Issuu on Google+

LA FE

Por Isabella Mino


QUE ES LA FE?

La fe es la virtud por la que creemos en Dios y en todo lo que Él nos ha dicho y revelado, porque Él es la verdad misma. Por la fe el hombre se entrega entera y libremente a Dios.


• Tener una fe informada. Para ello es necesario estudiar lo que nuestra fe enseña. • Retener la Palabra de Dios en su pureza. • Ser testigos incansables de la verdad que Dios nos ha revelado. • Defender la fe con valentía, especialmente Tener una fe informada. Para ello es necesario estudiar lo que cuando esta puesta en duda o cuando callar seria nuestra fe enseña. un escándalo. Retener la Palabra de Dios en su pureza. (sin comprometerla o de ella) •apartarse Creer todo cuanto Dios enseña por medio de la Ser testigos incansables de la verdad que Dios nos ha revelado. Iglesia. Defender la fe con valentía, especialmente cuando esta puesta en duda o cuando callar seria un escándalo. (Declaración sobre la libertad religiosa Dignitatis Humanae). Creer todo cuanto Dios enseña por medio de la Iglesia (No escoger según nos guste).


FRASES No se vive sin la fe. La fe es el conocimiento del significado de la vida humana. La fe es la fuerza de la vida. Si el hombre vive es porque cree en algo. Leon Tolstoi Todo el que cree, piensa. Porque la fe, si lo que cree no se piensa, es nula. San AgustĂ­n


El hombre no puede vivir sin fe; tiene que creer en algo y en alguien; de otro modo se ahoga en si mismo. Pero antes que nada, debe creer en Dios, he aquí la sabida oración de la fe: "Creo, aunque todo te oculte a mi fe. Creo aunque todo me grite que no. Porque he basado mi en fe en un Dios inmutable, en un Dios que no cambia, en un Dios que es amor. Creo, aunque todo parezca morir. Creo, aunque ya no quisiera vivir. Creo aunque todo subleve mi ser. Creo, aunque sienta muy solo el dolor. Porque un cristiano que tiene al Señor por Amigo, no vacila en la duda, se mantiene en la fe. Creo aunque vea a los hombres matar. Creo, aunque vea a los niños llorar. Porque aprendí con certeza que El sale al encuentro, en las horas más duras, con su amor y su luz.


ACTO DE FE Señor Dios, creo firmemente y confieso todas y cada una de las verdades que la Santa Iglesia Católica propone, porque Tú nos las revelaste, oh Dios, que eres la eterna Verdad y Sabiduría, que ni se engaña ni nos puede engañar. Quiero vivir y morir en esta fe. Amén.


LA FE