Page 1

Cuentos infantiles

Iván Darío Ortiz Páez 10-07

“INEM Felipe Pérez” Sistemas de información Español-literatura Pereira-Risaralda 2010


Cuentos infantiles

Iván Darío Ortiz Páez 10-07

Presentado a: Licenciado: José Nelson Álvarez Carvajal

INEM Felipe Pérez Sistemas de información Español-literatura Pereira-Risaralda 2010


Prologo

A continuaci贸n veremos una clase de cuentos infantiles para que lea y te diviertas, el estilo son como de cuentos infantiles que le podr谩s leer a tus hijos.


Dedicatoria

El trabajo realizado a mi sobrino Samuel tapias Ortiz que le gustan los cuentos infantiles y gracias a él me inspire a escribirlos para leérselos a él.


Epilogo Iván Darío Ortiz Páez nació el 17 de diciembre de 1994. Desde niño me enseñaron a ser una persona respetuoso, enseñándome en escuelas para terminar la primaria. Siempre me han gustado todos los deportes pero el que más práctico es el futbol ganando medallas de tal deporte. Está finalizando el bachiller en la institución inem Felipe Pérez cursando el grado 10 en la modalidad de sistemas de información.


Na coneja cuidaba sus huevos, un día nacieron 6 conejitos pero uno salió diferente (grande, café y despelucado) en pocas palabras muy feo, al otro día se acerco una amiga coneja y le dijo -eso no es un conejo, es mejor abandonarlo Pero la mama coneja sintió que se le rompía el corazón y decidió cuidarlo, los hermanos sintieron rabia y envidia por que el feo se había ganado más la confianza y la atención de la madre mientras los demás de la granja se burlaban de él. Era tan feo que decidieron expulsarlo de la granja y la mama coneja se opuso y la amenazaron que si no se iba el conejo feo se iban los dos , pero la mama coneja se puso a pensar que como tenía cinco más que cuidar se despidió del conejo feo y le dio mucha suerte. El conejo salió de la granja camino tanto que se encontró una coneja que lo recibió por lastima, pero los animales de esa granja también se reían del aspecto del conejo, la coneja le enseño a saltar mucho mas y empezó a ganar un poco de confianza más de la coneja .cuando llegaron unos cazadores y se llevaron a todos los conejos menos a el conejo feo, un perro se lanzo a comérselo pero a penas lo vio se devolvió y se arrepintió de comérselo -¡soy tan feo que ni el perro decidió comerme!


Al pasar el tiempo el conejo creció saltando a un estanque,

cerca del estanque había un niño -mira madre, ese conejo tan lindo, ¿verdad? El conejo dio vuelta a todos los lados y no veía a nadie alrededor del, se acerco al estanque y se miro y se reconoció que era él, se fue saltando de alegría a donde vivía antes, al llegar nadie lo reconoció pero la mama lo miro bien y fue abrasarlo porque estaba muy lindo, el conejo vivió feliz para siempre con su madre.

m

S

D


Avía una vez un gato que tenía unos amigos muy irrespetuosos que le enseñaban a burlarse de todos los demás amigos, se sentaban todos al frente de la casa de su dueño, al lado de la carretera aparentaban ser pacíficos, al pasar todos los gatos inocentes se les tiraban todos encima y como arrancaban todos corriendo asustados con una cara muy chistosa los gatos malos se retorcían de la risa en toda la calle mientras recordaban la cara de los gatos. El gato se dejo contagiar de aquel mal comportamiento, para agarrar a sus amigos se volvió más grosero, se escondía detrás de un cerco y a todos los que pasaban los asustaba y además los mordía ya ni los otros amigos se lo aguantaban, el dueño del gato se dio cuenta y lo llevo al veterinario a que lo vacunara contra la rabia, pero eso no le sirvió de nada el gato siguió mordiendo apero ya era peor mordía era gente y las personas pusieron la queja. El dueño lo llevo otra vez a donde el veterinario a ver que le aconsejaba y el veterinario no se le ocurrió nada , el dueño se puso a pensar y se le ocurrió una nueva idea que era ponerle un cascabel en el cuello y cuando lo escucharan no se le arrimaran para que no los mordiera. El gato salió a la calle a ser lo de siempre, se fue a esconder detrás del cerco a esperar a que viniera alguien, y cuando la


gente pasaba y escuchaba el cascabel se alegaban lejos del cascabel y el gato ya no podĂ­a asustar a nadie, y los amigos se lo gozaban porque tenĂ­a el cascabel y no podĂ­a hacer nada, y le toco que dejar de asustar.


e decían el príncipe amable, pero en realidad se llamaba casaan, el era un buen estudiante era el mejor de la clase, sabía que era la vida y las dificultades de todos los del reino; Eso lo hacía ayudar y a mejorar la buena convivencia de todos los súbditos. Por eso les caía bien a todos los trabajadores y ganaba mucha confianza y más respeto que su hermano el menor y el apoyo de todos. Menos de su madrasta que era tan mala, muy mala igual que una víbora, ella quería gobernar el reino pero el único obstáculo era la existencia de casaan, el rey falleció y todos esperaban la coronación de casaan al día siguiente. El príncipe muy nervioso y acongojado, salió al patio a recibir, pensar y escuchar un poco a la naturaleza para que le diera mucho valor. Mientras pensaba unas voces lo llamaban detrás del muro del castillo: -sálvanos casaan, tu madrasta nos tiene atrapados aquí adentro. Casaan salió corriendo a buscar una maceta, y con unos grandes golpetazos, abrió un hueco de donde salieron los gritos. De adentro salieron, un león, una serpiente, una pantera y un águila ellos agradecidos dijeron


-¡gran casaan nos has salvado y ahora nosotros te salvaremos ati! Escucha: mañana antes de la coronación, tu madrasta te pretenderá envenenar con unas frutas hechizadas, no las comas casaan. El príncipe no creía lo que estaba escuchando y los animales se fueron muy agradecidos. Al día siguiente su madrasta “con mucho cariño” le sirvió un plato de frutas al desayuno, casaan se acordó de los animales y guardo las frutas en el bolsillo, en el momento de la coronación le nacieron unos animales de las frutas. Gracias halos animales no le nacieron en el estomago.


Na linda princesa estaba jugando con una pelota de oro frente a un laguito, cuando la pelota se le resbalo de las manos y fue a dar al estanque, cerca de la pelota había un grande sapo que la miraba todo el tiempo, aprovechando lo de la pelota se la recogió y se la entrego, por hacerle el favor la princesa prometió regalarle mucho oro o lo que le pidiera. -guarda tu oro, linda princesa, lo que te pido a cambio es que seas mi amiga y pasaras más tiempo con migo todos los días. La princesa acepto, sin importar en cumplir la promesa pues lo único que le importaba era su pelota. La princesa se fue sin esperar al sapo, pero el sapo la siguió hasta el castillo, cuando la princesa se asomo por la ventana y vio al sapo esperándola afuera, corrió adonde su padre a contarle lo sucedido con el sapo, su padre se embribó y la corrigió usted sabe como es de importante cumplir una promesa que uno hace en la vida. La princesa después de haber pensado recapacito salió, y se acerco al sapo con unas buenas intenciones que era cumplir la promesa, al tomar el sapo con sus manos lo sintió todo baboso y lo tiro al suelo, pero la linda princesa no sabía que lo que el sapo necesitaba era un poco de desinterés para romper el hechizo, el sapo se elevó y se


transformo en un gran prĂ­ncipe, y se caso con la linda princesa y vivieron felices para siempre.


a señora margarita, ella había quedado viuda, se quería casar por segunda vez. Vivía con una amiga que trabajaba para ella pero era como una hermana para margarita, ella era la que ayudaba regar el cuento de que se iba a casar para ayudarle a traer pretendientes. Pero, la boda no se puede hacer tan pronto por que la señora margarita era muy exigente con las personas que iba a escoger como marido. Ella pedía que el marido tuviera, pantalones rojos, y nariz puntuda. Llego una tarde un joven muy apuesto a la casa de margarita y la hermana lo atendió muy bien. -he venido a pedir la mano de margarita. La hermana lo hizo pasar a la sala para ir a decirle a margarita. -¿tiene el joven pantalones rojos y nariz puntuda? Pregunto margarita -no, respondió la hermana -entonces dile que no estoy interesada Por la misma situación pasaron muchos jóvenes más del pueblo y ninguno cumplía las condiciones de margarita y fueron rechazados. Des pues de varios meses, toco un joven a la puerta -he venido a casarme con la señora margarita, exclamo


Mientras la hermana l hacia pasar al sofá fue a donde margarita -ha venido un hombre a pedir el matrimonio señora y creo que este es el indicado Afirmo la hermana. -¿Por qué este tiene pantalones rojos y nariz puntuda? -Si margarita. -Entonces si me caso, vamos a preparar todo para casarme con el hombre que voy a mara toda la vida.


n señor descubrió una cueva llena de plata y se puso a espiar a un joven que tenía una vida independiente y que estaba preguntando en todas las casas que le dieran trabajo y la gente le tenía mucha confianza al joven, el señor se lo llevo a trabajar a la cueva, el joven entusiasmado, pensaba que había encontrado el trabajo que le mejoraría la vida. El señor compro una lancha y se fueron para la cueva que quedaba lejana del pueblo. Cuando iban llegando el joven veía brillando una montaña, el joven comprendió que había nada mas una cueva llena plata, el joven entusiasmado bajo de la lancha y la amarro. -empieza a cavar que yo saco la plata que dejes en los costales, -dice el señor -pero como voy a entrar si por ahí no quepo, -pregunto el joven -no te preocupes toma este pico que yo te ayudo a abrir más el hueco,-afirmo el señor El joven al fin adentro siguió cavando y sacaron diez costales llenos de plata, el joven y el señor trabajaron todo el día, el señor se subió a la lancha para marcharse. -y, ¿Cómo no me va a llevar? - dice el joven


-no duerme tranquilo que mañana vuelvo por ti, -respondió el señor Pasaron tres días y el joven con mucha hambre y cuando cayó la noche la cueva se enfado y exploto como un volcán y mando volando al joven hasta el pueblo, y el señor quedo convertido en una fea estatua de plata por ser tan ambicioso.


n joven pastor había crecido en el campo y estudiaba en la escuela del pueblo y conoció a tres chicas muy bellas, se hizo gran amigas de ellas. Todos crecieron y el pastor tenía que casarse para que el padre le dejara la herencia pero eran tan bellas que no sabía con cual casarse. El pastor invito a una por una a cenar al mismo lugar pero con diferentes planes para ver con cual sería más feliz, las llevo a bailar, haber el lago y a cenar, el hacía lo mismo con todas y le dio por llevarlas al campo. Como eran tres a cada una le tocaba un día salir con el pastor para ponerles unas pruebas y la que la pase se casaría con el pastor, la primer prueba era ver quien se comía más decente un queso, la primer chica se comió con bolsa y todo el queso y al pastor le disgusto la forma de comer de la primer chica. Segundo día, la segunda chica si le dio por pelar el queso pero boto la mitad del queso que estaba bueno y se comió lo parte mala por qué quedo muy llena, pero al pastor no le gusta que desperdicien la comida y le dio asco que se comiera la parte podrida, se puso bravo con la chica y se salió de la casa a esperar que la chica se disculpara con el pero nunca se disculpo. Tercer día, el pastor peno que esta chica sería mejor que las dos anteriores, al llegar la tercera chica y el pastor se puso feliz por lo que había pensado, la chica cogió un cuchillo y pelo el queso


le quito la parte podrida y la tiro a la basura y se comi贸 la parte buena, el pastor no lo dudo y empez贸 a preparar todo para la boda con esa chica con la que iba a vivir toda la vida.


n joven bondadoso y servicial pero un poco bobo, se llamaba pepito. Salió un día a pasear a la calle y termino visitando a una amiga se quedo hasta tarde y se despidió de la amiga, de salida para la casa se lo encontraron unos niños y empezaron a molestarlos, pepito se monto a la bicicleta y salió rápido para que lo alcanzaron y al llegar al casa encontró a su papa sufriendo y retorciéndose el piso del dolor de estomago que tenia. Había cenado papas, parecían que estaban podridas y se habían envenenado .preocupado pregunto a su padre: -¿Qué puedo hacer para ayudar? -ve a la droguería y pide algo para el envenenamiento de papas. Dice su padre Pepito salió corriendo para coger su bicicleta e irse rápido para el pueblo, su padre lo alcanza antes de salir y le pregunto: -¿qué es lo que tienes que pedir? Que me den unas dosis para el envenenamiento de papas -¡eso, muy bien! corre hijo. Salió pepito rápido en su bicicleta. Pasaron horas y pepito nada que regresaba, su padre decidió salir a buscarlo quejándose del


dolor, pero era más importante encontrar a su hijo y saber si le había pasado algo malo. Llego a la droguería y encontró a pepito a fuera retorcido del dolor -¿Qué paso hijo? – hice lo que me dijiste pedí el encargo pero me los tome -que bobo como se te ocurre hacer eso pepito. Se lo llevaron para el hospital y pepito se logro recuperar y su padre también se recupero.

cuentos  

cuentos infantiles

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you