Page 72

añadidura los domingos, consumían las tres partes de su hacienda. El resto della concluían sayo de velarte, calzas de velludo para las fiestas, con sus pantuflos de lo mesmo, y los días de entresemana se honraba con su vellorí de lo más fino. Tenía en su casa una ama que pasaba de los cuarenta, y una sobrina que no llegaba a los veinte, y un mozo de campo y plaza, que así ensillaba el rocín como tomaba la podadera. Frisaba la edad de nuestro hidalgo con los cincuenta años; era de complexión recia, seco de carnes, enjuto de rostro, gran madrugador y amigo de la caza. Quieren decir que tenía el sobrenombre de Quijada, o Quesada, que en eso hay alguna diferencia en los autores que deste caso escriben; aunque por conjeturas verosímiles se deja entender que se llamaba Quejana. Pero esto importa poco a nuestro cuento; basta que en la narración dél no se salga un punto de la verdad. Miguel de Cervantes Saavedra.1

Ejemplo de descripción de un paisaje: Era verdaderamente hermosa aquella planicie que se perdía de vista hacia el Sur, circundada de altos montes y graciosas líneas y de calientes tonos y adornada de cuantos accesorios pintorescos puede imaginar un artista aficionado a aquel género de cuadros; praderas verdes, manchas terrosas, esbeltos montículos, cauces retorcidos con orillas de arbolado, pueblecillos diseminados en todas direcciones, y uno más grande que todos ellos, con su alta torre en el medio, como en muestra de su señorío indisputable sobre la planicie entera. Aunque no fiaba mucho de mi memoria ni de mi sensibilidad artística, creía yo que aquel panorama, con ser montañés de pura casta, se diferenciaba mucho de los que yo había visto abajo alguna vez: era pariente de ellos, sin duda, pero no en primer grado. Desde luego, no había entre todos los valles que yo conocía de peñas al mar uno tan extenso ni de tanta luz como aquel, y ya puesto a comparar, me atrevía a hallarle más semejante, en sus líneas y en la austeridad de su color, a los valles de Navarra cuando aún verdeguean en el campo de sus sembrados. De todas suertes, era muy bello, y podía considerarse como una gallarda variante de la hermosura campestre de que tanta fama goza la Montaña con sobrada razón. José María Pereda.2

Miguel de Cervantes Saavedra. El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha. Barcelona: Planeta, 1994. pp. 97-98. 2 José María Pereda. Peñas arriba, México: Porrúa, 1996, pp. 40-41 (Sepan cuántos…, 64). 1

72

Profile for IzaacH3

Prontuario del estudiante  

El Prontuario del estudiante: herramientas básicas para desarrollar la escritura es un manual de fácil acceso para los alumnos que cursan la...

Prontuario del estudiante  

El Prontuario del estudiante: herramientas básicas para desarrollar la escritura es un manual de fácil acceso para los alumnos que cursan la...

Advertisement