Entrevista a Gemma Mengual

Page 1

GEMMA MENGUAL: UNA VIDA EMPAPADA DE DEPORTE SUGOI Así se llama el restaurante japonés que la nadadora abrió el pasado año en Sant Cugát del Vallès. Y es que antes de pensar en su retirada, ya quería embarcarse en nuevos proyectos. En el local no se sirve sólo sushi, también practican cocina mediterránea, pero sin duda la comida japonesa es la que prima. Que nadie espere encontrarse un espacio suntuoso, el Sugoi, como la propia Gemma Mengual, es sencillo y de líneas rectas siguiendo las pautas del buen Feng Shui. Mezcla auténticas maderas con lámparas de origami y modernas e interminables cristaleras. Porque la palabra sugoi significa genial. La genialidad de la sencillez, de la creatividad, del esfuerzo por el trabajo bien hecho, la dedicación y responsabilidad. Cuando un japonés considera que algo está bien hecho, cuando supone un honor para la familia y se siente orgulloso de ello, entonces, utilizará esta palabra: Sugoi

La deportista catalana se retira de la competición a los 34 años y con dos décadas dedicadas a la natación sincronizada: 39 medallas internacionales y 3 Juegos Olímpicos lo resumen. Ahora se centra en las nuevas facetas de su vida: la de madre y empresaria Entrevista realizada por Isabel Macías

Gemma, un poco gracias su figura, la natación sincronizada es ahora conocida. Pero, ¿cómo una joven de 8 años se inició en un deporte tan duro y desconocido como era por ese entonces? Un poco por casualidad. Mi prima practicaba ese deporte, aunque ella también empezó en esto por casualidad. Yo ya hacia natación, porque mis padres siempre han querido que realizásemos deportes, y un día me llevaron un día a verla entrenar. Me

1


preguntaron si quería probarlo. Me gusto la idea, yo ya era muy bailarina por aquel entonces, además me gustaba y se me daba bien el agua. Así que empecé en el club Kallípolis hasta el día de hoy. Dos décadas en la piscina que han tenido como premio 39 medallas. Un balance increíble, ¿pero es una buena recompensa al duro trabajo que ha realizado? Me siento totalmente recompensada, las medallas empezaron a llegar después de varios años dedicándome a este deporte. Concretamente a partir del año 2000. Yo ya llevaba muchos años, pero fue el proceso que nos tocaba. Al principio, la natación sincronizada no tenía un papel muy importante internacionalmente, pero poco a poco fuimos haciéndonos un hueco. Quizá la natación sincronizada se queda ahora un poco huérfana sin uno de sus referentes ¿Qué futuro ve a este deporte? No la dejo huérfana, porque yo creo que después de todo lo que se ha trabajado y se ha ido consiguiendo, la sincronizada ahora está situada en un sitio privilegiado, en puestos de pódium. Ahora se trata de mantener este nivel y como se ha realizado un buen trabajo, creo que se seguirán consiguiendo cosas. ¿Se atreve con un pronóstico para los Juegos Olímpicos de Londres, tanto en sincronizada cómo medallas para el deporte español? Pueden pasar muchas cosas, pero creo que en sincronizada se hará pódium. Aunque no me atrevo a decir si plata o bronce, porque está muy difícil, pero estoy segura del pódium. Y en el resto de deportes puede que haya sorpresas, espero que se mejore el medallero de Pekín 2008. ¿Le gustaría seguir vinculada de alguna manera con la natación sincronizada? Seguiré vinculada, tengo diferentes proyectos en vista, aunque aún no hay nada definido. Además estaré apoyando el campeonato del mundo (Barcelona 2013) como embajadora y relaciones externas, es algo que me hace bastante ilusión. ¿Alguna espinita o algo que se haya quedado en el tintero durante su trayectoria deportiva?

2


Un deportista siempre quiere más, pero creo que me siento bastante satisfecha de cómo me ha ido. En algún campeonato hemos rozado la posibilidad del oro y en ese momento te queda la espinita, pero cuando luego lo miras en la distancia, tampoco te importa tanto. ¿Con qué momento o experiencia se queda de estos veinte años? La primera experiencia en unos Juegos Olímpicos y los últimos a los que acudí. Subimos al pódium dos veces y fue muy emotivo. En definitiva, todos los momentos bonitos que he vivido con mis compañeras en competiciones importantes. ¿Alguna anécdota que se pude compartir? Hay tantas anécdotas…aunque tengo muy mala memoria para estas cosas. Cuando te juntas con las compañeras siempre lo recuerdas y hacemos coña. Son tonterías que a nosotras nos hacen gracia y a lo mejor la gente no lo entiende, pero cuando lo vives en equipo son cosas muy nuestras. En competiciones nos ha pasado de todo, y en algún entrenamiento en la que a alguna se le ha caído la pinza de la nariz o vomitaba…era un drama en ese momento. Su deporte es uno de los más exigentes en cuanto a horas de dedicación, pero fue capaz de compaginar los duros entrenamientos con los estudios… Siempre tienes un poco de ayuda, se consigue con paciencia y gente que te recuerda que es más importante estudiar y formarse que el deporte. Con ganas de hacerlo, estudiando como todo el mundo, pero siempre sin dejar de entrenar. Es complicado, sobretodo en un deporte como el nuestro, donde se entrenan tantas horas y llegamos tan tarde a casa. Pero querer es poder, sobre todo cuando tienes unos padres detrás que te lo recuerdan. ¿Qué profesión hubiese tenido Gemma Mengual de no dedicarse al deporte? No sabría decirte, pero seguramente algo creativo. Podrían haber sido tantas cosas…y a lo mejor no me hubiera gustado lo que hubiese escogido. He tenido la suerte de hacer algo que me ha gustado hasta el día de hoy, y ahora estoy en otra etapa de mi vida. Supongo que haré cosas que me gustarán, otras que no tanto, no me lo pasaré

3


tan bien como haciendo deporte o al revés, me lo pasare incluso mejor. Eso nunca se sabe. Y ahora toca pasar página y dejar la competición… ¿Por qué no esperar a participar en tus cuartos JJOO? Ya no me apetecía, me suponía demasiado esfuerzo y no me compensaba. Para mí era más un suplicio que otra cosa, no me hacía ilusión, veía que entrenar 8 ó 10 horas al día no me llenaba. Ahora me ha cambiado la vida, hasta antes de nacer Nil mi vida era muy diferente, era entrenar y descansar. Ahora mis prioridades son otras. Todos te preguntan lo duro que debe haber sido la decisión de tu retirada, pero, ¿fue muy duro regresar a la competición tras la maternidad?

Ya no me apetecía entrenar, me suponía demasiado esfuerzo y no me compensaba. Para mí era más un suplicio que otra cosa […] Ahora mis prioridades son otras.

Fue duro, empecé a entrenar por mi cuenta, notaba que me ponía en forma y me encontraba bien con mi cuerpo; Esa fase estuvo bien. Pero cuando empecé a incorporarme al equipo y a la rutina de la dinámica del grupo, con mi nueva vida, se me hizo bastante duro. Cuando viajaba a la última competición que participe, antes de viajar me dije: “Dios mío, ¿qué es esto?”. No me apetecía ya salir a competir y esa competición se me hizo muy dura. Fue una de las razones por lo que vi claro retirarme, ya no me tocaba… Y ahora, ¿seguirá con el deporte para mantenerse en forma o prefiere relajarse? Siempre quieres estar un poco en forma, sobre todo si has sido deportista te gusta hacer algo de deporte. Intento ir 3-4 veces a la semana a nadar o al gimnasio, para mantenerme en forma y saludable. Mi intención no es estar como cuando competía, pero sí sentirme bien con mi cuerpo y con mi forma física. Sentirme ágil, creo que como cualquier deportista cuando se retira. Actualmente hay varias “mamás deportistas” en activo, cosa inimaginable hace unos años. ¿Es muy difícil compatibilizar la alta competición con los biberones?

4


Las ayudas son importantes, sobre todo cuando tienes un hijo, ya que necesitas unos ingresos para mantener una familia. Depende mucho de cada deporte, en algunos la misma deportista puede organizarse los entrenos y a lo mejor con 3 ó 4 horas le es suficiente. Si tiene unos ingresos por su práctica deportiva es más fácil de llevar. En mi caso era muy difícil, porque eran 8 ó 9 horas al día. Ya no tenía mi beca ADO (Asociación Deportes Olímpicos), porque llevaba dos años de baja por la maternidad, y aunque la tuviera, se me hacía una montaña. Era muy duro estar entrenando tantas horas y no poder dedicarle casi nada de tiempo a mi hijo. Sin duda, un momento muy emotivo fue cuando Nil te reconoció en unas fotos compitiendo en la rueda de prensa en la que comunicaste públicamente tu retirada… Es muy pequeño, había visto alguna foto en casa, había venido un par de veces con Enric, mi marido, a la piscina… inconscientemente él lo relaciono (sonríe). Conociendo lo bueno y lo malo de la competición, ¿le gustaría que su hijo fuese deportista? Yo le advertiré desde mi punto de vista de cosas que pasan el deporte, de los momentos bonitos y de los duros. Dejare que él decida si quiere hacer deporte, música…lo que quiera, lo que le apetezca y le llene. ¿Cuál cree que ha sido el mejor legado que le ha dejado el deporte? Me ha dejado muchas experiencias buenas, entrenar en equipo me ha enseñado a compartir. Independientemente de los resultados, te llevas valores muy importantes del deporte. Su nombre fue una de las opciones como abanderada del equipo español en Londres… Me he enterado de lo de ser abanderada por algún periodista. Hubiera sido bonito, un honor, como para todos a los que le ha tocado. Me llenaría de orgullo. Está claro que afronta una nueva etapa, pero ya el pasado año se involucró en un proyecto como empresaria. ¿Cómo lleva la gestión de Sugoi, su restaurante?

5


Estoy aprendiendo muchas cosas, siempre he sido yo la mandada y ahora soy jefa de algo. Tengo diez personas trabajando y es una responsabilidad muy grande. Este proyecto nos ha unido a mi pareja y a mí, hemos aprendido mucho. Yo me he puesto un poco en “realidad”, porque cuando estás haciendo deporte y no has trabajado nunca no te enteras de la mitad de las cosas.

¿Por qué sushi? Siempre me ha encantado y conocía a Saulo, que ahora es mi “sushi-man” y socio. Gracias a la relación que teníamos con él, surgió la idea y aquí estamos.

Estoy aprendiendo muchas cosas, siempre he sido yo la mandada y ahora soy jefa de algo. [...] Me he puesto un poco en “realidad”, porque cuando estás haciendo deporte y no has trabajado nunca, no te enteras de la mitad de las cosas.

Deportista, empresaria, madre, modelo… ¿es un todoterreno? No sé de dónde saco tiempo, tengo bastante energía. Aunque tengo momentos, cada vez más, en los que me doy cuenta de que necesito un poco de calma. Hay días que no sé ni cómo los he aguantado… Hay que hacer cosas, hay que moverse que esto dura cuatro días, hay que aprovechar el tiempo disfrutándolo al máximo. ¿Cómo consigue afrontar toda esa vorágine con una sonrisa en la cara? Intento ver la vida con optimismo y proyectar eso a la gente, y más con la situación que hay ahora. Intento que la gente que me rodea sepa que soy feliz y eso les reconforte. Ver el vaso siempre medio lleno. ¿Cómo se definiría Gemma Mengual en la intimidad? Una tía muy normal, (duda) es muy difícil definirse a uno mismo. Soy una persona que le gustan pocas cosas, pero las que le gustan las intenta disfrutar. Tengo ahora mismo una vida perfecta con mi niño y mi pareja. Intento disfrutar las pequeñas cosas En esta nueva etapa que empieza ahora, ¿cuáles son los objetivos? Ir viendo como me van las cosas, no estresarme ni pensar demasiado en qué será de mí en diez años. Disfrutar del momento, hacer lo que me apetece ahora y aprovechar las oportunidades que tengo.

6


Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.