Page 1

En relación con las declaraciones realizadas por la Alcaldesa el 15 de marzo (ver aqui) referentes a los presupuestos para el 2018 y las acusaciones realizadas en nuestra contra, queremos aclarar las siguientes cuestiones: 1.- La intención principal de estas declaraciones fue la de caldear los ánimos contra nosotros. Que era justo lo que venía a denunciar con sus acusaciones hacia nosotros. Contando solo la parte que le interesaba en un tema delicado como el de la Ikastola y valiéndose del victimismo que le caracteriza en el resto de comentarios. Ya le hemos visto utilizar esta misma táctica varias veces durante la legislatura, cada vez que algo le ha disgustado o se ha sentido en peligro.

2.- Al principio del proceso de negociación de los presupuestos para el 2018 publicamos la 1º propuesta de presupuestos presentada por el gobierno municipal. Por haber publicado este documento (ver aqui) la alcaldesa nos ha acusado de deslealtad y de actuar maliciosamente. La finalidad principal de la publicación queda clara en el texto que lo acompaño (ver aqui) y no fue otra que, la de hacer partícipe a todo el que quisiera, en el proceso de negociación de los presupuestos. Otra de las finalidades de la publicación era que se pudiera ver mejor la evolución del proceso, con la publicación sucesiva de las aportaciones de unos y otros, hasta llegar al documento final. Esta idea se paralizo al recibir la advertencia por escrito (ver aqui), de que este tipo de publicaciones pueden acarrear sanciones como multa e inhabilitación de cargo público pudiendo llegar a penas de prisión en caso de que lo publicado fuese considerado “grave daño para la causa pública”. En vista de las posibles consecuencias, a partir de ahora nuestros esfuerzos van a ir dirigidos no en publicar nosotros, sino en intentar que sea el mismo Ayuntamiento él que publique, como debería haber sido desde el principio. Si pensaríamos que el haber publicado la propuesta del gobierno fue una inmoralidad, no tendríamos problemas en pedir perdón. El hecho es que, aunque respetamos el punto de vista de la Alcaldesa no lo compartimos. El documento se hizo para tratarlo en un ámbito privado y su publicación es ilegal por no tratarse de un documento final, en eso le tenemos que dar la razón a la Alcaldesa, pero esto es así, porque ese es el grado de transparencia que este gobierno ha elegido y que nosotros no compartimos. A día de hoy hay opción de que las comisiones y las juntas de gobierno sean públicas. Si este modelo estuviese implantado, el documento hubiera sido público desde el primer momento, habría aparecido en uno de los puntos del orden del día de la comisión de economía, se llamaría propuesta inicial de los presupuestos del 2018 y no tendría mayor misterio. Teniendo en cuenta que el ayuntamiento es de todos y no solo del que gobierna, cuando hablamos de la información que el ayuntamiento está obligado a dar, en nuestra opinión, el limite no puede ser “el mínimo que establece la ley”, como es ahora, sino “el máximo que permita la ley”. Es por esto que a muchos documentos a los que la Alcaldesa llama confidenciales nosotros los llamamos públicos, porque aunque ahora mismo no lo sean, deberían serlo.


Actualmente ya existen ayuntamientos, por ejemplo el de Ermua, en los que cualquiera tiene a su alcance la misma información que manejan l@s concejal@s. Como ejemplo de que se informa sobre “lo mínimo que establece la ley” basta comparar los diferentes presupuestos anuales que están colgados en la página web del ayuntamiento (ver aqui) con los que se manejan internamente (ver aqui). Habiendo sido el lema “Argi eta Garbi” uno de los utilizados por Bildu en la campaña electoral nos parece una auténtica tomadura de pelo, por no decir algo más fuerte, que con publicar unos datos generales que apenas dicen nada y manteniendo el resto en secreto, hagan ver que cumplen con la obligación de informar. Tenemos claro que lo que realmente ha molestado de esta publicación es la cantidad de datos que se han hecho públicos, porque ha dado pie a algunas personas a realizar comparaciones y esto siempre es algo que incomoda al que gobierna. Pedimos disculpas por los comentarios sobre el euskera y la letra, por tratarse de un documento que en principio estaba elaborado para uso interno.

3.- Otra de las declaraciones se centra sobre el tema de la Ikastola. Este tema lo vamos a desarrollar en otro escrito, ahora solo aclarar lo referente a las declaraciones de la Alcaldesa. En las declaraciones publicadas en la páguina web del ayuntamiento el día 15 de marzo (ver aqui) declara “lehenik eta behin, Izartuk ez digu inoiz galdetu zergatik bideratzen zaion Ikastolari diru hori, galdera guztiak egiteko aukera izan arren, eta sare sozialen bidez gezurrak eta difamazioak zabaltzen aritu izan da”. Una de las cosas que declara en es que nunca hemos pedido información sobre el tema, hoz adjuntamos esta solicitud del día 21 de febrero (ver aqui) en la que pedimos una explicación en formato publicable y copia del convenio/acuerdo que lo justifique. Todavía seguimos a la espera. Ante el ayuntamiento no vamos a volver a pedirlo porque estamos cansados de mendigar información que corresponde por ley. Por otro lado, nos acusa de difamaciones por haber hablado de subvenciones a la Ikastola cuando en realidad son pagos, que ahora llaman “canon” (que llamaremos renta), que vienen de un acuerdo histórico por él uso público que se hace de diferentes terrenos de la Ikastola, por ejemplo, las canchas y la carretera. Pero no explica porque hasta ahora estos pagos se han estado reflejando como subvenciones con el título “Ayudas para lograr Objetivos Educativos” en lugar de reflejarlo como renta, ni aporta los documentos que justifiquen lo que dice. Ante esto solo decir que nuestros comentarios son fruto de datos que aparecen en documentos oficiales, que en principio deberían tener presunción de veracidad, pero que los acontecimientos han demostrado que estaban hechos sin el debido respeto. Es importante recordar que en la administración prevalece lo escrito frente a lo verbal. Como con cualquier decisión, la legitimad de estos pagos o de otros cualquiera podría ser discutible, lo que es discutible que una vez decido que se lleven adelante no se reflejen como corresponde. La intención hasta surgir el debate, claramente ha sido la de encuadrar estos pagos como subvenciones y no como renta. Para que se vea más claro, vamos a incluir las


claves/epígrafes de cada partida en esta explicación, la primera cifra indica en que capitulo se encuadra el gasto, y a su vez, el capítulo habla del tipo de gasto que es.

Capítulo 4: “Comprende este capítulo los créditos a entregar a otros sectores para

financiar operaciones corrientes sin contrapartida de los beneficiarios” El tipo de gastos que se puede incluir en el capítulo 4 son las ayudas/subvenciones, en este capítulo no pueden incluirse rentas, alquileres, arriendos….etc.

En el capítulo 2 se incluyen la compra de bienes corrientes y servicios. Es en este capítulo, en el que se tienen que incluir las rentas/alquileres….etc. Adjuntamos esta secuencia de documentos (ver aqui) a los que hacemos referencia -

Como hemos dicho (doc. 1), hasta el año pasado estos pagos se han estado reflejando a modo de ayudas/subvenciones con el título “Ayudas para lograr Objetivos Educativos” y epígrafe nº 4810118. El nº de epígrafe y el título que se le estaba dando a este pago, deja suficientemente claro que la intención no era la de reflejar estos pagos como una renta sino como subvención.

-

Tras una intervención del PNV el año pasado (Doc. 2), en la primera propuesta de este año, a este pago anual pasaron a llamarlo “Ikastola” a secas, epígrafe nº 4710100. El nuevo nombre no da ninguna pista pero el número 4 del epígrafe deja claro que la intención para el 2018 era la de seguir reflejando estos pagos como subvención.

-

Tras nuestra publicación (Doc. 3), en la última propuesta para los presupuestos del 2018 pasaron a llamar a este pago “Ikastolako kanon-a” canon de la Ikastola con epígrafe nº 2260107. Nombre y epígrafe más acorde a una renta.

A la vista de todos estos cambios de nombre y epígrafe, así como, de la incoherencia entre lo que la Alcaldesa manifiesta verbalmente y como ha venido plasmando esos pagos en los documentos, nos surgen 2 preguntas que esperamos algún día tengan contestación: 1.- Si todo se estaba haciendo correctamente como nos quieren dar a entender, ¿Porque ha hecho falta tanto cambio de nombre y epígrafe? 2.- ¿Porque se ha estado reflejando una renta por el uso público de unos espacios privados en forma de subvención para lograr Objetivos Educativos?

También nos acusa de haber hecho comparaciones maliciosas entre los diferentes centros y pone como ejemplo que las cantidades asignadas a las Escuelas Públicas y la Haurreskola son muy importantes. La intención de este ejemplo es claramente la de despistar y minimizar la cantidad de dinero de la que hablamos. Pensamos que no se puede comparar las aportaciones realizadas a un centro en el cual él mantenimiento


es de competencia propia con la que pueda hacerse a otros privados, en todo caso la comparación debería hacerse entre centros privados. Por nuestra parte solo cabe decirle a la Alcaldesa que el puesto que ocupa requiere más seriedad y respeto a la hora de reflejar las cuentas como es debido. Y pedirle que cuando aparezca un debate de este tipo, si tiene ganas de participar, lo haga con seriedad, explicando también las partes de la historia que no le interesa explicar y que tan bien sabe tapar detrás de las cortinas de humo que fabrica a base de acusaciones, dosis de victimismo y demás habilidades que le caracterizan. Y como no, sin caer en la tentación de hacer las mismas cosas que denuncia.

En cuanto al proceso de los presupuesto para el 2018, comentar: - En nuestra opinión el gobierno en ningún momento ha tenido auténtica voluntad de negociación, pensamos que el empeño principal por parte del gobierno ha estado centrado en sacar adelante únicamente sus proyectos y que ni un mínimo merito se atribuya a los demás. Nosotros no medimos el esfuerzo en número de reuniones. De tolo lo presentado por el resto de grupos solo han estado dispuestos a aprobar las propuestas de menor valor y ha quedado de manifiesto que solo les ha interesado el acuerdo si les salía gratis. Igual que pasa con los fuegos artificiales, al final de cada legislatura hay una traca final de inversiones para la que hace falta dinero. Para esta traca final se están dilatando proyectos que deberían haberse realizado el año pasado. - Todas nuestras propuestas han sido rechazadas, pero no ponemos nuestro caso como ejemplo, porque no vale. El porque lo dejo claro la Alcaldesa en sus declaraciones “No se puede negociar nada con Izartu”. Las enemistades se han antepuesto a todo lo demás. Este es uno de los grandes problemas de este ayuntamiento y del resto de administraciones. A menudo los esfuerzos se centran más, en truncar las propuestas/argumentos del rival político, que en aprovechar lo que pueda aportar y el resultado final es que todos perdemos. - De las enmiendas presentadas queremos destacar la negativa a poner una partida para presupuestos participativos. El argumento utilizado ha sido que ya se ha votado el año pasado y que ya saben lo que la gente quiere. Este argumento no nos vale porque el proceso del año pasado estaba limitado tanto por la cantidad como por el destino que se le podía dar al dinero. El dinero utilizado provenía de la venta de unos derechos urbanísticos por lo que solamente podía utilizarse para fines urbanísticos. Por este motivo el año pasado mucha gente no ha podido aportar sus ideas. Este año con 1.600.000€ más de ingresos, de los cuales 900.000€ han sido ingresos “ordinarios” utilizables para cualquier fin, se podría haber puesto en marcha un proceso más amplio, sin las limitaciones señaladas. En nuestra opinión, no puede ser que en toda una legislatura solo se lleve a cabo un único proceso en el que se permita votar a todo el mundo, creemos que las votaciones no tienen que ser un acontecimiento sino parte de una rutina. - En la propuesta presentada por el gobierno el capítulo 2 (gastos corrientes) ha aumentado cerca de 500.000€ respecto al año pasado, ese aumento lo han diluido aumentando partidas en las que estamos seguros que no se va a invertir ese dinero. Es una forma de dejar “unos ahorrillos en diferentes cajones” para usarlos luego en lo que ellos quieran, dinero sobre el


cual el resto hemos perdido el derecho a decidir, pero esto no es algo nuevo. Observando los recortes propuestos en nuestras enmiendas se puede observar que no hemos ido en contra de ningún proyecto de importancia presentado por el gobierno y que los recortes propuestos han estado centrados en estos pequeños ahorrillos de los que hablamos así como en algún plan que pensamos se podría hacer en su mayoría con medios internos en lugar de externalizar. Hasta ahora lo que hemos visto es que solo hay una pequeña oportunidad de influir en algo a la hora de aprobar los presupuestos y después todo queda en manos del gobierno incluso el cumplir o no lo acordado, estamos en contra de esto. Cuando se trata de inversiones, ayudas, etc de cierto calado lo razonable es que las decisiones se tomen entre todos y más cuando el gobierno está en minoría como es el caso. El que se cumpla lo acordado nos parece importante, aunque no hayamos tomado parte en ese acuerdo, por eso una de nuestras enmiendas tenía como finalidad limitar en lo posible las transferencias de dinero e intentar que los presupuestos se hagan desde el principio lo más realistas posible. Otras 2 de nuestras enmiendas tenían la finalidad de que el posible dinero remanente del 2017 y las posibles modificaciones en cuanto a las inversiones dependieran no solo del gobierno sino del pleno. - Otra de nuestras demandas realizada verbalmente, en la única reunión que tuvimos para hablar de las enmiendas presentadas y que también tuvo respuesta negativa iba en la línea de lo anterior. Con una composición como la que se da en Bermeo donde el gobierno está en minoría, no nos parece bien aunque pueda estar establecido así por ley, que sea únicamente el gobierno el que decida que enmienda acepta y cual no. En nuestra opinión la totalidad de las enmiendas deberían decidirse entre todos, manteniendo cada grupo el mismo valor de voto que tiene en el pleno. Las enmiendas tendrían que prosperar por tener un apoyo mayoritario y no porque una minoría tiene privilegio de veto. - En la 1º propuesta para el 2018 la cantidad total que nos presentaron fue 18.850.610€. Los grupos de la oposición hicimos nuestras enmiendas en relación a esta cantidad. A última hora después de hacer varias reuniones con el resto de la oposición en la 2º y última propuesta presentaron una cantidad total de 19.626.687€, 776.077€ más que al principio. Son detalles que no ayudan a mantener la confianza y hablan por sí solos del talante negociador del que hace este tipo de cosas. - Nos hubiera gustado haber presentado más y mejores proyectos pero la situación económica actual tampoco permite empezar a soñar demasiado. De cara al futuro pensamos que este ayuntamiento está igual de necesitado en ideas para ahorrar que para gastar. Para terminar con este bloque solo decir que parte de las enmiendas que hemos presentado tienen mas que ver con voluntad que con dinero por lo que no perdemos las esperanzas de que puedan desarrollarse.

Una de las preguntas que dejaba en el aire la Alcaldesa en su declaración era sobre cual es la intención que hay detrás de las cosas que hacemos y decimos. Para que haya un mejor entendimiento entre nosotros a partir de ahora, antes de pasar a hablar de nuestras intenciones para este último año y aunque nos resulte desagradable tratar estos temas, es conveniente aclarar cuales son nuestras impresiones de estos últimos años, impresiones que condicionan tanto nuestra actitud como nuestro voto del día a día:


En principio hemos llegado al convencimiento de que en este ayuntamiento no pasa un día sin que se diga una mentira o haya un engaño. Nuestra sensación general es que solo se están dando cambios en apariencia, quedando muchas de las acciones en meros anuncios. Nosotros compartimos la creencia de que el poder corrompe y por eso pensamos que no se puede dejar todo a expensas del buen hacer de los que nos gobiernan, hace falta más medidas de control de las que actualmente existen, para protegernos de los posibles abusos de los que nos gobiernan. Al decir esto no solo estamos pensando en el gobierno actual, también pensamos en los que vendrán. Por lo que hemos observado hasta ahora, nuestra sensación es, que por parte del gobierno sus esfuerzos están más centrados en aprovecharse de las ventajas que la ley le da para gobernar con comodidad haciendo lo que quieren, en lugar de intentar cambiar el sistema. A la hora de pedir estos cambios no queremos volcar toda la responsabilidad sobre el gobierno, son cosas que pedimos a todos, pero si decir que el hecho de que estén en una posición privilegiada y tengan más medios para promover los cambios de los que hablamos, les hace tener, como es lógico, mayor responsabilidad. Los cambios hay que llevar a cabo cuando se puede y no esperar hasta estar en la oposición para retomar las reclamaciones que podrían haber estado solventadas. Nosotros asumimos nuestra parte de responsabilidad por no haber pedido más y mejor, pero intentaremos ir proponiendo de forma formal todas las cosas que hasta ahora llevamos tiempo insinuando. No conocemos una formula milagrosa ni un método infalible contra los abusos pero si sabemos que una herramienta imprescindible es la transparencia real. Para poder llamar a un sistema transparente, pensamos que “toda la información” tiene que estar disponible y no solo el mínimo que exige la ley, y también es fundamental que esa información este a tiempo para que sea útil. El acceso directo a los expedientes y resto de documentos es algo que nos parece fundamental, por eso hemos propuesto medidas en este sentido entre nuestras enmiendas. El acceso a la información, en casos como lo presentado en las comisiones, no puede estar condicionado a que “haya un mejor o peor ambiente” como dijo la Alcaldesa en el último pleno, la información es un derecho. Es un derecho que reconocen para sí mismos y que no dudan en reclamar cuando es un órgano superior el que se lo niega, pero a su vez en muchos casos no lo reconocen ni a la oposición ni a otros de sus administrados. Hay advertencias por parte del Ararteko, en casos como el de la asociación contra el astillero. Una de nuestras grandes quejas es que hay solicitudes que ni sé deniegan ni se contestan, simplemente caen en silencio administrativo y en la práctica desaparecen como parece que va a pasar con la petición de aclaración sobre el tema de la Ikastola. Otras muchas no llegan a los departamentos a donde iban destinados y hay que estar continuamente preguntando si han llegado, etc. Hay un cajón de la censura donde van a parar muchas solicitudes de la oposición y del que muchos documentos no salen si no se esta continuamente insistiendo sobre ellos. Los documentos que no quedan secuestrados en el cajón de la censura, normalmente llegan rozando el plazo máximo en lugar de lo antes posible. La finalidad de todo esto claramente es la de obstaculizar la labor de la oposición y de paso ir desmoralizando a los contrincantes. Frente a cosas como estas solo nos queda el camino de la denuncia ya sea montando ruido o por la vía legal. La denuncia por la vía legal es un camino poco recomendable para una plataforma como la nuestra ya que sería enfrentarse a, todos los medios que puede movilizar un ayuntamiento y que pagamos entre todos, con los pocos medios públicos de los que nosotros disponemos y el resto a pagarlo del bolsillo. Durante estos años los temas que más esfuerzo y recursos nos han costado son chapuzas del pasado que principalmente tienen que ver con el beneficio de unos pocos. Por ejemplo los


temas de San Migel y el Astillero. Asuntos que se heredan dentro de los partidos y a los tienen que seguir dando justificación eternamente en lugar de corregirlos. En este tipo de casos conflictivos se hace más evidente que el gobierno utiliza las leyes y algunos procesos judiciales como herramientas, anteponiendo intereses particulares a los generales. Los que habéis tenido relación directa en un asunto de estos sabréis de lo que hablamos. Sobre todo en el tema de San Migel, las presiones que recibió mi antecesor fueron muy importantes, con llamamiento a afectados y simpatizantes para personarse en plenos y en una rueda de desinformación vergonzosa, que explica de por sí el talante de los convocantes. Todo ello para sacar adelante un trato, que la empresa constructora rompió nada más consolidar sus derechos, y que todavía sigue estando en el juzgado. Estoy seguro que la mayor parte de los que formaron parte de aquellos piquetes no se hubieran prestado a ello si conocieran realmente todas las jugadas que hay detrás de este asunto. Desde el principio de la legislatura hemos sufrido medidas de coacción así como de descalificación por parte del gobierno, cada vez que se quedan sin argumentos frente a algún voto en contra o algo que no les gusta. Dejando sin valor las acciones de los demás valiéndose de descalificaciones infantiles como “ataque de la derecha”, estáis en contra de la izquierda ….etc, y evitando así que se hable del contenido. También con acusaciones de “irresponsabilidad”, sin embargo ellos pueden votar lo que sea, incluso en contra de las cosas que predican y se convierte en un acto de responsabilidad. Por lo visto, el hecho de proclamarse de izquierdas otorga ciertas prerrogativas a la hora de actuar. Ejemplos de esto que decimos son, la contratación realizada recientemente para 12 años sobre el suministro de energía eléctrica, la bajada de los sueldos de los liberados y el reparto aprobado de la vivienda protegida en Bermeo, calificado por un juez como urbanismo a la carta. Es una pena que este tipo cosas que Bildu tanto defiende en otros ayuntamientos, en Bermeo acaben en simples bromas. Uno de los temas preferidos para atacarnos suele ser el euskera. Aunque nuestra participación no sea activa en el ayuntamiento, porque pensamos que es un área suficientemente cubierta ya que esta todo el ayuntamiento volcado en ello, nuestro compromiso con el euskera queda claro a la vista del apoyo que se le ha dado también por nuestra parte en los presupuestos. Nuestra reivindicación principal es que la información general se de en euskera y en castellano. Personalmente creo que el euskera es uno de los patrimonios mas importantes que tenemos y por mi parte es tal el respeto que le tengo que no creo que sea materia que desde la política se tenga que manosear, haciendo que sea de unos y no de otros, o utilizándolo de bandera. Es de todos y lo único que hay que hacer es apoyar, sin intentar sacar réditos políticos. Una cosa que nos molesta y que ya hemos comentado mas de una vez son los cambios de criterio frente al bilingüismo que observamos por parte del gobierno, dependiendo del grado de difusión que quieren darle a las diferentes noticias. Durante toda la legislatura la incapacidad de este gobierno para conceder lo que otros le piden ha sido manifiesta, y en muchos casos han terminado haciendo lo que han querido aunque hayan recibido peticiones mayoritarias en contra. Algún romántico puede pensar que se le han pedido cosas propias de la derecha (y resto de argumentos de este tipo) y que ellos se han resistido, pero no. Hablamos de cosas mundanas como demandas de información, el caso de la bajada de bicicletas, peticiones sobre el astillero, que antes de ir a juicio se decida entre todos, etc… Tenemos claro que ante los problemas, hay que estar todos a una. Pero visto que en los temas que les interesa hacen lo que quieren y solo nos llaman para las duras y no para las madura,


hemos decidido abstenernos en esos casos, aunque podamos estar de acuerdo en esas decisiones. Queremos aclarar antes de terminar que, al comentar estas cosas, en ninguno momento pensamos que este es el peor ayuntamiento del mundo. Solo decimos que aquí pasan las mismas cosas que en esos ayuntamientos que tanto criticamos. Tampoco queremos dar la sensación de que todo es negatividad, los desencuentros son mínimos. La regla que se aplica en este ayuntamiento es la de que al amigo se le da lo que pide, al enemigo ni agua y al resto se le aplica la legislación vigente. Y es por eso que los problemas surgen únicamente con personas y situaciones concretas. Por último en cuanto a nuestras intenciones a la hora de actuar, por si puede ser aclaratorio, decir que detrás de nuestras acciones no hay intenciones electorales. El futuro de la plataforma hoy en día es incierto y yo por mi parte tengo claro que no voy a seguir. Aunque si que nos gustaría que el próximo gobierno estuviese presidido por independientes que no antepongan las decisiones del partido a las conveniencias del pueblo, con personas que critiquen lo malo de los anteriores en base a los hechos y no a las personas (empezando por nosotros) y que rompan con la cadena de favores y chapuzas que parece que hay que seguir disculpando hasta el infinito. Nuestros esfuerzos van a ir dirigidos en intentar llevar adelante las cosas propuestas en la campaña electoral, que es por lo que se creó la plataforma. Seguiremos como hasta ahora apoyando y votando a favor de todos los proyectos/decisiones que nos parezcan positivos, sea de quien sea la iniciativa. Como sueño difícil de cumplir nos quedaría ayudar en la creación de puestos de trabajo en nuestro pueblo.

Sergio Ugalde Zabala

Contestacion a la alcaldesa  
Contestacion a la alcaldesa  
Advertisement