Issuu on Google+


La pedagogía de la fe tiene una peculiaridad: transmite un mensaje de Dios y se adapta, a la vez, al modo de ser y actuar de Dios . Dios mismo, a lo largo de toda la historia sagrada y principalmente en el Evangelio, se sirvió de una pedagogía que debe seguir siendo el modelo de la pedagogía de la fe. 


   

Es la acción educativa del mismo Dios. Es el modelo educativo. Tiene una metodología específica. Es un estilo de educar: convicciones profundas, actitudes y opciones pedagógicas fundamentales.


La pedagogテュa de Dios como estilo pedagテウgico, como tono educativo vital estテ。 configurada por su admirable condescendencia SYNKATテ。ASIS.


   

Condescendencia expresa el acto de descender con o al mismo tiempo. Significa bajar a un nivel inferior. Adaptarse a la capacidad de otro. Ayuda, bajada para unirse a otro y socorrerlo. Es la expresión del amor inefable de Dios y de su deseo de adaptarse a la naturaleza humana.


comunicación comunicación

intimida intimida dd 

posibilita

relación relación


яБо

LA CONDESCENDENCIA COMO SERVICIO

midrashim


La condescendencia como acercamiento: SHEKINAH

encarnaci贸n pr贸ximo

comprensible

habit贸

cercano


La condescendencia por la que Dios habla el lenguaje de los hombres: Así como el hombre, cuando quiere revelarse con palabra de corazón, palabra que pronuncia con la boca, reviste en cierto modo su palabra con letras o con voz, así Dios cuando quiere manifestarse a los hombres, reviste de carne en el tiempo a su verbo concebido desde toda la eternidad. (Santo Tomás).


El arte de educar al estilo de Dios y sus caracterĂ­sticas


         

Prioridad a las actitudes interiores. Su fuente es el amor. El entusiasmo, la constancia. El ambiente de comprensión y cercanía. Provocar crecimiento en libertad. La relación con Dios personaliza al hombre. La actitud de servicio. Adaptación en el lenguaje. Progresividad educativa… proceso. Vivencia de la condescendencia.


Es una pedagogía que se inserta y sirve al diálogo de de la salvación, entre Dios y la persona. Subraya la iniciativa divina, la motivación amorosa, la gratuidad, el respeto de la libertad.


Acepta el principio del carรกcter progresivo de la Revelaciรณn, de la trascendencia y del carรกcter misterioso de la Palabra.


Reconoce la centralidad de Jesucristo, Palabra de Dios hecha carne, que determina a la catequesis como pedagog铆a de la encarnaci贸n


Reconoce el valor de la experiencia comunitaria de la fe, como propia del pueblo de Dios, la Iglesia.


Se enraíza en la relación interpersonal y hace suyo el proceso del diálogo.


Se hace pedagogĂ­a de signos, en la que se entrecruzan hechos y palabras, enseĂąanza y experiencia.


Encuentra su fuerza y su compromiso permanente de dar testimonio en el inagotable amor divino.


La catequesis se configura de este modo como proceso e itinerario, o camino del seguimiento de Cristo, del Evangelio en el EspĂ­ritu hacia el Padre (DGC).


Introducci贸n a la Pedagog铆a de la Fe. Directorio General de Catequesis. Directorio Nacional. Carmita Coronado


Contenido de la Unidad 10