estupenda. La abeja, con algo de esperanza le quiso hacer caso y se tranquilizó para poder seguir trabajando en la receta de la mejor miel. Pasaron algunos días más y como siempre, la abejita regresaba a la ortiga de la oruga para visitarla. Cuál fue la sorpresa cuando al estar allí no vio más que una cosa rara que colgaba de un tallo. Era una crisálida, y en ella había una nota en la que ponía: - Querida amiga abeja, soy tu amiga la oruga que está aquí dentro… pronto nos veremos y ¡seguro que te llevas una gran sorpresa! La abeja, sin entender nada de lo que estaba pasando, confió en aquellas palabras que le había dejado su amiga oruga en la nota. Un tanto confusa, regresó a sus labores y continuó investigando para conseguir la receta de la mejor miel. Día tras día, la abeja se tomaba un descanso para visitar a aquello que ya no se parecía a su amiga la oruga. Y así la estuvo visitando hasta que un buen día llegó y vio que en aquella cosa ya no había nada dentro…

Ofuscada, se marchó tras la triste oruga, y ambas se fueron a pasar el día sobre las jóvenes hojas de una lejana acacia. Y allí rodeadas de tantísimas flores de acacia se demostraron una vez más que eran las mejores amigas, pues no sólo estaban para las duras sino también para las maduras.

- ¿Dónde estará la oruga? – se preguntó la abeja. - ¡Estoy detrás buena amiga! – una voz le contestó. 95


-No, pero sé dónde está el mejor néctar – le dijo sonriente la mariposa – ¡Vamos vuela! – añadió. Y entre juegos y risas volaron más allá de los romeros y las fresas, de los albaricoqueros y los granados. Volaron incluso más lejos de los dos cerezos. Al final llegaron a un lugar que ambas conocían muy bien: la acacia. -Aquí tienes todo el néctar que necesitas para que las abejas de tu colmena hagáis la mejor miel – dijo la mariposa oliendo fuertemente una flor de acacia y llenándose toda la cara de polen. -¿Acacia? – preguntó incrédula la abeja. -Sí, mientras estuve acostada en forma de crisálida, tuve mucho tiempo para pensar sobre vuestra miel, y eso fue lo que hice. Al final me acordé de lo bueno que está el néctar de la acacia, así que supuse que su miel debe ser irresistible. Si bien las abejas soy expertas haciendo miel, ¡las mariposas somos expertas en endulzarnos con las flores!

Y girándose la abeja, ésta se maravilló cuando vio a una hermosa mariposa con sus alas pintadas con delicados colores… - Pero… ¿tú eres mi amiga la oruguita peluda y negra? – preguntó desconcertada la abeja. - Claro que sí, la misma – le contestó la mariposa. - Pero, ¿qué te ha pasado? - Muy sencillo, todos podemos mejorar si trabajamos para ello. Yo tenía que comer mucha ortiga para algún día poder convertirme en mariposa, así que comía todo el día como era mi deber. Ahora, que he llegado a ser lo máximo que puedo llegar a ser, estoy realmente preparada para ayudarte con tu receta de la miel.

La abejita, sorprendida por tan atrevido planteamiento, recogió cuanto pudo de néctar de acacia y apresurada se fue hacia la colmena para ver qué tal se hacía miel con ese néctar. -¡Gracias amiga!, ¡regreso cuanto antes!

La abejita revoloteó alrededor de su fantástica amiga para contemplar bien su nueva imagen cuando la mariposa le dijo entusiasmada:

La mariposa, contenta por haber dado una buena idea a su amiga, todavía dudaba si realmente resultaría el invento. Esperanzada, esperaría en aquel árbol para ver qué noticias le traía la abejita sobre la miel. Entre tanto, la mariposa volvió a meter su carita en una flor de la acacia para saborear su rico néctar.

-¡Sígueme, vamos a hacer la mejor miel! -Pero, ¿tú sabes hacer miel? – preguntó la pequeña abeja. 96


Pasado un buen rato, la mariposa aún degustaba esa rica flor cuando, un zumbido ensordecedor la sorprendió y sobresaltó. ¡Era su trabajadora amiga, que venía seguida de cientos de abejas! Al parecer todas probaron un poco de la miel que nuestra amiga había hecho con el néctar de la acacia y, como resultó ser tan exquisita, entre todas decidieron elaborar su miel con el sabroso néctar de aquella acacia. Desde entonces la colmena de nuestra abejita supo hacer la mejor miel de todo el colmenar y en agradecimiento y disculpas a la que antes fue una oruga fea, la misma reina de las abejas le pidió perdón a la buena mariposa. Y colorín colorado, este dulce cuento se ha acabado. J. V. V. del Rey

97


24. DEDICARLE UN POEMA A LA PRIMAVERA

«Canta, canta, pajarito canta, canta tu cantar, que el buen tiempo se acerca, podrás salir a volar. Cuando pases por mi casa, me vendrás a visitar, me asomaré a la ventana y escucharé tu cantar.» --«La primavera ha venido, nadie sabe cómo ha sido. Ha despertado la rama, el almendro ha florecido. En el campo se escuchaba el «gri–gri» del grillo. La primavera ha venido nadie sabe cómo ha sido.»

¿Te animas a hacer un poema? Materiales: -

Papel. Lápiz, bolígrafo o pluma. Libros de poemas y canciones. Paciencia para inspirarte.

Busca un lugar en el que te sientas cómodo para aislarte por un instante y quedarte sólo con tus pensamientos.

Una vez que hayas encontrado tu lugar de escritura, quédate en él y relájate viajando con tu imaginación por las cosas que ves, recuerdas o sueñas. Pronto te vendrán ideas sobre el campo, el

bosque, los animales, el tiempo, etc. y pensamientos o sentimientos como la alegría, la ilusión, el deseo, el dolor, la tristeza, la furia, la desilusión, el miedo, etc. 98


mientras observabais los insectos que habitaban en la tapia vieja, o cuando buscabais como locos un trébol de cuatro hojas para que os trajera suerte. ¡Hay un sinfín de cosas sobre las que puedes escribir! Así que elige lo que más te guste para hablar sobre eso. - CONSEJOS PRÁCTICOS: - A los grandes poetas muchas veces les vienen las palabras solas, pues sienten tan fuertemente que en ocasiones les sorprende la inspiración y empiezan a escribir cosas realmente bellas. Es posible que no te inspires a la primera, así que ármate de paciencia y constancia, y verás como pronto tendrás momentos en los que las palabras fluyan fácilmente por tu cabeza y tu pluma. Otra forma de inspirarte es coger esos libros de poesía o las letras de las canciones de tus cantantes favoritos y leerlas hasta que despierten en tu corazón alguna inquietud…

Piensa en la primavera y en las cosas que te gusten de ella como la cosecha desde finales de marzo a finales de junio, cuáles son las comidas típicas de entonces o qué pájaros cantan cuando vas al campo o a un jardín. Es una época de renacimiento para toda la naturaleza después del lago sueño invernal: el verde vuelve a las copas de los árboles y los vivos colores de las flores nos sorprenden por todos los rincones. La hermosa primavera es también el tiempo en el que los corazones y las pasiones florecen con mayor fuerza… ¿nunca oíste eso de: en la primavera, la sangre altera…? En la primavera, más que nunca, los animales están revoltosos y enamorados, buscando pareja para formar su propia familia. ¿No crees que es un buen momento para pensar en quién estés enamorado y escribirle un poema?

- Usa palabras simples y versos no muy largos. - Usa también los trucos que utilizaste anteriormente, procurando que los versos tengan más o menos la misma cantidad de sílabas y buscando que acaben con rimas iguales o parecidas. - Escribir un poema, puede ser una tarea algo complicada, así que recuerda que no tiene que quedar perfecto: lo importante y más bonito es que escribas lo que realmente te gusta o sientes:

Si todavía no andas muy enamorado, puedes escribir poemas para recordar a tus amigos … «Qué linda flor y lindo su color, pues con su olor me brindaste tu amor» J. V. V. del Rey Si escribiste un poema pensando en alguien… ¿por qué no se lo regalas? 99


25. HACER UN DIBUJO DE LA PRIMAVERA. ACUARELA

Materiales - Lápiz. - Acuarelas de colores. - Pinceles. - Bloc de dibujo o papel. - Dos botes de boca ancha. - Papel higiénico o de cocina. - Rotuladores de tinta. - Fijador para acuarelas.

¿Qué podemos pintar?  Una pradera verde salpicada por el rojo de las amapolas, el amarillo intenso de la retama que crece en las cunetas de las carreteras, el vuelo de la golondrina viajera, unas sabrosas fresas o el baile de dos mariposas alrededor de una flor… Si no se te ocurre qué hacer con tus acuarelas, echa un vistazo a este libro a ver si encuentras alguna pista.

Intenta memorizar las cosas que más te gusten o creas que son extrañas como el enorme nido que las cigüeñas construyen o el delicado trabajo que realizan las avispas cuando hacen su perfecto avispero. ¿Has visto a un ciprés soltando su polen cuando es azotado por el viento?, ¡es como una chimenea de humo amarillo que a más de uno hará estornudar!

 También puedes ir al campo, y allí mismo dibujar algo que veas y te guste.

Al llegar a casa recuerda la cosas que has visto y memorizado. ¡Es el momento de poner a prueba tu capacidad de observación! ¿Sabrías dibujarlas como si las estuvieras viendo? Cuando tengas oportunidad, repite el paseo, y compáralo con tu obra de arte… ¿te olvidaste de cómo era la flor de la violeta?

 Por último, también puedes hacer el siguiente ejercicio: Sal a pasear a distintas horas del día y presta atención a lo que ves, los colores, los detalles, y también fíjate en la luz.

100


¿Quieres hacer buenas acuarelas? o No le tengas miedo a un papel en blanco, así que ¡a pintar!

o No te olvides de la perspectiva si le quieres dar un toque de realismo a tu dibujo: las cosas de lejos se tendrán que ver más pequeñas que las que están cerca.

o Observa muy bien cada detalle, los colores, si hay mucha o poca luz. Si no observas, nunca sabrás pintar.

o No utilices reglas y dibuja siempre a mano alzada aunque tengas que hacer líneas rectas.

o Sería conveniente que hicieras un suave boceto con tu lápiz antes de aplicar las acuarelas.

o Continúa haciendo trazos muy suaves con el lápiz hasta que tengas tu dibujo compuesto y encajado. Cuando sepas cómo será tu dibujo, puedes comenzar a usar las acuarelas.

o Antes de comenzar a dibujar, entorna los ojos para ver las cosas simplificadas. o Dibuja rápidamente captando las formas básicas y realizando varios bocetos. Toma referencias entre los elementos que estás dibujando y fíjate en las proporciones y el lugar que ocupa cada cosa en el espacio.

o Los botes te servirán para poner el agua que necesitas. Un bote será para hacer tus mezclas y otro se reservará para enjuagar el pincel cuando vayas a cambiar de color.

101


o Usa el papel higiénico o de cocina para limpiar y secar el pincel. Este papel también te servirá para absorber el exceso de color aplicado.

saldrán líneas más finas para hacer sombras, texturas y detalles. ¡Recuerda no apretar mucho el pincel sobre el papel!

o Entorna los ojos para diferenciar las zonas iluminadas de las oscuras para dar bien las sombras. Entórnalos también para percibir los colores en su conjunto.

o Cuando acabes con la acuarelas y éstas se hayan secado, puedes dibujar sobre las mismas usando un rotulador de tinta negra. También puedes utilizar los distintos grosores que hay en el mercado por si necesitas hacer líneas más o menos gruesas.

o Usa más o menos cantidad de agua para conseguir tonos más claros u oscuros de color.

o Para acabar, pulveriza tu obra con una capa ligerísima un espray fijador para acuarelas. Si aplicas mucho fijador, los colores serán barnizados y brillarán demasiado. Si usas poco fijador, además de conservar el color propio de la acuarela, tu pintura seguirá como cuando la acabaste.

o Usa pinceles de diferente grosor para las diferentes líneas de tu obra pictórica: un pincel grueso servirá para crear un cielo, y un pincel fino servirá para hacer briznas de hierba, por ejemplo. o Cuanta más agua uses en la solución, más suave y transparente será el color que vas a aplicar. Aprovéchate de esto para cuando hagas el agua de un río, o dibujes unas delicadas nubes.

o Busca tu estilo personal, usando los colores que más te gusten, usando línea o no sobre los colores, haciendo sombras y volúmenes o dejando los colores planos. Puedes procurar ser realista en tus obras de arte, darles un toque de fantasía, hacer los dibujos recargados o sencillamente simplificados… ¡tú eliges, pues eres el artista!

o Haz diferentes tipos de pinceladas jugando con la presión que ejerces con el pincel: si lo haces muy suave, y casi sin tocar, te OTROS CONSEJOS:

que te den, sobre todo si vienen de aquellos que sabes que pintan mejor que tú.

- Adopta una postura cómoda para pintar. Eso te permitirá concentrarte más en tu dibujo consiguiendo mejores resultados.

- Coge tus acuarelas y ponte a pintar todos los días aunque sólo sea un ratito.

- Copia los dibujos y cuadros que más te gusten de otras personas, pero hazlo sólo para aprender técnicas y soltar la mano. Lo ideal es que aprendas a hacer tus propias obras de arte.

- Para saber pintar, primero hay que saber dibujar, así que trabaja también el dibujo.

- Aceptar consejos siempre es bueno para el aprendizaje. Acoge humildemente los consejos

- Nunca olvides llevar un cuaderno de dibujo y lápiz a todas partes, pues se puede dibujar en una sala de espera, esperando al autobús y casi en cualquier sitio. 102


- Muchas personas desconocen que saben dibujar y pintar pues jamás lo han probado… ¿tú también vas a privarte de ser un artista?

- No esperes obtener una acuarela perfecta en el primer intento, pues casi nunca pasa. Es mejor tener paciencia y dedicarle mucha práctica.

RESUMIENDO: 1º observa detenidamente 2º dibuja boceto suavemente con lápiz 3º pinta con acuarelas 4º dibuja con tinta negra 5º fija con espray

103


26. GUSANOS DE SEDA. CASAS PARA OTROS GUSANOS

GUSANOS DE SEDA Necesitamos: - Una caja de zapatos. - Un bolígrafo. - Hojas de morera. - Una ramita seca. - Gusanos de seda. Primavera es el tiempo de ir en busca de algunos gusanos de seda. Para ello busca un árbol de morera, y mira bien por si encuentras en él alguno de estos gusanos.

Coloca cuanto antes la ramita seca para que trepen sobre ella y algún día tejan allí sus capullos de seda, en los cuales se meterán dentro para esperar… ¡Ten paciencia y verás cómo pronto tus gusanos se convertirán en mariposas!

Lleva algunos ejemplares a casa y mételos en la caja de zapatos que previamente has preparado perforando su tapa con una decena y media de agujeros.

Nota: los gusanos y los demás insectos, son muy delicados, así que no los manosees mucho y trátalos con sumo cuidado.

A la hora de trasladar a tus gusanos, debes de recoger también algunas hojas de morera para echárselas de comer. Los gusanos siempre tienen que tener comida, así que procura tener una morera cerca o llévate bastantes hojas a casa que conservarás entre paños húmedos en el frigorífico.

Puedes personalizar la casa de tus gusanitos haciendo algún dibujo por la parte de fuera o forrándola con papel u hojas. ¿Por qué no dibujas el nombre de la familia de gusanos que vive dentro de la caja con el fiel retrato de sus cuerpos gorditos y alargados? También puedes hacer tus iniciales o escribir algo como “GUSANITOS” con los agujeros- respiradero que le hagas a la tapa de la caja.

Antes de servirles la comida de cada día, enjuaga las hojas en agua y sécalas bien con papel absorbente.

¿SABÍAS QUE?… ¡los famosos gusanos de seda en verdad no son gusanos!: son la oruga de una mariposa llamada Bombyx mori, la cual procede del norte de Asia.

104


CASAS PARA GUSANOS DE TIERRA

Rellena el espacio entre los dos botes con tierra fresca del campo, huerto o jardín para que los gusanitos tengan alimento suficiente. No uses tierra de especial de jardinería, pues ésta no les aporta alimento al haber sido esterilizada.

Necesitamos: -

2 envases transparentes. Tela metálica o media. Goma elástica. Pulverizador. Tierra. Lombrices.

Pulveriza la tierra para mantenerla húmeda, ¡pero no la empapes! Hazte con algunas lombrices que puedes encontrar escarbando en la tierra húmeda. Mételas en su nuevo y momentáneo hogar para ver cómo viven.

Primero prepara la casa de lombrices introduciendo un envase cerrado dentro de otro que tenga a lo sumo un par de centímetros más de diámetro. Se trata de crear un espacio lo bastante estrecho ente ambos botes para así poder ver las galerías de los gusanos.

Tapa el bote con la tela metálica o el trozo de media y sujétala con la goma elástica. Anota las cosas que veas interesantes de tus nuevos gusanos, y cuando hayas terminado de estudiarlos, devuélvelos a su hábitat natural donde los cogiste. El mejor momento de hacerlo es de noche para evitar que los pájaros ataquen a nuestros amiguitos.

¿SABÍAS QUE? Las lombrices son buenas para nuestros jardines y huertos ya que… 1. Airean y remueven la tierra gracias a sus galerías subterráneas. 2. Fertilizan la tierra mediante sus excrementos, y al morir sus cadáveres sirven también como fertilizante favoreciendo el crecimiento de las plantas.

NOTA: Tanto los gusanos de seda como las lombrices también se pueden adquirir en comercios. 105


27. GERMINAR UNA SEMILLA EN ALGODÓN

Necesitamos -

Un frasco transparente. Algodón. Pulverizador. Una semilla cruda.

Usa la semilla que desees como alpiste para pájaros, o las semillas de una naranja o un limón. Una pipa de girasol o una judía son ideales ya que no son muy pequeñas y crecen rápido. Las semillas deben ser las propias para sembrado o para alimentar personas y animales, ¡así que reserva tus pipas peladas o saladas para ver una buena película! Este tipo de semillas crudas las puedes encontrarlas en tiendas de animales y de plantas, o bien en tiendas de comestibles. 

Introduce algodón no apelmazado en el frasco. A continuación pon la semilla acomodada entre algodones de forma que no la pierdas de vista.

Prueba a colocar la semilla mirando hacia arriba y otra hacia abajo. Verás como la raíz siempre va hacia abajo, y el tallo y sus hojas hacia arriba.

Pulveriza cada día el algodón con un poco de agua.

Observa germinar tu semilla.

¿SABÍAS? - ¿Sabías que las semillas pueden estar mucho tiempo esperando el momento adecuado para poder nacer? Es decir, esperan a que se den las condiciones de temperatura, luz y agua que ellas necesitan. - ¿Sabías que la semilla es una reserva de alimento para la planta bebé? Por eso crece en un primer momento sin necesidad de ser alimentada con tierra o abono hasta que se acaban sus reservas. - ¿Sabías que las plantas bebé se llaman plántulas?

106


Cuando hayas terminado de observar tu plántula, transplántala a un lugar soleado para verla y dejarla crecer.

107

Cuídala bien y para el verano tendrás un espléndido girasol si lo que plantaste fue una pipa de girasol; o conseguirás muchas vainas con judías si lo que plantaste fue una judía.


28. FOTOSECUENCIA DE CÓMO GERMINA UNA SEMILLA

Ahora que sabes hacer germinar una semilla en un frasco, ¿por qué no le haces una foto cada día? Así podrás pasar las fotos rápidamente de manera que parecerá como si la planta brotase y creciera en un instante. Materiales: -

c. El lugar debe ser luminoso, así que no necesitarás flash. Recuerda no tener la luz de la ventana detrás del frasco cuando lo vayas a fotografiar. Procura que la luz y la dirección desde la que haces las fotos sean la misma para que éstas te salgan bien.

Semilla. Algodón. Frasco de cristal. Agua para regar. Cámara de fotos. Material opcional:

-

d. Enfoca y prueba a hacer tantas fotos como necesites para asegurarte de que saldrán bien tanto la semilla como el frasco.

Ordenador personal. Aplicación informática de foto montaje.

e. Una vez hayas preparado tu estudio de fotografía, no debes tocar ni el frasco ni la cámara para que todas las fotos te salgan exactamente iguales en cuanto al encuadre. Por este mismo motivo, cerciórate de que tu cámara esté con toda su batería recargada y tenga suficiente memoria o carrete para poder hacer tantas fotos como necesites sin necesidad de manipularla.

¿Cómo hacer las fotos? a. Coloca tu semilla en su frasco con algodón en una zona luminosa. b. Pon tu cámara de fotos de forma que salga bien la semilla y el frasco. Deja también un espacio por encima del frasco por donde crecerá la planta poco a poco. Así, cuando la planta se vaya haciendo cada vez más grande, podrás seguir haciéndole fotos sin que ésta salga cortada por la mitad.

f. Haz una fotografía cada día y a la misma hora. g. Cuando el brote tenga el tamaño y forma necesario para ser transplantado, da por concluida tu tarea como fotógrafo. 108


¿Cómo hacer la secuencia de fotos?

a. Revela tus fotos en un estudio de fotografía.

e. Coloca todas las fotos por orden.

b. Coge el mazo de fotos y, respetando el mismo orden en que las hiciste, pásalas rápidas para verlas como una película en la que brota una semilla y crece una plántula.

f. No pongas transiciones entre las fotos, para tener un video limpio como final. g. Acelera o decelera la velocidad de la secuencia para ver el crecimiento de la plántula más rápido o más lento.

Si tu cámara es digital, y además tienes un ordenador, podrás hacer esto con un acabado mucho más conseguido:

h. Cuando tengas listo tu foto secuencia, publícala con el programa de modo que se convierta en un archivo de video. Así podrás verlo siempre que quieras y donde quiera que haya un reproductor de video.

c. Descarga tus fotos en el ordenador. d. Abre tu programa para ediciones de video (hay varios en el mercado). Puede incluso que tu sistema operativo original incluya uno de éstos.

¡Y ya está! Ahora que sabes hacer una secuencia de fotos, ¿por qué no pruebas a hacer otra con los bulbos que plantaste en otoño? Recuerda que la primavera es el tiempo para que salgan a la luz y nos enseñen sus bonitas flores.

109


29. TERRARIOS Y ACUATERRARIOS

Terrario de exterior miniatura

Necesitaremos: -

a. Introduce la gravilla en el fondo para que haga de drenaje.

Envase de plástico. Gravilla. Tierra. Plantas pequeñas. Piedras, ramas, musgo. Plástico transparente. Un trozo de malla o media.

b. Cubre la gravilla con una capa de tierra de unos 5 cm. de espesor. c. Colocas algunas piedras. Además de decorar, mantendrán el calor durante las noches más frescas. d. Trasplanta algunas hierbas o plantitas silvestres del jardín, arriate o jardinera que hayas encontrado en sombra o semisombra. Para hacerlo bien no las arranques y escarba por debajo de su tallo sin dañar las raíces. e. Nunca dejes tu terrario a pleno sol, pues tus seres vivos se podrían cocer. f. Coloca alguna rama, hojarasca o musgo a tu gusto. g. Humedece y riega el terrario frecuentemente pero sin llegar a mojarlo demasiado. h. Tras el riego, o después de meter o sacar a los bichitos, no te olvides de tapar el envase con la media o la malla que usas como tapadera. ¡Enhorabuena!, ya tienes un terrario de exterior en el que podrás meter provisionalmente gusanos, y otras criaturas para observarlas y estudiarlas. ¿No es un buen momento para dibujar detenidamente a ese bonito saltamontes antes de soltarlo?

¡MUY IMPORTANTE!: Suelta a tus animalitos cuando acabes con tus investigaciones. El mejor momento de soltarlos es durante la protectora noche y siempre en el mismo lugar donde los encontraste. 110


Terrario En un terrario se pueden tener serpientes, tarántulas o ranas tropicales como mascotas. Lo cierto es que cada vez hay más gente que le gusta tener en casa este tipo de animalitos salvajes. ¿Te gustaría tener animales exóticos como estos en casa?

Si es así, debes saber que todos ellos son animales que requieren de mucha atención y cuidados especiales, y sobre todo debemos saber mucho sobre ellos para saber alimentarlos correctamente y ofrecerles un ambiente adecuado a sus necesidades.

En un terrario podemos tener serpientes, iguanas, camaleones, lagartos, lagartijas, salamanquesas, tortugas de tierra, tarántulas, grillos y otros insectos, gusanos, etc. 111


Los geckos somos animales de muy fáciles cuidados y resultamos ser una simpática y mansa mascotita. Temperatura¿Qué es lo que tengo que hacer?

Para tener unos animales felices y sanos, no puede haber descensos ni aumentos de temperatura muy bruscos. Para ello la regularemos gracias a focos y lámparas de infrarrojos. Las mantas térmicas son excelentes para conseguir una temperatura más homogénea y un ambiente cálido sin llegar a resecarlo. Se hace indispensable el uso del termómetro para el control de la temperatura. Los termómetros digitales son más precisos, aunque es recomendable contar con un par de ellos por si uno de los dos falla no quedarnos sin saber la temperatura interior. ¿A qué temperatura le gusta estar a tu mascota? Aprende a regularla antes de invitarla a vivir contigo. Así, le podrás dar una bienvenida mucho más acogedora.

Lo primero de todo es pensar bien qué especie quieres tener, y para ello no sólo debes guiarte por la que más te guste, sino por la que mejor sepas cuidar. Por ejemplo, una rana come moscas, y una serpiente constrictora come ratones: ¿estás dispuesto a ofrecerles a tu serpiente ratones aún calientes?, ¿o quizás se te dé mejor coger moscas para tus ranas? También debes ser considerado con los demás habitantes de tu casa: ¿alguien tiene fobia a las arañas o a las serpientes? No quieras saber qué ocurriría si alguna vez se te escapa tu animalito en tu habitación o el salón. Este tipo de cosas hay que tenerlas en cuanta a la hora de adquirir una mascota de esta índole. A continuación investiga sobre esa especie que has elegido. Para ello te puedes valer de libros de biología, manuales y guías de animales o incluso de Internet. De esta forma sabrás cómo cuidar a tu mascotita exótica y así tendrás la seguridad de que nunca le faltará de nada que pudiera haber en su hábitat natural. Después de todo, si van a vivir en un espacio cerrado, que al menos éste esté bien condicionado. De lo contrario podrían sentirse mal y dejar de comer para caer enfermos. Para proporcionarles un buen hogar, hay tres cosas muy importantes que debemos tener en cuenta: la temperatura, la humedad y la iluminación. Se trata de copiar lo mejor posible y a escala reducida estas tres variables para que los animalitos sientan el mismo calor, humedad y luz que en sus países de origen.

¡Termómetro, higrómetro, y luz UVA para reptiles! 112


HumedadLa humedad tendrá que variar dependiendo del espécimen que vayamos a cuidar. ¿Cómo es el clima de dónde viene tu mascota? Guíate por este cuadro: Lugares

% de humedad

desierto

30 – 40

sabana

40 – 60

bosque y zona tropical costera

60 – 80

zona tropical de montaña y selva

80 – 100

Para controlar bien la humedad, hazte con un higrómetro, muchos suelen ir acompañados de termómetro y se llaman termohigrómetros.

IluminaciónLa luz también se ha de tener muy en cuenta, sobre todo si lo que vamos a tener es un reptil. Muchos de estos animales necesitan rayos ultravioleta para estar sanos y bonitos. Dependiendo de la especie necesitaran más o menos radiación de este tipo, o una intensidad de la luz determinada.

Así por ejemplo los reptiles de zonas desérticas necesitarán más intensidad de luz y más radiación ultravioleta que aquellos que habiten en zonas tropicales de bosque y selva, donde las basta vegetación ensombrece todo el entorno. Para proporcionarles este tipo de luz usaremos lámparas especiales de rayos UVA, pues esta luz no se consigue con ninguna bombilla de casa.

Una vez aprendidas estás cosas, piensa un lugar de la casa donde vayas a poner el terrario. El lugar debe estar alejado de altavoces, o aparatos que hagan ruido y vibraciones como una lavadora. A nadie le gusta vivir cerca de la vía de un tren, ¿no? ¡Pues a tus animalitos tampoco!

113


Hecho todo esto, es el momento de montar el terrario: Será necesario: Terrario o acuario vacío. Gravilla. Tierra. Piedras. Plantas. Fondo de papel. Luz. Fuente de calor. Termómetro. Higrómetro.

Comedero. Bebedero. Pequeña bañera. Pulverizador.

TERRARIO Los terrarios que podemos encontrar en las tiendas no sirven para muchas especies de anfibios o reptiles y por menos dinero puedes fabricarte uno a medida para el espécimen que hayas elegido.

Madera: resistente, absorbente, aislante y ofrece intimidad a los animales. La madera es ideal para terrarios desérticos, pues estos presentan poca humedad que pueda deteriorarla.

TamañoEl cristal se usa más bien para terrarios tropicales, los cuales requieren de mucha humedad. El cristal puede estar empañado sin resultar dañado, y se limpia con mayor facilidad.

El tamaño del terrario debe ser proporcional a la cantidad debe animales que vayas a poner dentro. Como es lógico cada uno debe contar con un espacio considerable para no sentirse aprisionado. Las guía de terrario y animales te asesorarán bien para cada especie.

VentilaciónPara hacer una correcta ventilación debemos colocar respiraderos en diferentes puntos del terrario, eso sí, siempre tendremos en cuenta que nuestro inquilino y su comida no escapen por ellos. El aire no debe estancarse, y debe ser siempre limpio y renovado. Por eso se recomienda una ventilación vertical como se indica en el dibujo:

MaterialesLos mejores resultados los dan el cristal y la madera. Cristal: resistente, higiénico y permite observar con claridad a los animales y su comportamiento.

114


Si sólo se coloca ventilación arriba, el aire se cargará y viciará fácilmente. Esto, además originará malos olores y la posibilidad de enfermar a los animales. 

GRAVILLA La depositaremos debajo del todo, para drenar el agua cuando se riegue y evitar que las plantas se ahoguen o se pudran.

TIERRA Colocaremos tierra o arena sobre la gravilla para plantar nuestras plantas naturales o sustentar las artificiales. La tierra también sirve para que algunas especies se entierren.

PIEDRAS Ideales para que tus animales se calienten sobre ellas o se acomoden para recibir un buen baño de rayos UVA. No olvides colocarlas estratégicamente para proporcionarles también cobijo. Cuida mucho la posibilidad de tener accidentes por aplastamientos.

115

PLANTAS NATURALES- Si no quieres que tus plantas enraícen todo el terrario y se extiendan demasiado (para un mantenimiento más cómodo o posteriores modificaciones del escenario) deja la planta en su maceta y entiérrala con la tierra o disimúlala con piedras. Esto es particularmente práctico para cuidar de los cactus en un terrario desértico, cuyas macetitas enterraremos en la fina arena. ARTIFICIALES- Sirven para decorar y agradar a tus mascotas. Se usan sobre todo para aquellos casos en que la especie que se tiene en el terrario es tremendamente voraz y no solo acaba con la comida que se le ofrece sino con todo lo que hay a su paso.


FONDOS DE PAPEL DECORATIVO Es un tipo de papel que se pega con celo por detrás del cristal del fondo o bien ya viene preparado para tal fin con su adhesivo. Hay papeles con todo tipo de escenarios para terrarios; incluso los hay que imitan texturas de piedra, los cuales se suelen arrugar antes de colocarse para conseguir el efecto de una roca en relieve real. Hay gente que no pone nada, y otros quizás

hagan alguna decoración artística. Si no tienes un fondo de los que se compran, prueba a hacer un dibujo a color de plantas, algunas flores, cactus, arena y alguna que otra madriguera. Procura darle profundidad poniendo unas cosas delante y otras más pequeñas alejadas, ¡seguro que te queda muy bonito! Si tu terrario está empotrado, puedes empapelar las tres caras que quedan ocultas dejando siempre libre la frontal.

¿Qué estilo te gusta más? Un terrario no siempre tiene que alojar especies animales. El reino vegetal ofrece tanta riqueza y variedad que con tan sólo plantas podemos crear ambientes inimaginablemente bellos. Los terrarios, dado que suelen tener una

fuente de luz natural, son un recurso muy útil para iluminar alguna zona umbría de la casa como un largo pasillo o un triste despacho. Para ello se pueden construir terrarios en forma de columna, más altos que anchos, o alargados… ¿os imagináis un terrario que ocupase toda una pared? 116


Imitar a la perfección el ambiente natural de nuestra mascota. Gracias a todos estos elementos naturales, podremos recrear casi a la perfección el lugar de donde viene nuestra mascota. Para ello lógicamente podemos acercarnos a ríos, pantanos o bosques, y elegir algunos materiales de decoración como plantas, rocas, arena, tierra, troncos, lianas, etc. Eso si, asegúrate de que no estás en un lugar protegido o en una reserva natural, ya que en esos lugares no se puede recoger ni siquiera una piedra.

En todo caso, y siempre respetando las necesidades de nuestras plantas y animales, puedes crear un terrario como tú más quieras:

está vivo y se moverá a su antojo por todo el terrario. Los BEBEDEROS- sí son indispensables para todas las especies, pues como es lógico, todos los animales necesitamos beber. La BAÑERA- es ideal para que tus mascotas se refresquen, limpien o simplemente se relajen dentro del agua. A la mayoría de los reptiles les fascinan los baños así que coloca un recipiente no muy profundo en el que el animal se de un bañito siempre que quiera.

- Desértico con arena fina de playa y cactus de diferentes colores y tamaños. - Puedes también imitar el suelo de un bosque umbrío colocando hojarasca y ramitas caídas de los árboles y algún que otro helecho frondoso. - Puedes hacerlo exótico, con plantas tropicales como bromelias u orquídeas. - Incluso… ¡puedes inventar un terrario de fantasía!: hazte con figuritas de setas y duendecillos (tú también las puedes hacer) y colócalos felizmente entre las hojas de las plantitas, o asomándose por detrás de una enorme piedra… ¿se te ocurre un cuento para antes de irte a dormir cuando ves aquella hada jugando con tus flores? 

COMEDEROS, BEBEDEROS, BAÑERA Los COMEDEROS- serán útiles en función de los inquilinos del terrario. Si tu mascota come grillos, obviamente no hará falta poner un comedero, pues «el alimento»

117

PULVERIZADOR Nos sirve para refrescar a los animales, para controlar los índices de humedad del terrario o para proporcionar un lavado de hojas a nuestras plantas. Revisa con tu higrómetro el % de humedad del terrario al menos dos veces al día; ¡si es necesario recurre al pulverizador para provocar una formidable lluvia tropical! Procura tener el pulverizador lleno de agua y mantenlo en un lugar en el que pueda recibir un mínimo de calor para no provocar “lluvias” con aguas demasiado frías.


LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO DEL TERRARIO: Lo más aconsejable es estudiar bien los cuidados propios de cada animal, lo cual viene bien explicado en las guías de animales de terrarios. No obstante, como normal general se debe saber algunos cuidados mínimos. A diario: - Retirar los restos de comida sobrante como pedazos de fruta o hierba reseca. - Eliminar las heces del terrario, sobre todo las que hubiera en bebederos o bañeras. - Limpiar los comederos y bebederos. - Tener siempre el agua limpia en bebederos y la bañera. Cada semana: - Limpiar los cristales del terrario con paño húmedo y sin usar productos de limpieza de fuertes olores o que sean corrosivos. No utilices estropajos ni nada que pueda arañar los cristales. El zumo de limón y el vinagre son excelentes para retirar las manchas de cal que presentan los cristales si no pulverizas con agua descalcificada. - Regar las macetas, salvo que su tierra esté aún bastante húmeda. En todo caso el riego depende mucho del tipo de planta que tengas en el terrario. Cada cierto tiempo: - Cuando tengas que hacer una limpieza a fondo, incluyendo la renovación de la tierra, y gravilla. Debes procurarte un recipiente seguro y cómodo para mantener a tus mascotas a salvo mientras les limpias su casa. Elige un día caluroso para que no sientan frío y tapiza el recipiente con hojarasca, serrín, paja, o papeles. Si fuera necesario, pulveriza un poco todo para que no pierdan la humedad que necesitan. ¡De esta forma esperarán bien cómodos y calentitos a que termines con la limpieza de su casa! La comida: - Dependiendo de la especie el alimento se le ofrecerá a diario, o cada cierto tiempo.

118


CONSEJOS: 

En el caso de que nuestra mascota presente algún síntoma de estar enfermo, lo mejor será consultar con un veterinario experto en animales exóticos.

Los animales nunca podrán entrar en contacto directo con las fuentes de calor. En el caso de los focos y las lámparas usa ramas, piedras, cerámicas o mallas de plástico para cubrirlas. Coloca la manta térmica por fuera del terrario y debajo del mismo. De esta manera proporcionaremos igualmente calor a nuestros animales de forma segura y evitándoles quemaduras.

Cuida las horas de luz para que tus animales tengan la misma cantidad de horas que en su medio natural. Para ello investiga la cantidad de horas que hay en el lugar de procedencia de tu bichito. ¿Fuera ya es de noche y quieres disfrutar de tu terrario antes de cenar o irte a dormir? Perfecto, ten la luz encendida hasta esas horas; pero no lo enciendas demasiado temprano para sumar ese total de horas de luz que buscamos.

Tener plantas naturales será mucho más bonito y beneficioso para nuestros animales siempre y cuando no sean plantas venenosas. El poto da muy buenos resultados y es muy fácil de cuidar en un terrario. Nuevamente recurre a las guías de plantas para elegir bien tus plantas.

Tener especies autóctonas (siempre y cuando no estén en peligro de extinción o protegidas) resulta una ventaja primordial ya que no requieren tantos requisitos, son mucho más fáciles de cuidar, y siempre existe la posibilidad de devolverlos a su hábitat natural cuando te apetezca cambiar de mascota, te vayas de viaje o simplemente te convenzas de que los animales están mejor en libertad.

 El camaleón es una especie protegida, así que si ves uno en el campo, ¡no puedes capturarlo!

 Ahora que sabes cómo tener un buen terrario, disfruta de los nuevos inquilinos de tu casa y, sobre todo, SE RESPONSABLE CON ELLOS PORQUE DEPENDEN ENTERAMENTE DE TI.

119


Acuaterrario En un acuaterrario podemos tener animales como galápagos, ranas, sapos, tritones, salamandras, e incluso pececillos y animales de terrario.

¡En caso de mezclar especies, asegúrate de que pueden convivir sin acongojarse, herirse o incluso devorarse!

Un acuaterrario es…

Al igual que para los terrarios, hemos de conocer bien la especie animal que hemos elegido tener como mascota y así saber procurarle un entorno adecuado en nuestro acuaterrario. Para ello también debemos informarnos del tipo de plantas que podemos incluir dentro del mismo cuando se traten de plantas naturales.

Podríamos decir que los acuaterrarios son una mezcla entre acuarios y terrarios. Por un lado tienen una parte como terrario, y por otro lado, como acuario.

120


Tipos de acuaterrarios… 

Se puede hacer un acuaterrario dejando un acuario a medio llenar reservando siempre piedras, plantas o ramas emergidas a modo de islotes.

Por esta misma razón reservaremos la tierra para las jardineras y macetas si las hubiera. En los acuaterrarios, las piedras además pueden desempañar una nueva función como islotes para ranas o tortugas. Así mismo, si alguna vez cae al agua algún alimento vivo como una mosca, ésta podrá salir de la misma gracias a estas islas de descanso.

También se puede hacer un acuaterrario inundando el recipiente hasta una altura, y a continuación introduciendo macetas o jardineras a las que las especies animales puedan subir y bajar a su antojo. Estas macetas o jardineras pueden estar empapadas del mismo agua del acuaterrario, o bien pueden estar acondicionadas y selladas para contener en ellas tierra seca en las que plantar plantas que no sean acuáticas.

Las plantas y las ramas secas también pueden servir como islotes secos además de ser tremendamente decorativas. Es fundamental que siempre haya rampas o cualquier estructura que sirva de salida del agua hacia la zona seca.

Para saber qué hay que hacer para montar un acuaterrario, revisa lo aprendido sobre el terrario en las páginas anteriores.

En el acuaterrario además podremos criar plantas acuáticas y algas de acuario si las dimensiones del acuaterrario y la temperatura del agua nos lo permiten.

Además de lo que se requiere para montar un terrario, necesitarás: 

Filtro de acuario

Resistencia calentadora de acuario

Termostato de acuario

Para calentar el agua se recomienda usar una resistencia calentadora para acuarios. El termostato, también especial para acuarios, será el encargado de cuidar que no suba ni baje la temperatura del agua. Por último podremos hacer uso de algún elemento decorativo que nos guste como una hermosa hada mojándose los pies, una pequeña casa para duendes, un tesoro que guardarán nuestras ranitas, o alguna piedra preciosa perdida en nuestras aguas poco profundas...

Dado que vamos a contener agua en nuestro acuaterrario, el mejor material sería el cristal ya que nos deja ver qué sucede tanto en el agua como fuera de la misma. Además el cristal es resistente, se limpia con facilidad y no se oxida ni se despinta como podría pasar con algunas planchas de metal.

- ¿Has probado a usar cristalinas para darle un toque de color al fondo de tu acuaterrario?

En las zonas inundadas podremos poner la gravilla o arena que no sea muy fina para no atascar o ensuciar el filtro. De esta forma podremos plantar plantas acuáticas de acuario sin necesidad de tener un agua turbia. 121


OJO- Primero se colocarían las macetas y jardineras llenas de tierra y ya cultivadas. Segundo se llenaría el acuaterrario de agua. De no hacerlo así probablemente tendrías desbordamientos.

Es

aconsejable

una

jardinera con asas para un fácil manejo de la misma y el mantenimiento del acuaterrario.

122


¿SABÍAS?

** ¿Sabías que existen dispositivos que hacen niebla para terrarios y acuaterrarios? Así, si tienes plantas que necesiten mucha humedad o animales tropicales tomarán toda la humedad que necesiten del ambiente.

** Todos los demás materiales específicos que necesites los puedes adquirir en tiendas de animales. También encontrarás allí elementos decorativos como viejas ramas, raíces retorcidas y plantas artificiales.

Nuevamente recomiendo la cría de especies autóctonas fuera de peligro de extinción o que no estén protegida, dada la gran ventaja que ofrece tanto a los criadores como a las mascotas salvajes. Además, si tus animales te criasen en cautividad, puedes usar los especímenes que no puedas mantener para repoblar zonas naturales.

Pues con todo esto ya puedes empezar a ilustrarte en el arte de los terrarios y los acuaterrarios, así que a disfrutar de tus animalitos de ciénaga y río, y sobre todo recuerda:

¡Nunca dejes de ser responsable con tus «bebés»!

123


30. CASA DE CARACOLES

¿Te gustaría criar caracoles en tu habitación? No es tan difícil; tan sólo necesitas un lugar donde tenerlos y unos cuidados básicos que aprenderás aquí. Materiales:

Contrachapado con un grosor de 15mm. cortado de la siguiente forma: Cara A- 50 x 30 cm. Cara B y C- 30 x 30 cm. Suelo- 50 x 30,8 cm. Tapa- 55 x 35 cm. Larguero- 50 x 4 cm. Cristal: 48 x 30 cm. Otros: Taladro. Broca del nº 6. Clavos de 2,5 cm. de largo y cabeza plana. Clavos de 2 cm. Martillo. Cola de carpintero. 4 listones de 30 cm. de largo y 1 x 1 cm de sección. 2 listones largos de 1 x 1cm. de sección. Papel de lija para madera. Un peso.

2. Perfora la tapa con 20 o 30 agujeros regularmente espaciados. También deberías lijar si quedasen astillas. 3. Fija dos listones de 30 cm. paralelos entre sí en un lado de la cara B. Deja una separación entre ambos listones para que pueda deslizarse bien el cristal. Para fijar los listones usa cola y afianza con los clavos de 2cm. de largo. Observa el dibujo. Repite la misma operación para el lado C.

Si los clavos o el contrachapado no cumplieran estas medidas y al final sobresalen las puntillas, puedes cortarlas con unos alicates para cortar clavos.

¡Manos a la obra! 1. Haz una veintena de agujeros con el taladro sobre los lados B y C, dejando sin perforar un espacio de 15 cm. desde la base. Lija la superficie si quedasen algunas astillas.

4. Fija la cara A con los lados B y C usando también cola y algunos clavos de 2,5 cm.

124


5. Fija los listones largos sobre el suelo del mismo modo que lo hiciste para los lados B y C (la medida de estos listones depende del grosor de los contrachapados, así que deberás calcular la medida para que te vayan de lado a lado). Se trata de hacer entre todos los listones una corredera para el cristal.

7. Clava en la parte alta de la cara delantera del terrario el larguero para así unir las caras B y C. Un poco de cola y 4 clavos de 2,5 cm. serán suficientes.

6. Ahora toca fijar el suelo con el resto de las caras unidas entre sí. Como siempre usaremos un poco de cola y reforzaremos con los clavos de 2,5 cm.

10. Usa alguna piedra, un libro gordo, o cualquier cosa que sirva como peso sobre la tapa. De esa forma evitarás tener caracoles por toda la casa.

8. Desliza y coloca el cristal en las correderas. 9. Tapa el terrario con su tapa.

RESPIRADEROS

CORREDERA PARA EL CRISTAL CARA A

LARGUERO

CARA C

CARA B SUELO

La casa de caracoles ya está lista, ¡ahora faltan los inquilinos! 125


¡A la hora de construir una casa de caracoles, el único límite lo pone tu imaginación y tu maestría haciendo manualidades!

126


NOTA: si quieres que tu terrario dure mucho tiempo, fabrícalo con contrachapado de exteriores.

Acondicionar la casa  Coloca tu terrario en un lugar no luminoso.  Pon una capa de tierra de 6 a 8 cm. de profundidad.  Coloca algunas piedras. No demasiadas.  Añade trozos de corteza.  Decora con alguna ramita.  Cubre el suelo con hojarasca.  Incluye pedacitos de musgo.  Ten siempre hierba fresca tapizando el suelo.

IDEA: Ahora que tienes una hermosa casita de madera, ¿no has pensado que también podrás usarla para criar gusanos de seda, grillos o ranas arborícolas?

¿Dónde puedo conseguir caracoles? En el campo, el huerto o el jardín. Los caracoles salen por la mañana temprano, con el rocío. También salen a cualquier hora después de llover, pero sólo si no se levanta aire. Buscarlos una noche que siga a una tarde de lluvia también es garantía de poder encontrarlos. Si vas entonces necesitarás una linterna para evitar pisarlos. ¡OJO! En algunos países, los caracoles están protegidos, así que antes de meterte en líos averigua si puedes cogerlos. Ante la duda, también puedes adquirirlos en el mercado o tiendas de alimentación. Esos sí se pueden consumir, luego se pueden tener en casa.

127


¿Cómo sé si son machos o hembras? Eso no supondrá problema alguno pues todos lo caracoles son hermafroditas, o lo que es lo mismo, los caracoles pueden actuar como macho o hembra. ¡Lo único que necesitan para reproducirse es otro caracol! Eso sí, asegúrate de que los caracoles sean del mismo tamaño, y por consiguiente una edad similar, para que se puedan reproducir.

¿Qué comen? Los caracoles comen plantas, frutas, verduras y hongos. Así, con unos pocos ingredientes que reserves en la cocina cuando se hace de comer será más que suficiente. ¡Procúrales una dieta variada a tus caracoles! a. Ofréceles todos los días comida fresca como hojas de lechuga, trozos de manzana, hierba, plátano, etc. b. Enjuaga la comida antes de dársela, y sécala bien con papel absorbente antes de servir. NOTA: Recoge hierba silvestre que encuentres alejada de caminos y carreteras, en huertos y jardines. Estas hierbas son fuente natural de calcio, necesario para que ellos formen bien sus conchas.

¿SABÍAS? La cría de caracoles se llama helicicultura. Este nombre, parecido a “hélice” se debe a que sus conchas tienen forma de espiral. 128


Mantenimiento del terrario:

CONSEJO: La mejor época del año para la reproducción del caracol común es la primavera, a partir de marzo. Por este motivo, no remuevas la tierra del terrario en esta época del año, pues es posible que hayan puesto algunos huevos.

¿Imaginas tener un terrario todo de cristal para los caracoles? Tendrías que dedicarle mucho tiempo para tener los cristales limpios. Por eso, este terrario te permite una fácil y rápida limpieza, además de que los caracoles agradecen el tacto de la madera antes que el de un cristal. 

No te olvides de pulverizar el terrario a diario, pues los caracoles son felices cuando hay humedad.

Quita regularmente la suciedad y verduras pasadas.

Limpia cada día el cristal con un paño húmedo. No uses lejía, limpia cristales ni otro producto de limpieza químico y de fuerte olor. ¡Con agua será suficiente!

Cada cierto tiempo podrás también limpiar las paredes de madera con un papel de lija frotando muy suavemente en el caso de que estuvieran secas las paredes. De lo contrario usa paño húmedo con agua y deja secar para luego lijar.

Devolverles la libertad Primero has de averiguar si tus caracoles son una especie autóctona del lugar en el que vives. De no ser así no se debes soltarlos, pues muchas veces las especies venidas de fuera acaban con las propias de cada zona. Si sabes a ciencia cierta que sí son de por allí suéltalos una noche, a ser posible húmeda, para darles tiempo a que se escondan de los depredadores. Ten en cuanta también que el caracol es un animal que pasa buena parte del año aletargado: en invierno suele hibernar y en verano estiva, cerrando bien la puerta de su casa. Por esa razón espera también a que haga buen tiempo para dejarlos en libertad.

Para ello puedes sacar a todos los caracoles durante un día y darle un buen repaso al terrario. Renueva la tierra y el material fresco y verde para hacer a tus caracoles más felices.

129


31. RENACUAJOS. VERLOS CAMBIAR EN CASA

NECESARIO: -

Frasco. Colador o red de pesca. Un envase o recipiente. Agua. Piedras. Malla metálica o rejilla de plástico.

También puedes hacer esto en un acuaterrario debidamente preparado, una tortuguera o una pecera. En todo caso debe haber agua y piedras que sobresalgan de la misma.

Acércate a un estanque, charca o arroyo con tu utensilio de pesca para hacerte con unos cuanto renacuajos. Mételos en el frasco con agua de donde ellos estuvieran. Hazte también con toda el agua que necesites para rellenar su nueva casa de agua natural. También sería convenirte recoger un poco de arena o fango del mismo lugar que los renacuajos.

Una vez en casa, mételos en ese recipiente que previamente hayas elegido y preparado con sus piedras.

Suelta tus renacuajos con su propia agua. Si quizás piensas que necesitas más agua puedes ir a buscar más donde cogiste los renacuajos, o bien prepara agua del grifo, que dejarás reposar sin tapadera durante horas para que pierda el cloro que lleva. ¡Has de saber que los anfibios son los animales más sensibles de toda la charca! Y el estado del agua les afecta enormemente a su salud.

Truco: ¿son renacuajos de rana o de sapo? Los renacuajos de sapo son negros o marrones muy oscuros. Los de rana son más claritos.

Cuidados: + Los renacuajos son básicamente carroñeros y comen de todo: algas, animales muertos, microorganismos, etc. Por eso hemos de ofrecerles una dieta muy variada usando alimento para peces de agua fría (se compra en tiendas), trocitos de fruta y verduras, e incluso pequeños trozos de casquería y carne. Por su cuenta suelen dedicarse a limpiar el fondo y las paredes, por lo que si se forman algas, no las quites para que les sirva de alimento. Si desgraciadamente se muere alguno de ellos, no lo saques; servirá como alimento a los demás. 130


+ Cuando se acerquen al final de la metamorfosis (y le empiecen a salir las patitas traseras) debes ofrecerles también presas vivas, como lombrices, grillos y todo tipo de insectos que comerían en la naturaleza.

Tareas: Anota en tu diario de campo lo que ocurre cada día en tu pequeña charca. ¿No será emocionante ver cómo van cambiando su cola por las cuatro patitas? Fíjate cómo a medida que sus patas se van desarrollando, los renacuajos trepan por las piedras que le hemos colocado.

+ Cambia el agua todas las semanas por su agua natural a ser posible. Agrega también fango nuevo o arena de la charca.

Devolverlos a su hogar: + Si en algún momento coges diminutas larvas de mosquito, asegúrate de que tienes bien tapado el recipiente con una fina redecilla o mosquitera. De esa forma evitarás tener mosquitos en tu habitación, al tiempo que los mosquitos y sus larvas pueden alimentar a tus renacuajos.

Cuando tus renacuajos sean ranitas, los puedes devolver a su lugar de origen. ¡Vuelve cada cierto tiempo para ver cómo cada vez se hacen más grandes!

Metamorfosis de la rana:

ADULTA 9 DÍAS

2 SEMANAS

12 SEMANAS

10 SEMANAS

131


32. ADOPTAR Y CRIAR UN POLLUELO CAÍDO AL SUELO

¡Cuántos pobres polluelos y volantones hemos visto caer de sus nidos y no hemos sabido qué hacer para ayudarles!

¿Qué podemos hacer cuando vemos a uno pajarillo caído en el suelo? Los polluelos y volantones que aún no saben volar y caen del nido generalmente pueden ser golondrinas, aviones, vencejos y cómo no, gorrioncillos. Lo mejor que puedes hacer para ayudarlos es observar si hay algún peligro cerca como perros, gatos y otros animales. Los niños muy pequeños también puedes hacerles daño sin querer. En caso de no hacer frío y ver que el pajarillo está bien, aunque en el suelo, no lo toques y aléjate para observar escondido. Lo que tienes que hacer es mirar por si vienen los padres a darle de comer.

También puede darse el caso de que críes alguna especie de pájaro en casa y la madre aborrezca a sus crías, o simplemente quieras separar un polluelo para hacerlo manso. Considera que si tú les das de comer desde chiquitín te conviertes en su madre: ¡para el pajarito eres como su madre!, y por eso será confiado contigo. Hay quien dice que si quieres sacar adelante el pajarillo, puedes probar a buscarle unos papás adoptivos también emplumados. Si tienes un canario, por ejemplo, éste puede alimentar al polluelo aún siendo un pajarito salvaje. No obstante, y ante la duda o el más mínimo indicio de que tu canario no se haga cargo de la cría, deberás ser tú quien alimente el pequeñito.

En caso de hacer frío, estar el pajarillo empapado, ver que hay peligro cerca o saber que está abandonado, puedes cogerlo y llevarlo a casa. ¡A partir de ahora tú serás su mamá!

¡Mucha suerte!

132


Cría a mano Criar un polluelo es una tarea que requiere mucha paciencia. Por un lado debes alimentarlo cada dos horas ¡incluso por la noche!, y desde luego no puedes pretender que el pajarito se te haga mayor en un par de días. Eso sí, como premio a tu paciencia y dedicación, tendrás un amigo emplumado que no sólo no se asustará de ti, sino que también te saludará cuando vengas ¡e incluso puedes tenerlo suelto por la casa!

SU CASITA -

-

Hazte con una caja de madera o plástico fácilmente lavable. Las de cartón se ensucian mucho ya que sus cacas son líquidas. Tapiza el suelo de papel, por ejemplo, hojas enteras de periódico. NO uses serrín para el suelo, pues éste puede atragantar al polluelo.

-

Procúrale calor con una manta térmica que pondrás debajo de la caja. Pon una toalla doblada entre la manta térmica y la caja, para evitarle quemaduras al pollo. Estate atento a la temperatura para que no le baje o suba en exceso. Usa un termómetro para controlar la temperatura.

MANTA TÉRMICA

133


SUS CUBIERTOS PARA COMER A los polluelos criados a mano también se les ha llamado polluelos criados a palillo ya que desde siempre se les ha dado de comer con un palillo. Como cubierto para darle de comer te valdrá todo aquello que sea estrecho y te permita dosificar la comida según la voracidad del pequeño.

-

Reúne los siguientes utensilios:

-

-

-

-

Palillo de dientes o ramita roma. ¡Cuidado con pincharle la boca!

MATERIAL DE APOYO PARA LA MAMÁ ADOPTIVA

Cuentagotas para darle poco a poco la comida diluida. Cucharilla, ya que su borde curvado sirve de embudo. Jeringa (sin aguja claro). Es muy útil sobre todo con grandes pollos pichones o guacamayos. Peso de cocina, para comprobar que el pajarito no pierde ningún gramo. Recipiente o vaso con agua para disolver la comida.

SU COMIDA A los palilleros desde siempre se les ha dado migas de pan mojadas en leche tibia y con ayuda del palillo de dientes. Hoy día puedes encontrar comidas muy nutritivas especiales para polluelos de distintas especies en tu tienda de mascotas.

- Despertador. - Cazo de agua. - Papel higiénico.

134


ALIMENTACIÓN -

No des de comer a un polluelo recién salido del cascarón al menos hasta que pasen 4 horas. Durante ese tiempo se alimentará de las reservas de comida que le quedan del huevo.

-

Prepara migas de pan mojado en leche tibia o mejor, pasta de cría o bizcocho para canarios con 3 cucharillas de calcio por cada kilogramo. Mézclalo con un poco de agua a 38ºC.

-

Haz una mezcla de comida fresca para cada toma, y no le des alguna antes usada.

-

Pesa al pollo cada día antes de cada toma. Comprueba que no pierde peso.

-

Mira su buche, el cual debe estar no del todo vacío antes de una nueva comida. Si el buche no se deshincha para la hora de su comida, el polluelo puede estar sufriendo alguna infección o tener el buche obstruido por serrín. Si es necesario, llévalo al veterinario.

-

El buche lleno se ve a simple vista, pues el pecho se le abulta tanto que incluso sobresale de las plumitas. -

Si no quiere comer y tiene el buche vacío, tendrás que obligarle ya que un pajarillo sin comer no sobrevive ni una noche. Usa un palillo de dientes o la jeringa hasta que se le llene el buche.

-

Ten cuidado con la jeringuilla ya que se puede atascar para luego salir la comida a chorro, atragantando sin querer al pollo.

-

Los más peques deben comer cada 2 horas, incluidas las noches. Al cabo de dos semanas comerán cada 4 horas aproximadamente.

-

A medida que el pollo va creciendo y desarrollándose, habrá que ir espaciando sus comidas. No tengas prisa en ir espaciando las comidas, y fíjate siempre en el buche.

-

Cuando sea volantón, ponle en comederos una mezcla de granos machacados. Al tiempo ponle comida de adultos y su agua.

Si no abre el pico, rózale la comida por el pico para que lo abra o simúlale el ruido de la madre silbando.

135


ALOJAMIENTO -

-

-

Ten bien acondicionado el lugar antes de tener un polluelo. Distinto es si lo rescatas y adoptas por ser algo imprevisto. El lugar tiene que ser sombrío y caliente: procura mantener una temperatura de 35 ºC los primeros días. Poco a poco ésta deberá de ir descendiendo según vayan creciendo. Dobla una toalla entre la manta térmica y el suelo de la caja; de ese modo evitarás quemaduras y conseguirás un calor más disipado.

Si el pollo tiene calor estará con las alas abiertas y en caso de estar acompañado, se separará de sus hermanos. Si tiene frío temblará y estará acurrucado o junto a sus hermanitos. Las patitas suelen estar siempre más frías que el cuerpo así que no te guíes por eso y tampoco te preocupes si se las notas frías.

HIGIENE -

No reutilices comida hecha anteriormente. En cada toma ofrécele una nueva mezcla para evitar que se ponga enfermo. Ten todos los utensilios limpios para cada toma. Cambia el papel de periódico del fondo de la caja después de cada comida. Limpia al pajarito con papel higiénico si se ha ensuciado comiendo. 136


Una vez el pájaro sea adulto y llegue una nueva primavera, es posible que quiera hacer su vida y encontrar pareja… ¿no se lo negarás, no? ¡Seguro que hay muchos pajarillos en aprietos a los que tú puedes seguir ayudando!

Adoptar un papillero A los polluelos de pajarería y criados a mano también se les conoce como papilleros. Este nombre se debe a que son alimentados con unas papillas especiales para pájaros pequeños. Tal es el caso de

periquitos, inseparables, yacos o los preciosos guacamayos, los cuales se adoptan desde chiquititos para tenerlos como mascotas completamente mansas.

¡OJO! no es conveniente sacar del nido a un pajarito hasta que no lo veáis encañonado o con algo de color en las jóvenes plumas. Esto ocurre aproximadamente a sus 20 días de vida.

CONSEJO: ¡El pichón no es un juguete, debe comer y dormir! 137


138


VERANO

139


33. APRENDE ADIVINANZAS, CHISTES Y ACERTIJOS. TRABAJENGUAS Y CANCIONES DE CORO Y COMBA. INVENTA TU ADIVINANZA DEL VERANO ADIVINANZAS La luna Es un ojito redondo que por la noche vigila guiándonos en el camino y dándole al bosque vida.

Las estrellas De noche aparecen y nadie las llama. En el día se marchan, volverán mañana.

El lagarto Verde nace, verde se cría, y verde sube el tronco arriba.

Las olas Venimos sin cesar, una tras otra, de la playa a la arena sin descansar. A veces, sin embargo, más furiosas, a los barcos solemos destrozar

CHISTES Un pescador, a un lugareño, se acerca a un lago: - ¿Se puede pescar aquí? - ¡Claro hombre! – le contestó éste. - Pero, ¿no será delito? - ¡Qué va, si acaso será un milagro! ACERTIJOS 

¿A qué pez hay que decirle un piropo para que se deje pescar? - Al «sal-monete».

¿Qué estrella no tiene luz? - La estrella de mar. ¿Qué tiene el mar en medio? - La letra «A». 140

¿Qué hay entre el mar y la orilla? - La orilla.

¿Con qué pescado puedes cerrar una puerta? - Con el pestillo.

¿Qué animal tiene en su nombre las cinco vocales? - El murciélago.


TRABALENGUAS Tres tristes tigres tragaban trigo en un trigal. --Guerra tenía una parra y Parra tenía una perra. Pero la perra de Parra rompió la parra de Guerra. Entonces Guerra con la porra pegó a la perra de Parra.

CANCIONES DE SIEMPRE Cu-cú, cu-cú, cantaba la rana, cu-cú, cu-cú, debajo del agua; cu-cú, cu-cú, pasó un caballero, cu-cú, cu-cú, de capa y sombrero; cu-cú, cu-cú, pasó una señora, cu-cú, cu-cú, con falda de cola; cu-cú, cu-cú, le pidió un ramito, cu-cú, cu-cú, no le quiso dar; cu-cú, cu-cú, se metió en el agua, cu-cú, cu-cú, se echó revolcar.

PARA CANTARLE A LOS MÁS PEQUEÑOS ¡A remar, a remar, marineros de San Juan! ¡A los chicos dadles leche, a los grandes dadles pan! 141


¿Cómo inventar una adivinanza?

a) Piensa en lo que más te guste del verano: las vacaciones, el sol, el calorcito o una buena siesta bajo una palmera…

A mí desde siempre me gustan los delfines. b) Cuando lo hayas pensado, anota sus características más conocidas.

Son muy amigables, juguetones y bonitos. Son mamíferos, aunque parezcan peces y se alimentan de peces. Dan saltos enormes sobre las olas y les encanta correr delante de nuestros barcos. c) A continuación describe aquello que quieres que adivinemos dando algunas pistas para que podamos descubrir de qué se trata. Puedes usar las características que antes apuntaste como pistas.

Si bien parecemos peces, somos mamíferos y les damos leche a nuestros bebés para que crezcan fuertes. Tenemos un cuerpo estilizado con el que podemos dar enormes saltos sobre las olas del mar. Estamos siempre jugando y nos encanta hacer carreras entre nosotros. Nos alimentamos de peces y tenemos un gracioso hocico con el que hacemos chasquidos y podemos silbar. d) Retoca tu adivinanza las veces que hagan falta hasta conseguir darle un estilo más poético buscando rimas como: «perro» con «berro»; o «perro» y «pelo». Si bien no acaba cada verso con las mismas consonantes y vocales, al menos busca acabarlas con las mismas vocales. Eso será suficiente:

… malo … palo e) Intenta que cada verso sea igual de largo o corto:

Aquel hombre malo le dio un buen palo. También puedes jugar a poner frases más largas seguidas de otras más cortas; pero las largas deben de ser igual de largas y las cortas igual de cortas entre sí.

En un buen día que no hacía calor, vino mi tía a regalar su amor. 142


Prueba a canturrearla para ver cómo queda tu métrica. f) Firma tu creación con tu nombre o si quieres invéntate un nombre artístico. g) Disfruta viendo a tus amigos y familiares pensando qué será lo que hay que adivinar y la sonrisa al descubrir de qué se trata.

«De anchoas y sardinas mi dieta es divina, me gusta saltar y sobre todo jugar, de cantos y risas invento un sinfín. ¿Quién soy?»

J. V. V. del Rey

143


34. ESCRIBE UN CUENTO DE VERANO

El castillo que fue de arena Había una vez un habilidoso cangrejo ermitaño, el cual estaba harto por tener que cambiar de casa constantemente. Desde que era un cangrejito no había parado de crecer, de manera que sus casitas se le fueron quedando siempre pequeñas. Por ese motivo, cuando ya no cabía más en la que entonces fuera su casa, debía de cambiar de concha para vivir un poco más espacioso. El cangrejo ermitaño tuvo casas de todo tipo; algunas de la cuales eran demasiado incómodas o incluso tenían goteras. Así, un buen día decidió construirse su propio castillo en la fina arena de la orilla. Mientras lo hacía, se comentaba en voz alta lo mucho que gustaría y cuánto le reconocerían su mérito como arquitecto. Al castillo no le faltaba de nada: tenía torreones con altos tejados, unas gruesas murallas con almenas y también unas lindas ventanitas; ¡incluso tenía un puente levadizo!

Entristecido, el pobre cangrejo le gritó a la ola que ella no era quién para arrebatarle los sueños a nadie. Allí había una gaviota, que tras darse cuenta de lo que había pasado, le dijo al triste cangrejito: - Ay tontorrón, la próxima vez pon ilusión en algo que no se lo pueda llevar nadie tan fácilmente; así que ¿por qué no piensas en hacer tu castillo en piedra? Desde ese momento, el cangrejito decidió que si alguna vez pensaba hacer algún otro gran proyecto, lo haría con algo que fuera realmente sólido. Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

Después de estar todo el día atareado en su gran obra, vino una ola inesperada… y al castillo lo dejó en nada.

144


Escribe tu propio cuento de verano:

A mí me gusta ver cómo las personas luchan por mejorar día tras día con su esfuerzo, el estudio y el entrenamiento. Si no tuviésemos ilusiones, no mejoraríamos en nuestros estudios, en los deportes o como personas. Por otro lado, tenemos que saber cómo somos y respetar nuestros límites verdaderos; y de esa forma procurar siempre ser lo mejor de uno mismo.

a) Puedes pensar en cómo se encuentra el campo en los meses de veraneo, qué animales te puedes encontrar en la playa y el mar, o piensa en un dorado cultivo de trigo y el color de una plantación de girasoles. También puedes pensar en el rico sabor de una sandía en pleno agosto o en lo divertido que resulta coleccionar conchas marinas.

c) Si aún no tienes muy claro qué vas a contar, crea unos pocos personajes (con dos o tres personajes será suficiente). Verás como ahora sí puedes inventar alguna relación entre los protagonistas, de forma que tu historia puede ir tomando sentido.

Para mí, el mar siempre ha sido un gran misterioso en el que viven animales tan maravillosos como nuestros amigos los delfines. b) Ahora piensa en algo que te gustaría que pasase o cualquier cosa que quieras contar: una idea, una aventura, una discusión, una amistad, un amor imposible que acaba bien, una traición, un sentimiento, etc. También puede ser algo que quieras que la gente aprenda o conozca, como qué es la Vía Láctea o un eclipse de sol.

Yo lo he tenido muy claro desde el principio: mis personajes serán los delfines, y creo que pondré algún otro animal que de un toque de sabiduría a esta historia: ¿qué tal una centenaria tortuga marina?

145


f) Es posible que tengas de dejar dormir y reposar tu cuento para volverlo a leer pasado unos meses. Así sabrás corregirlo mucho mejor y darles unos últimos retoques.

¡No olvides dónde guardaste tu cuento! g) Por cierto… ¿se te ha olvidado poner título a tu cuento? Piensa en uno que tenga menos de diez palabras. Recuerda que el título debe decirnos a los que aún no hemos leído tu cuento sobre qué va la historia, quiénes son los personajes, el lugar donde acontecen los hechos o el tiempo cuando transcurre todo. ¡Ojo! Tampoco des muchas pistas de lo que va a pasar a continuación, pues de lo contrario ya no habrían sorpresas.

d) También has de pensar en el lugar donde van a pasar todas estas cosas. Imagina un pueblo, una casa, un barrio, un valle...

Yo imagino al soleado y cálido Mediterráneo de aguas refrescantes y azul de ensueño que invita a darte un buen chapuzón…

Yo pude elegir entre los siguientes títulos:

e) Elabora bien tu historia hasta que quede como a ti te gusta. No te extiendas mucho en las explicaciones e intenta incluir alguna sorpresa para hacerla más divertida. Puedes empezar y acabar como en los cuentos de toda la vida:

«El delfín y la tortuga marina» - No está mal... «El delfín que quería ser acróbata sin poder serlo» - Este título desvela demasiada información de cómo es nuestro protagonista.

Había una vez… Érase una vez… Hacía, mucho, muuuucho tiempo, había…

«El consejo de la anciana tortuga: - no puedes ser acróbata si no has nacido para ello» - Título demasiado largo y enrevesado…

---

Al final me gustó más:

… y colorín colorado, este cuento se ha acabado. … y juntos, vivieron felices para siempre, y comieron perdices.

« ¡Quiero ser acróbata! » h) Cuando des por concluido tu cuento no olvides poner tu firma, el lugar donde lo escribiste y la fecha de cuándo lo terminaste. Usa nombre artístico si lo deseas.

O bien puedes inventarte tú un final que vaya con tu cuento y que sobre todo sea original. 146


¡Quiero ser acróbata!

Había una vez, en las tranquilas aguas del Mediterráneo, un joven delfín que vivía feliz junto al resto de su grupo. Todos los miembros de la gran familia nadaban deprisa y saltaban sobre las olas para ir de un lugar a otro y, sobre todo, porque les resultaba divertido.

Una mañana de agosto, el delfín nadaba contento y orgulloso por todo su trabajo. Al llegar al lugar de encuentro del gran grupo, escuchó a otros jóvenes hablar de las fantásticas acrobacias que podían hacer los delfines acróbatas. Por lo visto eran unos delfines de aguas lejanas capaces de saltar girando su cuerpo sobre sí mismos: ¡era el famoso salto del tornillo!, pues consistía en hacer el mismo movimiento que hace un tornillo cuando lo atornillamos.

Un buen día, nuestro joven delfín decidió que le gustaría saltar más alto que el resto de los delfines; así que dedicó mucho esfuerzo y tiempo para ir poco a poco superándose. De ese modo llegó el día en el que podía saltar más que ningún otro, y todo el mundo le felicitó por su gran constancia en los entrenamientos y por haber conseguido llegar tan alto.

El delfín deportista, decidido a saltar tan bien o mejor que sus vecinos acróbatas, empezó su entrenamiento ese mismo día para pronto ser un gran campeón. 147


Y así estuvo día tras día y semana tras semana sin conseguir muchos logros, cuando se topó con una vieja tortuga marina que le preguntó:

decidió que lo conseguiría hacer fuera como fuera; así que tomó mucha carrerilla y se concentró tanto que todo lo demás dejó de tener sentido… Respiró hondo, cerró sus ojos y emprendió sobre el agua el vuelo más espectacular que jamás había realizado.

- ¿Qué haces joven delfín? - Intento hacer el salto del martillo – le contestó el delfín con entusiasmo.

Lo trágico del asunto fue que, tras conseguir al fin dar un salto del tornillo, nuestro joven amigo tuvo una mala caída al agua y resultó muy lastimado.

- Pero, si eso sólo lo hacen los delfines acróbatas… Dime hijo, ¿tú no eres un delfín acróbata, no?

La tortuga, que casualmente pasaba por allí y vio todo lo ocurrido le dijo:

- No – contestó el delfín con cara de molesto.

-

- Entonces deja de hacer eso que no es propio de ti, pues de lo contrario un día te harás daño y lo lamentarás.

¿Por qué te empeñas en ser lo que no eres? Yo soy una tortuga marina, y por más que me empeñe jamás seré una tortuga de tierra.

El delfín, después de haberse lesionado tuvo que esperar mucho tiempo para poder volver a saltar como el resto de sus familiares y amigos. Y en todo ese tiempo pudo pensar en aquellas palabras que le regaló aquella tortuga de mar. Al final retomó sus entrenamientos para volver a ser el delfín que mejor saltaba de entre todos los delfines que no fueran acróbatas.

El delfín, haciendo caso omiso a los consejos de la vieja, siguió entrenando y soñando con ser el campeón de todos los mares. Antes de acabar el verano el delfín seguía con su entrenamiento, pero ya no tenía la misma sonrisa que tenía cuando él era el delfín que saltaba mejor de entre todos los suyos. El pobre estaba amargado porque no le había salido el salto del tornillo ni una sola vez. Harto de esta situación

Y con sardinas, sardinetas y espuma de mar, este cuento acaba de terminar.

J. V. V. del Rey 148


149


35. DEDICARLE UN POEMA AL VERANO

«Con la mitad de un periódico hice un barco de papel, en la puerta de mi casa le hice navegar muy bien. Mi hermana, con su abanico, sopla y sopla sobre él. ¡Buen viaje, buen viaje, barquito de papel!» --«En la arena fina un castillo haré. Cuando venga el agua se lo entregaré, y me dirá: ¡Gracias! Y yo: ¡No hay de qué! Dentro del castillo me dejará un pez. Con la arena fina un castillo haré.»

¿Te animas a hacer un poema? Busca un lugar en el que te sientas cómodo para aislarte por un instante y quedarte sólo con tus pensamientos. Materiales: -

Papel. Lápiz, bolígrafo o pluma. Libros de poemas, canciones. Paciencia para inspirarte.

Una vez que hayas encontrado tu lugar de escritura, quédate en él y relájate viajando con tu imaginación por las cosas que ves, recuerdas o sueñas. Pronto te vendrán ideas sobre el campo, el bosque, los animales, el tiempo, etc. y pensamientos o sentimientos como la alegría, la ilusión, el deseo, el dolor, la tristeza, la furia, la desilusión, el miedo… 150


Piensa en el verano y las cosas que te más te gusten de él: cómo se ven las estrellas cuando vas a la playa por la noche, cómo están de maduritas las uvas antes de la vendimia, lo rica que está la paella o un fresquito gazpacho en un chiringuito de playa… También puedes escribir un poema de amor a quién tú desees, decorando los versos con una noche de luna paseando los dos descalzos sobre la arena de la playa… Un poema puede servir también para tener siempre presentes a nuestros amigos y recordarlos mientras jugábamos con las olas, o cuando construíamos esos formidables castillos de arena que al final se los llevaba el mar. ¡Verás cómo hay un sinfín de cosas sobre las que puedes escribir! Así que elige lo que más te guste para hablar sobre eso. O CONSEJOS PRÁCTICOS: A los grandes poetas muchas veces les vienen las palabras solas, pues sienten tan fuertemente que en ocasiones le sorprende la inspiración y empiezan a escribir cosas realmente bellas. Es posible que no te inspires a la primera, así que ármate de paciencia y constancia, y verás como pronto tendrás momentos en los que las palabras fluyan fácilmente por tu cabeza y tu pluma. Usa palabras simples y versos no muy largos.

Usa también los trucos que utilizaste en actividades anteriores, procurando que los versos tengan más o menos la misma cantidad de sílabas y buscando que éstos acaben con rimas iguales o parecidas. Escribir un poema, puede ser una tarea algo complicada, así que recuerda que no tiene que quedar perfecto. ¡Lo importante y más bonito es que escribas lo que realmente te gusta o sientes!

«Bajo aquel gran nogal mi siesta fui a soñar. Qué bien se dormía mientras me mecía, qué bien se estaba mientras roncaba, y que mal despertar cuando un mirlo sobre mi panza se vino a cagar». J. V. V. del Rey

Si escribiste un poema pensando en alguien… ¿por qué no se lo regalas? 151


36. HACER UN DIBUJO DEL VERANO. ÓLEO

La pintura al óleo es la que necesita de aceite para poder obtener sus pinturas y así poder pintar. Las pinturas se consiguen mezclando los pigmentos de colores con el aceite. Recuerda que al aceite también se le llama óleo, y por eso se conoce esta técnica como pintura al óleo.

Materiales -

Caballete. Lienzo de lino. Carboncillo. Goma. Fijador en espray. Pinceles de pelo de cerda. Óleos. Paleta. Aceite de linaza. Paño de tela. Barniz para óleos. Jabón natural. Aceitera. También podemos usar como disolventes: aceite de nueces o de adormideras para diluir bien el color y hacerlo menos pastoso.

* Necesitaremos un caballete para poner nuestro lienzo, una paleta donde poner los colores y mezclarlos a nuestro gusto, y un paño para limpiar la pintura que no queramos.

* Los pinceles mejores son los de pelo de cerda, pero podemos valernos con otros si no los encontramos en el mercado. Los pinceles buenos, pintan mejor cuando no son nuevos, por eso debemos de cuidarlos limpiándolos con jabón y secarlos bien cada vez que terminemos de pintar. ¡Así no sólo ahorraremos en pinceles, sino que también pintarán mejor!

Si no tenemos caballete, bastará con poner una silla encima de una mesa como caballete improvisado. Si no tenemos paleta, usaremos un periódico como hacía Picasso. * Los colores al óleo se pueden comprar y vienen en unos botecitos de tapón roscado. * Una aceitera con aceite de linaza, a ser posible, para usar como disolvente. El aceite de linaza seca mejor que el de oliva, ¡y nos interesa que el cuadro se seque algún día! 152


¿Qué podemos pintar? 

En verano tienes mucho tiempo libre para poder observar más detenidamente a tu alrededor, así que no pierdas detalle cuando mires al horizonte, al cielo o por debajo del mar.

Por último, también puedes hacer el siguiente ejercicio: Sal a pasear a distintas horas del día y presta atención a lo que veas como los colores, los detalles, y la luz. Intenta memorizar las cosas que más te gusten o creas que son extrañas como unas curiosas algas rojas abandonadas por el mar en la orilla, los colores azul turquesa que adopta el mar los días de sol y temporal, lo seco que puedes encontrar el campo debido al calor y la falta de lluvia, o lo mágico de una noche de verano… Este ejercicio es fantástico para recrear aquellos lugares a los que has ido de visita como un parque zoológico, o la playa a la que has ido con tus padres. 

Puedes pintar esas barcas varadas en la orilla de la playa con un atardecer de fondo, o puedes pintar cuando las gaviotas vuelan en gigantescas bandadas hacia los acantilados vecinos. ¿Qué me dices del color tostado que tiene el trigal durante estos meses? ¿Y qué pasa cuando te relajas frente a un estanque?, ¿no te gustaría tener un hermoso cuadro de sus nenúfares en tu habitación pintado por ti? 

También puedes ir al campo o a la playa, y allí mismo dibujar algo que veas y te guste.

Echa un vistazo a este libro si no se te ocurre qué hacer con tus óleos y tu lienzo.

153


¿Quieres hacer buenas pinturas? o No le tengas miedo a un lienzo en blanco, así que ¡a pintar! o Observa muy bien cada detalle, los colores, si hay mucha o poca luz. Si no aprendes a observar, nunca sabrás pintar. o Sería conveniente que hicieras un suave boceto con tu carboncillo antes de aplicar los óleos. o Antes de comenzar a dibujar, entorna los ojos para ver las cosas simplificadas. o Dibuja rápidamente captando las formas básicas y realizando varios bocetos. Toma referencias entre los elementos que estás dibujando y fíjate en las proporciones y el lugar que ocupa cada cosa en el espacio.

Colores primarios: cian magenta y amarillo. Al llegar a casa recuerda todas las cosas que has visto y memorizado. ¿Sabrías dibujarlas como si las estuvieras viendo? ¡Es el momento de poner a prueba tu capacidad de observación!

o No te olvides de la perspectiva si le quieres dar un toque de realismo a tu dibujo: las cosas de lejos se tendrán que ver más pequeñas que las que están cerca.

Cuando tengas oportunidad, repite el paseo o el viaje, y contrástalo con tu obra de arte… ¿te olvidaste de cómo eran los colores de aquel camaleón? No te preocupes, pues saben cambiar de color a su antojo, así que puedes ponerle el color que más te guste. ¡Venga, a qué esperas para pintar todas esas cosas tan bonitas! 

o No utilices reglas y dibuja siempre a mano alzada aunque tengas que hacer líneas rectas. o Continúa haciendo trazos con el carboncillo hasta que tengas tu dibujo compuesto y encajado.

Por cierto, también puedes pintar cosas que no existan y que tú te las imagines mentalmente, como un paisaje de palmeras luminosas, barcos que acuden a puerto por aire y por mar, o una fiesta de sirenas en un fabuloso palacio submarino… ¡Ya sabes que no existen límites si te pones tú a imaginar!

o Hay quien incluso hace las sombras en este boceto. Usa la goma para restar sombras o dar más luz. o Cuando acabes tu boceto a carboncillo, fíjalo con un poco de espray fijador. ¡Por fin es el momento de comenzar a usar las pinturas!

154


o Haz diferentes tipos de pinceladas jugando con la presión que ejerces con el pincel: si lo haces muy suave, y casi sin tocar, te saldrán líneas más finas para hacer sombras, texturas y detalles. Recuerda no apretar mucho el pincel sobre el lienzo.

o Entorna los ojos para percibir los colores en su conjunto. Empieza aplicando colores planos que usarás como base. Normalmente harás esto con los colores más claros que estén presentes en aquello que estés dibujando. o Usa tu paleta para hacer las mezclas de color que necesites. ¿Sabías que con amarillo, cian y magenta puedes obtener todos los demás colores? Si no tienes más colores, al menos deberías tener el amarillo, el rojo, el azul, el blanco y el negro. Así podrás hacer grises mezclando negro con blanco, verde si mezclas amarillo y azul, naranja si mezclas amarillo con rojo, morado si mezclas azul y rojo y marrón si combinas naranja con azul. Todos estos colores los podremos hacer más oscuros añadiendo negro, o más claros añadiendo blanco.

o Busca tu estilo personal, usando los colores que más te gusten, usando línea o no sobre los colores, haciendo sombras y volúmenes o dejando los colores planos. Puedes procurar ser realista en tus obras de arte, darles un toque de fantasía, hacer los dibujos recargados o sencillamente simplificados… ¡tú eliges, pues eres el artista! o El cuadro se barniza con barnices de protección para óleos cuando haya pasado un año desde la finalización del mismo.

¡Una cosa más!: ¿sabías que mezclando el amarillo, el cian y el magenta obtenemos el negro? o Continúa trabajando tu óleo usando todos los colores que creas oportunos. o Hecho esto, puedes comenzar a dar las sombras. Para dar sombras, entorna otra vez los ojos y así diferenciar bien las zonas iluminadas de las oscuras. o Usa pinceles de diferente grosor para las diferentes líneas de tu obra pictórica: un pincel grueso servirá para crear un cielo de noche, y un pincel fino para hacer las estrellas que hay en él, por ejemplo.

155


OTROS CONSEJOS:

- Adopta una postura cómoda para pintar. Eso te permitirá concentrarte más en tu dibujo consiguiendo mejores resultados. - Copia los dibujos y cuadros que más te gusten de otras personas, pero hazlo sólo para aprender técnicas y soltar la mano. Lo ideal es que aprendas a hacer tus propias obras de arte. - Aceptar consejos siempre es bueno para el aprendizaje. Acoge humildemente los consejos que te den, sobre todo si vienen de aquellos que sabes que pintan mejor que tú. - Coge tus óleos y ponte a pintar todos los días aunque sólo sea un ratito. - Para saber pintar, primero hay que saber dibujar, así que trabaja también el dibujo. - Nunca olvides llevar un cuaderno de dibujo y lápiz a todas partes; se puede dibujar en una sala de espera, esperando al autobús y casi en cualquier sitio. - No esperes obtener un óleo perfecto en el primer intento, pues casi nunca pasa. Es mejor tener paciencia, y dedicarle mucha práctica. - Muchas personas desconocen que saben dibujar y pintar pues jamás lo han probado… ¿tú también vas a privarte de ser un artista?

Resumiendo: 1º observa detenidamente 2º dibuja boceto suavemente con carboncillo 3º pinta los colores planos con óleo 4º aplica colores, sombras y detalles

156


157


37. PRENSAR HOJAS Y FLORES SECAS. USOS PARA LA DECORACIÓN

Material: - 2 tablas de madera gruesas. - Taladro. - 4 tornillos. - 4 arandelas. - 4 palometas. - Cartón. - Papel secante. - Hojas de helechos, árboles, amapolas, manzanilla, hibiscos, etc.

¿Te gustaría disfrutar de hojas y flores durante todo el año? Gracias al prensado podrás conservar fácilmente hojas, pétalos, flores y tallos para siempre.

El prensado consiste en colocar las hojas y otras partes de la planta, entre dos papeles secantes para que éstos absorban la humedad natural de las planas hasta secarlas por completo. Una vez extraída toda esa humedad, la hoja o la flor estará lista para lo que tú quieras.

Hacer una prensa casera es muy fácil de hacer: Las tablas pueden ser de un contrachapado ancho, los cartones los podemos coger de cualquier envase para embalaje, y como papel secante podemos utilizar papel reciclado o de periódico. Taladra un agujero en cada esquina de cada tabla. Pasa los tornillos por cada unos de estos agujeros y a continuación corona los tornillos con

las arandelas por el lado que sobresalgan sus puntas. Finalmente aprieta las palometas para presionar y prensar hojas naturales. El tamaño de las tablas debe ser un poco mayor que el de los cartones y los papeles. Lógicamente, la prensa debe ser lo suficientemente grande como para poder albergar las hojas, los tallos y las flores que quieras preparar.

palometa

tornillo

cartones y papel secante 158


¿Cómo se prensa? flores no son todas las flores… ¿qué harían las abejas si nos llevásemos todas sus flores? - Si quieres potenciar el color de tu flor (ya que todas pierden color al secarse) tíñelas metiendo la flor por el tallo en agua tintada. - Otra forma muy sencilla para potenciar los colores de tu flor prensada es colorearla con acuarelas una vez esté bien seca. O mejor, ¿y si tintas la flor metiéndola por el tallo en agua de acuarela? - Prensa inmediatamente después de recogerlas. - No coloques las flores y hojas muy cerca entre sí, ya que al aplastarse suelen aumentar de tamaño y así evitarás romperlas cuando quieras separarlas. Una vez secadas y prensadas por separado, podrás hacer las composiciones que quieras juntándolas o superponiéndolas a tu gusto. - Evita prensar plantas carnosas, tallos muy gruesos y flores como las orquídeas, ya que al prensarse no quedan bien y se deforman. - Si notas que los papeles secantes acumulan mucha humedad, cámbialos cada 3 ó 4 días. - Si quieres también puedes poner varios preparados a la vez para prensar. Para que las hojas y flores de un preparado no marquen a las hojas y las flores del otro preparado con el que comparten prensa, coloca un cartón entre medias.

1. Dispón las hojas y flores cuidadosamente y bien ordenadas sobre un papel secante.

2. Tapa el preparado con otro papel secante.

3. Pon un cartón debajo y encima del preparado.

4. Pon el preparado entre las maderas y atornilla con fuerza para prensar.

5. Espera entre 15 a 20 días para tener los preparados secos y listos. CONSEJOS - Recoge las flores en un día más bien seco. - Procura no dejar una planta sin ninguna hoja o flores. Puedes hacerte con ejemplares de distintas plantas hasta reunir el racimo que a ti te guste. Algunas plantas agradecen que se le pode alguna flor, pues de esa manera seguirá creciendo y floreciendo con más fuerza aún. Eso sí: un par de 159


Otra forma es prensar dentro de la estantería, cuando los libros quedan bien apretados unos contra otros.

NOTA: también podrás prensar hojas cuando llegue el otoño para así conservarlas siempre con sus vivos colores. Para ello, no esperes a que la hoja muera y se seque en el suelo o en el árbol; de lo contrario la hoja se puede resquebrar al haber perdido su elasticidad natural.

PRENSAR CON LIBROS… Si no te es posible fabricar una prensa. Recurre a prensar hojas y flores entre papeles de periódico sobre los cuales pondrás bastante peso. Lo ideal es usar libros gordos. ¿QUÉ PODEMOS HACER CON NUESTRAS HOJAS SECAS? La flor y la hoja prensada nos pueden servir para decorar casi cualquier cosa que se nos ocurra. Se pueden hacer composiciones sobre papel reciclado artesanal o papel de acuarela para luego enmarcarlas y hacer con ellas cuadros de plantas (recuerda que puedes usar tus prensados a la hora de fabricar tu propio papel casero). También podemos poner las hojas en una bandeja, poniéndole un cristal encima para protegerlas. Se pueden aplicar éstas directamente sobre marcos,

velas, paredes, el techo, la pantalla de una lámpara, muebles, o emplearlas para embellecer separadores de lectura, adornar tapas de libros, forrar cajas y cuadernos, tarjetas de felicitación, postales, sellar cartas, decorar trabajos terminados en latón y otros materiales como una vieja regadera restaurada. Según el elemento decorado y la composición que hagamos obtendremos resultados más rústicos, coloristas, científicos, elegantes o clásicos.

Prueba a hacer un ramo con hojas y flores secas: ¿no crees que será un tanto original? 160


TARJETAS, TAPAS DE AGENDAS, FORRADO DE CARPETAS, CAJAS DE ZAPATOS, ETC. Materiales: - Cola de carpintero y pincel.

a). Unta la superficie de papel o cartón que desees decorar con la cola.

b). Pon tus prensados encima y luego barniza con otro poco de cola.

OBJETOS DE METAL Y BARRO CON FLORES Y HOJAS SECAS Materiales: - Regaderas, cubos o maceteros de metal. - Ollas, jarras o vasos de barro. - Pintura. - Pinceles. - Cola de carpintero. - Agua. - Flores y hojas secas

Tanto los objetos de metal como los de barro pueden lucir flores secas para dar un toque más campestre, solo debemos pintarlos y cuando tengan su pintura seca, pegaremos encima las flores con un poco de cola diluida en agua.

161


VELAS CON FLORES Y HOJAS SECAS Materiales - Parafina traslucida líquida. - Espátulas de metal o cucharas. - Termómetro.

- Cazos. - Flores y hojas secas prensadas. - Velas.

1 – Calienta las cucharas o espátulas sobre la vitrocerámica o con la ayuda de un fuego (hornilla, mechero, etc.) pero sin tiznar el metal.

2 – Coloca la flor sobre la vela y aplástala con la espátula que, al estar caliente, derrite la cera lo suficiente como para que la flor quede unida.

3 – Repite el mismo procedimiento con cada flor que quieras poner en la vela. Para ello será aconsejable que cambies de espátula o cuchara a medida que se vayan enfriando.

4 – Calienta la parafina a 96º C y coge la vela por su mecha. Sumerge la vela unos 3 segundos y a continuación escúrela sobre el cazo. Presiona las partes que hayan quedado sin pegarse y vuelve a sumergirla 2 segundos. ¡OJO!: Si la bañamos más de la cuenta se pueden tapar las flores y las hojas.

5 – Al principio la cera estará opaca, pero se irá haciendo transparente al enfriarse. El proceso de enfriamiento debe ser de una media hora. Esta capa de parafina dará brillo y protegerá las flores y hojas del polvo.

162


CUADROS Materiales: - Flores y hojas secas. - Papel. - Lápiz. - Cola de carpintero. - Pincel. - Marco.

Si quieres hacer una composición más rústica, el papel puede ser reciclado, de acuarela, granulado o con textura en vez de liso. Puedes mandar a

enmarcar tu composición de flores y hojas, o comprar un marco o portarretratos que ya vienen listos para montar. 163


También puedes hacer un boceto o marcar el papel con tu lápiz para recordar bien donde irá cada elemento. Procura hacer marcas suaves y sobre todo que se puedan tapar con las flores y las hojas.

1. Recorta un trozo de papel del tamaño de tu soporte. Pega el papel sobre la trasera del marco.

a.

b.

4. Pega cada elemento en su lugar. Usa el pincel y le cola para que tu composición quede bien fijada al papel y no se desordene una vez terminado. c.

2. Prueba a colocar las hojas y las flores hasta que te decidas por una composición que te guste. Si usas un papel con una textura bonita, como un papel elaborado por ti, procura hacer una composición sencilla para que pueda verse también el papel. 5. Deja tu obra secar completamente.

3. Si el diseño es fácil de recordar, pega las hojas y las flores en el papel respetando la composición que te había gustado. 6. ¡Coloca el marco y el cuadro a está listo! 164


Cosas que se pueden hacer y decorar con hojas y flores prensadas. 165


38. ESTUDIAR Y COLECCIONAR TIPOS DE HOJAS DE PLANTAS

Para estudiarlas: Necesitamos: -

Lupa. Hojas naturales.

Las hojas necesitan agua y nutrientes para vivir, así que para ello tienen unos tubitos llamados «nervaduras» que funcionan como las tuberías de una casa o el sistema circulatorio de nuestro propio cuerpo. Gracias a estos tubitos el agua y los nutrientes del suelo pueden ascender hasta las hojas más altas de un árbol. Si observas detalladamente con tu lupa, podrás apreciar cómo estas nervaduras aparecen en las hojas formando tres tipos formaciones:

a. Palminervias Su formación recuerda a una mano con sus dedos. hoja de arce

b. Paralelinervias Los nervios se disponen de forma alineada a a largo de la hoja. brizna de hierba

hoja de roble

166

c. Penninervia Un nervio central recorre la hoja y otros nervios más pequeños se ramifican partir de éste.


Para coleccionarlas y catalogarlas: Necesitaremos: -

* Puedes hacer una secuencia de crecimiento si escoges hojas más jóvenes seguidas de otras cada vez más maduras siendo todas de la misma especie. Así podrás exponer gráficamente cómo cambia esa hoja desde que nace hasta que se hace madura. A los pies de cada ejemplar, puedes indicar cuánto tiempo ha necesitado la planta para desarrollar una hoja así. Para eso tendrás que visitar la planta cada ciertos días para recoger ejemplares cada vez más grandes…

Hojas prensadas de árboles y plantas. Guía de plantas. Lugar para pegarlas. Pegamento de barra.

* Reúne ejemplares frescos y sanos de hojas que puedas encontrar en un jardín, huerto, campo, etc. * Prénsalas hasta su secado como ya sabes

* Podrías clasificar tus hojas en función de varios criterios: tamaño, color, ¡o sin son venenosas o no!

hacer. * Con ayuda de tu guía de plantas, identifícalas y hazle una etiqueta con su nombre vulgar e incluso el científico (el que viene al lado en latín)

* Exhibe y conserva tu hermosa colección en un corcho de pared, en un álbum de fotos, un libro que no leamos en ese momento, en nuestro cuaderno de campo, etc. ¿Imaginas tener un cuadro enmarcado con todas tus hojas bien catalogadas? Quedan muy bonitos en cualquier lugar de la casa sobre todo si llevas a enmarcar tu obra con marco y un cristal o plástico no brillante que las conserve bien.

* Fíjate en las características propias de cada hoja: su tamaño, color, nervaduras, si es áspera, pegajosa, aromática, peludita, gruesa, fina, con tallo largo, tallo corto, etc. Tipos de hojas

1

2

3

4

7

8

9

10

13

14

15

16

19

20

5

11

22

21

167

6

12

17

18

23

24

1. ovalada 2. elíptica 3. acorazonada 4. aflechada 5. acicular 6. lineal 7. bipinnada 8. paripinnada 9. imparipinnada 10. trifoliada 11. palmeada compuesta 12. bitrifoliada 13. entera 14. aserrada 15. dentada 16. lobulada 17. hendida 18. partida 19. uninervia 20. paralelinervia 21. penninervia 22. palminervia 23. peltada 24. curvinervia


39. COLECCIONAR CONCHAS. CÓMO LAVARLAS Y CONSERVARLAS. DECORAR CON CONCHAS

Necesitaremos para… recogerlas: * en la playa: - Bolsa. - Cajita de cerillas. * buceando: - Gafas y tubo. - Bolsa de red.

limpiarlas: - Agua dulce corriente. - Congelador. - Jabón de manos. - Cepillo de dientes. - Aguja o cuchilla.

barnizarlas: - Pincel. - Tapón de botella. - Aceite para bebés.

¿Qué conchas se pueden coger? Todas aquellas que encuentres a tu paso en la playa o en el fondo del mar. Eso sí, asegúrate de que no te hayas en una zona protegida o reserva natural, y que el ejemplar de esa concha sí la puedes recoger. Antes de llevarte las conchas a casa, mira bien adentro para comprobar que no tienen dueño. Llevarte una caracola con su inquilino conlleva que has de sacrificarlo por un capricho. Además es mucho más cómodo limpiar una concha abandonada que otra que tenga su bichito dentro. Matar para comer es ley de vida, pero matar por matar está mal.

¿Dónde encontrarlas? Podrás dar con conchas muy variadas en la orilla del mar, en la playa y en el fondo marino también hay especies de agua dulce en ríos y lagos. Acércate a la playa por al mañana temprano una vez que haya bajado la marea. Si lo haces tras una noche de mar movida, mucho mejor. También puedes coger tus gafas de bucear y un tubo y buscar tranquilamente cerca de la orilla o en los alrededores de unas rocas. 168


El procedimiento es sencillo, aunque minucioso si la concha tiene mucha suciedad encima. Se basa en rascar y quitar todo lo que no pertenezca a la propia concha. Hay que hacerlo con cuidado para no romper o agujerear la concha. ¿Barnizar? Una vez limpia y seca nuestra concha, puede aplicársele una capa de aceite mineral (el aceite para bebés vale perfectamente) para potenciar su brillo y colorido natural. Pondremos un poco de aceite en un tapón de la botella de un refresco, en un platito o cualquier recipiente pequeño. Con ayuda de nuestro pincel le aplicaremos una generosa capa de aceite sobre y dentro de la concha. Esto, la conservará bonita sobre todo si va a estar en un lugar donde pueda coger polvo. Lo que no se debe utilizar bajo ningún concepto son barnices o lacas ya que resultan imposibles de eliminar después sin dañar la concha.

¿Cómo limpiarlas? 1º Enjuágalas con agua dulce. 2º Embálalas bien. 3º Mételas en el congelador durante varios días. 4º Descongélalas. 5º Enjuágalas, y cepíllalas con un cepillo de dientes viejo y con jabón o ráscalas con algo punzante.

Otra opción también muy decorativa, es dejar la concha tal cual, adquiriendo un interesante aspecto de reliquia antigua.

6º Enjuágalas de nuevo para terminar.

COSAS QUE PODEMOS HACER CON LAS CONCHAS Una vez preparadas, a nuestras conchas les podemos dar otros usos además de tenerlas guardadas en un cajón: EXHIBIRLAS EN ESTANTES Y VITRINAS Para las que están colocadas en una estantería, sería recomendable no barnizarlas, de esa manera no se les pegará el polvo. Se pueden tener en vitrinas iluminadas de exposición, o incluso se puede tener una vitrina específica para nuestras conchas. ¿Por qué no poner el nombre de cada ejemplar en etiquetas? Indica su nombre vulgar, el científico y lugar de procedencia. 169


DECORAR MACETAS Y ACUARIOS

Podemos poner una concha en una maceta, junto con algunas piedras blancas de playa. También podemos decorar el fondo de nuestro acuario o poner alguna en la orilla de nuestra acuaterrario para crear un ambiente más divertido. Para estos casos no se barnizarán las conchas ya que estarán en contacto con animales y plantas vivas.

HACER UN BOTE SUBMARINO Materiales: Las posibilidades son infinitas: ¿cuál es la que tú eliges?

- Bote de plástico con tapadera y cierre Hermético. - Conchas marinas, piedras y arena. - Adhesivo universal. - Agua. Cuando tus conchas estén bien limpias, las puede ir metiendo cuidadosamente en un bote vacío. Usando un pegamento que lo pegue todo, podrás hacer composiciones a tu gusto como columnas o montículos de conchas y piedras redondeadas. Una vez seco todo el pegamento y bien fijadas todas las piezas, puedes añadir un poco de arena fina y finalmente agua hasta llenar el bote. No coloques tu composición en un lugar muy iluminado o soleado si no quieres que cree verdín y empiece a oler a agua estancada. Procura no cambiar apenas el agua para así no estropear las conchas. También podemos decorar un bote metiendo las conchas a su amor junto con cristalinas sin necesidad de usar adhesivo ni nada.

170


¿SABÍAS?

Pon los palos haciendo una cruz, y con las cuerdas afianza bien ambos palos entre sí. Teje la cuerda pasándola por todos los lados por igual. Pega las conchas a los cordeles (o hazles un pequeño agujero, si fuera posible, para enhebrar los cordeles y luego hacer un nudo). Utiliza cordeles de diferentes medidas para que el móvil quede más vistoso. Por último ata los cordeles con las conchas a los cuatro extremos de los palos de madera como ves en el dibujo:

… las vieiras se sirven en sus propias conchas así sea el restaurante más elegante.

HACER UN MOVIL DE CONCHAS Materiales: - Conchas marinas. - Cordel. - 2 palitos de madera de unos 30 cm. - Adhesivo universal. HACER VELAS CON CONCHAS DE MAR Materiales: - Conchas marinas. - Cera para velas. - Mechas para velas. - Cazo de metal. - Pinza de ropa o pesas para la mecha.

Rellena las conchas de mar hasta una altura considerable y sin que llegue a derramarse. Deja secar la cera, quita la pinza cuando ésta esté bien dura y corta un poco la mecha si hubiera quedado larga.

Corta las mechas, recordando que es mejor que sobre a que falte. El peso de las mechas para velas es para que las mechas no se muevan y se queden tocando el fondo. Si no tienes mechas de vela con pesas no pasa nada, hazte con una mecha y píllala con una pinza de la ropa. Apoya la pinza entre los bordes de la concha y procura que la mecha sobresalga por ambos lados de la pinza. La mecha debe tocar el fondo de la concha. De esta forma, cuando vertamos la cera caliente, la mecha no se moverá. Derrite la cera en el cazo hasta que la cera esté bien líquida. Recuerda no poner el fuego muy caliente.

¡Tu vela está lista para decorar tus cenas! 171


40.HORMIGUERO EN CASA

Tener hormigas en casa es muy interesante, sobre todo si no son hormigas que vienen a nuestra cocina sin haber sido invitadas. Para tener un buen hormiguero y ver cómo evoluciona su población o cómo la colonia excava sus galerías, debemos procurarnos un recipiente transparente y estrecho al que poder proporcionar humedad, aire limpio y comida sin que las hormigas se escapen.

Por último sería conveniente que te hicieras con una hormiga reina para fundar un nuevo reino en miniatura. Justo antes y justo después del verano son los mejores momentos para ir en busca de reinas, así que… ¡ten preparado tu hormiguero antes de hacerte con una!

El hormiguero debe ser un terrario plano con unos orificios por los que se renueve el aire y podamos proporcionarles humedad a la tierra. Además, debe haber una caja externa, a la que accederán por medio de un tubito. En esta caja pondremos la comida y algo de hojarasca para simular el mundo exterior.

CONSEJOS: - No mezcles hormigas de distintas colonias. - No dejes nunca tu hormiguero al sol.

172


CONSTRUIR MI PROPIO TERRARIO-HORMIGUERO ¡Es momento de demostrar que eres todo un manitas! Necesitamos: -

2 marcos. Tubo de goma, manguera. Tijeras. Pistola de silicona. Listón de madera. 4 tacos de madera. Media o tela mosquitera. Grapas y grapadora de tapicero. Cinta aislante en “E”. Cierres de metal. Papel de lija. Barniz de exteriores. Pincel. Cinta de carrocero. Clavos. Martillo. Taladro y brocas.

-

Lápiz. Lápiz gastado y corto. Regla. Colador. Embudo. Caja o tarrina para comida. Bote para agua, cuentagotas. Tierra. Hierba seca. Hojarasca. Ramitas. Piedrecillas. Agua. Hormigas.

Base del hormiguero El hormiguero debe estar en una posición vertical, así que le haremos una base con el listón de madera y los cuatro tacos. Este listón debe ser al menos tan largo como el terrario. En él fijaremos los cuatro tacos de madera para que sirvan como sustento. En cada esquina del listón clavaremos un taco usando los clavos y el martillo. Ten en cuenta de que la base debe estar lista antes de que metas la tierra y las hormigas en el terrario. Así, cuando tengas armado el terrario con los cierres (paso 5 de pág. 176), usa esa estructura para tomar las medidas de los lugares donde debas anclar los tacos. Es mejor si fijas los tacos justo donde corresponden los marcos para que el terrario no oscile.

Finalmente barniza el soporte para que adquiera el mismo aspecto que el resto del terrario

173


Estructura 1. Coge dos marcos para fotos o cuadros que tengan ya su cristal. A ser posible búscate dos marcos de madera cuyo cristal sea de metacrilato sin brillo. De esa forma tendrás un hormiguero más resistente a los golpes y al no ser la superficie

brillante, podrás observar mejor a las hormigas que haya dentro sin reflejos de luz exterior.

2. Toma las medidas con el lápiz y la regla para saber dónde van los 4 pestillos tanto en un marco como en el otro. Asegúrate de que cada pareja de agujeros coincide con los del otro marco, pues de lo contrario el pestillo no cerrará bien.

A continuación taladra y atornilla los pestillos en su lugar.

3. Cierra el terrario con sus pestillos, y nuevamente toma el lápiz y la regla para marcar el lugar donde van los orificios que tienes que hacer con el taladro. Los agujeros que se hacen en los laterales (b) han de estar cerca de la parte alta del terrario, donde se supone tiene que haber aire y no tierra. Estos agujeros servirán para conectar al hormiguero con el «mundo exterior» u otros hormigueros o bien como respiraderos laterales. En la horizontal superior del terrario se hacen los demás agujeros (a) que servirán como respiraderos. Por ellos el aire se reciclará y podrás aportar humedad a la tierra.

Tanto el agujero donde se coloca el tubo de goma como el tubo deben tener un diámetro suficientemente ancho como para permitir el paso, sin problemas, a las hormigas. Recuerda que por ese tubo deben pasar varias hormigas a la vez, solas o portando comida procedente del «mundo exterior». a. respiraderos superiores y laterales

A los dos marcos le quitamos la parte de atrás, para que queden transparentes por ambos lados.

b. entrada y salida

NOTA: si sólo haces respiraderos en la parte alta del terrario (y no abres orificios en sus laterales), el aire no se renovará correctamente y se viciará. Esto haría enfermar a las hormiguitas. 174


4. Cuando acabes de hacer agujeros, y si es necesario, lija los bordes de los orificios taladrados. A continuación coge tu pincel y barniza bien la madera para que resista la humedad del hormiguero sin deteriorarse. Dale por todos los lados, sobre todo por los agujeros que hiciste con el taladro.

Para no manchar los cristales puedes poner antes de barnizar un poco de cinta de carrocero.

cinta de carrocero

5. Cuando los marcos estén completamente secos le pegaremos en sus lados interiores (aquellos que estarán en contacto cuando el hormiguero esté armado) unas cintas aislantes en forma de “E” bien recortadas para evitar cualquier tipo de fuga de hormigas o pérdidas de humedad.

También hemos de poner las redecillas–respiradero bien fijadas a la madera usando las grapas para madera. Con esta redecilla se garantiza la entrada de aire nuevo a la vez que se evita el escape de las hormigas. Deja un orificio sin redecilla para meter la tierra. respiradero con redecilla

burletes en “E”

respiradero

6. Coge la tierra del mismo lugar de dónde cogiste las hormigas y cuélala con el colador. Coge tanta tierra como te sea necesaria para llenar casi todo el terrario. Una vez cribada, métela en el microondas 2 minutos y a continuación en el congelador de 10 a 15 minutos. Repite el proceso como mínimo 2 veces humedeciendo y removiendo bien la tierra antes de cada cocción en el microondas.

No hagas uso de tierra especial para jardinería. La tierra natural es mucho más sana para las hormigas. De hecho, la tierra debe ser lo más pobre posible en materia orgánica para evitar la aparición de hongos en nuestro hormiguero.

175


¡Enhorabuena el terrario está listo para las hormigas!

7. Cuando tengas la tierra preparada, déjala secar completamente antes de meterla en el terrario. Para ello, el terrario estará cerrado y te ayudarás de un embudo para colar la tierra por el orificio superior. Si la tierra estuviera húmeda no colaría bien por el embudo y además mancharía los cristales. Una vez introducida la tierra, podrás taponar ese orificio con un lápiz gastado y romo. Por último conecta el hormiguero con el mundo exterior por medio de la manguera. Sella cada junta con silicona en cada orificio si fuera necesario.

8. En vez de tierra podemos utilizar otros sustratos como por ejemplo el yeso. En este caso seremos nosotros los encargados de hacer las cámaras y galerías a nuestro gusto. No obstante siempre es mejor para las hormigas, y sin duda más

interesante para nuestras investigaciones, dejar que ellas hagan sus propias construcciones. Si te fijas bien verás cómo además le darán a cada lugar un uso tan diferente como necesario: cámara real, cementerio, despensa, guardería, basurero, etc.

Ya que tu hormiguero lo has hecho con dos marcos, ¿por qué no lo cuelgas de la pared?, ¿no sería un cuadro un tanto original? Eso sí ¡no te olvides de poner también la cajita para la comida!

176


El mundo exterior Como ya sabes, el hormiguero necesitará aire, agua y alimento para poder seguir con vida y evolucionar. El AIRE_ entrará y saldrá por los respiraderos superiores y laterales por lo que eso no es problema. El AGUA_ se puede aportar por los respiraderos superiores de forma equilibrada para procurar mantener el hormiguero húmedo por todas las zonas por igual. El ALIMENTO_ por un orificio lateral conectaremos el terrario con una caja externa mediante un tubo de goma. En esta caja procuraremos tener siempre alimento nuevo y fresco. Además, en ella pondremos hojas secas,

hierba o cualquier cosa que recuerde al MUNDO EXTERIOR de un hormiguero. - Taladra la tarrina con cuidado y únela con el hormiguero por medio del tubo de goma (previamente cortado a medida con las tijeras). Sella los orificios por donde has acoplado el tubo haciendo uso de la silicona. Así quedarán firmemente unidos. Los tubos también se usarán para interconectar hormigueros y más cajas de alimentación. ¡Tú eres tan arquitecto como tus hormigas, así que manos a la obra!

1-

Aporte de humedad con cuentagotas

Lápiz corto como tapón

Respiraderos superiores y laterales

Reina poniendo huevos en la cámara real.

2- Guardería. 3- Despensa con comida. 4- Zona de descanso. 5- Cementerio de hormigas.

Marco de cuadro Tubo de goma

Cristal sin brillo ni reflejos 4

2 Taco de madera

Tarrina como «mundo exterior»

5

3 1

2

Pestillos

177

Listón de madera

Comida, hojarasca, chinos…


CONSEGUIR UNA BUENA REINA

¿Cómo es una hormiga reina? Sin una hormiga reina no hay hormiguero, pues ella es la única de la colonia que pone huevos. Por lo La hormiga reina es la hormiga más grande de todas. tanto para comenzar tu colonia únicamente Tiene alas, además de un tórax y un abdomen más necesitas una reina. grande que sus compañeros los machos alados.

¿Qué reina se puede coger?

incluso se rompan. Si las alas no terminan de romperse ella misma se las arrancara. En resumen: debes entender que una reina está fecundada cuando ésta pierde sus alas. De lo contrario están sin fecundar.

Para que tengas pronto huevos y así empiece tu colonia, tu reina deberá estar fecundada por un macho. Ahora bien, ¿cómo saber que una reina está fecundada? Una vez en la superficie (fuera de su hormiguero), los alados emprenden el vuelo en busca de otros hormigueros para encontrar allí su pareja. Cuando una reina encuentra un macho alado para ella se aparean. Una vez que la hembra es fecundada, ésta deja de volar y se aleja andando en busca un buen lugar para fundar un nuevo hormiguero. Este viaje por tierra lo hace con sus alas bien extendidas lo que puede hacer que éstas

¿Cuándo se puede coger una reina? Para encontrar una reina debes darte una vuelta por el campo tras un día de lluvia antes de que acabe la primavera o justo cuando empieza el otoño. Es entonces cuando las reinas y los machos alados salen de sus hormigueros para aparearse y establecer nuevas colonias.

Humedad, oscuridad y alimentos…

CUIDADOS DE LA COLONIA Cuando tan sólo tengas a tu reina en el hormiguero, los cuidados se reducen a mantener la humedad del terrario y en tener a su disposición un poco de alimento siempre fresco. Recuerda que el terrario siempre debe mantener un mínimo de humedad, de lo contrario tus hormigas perecerían. Por otro lado debes evitar inundar el terrario en agua, lo cual sería fatal. Otra

cosa importante es mantener la cámara real y la de cría en plena oscuridad. Para ello puedes tapar con cartulina negra estas zonas para preservarlas de la luz. Cuando desees puedes despegarla para echar un vistazo y ver cómo la reina pone sus huevos y qué pasa a continuación… 178


En cuanto a la alimentación debes saber que la mayoría de las hormigas son omnívoras, es decir, les gusta comer de todo. Además de esta gran mayoría, también las hay que sólo les gusta comer semillas (hormigas granívoras), las comedoras de insectos (insectívoras), y por último las que se alimentan de secreciones azucaradas de larvas de insectos u hongos (mieleras). Evidentemente según el tipo de alimentación que requieran, las deberás de alimentar de una u otra forma. Para averiguar qué comen tus hormigas obsérvalas en la naturaleza cerca de donde la cogiste para ver de qué se alimentan. Criar hormigas granívoras es sin duda de lo más fácil para iniciarte en el cuidado de un hormiguero; ya que en cualquier mercado o pajarería puedes comprar semillas. En el caso de las mieleras con un tarro de miel tendrás para alimentarlas durante bastante tiempo. En cambio alimentar hormigas insectívoras te compromete a estar todo el día cazando insectos o bien a criar otros insectos para tener siempre reservas de comida. Por último, lo más seguro es que no

REINA

tengas otra opción que comenzar a criar a omnívoras. Para ser un buen criador de hormigas omnívoras, ofréceles un poco de todo lo que tengas en la cocina: azúcar, gotitas de miel, pan, brizna de hierba, trocitos de fruta y verduras, y algún insecto que encuentres, siempre y cuando no lo haya matado un insecticida. - Retira los insectos muertos tras un par de días, lo hayan tocado o no. De no quitarlos se pudrirán y se convertirán en una fuente de infecciones. Si no lo han tocado espera un par de meses para echarle otro insecto. - Otro método alternativo a los insectos muertos es el uso de patés de hígado. El paté debe ser completamente natural, es decir, sin conservantes ni colorantes para que tus hormigas lo prueben. - No alimentes en exceso a tus hormiguitas echándoles mucha comida o de lo contrario aparecerán hongos en la colonia.

MACHO

OBRERA

179

SOLDADO


BIBLIOGRAFÍA 180


ALDERTON, D (1997): You & your pet bird. Nueva York. Editorial Alfred A. Knopf. BARTLETT, R. D. y BARTLETT, P. P.: El Nuevo libro de los lagartos en terrario. Madrid. Ed. Tikal. BENNETT, STEVE y RUTH (2004): 365 actividades sin -TV al aire libre. Madrid. Ed. Tikal. EDICIONES AKAL (1986): El zoo de papel. Manualidades con papel. Madrid. Ediciones AKAL. FERNÁNDEZ VIVAS, A. (2007): JUEGOMANÍA. Juegos, tests, habilidades... Madrid. Ed. LIBSA. GIBBONS, B (1991): Guía celeste de la vida marina. Animales y plantas del litoral. Madrid. Ediciones CELESTE. HOLDEN, E (1979): La felicidad de vivir con la naturaleza. El diario de Edith Holden. Barcelona. Editorial BLUME. ILYA-SAN y YAHYA EL-DROUBIE (2006): Manga kit de dibujo. Técnicas, herramientas y proyectos para dominar el arte del manga. China. H. BLUME. JUNCEDA, L. (1981): 150 famosos dichos del idioma castellano. Madrid. SUSAETA Ediciones. Montena. PARRAMÓN, J. M. (1988): El gran libro de la pintura al óleo. Barcelona. Parramón Ediciones. PARRAMÓN, J. M. y FRESQUET, G. (1990): Cómo pintar a la acuarela. Barcelona. Parramón Ediciones. SAMA DELGADO, A. (1984): Walt Disney. Biblioteca de los jóvenes castores. Madrid. Ediciones Montena. SEYMOUR, J (2008): Guía práctica ilustrada para la vida en el campo. Barcelona. Ed. BLUME. SUSAETA EDICIONES, S.A. (1980): Una pregunta para cada día. Madrid. SUSAETA Ediciones. SUSAETA EDICIONES, S.A. (1985): Un cuento para cada día. Madrid. SUSAETA Ediciones. SUSAETA EDICIONES, S.A. (1987): Adivina, adivinanza… 314 famosas adivinanzas del idioma castellano. Madrid. SUSAETA Ediciones. SUSAETA EDICIONES, S.A. (1989): Chistes, acertijos adivinanzas… Madrid. SUSAETA Ediciones. SUSAETA EDICIONES, S.A. (1990): Los porqués de la naturaleza. Madrid. SUSAETA Ediciones. THOMSON, R (1977): La senda de la naturaleza. Insectos. Madrid. Ediciones PLESA. VV.AA. (1994): Ciencias naturales GAIA. Primer curso de bachillerato unificado polivalente. Barcelona. Editorial VICENS-VIVES. 181


ยกHASTA PRONTO!

182


183


184


185


otoño, invierno, primavera y verano ¿Quién dijo que el verano es la única estación divertida?, ¿acaso no te gusta dibujar ese muñeco de nieve que has hecho con tus vecinos, buscar hojas secas para darle a tu habitación un aire otoñal, o criar gusanos de seda a la llegada de la primavera? Si lo único que sabes hacer cuando has terminado tus deberes es acomodarte en el sofá para ver la tele o jugar a los videojuegos, también acuérdate de abrir este libro porque seguro que éste te dará más de una idea divertida para disfrutar en casa.

Con todo lo que aprendas aquí, tienes asegurado mucho tiempo de entretenimiento. Además, es posible que descubras algunas cosas que te gusten tanto como para convertirlas en tu mayor pasión: ¡en tu afición!

Con «Actividades para no aburrirse» nacerán artistas, científicos, naturalistas, artesanos o coleccionistas, a los que se les invita a crear hábitos saludables de actividad física en el medio natural, a desarrollar la capacidad de observación, la sensibilidad y conocimiento hacia los demás seres, la creatividad y, cómo no, la imaginación.

Jesús Villanueva Vázquez del Rey 186

Actividades para no aburrirse. Otoño, invierno, primavera y verano.  
Actividades para no aburrirse. Otoño, invierno, primavera y verano.  
Advertisement