Issuu on Google+

INSTITUTO TECNOLOGICO DE CONKAL

MANUAL DE PRÁCTICAS DE CAMPO PRODUCCIÓN SUSTENTABLE DE HORTALIZAS

INGENIERÍA EN AGRONOMÍA

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

PRÓLOGO

Los procesos productivos de hortalizas, significan una forma ordenada y sistematizada de todas las partes que componen un sistema agrícola, en el cual convergen las investigaciones científicas, tradiciones y la experiencia en campo de los profesionales que los llevan a cabo, existiendo así una gran variedad de técnicas o procesos modificados, adaptados y adoptados en diferentes regiones con diferentes características de suelo y clima principalmente. Por ello el aprendizaje de algún proceso o técnica de cultivo no debe tomarse como una receta, sino como una base de conocimiento para poder interactuar con la tecnología moderna y tradicional y así lograr con éxito lo propósitos productivos sin dañar el medio ambiente.

Los procesos de producción agrícola no es posible estudiarlos solamente en teoría, sino que es necesario llevarlos a cabo vinculando la teoría con la práctica para fijar los conocimientos y desarrollar las destrezas en el educando.

Este manual de prácticas de campo de la asignatura “Producción Sustentable de Hortalizas”, pretende en esencia que el alumno identifique, clasifique e interactúe con al menos 11 procesos productivos que contemplan diferentes técnicas básicas de producción hortícola de bajo impacto ambiental, fortaleciendo su aprendizaje y sus criterios profesionales para su desempeño laboral futuro en cualquier parte donde se encuentre.

2

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

INDICE

Práctica No. 1 Manejo de cultivos asociados………………………………………...…..4 Práctica No. 2 La milpa como un sistema productivo de subsistencia…………….…..8 Práctica No. 3 El sistema de producción de hortalizas a cielo abierto………...…..…11 Práctica No. 4 El sistema de cultivos protegidos……………………………...………..14 Práctica No. 5 Siembra en charolas para producción de trasplantes…...………….…18 Práctica No. 6 Preparación del terreno como medio de cultivo…………..……………24 Práctica No. 7 Construcción de espalderas y tutores……..…………………………....29 Práctica No. 8 Construcción de microtunel con malla agrión 17...…………...…...…..35 Práctica No. 9 Siembra directa de cucurbitáceas…..………..….……………..............39 Práctica No. 10 Trasplante de cultivos hortícolas.. ……..………..…………………….43 Práctica No. 11 Cosecha selección y empaque de productos hortícolas..........……..48

3

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

PRÁCTICA No. 1 MANEJO DE CULTIVOS ASOCIADOS

Introducción

Dentro de la diversidad de especies cultivadas por el hombre, este ha sabido sacar provecho de las diferencias que cada una presenta; sea por su ciclo vegetativo, anuales o perennes; requerimiento hídrico, de temporal o riego; por su porte, bajo, medio o alto; por su resistencia a las plagas y enfermedades; e inclusive por su utilidad medicinal.

Son muchas las especies que se cultivan en la actualidad, tanto como los diferentes sistemas productivos que se utilizan para su aprovechamiento y uso racional; por lo tanto, es lógico pensar que, dependiendo del nivel cultural, social y económico, las comunidades rurales han adoptado aquellos que han convenido a sus intereses.

La asociación de cultivos en un sistema productivo permite la interacción de la variabilidad genética y fenotípica de las especies, unas son medicinales, otras cultivos trampa, insecticidas, fungicidas, nutricionales para las plantas, alimenticias para el hombre, materia prima para la agroindustria, etc. Además bien seleccionadas las especies y bien diseñado cronológica y espacialmente el sistema se obtienen más productos en la misma superficie por cada ciclo de cultivo.

4

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

Objetivos

1- Identificar las especies que pueden ser utilizadas en los cultivos asociados. 2- Evaluar la interacción entre los cultivos básicos y hortícolas en asociación con frutales y forestales. 3- Distinguir la arquitectura de las especies para aprovechar esta característica en beneficio de la eficiencia del sistema de producción utilizado.

Materiales y equipo

Coas.

Machetes.

Cinta para medir.

Estacas.

Picos.

Palas.

Carretillas.

Procedimiento

Se realizará un recorrido por el terreno para ubicar el lugar idóneo para el establecimiento del módulo de cultivos asociados buscando, preferentemente, un área que no haya sido perturbada y que presente adecuadas condiciones topográficas y de drenaje.

La primera actividad será la limpieza del terreno para lo cual se realizará un chapeo, dejándose la maleza en el mismo lugar para su descomposición evitándose, en lo posible, el uso del fuego. Una semana después, se realizará el trazo de plantación y el poceteo de los cultivos elegidos, esto, de acuerdo a las necesidades de 5

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

espaciamiento de cada especie. A la semana siguiente se procederá a la siembra de los cultivos anuales buscando la época apropiada para cada uno de ellos. Será indispensable contar con riego en la época de seca para lo cual se dispondrán de tomas de agua para el riego por medio de cintillas con goteros. Se realizará un control manual de malezas utilizando machetes y coas. Se pretende establecer cada especie de acuerdo a sus necesidades climáticas, sin embargo, en el caso de que se presenten problemas de plagas y enfermedades, se utilizarán métodos de control naturales y sólo en casos extremos, se hará mezclas con productos químicos de bajo impacto ambiental y permitidos en la agricultura orgánica.

Como parte fundamental del manejo de los recursos vegetales, se dejarán reproducirse naturalmente los productos generados por el sistema de tal forma que se logre su permanencia, procurando que haya un balance de las entradas y las salidas dentro del mismo.

Resultados

El alumno comprenderá la importancia del manejo de los cultivos para que un sistema de cultivos asociados logre ser eficiente en cuanto a los riesgos que representan las plagas, enfermedades, el abatimiento de los niveles de fertilidad de los suelos y la competencia que los cultivos tienen con las malezas.

Por otra parte, también reconocerá las ventajas de manejar los cultivos en los arreglos espaciales y cronológicos para sacar mayor provecho del sistema en su conjunto.

6

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

Cuestionario

1- ¿Cuál es la principal ventaja de la asociación de cultivos? 2- ¿Cuáles son las principales interacciones de los cultivos básicos y hortícolas asociados a frutales y forestales? 3- ¿A qué se refiere el arreglo espacial y el arreglo cronológico? 4- ¿Cómo aprovechamos la arquitectura de los cultivos para establecer la asociación?

Bibliografía

Hart R.,D. 1980. Conceptos Básicos sobre Agroecosistemas. CATIE. Turrialba, Costa Rica. Gleissman S., 2002. Agroecología: Procesos Ecológicos en Agricultura Sostenible. CATIE. Turrialba, Costa Rica. Maroto B., J. B. 1998. Historia de la Agronomía. Mundi-Prensa. Madrid, España p666.

7

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

PRÁCTICA No. 2 LA MILPA COMO UN SISTEMA PRODUCTIVO DE SUBSISTENCIA

Introducción

Desde el inicio de las primeras culturas mesoamericanas, cultivos como el maíz, fríjol, calabaza y chile formaron parte de la dieta de la población, e inclusive, fueron parte importante de la vida socio-cultural de aquellos pueblos. Libros como el PopolVuh entre los Mayas dan cuenta de ello.

En México, como en la mayor parte de los países de Latinoamérica, estas especies se han cultivado por milenios a través de un sistema productivo conocido como “La Milpa”, la cual produce los alimentos básicos para el autoconsumo, principalmente, de las familias del medio rural.

Por otro lado, los tiempos actuales nos obligan a utilizar sistemas productivos menos agresivos con el medio ambiente, y es aquí, donde una de las actividades principales que se realizan en la milpa, la Roza-Tumba-Quema, deberá ser modificada en un principio, y finalmente sustituida por otra conocida como Roza-Tumba-Pica, si es que no queremos seguir agravando uno de los principales problemas a futuro como lo es el calentamiento global del planeta.

Objetivos 1- Distinguir la importancia del maíz y fríjol en la alimentación del pueblo mexicano. 2- Identificar las principales características de este sistema productivo tradicional. 3- Comparar las diferencias entre los sistemas productivos RTQ y RTP. 4- Analizar las principales causas de la migración rural y la descapitalización del campo.

8

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

Materiales y equipo

Coas.

Machetes.

Cinta para medir.

Estacas.

Semillas diversas.

Herbicidas de contacto.

Bomba aspersora de mochila.

Procedimiento

Se realizará la delimitación de alrededor de unos 400 m2 para el establecimiento de la Milpa, posteriormente, se hará un chapeo bajo para después aplicar el herbicida desecante Doblete (Paraquat+Diquat) en toda la superficie. Es importante señalar que se eliminará la quema con el objeto de ir formando una cubierta vegetal para que a futuro se pueda tener un suelo más fértil.

Una semana después, se procederá a la siembra del maíz, calabaza, chile y otras especies regionales. Para ello, se utilizarán hilos de rafia para el trazado de las líneas de cultivo las cuales se ubicarán con el marco de plantación que requiera cada una de las especies en particular.

Se suministrarán riegos de auxilio cuando esto sea necesario, debido a que algunas de las especies que se cultivarán se adelantarán o retrasarán en su fecha óptima de siembra, esto con la finalidad de lograr una mayor diversidad. Del mismo modo, se realizará un seguimiento de los problemas sanitarios ocasionados por las plagas y enfermedades, tomándose las medidas de control ecológicos pertinentes.

9

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

Resultados

El alumno será capaz de manejar un sistema productivo de subsistencia y reconocer la importancia que tiene la Milpa en la vida social, cultural y económica de las comunidades rurales de nuestro país. Además ubicará las diferencias de los sistemas productivos que utilizan tecnología de punta con respecto a los sistemas productivos tradicionales.

Cuestionario

1- ¿Cuáles son los cultivos básicos de mayor importancia en Yucatán y por qué? 2- ¿En que se diferencia la milpa de otros sistemas de producción de cultivos básicos? 3- ¿Cuáles son las ventajas del sistema RTP? 4- ¿Cuál es la problemática del campo en México?

Bibliografía

Zizumbo V., D. 1992. La modernización de la milpa en Yucatán: utopía o realidad. CICY. Davida Dinamarca. Mérida, Yucatán. 378 p. Hernández X., E. 1988. Biología agrícola: los conocimientos biológicos y su aplicación a la agricultura. 3ª. Reimpresión. CECSA. México. 62 p. Ávila B. J. A. Asistencia técnica y demostración de tecnología agrícola a productores de maíz y hortalizas del sur del estado de Yucatán. Mérida, Yucatán. 126 p.

10

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

PRÁCTICA No. 3 EL SISTEMA DE PRODUCCIÓN DE HORTALIZAS A CIELO ABIERTO

Introducción

En la producción de hortalizas se presenta una amplia diversidad de sistemas productivos, desde aquellos en los que se practica una agricultura de subsistencia, en los que la mano de obra del agricultor tiene una importancia mayor a la tecnología, hasta aquellos en los que se aprovechan los insumos, servicios y conocimiento generado por la ciencia y las grandes compañías productoras de semillas, fertilizantes, pesticidas, sistemas de riego, etc.

Es por ello que la situación económica del productor es la que finalmente determina el sistema productivo a utilizar, sin embargo, existen otros elementos que influyen en la decisión del mismo, como son su nivel de estudios, la región geográfica donde él habita y la asesoría y capacitación para el trabajo.

Otro aspecto importante para que el productor alcance la capitalización en su empresa, independientemente del sistema productivo utilizado, es el acceso al financiamiento y a una comercialización eficiente de sus productos en los mercados local, nacional o internacional.

Objetivos

1- Comparar los diferentes sistemas para la producción de hortalizas. 2- Relacionar la importancia de los servicios de asesoría y capacitación para el agricultor para lograr una alta productividad. 3- Evaluar la importancia del financiamiento y la comercialización eficientes de los productos, para el logro de la capitalización de la empresa.

11

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

Materiales y equipo

Coas.

Machetes.

Carretillas.

Palas curvas.

Picos.

Rastrillos.

Abonos varios.

Fertilizantes.

Semillas diversas.

Procedimiento

Se establecerá un módulo de producción de hortalizas con tecnología intermedia en la que se utilizarán insumos y materiales como semillas de híbridos, riego por goteo, uso de productos biológicos para el control de plagas y enfermedades, etc. Se cultivará preferentemente alguna solanácea (chile, tomate), o cucurbitácea (sandía, melón). Para ello se realizará el trazado de las líneas del cultivo, el deshierbe del terreno, la construcción de eras y el abonado y desinfección respectivos. Se utilizarán plántulas provenientes de charolas para lograr una alta densidad de población, ya que en este sistema de producción, se presentan muchos problemas por el ataque de plagas cuando se realiza la siembra directa. Se verificará el buen funcionamiento del sistema de riego ya que se aplicarán de uno a cinco litros de agua por planta por día desde el trasplante hasta la parte final del ciclo productivo. También se realizará el monitoreo de las plagas y enfermedades y se aplicarán los productos orgánicos sólo cuando sea necesario.

12

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

Resultados

A través del manejo del cultivo, el alumno logrará apropiarse de los conocimientos necesarios para manejar un sistema de producción de hortalizas a cielo abierto. Será capaz de relacionar la influencia que tienen los elementos climáticos sobre los cultivos para que éstos puedan expresar su potencial productivo, como resultado de una mayor o menor interacción con las plagas, enfermedades, malezas, etc. El alumno podrá valorar la importancia del dominio de los conocimientos técnicos para la correcta conducción de un sistema productivo de este tipo.

Cuestionario

1- ¿Cuáles son los principales sistemas de producción de hortalizas en la región? 2- ¿Cuál es la diferencia de que el productor disponga o no de asesoría y capacitación? 3- ¿Qué papel juegan el financiamiento y la comercialización para el éxito en la producción de hortalizas a cielo abierto?

Bibliografía

Soria F., M. J. 2000. Tecnología para la producción de hortalizas a cielo abierto en la península de Yucatán. 3ª. Ed. Conkal, Yuc. CIGA-ITA No. 2, DGETA-SEP. 430 p. Maroto B., J. V. 2000. Elementos de horticultura general: especialmente aplicada al cultivo de plantas de consistencia herbácea. 2ª. Ed. Madrid. Mundi-Prensa. 424 p.

13

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

PRÁCTICA No. 4 EL SISTEMA DE CULTIVOS PROTEGIDOS

Introducción

Como una necesidad derivada de los factores climáticos adversos a la producción de hortalizas, en muchas regiones del mundo se ha tenido la necesidad de crear alternativas viables para el cultivo de aquellas especies más rentables desde el punto de vista económico. Debido a ello, en las últimas décadas ha surgido a nivel mundial este nuevo sistema de cultivos protegidos dentro los cuales, uno de los mejores exponentes lo constituyen los invernaderos.

Un invernadero o casa de cultivo protegido, es un espacio con el microclima apropiado para el óptimo desarrollo de una especie vegetal en particular, por lo que si partimos de un estudio técnico de ambientación climática, se puede obtener la temperatura, humedad relativa y ventilación apropiadas que nos permitan alcanzar altos rendimientos sin daño ambiental, protegiendo a las plantas de las lluvias, el granizo, insectos y de los fuertes vientos.

Cuando se cuenta con las condiciones apropiadas, estabilidad climática, hídrica y nutricional, se logran frutos abundantes, homogéneos, con un peso normal y sanos. Cuando una planta no es productiva, es porque ha tenido problemas por exceso o falta de humedad, temperatura, ventilación o luminosidad.

En este sistema productivo, en el que utiliza tecnología de punta, es común el utilizar sustratos con adecuadas propiedades físico-químicas, semillas de la más alta calidad, sistemas de riego por goteo a través del cual se puede, inclusive, aplicar los fertilizantes y otros químicos, y cuando es necesario, productos de bajo impacto ambiental para el control de plagas y enfermedades.

14

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

Objetivos

1- Evaluar las características que diferencian el cultivo a cielo abierto con el cultivo en condiciones protegidas. 2- Observar el comportamiento de los elementos del clima en un invernadero. 3- Diferenciar el concepto de invernadero y el de casas de cultivo protegido.

Materiales y equipo

Instalaciones tipo invernadero

Carretillas.

Palas curvas.

Picos.

Rastrillos.

Sustratos varios.

Fertilizantes.

Semillas diversas.

Tensiómetros.

Lisímetros.

Medidor de CE.

Medidor de pH.

Procedimiento

Se procederá al acondicionamiento de las camas de cultivo lo cual incluirá el picado, la incorporación de sustratos y la desinfección, esto con la finalidad de que hayan suficientes espacios porosos, mejorar la textura y evitar problemas de plagas del suelo y hongos. En algunas especies es aconsejable el uso de plántulas más que la

15

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

siembra directa debido a problemas con plagas, además que se optimiza el uso del invernadero. En función de la especie y del momento del trasplante, se utilizarán mallas de sombreo para evitar el daño que ocasiona la excesiva radiación solar a los cultivos, sobre todo, en la etapa de floración, amarre y cosecha de fruto. Los riegos y fertirriegos se aplicarán en base a las lecturas que se realicen con los tensiómetros (contenido de humedad del suelo), conductímetro (contenido de sales), etc.

El manejo del cultivo en este sistema de producción, constituye parte importante para garantizar el éxito del mismo, ya que se realizan actividades como el enlíe, deshije, bajado y descabezado de la planta; por lo que deberán ser realizadas con habilidad, pero más que nada, con un criterio derivado del conocimiento de la fisiología de la misma.

Resultados

El alumno conocerá este sistema productivo mediante la realización de las principales actividades técnicas que demande la especie cultivada y podrá establecer las diferencias que guarda, principalmente, con el sistema de producción a cielo abierto. Aprenderá a manejar, en parte, los elementos climáticos que determinan la expresión productiva de los cultivos tales como la luminosidad, temperatura, la velocidad del viento, etc.

Cuestionario 1- ¿Cuáles son los aspectos en que se diferencian la producción a cielo abierto y la del sistema de cultivos protegidos? 2- ¿Cómo se modifican los elementos del clima en el interior de un invernadero? 3- ¿Cuál es la diferencia entre un invernadero y el concepto de sistemas de cultivos protegidos?

16

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

Bibliografía

Jiménez. M., O. 1999. Invernaderos: diseño, establecimiento y manejo. Antología. México. SEP-SEIT-DGETA. 203 p. Matallana G., A. 1995. Invernaderos: diseño, construcción y climatización. 2ª. Ed. Madrid, Mundi-Prensa. 209 p.

17

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

PRACTICA No. 5 SIEMBRA EN CHAROLAS PARA PRODUCCIÓN DE TRANSPLANTES

Introducción

Tradicionalmente la forma de producir plántulas para hortalizas se realizaba mediante eras de 1m de ancho por el largo deseado, las cuales son porciones de terreno arreglado y acondicionado con mezcla de diversos materiales como tierra (sustrato edáfico), estiércoles de gallina, cerdo u otros y sustratos de origen vegetal como bagazo viejo de henequén, etc. Este método es muy económico y fácil de realizar, puesto que se puede trabajar con los materiales al alcance. Sin embargo se tiene las desventajas de ser fijo, se realiza a campo abierto y la principal desventaja es que al momento de extraer las plántulas se rompen la mayoría de las raicillas, ocasionando numerosas fallas en el terreno definitivo de cultivo, de igual manera el trasplante solo se puede realizar con mayor éxito por las tardes o en días nublados.

Actualmente la forma de producir trasplantes de hortalizas u otras especies, es mediante charolas de poli estireno u otro material rellenado con sustratos importados como el musgo Canadiense u otros materiales de la región bien mezclados. Este método es costoso en la primera inversión al comprar las charolas, pero ofrece numerosa ventajas tales como fácil manejo y transporte, las plántulas crecen individualmente, no compiten por nutrientes, se producen bajo cualquier cubierta, ya sea tipo invernaderos o microtunel con tela tricot o malla Agribón 17, el traspalnte se realiza a cualquier hora del día inclusive en días muy soleados, las plántulas salen de la charola con todo y cepellón evitando fallas en el terreno definitivo de cultivo, etc.

18

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

Objetivos

1- Identificar el proceso de siembra para la producción de trasplantes de cultivos hortícolas. 2- Obtener la técnica de siembra en charolas de poli estireno para la producción de trasplantes de cultivos hortícolas.

Materiales y equipo

Invernadero o microtunel de tela tricot o malla flotante Agribón 17

Charolas de poliestireno, cloro, guantes de plástico negro, agua, tambor de 200 L, cepillo de plástico, suministro de agua con manguera, cubeta de plástico de 20 L de capacidad, platos y cucharas de plástico.

Sustratos orgánicos regionales o Musgo Canadiense empacado.

Semillas de hortalizas, regadera manual.

Agroquímicos, fumigadora de mochila, conductímetro y potenciómetro.

Procedimiento

1- Se selecciona el sustrato o la mezcla de sustratos los cuales pueden ser de origen animal o vegetal, suelo, el musgo canadiense que se comercializa en forma de paquetes de 3.8 Ft3 , etc. 2- Si se cuenta con materiales regionales como cerdaza, gallinaza, suelo arcilloso (K’an kab), bagazo viejo de henequén y gallinaza, se recomiendan las siguientes mezclas ya probadas:

19

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

a)

Cincuenta porciento de gallinaza, cerdaza o bagazo viejo y 50% de suelo K’an kab.

b)

Cincuenta porciento de gallinaza y 50% de bagazo viejo y luego cernirlos.

c)

Cincuenta porciento de suelo K’an kab, 25% de estiércol (gallinaza o cerdaza) y 25% de bagazo viejo.

Para realizar las mezclan se utiliza una cubeta de plástico de 20 L de capacidad para que sirva como unidad de volumen para todas las mezclas, es decir que si se escoge la mezcla de 50% estiércol + 50% de suelo Kán kab, se toma como unidad inicial una cubeta de estiércol y una cubeta de suelo y se realizará la acción, tantas veces como sea necesario hasta obtener las cantidad de la mezcla de sustratos para cubrir las necesidades para la siembra de x número de charolas. De igual manera se seguirá la misma técnica para cualquier mezcla que se desee obtener. En caso de preferir Musgo Canadiense en presentación de cualquier marca, este se utiliza al 100% en la cantidad requerida. 3- La mezcla o el Musgo, se deposita en una carretilla o sobre un polietileno extendido en el piso para proceder a su mezclado o remoción de grumos, impurezas, etc. e inmediatamente se le agrega agua hasta que alcance la capacidad de campo, sin legar a la saturación, pudiéndose comprobar, tomando una porción con la mano y apretar tratando de exprimir el sustrato y si no escurre agua excedente y se observa una formación de un grumo esponjoso sin desmoronarse al abrir la mano, eso indica que es apto para el llenado de las charolas. 4- Se llena con agua el tambor a una capacidad de 190 L aproximadamente y se agrega 4 L de cloro al 6%. 5- Cepillar en seco las charolas para quitar residuos de sustratos, raicillas, etc. volteándolas y golpeándolas por la base y los lados y posteriormente repetir la acción bajo el chorro de agua.

20

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

6- Juntar las bases de dos charolas, (quedando las cavidades a los lados), sujetándolas con ambas manos (con guantes puestos), por el lado más angosto y sumergirlas en la solución de cloro y agua, por espacio de 30 segundos y sacarlas para dejarlas escurrir al sol, una junto a otra. 7- Una vez secas se procede a depositar el sustrato que se haya escogido para este fin, llenando completamente las cavidades y golpeando con la mano por encima de las cavidades para que se acomode en el fondo el sustrato, quedando un espacio de 0.5 a 1.0 cm aproximadamente antes de la orilla de la cavidad, o bien se puede llenar completamente la cavidad y se le hacen pequeños agujeros de un centímetro con los dedos de la mano. Esta labor se realiza sin guantes. 8- La siembra se realiza depositando la semilla en la cavidad utilizando un recipiente de plástico como contenedor y una cucharita de plástico para empujar las semillas una por una en el centro de las cavidades a sembrar. 9- Posterior a la siembra se procede a tapar la semilla con el mismo sustrato utilizado, quedando completamente llenas las cavidades. 10- Se aplica un riego pesado con una regadera manual, pudiendo aplicar en esta actividad una solución de Captan 50 P.H. o Derosal y Previcur en dosis de 1gL-1 respectivamente, utilizando una aspersora de mochila, teniendo especial cuidado en el pH del agua requerido para los agroquímicos, apoyándose con el potenciómetro portátil y utilizando los productos comerciales Bufer o Bufex. 11- Una ves sembradas y regadas se apilan las charolas una sobre otra (máximo 10) y se cubren con plástico negro para estimular la germinación, acomodándose dentro del invernadero o en un lugar protegido de la lluvia e intensidad solar. 12- Dependiendo de la época del año y la especie sembrada, se deben revisar las charolas, para checar la humedad y el inicio de la emergencia de las plántulas, ya que al observar los primeros hipocótilos, se deben destapar y extender en el invernadero sobre bases previamente preparadas, para el proceso de crecimiento. El tiempo de germinación o emergencia de las plántulas dependerá de la especie sembrada. 21

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

Resultados

Los resultados de la siembra del cultivo en particular se deben presentar en un reporte de prácticas en la clase siguiente, siguiendo la guía proporcionada por el profesor titular de la materia.

Cuestionario

1- ¿Por qué es importante el lavado de las charolas con cloro y con que otros materiales se puede realizar? 2- ¿Qué otras especies no hortícolas se pueden sembrar en charolas? 3- ¿Qué otros tipos de recipientes se utilizan para producir trasplantes de cualquier especie hortícola y no hortícola? 4- ¿Cual es el tiempo de plántula, desde siembra al trasplante de chiles (regionales, jalapeño y pimientos), tomates (rojo y verde) y cucurbitáceas (melón, sandía, pepino y calabaza)?

Bibliografía Nuez, V. F. 1999. El cultivo del tomate. Ed. Mundi prensa. España. 793 p. Maroto, B. J. V. 2000. Elementos de horticultura General. 2ª Edición. Ed. Mundi prensa. 424 p. Soria, F. M.; Tun, S. J. M.; Trejo, R. A.; Terán, S. R., 1996. Tecnología para producción de hortalizas a cielo abierto en la península de Yucatán. Instituto Tecnológico Agropecuario No 2. Conkal, Yucatán, México. 430 p. Schrader, W. L. 2003. El uso de almácigos en la producción de hortalizas. <http: // Eric. Ucdavis.edu/veginfo/topics/transplant-spanish.pdf>

22

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

PRACTICA No. 6 PREPARACIÓN DEL TERRENO COMO MEDIO DE CULTIVO

Introducción

Asegurar un buen medio de cultivo para la producción de hortalizas, ya sea a campo abierto o en condiciones protegidas con infraestructuras tipo invernadero, es una labor que asegura un buen arranque para el crecimiento y desarrollo de las plantas, sobre todo cuando se practica la producción hortícola intensiva, es decir cuando se tienen dos o más ciclos de cultivo anualmente en el mismo terreno.

La intención principal es arreglar la rizósfera en el suelo que servirá como medio de cultivo en el cual nacerán, crecerán y desarrollarán las plantas cultivadas, modificando la estructura del suelo original y mezclando texturas de otros materiales, para proporcionar buena aireación, oxigenación y buen drenaje. De igual manera se mejora el intercambio cationico, el pH y se tiene un reservorio de elementos nutricionales disponibles para la planta.

La forma de preparar el terreno a campo abierto depende del tipo de suelo con que se cuente, ya que si se trata de terrenos mecanizables, las labores pueden ser, subsoleo, barbecho, rastra, cruza, nivelación, trazo de surcos o camas, etc. Pero si se trata de suelos pedregosos como los del Norte del estado de Yucatán, el acondicionamiento es más laborioso y requiere de mucha mano de obra y no se utiliza maquinaria.

En la producción bajo infraestructura tipo invernadero que se practica en el estado de Yucatán, la preparación de los medios de cultivo se realiza generalmente mediante camas o surcos de cultivo sobre la superficie de suelo original. Estas camas se

23

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

elaboran con la mezcla de diferentes materiales a base suelo arcilloso (tierra k’an kab), y bagazo viejo de henequén, cerdaza o gallinaza, todos bien cernidos y mezclados en proporciones que varían entre los 25, 30 y 50 % de cada uno.

En esta labor, se previene el ataque de nemátodos si se tiene certeza de su existencia y se ayuda a un buen desarrollo radicular.

Objetivo

1- Identificar las técnicas de preparación de eras a campo abierto y camas en infraestructuras tipo invernaderos, para cultivos hortícolas en el Estado.

Materiales y equipo

Terreno sin cultivo.

Sustratos regionales (tierra arcillosa, cerdaza o abonos orgánicos de origen animal, bagazo viejo de henequén, etc.)

Pico, pala, cubeta, costales de rafia, cernidor, carretilla, coa, rastrillo o pala para jardín.

Nematicida (químico o botánico)

Fertilizante químico, simple o complejo.

Enraizador.

24

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

Procedimiento

1- Se delimita el terreno y se marcan las hileras o camas para el cultivo, ya sea a campo abierto o en instalaciones tipo invernadero, como se describe en la práctica No. 2 de este manual. 2- Para el caso de eras a campo abierto estas deben ser de 30 cm de ancho por el largo necesario, según la línea de riego y la separación entre estas variará según el sistema de niego y la especie a cultivar, pudiendo ser de 1.2, 1.5, 2.0 3.0 o 4.0 m. 3- Para las eras a campo abierto se pica el terreno, removiendo la capa superficial de los primeros 30 cm, de profundidad, extrayéndole únicamente las piedras que tengan a partir de 10 cm de tamaño aproximadamente. 4- Se adiciona la materia orgánica (gallinaza, cerdaza, etc,) bien descompuesta de preferencia, si se cultivará el terreno en los próximos 2 días. Esta labor resulta más fácil si se transporta el material en costales de rafia y se extiende a lo largo y ancho de las eras directamente. 5- La cantidad del abono por hectárea varía según la especie a cultivar, pudiendo ser de 20 a 25 ton ha-1. 6- Con las manos o la ayuda de una herramienta como coa, rastrillo o pala de jardín, se incorpora la materia orgánica, hasta obtener un sustrato bien mezclado. Esta actividad se logra volteando el material de arriba (abono), hacia el fondo de la era (suelo), en repetidas ocasiones, hasta obtener una mezcla, lo más homogénea posible. 7- Al avanzar con la mezcla del abono con el material edáfico, se debe ir acomodando esta en forma de lomo de surco y se acomodan las líneas de riego sobre este. 8- Para el caso de las camas se preparan, cerniendo los materiales a utilizar en las proporciones que se requieran para su mezcla, pudiendo ser 50 % suelo Kankan, 50 % bagazo viejo, 50 % gallinaza o cerdaza, etc. 25

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

9- Con la ayuda de una pala se mezclan perfectamente los materiales hasta homogeneizarlos y se transportan en carretillas o costales de rafia hacia el invernadero. 10- Se distribuye la mezcla a lo largo y ancho de la superficie a cultivar, formando las camas del ancho y largo planeado y a una altura de 15 cm. 11- Se deposita la línea de riego al centro de la cama. 12- En esta labor se puede aplicar fondo 4g. de Cempasúchil (Tagetes patula o erecta) molido como nematicida (si se tienen nemátodos) y enrraizador, en las dosis recomendadas para cada cultivo en forma manual depositándolo al fondo de la era o la cama en dirección del goteo de agua donde serán depositadas las plántulas.

Resultados

Los resultados de la preparación del terreno para el cultivo de hortalizas a campo abierto y en protecciones tipo invernadero, serán presentados mediante un reporte de prácticas en la clase siguiente y siguiendo el formato proporcionado por el profesor titular de la materia.

Cuestionario 1- ¿Por qué es importante preparar el terreno de cultivo para las hortalizas, previo a la siembra o trasplante? 2- ¿Cuáles son las características de los suelos Tz’e kel y K`an kab ? 3- ¿Qué es un medio de cultivo? 4- ¿Qué es la rizósfera? 5- ¿Cuáles son las funciones de la materia orgánica en el suelo?

26

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

6- ¿Cuáles son las características físico químicas de los estiércoles (gallinaza, cerdaza, bobinaza, etc.)? (Presentar en forma de tabla). 7- ¿Qué es la fertilización de fondo? 8- ¿Qué son los nemátodos? 9- ¿Cuáles productos enraizadores existen en el mercado y cuales son sus i.a y sus características? 10- ¿Qué otros materiales que no sean suelo y abonos de origen animal o vegetal se utilizan en los invernaderos como medios de cultivo de hortalizas? y ¿Cuáles son sus características físico químicas?

Bibliografia

Agrios, G. N. 2001. Fitopatología. 6ª Reimpresión. Ed. Limusa. 825 p. Maroto, B. J. V. 2000. Elementos de horticultura General. 2ª Edición. Ed. Mundi prensa. 424 p. Ortiz, V. B. 1990. Edafología. 7ª Edición. Ed. Universidad Autónoma CHapingo, Edo., de México. 394 p. Porta, C. J. 1999. Edafología para la agricultura y el medio ambiente. 2ª Edición. Ed. Mundi prensa. 849 p. Soria, F. M.; Tun, S. J. M.; Trejo, R. A.; Terán, S. R., 1996. Tecnología para producción de hortalizas a cielo abierto en la península de Yucatán. Instituto Tecnológico Agropecuario No 2. Condal, Yucatán, México. 430 p.

27

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

PRACTICA No. 7 CONSTRUCCIÓN DE ESPALDERAS Y TUTORES

Introducción

El desarrollo del follaje y las características del crecimiento de los cultivos hortícolas arbustivos y de guía, requieren de una continua atención del productor.

El uso de tutores y espalderas en los cultivos como el tomate cuyo crecimiento es exuberante y el pepino que posee el hábito de trepador es una buena medida para regular y guiar el crecimiento hasta cierto grado.

Existen diversos métodos de tutoreo y espalderas creados, sin embrago todos tiene los mismo Objetivos, que son los de guiar las plantas hacia arriba, tener un control sobre el follaje, facilitar las labores, etc.

En terrenos mecanizables e invernaderos esta práctica es muy común y relativamente más fácil y menos laboriosa que en los terrenos pedregosos, en donde no es común esta labor, pero sin embargo es de gran utilidad cuando se realiza.

En la presente práctica se realizará un método de tutoreo y espaldera para pepino, melón y tomate, utilizando básicamente material de la región.

28

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

Objetivo 1- Identificar el método de espalderas y tutores para cultivos de guía y arbustivos.

Materiales y equipo

Balizas, pico, coa, machete.

Postes de madera regional de 10.0 cm de diámetro x 2.0 m de largo, varejones de madera regional de 3.0 cm de diámetro x 2.0 m de largo.

Cinta métrica de 30.0 m de largo, flexo metro de 3.0 m de largo.

Bastones de cavilla de 60.0 cm de largo x 0.5 pulgadas de diámetro, Marro.

Alambre galvanizado No. 14, alambre recocido, pinza o alicate, guantes de carnaza, reata de nylon de 1.5 cm de grosor y 5.0 m de largo.

Malla de nylon Hortinet e hilo de rafia.

Procedimiento

1- Se ubican las líneas para el cultivo y en cada extremo se ponen 2 balizas; la primera exactamente donde termina la hilera de cultivo y la segunda a 3 m de esta hacia fuera del terreno.

29

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

2- Se alinean las 4 balizas como se muestra en la figura 4.

2.0 m

2.0 m

Figura 4. Alineación de las balizas para construir espalderas.

3- En el lugar de cada baliza se perforan agujeros de 30 cm de profundidad y 15 cm de diámetro aproximadamente. 4- Se colocan nuevamente las balizas y se corrobora la alineación. 5- Solamente en los agujeros de las puntas de las hileras de cultivo, se colocan los postes de 10 cm de diámetro, cuidando que estos queden inclinados 10 cm hacia adentro de la línea de cultivo. 6- En los agujeros ubicados a 2.0 m se clavan los bastones de cavilla que servirán de anclas. 7- Con la ayuda de dos balizas se corrobora la alineación de las cavillas con los postes clavados. 8- Se coloca el alambre galvanizado a una altura de 1.5 m de altura en el poste de un extremo y se estira hasta llegar al otro poste y se corta dejando 50 cm demás para el amarre en el poste. 9- En el poste donde se colocó el alambre, se amarra otro tramo de alambre galvanizado de 3.5 m de largo y la otra punta del alambre se amarra al bastón de cavilla que se encuentra a 2.0 m del poste, procurando dejarlo en posición vertical. 10- Se ponen cuñas en el agujero y se tapa perfectamente con tierra y piedras pequeñas para fijar el poste. 30

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

11- En el poste del otro extremo se amarra a 1.5 m de altura la otra punta del alambre dejándolo 10 cm inclinado hacia adentro. 12- Se amarra la soga a la altura del alambre y la otra punta se pasa por el bastón para jalar hacia atrás y tensar el alambre galvanizado que atraviesa la hilera de cultivo hasta que el poste quede completamente vertical y el alambre bien tenso (Figura 5).

1.5 m

1.5 m

Figura 5. Forma de tensar el alambre galvanizado en los postes para las espalderas.

13- Una vez tenso el alambre, se sustituye la soga por otro tramo corto de alambre galvanizado amarrándose al poste y al bastón enterrado. 14- Se colocan los varejones a cada 2.0 m a lo largo del la hilera de cultivo, enterrando un extremo y el otro fijándolo al alambre galvanizado con pedazos de alambre recocido como se observa en la Figura 6.

Figura 6. Colocación de varejones a 2.0 m de distancia en la hilera de cultivo.

31

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

15- Se amarra un alambre recocido de poste a poste a una altura de 10 cm del suelo, procurando que quede lo más tenso posible. 16- Se amarra la malla Hortinet al poste de un extremo y se extiende a lo largo de la hilera de cultivo hasta llegar al poste del otro extremo y se fija de igual manera. En este punto se utiliza el hilo de rafia para asegurar que quede fija la malla. 17- Se fija la parte de arriba y la parte de debajo de la malla a los alambres galvanizado y recocido respectivamente, tejiendo un hilo de rafia a todo lo largo, quedando como se observa en la Figura 7.

Figura 7.Espaldera con malla Hortinet para cultivo de hortalizas cucurbitáceas.

18- Para el caso de espalderas para cultivos de solanáceas como tomates, se siguen todos los pasos hasta el punto No. 15 y 19- Se espera que el cultivo crezca unos 50 cm y a una altura de 20 o 30 cm del suelo, se abrazan las plantas con dos hilos de rafia a lo largo de la hilera de cultivo y se cruzan y anudan estos en cada varejón colocado a 2.0 m y se continúa con los mismos hilos hasta el final de hilera de cultivo. 20- A medida que crece el cultivo se colocan nuevamente otros hilos de rafia a 20 o 30 cm de los primeros, dependiendo de la altura y frondosidad del cultivo, hasta la etapa de cosecha.

32

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

Resultados

Los resultados de la construcción de espalderas para Cucurbitáceas y Solanáceas, serán presentados mediante un reporte de prácticas en la clase siguiente y siguiendo el formato proporcionado por el profesor titular de la materia.

Cuetionario

1- ¿Cuáles son los beneficios de las espalderas en la horticultura? 2- ¿Cuáles son los tipos de espaldera o tutores existen para la horticultura? 3- ¿Cuáles son las características de la malla Hortinét?

Bibliografía

Rodríguez, R. R. 1989. Cultivo moderno de tomate. 1ª Reimpresión. Ed. Mundi Prensa. España. 276 p. Winkler, A.J..1965. Viticultura.1ª Edición en español. Ed. Compañía Editorial Continental, S.A. México, D. F. 792p. http://www. Infojardin.net/forojardineria/viewtopic.php?t=3961 http://.fonaiap.gov.ve/publica/divulga/fd59/curuba.html http://www.proexant.org.ec/HT_Maracuy%C3%A1.html mallastenax@servidor.mdc.com.mx

33

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

PRACTICA No. 8 CONSTRUCCIÓN DE MICROTUNEL CON MALLA AGRIBON 17

Introducción

Un problema de la producción tomate Licopersicon esculentum Mill y los chiles Capsicum anum y Capsicum chinense Jacc. es el ataque de la mosquita blanca Bemisia tabaci Jem o Trialeurodes vaporariarum transmisores de geminivirus que reducen drásticamente los rendimientos de las plantas, al producir clorosis, arrugamiento del follaje, achaparramiento y floración y fructificación reducida hasta en un 90 %.

Actualmente existen numerosas investigaciones enfocadas a la prevención y control del vector, mediante la utilización de productos químicos, botánicos patentados o en infusiones, cultivos trampa, acolchados plásticos, cultivos con propiedades repelentes, productos con hormonas de crecimiento, etc. Pero hasta ahora se ha demostrado que la mejor forma de evitar el contacto físico del vector y las plantas es mediante la utilización de la malla de polipropileno Agribón 17.

La malla Agribón 17 además de proporcionar protección al cultivo, permite un acelerado crecimiento de las plantas y una mayor floración.

Objetivo 1- Conocer la técnica de construcción de microtuneles con malla Agribón 17 para protección fitosanitaria en chiles Capsicum anum y Capsicum chinense Jacc. y tomate (Lycopersicon esculentum Mill.) a campo abierto.

34

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

Materiales y equipo

Arcos de alambre galvanizado ·Nº 8, estacas de madera, hilo de rafia, navaja y tubo galvanizado de 0.5 pulgadas de diámetro y 3.0 m de lago.

Malla Agribón 17 de 2.01 m de ancho.

Cultivo en etapa de trasplante

Procedimiento

1- Sobre la hilera de cultivo se colocan los arcos de alambre galvanizado a cada 2.0 m uno de otro, sembrando las puntas en los bordes de las eras, quedando un arco de 80 cm de ancho. 2- En los extremos de la era se colocan estacas de madera al centro de esta. 3- Se amarra una punta del hilo de rafia y se va entrelazando en los centros de los arcos de alambre hasta llegar a la otra estaca y se sujeta la otra punta. 4- Se repite la acción pero a 30 cm del hilo del centro hacia un extremo del arco y se pone otro hilo a 30 cm del segundo. 5- Se repite la acción del punto anterior pero en el otro extremo de cada arco como se demuestra en la Figura 8.

Figura 8. Estructura con arcos de alambre galvanizado sujetos con hilo de rafia, para microtunel con malla Agribón 17.

35

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

6- Se atraviesa con el tubo galvanizado el rollo de tela Agribon 17 y se pone de en forma horizontal sobre el principio de la estructura de arcos. 7- Se sujeta la punta de la tela, se hace un nudo y se fija en la estaca. 8- Se camina a paso lento y se desenrolla la tela sobre un extremo del arco para evitar bolsas de aire, hasta llegar al otro extremo del la estructura. 9- Se corta la tela, se sujeta la punta, se hace un nudo y se fija en la estaca. 10- La orilla del ancho de la tela que quedo en el suelo, se fija en el terreno poniendo piedras pequeñas y arrimando tierra como si fuera un aporque de plantas. 11- La orilla restante del ancho de la tela se extiende para cubrir la estructura de arcos de alambre formando el microtunel. 12- Se fija en el suelo la orilla de la misma forma descrita en el paso 10.

Resultados

Los resultados de la construcción del microtunel serán presentados mediante un reporte de prácticas en la clase siguiente y siguiendo el formato proporcionado por el profesor titular de la materia.

Cuestionario

1- ¿Para que sirve el microtunel de Agribon 17 en la producción de cliles Capsicum anum y Capsicum chinense Jacc. y tomate (Lycopersicon esculentum Mill.)? 2- ¿Cual es el origen de las telas flotantes en la agricultura? 3- ¿Cual es el tiempo de cobertura para chiles C. a. y ch. y para tomate L. e.?

36

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

4- Investigar cuando menos 4 resultados de investigaciones con telas flotantes en la producción de chiles y tomate. 5- ¿Cuáles son las desventajas de utilizar las telas flotantes?

Bibliografía

Maroto, B. J. V. 2000. Elementos de horticultura General. 2ª Edición. Ed. Mundi Prensa. 424 p. Soria, F. M.; Tun, S. J. M.; Trejo, R. A.; Terán, S. R., 1996. Tecnología para producción de hortalizas a cielo abierto en la península de Yucatán. Instituto Tecnológico Agropecuario No 2. Condal, Yucatán, México. 430 p.

37

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

PRACTICA No. 9 SIEMBRA DIRECTA DE CUCURBITÁCEAS

Introducción

Tradicionalmente la siembra de las cucurbitáceas se ha hecho a mano y directamente en el campo, esto da como resultado que las plantas desarrollan más rápido y con tallos vigorosos, a pesar de que se tiene el ataque de roedores, lagartijas, babosas y grillos, sin embargo protegiendo las plántulas y depositando más semillas, se obtienen los resultados antes descritos.

En esta labor se debe tener cuidado de sembrar las semillas a la profundidad adecuada y pregerminarlas para acelerar su nacencia y emergencia.

Es importante también depositarlas en la zona de riego para asegurar una buena humedad en el suelo y en contacto con los cotiledones.

Objetivos

1- Realizar la técnica de siembra directa y manual de cucurbitáceas (melón, sandía, calabaza y pepino), a campo abierto. 2- Observar la diferencia de siembra directa con semillas pregerminadas y semillas no pregerminadas.

38

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

Materiales y equipo

Terreno preparado para la siembra con eras y sistema de riego localizado.

Estacas de madera de 20 cm de longitud y 1 cm de diámetro.

Frasco de 200 ml de capacidad.

Ceniza

Agua destilada

Semillas de cucurbitáceas pregerminadas y no pregerminadas.

Procedimiento

1- Se depositan las semillas a sembrar en un frasco de 200 ml. 2- Se adiciona 1g de Ceniza por cada 5 g de semilla, se tapa y se agita para mezclarlo bien son la semilla. 3- Se añade agua destilada hasta cubrirlas completamente. 4- Se dejan reposar por 24 horas. 5- Se enciende el sistema de riego y se ubica la zona de goteo a sembrar en cada línea de cultivo. 6- Con la estaca de madera se hacen tres agujeros en forma de triangulo y a 5 cm de separación uno de otro, que dando el gotero al centro. La profundidad debe ser de 2cm; no más. 7- Si se tiene la certeza de la existencia de nemátodos en el terreno se depositan 4 g de Cempazuchil molido al centro del triangulo, en un agujero de 5 cm de profundidad. 8- Se deposita 1 semilla por agujero.

39

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

9- Al terminar de sembrar la hilera se tapan todos los agujeros con la tierra que se extrajo al hacer los agujeros y se pone una piedra pequeña sobre cada uno de ellos. Esto con la finalidad de revisar que todos los agujeros contengan semillas y no la extraigan los pájaros y ratas de campo. 10- Se aplica un riego pesado durante los días que tarden en germinar. 11- Transcurridos 1 o 2 días se revisan las semillas pregerminadas y a los 4 o 5 días las que no se pregerminaron. 12- Si se observa la nacencia se retiran las piedras para su emergencia sin problemas.

Resultados

Los resultados de la siembra directa en campo de semillas de cucurbitáceas serán presentados mediante un reporte de prácticas en la clase siguiente y siguiendo el formato proporcionado por el profesor titular de la materia.

Cuestionario

1- ¿Que es la pregerminación de semillas? 2- ¿Qué otra técnica existe para acelerar la germinación de semillas de hortalizas? 3- ¿Qué es una semilla vana? 4- ¿Qué otra técnica de siembra directa existe para las cucurbitáceas? 5- Describa otra técnica de siembra que no sea directa en campo para las cucurbitáceas.

40

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

6- ¿Qué otra técnica existe para prevenir el ataque de pájaros y ratas de campo a las semillas de especies hortícolas sembradas en campo? 7- ¿Qué otros productos orgánicos diferentes al cempazuchil existen para prevenir el ataque de nematodos en campo?

Bibliografia

Gordon, H. R. 1992. Horticultura. 1ª Reimpresión. Ed. AGT. Editor S. A. 727 p. Guenko Guenkov. 1980. Fundamentos de la horticultura Cubana. Ed. Pueblo y Educación. La Habana, Cuba. 350 p. Soria, F. M.; Tun, S. J. M.; Trejo, R. A.; Terán, S. R., 1996. Tecnología para producción de hortalizas a cielo abierto en la península de Yucatán. Instituto Tecnológico Agropecuario No 2. Condal, Yucatán, México. 430 p.

41

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

PRACTICA No. 10 TRASPLANTE DE CULTIVOS HORTÍCOLAS

Introducción

Toda planta al separarse de su medio original donde germina y pasa los primeros días de crecimiento, esta propensa a sufrir un estrés si no se tiene los cuidados requeridos para cada especie.

Es importante tomar todas las medidas de necesarias para asegurar que la plántula continué con su crecimiento y desarrollo en el terreno definitivo y así evitar fallas en el trasplante. Estas medidas implican aspectos como: mantener húmedas las charolas con plántula, aplicación de enraizador, control fitosanitario, transporte al terreno definitivo, chequeo de sistema de riego, extraer las plántulas de las charolas y depositarlas adecuadamente en el terreno definitivo.

Se debe tomar en cuenta factores previos al transplante como el buen funcionamiento del sistema de riego, presencia de plagas y enfermedades, limpieza del terreno, buena preparación del medio de cultivo (eras, pocetas, camas de cultivo, etc.), nutrición, etc.

Cuando se tiene plántulas provenientes de charolas de poliestireno o cualquier otro recipiente, el transplante se puede realizar por la mañana o por la tarde siempre y cuando se aplique un riego pesado antes, durante y después de esta actividad.

Queda claro entonces que el transplante no es una simple actividad que implica quitar y poner una plántula de un lugar a otro.

42

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

Objetivos

1- Identificar las técnicas de trasplante de solanáceas y cucurbitáceas a campo abierto y en invernadero. 2- Realizar las técnicas de trasplante de Solanáceas y Cucurbitáceas a campo abierto y en invernadero.

Materiales y equipo

Terreno e invernadero preparado para cultivo con eras o camas y sistema de riego localizado.

Regadera manual, Cubeta de plástico, agua, atomizador de plástico de 0.5 L.

Plántulas de solanáceas (tomates y chiles) y cucurbitáceas (melón y pepino)

Sembrador de madera o con punta metálica (Xu’ul)

Procedimiento

1- Se pone a funcionar el sistema de riego y se deja por espacio de 15 minutos para que se estabilice. 2- Se localizan las zonas húmedas de los goteros y se perfora el suelo con ayuda de un sembrador, dejando el agujero en forma de cono, girando varias veces la punta de este. Esta perforación se hace a 5 cm del goteo de agua. 3- Mientras se realiza el riego previo y la perforación del suelo se procede a la preparación de las plántulas de la siguiente manera:

43

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

a) En una cubeta de plástico se prepara una solución de Derosal + Previcul en dosis de 1 ml L-1 + 1 g L-1 de enraizador. b) Se vierte la solución en una regadera manual y se aplica a manera de riego sobre las plántulas. c) Se aplica un riego ligero con solo agua para lavar el follaje. 4- Se trasladan las charolas al campo cuidando de no sacudirlas en exceso. 5- En el campo se toman las charolas de poliestireno y se golpean suavemente por debajo para desprender más fácilmente las raicillas adheridas en las cavidades. 6- Si se trata de charolas hechas con otro material se puede utilizar un abatelenguas de madera o plástico para ayudar a separar las raicillas adheridas. 7- Se toman las plántulas del cuello del tallo y se extraen suavemente hacia arriba. 8- Se depositan en la cavidad perforada en el suelo, procurando que no rebase más aya de 1 cm de cuello de la plántula el nivel del suelo, si se trata de chiles o cucurbitáceas; peri si se trata de tomate no hay problema si se deposita hasta el nivel de las hojas cotiledonarias, dado que esta especie emite raíces adventicias en el tallo. 9- Una vez depositadas las plántulas en los agujeros, se procede, a arrimar tierra para cubrir el cepellón, manteniendo siempre en forma vertical los tallos. 10- Para asegurar un buen contacto del cepellón y el

suelo, se apisona

suavemente con los dedos índice y pulgar la tierra arrimada al cuello de la plántula. 11- Se continúa con el riego pesado.

44

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

Resultados

Los resultados del Trasplante serán presentados mediante un reporte de prácticas en la clase siguiente y siguiendo el formato proporcionado por el profesor titular de la materia.

Cuestionario

1- ¿Cómo se realiza el trasplante mecanizado? 2- ¿Qué sucede si las plántulas se transplantan a raíz desnuda? 3- ¿Qué es el cepellón? 4- ¿A los cuantos días después de la nacencia se recomienda que se trasplanten los chiles Regionales, pimiento, jalapeño, tomates, melón, sandía, calabaza y pepino?

Bibliografia

Gordon, H. R. 1992. Horticultura. 1ª Reimpresión. Ed. AGT. Editor S. A. 727 p. Guenko Guenkov. 1980. Fundamentos de la horticultura Cubana. Ed. Pueblo y Educación. La Habana, Cuba. 350 p. Nuez, V. F. 1999. El cultivo del tomate. Ed. Mundi prensa. España. 793 p. Soria, F. M.; Tun, S. J. M.; Trejo, R. A.; Terán, S. R., 1996. Tecnología para producción de hortalizas a cielo abierto en la península de Yucatán. Instituto Tecnológico Agropecuario No 2. Condal, Yucatán, México. 430 p.

45

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

PRACTICA No. 11 COSECHA SELECCIÓN Y EMPAQUE DE PRODUCTOS HORTICOLAS

Iintroducción

La etapa final de todo cultivo es la cosecha y para determinar el momento indicado intervienen una serie de factores que influyen en la decisión del productor de cómo cosechar, seleccionar y empacar su producto. Dichos factores pueden ser:

Las exigencias en las normas de calidad del mercado final de los productos, si son productos climatéricos o no climatéricos, de la oferta y demanda existente, disponibilidad de recursos económicos y materiales, etc.

Por ello es importante antes de cultivar o en fechas previas a la cosecha se haga un sondeo de los mercados potenciales para ajustarse a las exigencias antes mencionadas y tomar una buena decisión y estar preparado para ello.

En los grandes consorcios hortícolas, la cosecha y poscosecha es determinada desde antes de cultivar, dado que sus factores precosecha se adaptan a un mercado preestablecido e inclusive ya contratado y para asegurar el existo en esta fase cuentan con instalaciones y equipo específico para el acopio, selección, tratamiento, empaque, almacenamiento refrigerado y transporte al destino final.

En el caso de la horticultura local no se tiene la cultura de una cosecha y postcosecha derivada de índices de calidad, sino que se hace de manera tradicional, lo que ocasiona muchas pérdidas durante el mercadeo.

46

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

En esta práctica se trata de que el alumno investigue con anticipadamente los estándares de calidad para las principales solanáceas y cucurbitáceas en los principales mercados de la localidad (tianguis y supermercados), para comparar las diferencias y realizar la selección y empaque adecuada.

Objetivos

1- Identificar los estándares de calidad en la cosecha, selección y empaque para diversos productos hortícolas (solanáceas y cucurbitáceas), en los diversos mercados locales. 2- Identificar los índices de cosecha, técnicas de corte, selección y empaque de diversos productos hortícolas (solanáceas y cucurbitáceas).

Materiales y equipo

Reporte de encuesta con índices de cosecha de solanáceas y cucurbitáceas, exigidos en el mercado local.

Reporte

de

encuesta

con

selección

y

empaque

de

solanáceas

y

cucurbitáceas, exigido en el mercado local. •

Cultivos hortícolas de solanáceas y cucurbitáceas en etapa de cosecha, establecidos a campo abierto y en invernaderos.

Productos hortícolas cosechados con diferentes índices de cosecha, para consumo en fresco o procesado.

Huacales o contenedores de plástico, costales de rafia (arpía), hojas de periódico, báscula para pesar más de 50.0 kg, navajas, cubetas de plástico, paños de franela de 50 cm.

47

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

Procedimiento

1- Diseñar la encuesta para el sondeo, apoyándose de literatura correspondiente y experiencias de alumnos y profesor de la materia. 2- Realizar un sondeo previo a la cosecha en los tianguis y supermercados locales, sobre los índices de cosecha, selección y empaque de solanáceas (Tomate rojo y verde, chiles X`cat ic, habanero y dulce) y cucurbitáceas (melón, sandía, pepino y calabaza). 3- Comparar los reportes de los diversos mercados encuestados. 4- Comparar los estándares locales con literatura correspondiente a cada cultivo. 5- Con los resultados del reporte realizado, proceder a la cosecha selección y empaque de cultivos disponibles.

Resultados

Los resultados del sondeo y de la cosecha selección y empaque de cultivos disponibles serán presentados mediante un reporte de prácticas en la clase siguiente y siguiendo el formato proporcionado por el profesor titular de la materia.

Cuestionario

1- ¿Qué es el climaterio de los productos hortícolas? 2- ¿A que frutos hortofrutícolas se les llama climatéricos y por que? 3- ¿A que frutos hortofrutícolas se les llama no climatéricos y por que? 4- ¿Qué es la madurez y maduración en los frutos hortofrutícolas? 5- ¿Cuáles son los tipos madurez de los frutos hortofrutícolas?

48

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


Manual de Prácticas: Producción Sustentable de Hortalizas

6- ¿Qué es el índice de cosecha? 7- ¿Cuáles son los índices de cosecha para chiles regionales (habanero, X`catic y dulce), tomates (rojo y de cáscara), cucurbitáceas (melón, sandía, pepino y calabaza). 8- ¿Cuáles son los principales causas de perdidas postcosecha de los productos hortofrutícolas?

Bibliografía

Herrero, A., Guardia, J. 1992. Conservación de frutos Manual Técnico. Ediciones Mundi-Prensa. Madrid. España. Pantastico, e. 1997. Fisiología de post-recoleccion, manejo y utilización de frutas y hortalizas, tropicales y subtropicales. Editorial Continental. México. Salas, s. 1997. Fisiología postcosecha. Editorial DGETA .México. Wills, R. 1990. Fisiología y manipulación de frutas y hortalizas post-recolección. Editorial Acribia. España. Pág.162.

49

M.C. ROGER GABRIEL ROSADO LUGO


manual_prac_prodsusthort