Issuu on Google+

XXI PREGÓN DEL CARGADOR a la Semana Santa de San Fernando Organizado por la Asociación "Jóvenes Cargadores Cofrades" J.C.C. bajo el lema "cuando el Cargador se hace pregonero o el Pregonero cargador" a cargo de

D. Dominico Antonio Guillén Sánchez pronunciado en el Salón de Actos del Colegio de las Hermanas Carmelitas de la Caridad SAN FERNANDO 12 de abril de 2003 Sábado de Pasión


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez

PRESENTACIÓN DEL PREGONERO a cargo de

D. Ángel Luis Castro Haro (Suena la primera levantá, dentro de la Iglesia a la Virgen de las Lágrimas) Sr. Alcalde/representante de Nuestra Corporación Municipal Sr. Presidente/representante del Consejo de HH y CC Sr. Presidente y Junta rectora de la Asociación de Jóvenes Cargadores Cofrades Señores Hermanos Mayores Cargadores Músicos Cofrades Señores y señores Amigos todos. Era ese Domingo de Diciembre que para los cofrades del Huerto brilla más que el sol, habíamos acabado de rezarle a Nuestra Gracia y Esperanza en la Pastora en el día grande de su Función y del Pregón bonito que le regaló Martín. Estábamos dónde solemos ir después de las sandas o de visitar la Iglesia Pastoreña, Nos encontrábamos en esa nuestra segunda casa que es la del Naca, la de Rosa y de Churre. Nuestro pregonero, Dominico, con la mirada en el infinito cercano de las ollas, aprovechó la feliz tranquilidad del momento en el que nos encontrábamos para soltarme - Quillo que vas a ser mi presentador. - Hombre Tato yo estoy diciendo que me he retirado de todo. Pero a ti te digo lo que hay que decir cuando se trata con un amigo: A ti no tengo que decirte ni que “sí” ni que “no”, estoy para lo que tu quieras. Para lo que quiera mi compañero en el Colegio Ramos, en el Instituto y hasta colega en la docencia. Estoy para lo que quiera aquel chiquillo con el que hice la primera comunión. Para lo quiera el amigo de pandilla de la Alameda, de los camping del verano, y más mayorcitos de los guateques y barbacoas. Aquí se está para lo que quiera mi hermano en el Huerto de Jesús y en la Gracia y Esperanza de María, hermano cofrade y cargador con el que se ha compartido Palo en tantos Pasos. Aquí se está para lo que quiera mi capataz en los Afligidos, si Domi que sigo en tu cuadrilla, aunque el Lunes Santo me revista con la túnica roja y blanca, me ciña un fajín de esparto y me den un cirio para iluminar el camino de tu Jesús y mi Jesús de los Afligidos y su Bendita Madre de la Amargura, sigo en esa cuadrilla, sufro en esas maniobras difíciles y arriesgadas de la salida y recogida, sigo atento a

~2~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez tu voz en la curva imposible de Murillo con la Herrán y me siento casi tocando la gloria cuando el Paso va como Dios y la Isla manda. Aquella mañana, tarde ya, del domingo de Diciembre que para los cofrades del Huerto brilla más que el sol, me abriste tu corazón te confiaste, una vez más conmigo, y me dijiste que si yo no era tu presentador lo sería Pepe Mellao, más conocido por todos nosotros como Don José González García. Y quiso la fortuna que al poco apareciese Pepe por allí, y como entre nosotros no hay problemas. Ante mi deseo que fuera él el que estuviera ocupando esta presentación, lo hablamos en cinco minutos y quedamos que él estaría aquí como lo está en este acto, arropándome entre las bambalinas. Y después de este tercer Pregón, tras los dos que le has ofrecido a tus Esperanzas del Huerto y del Silencio, seguro que habrá una próxima ocasión y entonces, cambiaremos las tornas, tendrás en Pepe a tu presentador y yo estaré como hoy lo está él en la sombra de las bambalinas. Hemos comenzado con la voz de nuestro pregonero en la comprometida primera levantá dentro de la Iglesia del Paso de la Virgen de las Lágrimas. En esos instantes en los que hay que apacentar la tensión contenida para que no se ocasione ningún problema, que tratándose además de Columna a todos nos impone, sobre todo por lo vivido aquel Domingo de Ramos con Enrique. Y andando ya sobre la presentación, les digo que Dominico Antonio Guillén Sánchez, es el último y único hermano varón de una familia numerosa, lo que tiene un doble mérito: criarse siendo el más joven y además con tres hermanas. Recibió sus primeras letras junto a quien les habla en el Colegio Ramos, su directora, para nosotros la señorita Leli, esta orgullosa de haberle enseñado sus primeras letras a este cofrade, cargador y capataz que hoy es Profesor Titular y Vice-decano de la Facultad de Química ¡Hay gente pa tó! Su infancia discurre en el Barrio de la Pastora lo que va a influir decisivamente en su vida cofrade. Así su primera Hermandad fue el Ecce-Homo, cuenta una leyenda que Dominico se decidió por esta Cofradía, por que en aquella época de finales de los sesenta daban de refrigerio un bocadillo de jamón supuestamente serrano, todo un lujo en aquellos tiempos. Guiado por Manolo Infante se hace Hermano del Huerto, fue a partir del Martes Santo del 74, aquel del estreno del Palio de Gracia y Esperanza y de la emblemática “Oración del Huerto” de Agripino que más que marcha es Himno en la Hermandad y en Nuestra Semana Santa, donde comenzó a vivir esa Escuela de formación cristiana que es nuestra Cofradía. Ese, al final triste, Martes Santo pues viendo Dios tanto estreno en la pequeñita Pastora nos mandó el agua bendita de la lluvia para que el recordado Padre Arenas bautizara todo aquello, iba a marcar su vida cofradiera. Que se continúa sobre todo luchando en el Huerto, allí se muestra habilidoso con los cables y la informática, monta las instalaciones de los Nacimientos y de la Caseta de Feria, incluso creamos con Pepe y Carlos un pequeño coro que llamábamos de forma coloquial, la Schola Huertorum, los fieles que asistían a aquellos cultos del Huerto

~3~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez cantaban todos pa no escucharnos, tanto éxito tenía aquella experiencia que llegamos a cantar en la Función Solemne de las Hermandades pastoreñas presidida por el Señor Obispo. De esas benditas inquietudes que teníamos se nos ocurre hacer las andas para aliviar un poquito la economía de nuestras Hermandades, de ahí surgió hace ahora veinticinco años la Asociación de Jóvenes Cargadores Cofrades. Y este puede ser de manera extraoficial el Pregón del veinticinco Aniversario. A partir de ese momento no les voy a contar los Pasos que carga, sólo les diré que se que queda en particular con los de la Madre de Dios, desde Lágrimas con la que abríamos este acto, hasta nuestras Vírgenes de Gloria, Carmen y Pastora, pasando por Gracia y Esperanza, Esperanza de San Francisco y Soledad. Otra virtud que adorna la persona de nuestro pregonero es que siempre aguanta nuestras bromas, desde la que les conté del bocadillo, a todas las anécdotas vividas con él, siempre selladas con una sonrisa, llevando consigo las enseñanzas de nuestro santo, patrón de los Estudiantes, Tomas de Aquino, que decía que la alegría está en el centro de todas las virtudes y también nos decía el Santo que había que tener Humildad para aprender. Aprendiendo en su trabajo y como cargador y capataz, sobre todo como capataz. Hace ya algunos años José Carlos Fernández en la Enciclopedia de la Semana Santa en la provincia de Cádiz, decía que había que ir ver a ver si Dominico llegaba hasta la Cruz de Guía para llevar el Paso de Afligidos. Sigue así, como dice el Santo, con Humildad para aprender como vencer las dificultades del Paso y de la vida. (Comienza a sonar “Mater mea” sonido directo del Martes Santo de 1991 con Gracia y Esperanza por la calle Maldonado y la Casa de Hermandad de Ecce-Homo.) Y así aprendió a ser locutor de radio cofradiera, ofreciéndose a todas nuestras Hermandades en aquel entrañable programa de Respiradero. Hace muy poco, se compromete con nuestra Asociación y en sus tres años de Presidencia se fija el objetivo conseguido de dar seguridad de futuro, y quiera Dios por mucho años, a los Jóvenes Cargadores Cofrades, dejando el testigo de su mandato a cofrades cargadores más jóvenes, como su Presidente que es el primero no fundador que dirige esta Asociación. Aunque para mi modesto entender, en lo que creo que creó escuela Dominico fue sobre todo llevando la voz, se que hay cargadores en activo que todavía le echan de menos, echan de menos escuchar lo que suena de fondo con Mater Mea y nuestra Madre del Huerto llevándola por una calle de la Pastora. Algunos decían que tu voz era todo técnica, que si que la hay, pues en tu cabeza eres capaz de quedarte con los fuertes y tríos de todas las marchas, pero también como decías en el Botijo Cofradiero está el momento de la inspiración, instantes en los que en esos quieto y vamonos van retazos de tu vida cofradiera.

~4~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez Como en lo que estamos escuchando: Pasa nuestra Madre, en calle Maldonado ante la casa de tu primera Hermandad, la de Salud y Ecce-Homo. Pasa María y con ella pasa tu vida, Dominico, ahí van tus Padres, tus hermanas, tu novia (hoy tu mujer), tus hijos. Con la Hermandad en la calle van nuestros familiares y amigos, sobre todo los que sufren y los que ya no están con nosotros. Que sería de nuestras vidas sin estos momentos. ¿Cuantas veces en situaciones difíciles no decimos: Ánimo que falta poco pa la recogía?. O en los momentos sublimes aquello de, que se salga el que no puea ¿Quien se va a salir ante tanta Gracia y Esperanza? Es nuestra forma de ser y de hacer Semana Santa. Semana Santa en la Isla, ésta no es la mejor, ni la segunda ni la tercera de Andalucía. Es nada más y nada menos que nuestra Semana Santa, la que hemos vivido desde pequeño la que ha de evolucionar de una forma natural. Sintiéndonos orgullosos con lo nuestro Pasa la tuya, y nuestra, Gracia y Esperanza. El repique de los caireles en los varales nos hacen sentirnos dentro de ese Reino suyo que es su Palio de Palio. Se ha hecho fondo Y ahora sí, con ustedes Dominico Antonio Guillén Sánchez, tuya es la voz

~5~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez

XXI PREGÓN DEL CARGADOR a cargo de

D. Dominico Antonio Guillén Sánchez RECREACIÓN DEL GÉNESIS, LA ENCARNACIÓN Y EL NACIMIENTO Cuenta el libro del Génesis que en un principio, cuando Dios creó los cielos y la tierra, todo era confusión y no había nada en la tierra. Las tinieblas cubrían los abismos mientras el Espíritu de Dios aleteaba sobre la superficie de las aguas. Y como la obra de Dios contemplaba que alguna vez tendría que enviar a su Hijo para redimirnos, Dios debía escoger vientre y lugar para que naciera el Salvador. Dios debía repartir los cielos y tierra creados para que el universo fuera formado En el día primero la luz creó y, para iluminar al mundo, los cielos en el día segundo. El mar y la tierra en el día tercero y en el cuarto un gran candelero. El sol para que el cielo de día alumbrase y la luna para por las noches enseñorearse junto a estrellas y luceros para servir de guía a los marineros. En el quinto día mando al agua engendrar peces para dar vida a la mar y así los pescadores su sustento poder ganar. Igual hizo en la tierra creando aves, reptiles y todos los animales, afirmando a continuación creced y multiplicarse. Siendo el sexto día de la creación, viendo Dios la hermosura realizada quiso que tuviesen un señor y movido por un gran amor, un viento cálido de su boca salió y a su imagen y semejanza al hombre modeló. A su imagen y semejanza varón y mujer creó y su bendición les dio, para del paraíso disfrutar y para que sus hijos y los hijos de sus hijos la tierra poblar. Después que el cosmos ordenase Dios, a santificarlo, el séptimo día dedicó, dando ejemplo a toda criatura de que tal día era reservado para la oración debiéndolo guardar como enseñan las Sagradas Escrituras. Y se dio cuenta, Dios, que en su obra había una Isla, donde cielo, tierra y agua se confundían, donde la mar jugaba con la tierra a ser un paraíso celestial, donde la blanca sal se confundía con la espuma de la rompiente en la pleamar, arrecife azotado por las olas, entre la bahía y la inmensidad, con caños, saladares y esteros que como arterias, el flujo de las mareas dejaba transitar. Laberinto de plata de donde los peces no podían escapar y en donde las aves reponían fuerzas en su migrar. Isla cuajada de huertas, de jardines y alamedas, con naranjos, almendros y frondosa arboleda, de vegetación exuberante, gracias al milagro de que el agua cristalina, dulce y vivificante corre por subterráneos manantiales jugando con el oleaje. Agua que amamantan un vergel, añoranza, tal vez, de un edén. Sirena varada en los esteros, tierra de mariscadores, marineros y salineros, hombres que han hecho de la mar su cultura, su vida y su forma de pensar. Tierra de las tres marinas, donde el cónsul Balbo funda el primer astillero, probablemente lo

~6~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez que hoy se conoce como el Real Carenero. Donde Felipe V. en un excelente paraje sin necesidad de camuflar, perdido entre el nudo gordiano de caños y salinas mando alzar, de la Armada, su primer Arsenal Logar de la Puente, enclave estratégico, codiciado por innumerables pueblos y naciones, unido a tierra por un cordón umbilical, ciclópeo viaducto sobre el "Pretum Herculano", Puente Zuazo, símbolo de la ciudad, defendido desde el siglo XII, por un ribat, Castillo de San Romualdo, su guardián, mandado a construir por el Rey Sabio, cuando a los sarracenos, el poder sobre estas tierras le vino a arrebatar. La Isla, cuna de la libertad, donde Don Diego de Alvear con sus hombres resistieron con heroicidad, los envites del ejercito más poderoso del mundo y al que nadie podía derrotar. Mientras, en la ciudad asediada, de la España libre, su Capital, la primera constitución democrática del mundo vería promulgar. La Isla, frontera entre la Historia, el mito y la leyenda, por donde han pasado todas las culturas y civilizaciones, Isla de Juno, Erithea donde el más famoso de los héroes, Hércules, hijo de Júpiter y Alamena, se vio obligado a efectuar uno de los doce trabajos: "La captura de los bueyes de Gerión", monstruoso rey, del más lejano confín del occidente de Hesperia, que tenía tres cuerpos, tres vidas y por consiguiente, debía tres veces morir. Templo de Melkart con dos grandes columnas de blanco metal, al que antes de la conquista de Italia visitó Amóal. Cuentan los historiadores griegos y romanos que atraído por su fama, antes de invadir las Galias, vino a orar Cesar. La Isla cabeza de playa de la cristiandad, aquí desembarcó el Apóstol Santiago cuando a Hispania arribó, iniciando sus predicaciones hasta lograr destruir el templo pagano y consagrarlo al culto verdadero, dedicándolo a San Pedro (Santi Petri). A él le siguieron otros guerrilleros de la nueva religión, la que tenía como ariete la cruz salvífica, la que predicaba el amor frente al odio, la paz frente a la guerra, San Hiscio, primer obispo de la diócesis. Los Santos Servando y Germán, de los que cuentan las leyendas, que en el antiguo collado Ursoniano, hoy Cerro de los Mártires, fue regado con su sangre, durante la persecución de Diocleciano. La Isla, lineal y bella con una arquitectura especial, que ha dado nombre a un estilo propio, de casas organizadas como las ancestras romanas, de patios con pozos adornados con macetas, con olor a albahaca y hierbabuena, de acristalados arcos de medio punto, con fachadas adornadas con piedra ostionera, frisos, cornisas hornacinas y blasones, de enrejados cierros y balcones, de morunas azoteas, con miradores y almenas compitiendo con las araucarias por alcanzar las estrellas. La Isla, donde la luz, al llegar la primavera, alcanza su máximo esplendor cuando en los almendros y naranjos brota la flor, cuando los esteros se tiñen de amarillo y verdor, cuando el aire se almibara con aromas a incienso, clavo y retama de olor se prepara como, casadera doncella, para recibir en sus calles y plazas los misterios pasionales tan milenarios como ella.

~7~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez Por eso, al contemplar Dios este logar, tan celestial, tan cuajado de estrellas, donde luz, aire, tierra, y mar compiten en belleza, dijo, sea este, de mi Santísima Madre, su virginal en la tierra. Y mandó Dios a un Arcángel llamado Gabriel, a buscar una salinera y doncella de bien. Ella moraba en una capilla, mal alojada, en el Ribat, llamada María, señora y protectora del Logar, desposada con un maestro carenero de nombre José y el Ángel le dijo: María, qué nombre más bello, seguro que vino del cielo porque al nombrarlo ¡Oh María! parece que sale el sol inundando de alegría todos los campos en flor. Cinco letras que son cinco rosas de olor perfumando con su aroma este mundo pecador, muchos significados tiene tu nombre señora, Letanía dulcísima en tu honor, Excelsa, Amada de Yahvé, y Soberana, pero sobre Stella Maris, lucero que guía a navegantes y marineros, en Lepanto Galeona, y en esta tierra de los cargadores patrona, Rosario de pétalos de rosa, Rosario llena de gracia por el Creador elegida para que se cumpla en ti la profecía, concibiendo en tu seno al hijo de Dios, por ti de humanidad revestido. Luego que María oyó que el ángel Gabriel le decía: “Mira también tu pariente Isabel ha concebido un hijo a pesar de su vejez y este ya es el sexto mes, aquella que llamaban estéril, ¡no hay nada imposible para el poder de Yahvé!”. Y desde que lo supo María, no por falta de Fe en la profecía, sino para mostrarle su alegría, presurosa, a su prima Isabel fue a visitar, vivía en el patio Olea, en el barrio del Castillo y hacia allí se dirigió montada en un borriquillo, vestida de Pastora la Señora, dos angelitos carrasqueños sirviéndole de guía y guarda la acompañan. Al llegar los jazmines y rosales su mejor perfume hicieron brotar al ver que cuando las dos se abrazaron, desde el seno de Isabel, Juan saludaba al Mesías que como ya había dicho Gabriel se encarnaba en María. Y al saltar Juan todo los jilgueros y canarios empezaron a cantar y las palomas y cigüeñas echaron a volar y en los esteros los peces se arremolinaban para ver ese brinco que era profecía, cuando Isabel decía Bendita, Bendita eres Bendita Bendita, prima María y unos bronces carrasqueños empezaron a repicar porque desde entonces el Barrio del castillo de la Pastora será. Corría los primeros días de noviembre y María se preparaba para el nacimiento del Divino Redentor cuando en aquellos días se promulgó un edicto de parte de Augusto César, para que todo el mundo fuera empadronado. Y José era de la Casa de David, debía con su esposa empadronarse en Gallineras, Belén cañaílla donde los pescadores del logar tienen su puerto al abrigo de la mar, lugar opuesto al emplazamiento del Poblado de la Puente. Y aquella mañana que José y su esposa cruzaron el camino, María se hizo imán de los corazones de Marinos de guerra, pescadores, salineros, barqueros y mariscadores y como le sobrevino el parto, en el límite del camino Real, donde los seguidores de San Elías, habían fundado un convento, se cobijaron en él y allí tuvo lugar el alumbramiento. María lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre. Pero, a pesar del regocijo y la alegría, Por el feliz acontecimiento, La Estrella del mar y del firmamento, En la cara un halo de tristeza tenía. La siempre bienaventurada María

~8~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez Reina y Hermosura del Carmelo Y del alma de los hombres, consuelo Desconsolada estaba porque a Cristo veía Y José preguntaba: ¿No te has dormido? Ella se estremecía y respondía: a Dios oraba, Dándole gracias por el don recibido. Y al niño abrazaba y acunaba Resguardándolo con su manto del frío Y dándole besos esta nana le cantaba (Suena la NANA DE FALLA) Rayo de luna, Levante dormido, si te tengo en mi regazo ¿Por qué suspiro?

A la nana, nana, nanita, nana Duerme mi niño duerme, duerme tranquilo. Que no se entere nadie que has nacido.

A la nana, nana, nanita, nana en un huerto, cuajado de olivos, de la voluntad de tu Padre un Ángel será testigo

A la nana, nana, nanita, nana Ángeles y Querubines, contener vuestra alegría porque hasta el amanecer el niño solo es de María

A la nana, nana, nanita, nana Remanso de paz, Corazón mío, ¿Por qué cuando te miro en tus sienes veo espinos?

A la nana, nana, nanita, nana Con las claras del día los pastores Vendrán a adorarte niño que eres Rey Celestial

A la nana, nana, nanita, nana Rey de los cielos, Corderito divino, los clavos y el madero me dan escalofríos

A la nana, nana, nanita, nana Sueña mi niño, sueña. Un sueño infantil. Que mi manto te protege de lo que ha de venir

A la nana, nana, nanita, nana No estoy llorando Niño, es que al mirarte en mis ojos se refleja la Luz de Cristo triunfante

A la nana, nana, nanita, nana Fulgores del mar, arena y sal tiñen tus rizos de un color especial

A la nana, nana, nanita, nana Y serás en la mesa Sacrificio Divino,

A la nana, nana, nanita, nana

~9~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez para todos los hombres, el pan y el vino

Pero, ahora, Niño perdóname si te pido que esta noche sólo, sólo seas mío.

A la nana, nana, nanita, nana

Ilmo. Sr. Alcalde Sr. Presidente de la Asociación Jóvenes Cargadores Cofrades Sr. Presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías Hermanos Mayores Miembros de Comité del XXV Aniversario Pregoneros de la JCC Cargadores Cofrades Amigos todos: Gracias por vuestra presencia. Gracias Presidente y Junta Rectora de la JCC por el honor que me habéis concedido al nombrarme pregonero en este XXV aniversario de la JCC, espero no defraudaros. Y a ti Chiqui, ¿Qué decirte que no te haya dicho ya? Hermano y compañero, en tantos episodios de nuestras vidas. Entre tú y yo existen unos lazos que nunca se romperán, Gracias. SENTIMIENTO CARGADOR Bien sabe Dios, el trabajo que me ha costado abordar este Pregón, y noprecisamente porque no tenga nada que contar sino todo lo contrario. En este pregón que habéis tenido la osadía de darme la responsabilidad, hay tanto, y tan difícil de contar, que cada vez que me enfrentaba, no voy a caer en el tópico de decir unos folios en blanco, sino más correctamente, a la pantalla del Word, me entraba un mar de dudas… ¿por donde enfocarlo?, ¿que temas tratar?, ¿que decir?... y las ideas, vivencias, anécdotas llegaban a abrumarme, se hacia realidad el dicho de “el bosque no te deja ver los árboles” o aquella estrofa de una canción de Joan Manuel Serrat que decía …”No hago otra cosa que pensar en ti y nada me gusta más que hacer pregones (adaptación) pero hoy las musas han pasao de mi. Andarán de vacaciones, y días tras días, después de unas horas de miradas mutuas entre la pantalla y yo, siempre, acababa por cerrar un fichero que lo único que tenía era un título. La filosofía de este Pregón, propuesto por Antonio Gonzalez y acertadamente rematado por mi hermano Chiqui, como dice el título es: Pregón del Cargador a la Semana Santa de la Isla. Cosa que siempre me ha parecido oportunisimo hasta que me ha tocado hacerlo a mí. Pregón del Cargador a la Semana Santa…, no se puede decir que no tenga nada que contar el cargador, puesto que como parte activa del cortejo procesional, lleva sobre sus hombros a los titulares de Nuestras Cofradías. Pone su granito de arena en esta manifestación de FE (con mayúsculas) que es la Semana Santa. El cargador vive la Semana Santa pero la vive desde un prisma bien distinto a como lo puede hacer lo que podríamos denominar, y sin ningún animo peyorativo, el cofrade de túnica o el simple espectador.

~ 10 ~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez Veréis: Mientras la persona que observa un misterio pasional caminando, majestuoso por las calles, en un artístico Paso, con un marco o telón de fondo de una bonita fachada típica de la Isla, con algún naranjo en flor derrochando belleza y aroma de azahar, compitiendo con el incienso por el espacio etéreo, escuchando una buena marcha, o un respetuoso y emocionante silencio, comiéndose un rosquito o refrescándose con una cervecita, y tal vez abrazado a una muchacha; es decir utilizando, agradablemente claro está, sus cinco sentidos. El cargador, solo, normalmente disfruta de uno de sus sentidos y solo en determinadas ocasiones, el oído, siempre y cuando lleve una buena Banda detrás. Si nos fijamos en el tacto, lo único que siente es una presión sobre tus hombros, o un reguerito de cera caliente que te cae en la cabeza porque cierto mayordomo a cambiado la disposición de los candelabros y no ha tapado los boquetes antiguos, y luego dice que es una alopecia androgénica, o el roce con la cadera de tu compañero o con el travesaño (¡que lleva unos refuerzos…con unos tirafondos…), o con cualquier perno que con las prisas no se ha podido limar y se le ha dejado una rebaba que es una cuchillita. Y si hablamos de la vista, el cargador va a oscura, solo los que van en los testeros, en los fondos pueden robar alguna mirada a través del respiradero y admirar el milagro que sobre las piernas de una muchacha, que era paralítica, y que cuando paso la Virgen por delante suya se las puso buenísimas. Y del gusto, el cargador, normalmente lo que bebe es agua para contrarrestar la deshidratación, aunque también podríamos hablar, sobre todo un maestro, del ciclo del agua, de cómo el agua que bebemos se transpira por la frente y como regresa nuevamente a la comisura de los labios, un poquito más salada claro. Bueno, tampoco hay que exagerar, algún pictolín o alguna rajita de limón, te puede llegar de la mano de tu novia o de un aguador, que mima la cuadrilla. Por último el olfato…, de este mejor no hablar. En esta fiesta de los sentidos que es la Semana Santa, está claro que el primero es el sibarita y el segundo es tonto o está loco. Ustedes dirán. Mientras uno disfruta, el otro lo más que puede es intuir lo que disfruta el primero. Evidentemente, nos estamos olvidando de algo importante… ¡Ah sí! que nos gusta hacer deporte…sacro ¡por supuesto! ¡Verdad!, algunos estaréis de acuerdo conmigo, que muchos cofrades piensan esto de los cargadores, otros pensareis que estoy exagerando. Sea serio, el pregonero, y no exagere tanto. Es cierto, que no creo que la mayoría de los cofrades y público piense que estamos locos o que tomemos la carga como un deporte, pero como dicen las escrituras,… por sus actos los conoceréis…, y algunas veces, la verdad es que me hacen dudar. No sé lo que esta pasando en el mundo cofrade, pero me da la impresión que se está perdiendo un poco el norte, parece como si cada vez fueran más los seguidores de esa corriente profana que valora más la estética que la ética, que son

~ 11 ~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez capaces de montarte una tesis sobre que tipo de banda tiene que llevar, tal o cual misterio, y que en ello le va la vida y son capaces de crear la discordia en una HERMANDAD, y de intentar montar tal follón, llevar el tema al obispado, de provocar que nombren una gestora, etc. etc. El pregonero quiere reivindicar la religiosidad de esta celebración, la procesión en la calle es una catequesis en masas. Esa, y solo esa, es su función, aunque la Iglesia y la sociedad, nos reclama nuestra participación en otros aspectos, como la caridad, la colaboración en la vida parroquial, en catequesis parroquial, entre otras. El cofrade debe de preocuparse, un poquito menos de la estética, ¡cuidado no estoy diciendo que no la cuidemos! y un mucho más a las relaciones humanas, a la ayuda al prójimo, a tareas sociales, parroquiales, a rezar, y cumplir las fiestas de guardar, etc. El cofrade debe ser y vivir como un verdadero cristiano comprometido con su Hermandad y con la Iglesia, porqué amigos, las Hermandades y cofradías son asociaciones de la Iglesia, y por tanto creer en Dios es una obligación, pero no en el Dios de madera que representa la imagen sagrada, eso sería idolatría, la imagen es solo un vehículo, una forma, didáctica, de llegar a Él, al Altísimo que es en quien debemos creer. Solo así las Hermandades serán eso, verdaderas hermandades, y expulsemos de ellas, las envidias, los odios, y todo tipo de bajezas humanas. Dios y más concretamente su Hijo, el Divino Redentor nos enseña el mandamiento del amor. Solo así, estas instituciones con 7 siglos de existencias que nos ha llegado de nuestros padres y estamos obligados a transmitírselas a nuestros hijos, solo así, seguirán existiendo. Y lo mismo ocurre con la carga, retomando el tema, os habéis hecho, alguna vez la pregunta, dicho lo dicho, ¿por qué uno se mete a cargador cofrade? ¿Cuáles son los verdaderos motivos? Si no os la habéis hecho, alguna vez os la harán… (CARLOS): (Papi, ¿Tu por qué cargabas?) Anda ya niño, ya lo entenderás. (CARLOS): (Papi, contéstame, ¿Tú por qué empezaste a cargar?) Bueno, por aquel entonces yo estaba en nuestra Cofradía del Huerto, y mis amigos unos eran de Soledad, otros de Medinaceli, otros de Expiración, otros de Afligidos, prácticamente todos estábamos implicados en distintas cofradías y un día decidimos, para ahorrar unas perrillas, en vez de contratar a los cargadores para llevar los pasos a la Iglesia y después de la salida volverlo a traer al almacén, hacerlo nosotros, por aquel entonces las Cofradías no eran tan ricas como ahora. Un año al cambiar una Cofradía del Lunes al Jueves Santo, como aquí no había muchos cargadores, pues el Cristo de Expiración no tenía como salir, y Mame, el de la juguetería, nos llamo para cargarlo entre todos. (CARLOS): (Y…, ¿Cómo fue?... ¿Estabas nervioso?... ¿Te pesó mucho? )

~ 12 ~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez La verdad, es que al principio, tenía un poquillo de miedo y dude, pero como todos mis amigos iban, pues eso me ayudó, ¡no iba a ser menos! Fíjate que casi ninguno había cargado un Paso, salvo los traslados y eso no se podía comparar. Pero salimos, el Paso más o menos iba bien, o al menos eso nos decían, y nosotros nos lo creíamos claro. Pero cuando estábamos a mitad de la Carrera Oficial, que antes era en la calle Rosario, nos llevamos mucho tiempo parado y al final nos dijeron que el Paso de la Virgen, la Esperanza, que iba cargada por cargadores profesionales se le habían partido algunos varales y se volvió para la Iglesia y nosotros continuamos haciendo todo el recorrido. La vuelta fue, holocausto caníbal, no pesaba na el Paso, yo tenía dolores por todo el cuerpo, además como éramos novatos yo no tenía una almohada apropiada, y tu abuela me dijo que cogiera la de la cama, que era de lana, pero de tamaño grande, menos mal que no era de matrimonio, no veas que al amarrar no cabía y como el que iba a mi lado era Chiqui, compartimos la almohada entre los dos. Pero el que iba detrás de mí, llevaba un cojín del sofá de su casa con un botón en todo el centro, y en vez de ponerlo para adentro del palo, lo puso para afuera y le caía en todo el centro del cuello. Y el Cabezón, otro de los que iba, llevaba un cacho de goma espuma, con lo que quema eso. Pero cuando llegamos a la Iglesia, todos, no se porqué estábamos felices, abrazándonos, se nos había olvidado los dolores. Después de todo, aquella experiencia, tuvo más de positivo que de negativo. Y en el cuerpo se nos quedó un gusanillo. (CARLOS): (Pero Papi, si tu dices que los Pasos, como Las Lagrimas o la Virgen del Huerto, te pesaba en la Iglesia antes de salir, ¿Tu por qué la cargabas?) Hijo, cargar es sentir, cuando tu juegas al fútbol y metes un gol te sientes feliz porque tu equipo ha ganado, aunque alguien te haya pegado una patada antes, que llegaste a ver las estrellas, a que después del gol ya no te acuerdas. Pues igual, al cargar se tienen un montón de sensaciones, sentimientos, algunos muy jondos. Y, siempre, ten en cuenta que sentir es vivir. Para cargar, hay que creer en Dios, pero como decía antes en el Dios que está arriba, no en la imagen, no seamos idólatra. Mira seguro que si hacemos una cuadrilla de, personas que no creen en Dios y lo metemos en un paso, de los pesados, como el de Afligidos, por ejemplo, y arriba le ponemos una cabra. Seguro que no duran ni 10 minutos, y salen todos corriendo diciendo que son ca…tontos. Pero te voy a contar una historia verídica, tu conoces a mi amigo “El NONO” el médico. Bien, pues ese es de los que le gusta discutir sobre todo en la barra de un bar, y él se declara agnóstico convencido, (igual que antes de los que no creen en Dios), el se acercó a la Asociación, porque lo que si le va es eso de la estética y de las tradiciones de un pueblo, de hecho es aficionado a la antropología, y algún enano de cola, de los que no crecen de la maldad que tienen, una vez le dijo si te apuntas pide que te metan en esta cuadrilla o en esta otra. Así que, el Lunes Santo teníamos al Nono amarrado en el 5º palo del Romano, otro de los pasos que pesan, cuando toco el mayordomo, el tercer toque, y

~ 13 ~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez el Paso subió al cielo y el Romano, un poco más y deja el casco en el coro, cuando cayo sobre sus hombros, se dijo:… ya estoy yo de más aquí…,… pero habrá que aguantar por que si no voy a tener que estar todo un año aguantando carrete… pero empezó el paso a caminar majestuoso a los sones de una banda que se habían traído directamente de Ben-Hur o la Túnica Sagrada, y comenzó a sentir, que sus compañeros estaban también trabajando, y se estaban repartiendo el peso todos por igual, y en ese momento sintió el COMPAÑERISMO que había en la cuadrilla. Al cabo de algunas trepás cogió una mala postura en una levantá, y el compañero que se dio cuenta, le dijo,…metete bien que yo aguanto…, y se dio cuenta que allí reinaba la SOLIDARIDAD. En otra trepá, cuando la cuadrilla ya había cogido el ritmo y el compás, o como decimos nosotros había cuajado, la Banda comenzó a tocar una marcha de las buenas, y sintió, aunque no lo veía, que el Paso iba bien, iba medido, perfecto y hasta parecía que pesaba menos, apareciendo una sonrisa de SATISFACCIÓN, por sentir que se estaban trabajando bien, incluso no se pudo reprimir y en el “solo” se le puso la carne de gallina. En un fondo el Tatín un cargador de penúltimo, para relajar un poco el ambiente, el paso pesaba mucho y quiera que no había tensión en los cuerpos, soltó una chorrada y hubo una carcajada generalizada y el Nono se sonrió, y se dijo: … a pesar de todo hay que ver la ALEGRIA que tiene esta cuadrilla…. Luego, tres trepás más, se escucho una Saeta, bien cantá, oración que sale del alma, y el paso cortito se meció, y al Nono se le saltaran dos lagrimones, como dos cocos de EMOCIÓN, aquello había sido demasiado pa’l ‘body. Luego, como le tocó ir en una banda del Paso, una vez que miró por los respiraderos, vio a una familia con tres niños pequeños, todos mirando al Misterio los chiquillos con los ojos abiertos de par en par que parecían buhitos, la madre se presigno, y al padre se le había escapado una lágrima furtiva, porque recientemente un amigo suyo había fallecido y como era de esta cofradía, se lo había recordado, entonces el Nono sintió EXTRAÑEZA y empezaron a venir todo un flujo de sentimientos que emergían de lo más profundo de su ser, y se dijo: …aquí pasa algo…, comenzaron a venirle un montón de recuerdos y cuanto más iba pesando el Paso, más le venían, y empezó a acordarse del pariente que falleció recientemente, y se le hizo un nudo en la garganta. El cargador que iba a su lado, se dio cuenta que le pasaba algo y le preguntó: … ¿qué te pasa, estas mal? … No, no… y se dio cuenta que al lado llevaba un buen amigo. Y le vinieron a la mente recuerdos de su infancia, de su pandilla de la calle, cuando jugaba a los bolis, y un poco más tarde de cuando empezaron a tontear con las niñas, y al pasar por un freidor se acordó de los paquetes de mijitas de 2 pesetas, y de las procesiones que montaban en el instituto con la mesa del profesor, y el alfeñique de Juanito haciendo de Cristo, y de pronto salía una voz …¡El Jefe de Estudios!… y ahí iba Juanito escalera abajo con mesa incluida, y se acordaba de los abuelos, y cada vez más, la duda se le venía a la cabeza, …¡aquí pasa algo!..., y aunque agnóstico, le vinieron recuerdos de la Pasión del Señor de la que le contaron de pequeño en el colegio, y hasta recordaba el nombre de ese,…de Simón de Ciriné, y de la Madre de Dios, María y de cómo se entregó a Dios totalmente, del sufrimiento de Cristo con y en la Cruz. Y el Paso ya estaba en la recogida, el último esfuerzo, y una vez puesto el paso en su sitio, su cuerpo estaba derrengado pero los sentimientos que había tenido durante la salida procesional, no los había tenido nunca, por lo menos en tan corto periodo de tiempo. Y le entro TRISTEZA, por que se había acabado, pero sin embargo estaba PLETÓRICO y JUBILOSO, porque se había recogido sin problemas, SATISFECHO, todo había salido bien y el balance era POSITIVO. Y cuando su cabeza se enfrió, después de ducharse y de haberse metido en la cama,

~ 14 ~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez como no podía dormir, a pesar del cansancio, porque tenía todos sus sentidos, como antenas parabólicas, rememorando todo lo que había visto, oído y sentido hizo balance, y se dio cuenta de todo lo que había trabajado, debajo de ese Paso, y sin embargo lo había hecho a cambio de nada, es decir que el trabajo había sido por AMOR. Seguro que a el Nono, agnóstico convencido, aquel Lunes Santo, ALGUIEN, le habían hecho una faena. Pues bien, solo, por lo que le pasó a Nono había merecido la pena el trabajo de todo un año de cofrades y cargadores. (CARLOS): (Papi, ¿tu nunca has cargado como en Sevilla? ¿Siempre has cargado como se hace aquí?... El paso Sevillano también es bonito.) Claro, cada estilo tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, pero aquí en la Isla hay que cargar como lo han hecho nuestros mayores. Te voy a contar una historia que pocos conocen, pero no se lo digas a nadie, porque si no voy a tener que aguantar carrete. Mira en el año 1982-1983, ya no me acuerdo muy bien, cuando sacábamos la Virgen del Carmen, el día de su santo es decir el día 16 de Julio, unos días antes, estábamos ensayando con el paso en la nave lateral de la Iglesia del Carmen, y como preveíamos que nos iban a tocar Campanilleros, yo propuse a la cuadrilla si ensayábamos el paso Sevillano, y lo intentamos, y varias veces y cuanto más lo ensayábamos más ridículo nos estaba pareciendo. Así que decidimos dejarlo. Ahí me di cuenta que teníamos que respetar nuestro estilo, que era propio y que lo teníamos que conservar y mejorar. Imagínate una cosa, si aquel ensayo hubiera salido bien, a lo mejor tú no hubieras conocido nuestro estilo, el estilo del cargador Isleño, ese que definió, a la perfección, el poeta gaditano José Mª Pemán, en una poesía dedicada a la Virgen del Carmen y que en su estrofa final dice: ¡Cargadores de la Isla, marineros de la mar!: La Señora estaba triste: si la queréis consolar, cuando la saquéis, mecedla de esa manera especial, hecha de tango y ternura y de vaivenes de mar, como se mecen los santos desde los Puertos a acá, ¡como no saben mecerlos en ninguna parte más! Tú, cargador, que no sabes rezar la Salve, quizás: si cuando lo saques, meces el paso, con buen compás, aunque no sepas la Salve, Dios te lo perdonará... ¡que mecer así a la Virgen, ya es un modo de rezar!

~ 15 ~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez Seguramente fue la Virgen del Carmen, que estaba de espectadora del ensayo, la que me abrió los ojos. ¿Te hubiera gustado, ver todos los Pasos de Isla cargado a estilo costalero, y no haber conocido el paso corto y a las bandas? (CARLOS): (No, papá, porque cuando sea mayor yo quiero ser cargador de la Isla y sentir lo que tu has sentido, y andar a pasos cortos y a las bandas y quiero escuchar… ¿Cola Estamos?... …Cuando quieras… … Toca…) Hubiera sido y es una falta de respeto eliminar de un plumazo ese estilo cañaílla, tan nuestro. Son muchos los que han aportado su granito de arena y debemos protegerlo de la barbarie. Repito, por respeto a tantos y tantos cargadores, buenos hombre, rudos quizás, pero buenos hombre que han dado lo mejor que tenían, hombros cargadores que han rezado con cada gota de sudor, muchos de ellos ya no están con nosotros, son cargadores de almas blancas que se reúnen, en el almacén cofrade, que según se sube, a mano derecha, al entrar en el cielo hay. Es un almacén donde suenan marchas semanasanteras, donde queman incienso, con las paredes llenas de carteles, con olor a alcanfor y con el más divino Paso allí guardado, y allí tienen su tertulia, los cargadores somos gente que nos gusta reunirnos, para contar nuestras vivencias bajo los pasos y tomarnos, ¿por qué no? Una copita de vino. Allí, junto a cargadores de leyenda como Marín el Viejo, Carrillo, el Pulga y tantos otros se encuentra ya algún que otro Joven Cargador Cofrade, Paco Cruceira, Manolo Marín, Jesús el Niño del pendiente, Paco Macías, Diego el Boba, Perico Sánchez, El Canario, buenas gentes, buenos cargadores que los ha llamado Dios para formar una cuadrilla celestial. Y cuentan que cuando uno llegó al cielo y se encontró con San Pedro en las mismísimas puertas le preguntó. ¿Quién eres? Soy un cargador Isleño ¿Qué es eso? Tú no sabes, San Pedro. Cargador, es ser los pies del Señor, es poner sentimiento y pasión, y caminar juntos los dos meciéndolo con amor para aliviar su dolor... Cargador, es ser candray isleño. Para llevar a Dios por caños y esteros, para que la buena gente vean a Jesús el Nazareno, y le digan: Señor, en Ti creo. Cargador, es ser verónica, y Simón el cirineo. Para enjugar su cara divina

~ 16 ~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez Y aliviar el peso del madero. Y ser José de Arimatea, para descender al Cristo muerto San Pedro le abrió las puertas del cielo y le dejo pasar. Y se encontró con Jesucristo: ¡Ay Señor, que yo fui tu cargador!... para sobre mis hombros llevarte y sentirte siempre presente. Y quise cargar tu divino peso como tú cargaste con el madero para enseñarnos un mandamiento nuevo y salvar al mundo entero Señor, a cambio de eso Mis hombros al palo quedaron presos Yo te llevaba a Ti Y Tú me llevabas a mí ¡Ay señor que yo fui tu cargador! ¡Ay Salvador, de mis pecados redentor! ¡Ay cordero y buen Pastor aquí me tienes henchido de amor! Siguió caminando por el cielo. De pronto, en uno de los caminos del cielo, se encontró cara a cara con Ella. ¿Me conoces Señora? Claro que si, fuiste mi cargador Como iba caer en el olvido esa cuadrilla que con tanto mimo me llevo, por la Isla, junto a mi hijo Señora por amor fui tu cargador. Con mis hombros quería consolar El dolor que te producía aquel puñal Al ver, con la cruz, tu hijo cargar Al ver, en la cruz, a tu hijo clavar Al ver, en la cruz a tu hijo expirar Fui cargador para a la Isla llevar La más bella flor del rosal La que es madre del salvador Y madre de la humanidad Fui la jarra y tú la flor Fui tu barco que por la isla navegó

~ 17 ~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez Fui tu manto para darte calor Y, fui filigrana que en tu palio se bordó Y te lleve a paso corto, Y el piropo brotó Y hasta el rocío lloró Cuando vio tu carita de niña, ungida de dolor Y para consolarte madre Tus hijos te aplaudían Y la noche te besaba Y el cargador con sus hombros rezaba Y la saeta en los corazones se clavaba Y aunque tú pena era honda En ti brillaba la esperanza Porque tenías confianza Que tu hijo triunfaría Y yo allá abajo, decía Entre oraciones, tiniebla y sudor “Por Ti soy cargador, porque te quiero porque te quiero, por amor” Y el paso se mecía Y los varales cimbreaban Y tu pueblo de piropos te colmaba Y todo el palio temblaba Y yo en la oscuridad gozaba Y sentía que de tu amor mi corazón se llenaba y tus manos me bendecía y tus plantas me acariciaba... Yo la tierra, Tú la flor; por ti soy cargador por que te quiero porque te quiero por amor. LA ISLA CARGADORA Aunque Cervantes decía … lo que se sabe sentir se sabe decir… me parece mucho más acertado lo que decía Fray Luis de León …Faltan palabras a la lengua para los sentimientos del alma… y el mundo de la carga es eso sentimientos del alma, hay muchísimas cosas que son muy difíciles de transmitir y sobre todo a este pregonero, no muy versado en las letras, todos sabéis que soy de ciencia, pero bueno seguiremos con el hilo del pregón e intentaré transmitir como vive y como ve la Semana Santa el cargador, ahí que recordar queridos amigos, que el cargador vive la Semana Santa, todo el año. Pero, empieza a calentar motores por noviembre, con los ensayos. Y se me viene a la mente, cuando estaba en la Junta de mi Huerto,

~ 18 ~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez e íbamos a postular, por norma, el primer sábado después de Reyes, o sea yo he ido a postular un 7 de enero, y ningún año faltaba esa frase que decía, … nada más que ha nacido el niño y ya lo estáis matando… Imaginaros lo que podrían decir si en noviembre los cargadores fuéramos a postular, que aun ni ha nacido el niño. Pero si queréis que os diga cual es el tiempo en el que el cargador más disfruta, de tertulias, un trasladito, el amigo que estaba fuera y ha vuelto para Semana Santa, evidentemente estoy hablando del tiempo de vísperas, la Semana de Pasión, las vísperas siempre son las mejores fechas, luego la Semana Santa pasa muy rápido, además, como ya os he intentado transmitir, durante la semana santa los sentimientos son mucho más íntimos, son mas personales, nos gusta guardarlo en el cajón de la memoria profunda, donde se guardan los buenas vivencias, las que llevan el marchamo de la autenticidad, de las que te vas a acordar toda tu vida. Algún foráneo pueden pensar, que los andaluces, somos morbosos o no se que, sobre todo si el susodicho es un sacerdote, religioso o cristiano comprometido con otras asociaciones de la Iglesia, y claro le extraña que mientras la liturgia manda en cuaresma tener los altares desnudos y sin flores, aquí montamos altares de cultos, lo más grande posible, y los llenamos de flores. Mientras que el momento cumbre para la Iglesia es la Resurrección, nosotros el sábado santo estamos tristes, porque todo ha acabado y hay que esperar todo un año para que vuelva otra Semana Santa. Bueno, pero el lunes de pascua ya estamos contando batallitas de la Semana Santa pasada y comenzamos a pensar en la que viene. Evidentemente, en este pregón, no se puede contar todo, puesto que sería extremadamente largo, y como dijo en esta misma tribuna el primer Pregonero, Salvador Caldelas, … lo malo si breve, por lo menos es breve… Y entramos en la tercera parte, y última creo, del Pregón en donde intentaré transmitir, como el cargador vive cada uno de los misterios pasionales que a partir de mañana empezarán a llenar nuestras calles y plazas y la Isla se convertirá Jerusalén en el siglo XXI, con unas tradiciones ancladas en el barroco, siglo XVIII, por el milagro de la Palabra. Ya, anteriormente hemos convertido en este pregón a la Isla en el Edén, en Roma, en Belén, en el monte Carmelo y en lo que sea, la imaginación es una de las maravillas que cuando Dios nos creo, nos regaló. Y aunque pienso que cada Paso, cada misterio, cada Palio, cada Calvario, tiene y debe de tener una identidad propia, y el cargador debe de darle esa impronta, para no extenderme mucho, voy a intentar agruparlos por su tipología. Pero antes permitirme que de un paseo por uno de los parajes mas bellos, de nuestra tierra, y que ya nos queda poco para disfrutarlo, gracias a una pandilla de especuladores, que como Judas Iscariote, lo único que le importa son las monedas, y por las monedas traicionan lo que haga falta, pero como dice la sabiduría popular, en el pecado llevarán la penitencia. El sitio que os hablo, es el fondo de la Bahía, allí donde las aguas se calman, donde el corazón se apacigua, allí voy cuando necesito paz en el espíritu, porque todo aquel paraje es un remanso de Paz, se ve, se siente se respira la Paz, que

~ 19 ~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez tanta falta hace ahora en el mundo, precisamente allí, sobre el cerro, hay una capilla, dedicada a San Juan Bautista, si aquel hijo de Isabel que dio un brinco en el vientre de la Madre, cuando María la Reina de la Paz, fue a visitar a su prima. Pues en esta capilla de aire marinero, tiene su residencia una mujer de ojos verdes como la mar, verde color de esperanza, y de tez blanca como la Paz, que curiosamente fue bendecida, cuando se estaba desarrollando la primera guerra del golfo. Evidentemente, no ha sido fruto del azar ni de la mano de hombre este cúmulo de casualidades, claramente está la mano de Dios, detrás. Esta es la razón que ahora mi Pregón de este paseo por la Casería de Ossio, para pedirle a María reina y soberana de la Paz: Paz para este mundo, Paz para mi Tierra, que se alejen los buitres Que se alimenta de las miserias de la carroña, de los parias, de los espaldas mojadas, que se alejen las bestias Que utilizan el crimen En nombre de una falsa causa justificada Señora de la Paz, Trae la Justicia al mundo Porque no hay Paz sin justicia Que el mundo esta lleno de inmundicias De miserias, de envidias de avaricias Señora de la Paz, Tu que viviste la Pasión de tu hijo Jesucristo Por criminales maltratado y vilipendiado E injustamente a muerte condenado Cordero de Dios entregado Para salvar a la humanidad Protege a tu pueblo Que te quiere y que te adora Y que en una esperanzadora espera Verte las tardes de Jueves Santo quisiera Paseando por esta Isla de blancura Con blancas vestiduras Bajo palio, blanco como la espuma Y Que tu blancura deslumbre, Y Que ciegue al hombre Que no merece ese nombre Que ciego por los poderes terrenales Merece ser cegado por los celestiales Y como Pablo de Tarso, no vuelva a ver Hasta que se humanice su ser Y que su corazón que era, negro como el carbón Este limpio por el amor de Dios Y a tu hijo le pida: PERDÓN, SEÑOR, PERDÓN.

~ 20 ~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez En este momento el Cargador quisiera dedicar una levanta de este pregón y quiere dedicárselo en primer lugar a sus hijos, y con ellos a todos los hijos de los cargadores a ellos le estamos entregando un tradición y se la entregamos con la esperanza que ellos, a su vez, se la entreguen a sus hijos. Sin darnos cuenta le estamos dando una responsabilidad pero tengo la confianza que ellos sabrán aceptarla y administrarla. Ellos están mamando desde chicos esta forma de vivir y sentir, han salido de monaguillos, de penitente y probablemente serán cargadores. Ellos, desde chicos han estado debajo de los Pasos, han jugado debajo de ellos, y por tanto no le son extraños, como en su momento si fue para nosotros, creo que esa sombra de la duda que todos, en algún momento, hemos tenido no lo será para ellos. En el Pregón que tuve el honor de realizarle a Mª Stma de la Esperanza, incluía una oración al Stmo. Cristo de la Expiración pidiéndole la protección para la Juventud cañaílla. Y creo que viene al caso, decía: Santísimo Cristo de la Expiración, Señor del Silencio, A Ti elevo mi oración Para pedirte, con sentimiento Que tu mano divina Se desclave, y de tu bendición a esta juventud cañaílla que su caminar, por el mundo, inicia. Dales guía y protección para llevar a nuestros hijos por los senderos de Dios. Esta noche casi no podremos dormir, nerviosos, esperando un luminoso Domingo de Ramos, por la mañana después de asistir a la misa de ramos y palmas daremos una y mil vueltas, nos encontraremos con amigos y conocidos que viven fuera y que el imán de la Semana Santa Isleña, los ha atraído como los atrae año tras año, para recordar con nostalgia su infancia cuando salía de Hebreo en la borriquita, y cuando se comía el coquí del Merino, y de la primera novia, la que salía en las columnas y que te llevaste todo el recorrido al lado de ella, no fuera que algún listillo, te la levantara, y, luego cuando con tu hijo al hombro visteis la primera salida de Humildad y Paciencia, y tantos recuerdo que tienes guardado, ¿Por qué trae tanta nostalgia la Semana Santa? ¿Es mala la nostalgia? Indudablemente no, porque es como hacer inventario, cada año, de tu almacén de recuerdos, poniéndolos a buen recaudo para que no se te olviden. Este año la J.C.C. está celebrando su XXV aniversario y en el atrio del Ayuntamiento, los socios vamos a hacernos una foto para la posteridad, no me puedo olvidar. Y saldremos corriendo para comer, más o menos como lo hacen los pavos, rápido para salir, de nuevo corriendo hacia San Francisco donde la Isla pondrá en la calle su primer misterio. San Fernando es una triunfal de Jerusalén y estará toda la Isla esperando que aparezca la primera cruz de guía de la Semana Santa Isleña, y se me viene a la cabeza la salida de Jesús en un borriquillo, dando la bendición y saliendo por la puerta chica del colegio de Lasalle Real, cuando salía sin palma, sin potencias y con un gran esfuerzo sus hermanos cargadores sacaban arrastrando el

~ 21 ~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez Paso para luego una vez fuera poner todos los aditamentos que le faltaba. Luego fue la puerta grande hecha para que pudiera salir el paso de palio, una gran obra donde respetaron la histórica fachada y que pocos años han disfrutado, puesto que por el estado del edificio (al menos eso dicen) han tenido que abandonar la capilla y mudarse a la Iglesia de San Francisco, incluso un año tuvo que salir de la Iglesia Mayor. Los pasos de Misterio, suelen ser cargados con paso firme y recio, al contrario de los Palios que son cargados más dulcemente, con paso más corto y meciéndolo a las bandas con el juego de cadera. Y aquí surge una de las polémicas que están ahora más de moda, ¿Qué acompañamiento musical es el más apropiado para un misterio? Los doctorados en la Universidad de lo Cofrade apuntan que deben de llevar agrupación musical o cornetas y tambores, mientras que aquí en la Isla hay misterios que van con bandas de música. Quizás yo esté algo sesgado, porque fundamentalmente he cargado Vírgenes, pero si le preguntáramos ¿Por qué de esa afirmación? Seguro que la respuesta es por que si, e incluso hablaran de bandas de palio y bandas de cristo, no se de donde han sacado eso. Incluso no sabrán , a quien está dedicado la marcha Pasan los Campanilleros, que es al Cristo de las Siete Palabras, ¡anda si es a un crucificado!, y Nuestro Padre Jesús, o Jesús Preso, o Cristo en la Alcazaba, o la Lanzada, o Coronación de Espinas, todas estas marchas y muchas más están dedicadas a Pasos de Palio ¡a que sí!. La música es un arte que no tiene sexo ni se puede encasillar burdamente. En otro momento ya os contaré como nacen las bandas de cornetas y posteriormente las agrupaciones, pero lo que si me gustaría resaltar es que en Semana Santa y en la que todos queremos reflejarnos, porqué es la más antigua, hay de todo como en botica. Al abrir las puertas del templo Largas filas de hebreos Tomaran posesión de ese otro templo Que es la isla SemanaSantera Cuando llega la primavera Los niños en coro infantil Van cantando Los salmos del rey David « ¡Hosanna en las alturas, bendito el enviado de Dios!» viene a lomos de un borriquillo Rodeado de chiquillos, De las escuelas cristiana Guiado por una estrella lasaliana «¡Hosanna en las alturas!, bendito el enviado de Dios!» que por siete revueltas la Isla, Jerusalén es que viene el rey de cielo y tierras pero no viene con armas homicidas que por armas solo tiene palmas y olivas Su palabra y su vida

~ 22 ~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez Y de San Francisco saldremos corriendo a ver el Stmo. Cristo de Humildad y Paciencia, hermandad moderna pero que gracias a sus hermanos tiene una gran fortaleza. Enclavada en un barrio, humilde, con un montón de problemas, en donde la cofradía está realizando una magnifica labor. Misterio original de Alfonso Berraquero que representa al cristo esperando para ser clavado en la cruz. Cofradía de itinerario largo, pero siempre puntual. Al volver de recogida por la alameda del Carmen, de la oscuridad de un cierro, saltó la oración en forma de saeta. Con una honda pena Y una cruz de penitencia Sentado en una piedra está Cristo de Humildad y Paciencia Salvador de la humanidad Del domingo de Ramos el Misterio de Jesús atado a la columna, es el decano del Día. En un Paso de los “emblemáticos” de la Semana Santa dos sayones flagelan, con espinas y látigo de bolas, la impresionante espalda de este cristo. He tenido la oportunidad de hacer la primera levantá de este Paso, cuando los cargadores de Las Lágrimas intercambiamos la puesta en carrera de nuestros respectivos Pasos. Nada más meterse en el Paso y mirar para arriba, impresiona la altura, sin lugar a dudas, parece que uno está metido en una bodega de un galeón antiguo. Cuando la voz avisa, y los cuerpos se ponen en tensión uno sabe que va a subir pero no sabe cuando va a bajar, les aseguro que en el silencio de la iglesia se puede escuchar como esa mole, todo ese volumen, por el principio de Arquímedes desplaza un volumen similar de aire, que llega a sonar y a soplar como si fuera una racha de viento. En este paso mi amigo Enrique en una levantá emotiva, porque iba dedicada al primer JCC fallecido, sus piernas no recogieron bien, puso la espalda recta y se llevó todo el golpe de la caída del Paso. Es ese precisamente el mayor riesgo de lesión de un cargador, el sentimiento, fijaros amigos, que decíamos que el cargador lo es por el sentimiento, y ahora digo que es el arma de doble filo, por ello son necesarios los ensayos para adquirir técnica y tener los suficientes recursos para que esto no vuelva a pasar. La plaza de la Pastora se hará pretorio romano para mostrar al pueblo, al hombre, el que se dice rey de los judíos, con una clámide roja, las manos atadas y una caña como cetro, caña que previamente había servido para pegarle a la corona de espinas que le pusieron en las sienes. ECCE-HOMO, he ahí al hombre, Pilatos interroga ¿eres tú el que se dice Rey de los Judíos? Yo soy, afirmó Jesús, Y dos milenios después Todavía a Cristo se interroga Pero, en la Plaza de la Pastora Los papeles se tornan Y el pueblo a Pilatos interroga: Pilatos, ¿Cuál es tu justicia? Pilatos, ¿Cuáles son tus razones? Pilatos, ¿Cuáles son tus temores? Pilatos, ¿Por qué cometes una cobardía?

~ 23 ~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez ¿Vas a caso de político, prudente? ¿No es la indiferencia, una felonía? ¿A que tipo de ley o jurisprudencia apelas para condenar a un inocente? Si esa es tu justicia soberana y condenar a Cristo es tu sentencia, Traicionas la lex romana negándote a la clemencia, Entérate Pilatos, lavándote las manos no liberarás tu conciencia. Y nos iremos al Martes Santo donde dos misterios con el mismo marco se suceden el primero desde el barrio de la Pastora entre los naranjos de calle Ancha un cristo moreno de tez de aceituna conversa con su padre, un testigo de excepción el ángel de la amargura hará de notario. Y una vez, a su Padre entregado, y su voluntad aceptada, será entregado por Judas Iscariote y prendido en el parque Almirante Lauhlé. Estaba Jesús orando en el naranjal de Ancha, un olivo a su espaldas, observando la escena largos regueros, de penitentes blanco y verde y el pueblo de San Fernando allí convocado, porque Cristo estaba orando, y quieren acompañar a un Dios desolado, que la sombra de la duda lo ha humanizado. Y al ver las dudas del hijo, llamó el Padre a un ángel y le dijo: ¿Ves aquella naranja? Y dijo el ángel: nada más que veo un hombre lleno de pena. Dijo el Padre: En ella crece un lirio de pasión, ve desde la almena y confórtalo. Nunca en un olivar un lirio creció Ni un lirio tanto lloró Ni un Dios sudó tanta sangre Al saber cual era su parte En una historia inimaginable en la que un lirio de pasión Será tronchado por la cruz Para después del martirio retornar como luz El ángel le ofreció el cáliz de amargura El lirio al cielo mirando lo acepto Y al Padre exclamó, no se haga mi voluntad sino la tuya Y bajo de orar, era noche avanzada, aunque la luna brillaba y se encontró en el parque, que sus discípulos dormidos estaban. Pero su cara, aun ensangrentada, cierta ternura mostraba. Y dijo con fuerte voz: Es la hora, y al cielo miró. Se acerca

~ 24 ~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez mi destino, se acerca mi fin y de atrás de los árboles, se oyó: “Salud Rabí”. Y Judas, al Soberano Poder besó, beso que es signo de la mayor traición que el mundo jamás contempló. Jesús las manos extendió y el parque, con Él prendido quedo. Y el lirio de pasión, que solo, que solo quedó cuando huyeron once sombras renegando de su amor. Pero el Barrio del parque no te abandona, si todos han huido, el parque se queda contigo a esperar a Buen Fin, para juntos subir por el camino de la Pasión, para juntos subir, Prendido en tu Buen Fin. Los otros dos misterio que vamos a ver procesionar por nuestra ciudad al igual que los dos anteriores son misterios, sucesivos en el tiempo, y que procesionan el mismo día, el viernes santo, Cristo a muerto lo bajan de la cruz y lo trasladan al sepulcro, el movimiento que le imprime los cargadores cambia, ya no es recio todo lo contrario se suaviza porque Cristo va dormido y no debemos despertarlo, la capilla de música es como una nana para mantener el sueño. La tarde noche del viernes santo Se cubre con un manto de luto Por toda la Isla las sombras se extienden En un negro dramático que anuncia El fúnebre cortejo que viene El destemple de los tambores Con su ritmo monótono estremece Hasta las piedras del castillo Que mil ecos lejanos devuelven La noche se hace muda y soñadora Con el sueño macabro de la muerte Un grupo de fieles a un sepulcro traslada En una sabana y desnudo un cristo yacente Dicen que de la Redención le llaman Porque a su pueblo redime con su muerte. Cirios de tétricas sombras y luces Cirios tinieblas que se mueven Hachones que crepitan encendidos Cuya pálida luz el viento mece; Estelas de luz en el aire van trazando Con sus cirios negros penitentes Y en ese camino que van abriendo Entre cuatro faroles cristo duerme En un paso de negro ébano El cadáver desnudo del yacente Un piquete con él desfila Custodiando el retrato de la muerte Esculpido por la mano de un anónimo artista Para dejar escrito para siempre El sacrificio bárbaro del hombre Y el suplicio de Cristo cuando muere.

~ 25 ~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez Y al llegar a la alameda del Carmen En entierro modesto se convierte, Una congoja anuda la garganta, Un escalofrío nos estremece, Una lágrima nubla nuestros ojos Y un sudor frío en nuestra frente Porque algo nuevo nace en nuestra entraña Y todo sentimiento se conmueve Ante ese despojo humano que desfila Del cadáver desnudo del yacente Los pasos de nazarenos son, pasos muy especiales para los cargadores, y también para el público que los admira, es precisamente en estos pasos donde el característico estilo del cargador Isleño, más aporta a la plástica de la escena pasional, puesto que son en estos pasos donde el andar mas se transmite a la imagen, quien no ha visto la sombra del Nazareno andando, o a Gran poder, o como se va bamboleando el cíngulo de los Afligidos y el de la Misericordia, este tal vez sea una de las referencias de los capataces para afirmar que el paso lleva el ritmo correcto, y como no el Medinaceli que aunque no lleva una cruz al hombro, cuando uno se va a la penitencia y observa como se aleja con ese paso cansino, enseguida uno se abstrae y parece como el Hijo de Dios, Cautivo y Rescatado va caminando por la Isla. La barriada Bazán se estremece Cuando el miércoles santo el Nazareno de túnico blanco por la puerta del templo aparece El barrio reverdece Vive la procesión Con su gente, sus flores Llanto luto y pasión Cruza el aire un gemido De una garganta oración Es saeta del pueblo Cante del corazón Bendita sea esa cuadrilla Por llevarte, Gran Poder Y bendita sea la Isla Que presume por tener A Dios en la Sagrada Familia Jesús con la cruz a cuesta La tarde el sol brilla Que te llevan a San Fernando para ser cruz de guía de un Isleño Miércoles Santo

~ 26 ~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez En la cuarta estación del Vía Crucis, la angosta Herrán, será camino de Amargura donde María, la virgen más pura al encuentro de Jesús va ¡Que dolor tan grande Madre, tu pecho puede albergar!, ¿Cuánto dolor más, tu corazón puede aguantar? Que tu hijo maltrecho y Afligido está. Y Jesús hecha la mano sobre su Madre, y María inmóvil ante su hijo se ofrece, lo intenta consolar pero la congoja no le deja ni hablar, que las palabras han huido como en día de truenos los pájaros del nido se van. Solo puede mirarlo y llorar, ¡qué dolor más amargo! Amargura tienes en tu garganta Los vecinos de la calle Al paso quieren saltar Desde los blancos pretiles y la cruz a Jesús quitar Pero la cruz que al hombro llevas Es la cruz de toda la humanidad Que un sacrificio nuevo En el Gólgota se debe consumar. Y en el misterio de la Misericordia se recrea la 5ª y 6ª estación del vía crucis, Cristo no puede con la cruz y es ayudado por Simón el Cirineo a llevar el peso de la Cruz. Fluye el sudor y la sangre de las sienes del señor, hasta cegarle, el rostro amoratado de los golpes recibidos y al contemplar como vienes una mujer se cruza en tu camino de pasión, camino de dolor, y con su manto te enjuga el rostro y te besa. Le llamaban Verónica y tu faz agónica en el manto quedó impresa. Camina el Nazareno, Camina cansado señor Meciéndote en dolor Pero en la Isla Con mecidas de amor Con un ritmo de muerte De martirio y amor Pero en la Isla Rodeado de tu gente Corazones llenos de amor La Isla se estremece Vive la procesión Sus fuentes sus flores Llanto, luto y pasión La saeta salta En cualquier esquina En cualquier lugar Que los hombres de la mar A ti quieren cantar Y sigues caminando A golpe de tambor

~ 27 ~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez A golpe de plegaria De profundo fervor Y sigues caminando El rey salvador Bajo el duro madero De un mundo pecador Pero tus cargadores te llevan Que tus penas aliviar quisieran Con pasos cortos y a las bandas Entre saeta y oraciones Nazareno de la Isla Fe de mis mayores Detrás de Cristo siempre va la Madre, detrás de Jesús Nazareno, va la Virgen Dolorosa, esas vírgenes que al foráneo siempre le parece la misma, sin embargo el paisano descubre un sinfín de pequeños detalles que diferencias unas de otras, a parte del color de manto y saya, como son la posición del cuello, las lágrimas, la forma de los ojos, la nariz, sus manos, etc. etc. Para María la Madre de Dios que acompaña a su Hijo Salvador, el Padre un altar itinerante a los ángeles, orfebres del cielo, encargó. Y se reunieron todos, para conseguir el más bello altar, que guarde la más bella flor, y tras muchos proyectos, tras muchos estudios, discusiones y bocetos al final al Padre le presentaron el Paso de Palio, altar itinerante de María. Mejor diseño que se pudo sacar y que nunca se superara, donde irá guardada la flor más bella del Rosal. Debe albergar una Estrella, pongámosle sobre sus sienes, una corona de oro como símbolo de Reina de cielos y Tierra. Pero ella lleva una honda Pena porque a su hijo a morir condenan, para acompañarla y consolarla, que estén a cada uno de sus lados Juan y Magdalena. Y ¿qué le ponemos para que enjugue sus Lágrimas? En sus manos, un pañuelo de la más fina seda que contenga toda la Pena. Para María Stma de los Desamparados un buen respiradero repujado con capillas, crestería, y caídas bordas para sus plantas resaltar. Y para María Stma. de los Dolores le pondremos 12 varales, como sustento de un Palio, que la cubra del relente y el frío de la noche y unas jarras para llenarlas de flores. En una peana repujada, pondremos a María Stma. de la Piedad para que sus devotos mejor la pueda contemplar. Unos candelabros o faroles de cola para iluminar el manto de Trinidad que sirva de guía de los devotos que tras ella va. Y muchos candeleros para iluminar el bello rostro de Buen Fin, con cera de la más alta calidad y alguna que otra vela riza, para a María hermosear. Un relicario, delante le tenemos que poner a Salud, para poner reliquias milagrosas para de la enfermedad guardar.

~ 28 ~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez A María Stma. de la Esperanza hay que ponerle filigrana de oro en su manto, que delante va Cristo expirando y detrás todos sus devotos llorando. ¿Qué nos falta se preguntaban los Angeles orfebres y bordadores entre si? Y dijo un bordador: Yo remataría el palio con mucha cordonería y flequería para que a la virgen del Amor se le reflejen en ellos la luz del día y así el altar itinerante rebose de alegría. Otro Angel bordador, dijo yo a la Gracia y Esperanza le bordaría el palio, con filigrana de oro y seda y en el centro le pondría una gloria con la Inmaculada Concepción que recuerde el misterio de la Encarnación. Y se alegraron, porque la mayoría pensaban que estaba listo, pero uno que hasta el momento no había dicho nada, salto y dijo: Si es un altar itinerante, como por la Isla va a navegar, pongámosle una tripulación formada por cargadores de la Isla, que le den movimiento y buen compás, con pasos cortos y a las bandas y a base de quietos y vámonos componer un mecío especial para que María a su pueblo pueda encandilar. Y el capataz de la cuadrilla, dijo falta un llamador, para Mayor Dolor y Soledad, para que su cargadores, todos por igual a un golpe seco hacer la levantad. Bien y ¿como llamaremos a este invento, que todas las primaveras, a María llevara por esta Isla Marinera?. Le llamaremos Paso de Palio, porque palio es símbolo de realeza y no hay mayor Realeza en esta tierra, que la Reina y Hermosura del Carmelo, Virgen del Carmen Capitana y Coronada, señora de esta tierra marinera, y de esta tierra Mariana. A la hora de explicar un cargador como se lleva un Palio, te dirá que cada uno es especial, porque el juego de fuerzas del palio, te hace imprimirle a cada uno su ritmo, su quintaesencia, su personalidad, y es esa, tal vez, además de otras, la mayor dificultad que tiene un cargador de palio, ajustar su ritmo y compás para el movimiento de los varales contrarrestar. Existe un tipo de Pasos muy especial, que son los Calvarios, Cristo es clavado en la cruz, suelen ser pasos más cuadrados que los de misterio. En San Fernando podremos ver cuatro calvarios, en uno ello Cristo está vivo, Perdón, en otro expirando y en los otros dos muerto, Veracruz y Sangre. Cristo Muere en la cruz por nosotros, pero en la Casería, cristo es exaltado por sus cargadores, es tal vez una de las estampas más particulares de la Semana Santa y que siempre debiera conservarse. Una vez exaltado, avanza con paso firme de sus cargadores puesto que el camino hasta la Isla es largo, mientras Cristo va perdonando, y va diciéndole al Padre: “perdónalos porque no saben lo que hacen”. Es característico también las cruces que llevan sus hermanos y el rezo del Vía Crucis durante la estación de penitencia, este Cristo hasta unos años solo llevaba el

~ 29 ~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez acompañamiento de tambores destemplados, que ponían los pelos como escarpias, actualmente lleva acompañamiento de cornetas y tambores. Y en San Francisco Cristo expira talla impresionante, del transito de la vida a la muerte, una capilla musical acompaña, al silencio del pueblo, de sus hermanos y de sus cargadores, es una de las cargas más autenticas para el cargador, el recogimiento que lleva te provoca hacer examen de conciencia, en la oscuridad de la noche Cristo habla con la luna. Este paso germen de la JCC lo llevamos en el 78 un grupo de cofrades y se dio la circunstancia que el Paso de la Santísima Virgen de la Esperanza, no pudo concluir su recorrido procesional, al romperse tres varales de su palio, teniendo que volverse mientras que el Cristo Expirante, en esta ocasión sólo, cumplió con su cita en la noche de parasceve isleña. Y la luna le decía: Que sólo vas, Señor, en tu agonía, ¿Ya no te acompaña Tu Madre? ¿Ya sólo la muerte ansías? ¿Ya no hay esperanza de que resucites al tercer día? Y el señor le respondía: No voy solo, luna Almas jóvenes me acompañan y acunan, Corazones cargadores, todos a una, Sentimientos cofrades, blancos como la espuma al batir las rocas y la mar ¡Mi muerte no es estéril!, Si entre los hombres, la esperanza y el amor hace brotar. En los otros dos calvario Cristo va muerto Veracruz y Sangre, en ambos se encuentra la simbología de Magdalena recogiendo en un grial la sangre de Cristo derramada en la cruz, pero en la Veracruz lo acompañan su Madre Mayor Dolor y el discípulo amado rememorando el momento justo después de que Cristo nombrara a toda la Humanidad como hijos de María… María ahí tienes a tu Hijo… …Hijo ahí tienes a tu Madre… Uno de los más bellos versos que he leído de este misterio es uno del poeta Luis Rosales, permitidme que lo tome prestado en mi pregón. La madre los regaría. El hijo clavado en cruz. Al pie de la cruz María. Jesús por su madre sufre. Por Jesús pena María. Mira la madre a Jesús El hijo a la madre mira. La madre contempla al hijo bajo corona de espinas Al pie de la cruz la madre. Siete espadas la ceñían; Clavada al pie de la cruz.

Al pie de la cruz estaba, Al pie de la cruz, María. Estaba al pie de la cruz dolorosa, pero erguida. Y sobre la cruz, clavado, el hijo de Dios pendía. La Madre al pie de la cruz, dolorosa y dolorida. El hijo sobre la cruz. La madre frente a la vida. ¿Qué le decía Jesús?... La madre ¿qué le diría?... Jesús derrama perdones.

Sobre la zarza de espinas.

~ 30 ~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez Al pie de la cruz estaba. Al pie de la cruz María.

Al pie de la cruz, la madre a Dios hijos le paría La gracia desde la cruz, en mil perdones reviva. Al pie de la cruz estaba llena de gracias, María. Jesús se muere y perdona. Perdones María brinda. Perdona Jesús muriendo. La Madre nos bendecía. Al pie de la cruz estaba llena de gracias María. Perdones matan a Dios. Dios perdona a deicidas. Al pie de la cruz estaba, Amor de Madre, María.

Mientras el hijo de Dios perdones nos ofrecía. María, madre de gracia, gracia del hijo nos brinda. El Hijo de Dios se muere a los ojos de María. En trueque nos brinda Madre a todos cuantos redima. Rosa, rocío, arrebol, huracán, volcán o brisa, al pie de la cruz estaba alumbrando tantas vidas. Fecunda al pie de la cruz, mientras el hijo moría. - Perdona, Padre, perdona, aunque me quiten la vida. Todos los que Tú me diste. dalos a la madre mía.

El hijo muriendo en cruz... La madre, a Dios asistía. Amor fecundo de madre... Hijo de Dios agoniza. Al pie de la cruz estaba. Miles de hijos multiplica.

Hijo de Dios, en la cruz no mueres, que redimías.

Estaba al pie de la cruz. Hacia la cruz nos invita.

Y ya vamos finalizando este pregón, nada más nos queda las Vírgenes pasionarias son vírgenes que se encuentran en determinados momentos en alguna escena de la Pasión, de hecho ya hemos relatado dos Amarguras con Afligidos y Mayor Dolor con Veracruz, pero falta Mater Amabilis, Rosario y Caridad. Ambas Mater Amabilis y Rosario en sus misterios dolorosos no siguen la estética o los cánones, como le gustan decir a los cofrades, habituales de lo que es una procesión de la Andalucía Occidental en la calle, aunque también hay que decir que hace unos años Mater ha intentado recrear la tradición Isleña de los años antes de la guerra civil, incorporando al paso de la Virgen un templete y sacando en parihuela a San Juan y María Magdalena, también hay que mencionar que fue esta, cuando era junta pro-cultos, ahora orden tercera, la cuadrilla de Hermanos primera que hubo en San Fernando, y fue la que abrió brecha para que otros movimientos cargadores siguieran su camino. Rosario va sobre una parihuela mirando al cielo intentando preguntar a Dios Padre como ha dejado que su Hijo muriera. Y dejo para el final de este pregón a María Stma. Madre de la Caridad, y la dejo para el final, porque yo, que soy mariano, si algo me impresiona es el dolor de la Madre al tener sobre su regazo a su hijo Muerto, sin lugar a dudas debe de ser el dolor más grande que alguien sobre la tierra puede sufrir.

~ 31 ~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR A la Semana Santa de San Fernando Dominico Antonio Guillén Sánchez (Suena la NANA DE FALLA) A la nana, nana, nanita, nana ¿Que te han hecho, niño mío que el brillo tus ojos has perdió y tu falta de aliento me da escalofríos?

Silenciando los sonidos De bocinas y trompetas

A la nana, nana, nanita, nana ¿ Por qué te clavaron en el madero agua y vinagre te dieron y en el costado te hirió una lanza si de la herida sólo brotó agua A la nana, nana, nanita, nana ¿Por qué , hasta el cielo te abandonó cuando eras solo hombre y no Dios?

A la nana, nana, nanita, nana Cuando despiertes mi niño Todas las puertas del cielo De par en par pronto, Quedaran abiertas A la nana, nana, nanita, nana Que solo son tres días Solo un sueño de tres días Esa es la promesa Duerme niño ea, ea, ea A la nana, nana, nanita, nana Que para tres días Te dará calor mi seno Para que el frío de los muertos En tres días venzas

A la nana, nana, nanita, nana Que ahora la luz se esconde Cierra los ojos niño Que un sueño de tres días Nace en mis brazos

A la nana, nana, nanita, nana Mi tesoro, mi vida Mi niño, mi dueño Déjame que te lleve Otra vez dentro

A la nana, nana, nanita, nana Duerme niño duerme Tres días de sueño Duerme niño duerme Que yo velo tu sueño

A la nana, nana, nanita, nana Sé de nuevo mi niño Sé de nuevo mi flor Y que mi regazo sea Un nuevo Belén en Judea

A la nana, nana, nanita, nana Nubes de luto vinieron Y se desato una tormenta Y hasta el velo del templo Se rompió A la nana, nana, nanita, nana Angeles y arcángeles de luto Muestran su gran pena

A la nana, nana, nanita, nana Aleluya, aleluya, aleluya Cristo ha despertado Que la muerte ha vencido CRISTO RESUCITADO Aleluya, Aleluya, Aleluya

(Suena REINA DEL MAR) Real Isla de León, 12 de abril de 2.003, Sábado de Pasión Dominico Antonio Guillén Sánchez (Joven Cargador Cofrade)

~ 32 ~


XXI PREGÓN DEL CARGADOR