Page 1

Nº 06 Septiembre de 2009

rebeliondetrabajadores@gmail.com www.trabajadoressocialistas.es.tl Precio $10, solidario $20 Nos encuentra en: Gaboto 1305 esquina Charrua

Periódico de Izquierda Socialista de los Trabajadores de Uruguay

Sus partidos patronales nos sometieron por más de 150 años... ¡Ni un voto de los trabajadores, estudiantes y jubilados para ellos!

... pero los

dirigentes “progresistas” continuaron el mismo camino


Editorial

Ante las elecciones del mes de octubre A los compañeros trabajadores y estudiantes del Frente Amplio Durante décadas, la lucha nos ha encontrado a los militantes de distintas corrientes en la misma trinchera, enfrentando los atropellos contra nuestro pueblo. Juntos hicimos parte de la resistencia a la dictadura, peleamos por la restauración de las libertades democráticas, muchos nos opusimos a salida negociada con los militares en el llamado Pacto del Club Naval y exigimos el Juicio y Castigo a los golpistas, civiles y militares que torturaron y asesinaron a cientos de compañeros. Juntos también estuvimos enfrentando con huelgas y en las calles a los gobiernos de los partidos Colorado y Blanco, reclamando por nuestros derechos, salarios, jubilaciones, contra las privatizaciones y la represión de estos gobiernos. Ya sabíamos que de estos partidos patronales nada podíamos esperar, porque fueron por más de ciento cincuenta años quienes sometieron a las clase obrera y los sectores populares al imperialismo y sus políticas de hambre, miseria y represión. En el año 2005, vivimos con u stedes la primera llegada al gobierno del Frente Amplio, respetamos sus ilusiones y alegrías, pero fuimos honestos y dijimos que este gobierno no mejoraría los problemas de fondo de los trabajadores y que mucho menos tomaría medidas socialistas. La cúpula dirigente del F.A. ya había rebajado el programa, sin ninguna real consulta a las bases, porque ellos entienden que aun no es el momento de dar batalla a fondo contra el capitalismo, basta con “humanizarlo” a través de la negociación y por etapas. Apenas asumió el gobierno de Tabaré Vázquez, lamentablemente muchos de nuestros análisis se hicieron realidad: millones de pesos fueron destinados por el gobierno para “salvar” el Banco Comercial luego devuelto a manos privadas. Contrariamente al programa histórico del FA, parte de la deuda externa fue pagada por adelantado y a pesar de ello, hoy debemos más que antes. La llegada de Bush a Montevideo por invitación del gobierno fue un punto álgido, más de diez mil compañeros nos juntamos en la calle para repudiar la presencia de este genocida, mientras el presidente Vazquez y la mayoría de los dirigentes frenteamplistas compartían con este asesino reuniones de todo tipo en busca de la firma de un TLC y como despedida, un asado en la estancia presidencial de Anchorena. Por las movilizaciones y protestas contra la presencia del genocida de Bush, un joven estuvo preso por meses, por romper un vidrio de Mac Donald. Atropellando las libertades democráticas, se llevó a la justicia a compañeros por Rebelión es la prensa quemar una bandera de de la Izquierda Socialista Estados Unidos, una acde los Trabajadores ción común que siempre de Uruguay realizábamos en nuesIntegrante de la Liga tras manifestaciones Internacional contra el imperialismo. de los Trabajadores Estos hechos son solo Cuarta Internacional algunos pero alcanzan

2

Nº 06 - Septiembre de 2009

para mostrarnos el abandono de las consignas históricas de la izquierda y e incluso de su discurso antiimperialista, por parte de las principales organizaciones que conforman el Frente Amplio y sus dirigentes históricos. Pero nada quedó allí. Llegó la crisis económica y los que la estamos pagando como siempre somos los asalariados: centenares de trabajadores de las empresas privadas en seguro de paro, rebaja salarial del 8% a los trabajadores del CASMU, no cumplimiento por parte de las patronales privadas de los acuerdos firmados en los Convenios Colectivos. Y con mucho dolor vemos que desde el gobierno también se violan Convenios como el de COFE y de Salud Pública, no pagando a los trabajadores públicos el aumento acordado. Por otra parte sube la luz, los combustibles, los alimentos, los alquileres, cosa que hace más penosa la vida de quienes vivimos de un salario. Y ni que decir de los miserables aportes a los jubilados y a los compañeros desempleados. Como decíamos al principio, compañeros, la lucha nos está encontrando y nos encontrará juntos y compartimos con gran cantidad de ustedes que la única salida a esta situación es la derrota del capitalismo y la instauración del socialismo. Sabemos que ni Blancos ni Colorados, partidos burgueses y obsecuentes a las órdenes del amo del norte son una opción para los trabajadores y los pobres. Pero el Frente Amplio no ha roto con estas políticas sino que, lamentablemente, en muchos aspectos las ha profundizado. Su política ha sido la de un Frente de conciliación de clases, que procura llevar las luchas obreras y populares a la vía muerta de la negociación y el acuerdo. La dirección del Frente Amplio actúa de espaldas a los reclamos de las bases. Por ello, porque la experiencia demostró que el Frente no es la herramienta para avanzar al socialismo, es que no votaremos en octubre por el Frente Amplio ni por sus dirigentes actuales, que en estos cinco años se han puesto al servicio y de mandaderos de las clases dominantes y del imperialismo. Obviamente, no estamos por la vuelta al gobierno de los partidos patronales tradicionales, colorados y blancos. Pero un voto al Frente Amplio y sus dirigentes, después de la experiencia de estos 5 años, sería un voto a favor de la conciliación de clases y de intentar darle al capitalismo un “rostro humano”, profundizando las políticas de hambre, miseria y sometimiento a los dictados del imperialismo.

Un llamado Izquierda Socialista de los Trabajadores hace un llamando a nuestra clase, la clase trabajadora, a poner en pie un partido diferente, un partido que luche por imponer el socialismo sobre las ruinas del capitalismo y se cumplan los sueños de millones de explotados de construir un sistema social que acabe con el hambre y la miseria instaurando un gobierno obrero, popular y socialista, que solo será posible conquistarlo por medio de la movilización y la lucha.


IST ante

Electoral

las elecciones

El próximo 25 de octubre son las elecciones nacionales en nuestro país. La política de conciliación de clases que durante estos últimos 5 años ha impulsado la dirección del Frente Amplio es cuestionada y repudiada por un sector de compañeros que se han agrupado en diferentes organizaciones y grupos. Algunos de ellos rompieron con la política del F.A. desde hace años, otros lo hicieron en el correr de este año, como la Asamblea Popular y el grupo encabezado por Helios Sarthou. Es un hecho que hoy la dispersión de los militantes obreros y estudiantiles más combativos es una lamentable realidad. Existen unas cuantas agrupaciones y partidos que se reivindican de izquierda, de mayor o menor tamaño, que han coordinan acciones frente a algunos conflictos y movilizaciones. Es más, han logrado unirse en la acción levantando algunas consignas comunes, como el repudio a la visita de Bush o la denuncia del envío de tropas a reprimir a nuestros hermanos haitianos. Sin embargo, lamentablemente no hubo acuerdo para conformar una lista clasista y combativa, una lista de candidatos obreros, estudiantes, mujeres, jubilados, desocupados que fuera una opción de independencia de clase, de denuncia de las políticas de “maquillar al capitalismo” y de lucha sin claudicaciones por una sociedad sin explotados ni explotadores. Una lista integrada por militantes abnegados de distintas agrupaciones sindicales combativas, organizaciones revolucionarias políticas y sociales, etc. Una lista que no tendría seguramente miles de dólares para su campaña, pero sí la disposición militante para llegar a las fábricas, los talleres, los liceos, las ferias de barrios humildes, para hacer llegar su voz a favor de la unidad para la lucha contra la entrega del país y por la unidad internacionalista para acabar con el hambre y la miseria que nos impone el capitalismo. Una lista, en fin, cuya meta no sería tal vez ganar un cargo, pero sí llegar con su propaganda revolucionaria a los sectores más explotados y pobres de nuestro país, para animarlos a organizarse y prepararse para las luchas que vendrán. Solo Asamblea Popular logró sortear todos los obstáculos de la ley electoral y consiguió legalizar su lema, pero no fue posible, por distintas razones, aglutinar a todos los grupos del espacio revolucionario en torno a su lista. Por eso, pese a que tenemos importantes diferencias programáticas, proponemos un voto crítico a la opción electoral de “Asamblea Popular”, que salió del F.A. criticando fuertemente la política

de la cúpula frenteamplista. Nuestro llamado crítico a votar su lista es porque tenemos acuerdo en algunos puntos de su plataforma electoral, tales como: *Moratoria de la deuda externa *Nacionalización de la banca *Reforma agraria *Nacionalización del comercio exterior, pesca, industria nacional *Restablecimiento de los monopolios estatales, como ANTEL, UTE, ANCAP y OSE *Salario mínimo nacional, jubilaciones y pensiones equivalentes a media canasta básica *Sistema de salud único, estatal, público y gratuito *Sistema educativo nacional único, estatal, con autonomía y cogobierno, con un presupuesto del 6% del PBI *Retiro inmediato de los contingentes militares uruguayos del Congo, Sinaí y Haití. Nuestro llamado a un voto crítico es porque tenemos profundas diferencias en la política internacional, en tanto nosotros no apoyamos al gobierno nacionalista burgués de Chaves en Venezuela ni a los gobiernos del ALBA; tampoco coincidimos con el punto levantado para las FF.AA. asignándole la tarea de la defensa de la “soberanía nacional” y no denunciándolas como la columna vertebral del Estado burgués. Entendemos que también tenemos profundas diferencias en cuanto al tipo de organización a construir para dirigir la lucha para enfrentar el imperialismo y comenzar la construcción del socialismo; I.S.T. está a favor de la organización de un partido socialista, obrero, revolucionario e internacionalista, en el marco de la Liga Internacional de los Trabajadores-Cuarta Internacional. Nº 06 - Septiembre de 2009

3


Electoral

“Imputabilidad para los de abajo, impunidad para los de arriba” En estos últimos días hemos escuchado mucho, sobre todo del lado del Partido Nacional, la propuesta de bajar la edad de imputabilidad de los jóvenes a 16 años, “para generar mayores garantías de paz y tranquilidad”. El líder de Vamos Uruguay, Pedro Bordaberry, ya se había pronunciado antes, habiendo afirmado estar a favor de tomar esta medida, pero bajándola a 14 años. Lacalle ya ha hablado de “mano firme” en actos como el realizado en la zona oeste de Montevideo, donde también declaró que el que “se pasó de la raya, pa’dentro”. Jorge Larrañaga habló de “una suerte de rebaja” de la edad de imputabilidad, cuando el PN presentó su plan de seguridad, intentando maquillar un poco la medida que intentan tomar. También se destacó el duplicar las penas para los menores, de 5 a 10 años de privación de libertad, se mantendrán los antecedentes cuando los jóvenes cumplan la mayoría de edad, y se agregaran delitos como el de la “tentativa de hurto” la “complicidad” y la “coautoría”, hasta en los delitos simples. “Esto me parece extremadamente importante para el combate contra la delincuencia”, declaraba Larrañaga.

¿Es la solución la baja en la edad de imputabilidad?

Desde nuestro punto de vista, la delincuencia juvenil y la delincuencia en general, son un problema mucho más profundo que no se solucionará por más que se endurezcan las penas contra los jóvenes. Creer que aumentando la represión algo se modificará, es caer en un razonamiento simplista. Para tomar un ejemplo, en Argentina el Senado aprobó el pasado 8 de julio la baja de la edad de imputabilidad –que actualmente se encuentra en 16-, a 14 años (y hasta hay algunos como el gobernador Scioli que propone bajarla a los 12 años), cada vez son más rígidas las leyes, pero el problema parece no tener solución.

¿Cuál es la raíz del problema?

Las políticas neoliberales del sistema capitalista en el que vivimos, ponen al desnudo la desgarrante realidad. Este año debido a la crisis económica

4

Nº 06 - Septiembre de 2009

mundial, el mundo superará los mil millones de personas que padecen desnutrición, según cifras de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. Los niños, los jóvenes y ancianos son los más afectados. El crecimiento del desempleo y la recesión se hacen cada vez más inevitables en la mayoría de los países, lo que hace que la brecha entre ricos y pobres cada vez sea más grande, y ni las políticas reformistas de los gobiernos “progresistas” parecen poder evitarlo (y mucho menos las políticas de castigo u opresión que plantean los más reaccionarios). Mientras siga en pie este sistema -que es incapaz de cubrir las necesidades más básicas de las personas- la delincuencia, la pobreza, y la explotación serán moneda corriente, ya que el mismo sistema crea estas diferencias sociales, donde la riqueza cada vez tiende a acumularse en menos manos. Este es el verdadero problema de fondo, no debemos aceptar las “soluciones” represivas que nos proponen los ricos y poderosos quienes juegan con el miedo y la necesidad de los de abajo. Reprimen a los jóvenes bajando la edad de imputabilidad – ¿hasta que edad se atreverán a bajarla?- pero defienden cerradamente a quienes violaron, torturaron y mataron, haciendo campaña para mantener la impunidad vergonzosa de los golpistas y quienes los apoyaron. Es necesario entre los jóvenes que debatamos y luchemos, por nuestros derechos y para evitar todo tipo de medida represiva que nos quieran imponer. Aksel


Electoral

Vote SI para Anular la Ley de Impunidad

En octubre junto con las elecciones, después de un gran esfuerzo y superar las trescientas mil firmas requeridas, se vota por la anulación de la Ley de Caducidad. Esta Ley ha permitido que a 24 años de finalizada la dictadura, aún estén sin juzgar, los asesinos, torturadores, golpistas, civiles y militares que establecieron un régimen de terror donde se secuestraron niños, se mataron a cientos de compañeros, además de obligar a exiliarse a muchos artistas, intelectuales y trabajadores. A la salida de la dictadura, el Pacto del Club Naval, donde participaron Colorados, el Frente Amplio y la Unión Cívica, permitió tras un acuerdo que se plasmó en la firma del acta 19, que estos asesinos continuaran en sus cargos y sin ser juzgados. Será luego bajo el Gobierno de Sanguinetti que finalmente se aprobará esta Ley, que hoy debemos anular. Hay grandes posibilidades de que triunfe el SI y se anule esta ley para juzgar y castigar a estos asesinos. Hoy que se habla tanto por los medios de comunicación, de robos y asesinatos en nuestra sociedad y de la inseguridad, tenemos la posibilidad de comenzar a terminar con la mas grande impunidad y con los peores asesinos de nuestra historia reciente. Pero no bastará con votar para que esto se lleve adelante, se necesitará de una gran movilización popular para que se haga efectiva, sin una lucha importante que garantice el Juicio y Castigo, serán unos pocos que terminen en cárceles VIP, como estamos viendo con el puñado de asesinos hoy “presos”. Por eso en octubre votemos SI y preparemos una gran movilización, para que todos los golpistas, asesinos y torturadores no queden impunes.

Internacional

Haití lucha por salario y contra la ocupación militar A pesar de la fuerte movilización obrera y popular, el congreso haitiano derogó el reajuste que había otorgado del salario mínimo para 200 gourdes diarios (equivalente a 4,76 dólares). Pero la medida reavivó las protestas en el país e hizo que los trabajadores comenzaran a enfrentar en forma directa al gobierno de René Préval. Por dos semanas, obreros de la industria textil y estudiantes realizaron una impresionante jornada de luchas por el reajuste salarial. Los trabajadores habían recibido un amplio apoyo de los universitarios del país. Juntos, marcharon y enfrentaron una enorme represión de la Minustah (misión militar de la ONU dirigida por el Ejército Brasileño y del cual hacen parte las tropas uruguayas) y de la Policía Nacional de Haití (PNH). Desgraciadamente, hay un verdadero boicot de los medios sobre lo que está se pasando en Haití. Una medida consciente que busca proteger la política del gobierno de Lula, Tabaré Vázquez y de otros gobiernos latinoamericanos que mantienen sus soldados ocupando y reprimiendo a nuestros hermanos de clase en Haití y a su pueblo. Exigimos el retiro inmediato de las tropas uruguayas Fuera las tropas de ocupación de Haití .

Batay Ouvriye: dos semanas de protestas “La manifestación era nada más y nada menos que una masa enorme, compacta y, en este momento, totalmente unida. Las fuerzas represivas, completamente sorprendidas, no hicieron nada. Retrocedían, conversando por walkie-talkie, extremadamente nerviosas. Pasamos por los barrios populares más próximos, aplaudidos con gritos exuberantes, por el mercado principal, abajo en la ribera del mar, donde las vendedoras distribuían gratuitamente agua a los manifestantes. Era entonces una multitud nunca vista, con la clase obrera al frente. Ese día, la clase obrera mostró (quizás a ella misma) su poderío. Ciertamente, quedarán impresiones que la historia de lucha usará. Llegaban los periodistas, corriendo. Llegaban personas atónitas, otras aterrorizados y gritaban “¡200 gourdes!”. Y, claro, llegó entonces la Minustah, acompañada por las fuerzas especiales de la policía, de los gases lacrimógenos y de los tiros. Los días siguientes, se repitieron los protestas. En el cuarto día, los propios burgueses cerraron las fábricas. Entonces, las fuerzas represivas entraron con más determinación. Nosotros también. La confrontación duró dos semanas, con muchos heridos y presos...”

Nº 06 - Septiembre de 2009

5


Sindical

Presentación de la Agrupación 1886 del SUINAU

Saludos a todos los compañeros y compañeras que han venido a la presentación de la Agrupación 1886 del SUINAU.

Compañeros: Nos definimos como un espacio de militantes en plena construcción, abierto y con claras características que hacen a nuestras señas de identidad. Provenimos de múltiples y variadas experiencias y en algunos casos de diferentes matrices ideológicas, pero esto más que un impedimento ha sido una fortaleza que nos ha permitido esbozar como agrupación la síntesis necesaria, en definitiva “pensar haciendo y hacer pensando”.No pretendemos funcionar como un discutidero tertulico, pero tampoco que nos falte discusión ni ser un club de amigos. Concebimos sustantivo (y es obvio) la defensa de los derechos de los trabajadores, pero también decimos claramente que sostenemos la defensa de los derechos de los gurises con los que trabajamos, a nuestro entender la dialéctica de esta relación redunda indefectiblemente en el mejoramiento de las condiciones de ambos. Nos encontramos en un contexto de confusión, desorganización y desideologización; el posmodernismo campea y de esta forma todo da igual “hace la tuya” decía un viejo reclame. Como parte del movimiento obrero no somos ajenos a tales contradicciones, ni somos impolutos, pero si tenemos la meridiana claridad para sostener la defensa de los derechos de los trabajadores mas allá del gobierno de turno y esto es independencia de clase; cuestión que las mayorías de las direcciones sindicales no conciben y por lo tanto no practican. La confusión abunda… suele suceder que no sabemos de que lado del mostrador esta tal o cual dirigente sindical. ¿Esta representando a los trabajadores o al gobierno? Estos son elementos que colaboran en la formación de la burocracia sindical, teniendo beneficios, prebendas, fomentando el amiguismo, y en algunos casos ni siquiera yendo a trabajar. Tenemos la responsabilidad histórica de ejercer otro modelo de acción sindical, clasista, combativo; que actúe consultando a las bases, que potencie las asambleas y por supuesto que la movilización sea un elemento indisoluble de la lucha sindical.

6

Nº 06 - Septiembre de 2009

De esta forma es que nos sentimos plenamente herederos de las sociedades de resistencia del SXIX, de la FORU de 1905, del internacionalismo proletario expresado en múltiples luchas como ser la Revolución Rusa, la revolución cubana, la revolución española,etc. Esta corriente de opinión, clasista y combativa ha sido pilar en la huelga general que opuso firme resistencia a la dictadura y sin estar esperanzados en algunos salvadores provenientes de los “sectores progresistas de las Fuerzas Armadas”. Denunciamos el “Pacto del Club Naval” y la Conapro, ambos elementos de sustentación y colaboracionismo de la derecha y sectores de la izquierda. Estuvimos luchando en 1989 contra la impunidad, como también lo haremos ahora votando para anular esta ley. Para finalizar, nuestro sentido homenaje a los cientos y miles de trabajadores, mártires de nuestra clase que ofrecieron sus vidas por una sociedad sin explotados ni explotadores, donde haya pan para todas las bocas y techos para todas las cabezas. Muchas gracias por estar.

¡Arriba los que luchan! (Resumen de la intervención del compañero, Juan Quevedo en nombre de la Agrupación 1886, en el acto de presentación en el sindicato del SUINAU)


Libertades democráticas

La “Guardia Nacional” Propuesta de la derecha nacionalista En la carrera electoral hacia las elecciones internas, la opinión pública tuvo que escuchar la nefasta propuesta de uno de los candidatos por el Partido Nacional, Jorge Larrañaga, contra la “inseguridad”: la creación de una Guardia Nacional con el fin específico de “hacernos sentir más seguros”. Claro está que en aquel momento, su rival y compañero de partido L.A. Lacalle saltó por los aires argumentando que no era necesaria la creación de otra fuerza represiva, pero pasaron las internas y ahora otro es el cantar. Ambos dirigentes blancos acaban de acordar la creación de esta nueva fuerza en caso de llegar al gobierno.

¿Qué características tendrá esta nueva fuerza?

Por ahora lo que se puede afirmar es que se denominará “Guardia Nacional Republicana”, dependerá del Ministerio del Interior y tendrá jurisdicción nacional. Esta fuerza realizará, además, coordinaciones con distintos escuadrones de las Fuerzas Armadas para llevar adelante un método “efectivo” en el combate a la “delincuencia”, tomará una clara forma de Policía Militarizada muy parecida a la existente en el Brasil, lo que le dará una cara mas “profesional” al cuerpo de efectivos.

¿Cuál es el papel de este tipo de fuerzas en otros países?

Veamos ahora algunos hechos de represión que ponen en el centro de la escena a grupos de características muy similares al propuesto por Lacalle-Larrañaga. Por ejemplo, en Italia estos grupos policiales militarizados actúan reprimiendo inmigrantes ilegales llevando a cabo la aplicación de las leyes racistas del gobierno de Berlusconi. En Chile estos grupos tienen un constante choque con los obreros, principalmente los mineros y los estudiantes que cuando salen a las calles a manifestarse por la defensa de sus derechos -mejores condiciones de trabajo, aumentos salariales y en el caso de los estudiantes la NO privatización de lo que queda del aparato estatal de educación entre otras tantas necesidades- actuando como brazo represivo del gobierno de Concertación de “Socialistas” y “Democristianos”. Y ni hablar de el rol de estos grupos en Brasil, país donde hace no más de un mes la PM -policía militarizada- ocupó el Campus de la Universidad de San Pablo y llevó a cabo una brutal represión contra los trabajadores no docentes y contra los estudiantes que se manifestaban por una universidad mas democrática y al servicio de los intereses de los trabajadores, dejando un saldo de más de 30 heridos. También cabe mencionar la corrupción

de estas fuerzas en Brasil con respecto al narcotráfico, actuando en complicidad con los narcos e invadiendo las favelas matando a los trabajadores y a sus hijos con la vil excusa de combate al narcotráfico. Y así podríamos seguir enumerando una lista de hechos similares en distintos países del mundo.

¿Qué hay detrás de todo esto?

En tiempos de crisis, de la crisis más aguda del capitalismo en 80 años, la burguesía busca descargarla sobre las espaldas de la clase obrera y los sectores populares, incluidos los sectores marginales. No es una casualidad el creciente interés de la derecha en hacer ver a los “pobres” como delincuentes a los que solo se los combate aplicándoles “mano dura”, en especial en estos tiempos donde se está acentuando cada vez más sobre todo en los sectores pequeñoburgueses ciertas ideas con rasgos reaccionarios; en esto se explica claramente el crecimiento electoral de la derecha nacionalista. Recordemos que Lacalle ya fue presidente (1990-1994) y reprimió sangrienta y brutalmente en el Hospital Filtro en agosto del 1994. Por otro lado, tenemos al “progresismo” del Frente Amplio que se pronuncia muy tibiamente en contra de estas ideas o directamente evade la discusión porque no tienen mucho para aportar en medio de una situación social que empeora para los trabajadores, estudiantes y los más humildes. Sin duda, esta nueva “Guardia Nacional” vendrá a intentar reprimir a la clase obrera y los sectores populares, funcionarán como verdaderos escuadrones de la muerte que irán a la caza de los “delincuentes” aplicando el “gatillo fácil”, realizando detenciones por “portación de cara”. El tenor represivo de estas fuerzas está expresado en que tendrán -además de entrenamiento militar- la coordinación con aparatos de las FFAA para realizar operaciones en conjunto. Desde Rebelión, llamamos al repudio de estas ideas retrógradas de la derecha reaccionaria y proponemos a los estudiantes y trabajadores organizar la lucha en los centros de enseñanza y lugares de trabajo para repudiar estos proyectos.

Damián Recoba Nº 06 - Septiembre de 2009

7


Internacional

Ante la utilización de las bases militares colombianas por soldados norteamericanos

La decisión del gobierno de Álvaro Uribe de aceptar la imposición del imperialismo norteamericano de poner a su disposición las bases militares colombianas es un nuevo retroceso político y democrático, que tiene graves consecuencias para los trabajadores y los pobres del país y que, por tanto, tiene que ser rechazada y combatida por todos los explotados y oprimidos. Extracto de la declaración del Partido Socialista de los Trabajadores de Colombia LIT-CI. Bogotá, julio 29 de 2009

8

Las necesidades mezquinas de la burguesía nacional llevaron al gobierno de Uribe a arrodillarse nuevamente ante los intereses estratégicos del imperialismo yanqui. La crisis de la economía norteamericana, su pérdida de mercados y del monopolio de fuentes de materias primas baratas por la agresiva penetración del capital imperialista europeo en el Continente, la proliferación de gobiernos nacionalistas y de frente popular más difíciles de controlar, la persistencia de organizaciones guerrilleras como las FARC, consideradas por el Pentágono como un peligro terrorista, el mantenimiento de altos niveles de producción y tráfico de estupefacientes desde aliados claves co mo México, Colombia, y Perú y, finalmente, la crisis ambiental, que convierte a regiones como el Amazonas en zonas geoestratégicas, han obligado al gobierno de Barack Obama a redefinir la política que el imperialismo tuvo en la pasada década hacia América Latina. Obama está combinando en proporciones diferentes la diplomacia con la intervención directa en los países de su “patio trasero”. Su marcado protagonismo en la pasada Cumbre de las Américas le permitió recuperar el liderazgo político y diplomático, las reuniones bilaterales con los presidentes Lula de Brasil y Felipe Calderón de México le sirvieron para retomar la iniciativa en el terreno económico y la más reciente con Álvaro Uribe para reafirmar su hegemonía militar y su capacidad de intervención directa. El pacto militar entre Uribe y Obama no tiene ninguna de las virtudes que le endilgan los periodistas a sueldo de los grandes medios de comunicación. No es un acuerdo para defender la democracia colombiana, es un pacto para consolidar el régimen bonapartista de Uribe y profundizar el ataque a las libertades de los trabajadores y el pueblo; no es un acuerdo para librar la batalla contra el narcotráfico y el terrorismo, es un pacto para fortalecer la presencia militar del imperialismo en el Continente; no es un acuerdo para combatir únicamente a los enemigos internos de las instituciones burguesas, es un pacto siniestro para hacer retroceder a los gobiernos nacionalistas y frentepopulistas en sus tímidas pretensiones autonomistas y democráticas; y no es un acuerdo para aumentar la capacidad de Colombia para defenderse de los ataques de sus “poderosos

Nº 06 - Septiembre de 2009

enemigos internos y externos”, sino una maniobra política y militar del imperialismo, con la abierta complicidad de Uribe, para revestir de legitimidad sus planes de retomar el pleno control sobre la totalidad de los gobiernos y regímenes de Latinoamérica. El golpe militar que derrocó a Manuel Zelaya en Honduras y el pacto de utilización de las bases militares colombianas no son dos hechos aislados, son parte de un único proyecto dirigido a golpear las libertades democráticas de los trabajadores y los pobres y a recoger la cuerda a los gobiernos nacionalistas burgueses y frentepopulistas que se han salido de su estricto control. El plan del imperialismo sólo puede ser combatido, con posibilidades de éxito, con la movilización revolucionaria unificada de las masas obreras y populares latinoamericanas. Todas las direcciones políticas revolucionarias, sindicales y populares del Continente tenemos que propiciar una movilización que, desde México hasta la Patagonia, apoye la lucha de los trabajadores hondureños hasta conseguir el derrocamiento del gobierno golpista de Roberto Micheletti, que exija, a una sola voz, el desmantelamiento de las bases militares del imperialismo en nue stro Continente, la salida de sus mercenarios de las bases colombianas y el retiro de las tropas invasoras de Haití. Necesitamos una movilización que, además, supere las vacilaciones de las direcciones nacionalistas burguesas de Zelaya, Chávez, Correa y Morales que se limitan a vociferar contra “el imperio” y a tildar de “traidor” a Uribe pero que en los hechos paralizan la movilización independiente de los trabajadores contra las agresiones yanquis. Los trabajadores latinoamericanos no podemos caer en las trampas imperialistas y nacionalistas que nos dividen y que, de hecho, nos colocan ante el peligro del enfrentamiento armado fratricida propiciado por los intereses privados de las burguesías nacionales; tenemos que unirnos en una sola lucha contra los enemigos comunes: el imperialismo y el capitalismo explotador. No podemos ceder ni a la propaganda perversa del imperialismo ni a la vocinglería nacionalista que nos dividen y nos alejan de los que deben ser los reales objetivos de nuestra lucha: la Revolución Socialista en todos nuestros países y la construcción de la Federación de Repúblicas Socialistas de América Latina.

¡No al pacto contrarrevolucionario de Obama y Uribe! ¡Fuera los soldados yanquis de las bases militares colombianas! ¡Abajo el gobierno golpista de Roberto Micheletti! ¡Fuera las tropas invasoras de la Minustha de Haití! ¡Desmantelamiento de todas las bases yanquis en América Latina! ¡Rompimiento de todos los pactos militares con el imperialismo! ¡Movilización continental obrera y popular contra los planes imperialistas! ¡Viva la Revolución Socialista! ¡Por gobiernos obreros y populares que construyan la Federación Socialista latinoamericana!

Rebelion 06  

Sus partidos patronales nos sometieron por más de 150 años... ¡Ni un voto de los trabajadores, estudiantes y jubilados para ellos! Nº 06 Sep...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you