Page 1

EL CAMINO DEL OCASO

MIGUEL CALDERÓN ESTALAYO

1


Muchos piensan que la vida es un teatro, un gran sue帽o, una farsa, una mentira pero vivimos locamente cada d铆a como si fuera una eterna primavera. Poco a poco, se pernocta en las posadas, se recorren los caminos y senderos. Hay uno que conduce hacia el ocaso y se pierde bajo un sol rojo y marchito. Mucho se tarda en tomar plena conciencia pero el gran teatro al fin se acaba y cierra, el tel贸n se baja y la funci贸n termina. Nadie disfruta con dramas y tragedias e intentamos escurrir el negro bulto, pero siempre es sano limpiarse las heridas.

2


Se aconseja mirar hacia el lado positivo para evitar dolor, penas y disgustos y presumir de estilo y de buen gusto. No pretendo hurgar en las profundas llagas. Amo con fuerza lo que me da la vida pero ¿de qué me sirve mirar hacia otro lado?. Cuando el sabor amargo nos penetra dentro, y esa acidez nos invade y multiplica, es la necesidad de ayuda la que obliga a que esa pena negra sea compartida. Aún no estoy loco, digo esto estando cuerdo, porque me duele que los que amé se vayan. El viejo camino nos lleva hacia el encuentro de tantos seres que ayer amamos y quisimos. Al final, están las sombras y el destierro, es el viejo arrabal nefasto y tan temido donde las poderosas fuerzas del destino nos privarán de la intensa luz y los sentidos. ¿Pensáis de verdad que es temerario, vana locura, insensatez, premura tener presente el fatal presentimiento en vez de desterrar dicha amargura?.

3


No soy capaz de engañarme inútilmente, no puedo olvidar el fatal acabamiento ni las personas que amé tan intensamente. Aunque sea muy cruel este tormento de nada sirve mirar hacia otro lado. Cuando el frío sudor ya me acorrale afrontaré cara a cara la suerte, el desafío. Se acabará el libro que nos dicta el tiempo. Llegará el día, la hora y el momento de la última parada en el camino en que todo, por fin, se habrá acabado. Se cumplirán las profecías de los hados al llegar al río Estigia, impetuoso, inmenso. Sus aguas oscuras esperarán al fondo y Caronte, paciente, cumplirá el trabajo. Ese día, los nombres, fechas y pronombres se escribirán en losa de mármol, con plata y oro. Detrás de aquel yo, tú, él, nosotros y vosotros, sólo habrá vidas enterradas, infinitos recuerdos. Por eso, cuando tú ya no estés a mi lado, cuando ya te hayas ido del camino hacia la pálida arena del eterno tiempo, mis ojos buscarán tu ruta con ahínco. 4


Herido de muerte como el toro bravo, noctámbulo en la noche de los tiempos, apartaré nubes, sombras, fríos vientos. A dentelladas removeré la tierra y las arenas para seguir tu rastro en el desierto. Seguirá mi mente amarrada a tu recuerdo. Seguirá mi mano tendida al horizonte en busca de la mano que me sacó del lodo. Mis ojos inquietos buscarán la luz, esa mirada profunda y sosegada que convertía en ternura el sufrimiento, que brindaba calidez, paz y sustento.

5


Mi eterno amor, por siempre agradecido, te enviará flores más allá del cementerio. Guirnaldas flotarán en las olas y en los mares salados, en las otras orillas del desierto. ¿Cómo será el inmenso vacío y el encuentro?. ¿O sólo habrá memoria y esperanzas rotas, vidas ahogadas detrás de los espejos?. Sé que en los cálidos días sin remanso y en las frías noches de cuchillos fieros, la voz callada de tu eco es norte y guía porque vuelves a mí, oculto entre los sueños. Mi boca triste, silenciosa, enmudecida, pronunciará tu dulce nombre con temblores, te invocará trémula, entre sudor y ardores. Otra vida empezará quizás de nuevo para apagar la fuente del tormento. ¿Esta vida sin amor no es franca burla, perla arruinada, sin color ni fundamento?. Buscaré otra vida para empezar de nuevo pero un ala llevaré siempre quebrada en este viaje de inquietantes episodios.

6


Sin la paz y el remanso que vertías desde el fondo de tu corazón de oro, sentiré el frío y el vacío que se esconde en la tierra apagada, hecha despojos. No hay luces, ni descanso, ni reposo si uno está solo ante su propio espejo, ese espejo que se burla y nos mira perplejo flotando en las nubes de los sueños rotos. Cuando tú ya no estés junto a mi cuerpo, sé que todo, al final, se habrá acabado y sentiré tu ausencia en el mortal silencio. Cuando tú ya no estés junto a mi cuerpo, todo será vida trivial e indiferente y mi alma entera perderá el sustento . Cuando tú ya no estés en mi camino, me quedaré pobre, ciego e inseguro. Seré cometa sin rumbo y sin destino en la órbita de Plutón o de Saturno. De nada sirve llorar ni hacer lamentos pero no mostraré arrepentimiento. Maldeciré al sol, la luna y las estrellas.

7


!Venganza pido a los hados y los dioses a los oráculos del infinito firmamento por abandonarme en el maldito tormento!. El afán de venganza sé que impotente muere, el gran destino me humilla y me somete pero no podrán arrebatarme los recuerdos.

Pase lo que pase, mi amor se irá contigo más allá del misterioso y gran silencio y seré infinitamente fiel y agradecido.

8


Lucharé contra las sombras y distancias en las noches sin rumbo y sin destino. Lucharé por defender tu noble causa y alzaré un monolito con tu nombre en el camino que lleva hacia el ocaso. Sé que debo olvidar para vivir despierto en estas ciudades de ricos triunfadores y repletas de lobos y solitarios muertos. Estoy atrapado en un laberinto inmenso pero me diste fuerza para tatuar tu nombre como si una gran estrella me enviaras. Jamás olvidaré lo que aprendí contigo porque fueron pan, miel y sal de vida, fuerza, salud y medicina de sustento los muchos días que navegamos juntos. Tu recuerdo vivo se enterrará conmigo, volveré de nuevo a pronunciar tu nombre porque nada seré pero nadé siempre contigo. ¿Acaso ignora el mundo de los vivos que la vida sin amor es negra sombra, pues si falta el sol hasta la luz se muere?.

9


El noble corazón es sabio y no te engaña, es prudente cuando ama, a veces, impaciente pero te pasa factura si lo ignoras y lo acallas. Es la mente con su ardiente calentura la que sube nuestro orgullo a la montaña y nos hace pensar que somos dioses. Entonces Lucifer aparece disfrazado y nos vende y promete el nuevo mundo. Con una mano abre su abanico de placeres con la otra, vende fama, riquezas y poderes. Entonces, los avaros, necios e insaciables beben el veneno de su copa de oro y venden su alma y su mejor tesoro por gula, lujuria, mentira y hojalata. A cambio de ser eternos como dioses y de perpetuarse en esta y otras vidas fabrican su vanagloria entre febriles sueños y arrasan cuanto encuentran a su alcance. Pero el caminar sin rumbo hacia el ocaso no es un viaje tan fácil ni sencillo, hay tiempo para pensar en muchas cosas.

10


El gran reto de la vida es alcanzar saber. El saber lo mucho o poco que ignoramos, el ignorar lo mucho o poco que deseamos. Ardua tarea es buscar la gran sabiduría, discernir el error, la verdad y la mentira entre un caos de paradojas y alegorías. ¿Dónde se inicia la gran ruta de la vida y dónde acaba el sendero de la muerte?. ¿Nadie se siente confuso, hundido y derrotado? Y si todo en la vida no fuera más que sueño?... ¿Y si el amor de verdad fuera un engaño?... ¿Y si quien mata la esperanza su ilusión arruina ?... ! Oh, fuerzas ocultas y oráculos divinos, dadme inteligencia, valor, conocimientos! Si queréis podéis matarme o resucitarme, acaso, porque nunca supe si estuve vivo o muerto!.

11


12

El camino del ocaso  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you