Page 12

El hombre no tenía nariz, ni ojos, ni boca, pero sí corazón. Elisa Durán Rubí 3ºA ESO

El hombre no tenía nariz, ni ojos, ni boca, pero tenía una linterna y una grabadora en la que tenía grabado ¡A dormir!. Unos niños lo estaban fastidiando en una excursión y como usaba mucho la linterna le pusieron un mote, del que esos niños se acordaron siempre, “El hombre linterna”. Rubén Lois Serto 4ºC ESO

O home non tiña nariz, nin ollos, nin boca... Guapo, guapo non era, pero tiña un pelazo!!!!! Rubén Varela Sineiro 4ºC ESO

El hombre no tenía nariz, ni ojos, ni boca… Su cara estaba cubierta de pelo. Esto es lo que dijo un viejo profesor a sus jóvenes alumnos mientras contaba una historia sobre sus grandes viajes. El profesor ordenó que pensaran y escribieran una razón por la cual aquel hombre sufría tal transtorno en su rostro. Al cabo de un rato todos los alumnos menos uno coincidían en que la gran cantidad de pelo no permitía ver el rostro, pero que la nariz, los ojos y la boca …..estaban El único alumno que no coincidía dijo que aquel hombre con la cara cubierta de pelo estaba de espaldas. El profesor, con una leve sonrisa, le dió la razón. “ Si buscas respuestas diferentes…..no pienses como el resto” Micael García González 3ºB ESO

microrrelatos2  
microrrelatos2  

relatos,historias

Advertisement