Page 1

14 de agosto 2017

Este programa es público ajeno a cualquier partido político. Queda prohibido el uso para fines distintos a los establecidos en el programa.

Escríbenos al correo medios@isc.gob.mx

Edición: Alejandra Olay Coedición: Marreyna Arias Información: Carlos Sánchez, Samantha Leyva Corrección: Rosy Orozco, Óscar Grajeda Diseño: Argelia Juárez Fotografía: Juan Casanova

Juílas representará a Sonora en Muestra Regional de Teatro En una emotiva ceremonia donde se reconoció la trayectoria de Sonia León con la presea Desierto Ícaro, el jurado de la Muestra Estatal de Teatro 2017 anunció que la compañía Juílas Teatro representará a Sonora en la Muestra Regional con la obra No ser sino parecer. La ceremonia estuvo presidida por el director general del Instituto Sonorense de Cultura, Mario Welfo Álvarez Beltrán; la coordinadora general de Artes, Marianna González Gastélum, y el coordinador de Artes Escénicas, Osvaldo Sánchez; el actor Jesús “El Chobi” Ochoa, el dramaturgo Daniel Serrano y Antonio Peñúñuri en representación del jurado integrado también por Fernando De Ita y Arturo Díaz De Sandy. Antonio Peñuñuri leyó los criterios para elegir la producción de Juílas Teatro: “Porque su autor continúa de forma brillante la versificación del habla y el imaginario popular de la sierra sonorense y en virtud de que la trama le rinde homenaje al cómico de la legua y al teatro trashumante, para exponer satíricamente el mal sin cura de nuestros días: la corrupción política”. Añadieron: “Escogimos este montaje porque el director le muestra al público el andamiaje artesanal del teatro ilusionista, porque deja mirar su admiración al ingenio popular y el amor al oficio de decir la verdad, mintiendo de lo lindo. Escogimos esta sátira porque Francisco Verú es un actor fuera de serie, bien secundado por Saúl Barrios, capaz de hacer verosímil un personaje con la desmesura de la Valentina. Y lo escogimos,

WWW.ISC.GOB.MX

finalmente, porque la escenografía de Sergio Villegas y la producción general del montaje tienen una innegable dimensión profesional”. Por otra parte, destacaron la producción de Abemvs Teatro, R&J, con dramaturgia de Mónica Perea y la dirección de Cut López y la dieron el segundo lugar que, en caso de cualquier imprevisto con la obra seleccionada, les garantizará la representación de Sonora en la Regional. Sobre este montaje destacaron “la vitalidad del espectáculo postdramático que construye, en donde la música, el movimiento coreográfico y los golpes de efecto sustituyen al texto en la conformación de la trama. Teatro joven para el púbico joven que sin haber leído Romeo y Julieta pueden vibrar con la tragedia de los amantes sacrificados por la violencia del pasado y del presente”. En el dictamen firmado el 12 de agosto, señalaron que durante la muestra se pudo apreciar la génesis de un cambio generacional en el que diversos artistas del teatro local están buscando una voz propia en el escenario; “en la pluralidad de los temas expuestos, tan disímiles en su estructura dramática, su tratamiento escénico y sus formas expresivas, se da la coincidencia de hablar del pasado y el presente de la sociedad sonorense, ya sea de forma convencional, como memoria histórica, como sátira y como invención espectacular”.

Sonia León recibe emotivo re

conocimiento en

¡Eres grande, Sonia!, ¡Bravo, querida Güera!, ¡Te queremos, Sonia! fueron algunos de los gritos en medio de los aplausos que retumbaron el Teatro de la Ciudad la noche del domingo en el cierre de la Muestra Estatal de Teatro; las razones sobraban, pues la actriz y directora sonorense Sonia León fue galardonada con el reconocimiento Desierto Ícaro a su trayectoria. En una emotiva ceremonia, el Gobierno del Estado reconoció con la presea Desierto Ícaro la trayectoria y aportación al arte escénico en Sonora a Sonia León; una mujer polifacética, tenas, guerrera, un ejemplo para las nuevas generaciones. Actriz de gran valor para la comunidad, como la describieron en un video previo sus compañeros de batalla: Sergio Galindo, Roberto Méndez y Lucarmen Galindo. Jesús Ochoa –“El Choby”, para los sonorenses–, compañero, amigo y hermano de escena de Sonia por descripción propia, solicitó un aplauso de pie que se prolongó acompañado de porras para la actriz que se encontraba en enlace telefónico desde la Ciudad de Puebla, Puebla. En medio de los aplausos el actor le decía “¿Estás oyendo, Güera? Qué bueno que estás allá porque hace mucho calor. Tú bien sabes, Güera, lo que te queremos, y bien sabemos lo merecido que tienes este reconocimiento, este premio. Sabemos que tú eres necia. Sabemos que tú eres terca. Sabemos que te mereces el sol y que sobre todo ahorita te mereces la salud”. “Te esperamos como siempre aquí en este sol sonorense, en este desierto calcinante para que nos des más de tu luz. Güera, estamos contigo siempre. Estamos en las malas y en las buenas, bien lo sabes, no solo tus amigos y compañeros,

la Muestra estatal de Teat

ro 2017

sino también este público, este público que conquistaste, este público que sobre todo trabajaste. Te mereces esto y más. Te mereces todos nuestros besos, todo cariño, nuestros aplausos, que ahorita te dimos en un pequeño ramillete todos los que estamos en este tu teatro, este teatro de la Casa de la Cultura”, dijo. Mario Welfo Álvarez Beltrán, director general del Instituto Sonorense de Cultura, le aclaró que “Este reconocimiento que por unanimidad el comité de sus compañeros de la comunidad teatral de Sonora le entrega, no tuvo ningún voto en contra; acordaron entregárselo a usted, y junto con la comunidad somos partícipes de hacérselo llegar, estamos muy contentos. Que le sirva de motivación para que recupere su salud que ya sabemos viento en popa y esperemos que pronto se encuentre con nosotros en el escenario”. Detalló que la estatuilla está personalizada y fue realizada por el escultor Ángel Luzanilla de Cócorit, Cajeme, al que se le anexa un estímulo económico por $25,000, que se otorgará a partir de este año a cada homenajeado. Sonia, la güera hermosa –como le llaman los amigos–, que continuaba en enlace telefónico, apenas pudo articular palabras por la emoción que la embargaba: “Claro. Me siento honrada. Gracias, gracias, gracias. Me siento muy agradecida”. Álvarez Beltrán entregó la estatuilla a Jorge León Salazar, hermano de la homenajeada quien acudió en su representación; así como a Lucarmen Galindo, actriz y amiga. También estuvieron presentes Marianna González, coordinadora de Artes del ISC, Osvaldo Sánchez, coordinador de Artes Escénicas; Daniel Serrano, Dramaturgo, y Raúl Ortiz, ganador de Desierto Ícaro 2016.

Reflexiones sobre la #MET2017 en Sonora “Me parece muy buen evento porque dan a conocer mucho talento de aquí y talento de fuera que nos acompaña. Me parece muy importante que se lleven a cabo este tipo de eventos”. Alma Gisella Barreras, contadora pública

˝Me ha tocado venir a cuatro obras, me gustaron mucho y creo que hay que seguir dándole apoyo a este tipo de eventos˝. Czarina Pedroza Montero, docente

“No he visto todas las obras, pero las que he visto me han gustado mucho, como Jauría. Estuve en dos conversatorios y también me parece interesante lo que se ha planteado, especialmente hoy, que hablamos de teatro infantil. La experiencia que han planteado cada uno de los ponentes puede dar pie a que ayude a otras personas que van empezado. En ese sentido me parce que la Muestra es importante, que traigan talleres, porque es para la gente y el futuro del teatro”. Adria Peña, actriz y docente

“Me pareció interesante. Es la segunda Muestra a la que asisto. Hubo producciones que disfruté mucho, como la de Galindo, en general creo que son necesarias, que haya más y mayor difusión”. Iván Adair, consultor de negocios

“No vinimos todos los días aunque tratamos. Hubo unas obras que nos gustaron mucho, pero otras en las que creo yo que hizo falta algo. Con los talleres estoy muy contenta, tomé Dirección teatral para niños y me pareció excelente”. Marielda, maestra de preescolar en música

“De la Muestra tenía mis dudas. Siempre hablo del prestigio del teatro sonorense y me parece que esta Muestra ha estado a la altura. Las obras han tenido calidad y creo que pueden competir y salir a giras por la República Mexicana. Sería uno de los objetivos, que nuestro teatro se vea. Hay que seguir trabajando duro, indudablemente, para ir mejorando. La Muestra puede ser un principio de… para llegar a hacer cosas más importantes”. Fernando Muñoz, dramaturgo


www.isc.gob.mx

Cosas pequeñas y extraordinarias Es difícil reconstruir lo que pasó, la verdad de la memoria lucha contra la memoria de la verdad. Han pasado años, los muertos y los odios se amontonan, el exilio es una vaca que puede dar leche envenenada, algunos parecen alimentarse así.

Por Carlos Sánchez

T

Bajo la lluvia ajena (notas al pie de una derrota) de Juan Gelman

engo en mis manos un libro de Juan Gelman. Quizá para que el tiempo no me arrebate el tren que recorre las vías de mi interior. Digo, ese tren fantástico y doloroso que emprendió su recorrido el domingo por la tarde, en el Teatro de la Ciudad, en el contexto de una muestra donde se exhiben las obras que caben dentro de un programa.

Busco a Gelman para reiterar los dolores de ese domingo por la tarde. Porque deseo estar con ellos. Quizá como un acto solidario para con Micaela Gramajo, la niña Emma quien al final de la puesta terminó hecha un mar de llanto. Del tamaño del mismo mar en el que espectadores estuvimos inmersos. Un mar real que es capaz gracias al talento de la puesta. La poética de Cosas pequeñas y extraordinarias (autoría y dirección de Daniela Arroio y Micaela Gramajo), habita en todo momento: en la textura escenográfica, la iluminación, el look perfecto donde la mirada se convierte en catarsis. La fantasía es un dulce exquisito que como espectadores nos lo chutamos completito. Y nos sumergimos en esas olas de la desolación, en ese misterio de talento en el cual un gato habla y es a su vez una balsa en el naufragio de la desesperanza. Puedo (quizá debo) escribir una sinopsis de la obra, redactar que la anécdota es la desaparición forzada contra los inquietos que no se callan y proponen la verdad ante el mundo dentro de un país donde el gobierno ejerce la crueldad desde su indiferencia y su tiranía. Aplastar a la gente como se aplasta de manera intempestiva un a un lecho donde conviven las hormigas. Así de fácil. Micaela Gramajo y Daniela Arroio, conocedoras vivenciales del tema de las desapariciones forzadas, generación a la que pertenecen y son el exilio inevitable, llevan a la dramaturgia el tema que les lacera la memoria: el extravío de los suyos, los dolores de los padres, los abuelos, la familia entera que pasa la vida sin poder asimilar la ausencia que construye el poder gubernamental sinónimo de crueldad. Hasta la fecha. Por siempre. Regreso a Gelman y en sus versos encuentro toda la verdad que asimilé en el montaje escénico ese domingo por la tarde. La voz de Juan, el poeta, me revive una y otra vez el argumento de Cosas pequeñas y extraordinarias.

La habilidad de Gelman para construir los versos del dolor, escribirle a su hijo que no regresa. La inteligencia de quienes integran la compañía de teatro Proyecto Perla, se me imbrican en la mirada y me viene a la boca un sollozo de incomprensible gratitud. ¿Por qué agradezco que me compartan los dolores, en el libro de Juan, en la puesta en escena de Micaela y Daniela? Debe ser quizá reacción por todos los muertos cuyas madres no han podido llorarles. Porque, parafraseando a Javier Valdez, periodista asesinado en mayo próximo pasado: No puede haber funeral sin cadáver. Mirar este montaje es volcarse a la realidad, hacer una pausa a las banalidades, dejar de lado el iphone y el facebook, reflexionar y contar a todos y cada uno de los camaradas desaparecidos, o a los que encontramos ya sin aliento. Regresar a la mirada puesta en ninguna parte que se inscribe en el rostro de las madres que no han vuelto a ver a sus hijos. Puedo citar a Esperanza, madre Alfredo Jiménez Mota, periodista desaparecido y bendita casualidad, también creció viviendo en cercanía con el mar. Volver en la memoria sobre el nombre de Consuelo, la maestra del barrio, quien tampoco supo donde quedó su hijo Marco. Se lo llevaron y ya. Vuelvo a Gelman porque no me alcanza la capacidad para describir la gracia de quienes hacen este montaje, vuelvo a Gelman porque su legado literario me abraza como refugio. Qué impotencia mis limitantes. ¿Cómo hago para decir que Cosas pequeñas y extraordinarias, de principio a fin, es la genialidad en escena, la virtud de contar la realidad borrando de manera total la palabra panfleto? En una hora dentro del teatro, la magia es alegría, el ingenio es plausible. Espectadores que nos dejamos conducir por el narrador, por la fantasía de los recursos escenográficos, por toda esa verdad que vemos y vivimos y a la cual no le ponemos ningún pero. Los actores, Dios mío: cuanta calidad. Esa tarde de domingo, al regresar a casa, me preguntaron: ¿De dónde vienes? Desde el subconsciente respondí: Vengo del mar. Y estoy feliz.

Entrevista con

Micaela Gramajo

Por Samantha Leyva

Como parte de las actividades alternas de la Muestra Estatal de Teatro Sonora 2017, Micaela Gramajo impartió el taller de Técnica de dirección y actuación en el teatro para niños. El objetivo a largo plazo es reducir la brecha entre el teatro infantil y el teatro para adultos. En este curso teórica-práctico, trabajaron conceptos de puesta en escena y herramientas técnicas, dirigido a estudiantes de teatro, actores, actrices y directores que trabajan para este público. La actriz y directora comentó que el teatro para niños ocupa todavía un escalón muy bajo en las muestras, festivales y la programación en sí: la forma poco favorecedora en la que se han abordado las temáticas, las actuaciones acartonadas, la poca preparación, entre otros motivos, han discriminado al teatro infantil en México. “Muchos estudiantes egresados de las escuelas profesionales hacen teatro para niños pensando que es un mercado que económicamente va funcionar más rápido y es cierto”, apuntó la también directora de la compañía Proyecto Perla. Atenta a la efervescencia en las escuelas de teatro en el país, Gramajo considera que este es el mejor momento para un cambio de paradigma en la manera de hacer teatro y en la generación de nuevos públicos, por lo que es necesario capacitar a los nuevos creadores para lograr posicionar el teatro infantil y familiar de la mano con el teatro para jóvenes y adultos, pensando en puestas en escena que puedan ser disfrutadas por chicos y grandes. “Hay una diferencia en el cómo, porque durante la creación escénica para niños, estás pensando todo el tiempo en el espectador y eso va a modificar el cómo, pero no el qué, el porqué, ni el para qué”, añadió Micaela Gramajo, convencida de una revolución cultural se pueda expandir al campo de la escena e interpretación. Así, los conocimientos que compartió a los asistentes al taller buscan poder generar en los participantes un pensamiento profundo, ideológico, ético y político en torno al trabajo teatral con niñas y niños, además de otorgarles herramientas técnicas para abordar la puesta en escena y actuación. Micaela Gramajo es coautora y codirectora junto con Daniela Arroio de la puesta en escena Cosas pequeñas y extraordinarias, con a cual concluyeron siete días de funciones, talleres, conversatorios y convivencia en la Muestra Estatal de Teatro 2017.

Teatro infantil para sensibilizar a niños sonorenses Por Samantha Leyva

U

n teatro que además del entretenimiento, se ocupa de los valores y las problemáticas actuales. Un teatro que busca conducir a su público y otorgar experiencias a los más pequeños de casa. Así es el teatro infantil sonorense. A través de los años, el teatro para la familia ha sido trabajado por creadores como Damián Zavala, Carlos Valenzuela, Ailín Ruiz, Rosa Vilá Font y Eva Lugo, quienes se dieron cita en la charla “Hacia un teatro infantil sonorense”, conversatorio que cerró esta actividad alterna de la Muestra Estatal de Teatro 2017. La imaginación es un factor necesario para el teatro familiar, coincidieron los expositores. Entre títeres y colores; fábulas, fantasía o la realidad manifestada de forma onírica, el objetivo es crear una inquietud al espectador fértil, que siente, que imagina y que es feliz. Otorgarle voz a los que son más difíciles de escuchar, recalcó Eva Lugo: “Es una gran responsabilidad para nosotros el subirnos en el es-

cenario y hablar de algo frente a un público tan sensible como son los pequeños: una voz que tenemos que hacer que se escuche”. Con propuestas escénicas como Príncipe y príncipe o Golondrinas se ha dejado de subestimar la inocencia de los niños, empezando a abarcar temáticas que preocupan a la sociedad y que ahora se ven en la necesidad de ponerlos en escena. En su amplia experiencia, Rosa Vilá Font destacó que la vivencia que el teatro otorga a los pequeños es única, aunque sea como espectadores. La finalidad es lograr el acercamiento con los niños, así como motivar a la realización de más espectáculos escénicos de corte familiar. Vale mencionar aquí la importante e indiscutible labor de Any Torres, como directora de la Compañía de teatro infantil El Mago de Oz. Sin duda, habrán de realizarse más conversatorios para darle voz a todos y cada uno de los protagonistas del arte escénico en Sonora. Siempre bienvenido el diálogo.

8 fanzine MET  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you