Issuu on Google+

Boletín informativo de los Colegios Escuelas Pías y San José de Tafalla

Nº 3 Diciembre 2008

IMAINAYA

F el iz N avi dad Z o r i o n a k


125 años son muchos años... EL COMIENZO EN SANTA MARÍA

Si es verdad que llevamos 125 años educando en Tafalla, ningún otro sitio mejor que Sta. María para comenzar las fiestas del Aniversario . Y en Sta. María, bajo la presidencia de la Virgen de Ujué, bien en el centro para que nos viese a todos y la viésemos todos. Cerca de ella, es verdad, estaba San Sebastián, pero la protagonista era ella. Y con todos. Desde los niños de Infantil hasta los de 4º de ESO. 620 chavales y un grupo de padres y abuelas. Ahí es nada.”Emotivo y entrañable ver la Parroquia abarrotada de niños y adolescentes. Pocas veces visto últimamente” comentaba un cronista local. Fuimos a agradecerle su ayuda callada y a pedirle por lo que más queremos: por nuestras familias, por los que nos ayudan, por nuestro futuro y por todos aquellos que tienen peor suerte que nosotros en la vida. Ella nos dijo una sola cosa que se nos ha quedado muy dentro:”Haced lo que Él os diga”, (y como que nos ofrecía a su Hijo). Por algo nos lo habrá dicho, porque lo que dicen las madres, siempre es lo mejor para los hijos. Seguro que si hacemos lo que Él nos dice, no nos equivocamos, porque las madres saben mucho. Iñaki Alberdi

Iglesia de Santa María ¡Qué gozada! En esta Iglesia Rezando, juntos, cantando; El día se lo merece Nuestro Colegio cumple años. Si a cien años, que es un siglo veinticinco le sumamos, si no han cambiado las Mates, ya sabéis el resultado. Aniversario, especial el que celebrando estamos, profesores, niños, niñas, del Colegio de Escolapios, del Colegio San José, tan amigo, tan cercano. Semillas: Piedad y Letras con ilusión, sin descanso, en vosotros, niños, niñas, en vosotros , nuestro campo,

confiados, día a día, año tras año sembrado. ¡Alumnos nuestros queridos! tened el campo abonado, la semilla que sembramos es nuestro mejor regalo. ¡Profesores, sembradores! Echad semilla a puñados; unas los pájaros comen, otras caen entre cardos. ¡Profesores, sembradores! Siempre germina algún grano, las plantitas van creciendo, al final, trigo granado. Al invierno y primavera siempre le sigue el verano.

Poesía propia del Padre José Manuel para el acto en Santa María


SELLO DE CALIDAD 400+ PARA EL COLEGIO

El pasado 10 de noviembre Iñaki Alberdi, en nombre de todos, recogía en el Baluarte el sello 400+ para el colegio. Es el equivalente a lo que antes conocíamos como la “Q de Plata”.

¿Quién no quiere que el colegio donde trabaja, o donde confía la educación de sus hijos, sea de calidad, y además reconocida por un organismo externo y siguiendo las directrices del modelo EFQM, modelo que es sin duda el más completo y exigente? Evidentemente, es para estar contentos, y lo estamos, todos. Estamos contentos por la certificación, satisfechos porque el trabajo de muchos años ha sido reconocido y porque, en nuestro empeño por educar mejor, hemos recibido muchos mensajes de aliento y muchas señales de que nuestros esfuerzos no caían en saco roto. Muchos nos habéis hecho saber a lo largo del camino que las mejoras emprendidas se estaban notando, y ello nos ha animado a seguir adelante. Porque el camino no es fácil. El modelo EFQM, también

llamado “de excelencia”, o “de calidad total”, es muy exigente. No es posible la certificación si no se mejora en todos los aspectos del centro. No sirve mejorar mucho un aspecto concreto, como en otras certificaciones de calidad. Hay que mejorar “al menos un poco en todo”: en los resultados académicos, en la satisfacción de los alumnos, de los padres (gracias, por cierto, por vuestra paciencia a la hora de responder a las encuestas y de sugerir mejoras) y de los educadores, en la actividad diaria, en la formación del profesorado, en la definición de los grandes objetivos del colegio, en los servicios, en la atención diaria, en las alianzas que el centro establece con otras organizaciones, en la gestión de los recursos humanos y materiales, etc. Y seguiremos en el empeño, sin duda: porque estamos convencidos de que siempre se puede mejorar. No basta con hacer las cosas, hay que hacerlas bien, lo mejor que se pueda, porque en nuestras manos está la educación y felicidad de vuestros/nuestros hijos, nuestro mejor tesoro, porque, como dijo San José de Calasanz hace casi 400 años, “si desde su tierna edad son imbuidos diligentemente en la piedad y en las letras, hay que esperar, sin lugar a dudas, un feliz curso de toda su vida”. Javier Villanueva

los tres colegios navarros obtienen el premio

Renovación del Consejo Escolar Presidente

Javier Villanueva Liras

Representantes de la Titularidad

José Ignacio Alberdi Olano Juan Pedro Azcona Múgica Javier Gutiérrez Acero

Representantes de los padres y madres

Representantes del los profesores

Representantes de los alumnos Representante del personal de Administración y Servicios Representante del Ayuntamiento

Jesús Javier Vélaz Arizmendi, padre de dos alumnos de 1º de ESO y 5º de EP. Cristina Arbona Jiménez, madre de dos alumnas de 2º de EP y 1º de EI. Francisco Javier Gardachal Garbayo, padre de dos alumnas de 2º de EP y 2º de EI. Virginia Gómez Lizarralde, madre de un alumno de 6º de EP. Ana Berango San Nicolás Gonzalo Ribón Martínez Rodrigo Simón Casajús Nuria Ansa Aramendia

Susana Baztán Esparza, 3º ESO Enrique Lauroba Zubiri, 1º de ESO José Manuel Lecumberri Muñoz María Celina Sola Remón

¡Gracias a los salientes y bienvenidos a los entrantes!


infantil

primaria

En el Museo de Navarra

más fotos en www.escolapiosemaus.org 1ºCiclo en Olite

Durante este primer trimestre, además de las clases en el centro hemos realizado actividades extraescolares, siempre con un sentido educativo. De primero a sexto de E.P. a lo largo del curso nos planteamos una salida para conocer alguna zona de Navarra. Algunos cursos la han hecho en este primer trimestre: 1º → Fueron a Pitillas y a Olite 2º → Al bosque de Orgi 2ºCiclo en 4º → Al manantial de Arteta 5º → Al Roncal 6º → A Urbasa

Arteta

Otras actividades han estado relacionadas con los temas que estudiamos. 3º → Al planetario de Pamplona De 1º a 6º fueron a la sala de cultura de Tafalla a ver una obra de teatro en inglés. (Una obra para los alumnos del primer ciclo y otra para el segundo y tercer ciclo) Los alumnos de 2ºB tuvieron una salida más lúdica a Senda Viva, premio ganado por un alumno de esa clase.

Feliz Navidad Ana Hidalgo

ESO

3ºCiclo en Roncal

TribuCan es un proyecto propuesto por la CAN que se basa en que para educar a un niño hace falta la tribu entera: padres, profesores, amigos... La finalidad de este proyecto es colaborar con Sri Lanka, un país asiático que sufrió las consecuencias de un tsunami. El trabajo que debemos realizar los alumnos se divide en diferentes fases. Al principio, hay que buscar información sobre el país(geografía, historia, leyendas etc)Aquí es donde entra la parte informática porque para buscar la información y completar la fase es necesario manejar el ordenador con fluidez, entrar en Internet, escribir documentos Word, conseguir imágenes y pegarlas en el documento y enviarlo. Pero no solo se aprende Informática también se aprenden Matemáticas porque debemos crear nuestra propia empresa, calculando presupuestos y consiguiendo dinero para ayudar a las personas afectadas por al tsunami. En fin, TribuCan es una trabajo que nos debería hacer pensar que Tafalla y nosotros no somos el ombligo del mundo y que hay otras personas que están sufriendo y pasando necesidades mientras nosotros nos quejamos continuamente por todo. Hugo Iglesias, alumno de 1ºA


escuela de padres

MIRAR LA NAVIDAD CON OTROS OJOS… LOS DE NUESTROS HIJOS MÁS PEQUEÑOS….

Los días previos a la Navidad son como un curso intensivo en la hermosa asignatura de la esperanza. Podría referirme a la espera cierta de la venida de nuestro Dios. Pero hoy, la invitación es a que, sobre todo para aquellos que tenéis la bendición de un niño pequeño en el hogar, os asoméis al mejor libro de texto sobre la esperanza. No necesitáis ir a librería alguna. En el hogar tenéis el mejor tratado: “los ojos de vuestros hijos más pequeños”. La invitación va un poco más allá. Derechamente es a que os convirtáis en espías de esos ojos que tanto tienen de vosotros mismos. No os extrañéis si descubrís en ellos una luz especial, casi deslumbrante. Es una luz que se refleja en todo su ser y ni siquiera tú, papá y mamá que suponer conocer tanto a tu hijo o tu hija, sabríais decir si les brota desde el interior o si es el eco de una luz mayor que les invade. Pero, claro, esto tiene su truco. De partida, nosotros tenemos que mirar con ojos limpios para poder ver. Cuentan, al respecto, que también en aquellos días del Nacimiento de Jesús apareció una estrella en el cielo. Entonces, como hoy, El cielo es era de todos y, sin embargo, sólo los Magos supieron descifrarla. Estrenamos unos días de vacaciones y conocemos de sobra su motivo, por más que tanto ruido nos lo quiera escamotear. Se multiplica el espacio para el juego y el descanso. Y con ese espacio y en estos días se agranda aún más el misterio. En los niños, en vuestros niños, si les miráis a fondo descubriréis que sus esperanzas son esperanzas de oro, mientras que, a veces, las nuestras apenas se elevan un poco a ras de suelo. ¿Por qué será esto? Dicen los psicólogos que los niños cuando esperan, esperan con certeza. No son como la esperanza de quien juega a la ruleta y persigue con sus ojos la bolita de la esperanza que gira pero que no da paz sino que tortura. Quien juega a la ruleta sabe que su esperanza no es cierta y que más que esperanza es ansia. El niño no. Ciertamente espera, está impaciente incluso porque es tiempo de regalos. Hay niños que confiesan dormir muy nerviosos y no terminan de entender que el papá y la mamá puedan tener sueño cuando

ellos están ya desvelados. Su impaciencia consiste no en que dude si le vendrá la alegría o la tristeza, sino tan sólo en que no sabe qué tipo de alegría le van a regalar. Vuestro hijo sabe que es y será amado y su esperanza en estos días consiste en tratar de adivinar de qué manera le podéis amar más. No ha visto sus regalos y vosotros, como todos los adultos, también gustamos de colaborar con el misterio.

Para vuestro hijo, vuestra hija, el juguete forma así parte del misterio de la espera cierta. Por eso que la esperanza de los niños es abierta, les vuelve comunicativos, saltan y se agitan. Lo hacen porque la esperanza les ha multiplicado su vitalidad y no son ya capaces de contenerla. Tal vez el mejor regalo para nosotros los adultos en esta Navidad es que recuperemos un poco a ese niño que aún, sin duda alguna, habita dentro de nosotros, cada uno sabremos hasta que punto escondido… A todos nos ha tocado, de una u otra manera, transitar muchas veces por la vida mendigando amor. Por más que nos parezca excesivamente romántico o nos tilden de sentimentales, es en estos días cuando, si queremos, podemos descubrir que estamos rodeados de belleza. Levantemos los ojos y miremos un poco más allá. Miremos a nuestros niños. Dejémonos enseñar por ellos, despeguemos del suelo aunque sólo sea por unas horas y reconquistemos la inocencia y la ternura. Y si no tenemos niños pequeños, volvamos al recuerdo y rescatemos del espacio donde se nos quedó para siempre inscrito en la sangre y el alma, al niño al que fuimos. Javier Gutiérrez


Fundación ITAKA

A las 16.50 toca el timbre en el cole. Se acaban las clases por hoy. Ahora toca merendar, hacer las tareas, entrenarQlos pasillos se van vaciando, las luces se apagan, se va haciendo silencioQ

Pero es martes, y se oyen gritos que nos dicen que para algunos la actividad sigue, y que el cole tiene todavía mucha vida. La que dan los 17 chicos y chicas de apoyo escolar, que cada martes y jueves se juntan en los locales del colegio para hacer las tareas, reforzar la lectura, las mates, repasar scienceQ Y es que el apoyo escolar va creciendo en número de chavales, en número de voluntarias (alumnas de 4º de ESO, de bachillerato y una madre de alumnos) que lo hacen posible, y en actividades que se realizan: talleres, decoración de los pasillosQpara reforzar también otras asignaturas de las que no tienen tarea, como las relaciones con los demás, el trabajo en grupoQen definitiva, para aprender disfrutando y disfrutar aprendiendo.

Y ambiciosos en el futuro; con ganas de crecer, de llegar a más chavales, de abrir las puertas y que las aulas se nos queden pequeñasQ

Apoyo escolar Trastévere Martes y jueves de 17.00 a 18.30

Semana escolapia

2008

más fotos en www.escolapiosemaus.org

aca s, de

port e,

e i f , s b r e a l c ione ce

jue go

canciones, barr , s

.. . a t s


colaboraciones

¡Me lo pido!

Aún no han llegado las vacaciones de Navidad y ya estamos un pelín saturados (no tanto nuestros hijos e hijas) por los anuncios de juguetes, convertidos en un auténtico bombardeo desde comienzos de noviembre. Aunque lo de bombardeo no pasa de metáfora no por ello se trata de algo inocuo, sobre todo para nuestros más tiernos retoños, esos seres a los que, al menos en teoría, protegemos de todo mal. Un estudio reciente estimaba que un niño español ve, anuncio arriba, anuncio abajo, medio centenar de anuncios al día. Cifra que se queda en nada en la temporada prenavideña, cuando los programas infantiles se componen de sucesiones de veintitantos anuncios, casi todos ellos de juguetes, intercaladas por breves emisiones de series y dibujos animados. Además, estos programas (como Ben 10 o Hanna Montana) tienen asociado tal merchandising (con perdón) que los pobres críos están atrapados por la publicidad casi todo el tiempo que pasan ante la pantalla. Los sufridos padres sabemos muy bien que el efecto es que Olentzero y los Magos de Oriente van a sufrir un estrés considerable para tratar de que no se note mucho que, con crisis o sin ella, no hay manera de completar los pedidos (y, para más inri, alguno de los juguetes que tanta ilusión despertaban va a seguir virgen meses más tarde). Pero éste no es el único ni, me atrevería a decir, el peor de los efectos. La publicidad tiene una influencia muy importante sobre quienes tienen entre cuatro y siete años, como reveló una investigación de la Universidad Autónoma de Barcelona. Los anuncios televisivos se convierten en un instrumento educativo, lo que hay que interpretar en el sentido de que son unos vectores muy eficaces para introducir ideas simples en las mentes infantiles. ¿Y qué tenemos en los anuncios que nuestros chicos ven sin apenas pestañear? Sin ser exhaustivos, ni pretender generalizar, he aquí un breve muestrario de cositas poco inocentes que salen de la caja tonta, y que le animo a que amplíe según su criterio: Unos cuantos anuncios crean falsas ex pectativas sobre el juguete en cuestión, lo que puede causar frustración; si bien tiene su lado positivo (debemos enseñar a superarla), no deja de ser un timo que, por cierto, es ilegal: todos los años las asociaciones de consumidores presentan varias denuncias por ello. Otros incitan directamente al melopido (“también puedes pedir” se oye en uno de ellos), o introducen hábitos de consumo muy negativos (“gasta, gasta, gasta en lo que sea”)... Hay uno que, aunque arropado por el manto del humor, hace apología de conductas poco elegantes: ese del perrito que se hace pis en la cara del obrero. Ja, ja. Y, sobre todo, los anuncios siguen siendo sexistas. No hay más que rascar un poco. Escuche la voz en off que ponen para los muñecos de acción, videojuegos, coches... exacto, varonil y agresiva. ¿Y el lenguaje?

Poder, velocidad, lucha, victoria, peligro, fuerza... Fijémonos en los anuncios de juguetes “femeninos”. La voz dulce y maternal empalaga con sus diminutivos y otras cursiladas: casita, perrito, pastelito, amor, divino. Si vemos los propios muñecos (figuras humanas, al fin y al cabo), se repite el tópico: los de ellos, monstruos de poderes casi infinitos y hombretones musculosísimos. Para ellas, bebés a los que hay que cuidar como una buena mamá, y cada vez más (tienen mocos, lloran, hacen pis y caca, hay que pasearlos en su carrito) o, si representan modelos más adultos entonces parecen (me van a perdonar) zorrones. Educando en la igualdad de sexos desde pequeñitos. No quiero dar la sensación, insisto, de que todos los anuncios destinados a nuestros hijos son negativos (los hay que son todo lo contrario) ni que les van a causar un daño irreparable. Pero sí convendría que tuviéramos en cuenta que los peligros a los que pueden acceder, que siempre son relativos, no están sólo en internet o en los programas para adultos. A veces, ni siquiera los contenidos infantiles son adecuados para la infancia. Carlos Chordá, profesor de ESO


Desde Anzaldo...

¡Imainaya a todos, amigos! Somos Igor e Itziar, ¿nos recuerdan?, estamos aquí en Anzaldo (Bolivia), aunque ya termina nuestra estancia aquí. Nos pedían desde Tafalla si podíamos escribiros unas palabras, contándoos lo que ha sido un poco nuestra aventura y cómo no, no podíamos dejar de escribir y contar lo que para nosotros han sido dos de los mejores años de nuestra vida. Primero, queríamos daros las gracias a todos, pues estamos al corriente de que Anzaldo ha sido nombrado casi a diario en todas las clases del colegio. Vuestra ayuda y apoyo ha llegado hasta Bolivia y lo hemos sentido en nuestros corazones. Como os decíamos, han sido dos de los mejores años de nuestra vida, a pesar de que estábamos lejos de toda la gente que queremos y que nos quiere. En este tiempo, hemos compartido muchas experiencias con nuestra gran familia de casi doscientos chicos. El trabajo diario nos ha envuelto y casi no teníamos tiempo para nosotros, pero no por eso lo pasábamos mal, sino todo lo contrario, estábamos encantados porque nuestros chicos a pesar de que no tienen mucha riqueza, te lo dan TODO. Si el profe tiene algún problema, se vuelcan en él para darle su cariño o por lo menos, una gran sonrisa. Nuestro horario ha sido apretado, por la mañana clases en el Colegio y por la tarde a hacer de profes, padres y amigos de todos los chicos y chicas; desde las 6 de la mañana hasta las 10 de la noche es un no parar, pero a pesar de eso, cada noche llenos de satisfacción y con una gran sonrisa nos íbamos a la cama.

Estos dos años se nos han pasado volando, pues parece que era ayer cuando nos despedíamos de todos ustedes; y ya nos toca despedirnos otra vez, pero ahora nos toca despedirnos de nuestros amigos de Bolivia. Ellos ya conocen Tafalla, nosotros ya nos hemos encargado de hablarles y de contarles lo bueno de su gente, pero estaría bien que siguiese viniendo gente a conocer esto y a compartir como nosotros, una parte de su vida. No se gana NADA, económicamente hablando, pero se gana TODO en cariño, amor y amistad. Es Dios quien nos puso aquí, a través de los Escolapios y para nosotros ha sido uno de los mayores regalos que nos han dado, es por eso que nos gustaría que nuestra gente lo pudiera disfrutar al igual que nosotros, ojalá en estas Navidades, todos los regalos fueran como este. No nos gustaría que nadie se olvidara de Anzaldo, pues esta gente por las injusticias del mundo, nos sigue necesitando a cada uno de nosotros y nos hemos comprometido con ellos, que vamos a seguir manteniendo el fuego encendido en todos los corazones. Por eso estas Navidades, que todos sabemos que son de consumismo, no nos vamos a olvidar de estos niños que no tienen nada, porque seguro que ellos, no se van a olvidar de nosotros. Muchas gracias a todos y muy pronto nos veremos por las calles de Tafalla y por el Colegio.

Igor e Itziar.

Itziar e Igor regresan a Tafalla estas navidades después de larga experiencia en Anzaldo como educadores en el Colegio y en el Internado junto con los escolapios BIENVENIDOS Y GRACIAS


nº3diciembre2008