Page 9

Cuando Juan salió al campo aquella mañana tranquila, la montaña ya no estaba. Era la montaña en la que la había conocido a ella. Le encantaba su forma de comer, sus ganas de volar y sus ansias de libertad. Cuando esa mañana no vio la montaña, pensó que algún gigante la había aplastado, pero no. La montaña que él había hecho con arena y hierbajos y que apenas medía treinta centímetros había sido destrozada por el perro del vecino. Ya no volvería a ver a su mariquita. Andrea Falcón Leal 1ºA ESO

Cuando Juan salió al campo aquella mañana tranquila, la montaña ya no estaba, ni las casas, árboles, personas, animales... NADA. Su vida había cambiado por completo sin darle tiempo a enterarse. Ayer, era un niño feliz, sin responsabilidades, solo importaba divertirse, ser feliz. HOY, es un hombre. Lara Cores Cacabelos 3ºA ESO

microrrelatos2  
microrrelatos2  

relatos,historias

Advertisement