Page 146

Hacia 1938, Paul Valéry escribió: “La historia de la literatura no debería ser la historia de los autores y de los accidentes de su carrera o de la carrera de sus obras sino la Historia del Espíritu como productor o consumidor de literatura. Esa historia podría llevarse a término sin mencionar un solo escritor.” No era la primera vez que el Espíritu formulaba esa observación; en 1844, en el pueblo de Concord, otro de sus amanuenses había anotado: “Diríase que una persona ha redactado cuantos libros hay en el mundo; tal unidad central hay en ellos que es innegable que son obras de un solo caballero omnisciente” (Emerson, Essays, 2, VIII). Veinte años antes, Shelley dictaminó que todos los poemas del pasado, del presente y del porvenir son episodios o fragmentos de un solo poema infinito, erigido por todos los poetas del orbe (A Defense of de Poetry, 1821).2 [Benjamín Barajas, Diccionario de términos literarios y afines]

ISOTOPÍA (gr. isos: igual, y topos: espacio): el semiólogo A.J. Greimas usó este término para referirse a las redes de sentido que se manifiestan cuando se hace una lectura “uniforme de un discurso” (Semiótica, 230). Esta red puede gestarse a través de la isotopía actorial o de ciertas temáticas que vehiculan el texto o, también, a partir de algunos efectos de carácter estilístico y/o retórico. En términos amplios, se puede decir que el conjunto de redes isotópicas desemboca en el efecto de sentido que el texto produce en el lector. Escribe Greimas: “Desde el punto de vista del enunciatario, la isotopía constituye una clave de lectura que torna homogénea la superficie del texto porque permite suprimir las ambigüedades.” (Semiótica, pp. 231-232). Por ejemplo, en este soneto la isotopía (red de sentido) está dada por el tema los celos: ¡Oh celos, de amor terrible freno que en un punto me vuelve y tiene fuerte; hermanos de crüel amarga muerte que, vista, turbas el cielo sereno! ¡Oh serpiente nacida en dulce seno de hermosas flores, mi esperanza es muerte: tras próspero comienzo, adversa suerte, tras suave manjar, recio veneno!

2

Jorge Luis Borges, “La flor de Coleridge” en Obras completas, t. 2, p. 17.

146

Profile for IzaacH3

Prontuario del estudiante  

El Prontuario del estudiante: herramientas básicas para desarrollar la escritura es un manual de fácil acceso para los alumnos que cursan la...

Prontuario del estudiante  

El Prontuario del estudiante: herramientas básicas para desarrollar la escritura es un manual de fácil acceso para los alumnos que cursan la...