Page 1

PROPUESTA DIDÁCTICA SOBRE EDUCACIÓN EN VALORES

Isabel Alonso García de la Parra 2º Magisterio de educación primaria - A Tendencias contemporáneas de la educación Curso 2011/2012


INTRODUCCIÓN La propuesta que he diseñado trabaja valores como la igualdad y el respeto a través de los cuentos clásicos, y más concretamente con “Caperucita roja”. Trabajaremos con dos versiones, la que conocemos todos y la del lobo feroz. Como bien sabemos, los cuentos son muy importantes porque transmiten mensajes muy diversos como la superación pero, también, hay cuentos que presentan distinción de valores según el sexo y la apariencia; esos valores son transmitidos por los protagonistas de las historias. Generalmente esta distinción de valores suele verse reflejada en la visión de los protagonistas femeninos como personajes pasivos y delicados, y a los protagonistas masculinos como fuertes y valientes. Por otro lado, se atribuyen los malos valores a los personajes como brujas y lobos; Pues bien, con esta propuesta pretendo conseguir que esta atribución de valores cambie.

TEMPORALIZACIÓN Una sesión de 50 minutos, es decir, una clase normal. Aunque quizá necesitemos algo más de tiempo para la representación del teatro.

CURSO 4º de primaria.

OBJETIVOS - Concienciar a los alumnos para no tener prejuicios. - Fomentar la igualdad y el respeto entre los alumnos. - Despertar el interés por el respeto a la naturaleza. - Aprender a no sacar conclusiones precipitadas. - Ser capaces de escuchar todas las partes de una historia o un hecho.

CONTENIDOS Lo que pretendo hacer llegar al alumno con las actividades planteadas es el respeto y la igualdad, pero también quiero que aprendan a no tener prejuicios. Los contenidos trabajados son: la concienciación de los alumnos para no tener prejuicios, el fomento de la igualdad y el respeto entre los alumnos, el interés por el respeto a la naturaleza a través de la versión del lobo feroz, el aprendizaje para no sacar conclusiones precipitadas, y la capacidad de escuchar todas las partes de una historia o un hecho. RECURSOS Un proyector para que todos puedan ver el vídeo, papel, lápiz, fotocopias del cuento y la pizarra por si hay que realizar alguna explicación. En cuanto al aula es indiferente cuál utilizar ya que solo es necesario que se disponga de un proyector pero preferiblemente se prefiere el aula habitual de los chicos ya que van a necesitar mesas para poder escribir y realizar las actividades correctamente.


ACTIVIDADES 1. Como manera de introducción realizaremos una serie de preguntas a los alumnos: - ¿Con qué personaje de cuento os identificáis más? - ¿Qué opináis sobre el lobo que aparece en los cuentos? - ¿Creéis que es bueno o malo? ¿Por qué? De esta forma podremos conocer la opinión que tienen los alumnos acerca de los personajes “malos” de las historias, es decir, conoceremos los prejuicios que tienen. 2. Visionado de un vídeo en el que se cuenta la historia de “Caperucita roja”: http://www.youtube.com/watch?v=PBeBy7PBL60&feature=related Cada alumno antes de comenzar el vídeo deberá escribir en un papel una descripción del lobo feroz. En esta descripción debe resaltar tanto las características físicas como las de su personalidad. 3. Se reparte a cada alumno una fotocopia con la versión del lobo y se lee la historia en voz alta.

Caperucita roja

El bosque era mi hogar. Yo vivía allí y me gustaba mucho. Siempre trataba de mantenerlo

ordenado y limpio. Un día soleado, mientras estaba recogiendo las basuras dejadas por unos turistas sentí unos pasos. Me escondí detrás de un árbol y vi llegar a una niña vestida de una forma muy divertida: toda de rojo y su cabeza cubierta, como si no quisieran que la viesen. Caminaba feliz y comenzó a cortar las flores de nuestro bosque, sin pedir permiso a nadie, quizás ni se le ocurrió que estas flores no le pertenecían. Naturalmente, me puse a investigar. Le pregunté quién era, de dónde venía, a dónde iba, a lo que ella me contestó, cantando y bailando, que iba a casa de su abuelita con una canasta para el almuerzo. Me pareció una persona honesta, pero estaba en mi bosque cortando flores. De repente, sin ningún remordimiento, mató a un mosquito que volaba libremente, pues el bosque también era para él. Así que decidí darle una lección y enseñarle lo serio que es meterse en el bosque sin anunciarse antes y comenzar a maltratar a sus habitantes. La dejé seguir su camino y corrí a la casa de la abuelita. Cuando llegué me abrió la puerta una simpática viejecita. Le expliqué la situación y ella estuvo de acuerdo en que su nieta merecía una lección. La abuelita aceptó permanecer fuera de la vista hasta que yo la llamara y se escondió debajo de la cama. Cuando llegó la niña la invité a entrar al dormitorio donde yo estaba acostado vestido con la ropa de la abuelita. La niña llegó sonrojada, y me dijo algo desagradable acerca de mis grandes orejas. He sido insultado antes, así que traté de ser amable y le dije que mis grandes orejas eran para oírla mejor. Ahora bien, la niña me agradaba y traté de prestarle atención, pero ella hizo otra observación insultante acerca de mis ojos saltones. Comprenderán que empecé a sentirme enojado. La niña mostraba una apariencia tierna y agradable, pero comenzaba a caerme antipática. Sin embargo pensé que debía poner la otra mejilla y le dije que mis ojos me ayudaban a verla mejor. Pero su siguiente insulto sí me encolerizó. Siempre he tenido problemas con mis


grandes y feos dientes y esa niña hizo un comentario realmente grosero. Reconozco que debí haberme controlado, pero salté de la cama y le gruñí, enseñándole toda mi dentadura y gritándole que era así de grande para comérmela mejor. Ahora, piensen: ningún lobo puede comerse a una niña. Todo el mundo lo sabe. Pero esa niña empezó a correr por toda la habitación gritando mientras yo corría detrás suya tratando de calmarla. Como tenía puesta la ropa de la abuelita y me molestaba para correr me la quité, pero fue mucho peor. La niña gritó aun más. De repente la puerta se abrió y apareció un leñador con un hacha enorme y afilada. Yo lo miré y comprendí que corría peligro, así que salté por la ventana y escapé corriendo. Me gustaría decirles que éste es el final del cuento, pero desgraciadamente no es así. La abuelita jamás contó mi parte de la historia y no pasó mucho tiempo sin que se corriera la voz de que yo era un lobo malo y peligroso. Todo el mundo comenzó a evitarme y a odiarme. Desconozco que le sucedió a esa niña tan antipática y vestida de forma tan rara, pero si les puedo decir que yo nunca pude contar mi versión. Ahora ya la conocen…”.

4. Mesa redonda: todos, después de haber realizado el visionado del video y la lectura de la versión del lobo feroz, exponemos en común nuestras opiniones. 5. Actividad de reflexión: volvemos a escribir las características tanto personales como físicas del lobo feroz en la misma hoja en la que las escribimos antes y comparamos si la opinión que teníamos antes del lobo ha cambiado después de conocer las dos versiones. 6. Teatrillo: se divide a la clase en dos grupos iguales y se reparten los papeles de los protagonistas entre todos los componentes de cada grupo. La obra representada será “Caperucita roja”, uno de los grupos representará la versión de caperucita y su abuela, y el otro grupo la del lobo feroz.

Educación en valores  

Educación en valores a través de cuentos infantiles. Los prejuicios.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you