Issuu on Google+

Para ti Evita


Se que se te apodera la tristeza, Me adelante sin querer, Me fui sin un hasta pronto Pero no llores, corazĂłn mĂ­o, que todo lo que sentimos brillarĂĄ por toda la eternidad


Están marcados aquellos momentos que juntos pasamos, Que emoción sentí cuando te conocí Cuando te robe ese primer beso Cuando decidimos estar juntos y casarnos Cuando me diste la noticia de que tendría un retoño Más que un retoño, mi princesa, mi novia


Los momentos vividos con nuestra Abi Su primera sonrisa, su primer diente, sus travesuras Si enumerarĂĄ todo lo vivido no acabarĂ­a jamĂĄs Todos esos recuerdos los vivimos juntos en familia Fabulosos e inolvidables


Ahora ĂŠsta libre mi pensamiento, ĂŠsta volando volando por el viento, es sensacional, me siento libre Puedo llegar a ti a cada momento, Puedo tocarte sin que te des cuenta Puedo envolverte con mi cariĂąo Y protegerte


ahora sé, que contigo estaré jugueteando con tu cabellos Mirándote a los ojos, sintiendo tus cálidas mejillas, Besando tus labios. si quieres escucharme cierra tus ojos que te hablare con el corazón


Y en la noche cuando fatigada des tu alma al placentero descanso piensa que yo velando tu sueño voy a estar cuidándote a ti para que nada te pueda dañar viendo crecer desde otro plano existencial, a mi niña no tengas duda, las estaré cuidando siempre


y si no puedes dormir, bĂşscame en las estrellas Soy la que mĂĄs puede brillar


Si entrada la noche te da por llorar, No ... No lo hagas

Cada lagrima tuya es fatal para mi, Me lastima el alma me deja sin luz y me destroza


Quiero verte sonreĂ­r


Si la soledad te invade, solo alza tus ojos al cielo estrellado y me verĂĄs allĂ­ sonriendo Te enviare mi amor y tu dolor disiparĂŠ


Y si acaso vez la luna, déjate iluminar, ella también protegerá tus sueños


No!!!... No me fui porque quise, Me llego la hora de partir Pero no te angusties Estoy junto a ti Y junto a mi hija‌


ella es una partecita mĂ­a, yo estoy en ella Es la mitad de toda mi esencia, No lo olvides


Siempre han estado en mi coraz贸n Y en 茅l por siempre les he de llevar De: Tu esposo en el cielo


Cristian Stalin Te fuiste de este mundo hoy gozas de la gracia de Dios En su magna presencia Como lo estaremos algún momento Te adelantaste tan joven Por alguna razón de Dios Ahora eres un angelito de luz Para iluminar los caminos de tu esposa y tu hija Estas en nuestros corazones Te extrañaremos aquí Pero Dios sabe lo que hace

Ivonne Pillajo


Evi