Issuu on Google+

"Educar a los hijos en casa requiere más energía, es más fácil soltarles en el colegio"   •

Unas 2.000 familias españolas han optado por no escolarizar a sus hijos

El Constitucional ha denegado esta posibilidad a unos padres de Málaga

Los padres que han elegido esta vía explican sus razones y motivos a rtve.es

Los detractores de esta forma de educar recuerdan que la escuela socializa

Los hijos de Sorina Oprean, de 15 y 13 años, nunca han ido a la escuela. Forman parte de una de las más de 2.000 familias que han optado en España por educar a sus niños en casa, según la estimación de la Asociación para la Libre Educación (ALE) que agrupa a más de medio millar de ellas. Su presidenta, Azucena Caballero, califica de "reduccionista y simple" la sentencia del Tribunal Constitucional, conocida este jueves, que rechaza que unos padres de Málaga eduquen a sus hijos sin escolarizarlos. El Constitucional argumenta que la facultad de los padres de elegir una formación ajena al sistema de escolarización por motivos pedagógicos "no está comprendida" en el artículo 27 de la Constitución sobre libertades educativas aunque deja la puerta a que el legislador regule este tipo de educación. Lo cierto es que estas familias están en un limbo legal. No está prohibido educar en casa pero tampoco está regulado por ninguna ley como en muchos otros países como Reino Unido, Francia o Canadá. Sorina Oprean explica, en declaraciones a rtve.es, que su marido y ella optaron por el llamado homeschooling porque ella quería mantener el bilingüismo en su familia y enseñar a sus hijos su idioma materno, el rumano. Entendía que si iban a la escuela acabarían perdiéndolo al pasar menos tiempo con ella. Esta arquitecta, que vive en Simancas (Valladolid), se queja de que se venda el sistema escolar reglado "como el único" e insiste en que "lo normal" sería que existieran varias opciones para elegir la que mejor se adapte a las circunstancias personales" de cada uno. Sorina defiende además el plus de implicación que tienen como padres. "Educar a los hijos en casa requiere más energía, más trabajo, es más fácil soltarles en el colegio". Entiende que no toda la gente se vea capaz de responsabilizarse de una forma tan directa de la educación de sus hijos, pero reclama que, al menos, no se ponga cortapisas a los que sí quieren.

Por qué educar en casa y no en la escuela Las razones de los padres que optan por educar a sus hijos en casa son muy diversas, explica Marta García, vicepresidenta de ALE: "El abanico es muy amplio". Hay progenitores que deciden no escolarizar a los niños por motivos pedagógicos, porque creen que hay otra forma de enseñar distinta a la de la escuela, con un altísimo fracaso escolar, argumentan. Hay convicciones morales o, incluso, casos de acoso


escolar. "Hay niños que no sirven para estar en la escuela", señala esta madre que también educa en casa a sus hijos de 8, 7 y 4 años. "No estamos en contra de la escuela, lo que queremos es que se abra el abanico de posibilidades" en educación, señala Marta García. Azucena Caballero incide en la misma idea: "No se puede dar una única solución. Es imposible estandarizar a todos los seres humanos". Por eso defienden que la educación en casa sea una opción más. Las clases en casa son flexibles. Se prima la curiosidad natural del niño para aprender. Aunque el peso de la educación recae sobre los padres, los niños reciben también clases particulares de profesores. Para obtener los títulos pertinentes hay varias opciones, según explica Azucena Caballero. Matricularse directamente en 4º de la ESO o matricularse a distancia en otro país (sus hijos en una escuela en California, en EE.UU.) y luego homologar el título. En los países que está regulado existen exámenes estatales para estos niños.

La escuela como agente socializador Los críticos con la opción del homeschooling argumentan que el colegio sirve para la socialización del niño, difícil de alcanzar fuera del sistema escolar en su opinión. Para el presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres Alumnos (CEAPA), Pedro Rascón, "la socialización es fundamental e importante en la educación de los hijos y en la educación en soledad desaparece", según explica a rtve.es.

La socialización es fundamental en la educación y si esta es en soledad, desaparece. Aunque los niños educados solo en casa realicen actividades con otros niños fuera del ámbito escolar (deportes, idiomas, música...), el presidente de la CEAPA cree que "no es lo mismo participar en una actividad que estar cinco o seis horas al día con otros niños. En la escuela nacen unos lazos de amistad que pueden durar toda la vida. Hay elementos que no se pueden sustituir", asegura.

"La socialización es lo más fácil" Sin embargo, los padres que optan por educar a sus hijos en casa creen que "la socialización es lo más fácil, se soluciona con una política de puertas abiertas", explica Azucena Caballero que tiene tres niños de 14, 9 y 5 años. La presidenta de la Asociación para la Libre Educación argumenta que la vida social de estos niños "es muy rica" al hacer actividades extraescolares otros niños, hacer salidas a museos o al campo para aprender sobre el terreno...etc. Estas familias hacen también actividades juntas y los niños acaban relacionándose con personas de todas las edades.


Caballero asegura que "hay estudios que apuntan a que si en algo destacan estos niños son en sus habilidades sociales. Las desarrollan más que los niños que pasan horas y horas sólo con los de su mismo grupo de edad". Con el modelo que estas familias defienden, los niños "socializan con niños y adultos de todas las edades, es una educación en comunidad", defiende Sorina Oprean. El profesor del Departamento de Teoría e Historia de la Educación de la Universidad Complutense David Reyero señala que cree que puede haber otro modelo de socialización que no tiene que estar ligado estrictamente a la escuela.

El nivel de socialización de la escuela es difícil de encontrar fuera, pero no imposible. Este doctor en Pedagogía reconoce, en declaraciones a rtve.es, que "el nivel de socialización de la escuela es difícil de encontrar fuera, pero difícil no quiere decir imposible". La principal ventaja del homescholing para este experto es "la atención más personalizada" que reciben estos niños. Reyero considera que "la educación es un asunto complejo y nadie puede decir que exista un único modelo válido de educación

Una sentencia que sienta jurisprudencia Para David Reyero la sentencia del Tribunal Constitucional "sienta jurisprudencia" y las familias que optan por educar a sus hijos en casa pueden tener a partir de ahora "más problemas" si se utiliza desde la inspección de las administraciones públicas. El "limbo legal" que existía hasta ahora se puede acabar, según este experto. La presidenta de ALE reconoce que algunos padres están llamando preocupados por la decisión del Constitucional, pero Azucena Caballero insiste en que la sentencia hace referencia a un caso en concreto y recuerda que una sentencia de 1994, también del TC, reconoció el derecho de los padres a educar a sus hijos en casa. "La ley no cambió en 1994 y no cambia ahora", explica Caballero que recuerda que hasta ahora todas las sentencias han dado razón a los padres a los que se acusaba de abandono familiar por no escolarizar a sus hijos. El caso en concreto de la sentencia se refiere a dos familias. Los dos hijos de una de ellas ya son mayores y el hijo de la otra, de 14 años, está escolarizado en este momento. Unas 2.000 familias siguen educando a sus hijos en casa y seguirán reclamando que en España se regule su situación, una puerta que invitaba a abrir el Constitucional al decir que "no cabe descartar otras opciones legislativas que incorporen una cierta flexibilidad al sistema educativo y, en particular, a la enseñanza básica".

      ANA MARTÍN PLAZA - MADRID,17.12.2010

 


educar en casa