Page 1


tanteos i deliberaciones


el niño en mí sabe que soy el adulto de carne i hueso que le sobrevive la suma de años que lo incinera * todo está hecho de pájaros mira mis manos que no dejan de volar * mi ciudad es de los techos para arriba al caminarla todo lo que miro tiene alas * ¿dónde está mi cuerpo cuando ya nada lo tiento lejos? * ¿qué puede decir el principio de un poema que termine con la frase para olvidarme? * soy un brazo hirviendo tratando de conmemorar en sus venas las agujas del universo * vengo íntimo como demasiado dicho en palabras en atajos que me segregan i van hiriendo conmigo el porvenir * para mí que las espumas alan el mar * un escorpión salió a su veneno como cualquier suceso de octubre siempre después


* sentir el orgasmo de los puentes es llevar un río entre las piernas * el pájaro entra i sale de sus alas hoja que vuelve a su árbol como gota a la sed * algunos fantasmas donan sus órganos para el estudio metafísico donde reconocidos autodidactas elaboran autopsias de flotación * un papalote en los alambres después de perder las manos del niño que lo sostuvo ha sido desahuciado también por el viento * una gota de fríos espermas descendió por el muslo de la noche en un acontecimiento lunar que remite a la eyaculación morosa de los suicidas insalvablemente precoces * algo tienen las venas de alas para el que vive como desde lejos * cada ave finge su azar cuando no vuela * el fantasma vertical en realidad es derramado como la niebla * todo se mueve con manos indirectas


manos que no son precisamente otras manos * escalera al cosmos

subir el universo

* un pájaro desgajado por el sueño guarda en el corazón las raíces heladas de su último vuelo * todo lo de alas es de tierra primero * tomo del mundo únicamente lo que mis manos aparentan construir para elevar * la nostalgia de los inicios que ocurre cuando todo lo que empieza me saca lágrimas i me deja nuevo el corazón es en realidad la nostalgia del fin de que empezar se acaba * se me morirá un pie se me morirá una mano se me morirán tanto los mares de mirar * domesticar a la muerte sacarla un rato de su jaula ponerle collar i abrevadero darle croquetas i alpiste su caja de arena


su hacha en el ojo * mi cuerpo avanza en el tiempo mientras yo busco en el espacio * saber que de todo lo que me duele únicamente el cuerpo me mata * será alguien esa imagen anterior a los ojos pero inmediata al espejo que me disuelve i en ocasiones me irradia? * uno entra i sale a cambio de la inmovilidad de las cosas uno es el que se mueve i maldice para el resto de las cosas uno es el que se queda en las cosas en el sótano indigente de las cosas en el lugar menos remoto de las cosas porque en el fin somos las cosas * todo lo vivido lo que he entrado en mis días para que las mismas cosas no sepan nunca dos veces igual * tanto hechicero que soy para colgar veladoras en los árboles para guardar pieles en las transparencias para decir las cosas como no son *


la poesía es algo así como jugar a las profundidades con taladros en la arena * provengo de la calle donde aún se debaten los funerales ostentosos de la poesía de los que soy únicamente la sombra i las manos * los poetas salen a cazar poesía no siempre la encuentran es difícil atrapar con palabras actos sin lenguaje * todas son aproximaciones en eso resiste lo poético * la totalidad es un conjunto de insuficiencias i la poesía consiste en la más inimaginable colección de obviedades * es imposible poetizar la vida si el hombre sólo consume materiales perecederos si accede a la poesía con utensilios de cocina * en estado poético ni la devoración de los perros * me estará ocurriendo una dependencia física que altera mis nociones de poesía i que a la vez LIBERA de candados mi lenguaje?


* todo me lo ha dado el poema como si un niño fuera tras de mí siempre más rápido que yo i a cada rebase me dejara sus juguetes siendo el corazón * el poema es ficción i verdad mano que tienta pero no alcanza cifra del hombre pasatiempo del silencio (quitarme el cuerpo i volar) * necesito salir entrar en el mundo violentar sin palabras endeudarme con la vida absolver mi lengua encarnar en el alma * ¿será mío este corazón desproporcionado que nada espera i sin embargo en todo se desnuda? * hoy amanecí con el corazón largo lo traigo ladrando entre los pies i caigo en él a cada rato * sé que soy olvido me es imposible aprender de memoria algo que no soy * el hombre de ciudad terminó por perderse


en sus propias capitales presa insustituible de sí mismo ahora le cuesta un pasaje de autobús hablar en dios * no pretendo ser total pero sí vivir por entero i que mi pieza incluya sus dos corazones * en ocasiones uno se acostumbra a los pasos humanos ignorando que existen otros caminantes * añoramos desde hoy los lugares a los que no se irá * apenas i ando vivo de los ojos a cuenta gotas i desde el alma por un mundo donde lo indefenso se muere sin mirar el día * siento que empiezan a diluirse i a contraerse los espejos de lo inaudible donde a nada me refiero el río constante de mi piel interior donde ahora sé también me necesito * a menudo enfermo de resfriados y crisis económicas del vecino que nunca termino de mudar a la memoria *


el ojo de los hombres siempre mirando a lo que no es i a lo que no vendrá * busco una verdad que no alcancen las balas un paraguas que aleje los misiles de mi corazón * a pesar de los hombres en mi pecho nace el mundo cada día * viejitos así como me miran se miraron así como ellos pondré la mecedora i mi café en el gran ocaso * jugar a los ciegos a los que tientan el dios cuando se hablan * acaso comer al mundo i hacer de las urbes un genocidio no son sólo verdades? * libertad a los presos políticos del mundo dice la barda más anónima de mi ciudad esa gotera de silencios i antigüedades vencidas que aún se mantiene de pie esa revolución sin esperanza próxima a los derrumbes de otoño a los orines del perro i del hombre


* hemos caminado sobre todo hemos caminado haciendo futuros con la joroba grande haciendo pláticas de poéticas engañosas i calludas i aunque no has visto mucho mis lágrimas sabes que lloro como sé que lloras quedito i entre las diablas por el cielo muerto por las litúrgicas guerras por las enflaquecidas rutinas donde no hay nada * bostecé i se me ocurrió el suicidio fue creciendo la idea por mis venas i la oí en pájaros en el ladrido de los perros en los autos que pasaban pero sobre todo en el salto hacia atrás de mi alma evaporada * nada nuevo se nos dijo en esta lujuria desmontable de morir en este ritual de lamernos por dentro el lodo blanco de los ojos * qué somos en este cuerpo sin desorden cuando sus lágrimas abortan el remotísimo i onírico significado con el que interrogamos las distancias inexactas venidas de la muerte * el hombre es el único animal erguido i lastimado


por sus jinetes interiores * la vida está cayendo hacia los sueños de la calavera que nos sube como un muerto a la memoria * cuántos ojos tiene la vida? que alce la mano todo lo que está vivo i engaña i mira * vengo aquí desde el hombre en el herido velamen de mis labios a dejar oraciones * dios germina i se contiene en lo propio deambula se expande en esa nada interior que nos sostiene i que somos * yo amante de la vida como poética


de dios * le pregunté si podía tocar mi cuerpo me quedé viendo un paisaje en el horizonte i tocó mis ojos * dios saliendo de dios para entrar en dios a esto le llamo omnipotencia * la primera evidencia de la catástrofe divina es el silencio de dios tal vez porque le gusta propiciar sobre sí mismo ese aire de misterio i de anónimo que lo libra de darnos explicaciones i consuelos cuando algún despistado fatalista le pregunte sobre los temas siempre mundanos de lo eterno * pensar en dios es arrojarlo a la vida desempacarlo de su caja de latón desclavarlo de la pared i después de la luz descirle ándale viejo estoy pensando en ti i no es para pedirte ningún escandaloso milagro ni si quiera para una cuantiosa indemnización por haber perdido las piernas en un acto de fe * para dios no es necesario aparecerse hoy porque lo pondrían detrás de una caseta de información para turistas bajo el pretexto de alguna plaza transitada con gafete i todo incluyendo esa nostalgia agridulce i bíblica que aparta definitivamente


sus ojos enfermizos de nuestros ojos mortales * creo que dios

fácilmente

puede ser un niño

tirándole piedras a dios

* lo que quiero cada día cualquiera un orgasmo del dios que valga la pena * la voz que soy se desviste i es una mirada * el único lugar al que pertenezco es mi cuerpo que no es ni tan mío por ser muy de la vida i saberse un poco más de la muerte * siempre he repetido demasiadas veces los primeros pasos ignorado los fondos de mi gravedad * cuando me sé en la analogía secreta de las cosas en los hilos impalpables que me ramifican i me ahogan cuando pinto la heredad de mi rostro en las edades de dios cuando dejo que los vuelos horaden i sellen el costillar de mi destino cuando dilato la punta de mis ojos para evitar mi descender cuando vuelco hacia fuera la víscera cruda de mi latido cuando pido desde la calcinada nación de mis huesos entrar en el milagro los días comunes donde respiro * me siento a salvo


esos días volátiles en que las nubes son fósiles de animales inverosímiles * cuando muera pretendo que las cumbres de aquel horizonte sean si gustan mi calavera * habito donde todo es mi propio corazón * vengo aquí donde no soy pero no hay miedo porque todavía miro como yo mismo i abunda en los dedos de mi alma ocasional la imantación de lo perdido * aspirar una de sus líneas para que el tiempo deje de ser el tigre que me devora * practico las alegorías de una imantación propia i lejana la cosecha infinitesimal de expansiones hacia el alma * mi hueso de niño mi talismán bajo la boca mi equilibrio calavera mi entraña inagotable lo que siento i no es mi cuerpo la carne sutil el espejo detrás del pensamiento


mi fantasma la tendencia al vacío el útero primordial el observador que es un embrujo el tiempo * no otro tampoco yo nada * apuesta lo que eres por lo que soy para que nada en nosotros vuelva a crecer sin eternidad * tener una idea de cómo vas a mirarme cómo voy a mirarte i que los ojos cercanos de esa noche se den todavía siempre * amarándote: darte agua con mi lengua * los ojos que tuvimos que vernos en el pecho para mirarnos a los ojos * fue rápido como la vida cuando supimos para nosotros que la desnudez también comienza en las cantinas * voy a preñar hasta tu ropa sacarte el corazón por las rodillas elevar con mis lluvias el cielo de tu boca *


esa mujer que interiorizo conmigo entre sus piernas donde a menudo le dejo el corazón * implosiono desde mi boca lo disipado de tu fantasma para que pruebes nacer de carne en mi palabra * en estos días hasta caminar es hacer política con tu recuerdo * la mujer definitiva mina la ciudad va dejando referencias de su nombre con su sexo me obliga sobre todo a buscarla i me prohíbe ante todo perderla * el cautiverio de los amantes crece a orillas de la distancia * señoramuchospájaros vengo hoy desde mí desde el hombre que la inhala como un lobo hasta el cielo * contigo han acabado mis posibilidades de morir después * amante tu cuerpo me revive perfectas batallas donde no peca el mal *


los amantes aéreos son limbos con agallas que no cesan de emigrar sin impedirse otras grandezas * cierta luz se desprende cuando los amantes octogenarios se abrazan i dejan de asistir a la vida …para respirar * ya ves cómo es el tiempo que nos obliga a no dejarnos a liberar en los baldíos nuestro ritual de humo nuestro silabario de nostalgias al que profundamente hemos sobrevivido con los ojos en el pecho de tanto mirar el corazón que nos decimos * pariste mis ojos pariste mis sombras pariste mis pájaros mis lluvias mis abismos pariste mis peces parirás mis mares * el amor es un vandalismo divino que me embriaga i me incita a marcar territorios secretos en la ciudad como en tu vientre como en tu alma * si doy la sed busco en ti el agua que me eleva


al dios personal donde habremos de dormir como hijos uno del otro siempre * una lúnida flora en tu ojo de eros esa babárica helenidad en mendrugos * tenernos como dos que se paren adentro i crecen los díaz lamiendo interior * mis dedos cada uno en su ala practica nuestros vuelos * un solos así como es caminar a cuatro piernas con toda la piel * en tu rostro ha venido ese fantasma que siempre tuvo mis ojos

* aún gotea nuestro sudario en mi pupila estoy mirando

no temas


lo que tĂş miras * la nada llena de nades * la vida


los placeres adquiridos


poema con niĂąa deposito el descanso de mis ojos en su sombra de loto cotidiano ignora que la miro que trato de fijarla con la salvia ascendente de mis humos serĂĄ que esta noche busco en el alma i sus silencios algo parecido a una cuchillada


salir de la madriguera del pedacito de la noche donde sudamos el sueùo para desdibujar las contorciones de una muerte hirviendo que esta vez no perdona las ganas de embrutecerme sin pensar en las distancias las ganas de morderle los pies al abismo ‌las ganas todo se lo estån llevando mis benditas ganas


breves del hambre quĂŠ es el hambre cuando tampoco se tiene agua i se nos pierden los labios en la boca cuando los dedos ya nos quedan chicos i cualquier destino se nos hace lejos quĂŠ es el hambre cuando andan a mi lado las otras hambres las de respirar mĂĄs hondo las de escribir cuando se habla las de dibujar con saliva en estrellas de otro cosmos


Âżte aguantas bien hombrecito esa cuchillada que no esquiva ninguno de los huesos mientras le haces casita al corazĂłn los dĂ­as que llueve i quedan charcos mientras sales ileso de un mal chiste sobre los pies de dios?


otra vida i si hubiera tenido otra vida donde todo estuviera aleteando vaciamente de cotidianidad i abril no asumiera este albor de nostalgia que los dĂ­as sin credo suelen tener seguramente me verĂ­a obligado a forzar el rostro en un mundo sin fantasmas i todo se quedarĂ­a flaco sin esta luz como para una sed de navajas


quĂŠ loco el que se asoma detrĂĄs de una hoja en blanco i desaparece el que siente destilar el silencio i marcha como sin piernas el que afirma que su lengua le atraviesa el paladar hasta que saborea los techos i olvida los dientes el que escucha a las paredes abrir i cerrar como con sed sus propios labios el que deja en un par de senos sus pantalones


epĂ­grafes todos hablamos alguna vez de los aviones que pasan que no los vemos pero pasan como podrĂ­an pasar unos ojos que vuelan que no los vemos pero vuelan


cantar del hielo es muy fĂĄcil quemar las gotas i producir cenizas en el agua por donde pasa el tiempo e v a p o r ĂĄ n d o n o s secando los adentros fantasmales que no dejan respirar ni de emitir el viaje dulce de los hastĂ­os junto a los hermanos sustanciales con los que lleno estos pulmones de cumbres hogares remotos i caminos


desnudos a vl e ib i también de fríos cautivados en los parques de su distancia como en su piel deshojándose en inventarios i paisajes no alcanzándose nunca pero minando con la boca pariendo con la boca las noches en que platican desde su propio invierno i se adelantan boreales en auroras i reconocen en sus dedos el granizo i apagan chimeneas i cobijan delirios i hacen el cielo i se suponen el amor


amantes los que se aparean para sanar la vida los que hurgan entre sus piernas lo que se comen por las espaldas los que se inventan atajos en el cuerpo cicatrices que luego son memoria en sus costillas de leche i pan a ellos que nacen en sus desencuentros cotidianos en las distancias de una ciudad que les ha cortado los dedos de puro hallarse a ellos que han buscado i digerido los andamios esenciales en el corazón que lo arriesga todo de un solo tajo a ellos sin fin que se revuelcan en las islas de sus manos que se la viven perdidos lubricando ojos inéditos que se atragantan el alma con sus huesos más evaporables que lácteos a ellos que siempre son ellos en los siglos de los siglos

porque no tengan remedio


olvidarme ponerme real real en sobredosis no mirar desde el soplo de las cosas usar los ojos sin ablandar el tiempo sin creer en el suplicio de las armas ni en las enardecidas imรกgenes que me conmueven siempre las mismas


mi corazón de calavera de antílope ciego descansando en las articulaciones minúsculas del suicidio mi corazón amueblado con un silencio en pleno acto de no sobrevivir mi corazón de humo que ya no dice nada ni embarcaciones ni abaratados lamentos porque tiene su ojo herido en peligro de muerte o de nostalgia


para la vida para la vida cada abrazo de sol cada sue単o lejos de la vida para la vida mis ganas de caminos mi mujer i mis hermanos los dioses para la vida esto de grietas incendios i cantinas para la vida mi vida el tiempo que soy


hacer un poema hacer un poema es estar mirando i descubrir que algo te mira mientras lo dibujas con su mano inversa hacer un poema es darle la espalda a aquello otro que también eres i cumple los destierros tangibles de la vida hacer un poema requiere de ciertas revelaciones etéreas cierto anuncio de ángeles cierto dios o en su defecto otras anécdotas


una confesi贸n confieso que me han quemado las manos que han hecho de mis logros un insalubre destino que estoy teniendo hambre de paz de obviedades humanas tan diminutas i lacerantes como un abrazo que conserve en su ensayada liturgia las curaciones del agua


ĂŠranse una vez mis ojos nada nuevo hay en mis ojos que se han olvidado de romper lo que miran nada nuevo en mis ojos que alguna vez fueron mis vicios que son el principio de mis manos que son mi boca por eso los escarbo con impaciencia usando los dedos de las cosas que he visto esas cosas que hace mucho no son tantas pero son yo mismo


de saltar dije sobre mi cuello algo de saltar lo que despuĂŠs me pareciĂł un suicidio grave pero mantuve mi palabra i me hice a la idea de morir mejor hoy por completo que maĂąana a pedazos


a quién irle a quién en estos días de amaneceres ilegítimos a quién con esta alma de cartuchos vacantes donde resuelvo no creer en nada armar un existencialismo de municiones blandas en el que no entre la destrucción masiva gracias a una coherencia mínima de hombre ordinario pero no homicida


faunas (uno) caminar como un orangután hasta tropezar con mis manos llevando la nostalgia como torpeza arrastrando nudillos que no saben hacer huellas ni simples caminos de adiós (segundo) andar como un cocodrilo siempre llorando como una tortuga i su cascarón que esta vez es su destierro como una lagartija de la que se burla su propia cola destazada como un camaleón que no sabe esconderse de sí mismo como un buitre que mete la cabeza hasta las sombras húmedas de la muerte como un tigre que se rompió las rayas cuando su huella encendió la bruma como un colibrí que se dibuja en el polen enfermizo de los enamorados como un pájaro ordinario que hace nidos en los ojos como una bestia sin nombre que imagino atragantándose con sus propias manos


la noche i la luz por aquí pasó dios i dejó este rastro lejano de sus polvos sin embargo la noche sigue limpia a pesar de las estrellas vientre de un animal a cuatro patas la noche nos amamanta pozo vaciado que acerca la oscuridad de su ojo capaz de dormirnos con su única mirada la noche es la entraña desmedida de dios que el día de su piel eclipsa qué es la noche después de la noche pero antes de la luz cuando los continentes interiores engendran humedad i las cosas eternas i diminutas se cumplen afuera la noche se ha cerrado como un puño sobre todas las cosas i sólo deja ver en algunos poros su esqueleto siendo de luz berrido de la hoguera esencial que en el sol repite su nacimiento i no hace más que negar la potencia de las estrellas cierto albor que no se ha movido de la noche vuelve a levantar mis ojos de sus sombras (lástima que no todos los poemas sean una bombilla de luz que pueda prender i apagar esta verdad siempre fija)


la absoluci贸n de la lengua


los amantes i las puertas

los amantes entran por diferente vida a la misma puerta i descartan los rostros de la gente buscando su par de ojos entre las piernas los amantes que han visto una moneda rústica un papelito bucólico dejado por ellos en el autobús que los salvó de la lluvia para incitarlos a la ciudad como a sus vientres van detrás de todo i corren abriendo puertas i sin dejar de abrir se dirigen con su brazo involuntario al siguiente instante que es ya otra puerta los amantes se suspenden un segundo cuando la verdad pasa lenta e infinita en un caracol de niebla donde coinciden que apenas pueden verla es cierto que en su cuerpo fundan a dios juegan a traer llaves de luz en la boca i cuando dan un beso o una palabra definitiva algo a lo lejos se abre tan cerca si los amantes sobre todo “vuelan” i son “magos” i caminan “puentes” i terminan por arrojarle sus pirotecnias a la “vida” el mundo de las ciudades parece hincar su lento hueso en lo perdurable i los amantes van amándose con su ala desmedida que los hace tripular el aire sin alejarse de lo herido nada hay que no los posea que no sea deformado

ella inicia con el ojo claro de su dedo a apuntalar en la ventana países diminutos


o al menos sugerido por los amantes en bruto (i ella que sigue con el ojo claro de su dedo apuntalando en la ventana paĂ­ses diminutos)


traigo las manos flacas las manos de niĂąo que me siento i que me obligan a pensar en ese cuarto de juegos que es tu cuerpo traigo las manos con el hueso salido por encima de las manos es el dibujo de esta calavera que salta para buscarte que me devuelve en la piel esa imagen embravecida donde soy mi propia entraĂąa entonces comprendo que los nervios son las ataduras que me empujan i me drenan en el aire que permiten i alientan este vuelo fuera de mĂ­


no dormir no apagar los candelabros que hacen el día porque vienes de carnada en las trampas negras del insomnio porque le voy a solicitar al sueño que no cicatriza el augurio más noble de tu rostro esta noche armaré con despedidas tu llegada tu paso indecible en mi pecho de hierba mala huella de fríos para propiciar la quemadura las caminatas desnudas por el ártico por el otoño que como siempre se acerca a exigir el pacto inagotable con las nostalgias donde todo mi cuerpo se suma a recordarte


lobo es cierto que transgredo los deberes las sombras que gobiernan mi voracidad es cierto que a veces mato que entrego los aullidos i los ojos desde las alturas mĂĄs debatibles de mi piel es cierto que en ocasiones te encaro para sobrevivir como si fueras la presa entraĂąable que cumple sus partos dentro i fuera de mĂ­


dibujar en el fr铆o del vaso algo como un esqueleto como unas rayitas que se parezcan a la muerte i nos asusten ahora que andamos tan macizos con el coraz贸n drogado por todas partes con las manos creciendo por todas partes


tus manos pueden elegirme las venas hirviendo de tus manos el paisaje limpio de t茅tanos de tus manos la sanaci贸n de tus manos el recurso i el tiempo de tus manos el cielo en茅rgico la doble dosis la naci贸n desterrada lo que tocas i vuelves un hogar para tus manos


forma cotidiana no sé a qué se dedica tu cariño pero mi cuerpo está seguro que dejó una trampa porque te reconozco en todo lo que miro i de pronto ya no sólo eres la cuchilla donde los ojos se desangran la infinita compañera de armas i eres también el bienestar incurable la mujer desnuda de la que uno se levanta


las cosas tĂş i yo que fuimos superados por nuestros fantasmas al ir construyendo i derribando cosas mientras lo eterno se buscaba tĂş i yo que nos dijimos i nos tragamos un mundo aparte donde no es fĂĄcil salvarse de las cosas esas cosas que nos van teniendo i olvidando i se rompen i son tambiĂŠn nuestras cosas


niña afilando en la vida su cuchillo de luz ese lugar en el que pequeña i roja empapas de sangre gotas de rocío i de rabia ese lugar al que llegas pariendo lobos como cada esquina del silencio i bebes las entrañas de tu propia sombra para saber lo que antes era el tiempo (cuando aún no se partía en dos la oscuridad)


llego de las evanescencias recolectando verdades como si no tuviera manos i la sombra se me inyectara en un abismo indisimulable camino i te acerco el rostro como si en los bolsillos trajera macerando a destiempo las Ăşltimas aves de primeras alas TODAVĂ?A sangrando su cielo


desde el vaho cĂłmo no decirte desde el vaho que ordeĂąo para repatriar las hambres de mi fantasma que todos los dĂ­as intento recapitular el principio tibio i ordenador de tus senos


mujer para abrir el mundo a través de tus piernas mujer que correspondes a la liturgia de mis aves con la estación manada de tus partos qué ganas de que tu latido ande todavía jugando a los entierros a los funerales crecidos de mi cuerpo qué ganas como si el intervalo aéreo que ha sido la vida por fin sanara en sus dispersiones al reunir tu piel todos mis vuelos


los amantes i la espera elegir el poema i llegar tarde a las cosas para comprobar que todo espera que uno da el primer paso i ya todo estaba esperando todo espera todo mira i a la vez ignora el parpadeo de un ojo es el parpadeo de todo inaugurando otro instante todo está ahí en su callada respiración i en este saberlo que se ahoga todo suspendido en sí mismo todo hecho de material incandescente i de una sombra que es otro soplo del fuego dibujo donde se dibuja la otra parte de las cosas i todo se completa porque todo a su lado tiene su fantasma esa procesión de metafísicas evaporables esa lágrima solitaria del humo todo espera i es demasiado porque en nada se llega a tanto como en ese amor exagerado que precisan los amantes aunque no deduzcan una simple hoja ni con una mirada de mil años i es que los amantes prefieren asomarse a la vida i a sus profundas capitales cuando no poseen miradas son los tercos mayores del mundo i hablan también cuando no hablan i tocan cuando no tocan i sienten cuando no sienten i se miran i se miran también


cuando no se estรกn mirando los que se repiten infinitamente como un espejo dando su rostro a otro espejo i suben a la ciudad tan alta sobre los techos i caminan en las bardas del cosmos para caminar omnipresentes cerrados de ojos sin distinguir ya cuรกl es la oscuridad que les corresponde porque todo les pertenece i todo los espera allรก lejos donde respiran sus almas aunque ellos tercos benditos no esperen nada


Hermosillo, Sonora, MĂŠxico 2009


andarlanada  

poesía sonorense, poesía del norte de México

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you