Page 2

Vol 1.

Hermosillo, Sonora, México

Coordinación: Doris Arenas / Edición: Edith Cota / Colaboraciones: danzine2012@gmail.com

danzine

19 de abril de 2012 Diseño: Argelia Juárez / Corrección: Rosy Orozco

Asunto latente: veinte años después

N

Monorriel

Quiatora

acieron como compañía de danza precisamente al nacer Un Desierto para la Danza. Benito González y Evoé Sotelo son Quiatora Monorriel. Ahora anfitriones, ahora en un reencuentro en la escena a manera de dueto, con una pieza para celebrar el vigésimo aniversario. Evoé y Benito en el proscenio del Teatro de la Ciudad para conversarnos: —¿Qué implica llegar a los veinte años como grupo y ser anfitriones de Un Desierto para la Danza? Evoé: Implica una coincidencia feliz. Cumplimos veinte años también este año, y estamos celebrando junto al Desierto una trayectoria en la danza, por ese lado estamos contentos de ser anfitriones, por otra parte implica un recuento necesario, tanto de lo que ha significado el Desierto para Hermosillo, para Sonora, y para la danza, incluso del país, y también lo que ha significado para Quiatora, el Desierto. El Desierto para la Danza siempre ha sido para nosotros el escenario donde visualizamos presentar nuestras obras, cada una que hemos hecho en su momento, aún las que no se presentaron en el Desierto, presentar un trabajo en nuestra tierra es verlo completo, completar el ciclo. Benito: Los veinte años te hacen reflexionar sobre el antes y el después: en qué ha hecho el tiempo en nosotros y por nosotros, y no sólo en nosotros, sino en el festival mismo. Lo primero que me salta es que la danza se ha movido mucho, en todos los sentidos. Creo que la danza que se hacía hace veinte años sigue haciéndose pero se ha diversificado mucho más, creo que hoy las propuestas son incluso hasta diametralmente opuestas unas con otras, y esa riqueza es benéfica para el espectador, para el arte mismo. Creo que también nosotros no podríamos decir que somos los mismos, en esencia seguimos siendo los mismos, pero siento que este estreno es el inicio de un nuevo ciclo de Quiatora, con mucha más certeza en el discurso que queremos plantear, totalmente convencidos de lo que estamos haciendo en todos los niveles: físico, conceptual, histórico. —¿Parecería un plus que en esta edición presentan un dueto? Evoé: Es totalmente significativo que hayamos elegido hacer un dueto para celebrar veinte años, así iniciamos, siendo un dueto, bailando juntos, las primeras exploraciones que hicimos en la danza. Habíamos pensado en hacer un recuento de obras, invitar a muchísima gente, estuvimos a punto de hacer ese proyecto y a final de cuentas meditamos y nos dimos cuenta que teníamos que celebrarlo él y yo en escena con una pieza que nos significara, no con un recuento de obras viejas, sino con una pieza que nos evidenciara tal y como estamos en este lugar, como hacedores de la danza. Por eso la pieza es como es, creo que de alguna forma no pretende nada, no tiene ninguna intención de arrancar el aplauso, o de dejar feliz a nadie, si deja feliz a alguien qué bueno, a nosotros nos deja muy felices, en ese sentido. Hicimos esta pieza como hemos hecho todas las demás por una necesidad de investigar, por un gozo que encontramos en ello, y por una gran necesidad y un gusto de compartir nuestro trabajo. Benito González: La pieza se llama Asunto latente, y es una elaboración sobre los sueños, los sueños de Evoé, específicamente.

Hoy en el Desierto 20:00 horas / Teatro de la Ciudad

“Asunto latente”

Quiatora Monorriel / Hermosillo, México Coreógrafa: Evoé Sotelo

UN DESIERTO PARA LA DANZA 2012

Danzine 19 de abril 2012  

Periodico diario del festival Un Desierto para la Danza 20

Danzine 19 de abril 2012  

Periodico diario del festival Un Desierto para la Danza 20

Advertisement