Issuu on Google+

PRÁCTICAS DEL MÓDULO III DE EDUCACIÓN Y SOCIEDAD (PEDAGOGÍA)

ALONSO GARCÍA DE LA PARRA, ISABEL GRADO EN MAGISTERIO DE EDUCACIÓN PRIMARIA CURSO 2011/2012


PRÁCTICAS DEL MÓDULO III DE EDUCACIÓN Y SOCIEDAD Apellidos, Nombre: ALONSO GARCÍA DE LA PARRA, ISABEL Titulación: GRADO EN MAGISTERIO DE EDUCACIÓN PRIMARIA Curso Académico: 2011/2012

Autoevaluación Práctica I: 0,1 - 0,2 - 0,3 - 0,4 - 0,5

Práctica 3a: Análisis sobre la tutoría y la participación de los padres en el marco legal (LOE, Decretos de Currículo (Infantil y Primaria) y Ley de Educación de Castilla la Mancha). Informe con el análisis y conclusiones. Sobre la participación de los padres la LOE recoge: TÍTULO V Participación, autonomía y gobierno de los centros CAPÍTULO I Participación en el funcionamiento y el gobierno de los centros Artículo 118. Principios generales. 1. La participación es un valor básico para la formación de ciudadanos autónomos, libres, responsables y comprometidos con los principios y valores de la Constitución. 2. La participación, autonomía y gobierno de los centros que ofrezcan enseñanzas reguladas en esta Ley se ajustarán a lo dispuesto en ella y en la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, Reguladora del Derecho a la Educación, y en las normas que se dicten en desarrollo de las mismas. 3. Las Administraciones educativas fomentarán, en el ámbito de su competencia, el ejercicio efectivo de la participación de alumnado, profesorado, familias y personal de administración y servicios en los centros educativos. 4. A fin de hacer efectiva la corresponsabilidad entre el profesorado y las familias en la educación de sus hijos, las Administraciones educativas adoptarán medidas que promuevan e incentiven la colaboración efectiva entre la familia y la escuela. Artículo 119. Participación en el funcionamiento y el gobierno de los centros públicos y privados concertados. 5. Los padres y los alumnos podrán participar también en el funcionamiento de los centros a través de sus asociaciones. Las Administraciones educativas favorecerán la información y la formación dirigida a ellos. Por otro lado la Ley de Educación de Castilla-La Mancha recoge: CAPÍTULO III Las familias Artículo 22. El papel de las familias. Las familias del alumnado constituyen una parte esencial del proceso educativo y, actuando en colaboración con el profesorado como miembros de la comunidad educativa, son agentes básicos para la mejora de la educación.


Artículo 23. La participación de las familias en el proceso educativo. 1. Los padres y madres, y los tutores o tutoras legales tienen derecho a elegir y participar en la definición del modelo de educación de sus hijos e hijas o pupilos, a asociarse en defensa de sus derechos y a participar en el gobierno de los centros de acuerdo con lo dispuesto en la Ley 3/2007, de 8 de marzo, de Participación Social en la Educación y lo establecido en el artículo 4 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del Derecho a la Educación. 2. La Consejería competente en materia de educación impulsará programas de formación de las familias o tutores legales para mejorar su papel como educadores y para contribuir a una colaboración más efectiva en la educación de sus hijos e hijas o pupilos y pupilas. 3. La Consejería competente en materia de educación pondrá a disposición de los centros docentes públicos los medios y programas adecuados para desarrollar vías electrónicas de comunicación con las familias, favoreciendo la realización de consultas y el intercambio de información por medios telemáticos, sin detrimento de la relación personal y directa entre las familias y el profesorado de los centros. 4. El Consejo de Gobierno desarrollará los derechos y deberes de las familias del alumnado en tanto que miembros de la comunidad educativa, incluidos los que les reconoce la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, Reguladora del Derecho a la Educación, y regulará y garantizará su ejercicio. Artículo 28. La participación de las familias en los consejos escolares. Las familias tienen el derecho y el deber de participar, en los términos previstos en la ley 3/2007, de 8 de marzo, de Participación Social en la Educación y a través de sus representantes elegidos democráticamente, en el Consejo Escolar del centro y de la localidad, así como en el Consejo Escolar de Castilla-La Mancha. Y, finalmente los Decretos de Currículo: Decreto 68/2007. Artículo 10. Tutoría 2. El tutor o tutora coordinará la intervención educativa del conjunto del profesorado y mantendrá una relación continuada y sistemática con la familia, a fin de facilitar el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 4.1. d) y g) de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del Derecho a la Educación. 5. El centro podrá programar modelos alternativos de tutoría que garantizan una acción individualizada y continua con el alumnado y su familia. La tutora o el tutor son los mediadores entre el centro y la familia, y los encargados de garantizar un proceso de intercambio continuado y sistemático, que comienza con el nuevo curso y continúa al finalizar cada trimestre. Este proceso se ha de alimentar y enriquecer a lo largo del curso a través de las sesiones de presentación, de las entrevistas de recogida de información y la entrega de la información sobre los resultados escolares como vías habituales. Así mismo contribuye de forma positiva a su desarrollo la organización de procesos formativos y participativos como las Escuelas de Padres y Madres, la


intervención de las familias en el desarrollo del currículo, a través de la elaboración de materiales, la agenda escolar del alumnado y de la participación directa como responsables de talleres o con acciones puntuales. Informe: Claramente estamos viendo que la participación de las familias está recogida en las leyes y decretos, por tanto, se convierte en una obligación legal. En el caso de la LOE la participación viene ordenada en varios artículos de los Capítulos I quedando reflejado el concepto de participación como un valor básico para la formación en el cual deben colaborar Administración, el centro, el profesorado, el alumnado y las familias pudiendo llevar la participación de estos dos últimos hasta la toma de decisiones en cuanto al funcionamiento del centro se refiere. Por otro lado, la Ley de Educación de Castilla-La Mancha manifiesta que las familias y el alumnado son una parte esencial para la educación que si colaboran con el profesorado y los miembros educativos pueden llegar a realizar una mejora considerable en la educación. Los padres tienen total derecho a elegir el modelo educativo a impartir a sus hijos de igual forma que pueden participar a través de sus representantes en el Consejo Escolar del centro, de la localidad, y de Castilla-La Mancha (Ley de Educación de Castilla-La Mancha). También se establece que las Administraciones deben facilitar los medios necesarios para mantener el contacto familia-escuela a través de internet. Por su parte, el Gobierno desarrolla los derechos y los deberes de las familias del alumnado. Según el Decreto 68/2007 el tutor, visto desde la perspectiva de mediador entre familia-centro, está obligado legalmente a mantener una relación directa y continuada con las familias para facilitar los derechos recogidos por la LOE, y el centro tiene la posibilidad de realizar alternativas a las tutorías para garantizar esa relación. Como conclusión a todo lo anteriormente mencionado podemos decir que la participación familia-escuela está recogida legalmente, por lo tanto, estaríamos hablando de una obligación legal en la que tutores, familia, centro, y administraciones deben colaborar. En cuanto a la relación tutor-familia sería deseable que está fuese basada en un modelo asertivo garantizando en todo momento una buena comunicación para, de esta forma, no perder ni romper el lazo de unión y participación. Por último, cabe decir que si no se hace posible la participación plena de la familia existen posibilidades como las asociaciones, consejos escolares o herramientas de internet que facilitan dicha participación.

Práctica 3b: Tras el visionado del vídeo: "la comunicación familia escuela", sobre la forma de actuar en una tutoría con padres y al que se accede también al principio del módulo, realiza una breve síntesis de los elementos que aporta y una valoración crítica personal en relación a la comunicación que se establece entre la familia y la escuela.


Síntesis: Se parte de la idea de que la relación entre familia y escuela no es fácil. Para que los encuentros entre estos dos sectores sea correcto y haya buena armonía es necesario tener en cuenta una serie de factores que van a influir: la comunicación verbal, la comunicación no verbal y el contexto. Es también importante la forma con la que vamos a afrontar las reuniones, por ello existen varios modelos que llevan a cabo los profesores: - El modelo agresivo: aquí destacan elementos de la comunicación no verbal como la distancia que mantiene el profesor respecto a la madre, gestos agresivos, y tonos de voz altos; los elementos de la comunicación verbal que existen en este tipo de modelo son la no existencia de diálogos ni acuerdos, los prejuicios, y el hecho de culpabilizarse mutuamente. Por tanto la comunicación en este modelo es una comunicación rota. - El modelo inhibido: aquí es el padre el que lleva las riendas de la conversación y lo sabe. El profesor se muestra cohibido y no expresa aquello que debería. La comunicación es escasa o nula. - El modelo asertivo: en este modelo se tiene en cuenta el contexto utilizándolo para crear un clima de acogida, un clima cálido. El tutor se muestra comprensivo, positivo, intenta llegar a un acuerdo y concreta nuevas citas lo que hace que el padre aunque haya llegado con una actitud negativa se calme, escuche, y sea capaz de llegar a acuerdos. La comunicación se convierte en colaboración. Valoración crítica: La participación de las familias en la educación de sus hijos es una obligación legal pero por desgracia, en la actualidad, existe un grado de participación familiar escaso o nulo. Esta falta de participación repercute en la educación del niño de manera negativa ya que puede darse el caso de que en la escuela se le estén enseñando unos determinados valores que sean contradictorios con los que recibe en su casa por parte de sus padres. Las causas por las que existe esta baja participación y mala relación entre familia-escuela son principalmente debidas al poco prestigio que se tiene de los maestros y profesores en la sociedad. Para evitar esta falta de comunicación se hace necesario establecer un vínculo en el cual se aplique el modelo de comunicación asertivo que es el más adecuado para que las dos partes puedan llegar a un acuerdo en cuanto a los valores que se quieren enseñar al niño, facilitar apoyo por las dos partes, y motivarlos a que sigan asistiendo a las reuniones y participando.

Práctica 3c: Causas de la baja participación de los padres en los centros educativos. Propuestas y medidas de mejora para promover dicha participación. Causas de la baja participación de los padres:


-

-

-

Incompatibilidad de horarios y falta de tiempo. Actualmente tanto el padre como la madre de cualquier familia trabaja y sus horarios no son compatibles con los establecidos para las reuniones con los profesores, tutores o maestros de sus hijos, además, existe una sobreocupación en las vidas de los niños y de los padres en diferentes actividades extraescolares y de ocio. Falta de información de los padres y de fomento de participación por parte de los centros. Los padres no son conocedores de todas las posibilidades que existen para que puedan participar en la educación de sus hijos, pero este problema existe tanto por culpa del centro que no informa de una manera adecuada como por los padres que no van a los colegios a informarse sobre dichas formas. Porque prefieren que en temas de la educación actúen los profesores. Podemos entender esta causa como “desinterés” por parte de los padre en los temas relacionados con la educación que reciben sus hijos en las escuelas.

Propuestas y medidas de mejora para promover la participación: - Tiene que haber implicación por las dos partes: padres y profesores. Se pueden convocar reuniones informativas en las que se hablen de las formas de participación por parte de los padres para que estén enterados en todo momento de cuál son las posibilidades existentes para que sean más participes de la educación que reciben sus hijos en las escuelas. - Saber la situación familiar de cada alumno. Este punto es muy importante ya que hay familias desestructuradas que no participan en la educación de sus hijos ni dentro ni fuera del aula, por ello, es conveniente que se realicen reuniones con los padres en las que se intente saber de una forma indirecta la estabilidad que presenta la familia. - Fomentar la participación de las familias por parte del centro a través de diferentes actividades y animándolos a formar parte del AMPA y otras asociaciones similares.


MÓDULO III