Page 1

CAMBIOS A LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA: UNA BUENA OPORTUNIDAD Gabriel Guzmán Riquelme Secretario Juventud Radical de Las Condes Desde el año 2004, por un mensaje presidencial del gobierno de Ricardo Lagos, viene discutiéndose en el Poder Legislativo una serie de reformas legales a la asociatividad y la participación ciudadana. El debate a tenido múltiples obstáculos, siendo reimpulsado sin ser noticia mediática, razón de su demora, dentro del gobierno de Michelle Bachelet. Esto se tradujo en un Instructivo de participación ciudadana en la gestión pública para todos los cuerpos administrativos del Estado. Hoy, diciembre del 2010, el proyecto ya ha sido aprobado por el Poder Legislativo. Por su parte, el Ejecutivo decidió no utilizar su poder de veto, faltando sólo la aprobación del Tribunal Constitucional; siendo así inminente su promulgación como ley. Esta realiza cambios importantes en las formas de asociarse, formar organizaciones con personalidad jurídica, recibir fondos públicos, participar en la gestión pública y, un cambio importante, la participación a nivel comunal. Esta nueva ley realiza cambios importantes en las formas de asociarse, formar organizaciones con personalidad jurídica, recibir fondos públicos, participar en la gestión pública y, un cambio importante, la participación a nivel comunal. Para nuestra labor partidaria es de vital importancia este cambio ya que nos permitirá acceder a mejores mecanismos de participación dentro de nuestras comunas y por qué no a nivel nacional. Por esta razón la Asamblea Conjunta de Las Condes, Vitacura y Lo Barnechea, ha decidido difundirlo para toda la colectividad. Cambios en la asociatividad A nivel de asociatividad, actualmente en Chile para formar una Corporación se requiere un abogado que realice los trámites ante el Ministerio de Justicia y el Estado puede legalmente negar la concesión de una personalidad jurídica. Los avances de la Ley son que el Estado debe garantizar y fomentar la creación de asociaciones con fines lícitos. Para esto se requerirá de dos personas para constituir la corporación, sin abogado, llenando los formularios correspondientes. El Estado no tendrá la potestad de negar la concesión de la personalidad jurídica si sus fines son lícitos. Un segundo cambio relevante es que dentro de la corporación se podrán generar negocios con lucro interno, es decir, los Directores podrán percibir renta por su trabajo al interior de la corporación, el requisito es que las utilidades deben ser reinvertidas dentro de los fines de la propia corporación. Interés Público Todas aquellas organizaciones que promuevan en interés general (y que en especial recurran al voluntariado social) accederán a un fondo especial para su financiamiento, de lo que actualmente es la DOS (División de Organizaciones Sociales), dependiente del Ministerio de Secretaría General de Gobierno. En la Gestión Pública La nueva ley asegura que el Estado debe promover el derecho de las personas a participar en la gestión pública del Estado. Cada organismo del Estado, a excepción de


algunas, deberá dictar una norma con la modalidad formal y específica de participación ciudadana, siendo lo mínimo constituir consejos de la Sociedad Civil para cada una. A nivel municipal A nivel municipal, el clásico CESCO se llamará ahora “Consejo Comunal de las Organizaciones de la Sociedad Civil”. La reforma realiza algunas mejoras a la anterior instancia. El Alcalde, que todavía participa de la instancia, tendrá mayores obligaciones con el Consejo, teniendo que rendir y consultarle obligatoriamente de materias como rendición de cuentas o el PLADECO comunal, instancias antes no obligatorias. Además se establecen mejoras para la transparencia de las organizaciones y separa explícitamente la participación de funcionarios o cargos electos municipales en estas, superando así un grave problema de tráfico de influencias. Otro cambio importante es que las Juntas de Vecinos y organizaciones comunitarias, podrán unirse a nivel territorial, regional e inclusive nacional, pudiéndose formar federaciones. Cambio importante desde la perspectiva de la posibilidad de formar instancias temporales que se unan para el tratamiento de temas o contingencias particulares. Por último, se realiza una reforma a la forma de llamar a Plebiscito Comunal. Antes esta forma de participación requería de la aprobación neta del Concejo Comunal. Con esta nueva ley, la ciudadanía podrá solicitar tal institución a través de un porcentaje de las firmas del padrón vigente, cuestión positiva, pero que también dependerá de la ampliación del universo electoral, si se realiza finalmente el cambio a la Ley Electoral. Saludos Fraternos ASAMBLEA PRSD DISTRITO 23

Nueva Ley de Participación Ciudadana  

Revisa esta nueva ley....